Juan Edilberto Sosa Torres


Capítulo #10: El viejo, la casa y ellas

I

La poesía es un Tobogán. Desliza nuestro cuerpo por la aventura del deseo/la presencia/los miedos/la historia del otro/el amor y los abismos del ser. Un juego de acceso a una geografía ilimitada. Un viaje circular a través de varios elementos que componen la identidad del individuo. Un parque astral y perdurable gracias a la escritura.    

Al leer El viejo, la casa y ellas de Yadi√°n Carbonell (Isla de la Juventud, 1989) se puede constatar un proceso escritural poderoso. El libro fue publicado en 2017 por la editorial Sed de belleza. El dise√Īo de cubierta pertenece a H√©ctor Guti√©rrez Bola√Īos y la edici√≥n a Edelmis Anoceto Vega, quienes desde las sombras y anonimato de su oficio contribuyeron a la entrega de un material sencillo y valioso. ¬†

La muestra es un recorrido por zonas sensoriales accesibles del autor. En el libro se utilizan el verso libre y la prosa poética como sistema. No hay metáforas grandilocuentes ni un lenguaje rebuscado. Es una poesía vivencial. La experiencia como puerta ante el viaje. Un recorrido que el poeta siente necesario pero no lo sufre. La angustia es una resonancia implícita e impone una voz agradecida y bella.   

Se trata de un cuaderno personal donde la relación hogar-individuo-familia se proyecta con su rostro más sincero. La familia representa el eje fundamental de sus estímulos y se muestra dispar/dolida/ausente. Un hogar lleno de relieves afectivos, sin énfasis en normas sociales. 

La tribu, como la declara el autor, tiene en la figura del abuelo, un sentido fundacional. Un origen que conecta al sujeto con los espíritus de la tierra e instala la convivencia como ley.

  • El tiempo, como una ley que surge de improviso, me hace ir tras las arrugas del m√°s viejo de la tribu. Imploro su astucia. Intento hacerla m√≠a para resguardarme de la intenci√≥n del l√°tigo. (P. 9)

II

Aunque el autor declara una composición externa (de tres partes integradas por varios poemas), prefiero asumir el texto como un todo. Pues se trata del mismo paisaje poético, sus distintas líneas temáticas ganan en naturalidad a partir de su conexión. La infancia, el hogar, la experiencia religiosa, el amor y la insularidad, son conceptos que se sostienen gracias a esa unidad.  

El libro posee la capacidad de compartir/comunicar/y relacionarse sin la necesidad de verse desde un concepto vanguardista. Es creíble. Su pretexto suena a himno de liberación (personal) sin aberraciones ni simulacros.               

Lo que resulta la primera parte, está marcada por su relación con el abuelo. En esa área todos los significados se articulan para cartografiar la memoria.

El poeta revive la infancia desde la figura del viejo. Un sujeto que emerge como muestra de poder/santidad/espejo/e incluso figura paterna. Los recuerdos (en blanco y negro), poseen una connotación documental.

Los estímulos sensoriales del cuerpo: látigo/tabaco/café/gajazos de hierbas sagradas, recomponen las imágenes. Una aprehensión corpórea que dinamita las relaciones interpersonales declaradas en el texto.

  • Hoy el m√°s viejo de la tribu me dio a masticar una extra√Īa hierba y supe el sabor de la vida que me espera. (P. 9)

Como un sabio, el viejo influye y revela el destino del autor. Impone su presencia y se erige como fuente de conocimiento.

¬ŅSon recuerdos de la infancia? S√≠. Se trata de un tiempo pasado. Un arrastre existencial (incluso).

Otros temas se desarrollan ante la vista del lector. Vivir en una isla y sentirse n√°ufrago. Una tierra firme incierta.

  • Nac√≠ del musgo. Soy hijo de la tierra y amo los pinos, aunque a ratos llore y me deje guiar por el viento que mueve esta Isla de papel. (P. 11)

En ese peque√Īo terreno hay una casa que sirve de hogar. Una casa donde habitan los fantasmas. All√≠ el viejo se evoca desde una presencia m√ļltiple: la memoria/el esp√≠ritu y el mundo material/los afectos.

  • El viejo lleva en su bast√≥n un trozo de cuerpo.(P. 14)

La muerte como un nuevo estatus es expuesta y resignificada. Es un mensaje optimista. Decir que algo existe después de la muerte es esperanzador. No importa la nueva tarea del individuo, si puede adquirir una nueva presencia, es glorioso. 

  • Se ha convertido en una piedra,
  • en una l√≠nea irrespetada que perdi√≥ el poder. (P. 14)

Tras la condici√≥n declarada del abuelo, la madre entra en escena como figura de compasi√≥n. Tambi√©n el padre aparece, pero se trata de un actor de reparto, una imagen complementaria. Luego el discurso contin√ļa su cometido. El autor no evade la infancia como etapa trascendente. Desde ah√≠ hace su testimonio po√©tico.¬†

III

La segunda parte del libro es una consecución ideotemática de la primera. La figura materna cobra una significación especial. No puede relevar al abuelo pero el autor la necesita. Hay mucha dudas y movimientos dentro de una casa que vive la religiosidad de otra manera. Ahora es superstición lo que antes fue estilo de vida.

  • Mi madre contin√ļa ah√≠,
  • aunque ya no le importa tapar los espejos,
  • caminar por las paredes
  • ni ser la cobarde que un d√≠a habit√≥ la casa. (P. 25)

Pudi√©ramos decir que es un momento cercano a la adolescencia. Hay un reconocimiento del cuerpo propio como enigma y salvoconducto. Los elementos de su mundo ahora atraviesan el ojo de un ni√Īo que crece.

El mundo deja de girar en torno al viejo, ahora fantasma/espíritu, para exponer al poeta. En este punto, la interpretación del cuerpo, define todo.   

  • Que muera mi cuerpo, es m√°s que la huida,
  • m√°s que el poema,
  • m√°s que mi salvaci√≥n de esta catarsis
  • que desmorona la habitaci√≥n
  • cuando no est√° el susurro del viejo fantasma,
  • o cuando, por alguna extra√Īa raz√≥n, llueve sobre mi cama. (P. 28)

Tras la desaparici√≥n f√≠sica del viejo todo obtiene un nuevo significado. El autor refleja lo extra√Īo que puede resultar eso para un ni√Īo o un adolecente. La muerte se convierte en un concepto cotidiano. Algo a lo que nunca le hab√≠a prestado atenci√≥n como ahora.

Carbonell encuentra (también) complicidad como poeta con el signo de la muerte. La mirada del pasado adyacente a la del hombre-poeta invade su maniobra. Hay un tono reflexivo sobre sí mismo, sus miedos y deseos definen su existencia.

  • Tengo intemperies distantes de existir,
  • campanarios mudos,
  • fotos vac√≠as sobre la cama
  • y un pedazo de Escobar rondando mi cr√°neo. (P. 32)

El Tiza, alias Yadian Carbonell Hechavarr√≠a, nos regala su poema "Canto 2", con la complicidad del trovador Marcos Daniel Escalona Gonz√°lez.(Una propuesta de Producciones Cachumbamb√© y Rep√ļblica Po√©tica)

Publicada por Rafael Jorge Carballosa Batista en Jueves, 14 de mayo de 2020

IV

La √ļltima parte del libro responde a su relaci√≥n con nuevas figuras. Su experiencia con el amor, sin clich√© ni acontecimientos populares. Y es que este es un libro sobre el amor. Amor al viejo, a la madre, la casa, la isla donde yacen las biograf√≠as y el amor a ellas.

Desde el mismo título Yadián Carbonell declara la importancia de la experiencia con ellas. Mujeres (casi ninfas) que dejaron marcas en su vida. Una ilusión ingenua y placentera. Un capítulo de cruces y desencuentros.

  • Fui a buscarla entre las flores, guiado por el silencio. (P. 37)

Y en ese mismo poema UNO, que abre la sección tres del libro, termina mostrándonos amén del fracaso, su fe en coincidir con el amor.

  • Las magnolias intentan guardar el secreto, pero s√© que estuve a punto de verla. (P. 37)

Son significativos la cantidad de elementos de la naturaleza que son nombrados en esta parte del libro. El encuentro casi divino con estas figuras dadoras de amor representa armonía con la naturaleza. De ahí que adquieran la personalidad de figuras ilusorias/ninfas, y tal vez él en su sentir viril, un poco sátiro.

  • Pens√°ndola, un trueno rompe el silencio de mis o√≠dos.
  • Est√° por llover y no me importa. (P. 41)

El poeta busca a ellas como si fueran musas. Femineidad hecha imagen en su mente. El encuentro es espiritual, esquivo y distante. Siempre bajo la dualidad del deseo y el fracaso del encuentro.

Cada suceso no cumplido denota la certeza de que nunca se encontrar√°n f√≠sicamente. Ellas existen, otros como Roque Dalton han podido verlas, afirma Yadi√°n. La ausencia es una condena en su b√ļsqueda. Una constante po√©tica definitoria en el texto.

  • Entonces decid√≠ aceptar que existe, pero no para m√≠. (P. 51)

V

El viejo, la casa y ellas es un libro genuino. Un catalizador sobre la infancia. Yadián Carbonell no se oculta tras el poeta, no figura, no caricaturiza. Es capaz de utilizar los elementos sensibles que rigen su memoria en una poesía vivencial.

El lector podría encontrar el convivio desde el primer verso. La sencillez del lenguaje y la incursión del espacio/tiempo crean un registro sensitivo en un paisaje insular. No olvida. Se niega a la desmemoria. Habita una isla infinita, una tierra firme representada en imágenes propias. Su condición de náufrago responde a su exploración, a su praxis de vida. Ha heredado la santidad del viejo y ahora la convierte en palabras.



De camino a los orígenes

I

Cuentan que desde el central Am√©rica, propiedad de Federico Fern√°ndez, se financi√≥ la revista Or√≠genes. Un central que produjo az√ļcar y literatura. El due√Īo era t√≠o de Jos√© Rodr√≠guez Feo, quien fuera uno de los editores de la publicaci√≥n del grupo hom√≥nimo, grupo que dio a la cultura cubana un cap√≠tulo de belleza inigualable.

Cerca de lo que fuera el glorioso central, est√° la ruta funeraria de nuestro Ap√≥stol Jos√© Mart√≠. Una ruta que yace imponente como la vena principal de la isla. Una ruta que empieza en Remanganaguas, sitio donde ocurri√≥ el primer entierro de nuestro h√©roe nacional. Un cementerio donde a√ļn permanece el coraz√≥n de la isla.

En estos sucesos nace la inspiración para el Encuentro de Jóvenes Escritores Orígenes en el municipio de Contramaestre. Una jornada capaz de vincular la identidad, el patriotismo y la literatura. Un encuentro para homenajear al cubano a través de la figura y el ideal de Martí, una cita para la historia.

