Liset Prego


Todo empieza con un clic de prueba

Desde la AHS de Guantánamo se detienen instantes con un clic de prueba. Geny Jarrozay, jefe de la sección de artes plásticas de la Asociación en esta provincia, convocó a interesados en la fotografía para impartirles fundamentos esenciales de esta expresión, y se hizo acompañar por otros artistas como Anelí Pupo para apoyarlo en talleres que abordan aspectos relacionados con cuestiones del plano creativo, visual, artístico si se quiere, y otros más relacionados con la tecnología y el manejo de las cámaras.

Todos los lunes de julio y agosto a las 2:00 de la tarde desde la casa de cultura provincial, para los alumnos que asisten y los que desde el grupo de WhatsApp presencian las clases, y pueden acceder a este contenido desde toda Cuba, llegan contenido como las reglas de oro de la fotografía, el punto de vista, composición, etcétera.

Cortesía Taller Clic de prueba

Los alumnos solo necesitan unirse y por esta vía reciben orientaciones, conferencias, envían trabajos independientes y son evaluados. La iniciativa es muy práctica pues permite mantener el distanciamiento social que exige el periodo de recuperación tras la Covid 19 y acorta distancias solo con un clic.

Cerca de una veintena de educandos reciben indicaciones y llevan a casa tareas cuyos resultados se presentan y debaten en el siguiente encuentro.

Y lo mejor, incluso más que el hecho de poder instruirse desde la comodidad de sus hogares, resulta que no importa el dispositivo con que realicen sus fotos: cámara, ya sea profesional o no, tablet, teléfono celular, mientras se logre una calidad aceptable, los profesores las toman en cuenta, pues ponderan la aplicación de los rudimentos que van aportando en cada clase y ven expresados en los trabajos de los estudiantes.

Cortesía Taller Clic de prueba


Agosto de libros

La Luz abraza la nueva normalidad. El sello editorial radicado en Holguín propone para el mes de agosto novedades editoriales, lecturas, conversatorios y “todo un cortejo caprichoso” de lectores y autores.

Poetas que ven nacer sus primeros libros como Camilo Noa, y su cuaderno Laminarios, Norge Luis Labrada, con sus Poses, y Carne Roja, de la autoría de Reynaldo Zaldívar, se presentarán en el espacio habitual para los lanzamientos en la peña Abrirse las constelaciones.

Como parte de la campaña de promoción a la selección de jóvenes poetas en Holguín, La Joven Luz. Entrada de emergencias, se inaugurará una exposición que combina verso y fotografía en la sede de la editorial el día 10, en la apertura de una jornada que rinde homenaje al sistema de ediciones territoriales, en su aniversario20, el día Mundial de la Juventud, al natalicio de Fidel Castro y a los Hermanos Saíz en el aniversario de su fallecimiento.

Este agosto será también la presentación de un libro soñado, Mis rejas y mis rosales, que reúne textos de una querida autora holguinera Mayda Pérez Gallego. El póstumo tributo a la poeta ocurrirá en coincidencia con su onomástico 72. Con este momento cerrará la jornada, pero no el programa de presentaciones estivales.

A los que deseen Indicaciones para divorciar a un hombre, de Juan Siam, el día 25 tendrán oportunidades de obtener este volumen de relatos, puestos a disposición de los lectores ávidos del nuevo libro del experimentado escritor.

Mientras, el equipo creativo de Ediciones La Luz, con Luis Yuseff al frente, simultanea el trabajo de promoción con procesos editoriales que le son inherentes y multiplica su presencia en redes sociales y plataformas de audio y video.

 



La Luz es música y poesía

Es jueves, el teatro está cerrado para el público. Podrían colgar un cartel y sorprender a todos: Aquí se ensaya poesía. El maestro no ha traído la batuta, pero conduce a los autores: Elizabeth Soto, Erian Peña, Norge Luis Labrada y esta escribidora, como si sus manos tejiesen las melodías hacia la precisión, o la perfecta armonía marcada en el pautado.

