Lisbeth Lima Hechavarría


Todas las voces arden en una misma Troya

La literatura escrita por mujeres en la Cuba de hoy tiene ese aroma a limpio, a frescor que abraza de pronto el alma y amanece‚Ķ Amanece entre versos y una prosa firme, cual tac√≥n que ara√Īa el pavimento. Bien lo saben estas troyanas, ellas arman de sorpresas sus modos de hacer y entender el arte.

¬ęEste es el dec√°logo¬Ľ, presenta √Āmbar Carralero D√≠az, teatr√≥loga y escritora, directora del canal de Telegram Troyanas en cuarentena, el cual forma parte de un megaproyecto transmedial titulado Troyanas en Youtube. ¬ęUna troyana siempre es una emprendedora, no porque sea necesariamente una mujer exitosa, sino porque ha comprendido que el fracaso forma parte de su aprendizaje y que el √©xito es pasajero; por lo cual siempre est√° iniciando proyectos, empezando desde cero, aprendiendo, lanz√°ndose al abismo¬Ľ.

Bien lo auguraba Luisa Campuzano en Las muchachas de La Habana no tienen temor de Dios‚Ķ cuando en su estudio sobre escritoras cubanas desde el siglo XVIII hasta la actualidad de 2004, afirmaba: las autoras de las que me ocupo, comparten, por m√°s piadosas que sean o hayan sido, la osad√≠a de desafiar gobiernos, transgredir prejuicios, subvertir c√°nones‚Ķ Y s√≠, eso, entre otras muchas tem√°ticas gobiernan a√ļn hoy, diecisiete a√Īos despu√©s, las escritoras de esta Isla. Ser√≠a absurdo pretender encasillarlas, no hay nada entre cielo y tierra que les sea extra√Īo a las guerreras de esta Troya que hoy se transfigura, una vez m√°s rodeada de complejas brisas.

¬ęUna troyana nunca olvida su pasado, no por resentimiento o apego, todo lo contrario, porque sabe que la desmemoria se paga caro, porque sabe que la repetici√≥n absurda de los mismos errores convierte la existencia humana en una ruina¬Ľ.

Cada viernes a las ocho de la noche, una autora es coronada, mientras un ej√©rcito custodia fiel las palabras que como ra√≠les se afianzan en Helenas, Andr√≥macas, Casandras, H√©cubas y as√≠, entre coqueteos referenciales a una historia indisoluble, dejan claro: ¬ęEste es mi caballo, y no hay Dios que me lo quite¬Ľ. El proyecto surgi√≥ en marzo del pasado a√Īo 2020, justo cuando tocaba a la puerta de nuestro pa√≠s esta pandemia, que, si bien nos ha robado tanto, ha obligado a crecernos en medio de las desgracias, y aqu√≠ estuvo, est√° y estar√° √Āmbar, sumando un punto m√°s a esa lista de sentencias que resume qu√© es ser una troyana para cada escritora invitada. No existe geograf√≠a que limite a estas guerreras, el espacio no se ci√Īe √ļnicamente a creadoras cubanas, m√°s bien busca hacer confluir voces diversas con la intenci√≥n de generar un dialogo que retroalimente el proceso creativo. El p√ļblico y las propias escritoras agradecen la oportunidad de promoci√≥n indistinta, lo mismo para autoras consagradas que para nobeles; incluso ha sido el debut de mujeres apasionadas cuyo fin era otro dentro del mundo de las letras, d√≠gase cr√≠tica, edici√≥n, dise√Īo, y Troyanas en Cuarentena es la motivaci√≥n para alzar su propia voz.

¬ęUna troyana se sabe empoderada, pero no por ser mujer o ser de Troya, o porque la palabra ‚Äúempoderamiento‚ÄĚ est√© de moda, sino porque tiene consciencia plena de su lugar en el mundo y de todo lo que puede hacer, porque se tiene a s√≠ misma y ah√≠ radica su mayor poder¬Ľ.

Pasarse por el canal en Telegram siempre resultar√° una aventura. Es como saberse de pronto inundada de encanto. Voces de dis√≠miles latitudes vienen y abrazan tus miedos, tus ganas, tu llanto porque ¬ęuna troyana siempre ama, siempre arde, siempre tiene el coraz√≥n grande, hinchado, lleno de cenizas, de luces, de arena, de mar¬Ľ. Y como mismo la pasi√≥n las caracteriza, tambi√©n se impone ese factor que las hace irresistibles cada viernes: ‚Äúla inteligencia‚ÄĚ, que p√≠caras saben manejar a su antojo, tal fieles brujas ante el dominio de la palabra, capaces de generar las m√°s ansiadas pol√©micas, porque, ¬Ņqu√© ser√≠a del arte si no fuese capaz de concebir esa b√ļsqueda constante, esas ganas ind√≥mitas de revolucionar todo cuanto pueda ser removido de su sitio?

¬ęUna troyana piensa y se preocupa por su entorno, sabe de pol√≠tica, de religi√≥n, de ciencia, si quiere marchar, marcha, y si quiere permanecer callada, calla, pero siempre sabe discernir, aunque elija el silencio o la rebeli√≥n¬Ľ.

El espacio cuenta ya con una veintena de escritoras que han dejado su huella a lo largo de estos diecinueve meses. Todo un deleite ha sido escuchar los textos de la propia √Āmbar, quien los compartiera en el inicio del proyecto, de poetas como: Nara Mansur Cao, La Habana-Buenos Aires, Rosamary Arg√ľelles Garc√≠a (Santi Sp√≠ritus), Giselle Luc√≠a Navarro (La Habana), la argentina Ana Arzoumanian, la dramaturga santiaguera Margarita Borges Hern√°ndez, Yudarkis Veloz Sarduy (Camag√ľey), Sheyla Valladares Quevedo (Uni√≥n de Reyes), entre muchas otras cuya nominaci√≥n bien puede resumirse en este punto del dec√°logo de √Āmbar: ¬ęuna troyana usa tenis para correr, tacones en las recepciones y chancletas para limpiar. Adora la buena m√ļsica, la gran literatura, el cine de autor, pero‚Ķ cuando ponen m√ļsica bailable, se ‚Äúdespelota‚Ä̬Ľ. Porque eso somos todas, mujeres del hoy, del ayer, del siempre, con las mismas luchas que librar, con los mismos prejuicios y tab√ļes que abolir.

¬ęUna troyana es intensa, muy intensa, por eso lucha por un decreto ley que apruebe una enmienda en la po√©tica, en la que Arist√≥teles reconozca a las mujeres, a los ni√Īos y a los esclavos (aunque sea un documento de la antig√ľedad) como parte de la sociedad¬Ľ. No obstante, en este bregar de las palabras, ante el peso de la empu√Īadura del arma m√°s letal: la pluma, aunque a√ļn no compita entre las artiller√≠as pesadas, ¬ęuna troyana acepta y estima tambi√©n a los que no piensan como ella, aunque no compartan sus gustos ni su forma de vivir¬Ľ. Esa es una de las firmes premisas que corroboramos el sexto d√≠a de la semana.

El af√°n por conocer y conocerse las define, siempre dispuestas al intercambio, ese placer por descubrir la otredad es superior y no hay por qu√© contener la excitaci√≥n que las ba√Īa.

¬ęUna troyana es atea, ‚Äúgracias a Dios‚ÄĚ. Cree en el destino, las ciencias, la Astrolog√≠a, la Numerolog√≠a, la Biodecodificaci√≥n, la Medicina Alternativa, respeta el polite√≠smo y el sincretismo, pro sin afanes que terminen limitando su libertad, su relaci√≥n con el ‚Äúotro‚ÄĚ y su costumbre de estar abierta a nuevas experiencias y saberes¬Ľ.

Si no has tenido la dicha aun de pasarte por el canal, esta no es una recomendaci√≥n, m√°s bien es una cita, donde por puras ganas te adelanto que ¬ęsu color es rojo aseptil. Su tama√Īo, infinito. Talla, √ļnica. Su virtud, la resistencia. Su mineral, el carb√≥n. Su estado, en llamas. Su vicio, Troya. Su signo, tr√°gico. Su enigma, el caballo de Troya. Su destino, t√ļ¬Ľ.

Para m√≠, ser una troyana es abrir los ojos cada d√≠a convencida de que solo hay una direcci√≥n posible, y es hacia adelante. Sin importar las peripecias del camino la meta es seguir andando con nuestras ganas al hombro. ¬ŅY para ti?¬†¬†



De cuando el Inferno tiene dos dioses

De todos los instrumentos del hombre,

el m√°s asombroso es, sin dudas, el libro.

 Los demás son extensiones de su cuerpo.

El microscopio, el telescopio, son extensiones

de su vista; el teléfono, es extensión de la voz;

luego tenemos el arado y la espada,

extensiones del brazo. Pero el libro es otra cosa:

es una extensión de la memoria y la imaginación

Jorge Luis Borges

Si alguien me hubiese dicho que encontrar√≠a este libro, justo en ese momento en el que analizaba qu√© pod√≠a presentar a este evento por el aniversario 700 de la muerte de Dante Alighieri, y la influencia de la cultura italiana en Cuba, la verdad, no me lo hubiese cre√≠do. El azar, tal vez, haciendo de las suyas, o el karma, tras haberme encontrado esa ma√Īana con la organizadora del espacio, y retribuir con ideas para la organizaci√≥n del mismo‚Ķ no s√©. Quiz√° fue cosa de energ√≠a y lo atraje mientras pensaba en Dante, en la gracia de su nombre, la armon√≠a indisoluble de su obra. Lo cierto es, se√Īores, que en el peregrinar por toda Enramadas, llegarme hasta la Librer√≠a Manolito del Toro, fue un golpe de suerte. Y son estos los libros con los que realmente establezco un v√≠nculo m√°s all√° del habitual, esos libros ‚Äúsorpresa‚ÄĚ que traen consigo el misterio de su llegada. Pero si adem√°s de esa magia, resulta que te topas con el equilibrio perfecto entre goce y conocimiento, pues, ah√≠ s√≠ ya, recon√≥cete bendecido.

Arassay Carralero

Tal como estoy segura se sentir√° usted, lector, cuando avance entre los recovecos de este ensayo, en el que no basta la presencia de Dante, sino que adem√°s, Borges y su literatura lo protagonizan, siendo Alighieri ese t√ļnel por donde se desplace, transformando las palabras tal cual trozo de nube. Peregrinaje de Borges por los laberintos de Dante, de la autora Arassay Carralero, premio Pinos Nuevos de ensayo, 2016, publicado por Letras Cubanas, es esa cita con lo inolvidable en la obra de un autor.

La presencia de la obra de Dante Alighieri en las creaciones de Borges se puede constatar desde textos muy tempranos del autor. No solo es reiterada a lo largo de su quehacer intelectual, sino que se va fortaleciendo hasta cobrar la dimensión de uno de los laberintos por los que mejor adentrarse en los modos de asumir su ficción, y en su particular mirada sobre nociones claves como canon literario. Alusiones, citas, comentarios, paralelismos ficcionales, críticas a los estudios dantescos… dan fe de un diálogo modélico de un gran escritor con sus mentores. (Nota de contracubierta)

Todo en Dante, desde la fecha de su nacimiento, hasta los recovecos de su creaci√≥n, tiene ese sabor enigm√°tico, y Borges tambi√©n hace alarde ante tal condici√≥n en su obra. No s√© si para ustedes saber si Durante o Dante, llamado as√≠ hipocor√≠sticamente, sea algo que despierte una curiosidad arrolladora, o si la alusi√≥n a su posible signo: G√©minis, lo cual estrecha el rango en la fecha de su alumbramiento, o las conclusiones a las que los estudiosos de su vida han podido llegar solo tras el escudri√Īo de su obra, signifique, como para m√≠, esa suerte de dato escondido que alimenta el inter√©s en este ‚Äúpoeta supremo‚ÄĚ, como se le clasificara, pieza indispensable en el trance del pensamiento medieval al renacentista con la Divina comedia, cumbre de la literatura universal. Tal vez Borges se sintiera presa, adem√°s de por su verbo, tambi√©n por la historia que encierra la figura de este italiano, cuyo nombre nunca escapa a la referencia.