II

La XII edici√≥n del Encuentro de J√≥venes Escritores Or√≠genes estuvo marcada por las condiciones impuestas por el nuevo coronavirus. Cuando el mundo a√ļn no sabe c√≥mo ser√° el volver a la normalidad, y nuestro pa√≠s mantiene las medidas pertinentes para controlar la situaci√≥n, los j√≥venes de la AHS no han fallado con la historia.

Este a√Īo el encuentro estuvo dedico al aniversario 125 de la ca√≠da en combate en Dos R√≠os del H√©roe Nacional y a la vigencia de su pensamiento en nuestro presente. Resulta m√°s que simb√≥lico en un per√≠odo de emergencia mundial, que los j√≥venes busquemos resguardo en la obra del maestro. Mart√≠ emerge como luz en un momento de crisis sanitaria, pero tambi√©n crisis humana. Mart√≠ sintetiza todos los valores de nuestra Cuba actual, su imagen hoy, resulta ser el pa√≠s que un d√≠a so√Ī√≥.

fotos de archivos tomadas del Facebook de la AHS en Contramaestre

III

Esta edici√≥n result√≥ ser una jornada sencilla pero muy significante. Convirti√©ndose en un espacio de remembranza, de abrazo colectivo y de b√ļsqueda en nuestra memoria hist√≥rica reciente. Estos dos d√≠as (18 y 19 de mayo) toda Cuba pelegrin√≥ hasta Remanganaguas y coloc√≥ su o√≠do sobre la tierra. Toda Cuba sinti√≥ la vibraci√≥n del suelo en ese campo santo.

También fue un momento para recordar al poeta, narrador y eterno miembro de la AHS Eduard Encina. Fundador del concurso luego devenido en jornada literaria, Encina influyó en la vida cultural toda de Contramaestre y siempre será un espacio para admirarlo y tenerlo presente.

IV

La utilizaci√≥n de las plataformas digitales para la promoci√≥n y consumo del arte se instala hoy en nuestra cotidianidad. La gran mayor√≠a de los creadores cubanos entran a la red para mostrar su obra desde casa. Aficionados y profesionales comparten el mismo espacio, el mismo p√ļblico, el mismo ‚Äúme gusta‚ÄĚ. El arte cubano ahora entra en una democratizaci√≥n diferente, donde las conductas responden a otro tratado sist√©mico.

En ese panorama at√≠pico, la AHS dimensiona su labor por promover el trabajo de los creadores m√°s j√≥venes. Siguiendo la experiencia de Las Romer√≠as de Mayo realizadas en el presente a√Īo, la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z en Santiago de Cuba se ha propuesto no decaer la programaci√≥n habitual ni sus eventos principales. Or√≠genes result√≥ ser el inicio para concretar esa idea, permanecer activos como organizaci√≥n. Sin dudas, un movimiento que conectar√° a los asociados y su p√ļblico con una asociaci√≥n m√°s extensa, diversa y alcanzable.

Los esfuerzos hechos por la organizaci√≥n antes del estado de emergencia actual parecen min√ļsculos hoy, en comparaci√≥n con el accionar diario de la AHS en todo el pa√≠s. Un esfuerzo que habr√° que mantener y priorizar teniendo en cuenta que la vida no volver√° hacer igual, y el espacio digital nos convida a un di√°logo necesario.

Un camino al corazón de Cuba, un lugar obligado para el homenaje a #MiMartí #MartíMaestro. En homenaje al 125 aniversario de su caída en combate.Sociedad Cultural José MartíAsociación Hermanos Saíz

Publicada por Buena Luz Producciones en Martes, 19 de mayo de 2020

V

La próxima edición del Encuentro de Jóvenes Escritores Orígenes, a realizarse del 18 al 20 de mayo de 2021, estará dedicada a la traducción literaria, una labor a veces subvalorada como ejercicio intelectual. Más de una quincena de jóvenes se reunirán una vez más en Contramaestre para compartir sus experiencias y sus saberes. Más de una quincena de trovadores, poetas y narradores volverán a revisitar los espacios habituales. Se leerán poemas en lo que fuera la casa de Federico Fernández y se irá en busca, otra vez, del corazón de la isla.

Cuando el encuentro f√≠sico sea posible, tambi√©n tendremos el encuentro digital como herencia de la crisis. En ese momento una quincena de j√≥venes pudieran ser acompa√Īados por todo un pa√≠s. Todos en busca de la belleza. Todos en busca de sus or√≠genes.



Orígenes: en busca del corazón de la isla

Dicen que el corazón de la isla está en el cementerio de Remanganaguas. Que si pones el oído sobre el suelo puedes sentir cómo late, que más de un siglo después todavía mantiene su vitalidad. Dicen que desde allí fluye toda la sangre hacia el cuerpo de Cuba, marcando el devenir de nuestros movimientos e ideas.

La filial provincial de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z en Santiago de Cuba no renuncia a homenajear al Ap√≥stol en el aniversario 125 de su ca√≠da en combate en Dos R√≠os. Como cada a√Īo, Jos√© Mart√≠ se convierte en motivo de encuentro en Contramaestre, municipio de Santiago de Cuba, durante los d√≠as 18 y 19 de mayo. All√≠ la AHS realiza el Encuentro de J√≥venes Escritores Or√≠genes, un evento que en este 2020 llega a su duod√©cima edici√≥n.

Se trata de un programa que promueve la literatura, la identidad, el patriotismo y el pensamiento del hombre de La Edad de Oro. Desde las primeras ediciones, la ruta funeraria de nuestro H√©roe Nacional ha sido inspiraci√≥n para la b√ļsqueda de su legado. La peregrinaci√≥n al cementerio de Remanganaguas, lugar donde aconteci√≥ su primer entierro, marca la voluntad de los j√≥venes escritores y artistas por encontrarse con la Patria toda. Porque la Patria de Mart√≠ es la Patria del cubano, y eso, para quienes asumimos su legado como hoja de ruta, no tiene debate.

En esta edición el evento tendrá la particularidad de combinar algunas de sus actividades habituales con acciones generadas desde otros sitios del país. El espacio virtual se convertirá en un puente para el diálogo político y literario. Una iniciativa sin fronteras que nos empuja al latir del corazón de la Patria.    

Foto de archivo del Encuentro de Jóvenes Escritores Orígenes/ foto rubén aja garí

El programa se desarrollar√° del siguiente modo:

Día 18

  • 9:00 a.m. Recital de poes√≠a Al o√≠do de Mart√≠ (P√°gina de Facebook de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z)
  • ¬†
  • 10:00 a.m. Dialogar Dialogar Mart√≠ y los desaf√≠os del presente (P√°gina Web Nacional de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z)

Invitados: Dr. C. Eduardo Torres Cuevas, director de la Oficina del Programa Martiano y Presidente de la Sociedad Cultural José Martí; la Dra. C. Marlene Vázquez Pérez, Directora del Centro de Estudios Martianos, y el Dr. Fabio Fernández Batista, profesor de historia de la Universidad de La Habana.

  • 11:00 a.m. Presentaci√≥n y lectura de Manigua por Ediciones √Āncora, libro de la autor√≠a de Eduard Encina. (P√°gina de Facebook de la filial provincial de la Asociaci√≥n hermanos Saiz en Santiago de Cuba)

Invitados: Juan Antonio Taboada, Rafael Carballosa, Eduardo S√°nchez y Yadi√°n Carbonell.

  • 3:00 p.m. Foro Debate: Rememorar Or√≠genes (P√°gina de Facebook de la Filial Municipal de Contramaestre) Se sumar√°n foristas que compartir√°n sus experiencias en el Encuentro de J√≥venes Escritores Or√≠genes, se publicar√°n fotos y videos al respecto.
Foto de archivo del Encuentro de Jóvenes Escritores Orígenes/ foto rubén aja garí

19 de mayo

  • 11:00 a.m. Secci√≥n de lecturas y mensajes dedicados al Ap√≥stol Al o√≠do de Mart√≠ (P√°ginas de Facebook de la AHS Nacional, Contramaestre y Santiago de Cuba).
  • ¬†
  • 2:00 p.m. Proyecci√≥n del documental Un Camino al Coraz√≥n de Cuba del realizador Rub√©n Aja Gar√≠ en el Canal de YouTube Buena Luz Producciones.
  • ¬†
  • 3:00 p.m. Di√°logo con el artista visual Alejandro Lescay sobre la influencia de Jos√© Mart√≠ en su obra (P√°gina de Facebook de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z en Santiago de Cuba)
  • ¬†
  • 4:00 p.m. Proyecci√≥n de im√°genes referentes al homenaje realizado a Jos√© Mart√≠ en Remanganaguas en a√Īos anteriores (P√°gina de Facebook de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z¬† de Contramaestre)
  • ¬†
  • 5:00 p.m. Donaci√≥n de obra de arte del escultor y ceramista Luis Arag√≥n T√©llez sobre la figura de Jos√© Mart√≠, a la comunidad Carlos Dubois, con la participaci√≥n del Centro de Estudios Antonio Maceo, la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z y la Sociedad Cultural Jos√© Mart√≠ (P√°ginas de Facebook de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z¬† en Santiago de Cuba y del Centro de Estudios Antonio Maceo)
Foto de archivo del Encuentro de Jóvenes Escritores Orígenes/ foto rubén aja garí

A Mart√≠ hay que tenerlo cerca todos los d√≠as. Pero es v√°lido que nuestros j√≥venes encuentren conexi√≥n con su legado a partir de motivaciones como estas. El coraz√≥n de una isla no tiene tama√Īo ni color. Late en se√Īal de esperanza para su cuerpo-pa√≠s. En cada pulsaci√≥n yace la fuerza para recorrer todos los caminos y volver a refundarnos en nuestros or√≠genes. ¬†¬†¬†¬†¬†¬†



Capítulo #9: Geometría Interior

(apuntes sobre la poesía de Yainier Salazar Benítez)

La joven literatura cubana es un Cubo de Rubik. Un rompecabezas mec√°nico tridimensional que posee seis colores uniformes. Donde un mecanismo de ejes permite mezclar y girar de manera independiente sus caras. El objetivo: las caras deben volver a quedar en un solo color.

De esta manera se articula la escritura contemporánea cubana. Los mismos colores y los mismos propósitos. Un resultado que marca una pluralidad de voces similares sin la intención juiciosa de marcar estilos ni vanguardia. Un buen amigo me dice que es el resultado de nuestra amplia gama de concursos y las bondades del sistema editorial cubano, y que de esa mezcla deben surgir voces para la posteridad.

Durante este debate diario entre colegas del gremio me he asomado con ah√≠nco a la obra de algunos escritores de mi generaci√≥n. Una b√ļsqueda que me ha tra√≠do grandes sorpresas.