“La música es la poesía de los sonidos”, dice Orestes Saavedra, director de la Orquesta de Cámara de Holguín. “La poesía es música con texto,” insiste. “Los artistas nos pasamos mucho tiempo potenciando cada cual su faceta, pero desde la Orquesta de Cámara hemos estado abriendo las puertas para hacer programas colaborativos, donde se puedan mezclar algunas de estas manifestaciones artísticas en función de un hecho.

“Revisando informaciones de las más importantes orquestas del mundo he notado que se utiliza mucho sacarlas de su zona de confort, lo mismo a conciertos para niños, en hogares de ancianos que en la comunidad. Se invita a cantantes, deportistas, figuras públicas, y eso me dio la idea.

He querido aunar fuerzas, voluntades y discursos en función de una especie de programa concierto. No se trata de musicalizar poemas, sino un diálogo de iguales entre la música y la poesía. Incluso, los poetas se sientan dentro de la orquesta como un miembro más de ella. En el programa se inserta la poesía como una pieza.

“Este proyecto lo hemos hecho en otras ocasiones y espacios, con autores como Lourdes González, Delfín Pratts, Luis Yuseff, Moisés Mayán y Ronel González, en la Biblioteca Provincial o la sede de la Uneac de la ciudad de Holguín, y en Mayarí. En las primeras ocasiones tuvo un tono más dialógico e informal.”

Ahora el escenario es más íntimo. Por primera vez esta iniciativa se hará en el teatro Comandante Eddy Suñol. Tras bambalinas se prepara un joven autor, nervios que hielan la voz, manos que sostienen el poema, la partitura, en fin, ensayada frente al monitor diez veces, cien. La Joven Luz viene al teatro a platicar con las cuerdas, a unir los ritmos de notas y acordes con metáfora o sinécdoque.

El programa, que estará compuesto, entre otras, por piezas de Fariñas, Frank Fernández y el propio Saavedra, tendrá un marcado carácter popular y nacional. Los poetas, nucleados en el catálogo de Ediciones La Luz, revelarán bajo los focos de un escenario ideado para otras artes, las sonoridades propias de sus textos durante dos noches, 24 y 25 de julio.

Pero, ¿cuál es el instrumento del poeta?, ¿cómo se afina el verso para que suene límpido, para que vibre con resonancias memorables en el público?, ¿qué partitura usa el autor para la canción definitiva de sus musas?

Miremos las manos de Saavedra para intuir el tempo. Ellas conducirán la cadencia de cubanas piezas, invitarán a la escucha del poema, conjugarán lenguajes imbricados por la esencia más sublime, el arte. Solo habrá que esperar a la noche y que por fin se abra el telón a la poesía.



Los cantos mestizos de Cubandaluz (+ video)

foto tomada del perfil de facebook de cubandaluz

Holguín es su tablao y en sus escenarios la agrupación de flamenco-fusión Cubandaluz ha entregado durante cinco años la esencia de un arte nueva y antigua al mismo tiempo. Con guitarra, cajón y voz, típicas del flamenco, mezclado con el bajo, la flauta y el tres, se configura la música mestiza que entregan como pocos cultores del género en Cuba.

Mayte Segura, directora del proyecto y voz líder, aclara que este surgió por la necesidad musical propia y de los integrantes de la agrupación “que ya venían trabajando el flamenco en compañías danzarías. Deseaban crear un proyecto que defendiese la música flamenca en sí, género con el cual nos sentimos identificados, sumando conceptos e ideas entorno a la música cubana. Nació entonces, por primera vez en la historia musical de la provincia holguinera, una agrupación con dichas características.

“Nuestro sello distintivo es la fusión musical del flamenco con géneros de la música cubana, plasmando la relación de ambos estilos desde la guajira cubana y la guajira flamenca, boleros con pinceladas de tango y el son tradicional llevándonos a la rumba catalana. Aquí radica nuestra fortaleza musical.”

Dentro del repertorio de Cubandaluz resuenan temas icónicos dentro del cancionero nacional como El Cuarto de Tula y Sarandonga, que entregan como resultado de una mixtura de los acordes típicos del flamenco y su impronta. “También defendemos obras de nuestra creación como Mis Raíces, una rumba-son llena de ritmo y sabor cubano, ¿Qué sería de mí?, bolero que canta al amor y la pena, así como varias canciones inéditas de mi autoría.”

foto tomada del perfil de facebook de cubandaluz

Actualmente se empeñan en grabar un fonograma, el propósito busca perpetuar el sonido en el que han trabajado durante este lustro y que la sonoridad tenga valores perdurables, así como otorgar a sus seguidores la posibilidad de atesorar su música.

