Lisandra Pérez Coto


Convocan al  XXI Festival Atenas Rock

Como cada año regresa el Festival Atenas Rock, uno de los eventos más importantes del género en Cuba, cuya historia nos motiva, aun en tiempos de pandemia, a repensar y compartir lo mejor de este género. A tono con las exigencias de los nuevos tiempos, y con el firme propósito de promover la obra de nuestros jóvenes exponentes, la nueva edición del festival tendrá como escenario las redes sociales del 22 al 28 de junio próximo.

El comité organizador convoca a las agrupaciones de rock profesionales de todo el país a esta edición virtual del festival.

Los interesados podrán participar enviando a la dirección de correo festivalatenasrock@gmail.com, videos con saludos e invitaciones al festival. Asimismo pueden hacernos llegar grabaciones recientes de la banda o facilitarnos un enlace de alguna plataforma donde se encuentren disponibles. Con ello editaremos un material a modo de concierto principal que estaremos compartiendo en nuestros perfiles de redes sociales. Los saludos e invitaciones también serán compartidos en dichas plataformas.

Para los saludos e invitaciones no existen limitaciones, sin embargo, teniendo en cuenta el nuevo formato del evento, solo se aceptará videos de tres temas por banda.

Deberán adjuntar además una pequeña ficha técnica con los siguientes datos:

  • Nombre de la Banda
  • Provincia
  • Título del tema enviado
  • Género
  • Director de la agrupación
  • Tiempo de creada
  • Link de otros videos y reseña crítica

Asimismo, los videos deben cumplir algunos requerimientos:

  • Duración máxima de cinco minutos.

(De no ser profesional)

  • Debe grabarse con el teléfono en posición horizontal (la pantalla acostada).
  • Debe configurar la cámara del móvil a los ajustes mayor calidad.
  • Debe filmarse en un lugar con buena iluminación.

La fecha límite para recibir los materiales es el 12 de junio a las 11:59 p.m. Todos los participantes serán notificados oportunamente por esta misma vía.

La nueva edición del Atenas Rock prevé además otros espacios para repensar el género en los tiempos actuales y debatir sobre el quehacer artístico de sus creadores. Nos interesa volcar la mirada a la historia de este evento, por lo que estaremos encauzando nuestra estrategia hacia la motivación de nuestro público y la premisa de retomar lo mejor de esta cita histórica.

Si te interesa sumarte a esta aventura ya sabes cómo hacerlo. ¡No pierdas la oportunidad de hacer historia. Te estaremos esperando!



Exposición online para desafiar el aislamiento

Desde la sala de su casa, y a través de las redes sociales como escenario mediático, el artista matancero Julio César García nos convida a la exposición “Tiempo muerto, cuarentena y surrealismo con objetos”, una selección muy particular, que desafía la cotidianidad y se inscribe como una muestra más de la vocación del autor por crear, aun en circunstancias de aislamiento.

Fotos Tomadas del perfil de Facebook del artista

“Cual si fuera un diario de vida o una especie de crónica social en tiempo real. Utilizando objetos de confección industrial, con muy poca manipulación de mi parte, comienzo a encontrar relación entre lo que estoy haciendo y el concepto de un ready-made, teniendo en cuenta además las circunstancias de su origen, ya que surge de la mente de artistas «REFUGIADOS» que se niegan a participar en la primera guerra mundial”, explicaba el artista en su cuenta de Facebook, donde la participación de los usuarios y la publicación de muchas de las piezas que integran la muestra han generado desde el inicio del distanciamiento social, por el COVID-19, nuevas maneras de representación.

Fotos Tomadas del perfil de Facebook del artista

A un mes y un día de su aislamiento, el autor de la multipremiada serie “El Reino de este mundo”, convoca a los interesados desde su perfil a la interacción, donde presenta un audiovisual y muestra una selección de los trabajos documentados en imágenes, prueba de cómo el arte se impone más allá de pandemias o encierros.

Fotos Tomadas del perfil de Facebook del artista

“Tiempo muerto, cuarentena y surrealismo con objetos”, definido por el propio autor como un verdadero ejercicio creativo donde la libertad y la poesía destacan como ejes esenciales, cuenta con la curaduría de Liannet Arias, licenciada en Historia del Arte y especialista de la Galería Provincial Pedro Esquerré, de Matanzas.

Desde su estudio-taller en la calle Contreras de la urbe yumurina, o desandando cámara en mano la ciudad, Julio César ha dejado huellas desde el principio de su paso por la Asociación Hermanos Saíz, donde ha colaborado en numerosas oportunidades, entre ellas en el más reciente catálogo de artistas.