Entre mis asombros est√° Geometr√≠a interior, el primer poemario de Yainier Salazar Ben√≠tez (Manzanillo, 1987) publicado por la editorial Sed de Belleza en 2018. El libro editado por Idiel Garc√≠a y con dise√Īo de cubierta de H√©ctor Guti√©rrez es un golpe al facilismo. Entre sus p√°ginas aparecen tres conceptos contundentes: la introspecci√≥n como recurso del lenguaje, la sencillez como h√°bito y lo infinito como representaci√≥n.

Cubierta del Libro Geometr√≠a Interior (dise√Īo de H√©ctor Guti√©rrez)

Yainier es una anomal√≠a en el engranaje literario de la Cuba actual. Sus caras y colores representan un cat√°logo espiritual de las acciones del individuo. La poes√≠a no es un juego, es un llamado singular y persigue las normas sensibles de la memoria. Ve el mundo a trav√©s de figuras vivas. Porque para √©l todo puede engendrar y poseer la vida. No circunscribe el concepto de la vida a ning√ļn otro, su percepci√≥n es ilimitada al igual que sus definiciones.¬† ¬†

No es de extra√Īarnos que su intuici√≥n lo lleve a involucrarse con normas conceptuales que rigen el infinito. Su poes√≠a son cuerpos geom√©tricos sincronizados desde las matem√°ticas. En su libro los n√ļmeros nombran lo insospechado, habitan como seres de permanencia eterna y modifican cada valor. Yainier no puede escapar de las disposiciones conceptuales de su escritura y se arrastra junto a ellas en una din√°mica af√≠n con la meditaci√≥n. Se re-interpreta, acude a la experiencia de los sentidos y explora. No hay victimizaci√≥n, se asume. Entonces presenta lo ins√≥lito como un milagro po√©tico.¬†¬†¬†¬†

Geometría interior se estructura en tres partes: AB Lluvia poligonal, BC Vegetación y CA Vértigo de las aguas. Tres momentos que denotan las condiciones: autor vs memoria/autor vs contexto/autor vs espíritu.

Al nombrar cada uno de los segmentos del libro, saltan a la vista los enunciados: AB, BC y CA. Elementos que hacen referencia a conceptos básicos y criterios de congruencia en la geometría. En esta ocasión nos remite a un triángulo isósceles. Una figura con dos lados iguales y un tercero desigual. Una figura imperfecta y a la vez armónica/virtuosa.

El triángulo constituye por su naturaleza, la primera de las superficies geométricas y la base adoptada para conocer todas las medidas. Nuestros antepasados consideraban de origen sagrado las propiedades de esta figura. Su simbología tiene un lugar de preferencia en los preceptos filosóficos y esotéricos.

¬ŅD√≥nde radica la geometr√≠a de este cuaderno?

¬ŅTranscurre al interior de un tri√°ngulo?

¬ŅPor qu√© is√≥sceles?

¬ŅC√≥mo leer m√°s all√° de las palabras?

Yainier Salazar nos muestra las dos primeras partes del libro como líneas de pensamientos paralelos. Ambas conceden la misma longitud pero distintos rostros del autor.

AB Lluvia poligonal posee la duda del acróbata. Está contaminado por parajes existenciales e imágenes concretas. Voces del hombre que es y del dibujo que será. Hay pena pero no lamento.

1011

Minuto de silencio. Una cruz en cada ojo. Nubes que parten hacia parajes oscuros. ¬ŅFumar salva del marasmo? Toda esa furia es hambre. En el cenicero caen dientes como p√©talos. Cadalsos. Irreversiblemente cadalsos. (P. 13)¬†¬† ¬†

Imágenes de Manzanillo (por Rubén Aja Garí)

BC Vegetación milita en sucesos destilados por la experiencia poética. Son motivos que no puede evadir en medio de su tratado existencial. Motivos que rellenan espacios sensoriales desde su explicación franca. Un ejemplo es el poema Instalación.

III

Bajo el océano

permanece

el √°rbol de los cosenos.

En los cables de alta tensión

crecen las azucenas.  (P. 53)

Imágenes de Manzanillo (por Rubén Aja Garí)

Al final el poeta nos deja una gran met√°fora: CA V√©rtigo de las aguas. Un fragmento del libro que complementa las partes anteriores. Se trata de la base del tri√°ngulo is√≥sceles. Esta fracci√≥n denota una consecuencia de la primera parte del libro. Parece un mismo cuerpo. Pudiera ser el principio como mismo ejerce de final. A este momento se le adhieren b√ļsquedas m√°s gen√©ricas. Intenta que el universo entre en el ojo de una aguja, un ojo triangular.

000011

Cada segundo vamos hacia la tierra. Cada segundo, la tierra viene un poco hacia nosotros. (P. 69)

Geometría interior puede leerse de manera intuitiva. Pero una lectura ejercida desde todos los significantes que componen el libro podría abrirnos a un sinfín de interpretaciones. En su composición habitan elementos (transcendentes) que no pueden ser comprendidos a plenitud, sin la aprehensión previa de las normas conceptuales que lo regulan. Esta es una capacidad que viene implícita en su exploración.    

Su ejercicio exige conectar/ascender/fluir. Transita por √°reas que ser√≠an desde√Īables para otros poetas y sobrevive. Se desmarca a trav√©s de conceptos amplios/ideol√≥gicos/ ¬Ņmetaf√≠sicos? No evade la construcci√≥n sociocultural del mundo pero su b√ļsqueda pertenece a otro estado.

Algunos de los preceptos más determinantes de la poesía metafísica se pueden encontrar en su escritura. Donde tanto la naturaleza como el arte son desnudados/desmantelados en busca de la ilustración, la comparación y la alusión.

Sin llegar a ser páginas abstractas, sí hay un componente visible de esta categoría entre sus versos. Una herramienta que utiliza para filtrar la realidad.

00011

¬ŅExiste el salto? ¬ŅLas c√°rceles son tan estrechas? La flotabilidad de los peces contin√ļa siendo gris. (P. 15)

Imágenes de Manzanillo (por Rubén Aja Garí)

El poeta no oscurece. Hay una variedad de colores que matizan las im√°genes dentro de la met√°fora. No le basta con la identidad visual de cada elemento de la naturaleza, necesita agregarles otros relieves.

Mandarria

Dicen que la noche no es azul.

¬ŅQu√© saben los sabuesos

de atrapar un conejo?

Dos golpes sobre la testa

y bailar.

Pero la expansión ocurre adentro.

La mandarria es una mancha.

El conejo persiste. (P. 36)

Como una pintura íntima, su paleta se compone de aquellos pigmentos más personales. Sus dudas nacen de aquello que solo ofrece perplejidad por su estatus, pero que convida a re-interpretar/codificar. En ese dilema todo elemento adquiere una nueva voluntad y con esta un nuevo color. 

010101

Arroyos de sangre bajo la piel del universo. Piedra azul. Los c√ļmulos son historia. Caen hacia la gravedad. (P. 69)

Geometr√≠a Interior es un paisaje po√©tico donde los elementos de la naturaleza, encuentran significados filos√≥ficos. En √©l convergen distintos modos de relaci√≥n/interpretaci√≥n/obsesi√≥n del autor con los hechos que lo circundan. Sus influencias provenientes de las artes visuales y cinematogr√°ficas son evidentes. Desde ah√≠ puede guiar al lector, por un espacio donde el tiempo se expresa a otro ritmo. No es dif√≠cil leer este libro y sentirse en una pel√≠cula de Terrence Malick o de Carlos Reygadas. ¬ŅPo√©tica de la contemplaci√≥n? El ciclo natural de las cosas. La edad como una estaci√≥n inmortal.

111101

El se√Īuelo del pescador es un regaliz envuelto en capas infinitas y doradas. El pescador es un ni√Īo. (P. 69) ¬†

Imágenes de Manzanillo (por Rubén Aja Garí)

El poeta necesita encontrar una explicaci√≥n a la existencia de la belleza. Medita sobre la extensi√≥n humana del mundo/el cosmos/el tiempo. Lo atormenta la modificaci√≥n de los objetos (piezas sensibles). ¬ŅQu√© es la existencia? ¬ŅC√≥mo sobrevivimos a ella? En esas interrogantes se puede descubrir que todo lo que existe es bello por condici√≥n natural. La existencia es la palabra que utilizamos para eternizar la belleza. Un gran poeta debe platearse la eternidad desde la belleza, nada compite con semejante sentencia.

001111

Los barrotes no son de acero. M√°s bien de inercia. (P. 72)

Imágenes de Manzanillo (por Rubén Aja Garí)

Otro elemento perceptible, es la sintonía con el yo espiritual. Un término delicado a la hora de definir debido a sus diferentes acepciones. Pero que conjuga cuatro conceptos ineludibles en Geometría Interior: psique, ser, alma y conciencia.

Se trata de uno de los cuestionamientos m√°s antiguos de la humanidad y que Salazar Ben√≠tez introduce desde peque√Īos detalles. ¬ŅAmbiciona? Claro que s√≠. Pero a partir de su relaci√≥n espacial con los objetos/la memoria/la naturaleza. As√≠ provoca un lenguaje simb√≥lico y concluyente.

El agua, los peces, los colores, la lluvia, un ni√Īo, un √°rbol, la c√°rcel y la tierra, son conceptos repetitivos. En su conjunto crean im√°genes poderosas y auto-referenciales. No son de naturaleza externa al autor, m√°s bien act√ļan como representaci√≥n de sus estados emotivos-conscientes.

Para Yainier Salazar Benítez, la poesía puede ser un gesto instintivo. Un instrumento capaz de echar abajo los límites mientras su expansión lo trasciende todo. Sus vivencias habituales son traducidas en figuras, cuyos significados necesitan explicarse mediante la palabra. No miente. Transgrede categorías científicas y de asociación. Intenta re-orientar la percepción lógica, sensible y emocional en un mismo discurso. Lo sublime y lo ordinario asumen la misma presencia/permanencia. Se muestra próximo y sincero, aunque en su poesía todas las orillas son equidistantes.



Capítulo #8: La técnica del acueducto (+ galería)

  • (aproximaciones a la obra de Alejandro Lescay Hierrezuelo)

I

  • ¬ŅC√≥mo entender el valor de una idea?
  • ¬ŅD√≥nde nos convertimos en parte de la imagen?
  • ¬ŅCu√°ntos cuerpos hacen una imagen?
  • ¬ŅC√≥mo escenificar el silencio?

Algunos artistas están condenados a vagar en la limitada extensión de sus ideas/de sus imágenes. No conocen la técnica del acueducto. La simple maniobra de abrir o cerrar una llave.

En un mundo tan contaminado y accesible, donde todos quieren ser ‚Äúel artista‚ÄĚ, sin conocer la t√©cnica del acueducto y sus interioridades; hay que aprender a ver-nos frente a la llave. Una maniobra tan simple posee significados absolutos.

Alejandro Lescay/ Foto de Eugenio Pastó/Cortesía de Lescay

Al recorrer la obra de Alejandro Lescay Hierrezuelo (Santiago de Cuba, 1987) podemos encontrar-nos frente a la perturbadora situación de observar-nos a partir de un gesto insospechado. Un espejismo interior que no puede negar-nos la representación de nuestra imagen.