Ya por los a√Īos treinta del siglo pasado, Borges comenzaba los esbozos dantescos en su obra, pero no fue hasta la segunda mitad cuando realmente se consolid√≥ el v√≠nculo entre ambos escritores, arraig√°ndose al universo cultural del poeta. Su decir sobre la obra del toscano adquiere una magnitud tal, que las afirmaciones hechas por √©l, la de los comentaristas, las de otros estudiosos, se entrecruzan y van instaurando un saber alrededor del texto dantesco hasta tal punto que podr√≠amos afirmar que resulta otro de sus laberintos. (Fragmento del libro, p√°g.10)

‚Ķ Le√≠ muchas veces la Comedia, afirma, en distintas ediciones, y pude gozar de los comentaristas de todas ellas, dos me reservo particularmente: la de Momigliano y la de Grabher. Recuerdo tambi√©n la de Hugo Steiner. Le√≠ todas las ediciones que encontraba y me distra√≠a con los distintos comentarios, las distintas interpretaciones de esa obra m√ļltiple. Comprob√© que en las ediciones m√°s antiguas predomina el comentario teol√≥gico, en las del siglo XIX, el hist√≥rico, y actualmente el est√©tico. (Jorge Luis Borges: ‚ÄúSiete Noches‚ÄĚ, Obras completas, 1975-1985, p√°g. 209)¬†

Como si no hubiese opción al escape, página a página la necesidad que se instala es tal, que imposible no continuar siguiéndole la pista a Borges por los episodios dantescos que engalanaron su obra. Realmente había de sentir una pasión tremenda, lo delata el estudio incansable de todos los trabajos que hicieran alusión al poeta Alighieri, seguro de que cada una de ellas lo haría aproximarse más a la verdad, a las disímiles lecturas que ofrece. Es apreciable, además, la recurrencia a Ulises, personaje de Inferno, quien será pilar en no pocos de sus ensayos. Comprendemos entonces, la eficacia de sus métodos, tal vez, o la importancia de sus estudios interpretativos a la obra de este autor italiano que revolucionó desde siempre, como tantos otros que se le sucedieron.

Se utiliza en el libro recursos borgeanos, estrategias discursivas, puntos apreciativos sobre la obra de Dante, que permiten al lector disfrutar cognitivamente los modos de hacer de dos grandes escritores a la vez, encerrados en esa dicotomía antiguo-contemporáneo. Las confrontaciones que establece Borges respecto a los comentarios de autores diversos en cuanto a lo dantesco, resultan realmente interesantes, y hasta retroalimentan al obligarnos al ejercicio de nosotros, así como poner también los criterios en tela de juicio y replanteárnoslo, ahora, una vez descubierto el suyo.

No temas, te exhorto a que en confianza te dejes caer en este pozo donde el conocimiento ser√° la √ļnica profundidad que te cubra. Son p√°ginas para entender lo que no te fue posible antes, en el Inferno.



El descenso puede ser también un modo de elevarte

Me asom√© a la puerta del libro como quien no pretende hundir mucho la nariz, mas, cuando quise darme cuenta, lo hab√≠a devorado. Katabasis, compendio de cuentos publicado recientemente por la Editorial Primigenios, EE.UU (2021), del autor habanero David Mart√≠nez Balsa, es una de esas obras que de pronto, sin pretensiones de grandeza, sutil, se acerca al lector y lo mira a uno por el filito de la hoja, a ver cu√°n capaces somos de ignorarlo. Yo me qued√© ah√≠, p√°gina dos, quince, sesenta, ciento tres, y no me bast√≥. La abr√≠ al estilo Cort√°zar, fui al centro, a un costado, al otro, de atr√°s hacia adelante. Repas√© el orden de los textos, hasta le cambi√© los exergos, (atrevimientos que como lectores se nos est√° permitido). ¬ŅQu√© buscaba? ‚ÄúEl truco‚ÄĚ.

Los personajes nacieron ante m√≠, hombres ya mayores, que brotaron de la p√°gina en blanco y manchas, para ir directo a un pasillo de pabell√≥n, bajo el constante hostigue del Capit√°n Espinosa. Hac√≠an su entrada en escena con una tranquilidad abrumadora, limpios de imposturas, como quien se dirige a paso firme rumbo misi√≥n. Cada uno cumpliendo de modo cabal su acometido en ese rol de reos, que su autor defini√≥, ser√≠a su mejor traje. Estas bestias a reflejo no necesitan de ti, lector, para que avives su mundo, ser√°n ellos quienes jueguen contigo y tu sentencia, tus convicciones de ‚Äúbien o mal‚ÄĚ sopesando tus prejuicios. Existe en Katabasis una coherencia estil√≠stica, una caricia de textos pulidos hasta el hast√≠o, cosas que el buen lector siempre agradece, y de pronto comienzan a revelarse los trucos, percibidos ante man√≠a de escudri√Īo.

El destino de quienes han delinquido es inexorable. Ya no podr√°n nunca ocultar su pasado: Toda la tierra les es de vidrio (Emerson). Bien lo saben ellos, protagonistas de estas seis historias, cuyo hilo conductor se desarrolla entre las agon√≠as del encierro y los quince minutos de descanso, luego del almuerzo. La columna vertebral del libro pudiera definirse en tres relatos: Katabasis, La flor m√°s bella en este jard√≠n y Toda la Tierra de vidrio. Una especie de ‚Äúpena por familiar cercano que sufre‚ÄĚ te invade apenas chocas con estos cuentos, que tan conocidos pudieran resultarnos cuando el protagonista del primer texto, asoma dej√°ndose ver desde distintos planos en los otros dos relatos. El nivel de realidad que abordamos no m√°s abrir la primera p√°gina, se sostiene de inicio a fin, tal como si cerr√°ramos la verja de casa y de pronto vivi√©ramos la vida de estos presos a trav√©s de una vecina, te dice c√≥mo le va a su hijo, quien ya est√° pr√≥ximo a la condicional; o un hermano que te cuenta en cartas las peripecias del ‚Äútanque‚ÄĚ.

¬ęOculto en su b√ļnker, el joven no quita los ojos del negro. Est√° esperando que haga algo. Algo que si llegara a ocurrir, √©l intuye que pondr√° fin a su ritmo card√≠aco supers√≥nico, a los temblores en sus manos y a la respiraci√≥n entrecortada que no ha sido capaz de subyugar a su propia voluntad. El hast√≠o lo empalaga y quiere que llegue la se√Īal que espera¬Ľ.

Ha llegado carne fresca a la prisi√≥n y ‚Äúel Pisa Flores‚ÄĚ prepara su jugada. Mas es de imaginar que no est√° solo, alguien ya entretiene sus deseos mientras la lujuria por someter a otro chico joven va ganando espacio dentro de s√≠. Esteban, protagonista de esa v√©rtebra intermedia, ser√° quien nos muestre otra √≥ptica ante el fin inesperado de Katabasis. La retrospectiva uniforma el libro, dot√°ndolo de un bien llevado recurso con el fin de no entregar las armas de golpe, manteniendo las historias en ese aire de dato escondido que al final, sin excentricismos, resulta √≥ptimo.

Veredicto, tercer cuento, es un open eyes dentro del libro. Narrado en segunda persona del singular, avizora no solo la muda sino el sentir que se aproxima, donde el malo parecer√° el bueno y viceversa, reafirmando eso que, aunque lugar com√ļn, todos sabemos cierto: ‚Äúes cuesti√≥n de postura‚ÄĚ, nada habr√° en este mundo m√°s subjetivo que el tener que hacer de Dios, la obra nos lo recuerda.

¬ę‚ÄĒ¬ŅY c√≥mo vas a resolver el problema, entonces, eh? ‚ÄĒdice ‚ÄĒ ¬ŅInvitando al tipo a que salga? T√ļ sabes que eso no va a pasar.

No sabes qu√© responder. √Čl se te acerca y coloca su mano en tu hombro.

‚ÄĒD√©jame eso a m√≠ ‚ÄĒlo ha hecho r√°pido, pero est√°s seguro de haberlo visto gui√Īarte un ojo ‚ÄĒ. A ese cabroncito lo encuentro yo. En estas cuatro paredes no hay chistoso que se me escape¬Ľ.

Y vuelvo sobre La flor m√°s bella‚Ķ porque las escenas en este cuento abofetean varias veces al lector, con una serenidad envidiable a la hora de propiciar un golpe. ¬ŅQui√©n no quisiera llegar y propinar una galleta en mitad del rostro y quedarse tan a gusto? Bueno, eso pasa mientras se lee hoja tras hoja el relato. Si Veredicto hab√≠a sido un ‚Äúopen eyes‚ÄĚ, este es un ‚Äúclouse your mouth‚ÄĚ. Vuelvo y repito, la excelencia del texto no radica en el uso de t√©cnicas, su as es la sensibilidad con que han sido creados los personajes y aquello que pretenden transmitir al lector sin √°nimo de moraleja. En este cuento hacemos una b√ļsqueda a lo m√°s hueco del ser humano, nuestras perversidades, estados de conciencia inducidos por la resignaci√≥n, esa de la que tiramos cuando sabemos que nada m√°s nos salva.¬†¬†

¬ę‚ÄĒMira como ando de nada m√°s pensar en lo que viene por ah√≠ ‚ÄĒdice el Pisa Flores, cerrando los ojos ‚ÄĒ. Apri√©tamela, dale. Eso, suave.

Esteban sabe que debe hacerlo suave; sus manos, pese a la finura que las distingue, siguen siendo las de un hombre. El primer d√≠a que respondi√≥ al pedido de apretar el miembro del Pisa Flores, lo hizo con mucho fervor. El bofet√≥n que vino despu√©s aun hoy lo persigue cual un profesor tenaz, para recordarle las consecuencias de suspender este examen¬Ľ.

El cuento que cierra da la impresi√≥n de haber sido creado con ese fin, carga sobre sus hombros el peso de todo el libro. En √©l se re√ļnen los elementos de los que se vali√≥ el autor para hilar sus historias. Cap√≠tulo a cap√≠tulo mudan los narradores, haci√©ndonos danzar retrospectivamente entre contrastes, quiz√° necesarios para experimentar sensaciones tal cual el hombre del relato. La fluidez en los di√°logos nos vuelve parte de las escenas, transfigur√°ndonos de espectador a personaje conforme avanza la narraci√≥n pausada que caracteriza a toda la obra.

Martínez Balsa, en este, su segundo libro publicado, se afianza de una voz que ya venía marcando pauta en Minutos de silencio, pero que sin temor a dudas encuentra solidez entre los textos de Katabasis. Descender al infierno, donde el paisaje no será más que barrotes, puede tener también su suerte de otero. David lo sabe y avanza al ruedo, seguro, como carne de exconvicto.



El Escriba VS pandemia

Corría el mes de julio en sus primeras jornadas de ese 2020, fatídico e inolvidable. A tan solo unos pocos meses de confinamiento producto a la pandemia, cuando ya creíamos volvernos locos ante tanta tristeza, muertes y calamidad en todo el mundo, mi ciudad parecía entrar en una tregua con la COVID-19. De pronto Santiago comenzó a recuperar de forma paulatina su dinamismo y no me lo pensé dos veces ante la posibilidad de hacer que la literatura también cobrara su espacio.

Desde la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z, instituci√≥n a la que pertenezco desde 2016, pero con la que el v√≠nculo hab√≠a sido siempre de modo ocasional, debo confesar, me lleg√≥ la propuesta de dise√Īar un espacio interactivo que reanimara de alguna forma la secci√≥n de Literatura en la AHS. Fue as√≠ como se fragu√≥ la pe√Īa en agosto del pasado a√Īo y celebramos ya su primer aniversario.

El Escriba, nombre que como r√°faga repentina lleg√≥ y asoci√© al noble oficio, tan anta√Īo y necesario de los monjes y escribanos egipcios (solo por mentar alguna referencia), me remont√≥ a mi af√°n por el acto en s√≠ de escribir, moldear las letras a gusto, con pasi√≥n, transcribir cosas, como hac√≠a siempre desde ni√Īa; y pues nada, asum√≠ que como a m√≠, tambi√©n a muchos este sustantivo les har√≠a sentir una especie de confort, que es lo que a fin de cuentas pretende el espacio: hacer que cada invitado se despoje de ataduras formales y eruditas, apropi√°ndose del p√ļblico y transmitiendo lo que en realidad queremos aprehender de los lectores, de quienes crean mundos para nosotros.¬†

Durante los primeros seis meses del proyecto, el escritor Dar√≠o Cisneros Borruel (Santiago de Cuba, 2001) trabaj√≥ como guionista, dise√Īador y moderador del espacio. Graduado del Centro de Formaci√≥n literaria Onelio Jorge Cardoso y miembro de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z. Ganador de los Juegos Florales de Poes√≠a Santiago de Cuba 2016 y del Premio de ‚ÄúNoble Villa de Portugalete‚ÄĚ de cuentos, Espa√Īa 2018. Tiene publicado el libro de poes√≠a ‚ÄúZapatos Crudos‚ÄĚ, por Ediciones Santiago en diciembre de 2017‚ÄĚ. Dar√≠o dise√Ī√≥ el primer logo de la pe√Īa y los primeros cinco p√≥sters promocionales, indispensable fue tambi√©n su labor como guionista y conductor de El Escriba.