Los nasobucos infantiles de Luis Manuel

Cuando Luis Manuel Valdés LLauguert cosía los vestuarios del grupo Noria, y conservaba luego los retazos que sobraban, sabía que en algún momento iban a ser útiles. Su invariable hábito lo llevó a nuevas tareas, pues desde que en Cuba fuesen declarados los primeros casos de COVID-19, ya su máquina de coser se apresuraba a crear los primeros nasobucos que repartió entre amigos y vecinos de su barrio al centro de la ciudad de Matanzas.

fotos cortesía de Luis Manuel

Entre ellos unos niños testarudos, vecinos de la cuadra, se negaban a usar la prenda, sin embargo, la creatividad de este joven miembro de la AHS en Matanzas y director del proyecto de teatro callejero Noria no se hizo esperar y en unos pocos días ya tenía listos otros tantos, esta vez, con modelos muy singulares, a los cuales los pequeños no pudieron resistirse.

fotos cortesía del entrevistado

“De ese incidente viene mi motivación, pues cuando vi que con un poco de creatividad lograba que esos pequeños usaran el nasobuco, pensé que utilizando los recortes de nuestros vestuarios podía hacer otro grupo para  otros niños que los necesitaran y me enfrasqué en la tarea”, comenta Luis Manuel.

Cerca de 25 piezas con diseños sumamente originales fueron donadas por él a varios círculos infantiles de la cabecera provincial. Luis Manuel cuenta con orgullo la alegría con que fueron recibidos, incluso los niños de su barrio le han otorgado nuevas funciones en a veces intentan usarlos como títeres.

“El objetivo esencial es crear una pieza que resulta imprescindible en estos tiempos, pero más personalizada, de manera que los niños se sientan motivados a usarla y se protejan.

fotos cortesía del entrevistado

“Por supuesto, es un trabajo que lleva tiempo y recursos, porque recrear estos personajes de cuentos o dibujos animados requiere un esfuerzo extra y a veces no tenemos suficiente material, pero lo importante es saber que a los niños les gustan y que estamos colaborando al enfrentamiento del coronavirus”.

Junto a Luis Manuel y su madre, otros artesanos de la Red de Educadores Populares se suman a esta tarea de crear para los más pequeños en tiempos de Coronovirus.

“Vamos a seguir aportando mientras se pueda, son tiempos de solidaridad y si tenemos la posibilidad de ayudar, lo seguiremos haciendo”, dijo con seguridad.

fotos cortesía de Luis Manuel


Los nasobucos infantiles de Luis Manuel

Cuando Luis Manuel Valdés LLauguert cosía los vestuarios del grupo Noria, y conservaba luego los retazos que sobraban, sabía que en algún momento iban a ser útiles. Su invariable hábito lo llevó a nuevas tareas, pues desde que en Cuba fuesen declarados los primeros casos de COVID-19, ya su máquina de coser se apresuraba a crear los primeros nasobucos que repartió entre amigos y vecinos de su barrio al centro de la ciudad de Matanzas.

fotos cortesía de Luis Manuel

Entre ellos unos niños testarudos, vecinos de la cuadra, se negaban a usar la prenda, sin embargo, la creatividad de este joven miembro de la AHS en Matanzas y director del proyecto de teatro callejero Noria no se hizo esperar y en unos pocos días ya tenía listos otros tantos, esta vez, con modelos muy singulares, a los cuales los pequeños no pudieron resistirse.

fotos cortesía del entrevistado

“De ese incidente viene mi motivación, pues cuando vi que con un poco de creatividad lograba que esos pequeños usaran el nasobuco, pensé que utilizando los recortes de nuestros vestuarios podía hacer otro grupo para  otros niños que los necesitaran y me enfrasqué en la tarea”, comenta Luis Manuel.

Cerca de 25 piezas con diseños sumamente originales fueron donadas por él a varios círculos infantiles de la cabecera provincial. Luis Manuel cuenta con orgullo la alegría con que fueron recibidos, incluso los niños de su barrio le han otorgado nuevas funciones en a veces intentan usarlos como títeres.

“El objetivo esencial es crear una pieza que resulta imprescindible en estos tiempos, pero más personalizada, de manera que los niños se sientan motivados a usarla y se protejan.

fotos cortesía del entrevistado

“Por supuesto, es un trabajo que lleva tiempo y recursos, porque recrear estos personajes de cuentos o dibujos animados requiere un esfuerzo extra y a veces no tenemos suficiente material, pero lo importante es saber que a los niños les gustan y que estamos colaborando al enfrentamiento del coronavirus”.

Junto a Luis Manuel y su madre, otros artesanos de la Red de Educadores Populares se suman a esta tarea de crear para los más pequeños en tiempos de Coronovirus.

