Jorge Su√Īol Robles


Se llama Bola de Nieve

Recuerdos que nacen desde un piano, una Isla, un restaurante, una mesa, una voz exacta, una piel negr√≠sima. Recuerdos que van y vienen, juegan, se cruzan; con el sonido de una historia musical y cubana, una biograf√≠a, una aventura por el mundo. Recuerdos que llegan para sentir y cantar, gozar y ser parte de aquella sonrisa, aquel coraje, aquella magia del artista. Se llama Bola de Nieve. Y me canta en ingl√©s, en franc√©s, en un riqu√≠simo espa√Īol. Esto es un gran homenaje, que nadie lo dude.

[+]



Detr√°s de todo esto debe haber un demonio

‚ÄúUsted est√° muerto, completamente muerto‚ÄĚ. Jerusal√©n desaparece, como si nunca hubiera existido. Ellos, los otros, los poderosos, intentaron crear un mundo justo, pero fracas√≥, fracas√≥ el experimento. ‚ÄúTodo acto de poder es un acto de violencia hacia los hombres‚ÄĚ, grita Voland, esp√≠ritu del mal. La puerta del fondo, √ļnica salida, permanece cerrada. Un espacio lleno de dudas. Los l√≠mites se cruzan, se pierden, nadie los pone. El hombre se vuelve ef√≠mero. El tiempo se va agotando. [+]



Condesa descalza: Esta tierra es una enfermedad

No es una ciudad. Es un monstruo lleno de √°rboles. Una condesa con cara de burla, descalza, arruinada, es el testimonio vivo de la destrucci√≥n, la indecencia. Su hija, Miri, es una ni√Īa llena de miedos, quiere escapar, escapar con su linterna. Mercedes es la que trae m√°s ilusi√≥n, la lluvia la inspira y por eso sube a la azotea y se ba√Īa desnuda mientras un aguacero la encarcela. Lucio se adue√Īa de su sexo e intenta mirarse al espejo, para descubrirse; nadie creer√≠a que ese macho trabaja en una f√°brica de vinagre, pero es as√≠.

[+]