Con el paso de los meses la pe√Īa se ha tornado camale√≥nica teniendo en cuenta las peculiaridades de cada artista, y cierto que hemos ido mutando las costumbres del inicio, pero, solo significa algo: crecimiento. Eso s√≠, seguimos con el mismo objetivo de intentar tocar un g√©nero o subg√©nero distinto cada mes, siendo coherentes con que el invitado tribute como exponente del tema que se trate y donde el proceso cognitivo tome el rol protag√≥nico. Otro aspecto que muestra superaci√≥n dentro del proyecto es que surgi√≥ como puente para el acercamiento a la producci√≥n literaria actual en Santiago de Cuba, pero a d√≠a de hoy no es un espacio regional sino nacional. M√°s de diecinueve meses contamos ya de esconder media cara, de a√Īorar el calor de los talleres, las pe√Īas, lecturas con amigos entre caf√© y descargas de trova, pero, como siempre digo, de todo tiene uno que aprender a sacar lo mejor y eso hemos hecho en estos meses de confinamiento e informatizaci√≥n en el pa√≠s. ‚ÄúAdaptarnos y evolucionar‚ÄĚ, eso hicimos. Ahora no solo tenemos la opci√≥n del espacio f√≠sico, sino tambi√©n en redes. El Escriba tuvo cinco pe√Īas presenciales, las ocho restantes se han desarrollado de forma online, lo cual ha permitido contar con la presencia de escritores de todo el pa√≠s a trav√©s de las plataformas en Internet. Este hecho ha enriquecido el funcionamiento de la pe√Īa, permitiendo ampliar sus horizontes y alcanzando una mayor cantidad y diversidad de p√ļblico.

Entre los invitados y tem√°ticas que se han tratado en este a√Īo de trabajo se encuentran: el escritor e investigador miembro de la Uni√≥n de Historiadores de Cuba Rodolfo Tamayo Castellanos, quien estuvo coment√°ndonos acerca de c√≥mo fueron sus inicios en la literatura, de esos referentes sin los cuales ‚Äďtal vez‚Äď la decisi√≥n de abandonar su carrera de Ingenier√≠a El√©ctrica en cuarto a√Īo y hacer el cambio a Filolog√≠a, para dedicarse fielmente a las letras, hubiese sido inimaginable. Nos habl√≥ sobre c√≥mo fue la llegada al p√ļblico de su primer libro: Bajo asedio, del paso de la narrativa a la poes√≠a y de lo complejo y arduo del proceso investigativo, a lo cual tambi√©n dedica mucho de su tiempo. Adem√°s nos revel√≥ c√≥mo desempe√Īa su proceso creativo y del norte que bajo ning√ļn mundano concepto, por tormentoso que parezca, debe abandonar aquel para qui√©n escribir es una filosof√≠a de vida. De ese modo abrimos la pe√Īa con el g√©nero l√≠rico.

Decidimos entonces que trat√°ndose de teatro fuese Juan Edilberto Sosa Torres, el dramaturgo, quien ocupase el puesto de invitado en el segundo encuentro de El Escriba. Juan, poeta y director del Grupo de Experimentaci√≥n Esc√©nica LA CAJA NEGRA, que hoy pauta un desarrollo pr√≥spero en la plataforma teatral contempor√°nea de Santiago de Cuba, ganador de notorios premios en el pa√≠s, nos regal√≥ un grato momento entre s√≥lidas respuestas y novedosas formas de hacer en el contexto del teatro cubano actual. Interesante result√≥ la explicaci√≥n de por qu√© se llama as√≠ el grupo que dirige, apoy√°ndose en la ley f√≠sica de ‚Äúcaja negra‚ÄĚ, donde nada que entra sale de la misma forma, sufriendo una especie de metamorfosis, concepto que se extiende al p√ļblico ya que es el resultado que esperan tras cada puesta en escena: que la interacci√≥n resulte lo suficientemente potente como para llegar y tocar fibras importantes en cada espectador, capaces de producir cambios necesarios.

Yunier Riquenes Garc√≠a, fil√≥logo, promotor cultural, escritor para ni√Īos e investigador, nos deleit√≥ en un tercer encuentro, abriendo debate sobre la Literatura Infantil y Juvenil (LIJ) en Cuba. Tem√°tica que luego ser√≠a tambi√©n abordada en la octava edici√≥n de la pe√Īa por los escritores Enrique P√©rez D√≠as y Eldys Baratute. Pol√©micos se tornaron aquellos debates en redes sobre los t√≥picos que desde hace ya unas d√©cadas defiende la literatura infantil y el porqu√© de unir ambas, dirigidas a p√ļblicos distintos como lo son ni√Īos y j√≥venes, en un solo g√©nero: LIJ.

No han sido pocos los artistas que han transitado ya por El Escriba: Yansy S√°nchez, argumentando sobre el g√©nero Ensayo; Reynier Rodr√≠guez, con la Investigaci√≥n Hist√≥rica y Literaria; la periodista Mar√≠a de Jes√ļs Ch√°vez Vilorio y su proyecto 5ta Dimensi√≥n, con quien abrimos un ciclo en el g√©nero de la Ciencia Ficci√≥n y Fantas√≠a, continuado por el escritor, rese√Īista y editor Abel Guelmes Roblejo, uno de los coordinadores del Taller Nacional Espacio Abierto. Tambi√©n contamos con la presencia de la escritora habanera Barbarella D‚ÄôAcevedo, en fecha cercana al d√≠a internacional de la mujer, por lo cual estuvimos abordando la tem√°tica de la literatura escrita por mujeres en Cuba. El haijin Yulier Canuto P√©rez con su proyecto Pensar en Haiku nos coment√≥ sobre este g√©nero minimalista japon√©s, donde la poes√≠a cobra su mayor arraigo a la naturaleza; y justo para celebrar los doce meses de la pe√Īa, el poeta y artista visual Carlos Gil Calder√≥n nos hizo part√≠cipes de su filosof√≠a de vida y sus maneras de crear. Ellos han matizado el espacio de dis√≠miles saberes para un p√ļblico asiduo, tanto en lo presencial como en lo digital. El proyecto cuenta con su propia p√°gina de Facebook, su canal de Telegram con chat de voz asociado para la realizaci√≥n del espacio en vivo y se trabaja en el lanzamiento de una p√°gina web.

Un a√Īo de trabajo promocional sistem√°tico, que impuls√≥ el nacimiento de otros proyectos dentro de la secci√≥n de Literatura y el resurgir de espacios habituales. El ser constante ha sido crucial para ganarnos la confianza de un p√ļblico que a√ļn cree en la lectura y su poder sanador, porque la literatura tambi√©n es arte y el arte salva.

¬ŅDesaf√≠os? Ahora m√°s que nunca. Esperamos poder retomar el espacio otra vez, los primer viernes de cada mes a las cinco de la tarde, en la Librer√≠a Jos√© Antonio Echeverr√≠a, lugar donde naci√≥ El Escriba, y seguir dinamizando nuestra ciudad entre trova y letras, esparciendo el poder curador que solo la creaci√≥n es capaz de brindar.



Peri√≥dico El Creador: «De cuando las ganas de hacer no me las quita ni Dios»

EL CREADOR ha generado toda una oleada de acontecimientos culturales en el pa√≠s, los cuales bajo ese sello promocional han logrado articular como uno solo el quehacer de los j√≥venes artistas en Cuba. Desde la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z en la filial santiaguera, son diversos los resultados art√≠sticos que bajo esta campa√Īa se difunden, entre ellos podemos mencionar: la primera edici√≥n de los Premios EL CREADOR, en diciembre del pasado a√Īo, como reconocimiento meritorio al trabajo de artistas y aficionados, donde adem√°s sumamos dos nuevos miembros de honor a la familia; capsulares para divulgar el arte desde todas sus manifestaciones; reci√©n estrenamos en la V Edici√≥n de los Juegos Florales de la Juventud, una serie promocional para la televisi√≥n nacional titulada de igual forma. Ahora, contamos tambi√©n, con la publicaci√≥n peri√≥dica de este bolet√≠n que llega ya a su segunda temporada.

Este primer n√ļmero del peri√≥dico EL CREADOR resume en sus ocho p√°ginas publicaciones en el sitio web de nuestra Asociaci√≥n durante el per√≠odo comprendido en los primeros seis meses de trabajo de este a√Īo 2021. Hemos mantenido el ritmo ante el reto de continuar mutando la programaci√≥n presencial de la casa al espacio online, lo cual ha significado un despertar en nuestra red de miembros y seguidores, permiti√©ndonos llegar a un p√ļblico m√°s diverso, ampliando nuestro diapas√≥n y conquistando terreno a todo lo largo y ancho del pa√≠s. Hemos interactuado incluso con artistas extranjeros que enriquecieron nuestras jornadas y eventos con su participaci√≥n.

¬ęEl arte no solo es met√°fora de la vida, tambi√©n es salvaci√≥n. En medio de la incertidumbre causada por la pandemia, la creaci√≥n art√≠stica se ha convertido en acci√≥n sanadora. Aquello que, en circunstancias normales, diversifica su contenido para complacer al receptor, hoy es respuesta a la crisis sanitaria. Una respuesta moral, est√©tica, √©tica y de amor, en tiempos de individualismos y desidia. Cuba con su pol√≠tica cultural, est√° dise√Īada para mostrar desde el arte, el rostro m√°s esperanzador de la vida. Esta es una isla po√©tica. A 60 a√Īos del discurso Palabras a los Intelectuales pronunciado por Fidel Castro, toca seguir en la epopeya y conquistar las utop√≠as. Ese af√°n del arte por dominar ‚Äúel movimiento‚ÄĚ es tambi√©n la esencia de la naci√≥n. Todo lo que se mueve tiene mayores opciones de perdurar¬Ľ. Abre as√≠ EL CREADOR para dar paso al texto Pensar a la Zurda, el encuentro de los j√≥venes de izquierda, por Juan Edilberto Sosa Torres, evento que se realiz√≥ del 27 al 30 de abril, dedicado al quehacer de la Casa del Caribe, instituci√≥n madre de tantos espacios culturales, premio de honor en todo Latinoam√©rica. ¬ęPensar a la Zurda pretende ser una plataforma de convergencia en la que se entrevean los intereses investigativos de los j√≥venes cubanos que se inician en los caminos de la indagaci√≥n cultural. En este a√Īo se sonde√≥ la voluntad de promover el trabajo investigativo en diferentes √°reas de la vida social y cultural cubana, as√≠ como el analizar la complejidad de las diversas miradas que aportan las ciencias sociales y human√≠sticas. La manera en la que estas han enriquecido la comprensi√≥n de la cotidianidad, fue un tema recurrente¬Ľ. Nos comenta Juan Edilberto, quien en su art√≠culo expone los intereses medulares de este evento que ya lleg√≥ a su tercera edici√≥n.

Con magistral elocuencia EL CREADOR nos adentra en lo que fue este a√Īo y todo cuanto signific√≥ para nuestra filial santiaguera la octava edici√≥n del Festival Jazz Nam√° 2021, cuya campa√Īa de comunicaci√≥n introdujo una serie de cambios en la imagen de los posteriores eventos respecto a su visualidad. En esta ocasi√≥n se propuso ofrecer un debate acerca de la influencia de la cultura africana en el jazz cubano, convirti√©ndose en un espacio interactivo que conect√≥ la expresi√≥n actual de la m√ļsica con sus ra√≠ces germinales.

Otro espacio para la m√ļsica lo ofreci√≥ la Primera Jornada de Trova Oscar Mora Fournaris, desarrollada en Contramaestre en el mes de abril. Este espacio demostr√≥ la funcionalidad y organicidad con la que toda la filial santiaguera es capaz de articular sus c√©lulas y el trabajo desde los municipios como puntales para mantener erguido nuestro quehacer.

La VI Edici√≥n del Festival Internacional de Hip Hop Palabras, marc√≥ su pauta bajo el slogan ‚ÄúEllas tienen la palabra‚ÄĚ, este mayo de 2021, haciendo valer la presencia de la figura femenina desde el arte, cuesti√≥n que nos hemos mantenido defendiendo en cada uno de nuestros espacios y ha generado muy buenos resultados, incluyendo debates de notable peso conceptual y cognitivo en nuestras redes sociales. Palabras estuvo dedicado a la voz de la mujer dentro de este g√©nero urbano, con participaci√≥n adem√°s de grafiteras y artistas visuales que dinamizaron el evento.

Las ra√≠ces de un cuerpo-√°rbol no dan sombra es el t√≠tulo que nos acerca en esta primera entrega del peri√≥dico EL CREADOR hacia las artes visuales. ¬ęEl Proyecto Fractura vuelve a sacudirnos la moral visual. Sabe que estamos necesitados de una √©tica del lenguaje que nos permita resolver nuestras carencias simb√≥licas y afectivas. Sabe que en Santiago tropical hay que exprimir al cuerpo-√°rbol y mostrarlo sin sombras para endurecer las ra√≠ces. Fracturar los c√°nones tambi√©n es una v√≠a de liberaci√≥n. All√≠, donde el bosque es m√°s espeso y las sombras menos densas, hay un espacio para volver a sembrar nuestras ra√≠ces a profundidad¬Ľ, rese√Īa Sosa sobre la expo Las ra√≠ces de un √°rbol no proyectan sombra, s√≥lido verso del artista Carlos J. Gil Calder√≥n, poeta y miembro del grupo Fractura.