Mis Raíces es la propuesta en la que ya trabajan y tiene una mayoría de temas escritos por Mayte y recoge el espíritu de la música que defienden. Suman a esta idea otros instrumentos en busca de una sonoridad más completa y elaborada que responda a su afán artístico y a entregar un mensaje más claro a su público.

La cantante cuenta sus anhelos: “Con esta propuesta queremos que llegue a todo el que nos escuche una forma distinta de ver y asimilar estas dos vertientes musicales. El sabor y la gracia que solo los ritmos cubanos tienen, anclado al desgarre apasionado y voraz que nos brinda el flamenco. Es una oportunidad para que el proyecto musical llegue a nuevos oyentes, fuera de nuestra provincia y de nuestras fronteras, creando una base de seguidores, haciendo crecer la marca de la agrupación y encontrando un apoyo de promoción contundente, así como una red de distribución real.”

integrantes de cubandaluz/foto tomada del perfil de facebook de la agrupación

Con más de mil seguidores en su página oficial en Facebook y cerca de 300 vistas en videos publicados en distintas plataformas de internet, Cubandaluz sigue ganando adeptos. Mientras, los amantes del flamenco en Holguín van encontrando en los espacios habituales de estos jóvenes artistas un remanso donde lo autóctono y la herencia española se condensan y enriquecen la espiritualidad.

⚠️⚠️¡¡Estreno!!⚠️⚠️ 🆕️ Single #LasVenasDeMiAlma.autora: Mayte Segura, directora y cantante #Cubandaluz #DesdeCasa #Estreno ▶️#RumbaFlamenca #Compártelo 🆗️

Publicada por Cubandaluz en Viernes, 15 de mayo de 2020

Durante los meses que el distanciamiento social los ha distanciado de su público en los espacios habituales de presentación, Cubandaluz ha realizado conciertos online, capsulas de música para seguir promocionando nuestro arte y enriqueciendo las páginas oficiales de Facebook e Instagram. “Nos hemos mantenido haciendo campañas sociales aconsejando a nuestros seguidores que se queden en casa y cumplan con las medidas sanitarias pertinentes Formamos parte de las celebraciones de festivales online, como las Romerías de Mayo, con la participación activa en conciertos que se brindaron a los usuarios de las redes, así como la colaboración con la bailarina Lilianna Hidalgo desde Argentina, en un magnífico dueto de música y baile.”

foto liset prego

foto liset prego

foto liset prego



La Luz y el sorprendente caso del mimeógrafo andante

Un binomio creativo destella en Ediciones La Luz. Su juventud habla de inexperiencia, pero también de renovación y búsqueda de otredad, tal vez esa es la clave de su éxito.

Ahora ellos marcan un momento distinto, son un haz diferente. Robert Ráez y Gerardo Perdomo, diseñador y realizador audiovisual, respectivamente. Ambos son estudiantes, el primero de Periodismo, el segundo de Medios Audiovisuales, en la filial holguinera de la Universidad de las Artes. Mas, los acompaña un deseo de hacer por encima de conveniencias prácticas, de tecnología disponible, (que bien vendría para sus proyectos siempre ambiciosos) y de objeciones como el tiempo.

Los resultados están al alcance de los sentidos. Ya lo evidenciaba el Premio de la Ciudad de Holguín en Comunicación Promocional, otorgado a principios de 2020 por la campaña de promoción del libro y la lectura de la Editorial, que contó con el diseño de Ráez y el trabajo de realización de spots televisivos de Perdomo. Estos muchachos estaban haciendo algo distinto.

Entonces llegó el Premio Celestino de Cuento.

Pocas editoriales en Cuba trabajan tanto en la promoción de sus libros, campañas, colecciones, autores, propuestas transmedia que abarcan desde el audiolibro, a los podcasts, videopoemas, lecturas online, documentales, postales, carteles, papelería…, un despliegue amplísimo de acciones comunicativas sustentadas en un interesante trabajo de diseño.

