José Manuel Lapeira Casas


El reto de construir un país desde la cultura

El inclemente sol cubano obligaba a los ocasionales transe√ļntes del Vedado capitalino a detener sus pasos en busca del alivio refrescante de la sombra. Mientras las dudas martillaban mis ideas, intentaba adivinar con precisi√≥n telep√°tica los pensamientos de esa avalancha de personas reunidas por la aparente casualidad del ajetreo inherente a una gran ciudad. Cuando camino entre la muchedumbre intento descifrar en aquellos rostros an√≥nimos cualquier se√Īal que delate un nexo de complicidad con el entorno: miradas, gestos, palabras‚Ķ Pocas cosas pasan desapercibidas a la reflexi√≥n silenciosa. ¬ŅCu√°ntos tendr√°n un minuto en el d√≠a para pensar m√°s all√° de los problemas cotidianos y plantearse una realidad como naci√≥n? No le di m√°s vueltas al asunto. Las manecillas del reloj anunciaban la una y cuarto de la tarde. Aceler√© el paso. [+]