La secci√≥n de literatura tambi√©n muestra su quehacer y lo hace desde la publicaci√≥n en este bolet√≠n de dos de las entrevistas que lleva a cabo la pe√Īa El Escriba. El haijin Yulier Canuto P√©rez nos comenta sobre el Proyecto literario Pensar en Haiku. Nos adentra en la contundencia estil√≠stica de esos tres versos japoneses que se juntan para aclamar la belleza de nuestro entorno y transmitir la paz. Este espacio gana su sitio con la pe√Īa P√°ginas de oto√Īo, dentro de la programaci√≥n mensual de nuestra filial, adem√°s cuenta con su propio Festival y Concurso Internacional titulado La Luna Roja. La otra invitada de El Escriba fue la periodista y escritora santiaguera Mar√≠a de Jes√ļs Ch√°vez Vilorio, coordinadora del Taller 5ta Dimensi√≥n, quien nos coment√≥ sobre los g√©neros de Ciencia Ficci√≥n y Fantas√≠a, el surgimiento del proyecto, que ya hoy cuenta adem√°s con su propia pe√Īa y los principales retos que enfrentan estas tendencias literarias en la actualidad.

Como ver√°n, no son pocas las propuestas que el peri√≥dico EL CREADOR ofrece en esta primera entrega. Mecanismo para mantener conectado nuestro arte, ese que nos reconforta y sustenta ante tantos meses de incertidumbre, de dolor y p√©rdidas, porque mantenemos firme el convencimiento pleno de que ‚Äúcrear es lo √ļnico que salva‚ÄĚ.



El Escriba: «La fantas√≠a no tiene l√≠mites, por eso me nace dentro»

El Escriba, a lo largo de este a√Īo de trabajo promocional desde la secci√≥n de Literatura de la AHS Santiago, transit√≥ un ciclo cediendo espacio para el debate sobre los g√©neros: Ciencia Ficci√≥n, Fantas√≠a y subg√©neros afines. Es v√°lido reconocer que estos han estado ampliando su diapas√≥n en las √ļltimas d√©cadas llegando a mayor diversidad de p√ļblico y conquistando terreno. No obstante, a√ļn existe la pol√©mica sobre el lugar que ocupa hoy d√≠a en la Isla este tipo de literatura y la connotaci√≥n que ha tra√≠do consigo para sus representantes. Por este motivo abrimos di√°logo entonces desde El Escriba para continuar conociendo sobre el quehacer literario en la CF y F de los escritores cubanos; en este caso, conversamos con Abel Guelmes Roblejo, escritor, editor y rese√Īista habanero, coordinador adem√°s del Taller Nacional de Literatura de CF y F Espacio Abierto.

Abel, de contable, ‚Äúhabitante en el mundo de los n√ļmeros, a las letras‚ÄĚ, nos gustar√≠a saber c√≥mo fueron tus primeros pasos en la literatura.

Mis primeros pasos fueron en Espacio Abierto, all√° por marzo del 2013. A√ļn sigo d√°ndolos ah√≠, y lo har√© hasta que me saquen. Gracias al taller conoc√≠ a los que a√ļn son mis maestros: Ra√ļl Aguiar, Yoss, Carlos Duarte, Erick J. Mota y los dem√°s miembros. Somos una familia. Espacio Abierto me abri√≥ un futuro y cada d√≠a me esfuerzo para intentar devolver todo lo que me han brindado. A√ļn estoy en deuda.

¬ŅCu√°les son esos motivos que pueden detonar tu necesidad de escribir, temas/angustias/alegr√≠as?

Cualquier cosa. La necesidad de escribir siempre est√°. Creo que aquel que no la sienta y la satisfaga, no debe llamarse escritor. No importa si son alegr√≠as o tristezas, tienes que aprender a aprovechar ambas. Si algo he aprendido, es que, en cualquier cosa puede existir un cuento, o varios. Recuerdo ahora el d√≠a que est√°bamos en la Casa de las Am√©ricas y pensamos una misma cosa t√ļ y yo. De ah√≠ salieron dos cuentos, uno por cada uno. Solo de eso, de una coincidencia.

¬ŅC√≥mo fue la llegada al p√ļblico de tu primer libro? ¬ŅQu√© acogida tuvo y qu√© signific√≥ para ti?

Esta pregunta tiene dos respuestas. Siento que tengo dos primeros libros. El primero fue Últimos Servicios, por la colección Guantanamera. La alegría de haber entrado en aquella ola de escritores cubano, fue inmensa. Luego, el tenerlo en mis manos era un hecho indescriptible. Ver que todo aquel trabajo se transformó en algo tan hermoso, no se puede expresar con palabras. Hay que vivirlo.

Y como yo lo he vivido dos veces, puedo asegurarlo. Ya que la segunda primera vez fue totalmente diferente. √öltimos Servicios fue publicado en Espa√Īa y yo vine a tenerlo en mis manos varios meses despu√©s. En el caso de Men√ļ completo, publicado en Cuba, Pinar del R√≠o, fue un premio, no una ola. Adem√°s, trabaj√© con un equipo/familia √ļnico y magn√≠fico. Luego lo presentamos all√° en Pinar junto a mi esposa y amigos, hermanos, escritores y maestros: Pedro Luis Azcuy, Nelson P√©rez, Dami√°n Leal y Ra√ļl Aguiar. Todos viajamos desde La Habana y pasamos el d√≠a all√°. Por si fuera poco, compart√≠ la presentaci√≥n con otro amigo y hermano: Luis Amaury Rodr√≠guez Ram√≠rez. Creo que pocos escritores han podido presentar su primer libro entre tanta familia y amigos. Recuerdo que, cuando mir√© al p√ļblico, estaba lleno de conocidos. Incluso, muchos que no son de Pinar del R√≠o, estaban ah√≠. Esa experiencia fue √ļnica.

Si te resumo, creo que cada libro publicado es una primera vez. Ojalá y todos lo vean así.

Crear a veces se torna un ejercicio de retroalimentaci√≥n muy interesante, ¬Ņqu√© esperas cuando tu obra llega al p√ļblico?

Causar una sensación en el lector. Moverlo un poco por dentro. Ojalá y pudiera estar en sus cabezas cuando lo leen, sería magnífico. No obstante, el objetivo de cada creación es que perdure. Yo quiero trascender a través de sus sensaciones. De la impresión que pueda causar en ellos.

¬ŅCu√°l es tu p√ļblico meta, ese p√ļblico para el que con mayor frecuencia escribes?

No tengo uno en espec√≠fico. Quisiera que me leyera todo el mundo. No soy como otros escritores que dicen ‚Äúescribo para m√≠‚ÄĚ. Yo escribo para todos, no para la gaveta. Antes de escribir para m√≠, me narrar√≠a los cuentos en la cabeza. Creo que mis textos pudieran gustarle a cualquier persona.

¬ŅC√≥mo funciona tu proceso creativo? ¬ŅSigues una rutina espec√≠fica, o tienes un h√°bito necesario para llevar a cabo tan singular proceso?

Leo. Solo eso. A veces lo que hago es, si voy a escribir de un tema en espec√≠fico, leo a alguien que escribe similar. Si necesito alguna informaci√≥n cient√≠fica, comienzo a leer art√≠culos y m√°s art√≠culos sobre el tema. Nada de miel, ni de sexo para impulsar la creatividad… solo leer. Eso fue lo que me ense√Īaron desde el comienzo, y es lo que hago y har√© siempre. Creo que todo buen escritor, debe ser primero un buen lector. Es imposible escribir bien sin leer mucho.

Para nadie es un secreto el c√≥mo se torna la vida del artista en Cuba en cuanto a temas econ√≥micos, sobre todo para los escritores, quienes pr√°cticamente para publicar han de ganarse un premio, de lo contrario aventurarse en las largas listas de espera de los planes editoriales, los cuales tambi√©n sabemos han de verse frenados por escaseces. ¬ŅC√≥mo te ha ido a ti respecto a esto y sobre el archidiscutido tema de las promociones una vez lograda la publicaci√≥n de la obra?

Soy un cubano m√°s como otros. Tengo los mismos problemas comunes. √öltimamente por cuestiones familiares me he dedicado m√°s a la econom√≠a de la casa que a mi arte. He le√≠do, editado y tallereado m√°s textos ajenos que los m√≠os propios. Sin embargo, me mantengo al alcance de todo aquel que requiera mi ayuda y solicite mi trabajo. A todos los que se me acercan les digo lo mismo: manden a todos lados. La √ļnica manera de publicar es escribir y mandar. Como dijo una gran amiga m√≠a ‚Äúlos concursos no se pierden, sencillamente no los ganas‚ÄĚ. Si quieres ser publicado manda a las editoriales y a los concursos. Ah√≠ tienes muchas posibilidades. En la gaveta o en el disco duro, seguro que no saldr√° publicado. Ya despu√©s, la promoci√≥n (sobre todo en el extranjero) es m√°s complicada. La deber√≠an hacer las editoriales extranjeras, pero la mayor√≠a, lo que hacen es muy escazo. Casi nulo. Debido a que promocionan cat√°logos o sellos. No promocionan al autor como individuo. No quieren invertir en el marketing digital. Eso es algo que elevar√≠a las ventas considerablemente.

Aqu√≠ en Cuba, ese tema no vale la pena abordarlo. Ya que el autor no cobra por ventas, y muchas veces la propia editorial no puede cumplir con el n√ļmero de ejemplares a publicar. No obstante, ir√≥nicamente se hace m√°s que lo que hacen algunas editoriales en el extranjero. ¬†¬†

¬ŅCrees que desde la apertura de las redes sociales en Cuba y lo que nos brinda el Internet como plataforma para autopromovernos, el tema de la promoci√≥n haya quedado saldado?¬†¬†¬†

¬ŅSaldado? Jam√°s. Simplemente se ha expandido el alcance. El tema promocional debe ser diario. Tocar cada puerta posible. Con las redes sociales se ha abierto un mundo de posibles consumidores. El trabajo del promotor es lograr llegar a todos.

¬ŅCrees que esa etapa de silencio que atravesamos en ocasiones los escritores tambi√©n puede ser una manera de creaci√≥n?

Debe tomarse como eso. Si no estás escribiendo, al menos debes estar leyendo. Leer es parte de la creación. Es una parte inseparable, como dije antes. Que haya silencio, no importa. Lo que no debe existir en el escritor es inmovilidad. Siempre debes estar en movimiento, como si fueras un tiburón. Si te detienes, pereces como artista.

¬ŅC√≥mo surge Espacio Abierto y cu√°les son sus objetivos y metas principales?

Espacio Abierto es un grupo de creaci√≥n y formaci√≥n literaria, especializado en la Ciencia Ficci√≥n y Fantas√≠a, creado el 22 de marzo del 2009. El proyecto surgi√≥ como un taller literario anexo a la casa de la Cultura de Playa ‚ÄúMirta Aguirre‚ÄĚ. Cuatro meses despu√©s el grupo cambi√≥ su sede hacia el Centro Onelio Jorge Cardoso, tambi√©n en Playa y all√≠ sesion√≥ desde entonces, hasta que comenzaron las reparaciones del lugar. En la actualidad, el taller est√° de vuelta en la sede inicial de la Casa de la Cultura de Playa ‚ÄúMirta Aguirre‚ÄĚ.

Entre los miembros fundadores del taller se encuentran: Elaine Vilar Madruga, Jeffrey L√≥pez Due√Īas, Eliette Lorenzo Vila, Carlos Duarte Cano, Juan Pablo Noro√Īa Lamas, Jos√© Miguel S√°nchez (Yoss), Ra√ļl Aguiar, Denis √Ālvarez, Yadira √Ālvarez, Gabriel Gil, Leonardo Gala, Pavel Mustelier, Sandor G√°lvez, Eric Flores, Carlos Mu√Īoz, Jes√ļs Minsal, Zull√≠n Elejalde Mac√≠as, David Alfonso Hermelo, Victoria Isabel P√©rez Plana, Alejandro Rojas, Samy Otero y Laura Azor.

Como misión nos proponemos catalizar el desarrollo y formación de escritores del género fantástico y de ciencia ficción en Cuba, tanto en La Habana como en el interior del país. El proyecto asume la responsabilidad de constituirse en un grupo de referencia y foro permanente de escritores, académicos, y aficionados para la difusión, el intercambio, la crítica y el aprendizaje sobre el género fantástico en Cuba.