Y el Celestino condensó eso y más, estremeció las redes, se extendió en diversas plataformas con lenguajes afines a ellas y buscó el diálogo con los lectores, con el público, la crítica, la prensa.

Con imágenes pregnantes, irreverentes composiciones en los dossiers publicados, escritos y diseñados desde, en y por La Luz, junto a su equipo creativo y colaboradores, navegó el evento.

La edición 21 definitivamente marcó un parteaguas en el trabajo de la editorial que, forzada por la pandemia a la virtualidad exclusiva, tomó un contra, lo volvió un pro, y lo multiplicó exponencialmente como ventaja y trampolín para mostrar de qué manera se promueve la literatura, cómo se gestiona en las redes un evento de esta naturaleza, cómo se hace muchísimo con más ingenio que tecnología porque La Luz se mueve en bits.

Trabajando de día y de madrugada, pizza, café y cigarro como combustible, todos en La Luz se abocaron al trabajo, pero Ráez y Perdomo concretaban desde sus computadoras lo que era el sueño.

Primero que el robot, bautizado como Ro-Bob, caminase en pantalla, luego que los narradores se sintieran cómodos frente a la cámara, que cada producto generado fuera armónico, coherente y tuviese una comunicación directa con el resto, aunque no fuesen de la misma naturaleza. Y entregar un dossier diario, variado y auténtico, durante cinco jornadas, fueron desafíos más grandes que ahorrar los datos móviles o subir un video de seis minutos en la zona wifi.

En enero ya Robert había soñado el cartel, me cuenta que tomó una imagen del mimeógrafo que adorna el área de fumar de la editorial para la cabeza del robot, “la estética del mismo”, me explica, “es un tanto pulp como en esas revistas norteamericanas de los 50, y el color amarillo mostaza es uno con el que “he estado experimentando hace un tiempo en la editorial en cubiertas de libros, igual que la tipografía que he usado en otros proyectos personales.

“En las cubiertas de La Luz hay un paradigma que me gusta respetar, pero en el Celestino no es así y da mucha libertad para experimentar y ser más creativo a la hora del diseño.

“Por eso este es el trabajo que más me ha gustado hacer, en el que más libertades he tenido a la hora de crear y por supuesto, que fue bastante placentero, no tanto las postales, que son más esquemáticas, sino el dossier, al poder trabajar con gran independencia usando el código visual que hemos creado este año.

“Me ha gustado mucho este Celestino.”

Se le nota la euforia de la que nacen las cosas trascendentes cuando habla del proceso en el que lo acompañó Gerardo, quien me revela que “la creación del spot realmente no fue muy complicada ya que las imágenes estaban dadas por los diseños de la gráfica del evento; la animación y la ambientación sonora está basada en la estética de los juegos indie y el cine de ciencia ficción, respetando siempre el diseño de la campaña.

“En cuanto a grabar a los escritores leyendo sus cuentos ha sido un trabajo que ha demandado creatividad técnica, pues no contamos con los medios necesarios para trabajar y hemos tratado de lograr la máxima calidad con lo que tenemos: teléfonos móviles y una cámara gama baja que no son lo mejor para un entorno de iluminación cambiante y de mucho ruido.

“Cada escritor, dada su personalidad, tiene formas diferentes de proyectarse, paro fue fácil pues se mostraron entusiastas con que su trabajo se mostrara de forma audiovisual.”

El trabajo colectivo realzó la obra de estos muchachos cuyo potencial, como iceberg, tiene aún mucho bajo las aguas para mostrar. Ro-Bob anduvo gracias a su ingenio, el Celestino fue mejor por ellos y porque a la Luz se lee y se trabaja mejor.



El perpetuo retorno de Celestino (+ video)

Celestino cumple 21 años. Sobrevive aún el ingenuo, primitivo escritor, pese a las nubes rotas sobre su cabeza, pese al descrédito de los que no entienden las palabras tatuadas sobre la piel del árbol, pese a las hachas que talan la frase, el tronco, el mundo particular. Celestino se ha hecho adulto cambiando de nombre. Ha sido Luis, Marvelys, Rubén, Ariel, Evelyn, Martha, Alcides, Marcel, Rafael, Abel, Lourdes.