En su obra se evidencia un conflicto ineludible: la imagen generacional vs la imagen deteriorada en el fondo. Ambas act√ļan como una sentencia. Colisionan en un discurso dial√©ctico donde se revitalizan las emociones/la memoria/identidad/el discurso. Se trata de una b√ļsqueda autorreferencial en el cuerpo colectivo. La mutaci√≥n de los rostros seg√ļn la idea, seg√ļn la plasticidad del contexto. Todo dentro del propio vac√≠o existencial que lo cre√≥. Todo desmaterializado y definido. Presente.

de la serie Los hijos de Matías Pérez/ Foto de Eugenio Pastó/Cortesía de Lescay

¬† ¬†Graduado de Pintura y Dibujo en la Academia Profesional de Artes Pl√°sticas Jos√© Joaqu√≠n Tejada (Santiago de Cuba, 2007), Alejandro parece estar colocado frente a la llave. Ha conseguido hacer alrededor de 12 exposiciones personales y tener presencia en m√°s de 45 exhibiciones colectiva. Posee una producci√≥n amplia y rigurosa que lo sit√ļan como uno de las nombres a seguir en los pr√≥ximo a√Īos del arte cubano. No solo por el elemento cuantitativo, sino tambi√©n por su exploraci√≥n pict√≥rica y conceptual.

Gaviotas (de la serie Los hijos de Matías Perez)/ Foto de Eugenio Pastó/Cortesía de Lescay
  • ¬ŅEs un artista experimental?
  • S√≠.

Desde sus primeras piezas se ha comprometido en la b√ļsqueda de modelos renovadores. Su profanaci√≥n estil√≠stica es el culto al arte vivo. Con sus fondos oscuros y complejos, nos invita a penetrar en un universo pr√≥ximo. Pues las figuras que se superponen a esos oscuros son identificables en el mundo actual. Se trata de im√°genes que atraviesan diversas etapas y estados del individuo.

de la serie Los Hijos de Matías Pérez III/ Foto de Eugenio Pastó/Cortesía de Lescay

II

En la serie Los hijos de Matías Pérez (la cual a mi opinión representa el desprendimiento de una adolescencia creativa), el artista encuentra una conexión con los elementos de la naturaleza. Aire/cielo/agua/nieve/ y el mundo animal/ todos en diálogo con la inventiva humana. La naturaleza vs las máquinas. El mundo de las cosas vs el mundo natural.

de la serie Los Hijos de Matías Pérez /Foto de Eugenio Pastó/Cortesía de Lescay

En ese vínculo yacen sus deseos y angustias por construir nuevas exploraciones en su pintura. Una mezcla de lo onírico/el lienzo/la aventura/el acrílico/el descubrimiento de lo humano/el artista y la llegada a zonas que coquetean con lo inentendible.

Esta es una serie para vivirla similar a la práctica del deporte extremo. La construcción de pasajes inusuales/anónimos también nos muestra el potente imaginario del autor.

de la serie Los Hijos de Matías Pérez III/ Foto de Eugenio Pastó/Cortesía de Lescay

Alejandro necesita jugar con lo abstracto. Encuentra la convergencia necesaria entre el color, los elementos figurativos (con trasfondo en la gráfica), y la abstracción como dispositivo definitorio. Desde allí maneja los significados. Desde ese escaparate experimenta y muestra, lo que a mí entender, es el gran tema de la serie: el viaje.

de la serie Los Hijos de Matíaz Pérez/ Foto de Eugenio Pastó/Cortesía de Lescay

Pudiéramos decir que es un tema recurrente en todo el arte, tal vez incluso demasiado recurrente. Pero en su hacer, el artista nos muestra el viaje con sinceridad e inspiración locuaz. Es indiscutiblemente creíble. Su viaje es el destino humano. Es el fracaso de Matías y la dicha de sus hijos. Es la actualización de nuestros recursos comunicativos/políticos/migratorios.

  • ¬°Somos los hijos de Don Mat√≠as P√©rez!
  • ¬°Vamos a volar/so√Īar/transitar el espacio fuera de nuestra atm√≥sfera!
  • ¬°Nadie puede detener a los hijos de quien invent√≥ la t√©cnica del acueducto!
Se permuta (de la serie Lps Hijos de Matías Pérez)/ Foto de Eugenio Pastó/Cortesía de Lescay

III

Alejandro Lescay es capaz de generar dentro de un mismo concepto la representaci√≥n del individuo como ser m√ļltiple y espec√≠fico. A eso le a√Īade significados conductuales que complementan figuras ensombrecidas.

Individuos todos marginados desde la representación. Desde el inacabado retrato de la vida.

Lo anterior expuesto responde a su serie Silencio. Un capítulo creativo que denota su interés por dejar las parafernalias visuales fuera y ahondar en lo oculto.

En busca de fe (de la serie Silencio)/ Foto de Eugenio Pastó/Cortesía de Lescay

La serie hace referencia directa al silencio como sonido/comunicación/ostracismo/incapacidad/imagen. Todos los rostros sin boca.

Cada pieza es un tratado sobre lo oculto del ser. Creo que en este punto radica el valor ideológico de la serie como puesta en escena. A veces el individuo prefiere no decir, y otras, no puede; una responde a la voluntad/capacidad de lo biológico y otra a lo social/lo político.

Esas cuestiones norman el comportamiento. Hacen de los seres humanos un concepto desde el ojo que lo observa. Los silencios en esta muestra son más que físicos, inclusos más que decisiones conscientes. Se trata del rostro interior.

La piel que habito (de la serie Silencio)/ Foto de Eugenio Pastó/Cortesía de Lescay

Como individuos en sociedad vivimos tras la imagen que los otros fabrican cuando nos interpretan, en lo que reprimimos y ocultamos. Somos m√°scaras. Personajes que viven bajo el sentido de la verdad que practican, pero que no representa ni exhibe ese rostro interior.

Nuestra expresión/comportamiento/carácter responde a una construcción social. La psiquis duerme nuestros impulsos y emociones cuando creemos que no es afín con la imagen que presentamos. En ese ejercicio (ya perenne), nuestros rostros verdaderos hacen silencio.

Sobre esa tesis descansa (también) la obra del artista. Los silencios de las personas constituyen (en este caso) una exploración de lo abyecto contra su propia naturaleza.

Silencio (de la serie Silencio)/ Foto de Eugenio Pastó/Cortesía de Lescay

En esta serie podemos ver a un creador posicionado frente a la llave, y también con la capacidad de abrir y cerrarla.

Su obra mantiene una conexión visible con toda su producción precedente, pero nada indica inmovilidad creativa. Los elementos sufren la desmaterialización que invade (incluso) el área conceptual. Sus fondos complejos evocan al encierro y el vacío material de cada figura. Lo figurativo nos conduce por áreas regidas por lo emotivo y sensorial.

Tras apoderarse de imágenes reales, busca re-significarlas/re-interpretarlas a través de las penas, la desesperación, la edad, los miedos, el anonimato y la aceptación de la condena.

La luz de Victoria (de la serie Silencio)/ Foto de Eugenio Pastó/Cortesía de Lescay

Cada obra desde una intención fotográfica, vincula a estos seres con el mundo real, pero desde esa realidad otra que los hace permanecer vivos e inexistentes. Una dualidad que corresponde a la psiquis, que nos habla desde una conducta extra-verbal/extra-física. La actuación implícita en la obra Sin respirar da fe de ese agobio e incapacidad del individuo por imponer su (verdadero) lenguaje.

Sin respirar (de la serie Silencio)/ Foto de Eugenio Pastó/Cortesía de Lescay

Con un marcado interés en el dibujo, Alejandro investiga a través del carboncillo y el lienzo. Ejercicio que desde lo pictórico naturaliza y hace más orgánica su investigación. Utiliza además, el acrílico y la técnica Scratchboard para buscar el efecto preciso en la textura. Todo esto desde una paleta reducida que deviene en armonía visual.

IV

  • ¬ŅDe qu√© le sirve a un creador como Alejandro Lescay la t√©cnica del acueducto?
  • ¬ŅQu√© importancia tiene esa maniobra? ¬†¬†
Alejandro Lescay/ Foto de Eugenio Pastó/Cortesía de Lescay

¬†El mundo de los artistas es interpretaci√≥n. Tener la facultad para desnudar al otro tras la ex√©gesis de lo que esconde, es un don poco com√ļn. El acueducto es la m√°quina para regular el agua/idea/concepto a gran escala. La llave por el contrario, es una maniobra que permite la regulaci√≥n desde lo micro/lo preciso.

En esos bordes transita Alejandro y su obra. Conoce cómo atrapar un concepto y desplegar micro-acciones para nutrirlo de manera endógena. Encuentra la diversidad en lo singular de cada gesto. No desmaya en abrir o cerrar la llave para dar paso a sus contradicciones, luego se expresa. Sabe que la técnica del acueducto no es la reproducción mecánica del gesto, sino la vía consciente por donde circula lo que callamos. 

Alberto Lescay/ Foto de Eugenio Pastó/Cortesía de Lescay

  



Capítulo #7: Frank Lahera: el artista total (+ fotos y video)

  1. I

Making Off: El artista

El arte (verdadero) es pura experimentación. Nada que no lleve implícito una investigación de fondo, puede sostenerse en la creación contemporánea. Desde ahí nace la defensa del arte. Sin ingenuidades ni falsos significados.

  • El artista que mira por los bordes de su obra.
  • El artista como contenido para una met√°fora.
  • El artista on-line/personaje/conflicto.
 

Para Frank Lahera O¬īCallaghan (Santiago de Cuba, 1988) el arte es lo contrario a lo reglamentado, incluso si dicha regulaci√≥n la impone el propio arte. Su trabajo se basa en lo plural, lo interdisciplinario, lo colaborativo.

Hablamos de un artista que no descansa. Graduado primero de la Universidad de Oriente (Estudios Socioculturales, 2013) y luego de la FAMCA en su sede holguinera (Dirección, 2019).

Para un artista como él, la superación está implícita en la realización de su obra, la cual es un proceso de aprendizaje armónico.

Imagen del artista trabajando en el performance Bonsái junto al Grupo de Experimentación Escénica LA CAJA NEGRA

No es de extra√Īarnos entonces las distintas zonas de exploraci√≥n que toma como suyas. Su labor es la del artista total. Todo lo que impulse a crear algo nuevo, o a resignificar alg√ļn contenido es terreno ambicionado por √©l.

Director de cine ante todo, tambi√©n ejerce como guionista, editor, productor, dise√Īador gr√°fico, fot√≥grafo, video-artista, performer, y artista visual multidisciplinar.

Con el fin de canalizar todos sus materiales cinematográficos creó ProbetaFilms, su productora. Desde la cual ha concretado 28 materiales que responden a esa esencia multidisciplinaria que lo mueven.   