Aglutinar una masa cr√≠tica de escritores de literatura fant√°stica, que se ayuden unos a otros a crecer como autores en un marco que se caracterice por la pluralidad de los participantes (escritores amateur y profesionales, lectores √°vidos, cr√≠ticos, especialistas, te√≥ricos, y promotores del g√©nero); la ‚Äúhorizontalizaci√≥n‚ÄĚ del aprendizaje (aprender de pares en contraposici√≥n o aprender de una figura central de experiencia); la objetividad en los an√°lisis de cuentos; la cr√≠tica fuerte pero bien intencionada, y la camarader√≠a entre los miembros. De esta organizaci√≥n seguir√°n surgiendo y potenci√°ndose proyectos literarios y culturales colaterales.

Blog Espacio Abierto: http://tallerespacioabierto.cubava.cu

Blog revista Korad: https://korad.cubava.cu/

Coméntanos sobre los logros del proyecto.

Creo que el mayor logro de Espacio Abierto ha sido mantenerse activo, en constante evolución y expansión por más de una década. Creo que somos el taller literario más longevo de Cuba en estos momentos. El segundo logro que le atribuyo al taller, son sus integrantes. Espacio Abierto es una familia que brinda ayuda mutuamente. Estamos muy orgullosos de esa fraternidad que hemos construido. Actualmente, todos los escritores de ciencia ficción y fantasía premiados o publicados en la Isla, pertenecen a Espacio Abierto o pasaron por el taller.

Otro gran logro es su evoluci√≥n. Este taller que pr√°cticamente naci√≥ en un balc√≥n, ha alcanzado el extranjero, ha conquistado las redes, incluso, ha sobrevivido al coronavirus. Ha mantenido su esencia en contra de todo pron√≥stico y hemos podido celebrar todos los concursos, reunir el dinero de los premios y lograr el reconocimiento del p√ļblico. Actualmente el taller funciona en cinco grupos de WhatsApp, dos blogs y una lista de correos.

¬ŅTe parece que estamos bien? Ah√≠ entra su otro logro: siempre se est√° pensando en c√≥mo hacerlo mejor.

Y que conste: todo esto lo hemos logrado con el esfuerzo de los miembros del taller y la ayuda incondicional de instituciones amigas como la UNEAC, El Centro Hispanoamericano de Cultura, la Embajada de Checoeslovaquia y del Centro Onelio.

¬ŅQu√© lugar le ameritas hoy a la CF y F dentro del Top gen√©rico literario en la Isla? ¬ŅCrees que se subvalora a estos g√©neros? ¬ŅPor qu√©?

En primer lugar, estoy en contra de todo ranking en los g√©neros literarios. Lamentablemente en Cuba se ve, existe. Y en este ranking, la ciencia ficci√≥n y fantas√≠a est√°n muy mal paradas. La ponen como si fuera una literatura diferente al realismo. Parece que, cuando se habla de literatura, grandes obras como: Cien a√Īos de soledad, Solaris, Frankenstein, Diez mil leguas de viaje submarino, el Se√Īor de los Anillos, Alicia en el Pa√≠s de las Maravillas, 1984, Ensayo contra la ceguera o Metamorfosis, no fueran grandes obras solo por ser de fantas√≠a o ciencia ficci√≥n. La literatura tambi√©n deber√≠a perder esos prejuicios gen√©ricos. Literatura es Literatura, y punto.

No tengo idea de por qu√© piensan que es ‚Äúuna literatura menor‚ÄĚ y luego leen a Cort√°zar, Saramago, Ch√©jov, Carroll, Ende o a Carpentier y dicen maravillas de sus obras. No s√© por qu√© subvaloran a la ciencia ficci√≥n y a la fantas√≠a. Quiz√°s sean puros prejuicios, quiz√°s es miedo a lo diferente. Porque eso s√≠ tienen estos g√©neros: siempre rompen la realidad de alg√ļn modo. Y la gente le teme al cambio, a lo diferente. Solo que, en este caso, el cambio es interno en esas personas.

¬ŅPor qu√© escribes CF y F? ¬ŅQu√© peculiaridades le atribuyes a estos g√©neros que hace que te sientas m√°s c√≥modo a la hora de escribir?

Porque me gusta y me sale natural. El primer cuento que escrib√≠ en mi vida, fue un cuento fant√°stico. No me lo propuse, sali√≥ as√≠. Sin embargo, no es solo eso lo que escribo. A la hora de escribir, hago lo que pida el cuento. En ocasiones sale realista, sin una gota de fantas√≠a. No obstante, son pocos. Generalmente, salen de ciencia ficci√≥n o fantas√≠a sin propon√©rmelo. Es que, al escribir y tratar de causar alguna sensaci√≥n, intento hacer algo diferente, y para eso, muchas veces necesito romper la barrera de la realidad e ir m√°s all√°. Como dec√≠a Michael Ende, en La historia interminable: Fantas√≠a no tiene l√≠mites‚Ķ Es el mundo de las fantas√≠as humanas. Cada parte, cada criatura, pertenece al mundo de los sue√Īos y esperanzas de la humanidad. Por consiguiente, no existen l√≠mites para Fantas√≠a.

Pienso que esa es la principal razón por la que elegir ese género.

Te has dedicado, entre las labores del taller, a impulsar y apoyar la obra de otros escritores. ¬ŅPor qu√©? ¬ŅNo resta tiempo y energ√≠a a tu creaci√≥n?

S√≠. Me resta tiempo y energ√≠as, si lo observas as√≠. Desde mi punto de vista, lo que hago es retribuir y devolver todo lo que muchos han hecho por m√≠. Si observas mis comentarios en Facebook y Twitter, ver√°s que hay una palabra que repito mucho: maestro. No es una muletilla, es que tengo muchos. Tengo mucha gente que me ense√Īa a diario, que me apoya y ayuda a diario. Maestros y amigos. Personas con las que estoy y siempre estar√© en deuda. Escritores como Mari√© Rojas, Luis Amaury Rodr√≠guez, Ra√ļl Aguiar, Alberto Peraza Ceballos, Jorge Garc√≠a Prieto, Alberto Guerra Naranjo, Frank David Fr√≠as y todos los miembros de Espacio Abierto y de la Generaci√≥n Ariete. Todos ellos me han ense√Īado, de un modo u otro, a escribir, amar y respetar la literatura.

Y, como no tengo como devolverle lo que han hecho por m√≠, hago lo mismo por otros. Es una sensaci√≥n placentera y magn√≠fica. Sobre todo, cuando se aparece alguien y me dice: gan√© tal premio, me publicaron tal cuento, termin√© tal texto: gracias. Ese ‚Äúgracias‚ÄĚ vale todo el trabajo y las energ√≠as invertidas en ayudar al pr√≥jimo.

Ayudar no es algo que haga por obligación, lo hago por necesidad.



«D√≠as donde soy otro o el mismo y es dif√≠cil sostener mi imagen al espejo»

Cuando corren tiempos tan turbios que entorpecen el impulso de seguir, y un día de pronto, como por obra de caridad, te llegan unos audios de poesías, alimento para el alma (al menos para el alma), no sé ustedes, pero yo, me dejo llevar y agradezco. Abro paso dejando que me invada la magia, que no siempre viene dulce, a veces escuece dentro, pero igual, se disfruta; hay cosas que no traen sabor y de todas formas debemos tragar, así que no importa contar otro buche agrio si esta vez somos nosotros quienes elegimos. Ojalá y cuando de elegir se trate sea siempre entre poesía, porque hay días…

Hay días como sacos de arena donde es más fácil mear que mirarse/ Hay días que van de prisa, traen la muerte como un incienso/ Un hombre se acerca y todo parece ser áspero, como una soga en el cuello/ El aire no parece ser suficiente/ Hay días que ladro como perro y es mejor estar bajo la mesa, creo, sería la mejor forma de reconcilio/ Hay días que solo miro por los barrotes de la ventana y entiendo la imposibilidad de los pájaros, la coherencia del vuelo/ Días que solo pasan, que algo solo rompe desde adentro/ Días donde somos la calle y el polvo/ Días donde un papel puede salvar/ Días donde creo que mi lengua es un objeto adaptable como quitar y poner una pieza en una cosa/ Hay días donde soy memoria y otros puedo ser braza y fraguar mi cuerpo templado en agua/ Días donde soy solo una palabra hueca, torcida, un sonido invariable/ Hay días donde todo reposa y es fácil redireccionar la columna, cambiar la casa, el cuerpo/ Días como grandes desiertos donde hay otra carga que uno mismo/ Días degradados que parecen eternos/ Días para purgar los surcos del cuerpo/ Días donde soy otro o el mismo y es difícil sostener mi imagen al espejo/ Días como el agua de un vaso en reposo/ Hay días donde solo hay que darle piernas, donde puedes soltar los brazos y perder la cabeza.

La jaula, Carlos Gil Calderón.

¬ęMiro por la ventana y sale esto¬Ľ, me dice, ¬ęno gusto de escribir as√≠, pero‚Ķ ¬Ņpor qu√© no¬≠?¬Ľ

cortesía del entrevistado/trabajo fotográfico de gil

Pareciera que vamos a volvernos locos, todos encerrados en casa, 18 meses de esconder media cara. Las ganas de volver a leer poes√≠a frente a los amigos invaden, y Carlos decidi√≥ que no aprisionar√≠a m√°s su voz, que, a fin de cuentas, podr√≠a ser la de todos. ¬ęEnvi√© esos audios de poes√≠a como una opci√≥n para compartir. Hoy me despert√© con ganas de hacer eso¬Ľ.¬† ¬†¬†

Yo cocinando corr√≠a de un lado a otro como siempre y la voz de Carlos me acompa√Īaba. Prepar√°bamos los materiales para El Escriba. ¬ŅQu√© estilo prefieres seguir a la hora de escribir poes√≠a?, pregunt√© teniendo en cuenta su comentario anterior sobre no gustarle escribir ‚Äúas√≠‚ÄĚ.

Me gusta ser m√°s minimalista. Captar la esencia del gesto, de la ‚Äúcosa‚ÄĚ en s√≠, sin darle tanta redundancia. Ser m√°s concreto, eso intento. Creo que cada uno escribe seg√ļn su personalidad.

Anatomía discursiva

yo afilo mi lengua

la enrosco

la preparo para perforar a hombres con prisa

que roen roen

que mastican globos

que se pisan que besan que se tragan

que escupen geométricamente

yo enrosco mi lengua

para ejercer mi discurso

la abro de piernas de manos

 

mi lengua es una lengua viperina

carnicera

no es lengua de hombres que se mastican entre sí

que respiran sus nucas

bla        bla        bla        bla

 

(caminante que sigue al caminante

que no domina su discurso

su verbo es hacer pero su cuerpo yace en la no-acción

su sentido es no tener sentido

su palabra es su propio obst√°culo

su no-lenguaje)

yo preparo mi lengua

lengua-cuerpo

lengua-mente

lengua que no duerme y no se domestica

yo enrosco mi lengua

la estiro para penetrar la córnea de hombres que caminan en círculos

que caminan que caminan

bla        bla        bla        bla

yo preparo mi lengua y ejerzo mi discurso

le doy a comer hombre        cabeza        hueco

yo enrosco mi lengua

la estiro

te abro con una palabra

un sonido de lengua en casa

mi lengua es una herramienta

una herramienta

herramienta

es recta es curva

(curva es

la lengua

lengua-tacto

contacto

lengua constructora

des-constructora

lengua lengua lengua)

 

Yo enfundo mi lengua

la adormezco

la ensalivo

Para hombres muertos

no se puede ejercer

mi discurso.

Carlos Gil Calderón

(Del libro: Moimiento de un pez bajo tierra, Premio Juegos Florales, Ediciones Santiago, 2019)

(Fotos del libro)

¬ŅQu√© es poes√≠a para ti, c√≥mo la relacionas con el arte visual que desarrollas?

Veo la poesía como mismo veo un cuadro, es igual el mecanismo para darles forma, es un videoarte, una danza, pero también puede ser mirar alrededor, serenos, vista despierta, tan solo se trata de encontrarla, porque está ahí, la poesía está en todo.

cortesía del entrevistado

¬ŅCu√°les pudieran ser tus concepciones sobre el oficio de escribir?

Para mí es una manera de crear conciencia, es como caminar y apreciar el paisaje de todas las formas posibles sin dejar escapar una sola variante, es el ejercicio de estar al unísono con todo y ser consecuente. A veces es como un portal donde realmente puedo ser y transmutar mi yo. Escribir es un despojo de los días, que son como olas.

Muchas veces lo veo como la antesala de un trabajo audiovisual, un performance, una foto, un cuadro, todo es poesía, lo que en diferentes estadios de la apreciación. Yo solo tomo la esencia de lo oculto, de lo invisible, lo reorganizo, lo expulso.