Celestino busca un nuevo cuerpo para reencarnar en su destino permanente de sobrevivirle al horror, a la violencia, la muerte, al dolor, de escribir la belleza o al menos intentarlo, de resistirse a la incomprensión del alma insensible que no entiende, porque «la gente no sabe nada del mundo».

Hoy Celestino es dos, se multiplica, una rareza parecida a los eclipses le asiste pues las palabras fueron muy poderosas y necesitaron la duplicidad para sostenerse.

Así lo vieron ellos, el jurado (Rubén Rodríguez, Mariela Varona y Adalberto Santos):

foto luis yuseff
  • Por el bien elegido tono narrativo, la hábil construcción de personajes, el empleo coherente de las técnicas narrativas, la lograda unidad entre los relatos que componen el cuaderno, la selección del narrador y el uso eficaz de la ironía y el sarcasmo como recursos expresivos, se entrega Premio Celestino de Cuento al libro Boustrophilia, presentado bajo el seudónimo de Santiago Sánchez y perteneciente a Roberto Ráez Ávila.
  • Por las bien logradas atmósferas, ostensible oficio literario con evidente dominio de las técnicas narrativas, solidez y densidad de las anécdotas, valores formales de los textos y el manejo sutil de conceptos que devienen hilo conductor dentro de la estructura del libro, a pesar de su diversidad temática y mestizaje de géneros, se otorga Premio Celestino de Cuento al libro La Improvisación, presentado bajo el seudónimo Pepe y perteneciente a Elaine Vilar Madruga.
  •  

Además decidieron entregar Mención, a partir de la estructura elegida para hilvanar un cuaderno de relatos atendible formalmente, por el interés en los tópicos, contundencia de las anécdotas y ostensible oficio literario, al cuaderno Habitaciones de violencia, presentado bajo el seudónimo de Rojo y correspondiente a Yadira López Jaramillo, de La Habana.

Siempre habrá quien diga: « ¡Pobre Celestino! Escribiendo. Escribiendo sin cesar…», pero nosotros sabremos que en su obcecada resistencia la joven literatura y la cubana renace cada año.



Ciencia y juventud: una combinación perfecta

Anabel Ricardo Gato tiene 25 años, es holguinera, ama dormir, el manga, el anime, le encantan la pizza napolitana y el café con leche. Es fanática del rock, posee una arraigada fe cristiana y es una sobreprotectora dueña de mascotas.

Pero además de esto, Anabel hace ciencia, sus esfuerzos van rindiendo fruto, no solo en el aula o los grupos de psicoterapia. Porque la joven licenciada en Piscología-Pedagogía, que actualmente vive el segundo año de su servicio social y es profesora en la Universidad de Holguín, obtuvo el premio Citma a estudiantes investigadores.

Aquí y ahora destruye ideas preconcebidas sobre los investigadores, las ciencias sociales y la docencia frente a sus contemporáneos, en una honesta conversación que comparto con ustedes.

¿Qué estrategia debe seguir un joven investigador para obtener un premio como este?

El premio Citma a estudiantes investigadores contempla todo el recorrido que se haya tenido durante los años de estudios universitarios, es muy importante la integralidad que abarca más que el rendimiento académico y la realización de exámenes de premio, porque incluye la participación en festivales de artistas aficionados, competiciones deportivas, así como el cumplimiento de todas las actividades y orientaciones que la sociedad demanda del joven universitario.

Para alcanzarlo es imprescindible que desde los primeros años de la carrera los estudiantes se vinculen a proyectos de investigación. Estos les van a permitir perfilar su quehacer como investigador. Muy necesaria es la participación en eventos pues son una oportunidad clave que nos permite el intercambio con profesionales, además constituye la oportunidad de mostrar los resultados que hemos ido obteniendo en nuestras propias investigaciones. Es preciso también conservar las evidencias que abalan todas las actividades que hemos desarrollado en nuestra trayectoria estudiantil. Ellos fundamentarán nuestro recorrido.

¿Puedes destruir el mito o cliché de que un investigador es alguien ensimismado y sin vida social?

