Jorge Suñol Robles


Se llama Bola de Nieve

Recuerdos que nacen desde un piano, una Isla, un restaurante, una mesa, una voz exacta, una piel negrísima. Recuerdos que van y vienen, juegan, se cruzan; con el sonido de una historia musical y cubana, una biografía, una aventura por el mundo. Recuerdos que llegan para sentir y cantar, gozar y ser parte de aquella sonrisa, aquel coraje, aquella magia del artista. Se llama Bola de Nieve. Y me canta en inglés, en francés, en un riquísimo español. Esto es un gran homenaje, que nadie lo dude.

[+]



Detrás de todo esto debe haber un demonio

“Usted está muerto, completamente muerto”. Jerusalén desaparece, como si nunca hubiera existido. Ellos, los otros, los poderosos, intentaron crear un mundo justo, pero fracasó, fracasó el experimento. “Todo acto de poder es un acto de violencia hacia los hombres”, grita Voland, espíritu del mal. La puerta del fondo, única salida, permanece cerrada. Un espacio lleno de dudas. Los límites se cruzan, se pierden, nadie los pone. El hombre se vuelve efímero. El tiempo se va agotando. [+]



Condesa descalza: Esta tierra es una enfermedad

No es una ciudad. Es un monstruo lleno de árboles. Una condesa con cara de burla, descalza, arruinada, es el testimonio vivo de la destrucción, la indecencia. Su hija, Miri, es una niña llena de miedos, quiere escapar, escapar con su linterna. Mercedes es la que trae más ilusión, la lluvia la inspira y por eso sube a la azotea y se baña desnuda mientras un aguacero la encarcela. Lucio se adueña de su sexo e intenta mirarse al espejo, para descubrirse; nadie creería que ese macho trabaja en una fábrica de vinagre, pero es así.

[+]