Creo que la poesía muta en la medida en que mutamos como seres, se dobla y se desdobla, como un tronco, es el sonido de los inquines, es la verdad para los ojos miopes, para las mentes sordas.

cortesía del entrevistado

¬ŅCu√°les son los desaf√≠os que te impone la poes√≠a ahora mismo dentro de tu proceso creativo?

Ahora mismo estoy centrado en hacer, hacer y hacer, reencontrarme nuevamente con la escritura, pero reencontrarme desde otro cuerpo, es como desaprender una serie de cosas, para insertar otras con la idea de construir y deconstruir al mismo tiempo nuevos estados, nuevas visiones.

Tengo un nuevo libro que pens√© mandarlo a concursar, pero sent√≠ que a√ļn no estaba listo, as√≠ que lo tengo en reposo. Mientras, como la necesidad de crear se impone, trabajo en un nuevo proyecto al que he decidido titular Ladrillo verde. Pienso probar anexarle im√°genes. Tengo grandes inspiraciones con este proyecto, quiero involucrarlo con diversas formas de hacer, videoartes, performance, video-poes√≠a. El libro ser√≠a en realidad una s√≠ntesis de todos estos procesos. De hecho, estoy hasta pensando una especie de manifiesto a partir de la postura de Ladrillo verde, esta postura que estoy ahora mismo asumiendo al pensar y escribir este cuaderno. Este libro me est√° ayudando a entender muchos procesos creativos, circunstanciales, a entender mejor las cosas.

No me estoy trazando con él metas en la escritura, pero me están fluyendo cosas a las que antes les temía, ahora alejarme un poco de ciertos patrones y requisitos me está ayudando a encontrarme con un estilo de escritura mucho más libre, más puro.

cortesía del entrevistado

¬ŅPiensas en la lectura como un paso vital dentro del proceso creativo? ¬ŅDe qu√© tipo de obras te nutres para dar vida a tus textos?

Percibo que en ocasiones, por períodos, leer ayuda bastante a escribir, brinda las herramientas, la agilidad de encontrar con mayor facilidad las palabras, pero hay otras donde limita bastante, porque lleva por un camino, pero no necesariamente por tu camino. Puede disociar de la ruta que se quiere seguir.

Muchas veces leo, no cosas relacionadas a la poes√≠a, sino m√°s bien textos que alimentan mi estado espiritual para poder despu√©s fomentar la escritura, para darle cuerpo a esa po√©tica, pero muchas veces ni siquiera me interesa leer absolutamente nada, me interesa m√°s bien vivir, observar, trazarme metas, peque√Īos ciclos de experiencias, relaciones, conocer personas, eso me aporta mucho m√°s que leer.

cortesía del entrevistado/trabajo fotográfico de gil

¬ŅPor qu√© escribes, qu√© persigue Carlos Gil en su arte?

Normalmente escribo por necesidad de canalizar todas las energ√≠as de las experiencias diarias. A veces me interesa publicar, promocionar mi obra, es el fin ¬Ņno?, el poder decir, porque es la mejor forma de expandir la informaci√≥n que ofrecemos y que pueda llegar a otras cabezas‚Ķ otros lugares.

No quiero que me vean como el típico poeta, no quiero que me vean ni como un poeta siquiera, solo como un creador, que tiene una responsabilidad sobre sus hombros y trata de ser lo más consiente y consecuente posible con esa responsabilidad. Entonces, a partir de ahí es que sale todo mi trabajo. No me gusta encasillarme en nada, absolutamente en nada, por eso, lo mismo pinto, que hago video performance, fotografía, teatro, escribo… hasta un disco estoy inventando ahora.

Siempre intento buscar la forma de poder hacer llegar arte a todos. Creo que tenemos la capacidad de hacer lo que queramos, lo que nos han hecho aprender que deben haber personas específicas para cada cosa, que solo podemos hacer algo en concreto mientras alguien más se ocupa de lo suyo propio, lo que le ha tocado, lo que ha tenido que escoger entre las cientos de cosas que hubiera querido hacer… Una vez más etiquetando, nombrando todas las cosas, para agruparlas, clasificarlas. No me gusta eso, no quiero pertenecer a ese bulto de clasificación y etiqueta, prefiero ser algo que fluye.

cortesía del entrevistado

Coméntanos un poco sobre algunas de las temáticas de tu trabajo, tu forma de ver el mundo, las realidades dentro de tu obra.

El mundo espiritual me ha nutrido mucho. Mis trabajos, todos, parten de cómo yo entiendo esa realidad y tengo una postura muy matizada al entender nuestro entorno. Una de las primeras experiencias que me hizo cambiar mi modo de ver la realidad fue iniciarme como sacerdote de IFA. Esa nueva filosofía, nueva estructura de pensamiento hizo que volviese a abrir los ojos y comenzara de cero a entender el mundo. Uno de los temas que me han apasionado mucho siempre y tiene que ver con mi forma de apreciar y cuestionarme la realidad es el verdadero propósito de nuestra existencia y cómo encontramos el equilibrio y coexistimos dentro del caos que vivimos, hasta qué punto ese caos es la expresión de nosotros.

cortesía del entrevistado/trabajo fotográfico de gil

Desde entonces he transitado por varios procesos místicos que me han retroalimentado el espíritu y enriquecido mis conocimientos con respecto a todo eso que me rodea. Una vez que absorbo la información, una vez que la entiendo, entonces paso al segundo nivel: desaprender y comenzar de nuevo, esta vez con otra perspectiva. Entones mi obra en general está completamente relacionada a todos estos procesos de entendimientos.

En los √ļltimos tiempos ha habido temas espec√≠ficos que vengo aprendiendo y trabajando, tiene que ver con la decodificaci√≥n, f√≠sica cu√°ntica, lo cual me hace cuestionarme muchas m√°s cosas. Por ejemplo, el √ļltimo libro que vengo leyendo, sobre las proyecciones hologr√°ficas, tiene una parte que me llam√≥ mucho la atenci√≥n porque trata sobre de d√≥nde parten los pensamientos y tiene teor√≠as muy interesantes. De hecho, mi poes√≠a, muchas de ellas tocan estos temas, algunas son m√°s aterrizadas, porque tambi√©n disfruto escribir sobre esa realidad m√°s cruda, m√°s humana, llena de cotidianeidad. ¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†

Coméntanos un poco en qué proyectos estás trabajando actualmente.

Ahora mismo trabajo en un proyecto de disco, especie de audio textos. Experimento con el arte sonoro bajo la idea de utilizar la m√ļsica para intencionar¬† mi poes√≠a. Estoy en b√ļsqueda de utilizar la gestualidad del sonido, el propio concepto del sonido en s√≠. Haciendo voces, usando instrumentos para catalizar la idea.

¬ŅCarlos, elegir√≠as alguna vez entre las manifestaciones art√≠sticas que desarrollas, al punto de prescindir de las dem√°s y crear solo para una de ellas?

cortesía del entrevistado/trabajo fotográfico de gil

Sabes, un d√≠a me preguntaron: ¬ę¬Ņsi eres escritor, ahora dejar√°s de pintar?¬Ľ. Fue una pregunta est√ļpida, pues todo es lo mismo, se alimentan del d√≠a a d√≠a y nuestras percepciones. Pero creo que si llegara a no tener las herramientas para pintar, o hacer un videoarte, la escritura ser√≠a el mejor refugio para pasar mi tiempos. Imagino que un d√≠a estar√© solo escribiendo mucho y me sentir√≠a bien por eso, porque hay cosas que hay que compartir. El mundo necesita que hagamos conciencia colectiva, la conciencia individual crea la conciencia colectiva s√≠, pero vivimos en una sociedad donde todo funciona a trav√©s de s√≠mbolos, im√°genes; el sonido tiene una connotaci√≥n importante porque con √©l se puede condicionar mucho a las personas, cuando activas un sonido con una frecuencia X influye en la energ√≠as de cada quien, pero la imagen viene siendo el calzo vital, sobre todo en estos tiempos virtuales donde lo medi√°tico est√° todo el tiempo bombardeando el inconsciente y en su conjunto estamos siendo manipulados a tiempo completo, pero forma parte del juego; hay que aprender a vivir con ello, adaptarse o sublevarse, y la literatura me brinda la opci√≥n dos.

Pero espero no tener que elegir, al final todo es arte, que en mí funciona como algo natural. Si no se llamara arte, para mí solo sería una necesidad orgánica que existe para hacerme confrontar mis dudas, mis miedos, mis demonios… esa constante catarsis de mi propia existencia.

cortesía del entrevistado/trabajo fotográfico de gil


Orígenes seguirá teniendo la palabra

El d√≠a 18 de mayo a√ļn continu√°bamos recibiendo materiales de varias provincias del pa√≠s. El equipo coordinador del evento pon√≠a en marcha su mejor estrategia para descargar las informaciones y, a √ļltimo minuto, las peripecias con el dise√Īador nos hicieron entrar en p√°nico. Nos abrum√≥ la idea de no poder llevar a cabo en fecha la Jornada Literaria Or√≠genes. De no haber podido realizarse seg√ļn calendario perd√≠a su objeto hist√≥rico: el de rendir tributo al Ap√≥stol el d√≠a19. Pero como el empe√Īo y la entrega a lo que hacemos es la fuerza de ese motor impulsor que no claudica, el evento rompi√≥ en la ma√Īana del 18 justo a las nueve en punto con la entrevista al Comit√© Organizador: el Coordinador de la C√©lula de Contramaestre Arnaldo Sariol, realizador audiovisual, quien fuera parte indispensable de la producci√≥n para el evento; el presidente de la filial santiaguera Juan Edilberto Sosa Torres, director del Grupo de Experimentaci√≥n Esc√©nica LA CAJA NEGRA, y la vicepresidenta Lisbeth Lima Hechavarr√≠a, escritora santiaguera. Am√©n de que adem√°s se cont√≥ con el trabajo del vicepresidente Erick P√©rez Mart√≠n, m√ļsico, director de la banda D‚ÄôNova, quien estuvo a cargo de todo el proceso de producci√≥n y el equipo de comunicaci√≥n.

Cada ma√Īana el locutor y miembro destacado de nuestra AHS, Dayron Chang, nos pon√≠a al tanto con los Noti Or√≠genes, donde no fueron pocas las sorpresas que se sucedieron a lo largo del evento. Se cont√≥ con un amplio programa donde los paneles y conversatorios nutrieron la parte te√≥rica, resaltando momentos tales como: Digo lo ineludible: ideas como m√ļsculos en la prosa de Eduard Encina, a cargo de Jorge Laba√Īino Legr√° (Contramaestre, Santiago de Cuba). Abriendo con esta conferencia inaugural rendimos tributo al Miembro de Honor de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z, el escritor Eduard Encina, fundador del evento junto a Arnoldo Fern√°ndez Verdecia, historiador, a quien se dedicaron las siguientes entrevistas: Desde los Or√≠genes, sobre la fundaci√≥n de la Jornada, por Lisbeth Lima Hechavarr√≠a, con el realizador audiovisual Arnaldo Sariol Vald√©s¬†y Remanganaguas, ruta hist√≥rica en Contramaestre, por Yanetsy Ariste (Pinar del R√≠o).

Esta XIII edición del Orígenes estuvo dedicada la traducción en el panorama literario actual, vistiéndonos de lujo con los panelistas: Oscar Cruz y Aida Bahr (Santiago de Cuba), ambos con una trayectoria notable en este hacer. Siguiendo esta misma temática contamos con la colaboración de la Asociación de Traductores de Santiago de Cuba con el conversatorio Los textos que Martí tradujo, por Lilian Sanz.

Tuvimos la presentación del Boletín Literario Otro Criterio, por Ernesto Andrés (Lezama), poeta y miembro de la AHS en la célula de Contramaestre, momento que estableció un nexo con la interesantísima propuesta, colaboración de los Miembros de Honor de la Célula de Songo La Maya: Eloy Díaz y Rogelio Ramos, con el conversatorio Martí y el pensamiento crítico, necesidad de una crítica artística especializada en nuestros días. Y en este recuento sobre lo fructífero en materia cognitiva, no puedo dejar de mencionar las conferencias magistrales por intelectuales santiagueros como Israel Escalona y Luis E. Jerez, con el conversatorio Martí y la intelectualidad del presente, Influencia martiana en la joven literatura de la Isla, por Rodolfo Tamayo y El pensamiento económico en Martí, en homenaje al aniversario 130 de su discurso ante la conferencia monetaria, por Reynier Rodríguez Pérez.