Dedicarse a la investigación no significa que no dispongas de tiempo para tu familia o amistades. Solo con planificarse se pueden hacer varias cosas. Siempre habrá tiempo para compartir con las amistades, para salidas ocasionales, no significa que tengamos que renunciar a momentos de diversión.

Durante los años de universidad es cierto que muchas veces se tiene que renunciar a algunas salidas para priorizar los estudios, pero ser buen estudiante o dedicarse a la investigación no significa que tengamos que renunciar a la vida social.

¿Cómo inviertes el tiempo?

Mi tiempo libre lo invierto en prepararme para las clases que debo impartir, disfruto mucho de la lectura como recreación, oigo música, salgo con mis amistades, por supuesto, hay que dedicar tiempo a la investigación.

¿Por dónde andan tus actuales investigaciones?

En estos momentos estoy matriculada en el Programa de Doctorado en Pedagogía de la Universidad de Holguín e investigo sobre la inteligencia emocional y su importancia en la formación de profesionales de la educación.

¿Consideras que las ciencias sociales son ciencias menores?

No creo que las ciencias sociales ni las ciencias de la educación sean menos importantes o deban considerarse en un rango inferior al de las ciencias naturales o exactas. Cada una de ellas tiene sus características, las cuales están dadas por la esencia de su objeto de estudios. Las que estudian el desarrollo social o procesos tan complejos como el educativo o el de enseñanza-aprendizaje deben nutrirse de otras ciencias sin que esto comprometa su status de ciencia independiente.

¿Cómo es impartir clases a estudiantes prácticamente de tu edad?

De mis estudiantes aprendo mucho, de las experiencias que me cuentan de su vida cotidiana y las prácticas que realizan en las escuelas. Sus preguntas exigen de mí una mayor preparación.

Los respetos a ellos como alumnos y ellos deben respetarme como profesora. Aunque tengamos casi la misma edad. Es un reto porque debo demostrarles que a pesar de que no cuento con la vasta experiencia de otros profesores puedo cumplir con esta responsabilidad.

Al mismo tiempo es divertido porque darles clases me hace recordar mis recientes años de estudiante universitaria. Pero ahora lo veo desde una perspectiva diferente y me río mucho de sus ocurrencias. También los aconsejo porque tengo el recuerdo muy cercano de estar en su posición. Me encuentro en este estado donde tengo dos puntos de vista y mis alumnos me aportan mucho, me hacen sentir realizada. 



Celestino en las redes

El XXI Premio Celestino de Cuentos llega este junio. Convocado para jóvenes narradores cubanos desde la sección de Literatura de la Asociación de Hermanos Saíz en Holguín, el certamen literario de amplio reconocimiento en el ámbito de las letras cubanas, sesionará desde el 15 hasta el 19 de junio, esta vez desde las redes sociales a causa del confinamiento impuesto por la permanencia de la COVID 19 en el país.

El “Celestino” estará dedicado a los centenarios de Charles Bukowski, Isaac Asimov y Ray Bradbury y sobre sus obras respectivas sesionarán paneles teóricos, conversatorios y mesas de lecturas con autores holguineros de mayor o menor experiencia.

Circularán en plataformas como Instagram, Facebook, Twitter y páginas web como Cubaliteraria, Cubarte, Portal del Arte Joven Cubano, dosieres dedicados a los centenarios Asimov, Bokowski y Bradbury; postales digitales con textos de narradores cubanos, fotorreportajes de las ediciones anteriores del evento, podcast y materiales audiovisuales en YouTube.

Igualmente se presentarán novedades editoriales como Animal de otra raza, de Maribel Feliú; Instrucciones para divorciar a un hombre, de Juan I. Siam y Ojos para no ver las cosas simples, de Martha Acosta, cuaderno que resultara ganador en la edición de 2018 de este Premio.

La convocatoria cerró el día primero y más de 40 autores aspiran al galardón que implicará la publicación del título por Ediciones La Luz. El jurado, compuesto por Mariela Varona, Rubén Rodríguez y Adalberto Santos, trabaja ya en la selección del ganador que se dará a conocer en la tarde del día 19. 