  1. II 

Un hombre, una c√°mara

Como director de cine posee una producción anómala con relación al circuito cubano. Los referentes más necesarios para él se encuentran en el cine impresionista francés, la nueva ola francesa, el cine underground norteamericano, el Dogma 95 danés, el movimiento del cine ensayo y del cine de contemplación. Todos vinculados a líneas de pensamientos de vanguardia, que son cardinales en su proyección como director cinematográfico. 

Cartel del filme Palabras para un suicidio

Cartel del filme Presencia

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Al recorrer su obra se pueden encontrar trabajos (que si bien son) de iniciaci√≥n, ya marcan su necesidad de expresarse a trav√©s de un discurso at√≠pico. Una peque√Īa selecci√≥n de sus trabajos afirma lo antes dicho.¬† ¬† ¬†¬†

+ de 3 (animación, 2012). Se trata de corto de ficción que tiene un ejercicio crítico hacia el uso y abuso del poder. Realizado con la técnica del stop motion, el material elude a un poder superado ideológica y físicamente tras la unión de los más damnificados. Lahera muestra el horcón fundamental de su obra: la experimentación.

A Destiempo (ficción, 2015). Es otro ejemplo digno de traer a debate. Un joven espera en un café. Tiene una cita con ella/con el tiempo/con la espera. Hasta que el tiempo hace su trabajo sin que nadie se lo impida. En este material aparece un elemento que será una constante en toda su obra: el tiempo.

Palabras para un suicido (ficción, 2015). Es una muestra donde poderosa, donde nace otra línea de investigación del artista: la existencia. José esta frustrado y llega a la conclusión de que no merece vivir. Decide quitarse la vida frente a una cámara, mientras se desahoga buscando la salvación.

IN-Timidad (ficci√≥n/ transmedia storytelling, 2019). Es su trabajo cinematogr√°fico m√°s ambicioso hasta la fecha. Nos muestra las relaciones interhumanas como epicentro de su exploraci√≥n. El material es una storytelling donde se experimenta con la Narrativa Transmedia y los Nuevos Medios. Utiliza esos preceptos te√≥ricos/art√≠sticos y los adapta al contexto cubano. Busca un consumo m√°s activo por parte de su p√ļblico, y a la vez direcciona el di√°logo hacia zonas importantes de su ensayo conceptual.

Videoarte Abducido

En este trabajo (que le sirvi√≥ como tesis de graduaci√≥n en la FAMCA), Lahera se introduce en el cine expandido. Cada escena y personaje est√°n en una pantalla individual, con el montaje paralelo. En esta propuesta el espectador tiene que ubicarse en el centro de las dos pantallas para poder seguir el transcurso del di√°logo y la historia. Debe unir los dos acontecimientos a trav√©s de una activaci√≥n f√≠sica como los llamados ‚Äúefecto ping pong o ventilador‚ÄĚ. De forma que al culminar el metraje, el espectador puede sentir que es parte indisoluble del mismo, pues no puede dejar de estar l√ļcido y concentrado, ya que un detalle perdido provocar√≠a la posible incomprensi√≥n de la historia.

III

Anatomía Intelectual

Cartel del cortometraje (In)Timidad

Varios son los puntos que caracterizan su obra: La experimentaci√≥n, la obsesi√≥n con tiempo, la existencia, las relaciones interhumanas, el arte en los nuevos medios, el consumo del arte, la formaci√≥n de p√ļblicos, y la adaptaci√≥n de c√≥digos contempor√°neos en los preceptos del arte cubano.

La mutaci√≥n de Frank Lahera O¬īCallaghan a otras experiencias creativa tiene su causa en sus necesidades materiales y est√©ticas. El cine es muy costoso y demanda esfuerzos que superan al artista como individuo. Una exploraci√≥n eficaz ha sido para √©l, sus videoarte/video-danza/video-poes√≠a.

Abducido (Videoarte, 2015). Es un material para exponer al hombre en medio de su dependencia tecnol√≥gica. Los ciudadanos est√°n abducido por el ciberespacio, seg√ļn el artista, esa condici√≥n regula la existencia/las relaciones/y el comportamiento.

El discurso cinematogr√°fico es el h√°bitat natural de Lahera. Desde ah√≠ se encomienda a una lucha por encontrar un lenguaje definitivo. Sus videoartes y cortometrajes abren el diapas√≥n de la b√ļsqueda y le exigen nuevas f√≥rmulas.

Su afán por romper con las zonas pasivas lo vuelven performer. Necesita la acción, el contacto sensorial directo. Su trabajo como miembro del proyecto Fractura (2015-2019) es muestra indiscutible de su necesidad por ejercer el performance como práctica de lo real.

Performance escénico Nada =Todo (colaboración entre Ad Livinntum y Fractura

Su v√≠nculo con otras expresiones y otros artistas lo sometieron a procesar el conocimiento desde √°ngulos distintos. Con Fractura hizo m√°s de 20 performance, 10 exposiciones y diversas intervenciones p√ļblicas. Durante este per√≠odo tuvo mayor contacto con la imagen. Entendi√©ndola como n√ļcleo de sus atisbos creativos m√°s consiente. As√≠ encuentra una nueva aventura: la fotograf√≠a.

Evento de intervenciones p√ļblicas Cuerpo y Espacio organizado por la AHS en la filial Santiago de Cuba

IV   

Cuerpo & Espacio

Sus andanzas por el performance y su colaboración con acciones teatrales le han permitido entender el cuerpo y el espacio desde otra óptica. Se trata de dos territorios amplios y visibles en su obra fotográfica.

Ambas nociones son exploradas por Frank Lahera desde su contexto. El cuerpo como espejo del espacio y el espacio como lugar m√ļltiple para la representaci√≥n.

Emoticon popular (muestra de su expo Teatro de lo Cotidiano)

Personaje perseverante (muestra de su expo Teatro de lo Cotidiano)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ambiciona encontrar rostros. Se mueve en el teatro de lo cotidiano para encontrar la belleza. Atado a sus circunstancias se vuelve un poeta del lente y atraviesa el entorno. Su condici√≥n de performer le anula algunos resortes que ser√≠an evidentes para un fot√≥grafo com√ļn, pero le muestra luces donde los comunes hubieran asumido la muerte de la imagen.

Imagen del artista durante su participación en una obra del Grupo de Experimentación Escénica LA CAJA NEGRA

En la cosmovisi√≥n del mundo seg√ļn su lente, Lahera nos iguala a la naturaleza/ nuestros desechos/todo lo que nos parece contrario y enfermo. Su mirada es infatigablemente humana y defectuosa. Una tesis sobre la belleza como tabla de salvaci√≥n. Una tesis sobre la existencia que moldea la esperanza.

Angel met√°lico (muestra de su expo Teatro de lo Cotidiano)

Su entendimiento con las prácticas sociales alcanzan un nivel sensorial. Cada paisaje es una metáfora abierta. Su interpretación de los fenómenos socioculturales posee un punto de gravedad medio y se desplaza entre lo imaginario y lo habitual. Es fácil reconocer un estilo, una práctica consiente y desprejuiciadas de criterios estéticos anquilosados. Su obra posee signos visibles que lo caracterizan: la utilización de los grises/los objetos ordinarios/los cuerpos que se revitalizan dentro de la imagen/y la ejecución del arte como ejercicio problematizador.       

Estamos echo (…) Instalaci√≥n en la expo Homenaje con Libre Acceso

No renuncia a la galería en su sentido espacial, pero su investigación lo llevan a una práctica de desalojo. El edificio para el arte como estructura social. El edificio para escenificar lo humano. Su presencia en más de 40 muestras expositivas confirma su interés por intervenir esa estructura.

Todo se hace simbiosis en el trabajo de Frank Lahera O¬īCallaghan. Nada escapa a un perfil est√©tico que se rige coherentemente por un mismo ojo. Los elementos que utiliza como aliados poseen una sinceridad absoluta.

Su obra es un viaje que apenas empieza. Una b√ļsqueda tensada por sus inquietudes y su proyecto de arte. Su peregrinaje conlleva a un ciclo infinito. En ese viaje la imagen se hace del hombre y el hombre se transforma en el artista total.



Capítulo # 6 Fractura: el otro sendero (+ galería y videos)

(homenaje con libre acceso)

En la historia reciente del arte santiaguero podemos describir muy pocos creadores capaces de irrumpir la cotidianidad desde un arte vivo/renovador/y concluyente con su medio.

Santiago de Cuba como urbe posee un sinf√≠n de motivos expresivos que necesitan un ojo actualizado. Un ojo capaz de revitalizar lo que hoy se pondera como ‚Äúvanguardia‚ÄĚ. Se trata de una transici√≥n tard√≠a y (demasiado) lenta, que no ha tenido puntales perdurables para conceptualizar a una ciudad-m√ļltiple.

La ausencia de ese ojo delator/joven/intrépido, nos condena a envejecer y a cambiar de paradigma de forma constante.

Sin br√ļjula navegamos en nuestra propia densidad y el arte actual necesita de contagio. La praxis de cuestionar los convencionalismos y la tradici√≥n (aunque a muchos creadores establecidos no les guste), es un ejercicio hist√≥rico e ineludible para los artistas de vanguardia.

Con este fin, la ciudad ha visto en la √ļltima d√©cada el transitar de creadores y proyectos que han apostado por una renovaci√≥n real. La gran mayor√≠a, al no poder conservar sus objetivos perecieron, pero no sin dejar aportes significativos para un cambio necesario. Sus carreras personales tendr√°n el salvoconducto de haber iniciado un nuevo ciclo.

Fotograma Video Arte Anatomía Intelectual

Muy poco se ha escrito (o nada en algunos casos) sobre el quehacer del incipiente movimiento art√≠stico comprendido entre los a√Īos 2010-2019 en Santiago de Cuba. Claro que se necesita tiempo para hacer una valoraci√≥n eficaz sobre la trascendencia de que cada gestus art√≠stico. Pero lo que no se le puede dejar al tiempo es la documentaci√≥n de cada proceso, la vivencia del hecho desde la cercana cotidianidad y el di√°logo que nos permite la obra desde su g√©nesis contextual.

¬ŅQu√© estrategia hay desde las instituciones ¬†para salvaguardar ‚Äúeso‚ÄĚ que ma√Īana ser√° un material ineludible?

¬ŅC√≥mo renunciar a ese sendero?

Fotograma Videoarte Cuba

Uno de esos proyectos, cuya existencia merece un punto de atenci√≥n es Fractura (2015-2019). Creado por Frank Lahera O¬īCallaghan (director de cine, guionista, editor, productor, dise√Īador gr√°fico, performer y artista visual) y Carlos Gil Calder√≥n (artista visual, performer y poeta).