Pero no solo Literatura e Historia inundaron las redes por esos días, el arte todo fue protagonista de esta edición, por primera vez online, en donde el Grupo de Experimentación Escénica LA CAJA NEGRA estrenó su serie Juegos de Agua, presentando videos performans a obras clásicas de nuestra literatura como A la del amor más triste, El amor indeciso, ambos materiales por Adolfo Guzmán Pacheco, y Balada del amor tardío, por Dalia Ramón León, ambos de Santiago de Cuba, rindiendo tributo a nuestra poetisa Dulce María Loynaz.

Se inauguró la expo fotográfica Híbridos de un texto. Curada por Edgar Brielo (Jefe de la sección de artes visuales de la AHS Santiago) y Miguel Y. Cosme (Santiago de Cuba, artista visual), con la participación de creadores de todas partes del país, entre ellos la destacada artista de la plástica Tahimi Cugat Estevez (Santiago de Cuba).

La m√ļsica ameniz√≥ cada noche al cierre en conciertos con los trovadores de La Habana, Inti Santana y EL GAPE, quien acaba de ganar el Premio Cubadisco 2021. Desde Villa Clara Yatser Rodr√≠guez, presidente de la filial de la AHS en el territorio, nos deleit√≥ como miembro del movimiento de trovadores ‚ÄúTrovuntivitis‚ÄĚ, y del movimiento Ca√Īa Santa, la joven y talentosa trovadora Yeni Turi√Īo, quien ya nos hab√≠a acompa√Īado en la edici√≥n del Or√≠genes en 2017. Y, por supuesto, no pod√≠an faltar los chicos del quehacer trovadoresco en el municipio Contramaestre, entre los que destac√≥ el concierto del grupo Di√°stoles, integrado por Luis Ariel Fern√°ndez, Chicho Vega, Leonel Ram√≠rez Alcolea y Livan Leyva. Adem√°s, participaron otros trovadores como: Yanco Le√≥n (Bayamo), Henry Fonseca y Roe Alejandro (Contramaestre).

La pe√Īa literaria El Escriba, espacio habitual de la programaci√≥n de la filial santiaguera que cada mes presta atenci√≥n a un g√©nero literario distinto, realzando el quehacer de los principales exponentes en el pa√≠s, lleg√≥ ese mes a su d√©cima edici√≥n desarroll√°ndose dentro del marco del evento. Dedic√≥ su tem√°tica al haiku como m√≠nima expresi√≥n po√©tica teniendo como invitado al haijin Yulier Canuto P√©rez (La Maya, Santiago de Cuba), coordinador principal del proyecto Pensar en Haiku. Se abord√≥ la tem√°tica de Mart√≠ y el Haiku. Influencia de la cultura japonesa en la obra martiana y haijines en Cuba (http://www.ahs.cu/pensar-en-haiku/). En la secci√≥n ‚ÄúCaf√© con Letras‚ÄĚ, dedicada siempre al v√≠nculo con la AHS, el invitado fue el joven escritor Dar√≠o Cisneros Borruel.

El d√≠a 19 de mayo en horas tempranas de la ma√Īana se hizo entrega de una ofrenda floral en el Cementerio de Remanganaguas en conmemoraci√≥n del aniversario 126 de la ca√≠da en combate del Ap√≥stol, Jos√© Mart√≠, a nombre de la AHS en Santiago de Cuba, su filial de Contramaestre y las autoridades del territorio. Tambi√©n llegaron hasta donde se encuentran los restos del colega y amigo Eduard Encina, aquellos que no dejan de sentir su ausencia. Se le dedicaron unos versos y el momento nos envolvi√≥ a todos, aun en la distancia, de una nostalgia propia del que ha sentido el vac√≠o que dej√≥ Encina en Or√≠genes.

Se presentaron novedades literarias de editoriales santiagueras: Ediciones Caser√≥n, por Rodolfo Tamayo Castellanos, Ediciones Santiago, por Rainer Mart√≠nez, y la Editorial Oriente, la cual reci√©n arrib√≥ a su 50 aniversario, por Roberto Carlos Founier. Adem√°s, tuvimos las presentaciones de las novedades literarias de las editoriales de la AHS: Ediciones La Luz, por Lilian Sarmiento, Elizabeth Soto y Liset Prego (Holgu√≠n). Editorial Sed de Belleza, por Alejandro Hern√°ndez, (Villa Clara), y Editorial √Āncoras, por Yadian Carbonell Hechavarr√≠a (Isla de la Juventud). Y no pod√≠an faltar nuestras revistas santiagueras en el marco del evento cuyas presentaciones corrieron a cargo de Oscar Cruz, con la revista literaria La Noria, Rodolfo Tamayo con la revista Caser√≥n, y la revista Vi√Īa Joven por Noel P√©rez (Santiago de Cuba).

Los proyectos literarios del pa√≠s tambi√©n tuvieron su espacio. El Proyecto Isl√≠ada, del escritor Rafael Grillo, uno de los repositorios m√°s nutridos de la literatura cubana contempor√°nea, as√≠ como de otros exponentes latinoamericanos, con cerca de 500 autores, celebr√≥ su d√©cimo aniversario en el marco del evento Or√≠genes. Callejas, desde Trinidad, nos comparti√≥ en su intervenci√≥n los objetivos fundamentales de su quehacer, donde la promoci√≥n art√≠stico-literaria es faro para las nuevas voces. Por su parte, el Proyecto 5ta Dimensi√≥n, de literatura de Ciencia Ficci√≥n y Fantas√≠a, coordinado por la escritora y periodista Mar√≠a de Jes√ļs Ch√°vez Vilorio, nos puso al tanto de las perspectivas futuras una vez superada esta etapa de la pandemia. El taller se mantendr√° los 2dos y 3eros viernes de cada mes, y la pe√Īa, como cada 4to s√°bado, seguir√° teniendo lugar en la programaci√≥n de la Casa del Joven Creador.

Un momento de mucha fuerza dentro del programa fue la intervención del Proyecto Diversas con el conversatorio: Mujeres piensan a Martí. Este proyecto, dedicado al enfoque de género y a la desmitificación respecto a las creencias populares, pretende desde el arte enarbolar el quehacer de la mujer y la potencia de su voz. Por ende, en esta decimotercera edición del evento, pensar a Martí desde la concepción femenina, con la presencia de Sahay Fajardo, coordinadora principal del proyecto, Taína Barthel y Ada Lescay matizó con nuevos aires al Orígenes.

Los invitados agradecieron el obsequio de dos libros en el evento, uno de ellos Jos√© Mart√≠, el ap√≥stol de Remanganaguas, de Arnoldo Fern√°ndez y Antonio Isacc Hechavarr√≠a, a cargo de quien corri√≥ la presentaci√≥n del mismo. Se mostraron deslumbrados ante las sorpresas de la historia mientras la voz de Arnoldo narraba, como si camino a Remanganaguas fu√©ramos, la ruta hist√≥rico funeraria de los restos del Ap√≥stol y el maravilloso mito que envuelve las tierras del cementerio en ese lugar, donde la magia no deja de acompa√Īar a quienes lo visitan.

Los prop√≥sitos de esta XIII edici√≥n de la Jornada Literaria Or√≠genes se cumplieron dejando tras de s√≠ una memoria hist√≥rica invaluable para la Asociaci√≥n. Se logr√≥ dar un vuelo nacional al evento donde contamos con la participaci√≥n de escritores de todas partes de la Isla. En las lecturas de poes√≠a Nada en el polvo ni en la cal se encierra contamos con invitados tales: Reynaldo Garc√≠a Blanco (Santiago de Cuba, Premio Casa de las Am√©ricas), Onel P√©rez (Contramaestre, Santiago de Cuba, Premio Poes√≠a de Primavera), Mailin Ciria Castro (Contramaestre, Santiago de Cuba), Ernesto Andr√©s (Lezama) (Contramaestre, Santiago de Cuba), Jorge Laba√Īino Legr√° (Contramaestre, Santiago de Cuba, Premio La Gaceta), Hansrruel Aldana (Guant√°namo), Gisselle Luc√≠a (La Habana), Eddy Serrano Castillo (La Maya, Santiago de Cuba), Karla Gil (Guant√°namo), Yess Ramirez (Guant√°namo), Reinyer Rodr√≠guez P√©rez (Santiago de Cuba), Drian Ordu√Īez (Guant√°namo), Rdolfo Tamayo Castellanos (Santiago de Cuba), Roberto Fournier (Guant√°namo).

Y, en las lecturas de narrativa Memoria es un taller de la existencia, contamos con escritores de la talla de Elaine Vilar Madruga, Abel Guelmes Roblejo, Barbarella D‚Äô Acevedo, Rafael Grillo, Malena Salazar Maci√°, de La Habana. Alejandro Rama (Las Tunas, Premio Calendario 2020), Ra√ļl Piad (Matanzas, Premio Calendario 2020), Javier Pupo (Contramaestre, Santiago de Cuba), Ana Lisandra L√≥pez M√©ndez (nuevo ingreso, Contramaestre, Santiago de Cuba), Argenis S√°nchez Osorio (Mayar√≠ Arriba, Santiago de Cuba), Mar√≠a de Jes√ļs Ch√°vez Vilorio, Dar√≠o Cisneros Borruel (Santiago de Cuba) y C√©sar David Guerrero Paz (Palma Soriano, Santiago de Cuba).

Así fue, amigos, el programa de este evento en Santiago de Cuba, cargado de primicias y con un ritmo que conquistó la comunidad online, donde una vez más el trabajo de la Asociación Hermanos Saíz enarboló la bandera del hashtag más usado ahora mismo en redes por el gremio artístico joven: #ElArteSalva. Celebrando el aniversario 35 de la AHS, echamos a andar seguros de que en la edición XIV el Orígenes seguirá teniendo la palabra.



Pensar en haiku

Conoc√≠ a Yulier en medio de este paso por la secci√≥n de literatura de la AHS, y desde el inicio me atrap√≥ el placer y el ah√≠nco con que se entrega a cuanto hace. Bast√≥ una ma√Īana, donde el caf√© hac√≠a lo suyo, para debatir todo el mega proyecto Pensar en haiku, del cual es coordinador desde la c√©lula de Songo La Maya, en la filial santiaguera. La pasi√≥n con que me explicaba qu√© era aquello de tres versos y me hac√≠a entender la contundencia de semejante brevedad, fue llen√°ndome de a poco de un √°vido deseo por conocer a fondo el tema. El Escriba se viste de lujo hoy al tratar este g√©nero literario que el Basho regal√≥ al mundo.

¬ŅQu√© peculiaridades presenta el haiku como expresi√≥n po√©tica que lo hace emanar esa sensaci√≥n de paz en tan pocos versos?

Es cierto, el haiku como expresión poética de inquietud universal ha venido ganando en admiradores desde la perspectiva de la creación como de la propia lectura. Tres versos que al conectarse con la naturaleza nos transmiten en gran medida esa sensación de paz. Esto se debe a que nuestro breve poema es movido por una energía fundamental que se llama KIGO (Palabra de estación). Entonces definimos que no es el hombre sino el discurso de la naturaleza quien habla. El poeta solo presta su voz. Vemos así que no hay oportunidad a la profunda subjetividad del creador ni a los desastres de la naturaleza, el odio, la guerra. Los desencuentros. SABI: otro de los principios del poema nipón, refiere a la elegancia y quietud.  El Maestro Basho, (1644- 1694) creador del Haiku, fue un Monje Budista. Con él no solo la poesía clásica alcanza el mayor impulso de su tiempo (siglo XVII) sino que está marcada en gran medida por la contemplación viva del universo. Basho tuvo un maestro Zen.

Cumbre que a ratos

se disipa en las nieves:

Monte lunar.  Basho

¬ŅDe qu√© √©poca data en Cuba la presencia del haiku en el panorama literario?

Quizás no podamos enmarcar con exactitud la presencia del haiku en Cuba. Teniendo en cuenta que lo relacionado con Martí es un ejercicio literario, de la siguiente manera: tomo una idea de un texto narrativo y respetando la idea original le doy estructura poética de tres versos de 5-7-5, y le damos lectura a la manera del haiku. Como hablamos de un ejercicio literario no podemos ubicar a Martí como creador del haiku, sino como portador desde su voz poética de una rica sustancia propia del poema culto japonés.

Mientras que en M√©xico fue el periodista y poeta Jos√© Tablada, seg√ļn Paz, en Cuba fue el poeta cienfueguero Eduardo Benet de Castell√≥n quien primero publica versos en tres l√≠neas. Estamos hablando justo de la mitad del siglo XX, a fines del 50 e inicio del 60.

El reto (dada su utilidad y trascendencia) es tener el haiku dentro del panorama literario cubano.

Al mediodía

el cenit es sombrero

de azules chispas.

Jes√ļs Orta Ruiz

Por ende, no podemos hablar hoy de una madurez literaria cubana en el haiku. Falta mucho por andar. Para Jap√≥n, un poema antiguo. Para Espa√Īa, un poema viejo. Para Cuba, una novedad literaria de impacto sostenido en im√°genes procedentes de la naturaleza.