“Vamos a seguir aportando mientras se pueda, son tiempos de solidaridad y si tenemos la posibilidad de ayudar, lo seguiremos haciendo”, dijo con seguridad.

fotos cortesía de Luis Manuel


Art-Estudio Contreras 118: “El secreto está en disfrutar lo que hacemos”

Variedad de propuestas que marcan su originalidad, un público comprometido y un equipo de trabajo riguroso y enfocado en garantizar un espectáculo de calidad, hacen del Art- Estudio Contreras 118 un espacio hoy consolidado, casi un año después de su apertura en junio de 2019.

foto lisandra pérez coto

El proyecto, propuesto y dirigido por la joven fotógrafa y vicepresidenta de la AHS en Matanzas Adriana Riera, toma como escenario un inmueble colonial, patrimonio familiar de la artista, que abrió sus puertas inicialmente como subsede de la más reciente edición de la Bienal de Artes Plásticas en su edición yumurina.

Bocetos fotográficos, una muestra particularmente transgresora dentro de la fotografía contemporánea, dio inicio al despliegue de jóvenes creadores que le sucedieron en los meses posteriores, como Rubier Bernabeu, Alejandro Vega, Wendy Pérez o Alejandro Cuervo.

foto lisandra pérez coto

“Me parece que es un sitio muy interesante dentro de las opciones culturales de la ciudad. Nos convoca siempre a regresar y sus propuestas se enmarcan en lo que se podría denominar buen gusto”, destacó el joven escritor y periodista Guillermo Carmona.

Al estilo vintage del local, un elemento esencial dentro de su estética, se suman el talento artístico que ha acompañado estos meses al público matancero, caracterizado sin dudas por la variedad y la inusitada forma de integrar las diferentes manifestaciones.

foto lisandra pérez coto

Por el patio de la instalación, decorado cuidadosamente, han transitado poetas y escritores de la talla de Jesús David Curbelo, Maylan Álvarez y Luis Enrique Mirambert así como los músicos Óscar Sánchez, Carlos Fidel Taboada y Lien Rodríguez.

“Creo que han sido unos meses totalmente enriquecedores para nosotros porque realmente disfrutamos muchísimo la producción del espacio. Nuestra intención continúa enfocada en difundir y promover el talento artístico de nuestra ciudad y de la AHS en sentido general.

foto lisandra pérez coto

“Esa manera de disfrutar lo que hacemos, de confiar en que nuestro trabajo llegue a más personas y pueda tocar sensibilidades es lo que nos mantiene enfocados y cada vez más satisfechos con los resultados”, aseguró Adriana.



“Una gran tela de arañas, eso somos”

Hace 10 años ni el propio Yoelkis Torres Tápanes hubiera podido asegurar el alcance de una idea surgida entre amigos y por la que trabajó ocho duros años sin recibir salario alguno. AfroAtenAs, iniciativa que promueve el desarrollo social y comunitario, se ha convertido en su devenir en un referente que ya se extiende en toda Cuba y un poco más allá. Sin embargo, aunque el trabajo en equipo ha sido decisivo, es él ese motor que impulsa todo lo maravilloso que se gesta dentro de “la gran tela de araña”, como prefiere llamar a su proyecto.

Los que lo conocen saben bien de su carácter sanguíneo, y esa prisa con que piensa, camina, habla y muchas veces actúa. Aprovechar cada segundo de la jornada resulta vital para lograr sostener a la par tantas responsabilidades en una persona. Por eso asegura que desde bien temprano inicia su día sin la certeza de una hora de descanso.

Así lo vemos haciendo llamadas, impartiendo talleres, ordenando documentos, controlando cada detalle logístico, o gestionando proyectos. Sin mencionar las responsabilidades que fuera de AfroAtenAs le ocupan, como coordinador de la Red Humanidad por la Diversidad, activista del Centro Nacional de Educación Sexual, profesor universitario, miembro de la Asociación Hermanos Saíz y tío de unos sobrinos preciosos.

Fotos: Cortesía de los entrevistados.

Pero, como él mismo asegura, todo es parte de un sueño que desde hace años deja muchas alegrías en su vida y en la de muchos otros a los que ha logrado llegar con su actuar.

“Yo soy activista desde los 15 años, cuando me inicié como promotor de salud en el antiguo sanatorio de Matanzas. A partir de entonces me fui volviendo más comprometido con las acciones hacia las personas necesitadas y eso me llevó a interesarme por el barrio, ahí es donde empezó todo”, comenta Yoelkis mientras recuerda aquel año 2009, cuando en la circunscripción 34 de la barriada de Pueblo Nuevo, la basura llegó a ocupar cerca de siete cuadras.