En ediciones anteriores este premio ha ido a manos de autores como Rafael Inza, Marvelys Marrero, Luis Yuseff, Ariel Fonseca, Evelyn Queipo y Lourdes María Mazorra.



Héctor Ochoa y el sonido de la literatura

Dice el musgo que brota es quizás el libro para niños más importante que se ha publicado en Ediciones La Luz; se condensan en él estéticas diversas de poetas e ilustradores cubanos nacidos a partir de 1970. Por su impacto ante la crítica y los lectores, así como premios de edición, el texto fue escogido para su adaptación al formato de audiolibro en la colección Quemapalabras, de este sello editorial.  

La pieza se realizó bajo la dirección del joven Héctor Ochoa, que escogió este proyecto como ejercicio de culminación de estudios en la filial holguinera de la Universidad de las Artes, en la especialidad de dirección de medios audiovisuales.

En un diálogo con el creador durante la presentación del producto al público infantil en la escuela Primaria Especial La Edad de Oro, Ochoa explica la manera en que lo llevó a cabo.

¿Al niño Héctor le gustaba la literatura?

Cuando era pequeño mis abuelos siempre me leían por las noches antes de dormir, así que desde temprano me acerqué a la literatura, de esa manera, incluso sin saber leer. Tenía un libro que se llamaba Nachito que era de cuentos sobre un niño campesino. Era mi tesoro en esa época.

Podrías haber escogido otro libro, pero ¿por qué uno para niños?

Mientras más temprano sea el acercamiento a la literatura, antes obtendremos conocimientos que necesitamos para desarrollarnos como personas. Desde niños es bueno tener esta idea, si no podemos leer, al menos escucharlo y el formato del audiolibro es lo que me motivó a llevar la literatura a los más pequeños.

¿Por qué escogiste la poesía para tu audiolibro?

Porque la poesía, como acto comunicador, es enriquecedora, invita al autoconocimiento, a conocer el entorno, la sociedad, y de una manera amena y agradable.

¿Cuáles fueron los criterios de selección para escoger los poemas que constituirían el audiolibro?

La intención era recrear la cronología de un día en la vida de un niño. Lo hice pensando en darle un horario a cada texto y así darle una forma dramática al orden de cada uno.

¿Cómo fue el proceso de realización?

Trabajé con la Compañía de Narración Oral Palabras al Viento, que son profesionales y yo soy nuevo en este ámbito y siento que estoy entrometido en un medio que no es el mío, pero lo disfruté mucho y espero que quienes lo escuchen disfruten también.

Luego de Dice el musgo…, Héctor Ochoa se enroló en otra realización vinculada al mundo del audiolibro, también con el sello de la AHS en Holguín: La Joven Luz. Entrada de Emergencias. Selección de poetas en Holguín. Esta vez reunía a autores bisoños que daban voz a sus propios versos. El lanzamiento a principios de año de este título dio una mirada distinta al novel director sobre este tipo de realizaciones, esta vez sin actores, con otro destinatario.

Por lo pronto Héctor parece enamorado del sonido, trabaja en la radioemisora municipal de la Ciudad de los Parques y sueña con nuevos programas, también para niños. De seguro volveremos a oír de él.



Premian en Universidad de Córdoba a joven autor cubano

El joven autor holguinero Andrés Cabrera fue ganador del concurso Literario de Gerontoliteratura con perspectiva de edad convocado por el Programa de Adultos Mayores de la Secretaría de Extensión Universitaria de la Universidad Nacional de Córdoba, Argentina.

El texto ganador se titula El viejo Cusidó. Se trata de un cuento perteneciente al libro Sueño con los muertos, un volumen inédito aún donde el narrador con un ingenio a toda prueba crea fantásticas situaciones que rozan a veces con el absurdo, pero narradas con gran habilidad y soltura.

Andrés Cabrera comenta que El Viejo Cusidó aborda “la relación de amistad de un niño y un viejo donde el niño narra desde su punto de vista mágico realista, su relación con el anciano.”

Cabrera es egresado del Centro de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso, y poemas suyos se encuentran el libro La Joven Luz. Entrada de Emergencias. Selección de poetas en Holguín, publicado en versión digital y audiolibro por el sello de la Asociación Hermanos Saíz, Ediciones La Luz.