 

¬ŅGoza hoy en d√≠a de aceptaci√≥n y se cultiva fruct√≠feramente el g√©nero en nuestro pa√≠s?

Existe una din√°mica que nos hace movernos a los extremos, pues del Maestro Nip√≥n aprendimos que: «Haiku es lo que est√° sucediendo en este lugar, en este momento». Siendo as√≠ no hay lugar a la hipocres√≠a: la din√°mica es que ha sido rechazado y aceptado, despreciado y acogido. Marginado y promovido. Como resultado de esa promoci√≥n podemos hablar de una joven forma po√©tica capaz de conmovernos en solo tres versos.

Dada la econom√≠a de recursos y m√©trica en este g√©nero, ¬Ņconsidera usted la consagraci√≥n de los haijines de alguna forma superior a la necesaria en otros g√©neros literarios?

No existe el superlativo ni la superioridad dentro de la naturaleza po√©tica que nos conduce al haiku: se trata de ‚ÄúLa poes√≠a japonesa m√°s sencilla y breve del planeta‚ÄĚ. Dada su sencillez es que se vuelve poes√≠a una imagen, un sonido, una sensaci√≥n al tacto o al gusto. Eso, una jugosa informaci√≥n venida sin grandes esfuerzos, sin una consagraci√≥n al ejercicio de escribir y de armar versos.

En mi caso personal, sufr√≠ mucho: buscaba al haiku desde la poes√≠a y no desde la voz interna que te dice; ‚Äúdeja que todo fluya‚ÄĚ.

¬ŅHay haiku en la literatura martiana? Com√©ntanos un poco sobre tu tesis de ‚ÄúMart√≠ en Jap√≥n, Jap√≥n en Mart√≠‚ÄĚ.

En estos momentos, (con el debido permiso y sin traicionar a la sencillez del haiku) a camisa quitada muevo la cabeza en gesto afirmativo. S√≠. Pero atenci√≥n: Ya ve√≠amos al inicio de la manera en que podemos encontrar un poquito del poema de Basho en la escritura martiana. De modo indirecto, pues el hombre de La Edad de Oro se sinti√≥ atra√≠do por las artes y cultura japonesas de modo general. No fue al azar la traducci√≥n del art√≠culo «Pintores japoneses», no es al azar que en «El hombre y sus casas» tampoco le ser√≠a ajena la casa japonesa. Como tampoco es mera casualidad encontrarnos dentro de su lenguaje narrativo, momentos como:

Rumbo al abra.

La luna asoma. Roja,

Bajo una nube. (ejercicio literario)

Veamos:

Si desde la óptica que ofrece la tradición literaria de Japón seguimos el rastro de la escritura martiana tendremos rápido manos llenas:

  • Econom√≠a verbal, dado el alto poder de s√≠ntesis y concreci√≥n de una idea, donde del poeta de arma metaf√≥rica y riguroso sentido de la palabra brota tambi√©n una sencillez despojada del yo:

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† ‚ÄúDe la ra√≠z al cielo azul, la selva verde‚ÄĚ.

  • Frases sostenidas a fuerza de imagen y asombro dentro de la naturaleza, elegancia y quietud/ Sabi*7:

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† ‚ÄúVemos, afuera, el sereno paisaje‚ÄĚ.

  • Fugacidad, destello de un instante √ļnico e irrepetible. Palabra de estaci√≥n/ Kigo*8:

‚ÄúEl sol brilla sobre la lluvia fresca‚ÄĚ

  • Yuxtaposici√≥n, palabra cortante/ Kiru*9:

‚ÄúGota a gota, un agua que se va cuajando en las piedras‚ÄĚ

 

  • Misterio y profundidad/ Y√Ľgen*10:

‚Äú‚Ķ y ahora, en la madrugada, el mar est√° cantando‚ÄĚ.

Pensar en haiku es un megaproyecto que llega a la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z de Santiago de Cuba a fines del pasado a√Īo, fue acogido por la secci√≥n de literatura de nuestra instituci√≥n y reci√©n acaba de finalizar la V edici√≥n del certamen literario La Luna Roja y la primera de su festival internacional. Com√©ntanos acerca de sus objetivos y fundamentos.

DIFUNDIR EL HAIKU SIN FRONTERA, esa es la idea del proyecto (phk) y de cada una de sus acciones.

Muy agradecido por el aporte de a AHS que cuenta y contar√° en la historia de los inicios del haiku en Santiago de Cuba, de cuya oportunidad se benefician principalmente los m√°s j√≥venes del movimiento, quienes tienen un reto por delante: llegar a la AHS, y es muy lindo que sea esa una meta que hoy est√°n alimentando en su biso√Īa carrera de haijines.

El primer Festival acoge al concurso y se convierten en escenario virtual donde confluyen los principales haijines del pa√≠s y una muy buena representaci√≥n de los principales cultores del poema breve en lengua hispana: Espa√Īa. No solo con los redactores de la famosa revista HELA y varios de los miembros del movimiento de Albacete, sino que asisten estas personas como lectores de sus poemas y voceros del Festival. Poetas de relevante connotaci√≥n tambi√©n de Argentina, M√©xico, Colombia y Per√ļ.

El resultado no es la presencia de estas personas, sino la acogida internacional de nuestra idea. Una oportuna actualización de la energía del haiku donde además hubo una representación de Japón.

Uno de sus mayores impactos fue el protagonismo de los j√≥venes, donde entre una asistencia de 50 juveniles de Espa√Īa y 13 de Argentina, miembros de La Rama Verde, obtienen los tres primeros premios del concurso.

El compromiso de los eventos recientes y del proyecto ha sido y seguir√° siendo PENSAR EN HAIKU.



¬ęLos agradecidos hablan de la luz¬Ľ

Recuerdo aquella tarde, mientras atravesaba el Parque C√©spedes, la incesante vibraci√≥n del tel√©fono interrumpiendo de s√ļbito la pl√°tica que sosten√≠a con un colega. Eduard Encina al habla me invitaba a formar parte de la Jornada Literaria Or√≠genes en el municipio Contramaestre. La euforia fue tal que apenas me desped√≠ del muchacho y vol√© a casa a preparar las cosas para el viaje. Por primera vez me invitaban a un evento como escritora. Corr√≠a el a√Īo 2016 y el Or√≠genes celebraba su octava edici√≥n. Compartir entre tantos escritores del territorio y sentirme parte de ese mundo, cambi√≥, sin temor a dudas, mi perspectiva del oficio escritural y todo lo que eso encierra. Pero mentir√≠a si ahora mismo lograse hacer alarde en cuanto al sentir que me produjo la experiencia cognitiva de la parte hist√≥rica en este evento, pues choca uno de frente y sin pausa con realidades de las que nunca escuch√≥ en la escuela mientras estudiaba a Mart√≠, novedades que nutren nuestra forma de ver al Ap√≥stol, de sentirlo.

Aprend√≠ que el evento en Contramaestre surgi√≥, teniendo en cuenta la importancia que tuvo el municipio en la fundaci√≥n de uno de los proyectos literarios m√°s importantes de Latinoam√©rica en la primera mitad del siglo XX, me refiero a la Revista Or√≠genes, fundada por Jos√© Lezama Lima y financiada por Jos√© Rodr√≠guez Feo, sobrino de Federico Fern√°ndez Casas, quien fuera due√Īo del Central Am√©rica, un lugar que desprende magia y se convierte en sitio espiritual y te√≥rico de esta cita que ya lleg√≥ a su d√©cimo tercera edici√≥n. El auge art√≠stico-literario que siempre ha caracterizado a Contramaestre sent√≥ las bases para la creaci√≥n de la Jornada, que tuvo su g√©nesis en el concurso de igual nombre, all√° por el 2008, bajo la tutela del escritor y Miembro de Honor de la Asociaci√≥n Eduard Encina, y de poetas e historiadores como Jorge Laba√Īino Legr√° y Arnoldo Fern√°ndez, a los que se le sumaron otros escritores e intelectuales.

Confieso que nunca imagin√© tener la dicha de formar parte un d√≠a del comit√© organizador del evento, el cual este a√Īo, dada la sostenida epidemia que continua azotando a nuestro pa√≠s, por primera vez se encuentra desarroll√°ndose de forma online. El objetivo fundamental es proponer un espacio para el debate y el intercambio entre los j√≥venes creadores del territorio oriental, que en esta ocasi√≥n expande sus horizontes hacia toda la Isla.

El evento suele dividirse en tres componentes esenciales: el te√≥rico, con paneles tem√°ticos, conferencias, debates y charlas; el pr√°ctico, donde se llevan a cabo las lecturas, exposiciones de artes visuales, presentaciones de novedades editoriales. En este caso se presentar√°n Ediciones Santiago con su Colecci√≥n Renacimiento; un interesant√≠simo proyecto con la intenci√≥n de rescatar cl√°sicos de la literatura universal y traducirlos al espa√Īol, justo af√≠n a la tem√°tica de esta edici√≥n de Or√≠genes, ‚Äúlas traducciones literarias‚ÄĚ. Tambi√©n a Ediciones Caser√≥n, la Editorial Oriente, as√≠ como las propias editoriales de la AHS en el sistema de ediciones territoriales: Sed de Belleza, La luz, √Āncoras, Aldab√≥n y Reina del Mar. Contamos en esta secci√≥n tambi√©n con las presentaciones de revistas propias del contexto provincial como la Vi√Īa Joven, Caser√≥n, La Noria, la revista de la Casa del Caribe, entre otras.

Y, por supuesto, no podría faltar el componente sociocultural, siendo uno de los momentos más notorios dentro del programa, donde se comparte con las comunidades rurales del municipio Contramaestre. Es una especie de peregrinaje que se realiza siguiendo la ruta histórico-funeraria del Apóstol, momento en el que se hacen presentaciones de libros de los escritores participantes y se donan ejemplares a las escuelitas de campo por las que arribamos en la expedición. En esta modalidad online estaremos compartiendo imágenes de visitas anteriores a lugares históricos e instituciones, así como conversatorios y debates a través de nuestras plataformas virtuales.

Encierra a esta jornada una especie de misticismo po√©tico generado por la historia, donde no podr√≠a ser otro que Mart√≠ quien detonara sentires tales. Llegar al cementerio de Remanganaguas, donde estuvieron enterrados los restos del ‚Äúm√°s universal de los cubanos‚ÄĚ, es el objetivo indispensable de ese peregrinar que emprenden los participantes cada 19 de mayo antes de que el sol aclare.

Im√°genes de archivo de la autora

Una vez allí, luego del largo viaje, ya vamos con lo aprehendido en el camino y listos para escuchar latir el corazón de la Isla. Se dice que justo al mediodía, si te tiendes en el suelo del cementerio, puedes escuchar el latido… solo basta con cerrar los ojos y dejarte llevar.

Es una experiencia, que unida a las an√©cdotas que los lugare√Īos narran, sobre todo los m√°s longevos, cambiar√°n tus perspectivas de sucesos hist√≥ricos. Lo mismo frente al obelisco en Dos R√≠os, donde hacemos un alto para dedicar unos versos al Mart√≠ de siempre, enalteciendo su obra literaria. Y es que gratifica saberlo faro imprescindible en las j√≥venes vanguardias creativas de hoy.

Admito que no hubiese sido igual la visi√≥n que atesoro del Ap√≥stol ni el modo de interpretar sus versos sin el aporte invaluable que me ha ofrecido Or√≠genes en estas cinco ediciones de las que, fortuitamente, de una forma u otra, he participado. Se descorrieron las cortinas, cay√≥ el tel√≥n de fondo y qued√≥ ante m√≠ un referente que guardo, ansiosa de que mi ni√Īo crezca para que descubra la belleza plena de las obras martianas. Hace justamente un a√Īo, por estas fechas, le√≠a unos versos de La Edad de Oro a mi beb√© de tan solo ocho meses, mientras en las redes record√°bamos ediciones anteriores del evento y me inspire a escribir unas notas en el Diario de Mateo:

Marco en amarillo frases m√°gicas para mi ni√Īo.

‚ÄďMam√°, los libros no se pintan.

‚ÄďCierto, amor m√≠o, mas me dispensa un noble gesto. Apunto en estas desgastadas p√°ginas aquello que no debes olvidar jam√°s, pues qui√©n sabe si tal vez ma√Īana a otras tierras el trabajo llame y no pueda estar siempre ah√≠ para le√©rtelas, mas cuando vuelva a ti, Mart√≠ y yo, orgullosos te escucharemos decir: ‚ÄúLos hombres no pueden ser m√°s perfectos que el sol. El sol quema con la misma luz con que calienta. El sol tiene manchas. Los desagradecidos no hablan m√°s que de las manchas. Los agradecidos hablan de la luz‚ÄĚ.

Im√°genes de archivo de la autora