“Nos reunimos así un grupo de amigos de la comunidad LBTIQ que nos sentíamos discriminados y la motivación fue demostrar nuestro valor con acciones de transformación, algo que siempre formó parte de nuestras inquietudes.

“Decidimos llamar al proyecto AfroAtenAs en primer lugar, porque quienes lo iniciamos teníamos firmes creencias religiosas e intentamos mirarnos desde esa perspectiva. Después fuimos despertando otras inquietudes y cambiamos nuestro enfoque hacia lo cultural, una visión mucho más inclusiva y que junto a la labor comunitaria ha guiado nuestro trabajo diario.

“AfroAtenAs llegó para transformar la vida de la gente que nos rodea e irradiar en la ciudad y en el país. Ha sido difícil pero ya lo estamos logrando. Nuestro objetivo es propiciar el desarrollo dentro de la comunidad a partir de la cultura como un eje de mejoría social. Utilizamos métodos dirigidos al medio ambiente, al tema del patrimonio, el rescate de las tradiciones y recientemente incorporamos, además, el enfoque hacia temas de discapacidad, por la no violencia hacia las mujeres y las niñas, así como la no discriminación y no estigmatización por cuestiones de identidad de género u orientación sexual”.

Cuando habla del proyecto que coordina, se emociona por los resultados, se siente orgulloso de las articulaciones que han logrado generar, las alianzas dentro y fuera de Cuba y los retos que inevitablemente continúan como derroteros para seguir creciendo.

“En este tiempo hemos visto con mucho placer la evolución de algo que inició de manera espontánea y eso nos complace muchísimo. Desde el 2013 surge el Callejón de la Tradiciones, que es el espacio más reconocido dentro de la barriada, y el primer producto turístico comunitario de la Ciudad de Matanzas, declarado así en la Feria Internacional de Turismo de 2013.

“AfrotAenAs no está solo en Matanzas, sino que atendemos 22 proyectos en las provincias de Pinar del Río, La Habana, Cienfuegos, Santa Clara y Santi Spíritus, gracias a nuestra condición como referencia nacional otorgada por el Centro de Intercambio y Referencia sobre Iniciativas Comunitarias, específicamente por nuestro modelo de acción y resultados. También nos satisfacen las redes que hemos ido tejiendo de forma paulatina con otras instituciones como las universidades de La Habana y Matanzas, la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, entre otras”.

Fotos: Cortesía de los entrevistados.

Para el también Máster en Estudios Asistenciales y Antropológicos, la constancia es la clave tanto para su vida como para el éxito de cualquier proyecto. De no ser por ese carácter enérgico, que condena el burocratismo o la indolencia y por su modo de nombrar las cosas de frente y sin medias tintas, quizás la historia que acompaña a AfroAtenAs fuese otra.

“Uno de nuestros grandes anhelos surgió en 2014 cuando presentamos la propuesta de iniciativa para el desarrollo local del Ateneo de la Rumba, pendiente a su construcción en el antiguo cabaré El Pescadito. Esa fue la base de la declaración de ese ritmo como Patrimonio Cultural de la Nación y como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Sucede que desde AfroAtenAs se gestionaba y producía el Festival Internacional Timbalaye y de conjunto con esa agrupación participamos por todo el país en la recogida de firmas para estas dos declaraciones y la conformación de ambos expedientes”.

Por desdicha la iniciativa se encuentra detenida por la dirección territorial de cultura, que no lo colocó dentro de los presupuestos de continuidad y hoy estamos a la espera de que el gobierno estime los recursos necesarios para la continuidad de la obra, que evidentemente no ha sido una prioridad a pesar de lo que constituye.

“Pero no nos detenemos, creemos de manera firme en la labor de trasformación que nos acompaña, en los más de 400 jóvenes formados aquí, hoy emprendedores de toda la provincia, o aquellos especializados en el trabajo comunitario, el liderazgo y en diferentes temáticas que contribuyen al empoderamiento en todas su dimensiones.

“No necesitamos reconocimiento, seguimos siendo en alguna medida los mismos locos que los segundos sábados del mes trabajábamos por cambiar las cosas y que a fuerza de trabajo duro y de no cansarse llegaron a cumplir sus sueños y lograron transformar los espacios, no hay mayor reconocimiento que ese”.




En Matanzas: Debate sobre el arte joven

La necesidad de intensificar la labor promocional y las relaciones con los medios, así como lograr nuevos y mejores espacios de para la crítica como elemento indispensable en la cultura, destacaron entre los principales tópicos señalados por la dirección nacional de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) durante su más reciente visita a Matanzas el pasado sábado. [+]