El proyecto desde sus inicios perseguía la experimentación constante en las artes visuales y la hibridación de diversas manifestaciones sin distinción. La idea total, fue integrar disímiles materiales en un solo cuerpo discursivo y conceptual.

Al buscar la creaci√≥n sin limitantes e intentar nutrir-se de otras expresiones y experiencias, Fractura fue ali√°ndose con otros creadores y proyectos de la ciudad. Estos sintonizaban una misma forma de hacer desde sus dise√Īos individuales y aportaron una textura m√°s simb√≥lica y contundente. As√≠ encontraron la colaboraci√≥n de DJ Borges, el Grupo de Experimentaci√≥n Esc√©nica LA CAJA NEGRA, la Compa√Ī√≠a Ad Livintum, el artista visual Ernesto S√°nchez N√ļ√Īez y el poeta Javier L. Mora.¬†

Ernesto Sanchez Nu√Īez y FRACTURA – obra Siembra (Sala Dolores)

Las temáticas para la investigación estética/social/política y artística fueron variadas. Algunas de las líneas más perceptibles fueron: la alienación del Hombre por los medios de comunicación, la vigencia y la existencia de la Humanidad como concepto más amplio que el referido por la biología y la historiografía, la ausencia, el cuerpo como discurso, el rito y su actualidad, la mirada a un futuro posible y la poesía de la vida.

Su manifiesto resume lo que fue su accionar colectivo:

FRACTURA es rompimiento

FRACTURA es abstracción en pos de los tiempos contemporáneos

Es decir, decir y decir, en los idiomas del ahora y con todas las palabras-im√°genes posibles

Es estar en el ahora sin divagaciones

Es cambiar todo lo que deba ser cambiado y sin miedo al cambio

Es combatir la pereza, el silencio y posible muerte del arte

Es imprimirle al arte energías, nuevas formas, es diluir el silencio con ruidos de imágenes, sonidos y acciones

Es no estar quieto, es estar en constante movimiento

Es constante guerra al esnobismo, a los falsos artistas y a los artistas falsos

Es golpear en la cara con el arte

Es decir basta al convencionalismo

Es decir lo que se siente sin tapujos

Es no-límite creativo y sí-límite a lo no creativo

Es pensar en el futuro

Es hacer arte, vivir para el arte y no vivir del arte

FRACTURA es agotar el arte

Instalalación Metamorfosis de la Identidad-autor Carlos Gil Calderón, expo Homenaje con Libre Acceso II

Estos fueron sus dogmas creativos. Desde aqu√≠ proyectaron la impronta de sus intervenciones p√ļblicas/ performance/ lecturas dram√°ticas/ acciones socioculturales/ y exposiciones de artes visuales. Sus demandas est√©ticas revolucionaron la ciudad y su manera de entender el arte dentro de ella.

Fractura aceptó como concilio  la re-interpretación del espacio. Su muestra buscaba la dicotomía del artista/obra en un espacio subvertido.

La fuerza de la imagen vs los significantes que genera la memoria.

La fuerza de la imagen vs la in-comunicación del cuerpo.

La fuerza de la imagen vs el psico-reconocimiento.

La fuerza de la imagen vs la perseverancia sonora de los sentidos.

La fuerza de la imagen vs la participación ciudadana.

En esta lucha no hay contrarios, no hay semejantes. Esta es la lucha del arte. Un territorio laborioso/hostil/y eterno. Un camino que encontraron estos artistas para fracturar la cotidianeidad.

Performance IN-Comunication (grupo FRACTURA)

Entre sus trabajos más significativos están el cortometraje Comunicación Bidimensional. En este material, Carlos Gil muestra al individuo desnaturalizado/con su rostro interior/bajo circunstancias anómalas y a la vez habituales.

El artista frente a su medio/frente a su hogar/frente a sus carencias.

El artista frente a su imagen onírica/agónica/de yeso.

Otro material imprescindible en su producci√≥n audiovisual es el video-arte Anatom√≠a Esencial. Se trata de un trabajo donde el artista, encuentra en el cuerpo su espacio de di√°logo. Una b√ļsqueda corporal que define su idiosincrasia, su sexualidad, su postura est√©tica desde los significados que yacen en el cuerpo. As√≠ traslada el cuerpo fragmentado a una zona com√ļn/social. Una zona ineludible para el artista como ciudadano. Luego termina y nos propone esa imagen como destino inevitable de su obra. ¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†

En este mismo sentido, se ubica el video-arte Cuba. Donde la manera de resignificar el cuerpo termina mostrando la definición de Patria. Una agonía ideo-estética que persigue toda la obra del grupo en su sentido más amplio.         

Para hablar de integraci√≥n entre los miembros del grupo tendr√≠amos que remitirnos a Experiencia 1: Video-poes√≠a. Esta intervenci√≥n sirvi√≥ para inaugurar el espacio de presentaci√≥n e identificaci√≥n del grupo en la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z de Santiago de Cuba. Un espacio que mantuvieron durante m√°s de un a√Īo con una frecuencia mensual, convirti√©ndose en su epicentro creativo habitual.

En este ejemplo se puede apreciar la integración orgánica de diferentes recursos artísticos en pos de una misma idea.      

Con más de 20 performance, 10 exposiciones y varios videos-danza/videos-performance/cortometrajes/lecturas poéticas/lecturas dramáticas, Fractura se consolidó en el panorama artístico de la ciudad, en ocasiones influyendo desde los espacios institucionales y en otras con un perfil más underground.   

La gran mayor√≠a de estas intervenciones fueron en Santiago de Cuba. Entre los espacios de mayor connotaci√≥n destacan: Galer√≠a Arte Soy, Centro de Arte y Dise√Īo, Casa del Joven Creador, Caf√© Teatro Macub√°, Centro Francisco Prat Puig, Centro Cultural Independiente AKAMARA, Sala de Concierto Dolores y espacios p√ļblicos.

Sue√Īo Sagrado- performance esc√©nico (Caf√© Teatro Macub√°)

El proyecto tuvo presencia en Romerías de Mayo y la Fiesta de la Cultura Iberoamericana en Holguín, también en el Centro de Desarrollo de las Artes Visuales, la Residencia de Creación INSERVI, el Laboratorio Internacional de Investigación y Creación Traspasos Escénicos, en La Habana.

Las resonancias del proyecto los colocaron en importantes plataformas para la promoci√≥n del arte contempor√°neo. Resaltan la ‚ÄúI Bienal Internacional de Arte Contempor√°neo del Sur‚ÄĚ en febrero de 2017 (Latinoam√©rica), Proyecto Warburg, noviembre de 2017¬† (Alemania-M√©xico), SARNA 2018 (Chile) y Eneagrama 2018 (Argentina).

FRACTURA en la AHS filial Santiago de Cuba

En un breve período el grupo alcanzó índices notables desde lo estético. La autogestión como norma para producir y divulgar su arte marcaron una labor estable/condensada. Su ejercicio más eficaz fue la creación como proceso de aprendizaje y rutina de desahogo.

Como suele suceder con la mayoría de los proyectos emergentes, a Fractura le faltó el vistazo del ojo institucional. Un respaldo que perfilara su progresión a futuro. Mientras el sistema institucional no entienda el valor de estos proyectos y artistas menos normados, la creación seguirá envejecida y fofa.

FRACTURA (Interpretacion del ser- Videoinstalación)

Todo lo ante expuesto no significa que entre estos jóvenes esté el futuro del arte en Cuba, ni que en sus obras estén todos los aditamentos necesarios para nuestra vanguardia. Aunque lo cierto es que su accionar es imprescindible para consolidar, a futuro, un movimiento artístico notable dentro de Santiago de Cuba.

Un movimiento que emerja con voces para equilibrar un país que se mutila por el éxodo. Un movimiento capaz de re-generar los códigos culturales de Santiago de Cuba y su gente. Un movimiento para el futuro.

Fotograma Videoarte Anatomía Intelectual

Se trata del otro sendero. Uno ofrecido por artistas imperfectos/laboriosos/rebeldes. Un sendero que paraliza la mano de la institución, pues no está presta para correr riesgos, ni siquiera en el orden estético.

Valdr√≠a la pena considerar c√≥mo proteger los nuevos proyectos que surjan en lo adelante. Hay que preservar la documentaci√≥n de su obra como un proceder responsable. Hay que tener en cuenta que al resguardar la obra de estos creadores estamos salvando la¬† impronta de aquellos llamados a ser los maestros de ma√Īana.



Capítulo # 5: Movimiento de un pez bajo tierra

¬ŅPuede un pez vivir bajo tierra?

¬ŅPuede el poeta ser ese pez?

¬ŅPuede un pez-poeta escapar a la pecera de la existencia?

¬ŅResilencia (o)?

Carlos Gil Calder√≥n (Santiago de Cuba, 1992) es un pez-poeta. Graduado de la Escuela Profesional de Arte Jos√© Joaqu√≠n Tejada de su ciudad natal, ha explorado distintos modos de hacer desde la creaci√≥n art√≠stica. Cuando lo conoc√≠ hac√≠a grafitis y trabajaba con ni√Īos, luego al integrar el proyecto Fractura, lo vi hacer performance, intervenciones p√ļblicas, video arte, tatuajes.

Fue mediante una de las acciones de Fractura cuando lo descubr√≠ poeta. Era un performance en la AHS que mezclaba m√ļltiples discursos: la danza, la creaci√≥n cinematogr√°fica, un DJ y el poema dicho desde √©l como actuante. En esa ocasi√≥n Gil era la figura esc√©nica con palabras/con im√°genes po√©ticas que pod√≠an existir m√°s all√° de la acci√≥n esc√©nica. ¬†

Meses despu√©s de lo visto, Carlos Gil se alza con premio en poes√≠a ‚ÄúJuegos Florales Santiago de Cuba 2018‚ÄĚ. El cuaderno ganador conten√≠a algunos textos que escuch√© desde el escenario una vez por su autor. Esa condici√≥n (perform√°tica/esc√©nica) me motiva a descubrir su investigaci√≥n po√©tica, desde una postura impresionista.

Hoy tengo en mis manos el libro Movimiento de un pez bajo tierra, y puedo percibir mediante su lectura, que lo experimentado por m√≠ la noche de aquel performance (cuyo car√°cter ef√≠mero es indiscutible), sigue vivo en sus versos. La publicaci√≥n hecha por Ediciones Santiago, con dise√Īo de cubierta de Gabriel Cascante y edici√≥n de Oscar Cruz, corrobora dicha impresi√≥n.

Cubierta del libro Movimiento de un pez bajo tierra

¬ŅEs Carlos Gil Calder√≥n un poeta?

Carlos es m√°s que un poeta, es un artista. Posee la mano para convertir lo que toca en arte y en resistencia. Sabe que sus palabras no pactar√°n con la norma pero igual las usa y la dota de elementos significativos.

Posee un lenguaje indisciplinado/cortante/sonoro.

Su lenguaje posee la belleza/la intransigencia/la contundencia de un performance.

Carlos es un pez-poeta que se mueve bajo tierra, underground, lejos de la vista circunstancial donde la tierra se hace camino.

El libro se divide en dos partes. La primera mantiene la conexión directa con el título del libro y aborda la definición del yo. Investiga sobre el lenguaje como acción/escena/espacio. Su cuerpo tiene un sentido real y ese sentido genera su mayor conflicto: el movimiento.

¬ŅEs su poes√≠a un tratado sobre el movimiento? ¬†

Sí, pero tendríamos que entender el movimiento no solo como acción corporal, sino también como postura política.

Yo afilo mi lengua

la enrosco

la preparo para perforar a hombres con prisa

que roen roen

que mastican globos

que se pisan que se besan que se tragan

que escupen geométricamente

fotograma Comunicacion Bi-Dimensional

La existencia para él depende del movimiento. Necesita mover el discurso/la idea/el cuerpo/la pose. Dentro de ese mover yace un elemento vital: el espacio/la tierra donde habita el pez-poeta.

El pájaro migratorio en línea recta

avanza despacio

despacio 

fotograma Comunicacion Bi-Dimensional

Algunos sucesos condicionan la superficie poética. Las palabras aparecen para dibujar su imagen frente al lector: contemplación/pisar/estado catatónico/de espalda a la pared/discurso/diálogo/contradicción. En estas palabras purgan las imágenes y las selecciona para presentárnoslas como circunstancias perfectamente comprobables.

Otros elementos que habitan en el discurso textual como notas definitorias, son los que hablan del tiempo, el auto reconocimiento, el cuerpo discursivo, la comunicación extra verbal, el sonido, la abuela, el hermano, la calle.

Mi hermano: e’to t√° malo

sal pa’ la calle a comer hombre

Hay otros dos componentes válidos de resaltar en esta parte del cuaderno: el poema sonoro como acción performática y escénica y el espejo respondiendo al yo poeta.

Yo en yo

el yo en otro yo

yo espejo       sujeto al sujeto

objeto

sujeto

el yo espejo es sujeto

Carlos Gil y Fractura en la AHS de Bayamo

La segunda parte del libro se titula Resilencia (o). Son poemas que responden a una misma intención estilística y temática.

objeto en metamorfosis

crecimiento a intervalos           desplazamiento a intervalos

intervalos (  interior  )

resonancia

pez de tierra a discreción

la pupila es un espejo que dilata

la realidad no es la realidad

La coherencia es un agregado adicional del poemario. El poeta sabe que posee un discurso que debe sostener hasta la √ļltima p√°gina y lo hace/lo asume/invita al combate.

La meditaci√≥n es una acci√≥n necesaria en la carrera para definir el texto po√©tico por Carlos Gil. Primero la insin√ļa, luego la declara, y llegado su momento no puede existir (la figura de autor dentro del poema), sin que sea observado como un ser que medita.

Todos somos una parte del otro

sacos abultados para el traslado

puertas

una hoja a intervalos buscando la tierra

Performance Refugio

Construir al hombre con palabras parece un resultado espontáneo del texto y de la investigación en el leguaje. Aunque se debe tener en cuenta la condición escénica implícita que Movimiento de un pez bajo tierra posee.

Tar√° tar√° taral√°

Taralaimportuntarar√°

tar√° taraimportun

importun tarar√°

Su tratado comunicativo trasgrede la pasividad del lector convencional y lo cuestiona.

fotograma Comunicacion Bi-Dimensional

¬ŅHay poes√≠a en el sonido?

¬ŅC√≥mo relaciono el discurso y la imagen del sonido?

¬ŅTiene imagen el sonido?

¬ŅQu√© es el sonido en la poes√≠a de Carlos Gil Calder√≥n?

Todas estas interrogantes tienen respuesta en la lectura del libro. El cual abre un escenario ya transitado por la poesía cubana. Pudiéramos afirmar que estamos en presencia de un libro experimental, cuya exploración formal es mesurada y sin contratiempos expresivos.

En la segunda parte, los poemas son sostenidos por temas comunes al hombre. Su perplejidad es un dispositivo intuitivo. El cuaderno se abastece del ritmo y la sonoridad donde nace un solo camino entre lo escénicamente poético y lo literario.

Sus dogmas creativos son los de un poeta de pura sangre. Un pez bajo tierra que migra (sin miedo) de un lenguaje artístico a otro.

nacer dios y morir hombre

Frente al lector un pez-poeta se descubre y se mueve, y con él la tierra. Sin dudas hay en estas páginas una vitalidad sincera e irreprochable para los amantes de la literatura.

¬ŅEste es un libro perdurable en la literatura cubana?

No lo sé.

¬ŅCarlos Gil Calder√≥n ser√° un gran poeta?

No lo sé.

Lo cierto es, que muy pocos escritores abogan por una arriesgada investigación formal y conceptual en la literatura cubana. En ese espacio, Carlos Gil pudiera encontrar(se), y transitar como lo que es, un poeta.



Capítulo # 4: Zona de confort

(historia de una piedra que observa y canta)

Un poeta es un ser que suda/escupe/finge/bosteza/canta. Sí, un poeta es una piedra que canta. Así pudiéramos definir a Roberto Fournier, guantanamero radicado en Santiago de Cuba. Pudiera hacer una biografía o ficha técnica sobre él como escritor, a la manera convencional de los textos sobre escritores, pero no. Hoy quisiera encontrarme con esa biografía a partir de sus versos, encontrar los carteles de neón que faltan para el poeta.

Mi primer contacto con su poesía fue en la feria del libro de Santiago de Cuba 2017, allí me firmó su libro. Era entonces La cantidad rosada, cuaderno que salía bajo el sello Editorial La Luz, de Holguín.

Aquel es un cuaderno de una voz propia. Duro. Experimental. Era el llamado de un hombre ante su derrota y sus victorias m√°s personales. Aquel era un cuaderno escrito en dos territorios: ‚Äúdentro de la jaula‚ÄĚ y ‚Äúfuera de ella‚ÄĚ. Aquel es un libro con paisajes de la familia: un primo/el armario que gime/la madre que busca y sabe. Entre sus p√°ginas se pueden encontrar vivencias/fantas√≠as er√≥ticas/cuerpos para deseo/canibalismo. Esas p√°ginas poseen una sinfon√≠a particular: quemadura con saliva.

Hoy, el poeta vuelve a la carga. Su causa no es menor, su espuela huele a salitre y estiércol.

Publicado por la editorial El Mar y la Monta√Īa de su provincia natal, el 2019 nos deja Zona de confort. Este es su segundo libro/bocanada de aire/suicidio. Un tratado sobre la fragilidad personal de un ser que se coloca desnudo ante el lector. Una piedra que canta.

I

El libro hace tres registros vivenciales. El primero busca la definición del poeta. Un poeta terrenal que lidia con entidades que lo superan, imágenes para el rezo. Figuras donde se combinan identidad/fe/memoria/el mar como fuerza y angustia/la huida.

Estas primeras secuencias de poemas responden a un camino que no es llano, que no conduce a su carne sino a la superficie, a un espacio breve donde se escucha gemir. El agua es un elemento para purificar instantes sin una imagen total. Se trata de un ritmo que él necesita, un ritmo para el confort.  

No hay ángel que aferre la utopía,

el fr√°gil sino de paseantes y balseros:

Osh√ļn bajo los puentes,

abonando risas, memorias…

demasiado reposo…

No hay carteles de neón

para el poeta…          

Los versos anteriores son el tel√≥n de boca. Son las palabras para mentar la distancia propuesta. Luego aparecen otros nombres para ejercer su comportamiento. Resulta necesario encontrar al poeta tras sus dominios: una ni√Īa ahogada, los embarcaderos, Nelson, Playa Blanca, Yuseff, piedras, ZONA DE CONFORT.

Hay una conexión que nace desde la inconformidad con el agua, con el mar que se lleva personas, con la bahía que aparece ingenua a la vista del sol. Es un peón en cualquier arista y sabe que no quedará íntegro ante su condición de hombre-palabra.

Demasiado intrincadas

demasiados fragmentos

para un altar…

El poeta ha visto demasiado la misma imagen y sabe que ya no es efectiva. Renuncia a la voluntad de la memoria, renuncia a bailar sin complicidad y sin agonía. Suda. Cada palabra es un compromiso con la caída. Suda. Luego vuelve sobre la quietud y nace, es la fuerza que posee.

Formas de la quietud,

la misma fuerza que ejerzo

para nacer…

Ready to fly de Viela Valentin

II

El segundo registro que hace Fournier en el libro de su cuerpo y la memoria lleva un título: Formas de la quietud. Un verso que es utilizado con anterioridad y que ofrece una simbología específica al lector. Si bien en la primera parte encuentra la complicidad con imágenes que huyen de lo cotidiano, sin tanto protagonismo dentro de estas; en la segunda se muestra dentro de la imagen como un observador presente y definitivo. Nos recuerda a la voz más natural que pudiéramos encontrar en las páginas de La cantidad rosada, es un Fournier sin pesos en los hombros. 

En este segmento utiliza la prosa poética, diálogos, personajes y locaciones reales. Hace una revista de momentos significativos por su valor textual y asume una postura en la definición del yo-poeta. La voz cambia. Si en la primera parte la lírica definía el matiz y el ritmo pausado/respiracional, aquí hay una intención por mostrarse como la piedra que yace en el parque. Como la piedra que observa y canta.

Dos viejos alemanes pasan en traje de ba√Īo. Un manisero ¬ĺfrente a dos polic√≠as adolecentes¬ĺ, apunta al globo azul que estalla sobre la hierba, en los ojos de un ‚Äúchico de a d√≥lar‚ÄĚ.

Como una piedra que suda frente a un muchacho hermoso, la poética de Fournier resbala y produce una transgresión sensible a la mirada. Allí donde todos habitamos, él encuentra voces, rostros, amapolas con olor humano, mierda de pájaros que cae.

Encuentra un ap√≥stol a quien le dan las espaldas los cibernautas. Su realidad es la de un hombre-piedra. Una criatura que observa y no puede cambiar nada, solo contemplar y modificar el significado. Es un muchacho ch√©vere, gentil, ausente, morboso, sincero, m√°gico. Sus deseos nacen de lo cotidiano, del d√≠a a d√≠a. Vaga el camino con exactitud y lo resignifica. Tiene el golpe de la POES√ćA-SURF.

La palabra no puede sino alegar empacho, inapetencia, disfunci√≥n ‚Äúherejtil‚ÄĚ. Una vez articulada, ensanchada la zona p√©lvica, crece la mano‚Ķ

En estas páginas el poeta se entrega. Abre el cuerpo y propone el goce, el juego, la acción que en parte lo mueve a ser una piedra humana, una piedra de am-bien-te. Roberto Fournier no solo tiene la necesidad de mostrar imágenes, también necesita el diálogo, necesita incorporar voces que lo construyan desde fuera de la jaula.

El poeta asume su papel en la jungla. No teme. Asume sus experiencias homoeróticas como material sensible. Ama sin censura y aboga por un abrazo.

Si el muchacho se queda una parada antes, la guagua que atraviesa la ciudad es otra.

Sus versos poseen la ternura de un adolescente y la libertad del futuro (donde nada es lo que será). Ser sincero es una condición que no puede evitar, que no podría corregir nunca. Allí te percatas que el poeta no solo es la piedra que observa y canta, también es el parque/los alemanes/los policías/el manisero/o el Apóstol. Entonces manda su carta (cifrada e inconclusa) al editor, al amigo Fraguela. Nada impide que le crea a Roberto, que descubra su biografía sensorial/carnal. Transito páginas sediento de imágenes y aparece una que define al autor frente a sus deseos:

La huida es un tatuaje para saberse puro.

III

La tercera parte del libro se titula Parte sensible. Tomado de un poema que aparece con anterioridad, utilizando así la misma conexión que en la segunda parte del cuaderno. Aquí declara que es un terreno sensible al que se enfrenta el lector, pero el lector ya no podría sorprenderse con los tópicos que lo envuelven. Fournier quiere ser profanado por el lector, revive sus experiencias porque quiere retratar con el poema todo lo que sucede. En este punto su lenguaje armoniza con la figura que se nos ha creado verso tras verso.

Lo que sigue no es La Guantanamera sino

lo que quiera o no mostrar el Decisor.

Se lanza a la aventura. Prueba que lo vivencial es su recorrido más exacto. Lengua/pene/Youtube/un virus. Su zona de confort está en las fórmulas que posee para dominar la experiencia de vida y transformarla en palabras. La ira no existe, todo posee calma, deshielo.

Sin embargo, es perceptible el dolor como una constante ante la violencia. Un travesti perseguido/una mujer degollada/aguacates caros. Su fuerza es humana y eso engrandece sus palabras.

Ma√Īana, la misma cortadura.

Le√Īa, el hombre adoctrinado.

Imagen-realizado-durante-la-grabación-de-Bitácora-Joven

Podemos decir que Roberto Fournier encontró la belleza. Su cuaderno es la resonancia de su imagen corporal y emotiva. Allí está la llave y el cerrojo de la jaula, allí está él sentado, como una piedra que observa y canta para recordar a un muchacho cualquiera en una guagua.

¬ŅHay oscuridad? S√≠, y tambi√©n hay luz. Su inspiraci√≥n radica en el retrato de su biograf√≠a. Es arrastrado por el sexo, los elementos del mar y la tierra, deidades, amigos, familiares, amantes. Nada escapa a su mano. Nada obstruye el camino al poema. Los carteles de ne√≥n que le faltan como poeta ya est√°n impl√≠citos en sus textos; all√≠ descansan al azar las im√°genes con las que construye su zona de confort.



Capítulo # 3 Ladrillos y parcelas (Primera parte: La bitácora Joven)

¬ŅQu√© caminos tiene hoy la creaci√≥n art√≠stica-literaria en Santiago de Cuba?

¬ŅC√≥mo hacen su obra los j√≥venes creadores en Santiago de Cuba?

¬ŅC√≥mo lidiar con las instituciones/el contexto/las musas/las angustias?

¬ŅC√≥mo renovar un pa√≠s?

¬ŅQu√© valor tiene el quehacer art√≠stico de los m√°s j√≥venes en una ciudad tan m√≠stica?

¬ŅHay una vanguardia significativa en la ciudad?

Empiezo con la duda. Empiezo con las preguntas que me hago como creador. Tal vez esa conexión no me permita responder con frialdad cada una de ellas, pero aun así pregunto y respondo.

Vivo en Santiago de Cuba, una ciudad que intento superar. Aquí hay una parte de la isla que no se mueve igual, que no respira igual.  Famosa por su cultura, su gente, sus artistas; Santiago ha adquirido una mística heroica/adictiva/musical. Para quienes tratamos de definirnos tras el lenguaje que proyecta desde sus sombras y luces,  Santiago es una bitácora y a la ves un paisaje inalcanzable.

Desde aquí se construye un país. En ocasiones no siento que los ladrillos que levanto son iguales que los de mis contemporáneos en otras partes del archipiélago, pero igual los levanto y construyo. Aprender a poner ladrillos es algo que siempre voy agradecer a la ciudad.

Desde algunos a√Īos, he visto como el hueco generacional entre los notables creadores del siglo XX y mi generaci√≥n, ha ahondado a nuestros pies. El √©xodo ha roto la cadena y ha facilitado el acomodo de quien no tiene una disputa dial√©ctica con quien lo sucede. Cuando llegu√© al arte en la ciudad, las parcelas de la cultura ya estaban repartidas y eran intocables. As√≠ vi como algunos de mis contempor√°neos se fueron, no quer√≠an profanar ning√ļn espacio, o no pudieron con el contexto.

Miro a mi alrededor y analizo las malditas circunstancias de las parcelas por todas partes, y me pregunto:

¬ŅTendr√© que irme tambi√©n?

¬ŅSi me quedo me convertir√© en due√Īo de una parcela?

¬ŅQuiero una parcela?¬†

As√≠ habito, con la duda. Mientras cada amanecer me impulsa a crear nuevos lenguajes, a subvertir hasta mis propias im√°genes, a encontrar fe, a no detenerme ante un ‚Äúno se puede‚ÄĚ.

¬ŅPuede una ciudad como esta ignorar esa lucha?

¬ŅCu√°ntos levantamos ladrillos d√≠as tras d√≠as en la misma lucha?

Momentos de la grabación del material sonoro en los estudios Siboney (Fotos: Carlos Alberto Gómez)
Momentos de la grabación del material sonoro en los estudios Siboney (Fotos: Carlos Alberto Gómez)

Tengo que admitir que la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z ha sido mi √ļnico aliado en la hermosa tarea de levantar ladrillos en pos de un pa√≠s. O al menos, con la dignidad que merecen esos ladrillos.

Tengo que admitir que no solo yo levanto ladrillos con la AHS como √ļnico aliado.

El futuro de la creación joven de vanguardia en esta ciudad, depende en gran medida, de la existencia de la AHS. Miro a mi alrededor y mientras pongo ladrillos alguien los quita. Mientras algunos construimos caminos y catedrales otros utilizan nuestros propios argumentos para construir muros. Entonces la ciudad sangra y me siembra la duda, entonces acudo al lenguaje y comunico, entonces vivo.

Momentos de la grabación del material sonoro en los estudios Siboney (Fotos: Carlos Alberto Gómez)
Momentos de la grabación del material sonoro en los estudios Siboney (Fotos: Carlos Alberto Gómez)

Poner ante la vista del mundo la fuerza de los ladrillos que hemos logrado colocar con nuestras obras, es una tarea hermosa de la AHS. Pero si a esa divulgación y promoción, se le suma la creación de un proyecto colaborativo, capaz de poner en un mismo camino a estos nobles constructores del arte, entonces el barro se convierte en milagro como nos profetizó el apóstol.

Hoy la ciudad es testigo de un acto de fe. La Asociación Hermanos Saiz ha decidido dar un salto, un salto para superar la programación de las Casas del Joven Creador en todas sus estructuras, el sistema de becas y premios, los programas de radio y televisión liderados por miembros de la organización, así como las jornadas y eventos que se articulan como una red decisiva en la promoción y visualización del arte joven.

Ante la escasez de materiales que aglutinen varias manifestaciones artísticas al unísono (como proyecto integrador) y que al mismo tiempo reflejen la época/las angustias y el pensar de los jóvenes; surge el proyecto LaBitácora Joven. Proyecto que aparece en Santiago de Cuba, impulsado por la AHS y el realizador Carlos Alberto Gómez Ramírez líder de la productora Wajiros Films. Santiago fue seleccionada como la ciudad para hacer el piloto, y probar la iniciativa, decisión que también reconoce el trabajo de la filial de la AHS en la provincia durante este periodo de trabajo, iniciado a partir de las proyecciones que nos dejó el Tercer Congreso de la asociación.

La Bitácora Joven, es un proyecto para crear un registro audiovisual del quehacer del arte que realizan los miembros de la AHS en el país y al mismo tiempo dialogar sobre sus realidades locales, y la proyección e impronta de su obra en esa realidad.

Este proyecto permitirá realizar varios materiales que muestren en 40-45 min, una parte del trabajo realizado por los jóvenes en distintas ciudades de Cuba. Cada obra firmada desde la perspectiva de la creación colectiva, con el fin de mostrar los diferentes tópicos creativos sobre los que se dialogan en la actualidad.

Los beneficios en funci√≥n de los j√≥venes creadores y para la AHS en su cometido de promocionar a estos, ser√°n muchos. Al finalizar este material, se tendr√° un EPK de m√ļsica con 6 temas, 7 audiovisuales, y con las entrevistas un gran reportaje sobre el arte en Santiago. Todo el material ser√° filmado en 4K Ultra HD, el est√°ndar para poderlo insertar en cualquier televisora o plataforma streaming del planeta. El EPK servir√° para subirlo en los canales de cada artista y los propios de la AHS, adem√°s de las plataformas Spotify, ¬°Vox, o ¬°Tunes. Aunque tal vez lo m√°s importante es, que en el territorio quedar√° la experiencia y el conocimiento de trabajar con altas tecnolog√≠as audiovisuales y nuevas formas para la producci√≥n.

Momentos de la grabación del material sonoro en los estudios Siboney (Fotos: Carlos Alberto Gómez)
Momentos de la grabación del material sonoro en los estudios Siboney (Fotos: Carlos Alberto Gómez)

Lo antes expuesto es una luz ante la cotidianidad y la insolencia. Allí donde las propias instituciones locales no han visto los ladrillos por estar cuidando parcelas (ya no productivas), la AHS ha visto un sentido/lenguaje/renovación/un país. Hay que encontrar la manera de no llenar de vacíos las palabras y sus significados. El discurso no sirve si no parte de la acción.

¬ŅPor qu√© nuestras instituciones no son capaces de generar estos proyectos?

¬ŅNo deber√≠a ser tarea diaria de las instituciones programar/promocionar/y visualizar lo m√°s notable de la creaci√≥n joven?

¬ŅCu√°ntos ladrillos equivalen a una parcela?

Habr√° que encontrar las f√≥rmulas para que puedan gestarse desde la instituci√≥n en los territorios proyectos como Tocadiscos o La Bit√°cora Joven. Habr√° que encontrar las f√≥rmulas para que las instituciones funcionen seg√ļn su misi√≥n. Mientras no nos queda m√°s que aprovechar/agradecer/y crecer junto a proyectos como estos que se gestan en la AHS.

Lo dem√°s son los ladrillos, los caminos y las catedrales.

Lo dem√°s son las parcelas.

Lo dem√°s es lenguaje y la innegociable voluntad de creer y crear.