Heriberto Machado Galiana


Hablar de poesía

Creo que no hay nada m√°s dif√≠cil, pues no es otra cosa que hablar de la subjetividad, del pensamiento, del acendramiento interior de una idea. La poes√≠a es producto del cuestionamiento, del preguntarse y horadarse sin respuesta. O sea que el poeta es un fil√≥sofo que entiende que el secreto del universo es una mierda; y m√°s all√° que preguntarse de d√≥nde venimos y hacia d√≥nde vamos, lo cierto, lo tangible, es que estamos, somos, y respiramos por alg√ļn milagro o rara inercia. El presente es el √ļnico verbo posible. Los ojos del poeta est√°n en todos los tiempos a la vez, pero este sabe, es consciente, de que el hoy es el punto de apoyo para toda travesura posible.

[+]



¬ŅPara qui√©n se escribe?

Desconf√≠o de aquellas personas que dicen escribir para s√≠ mismas. O sea que descreo de su sinceridad, o, en el mejor de los casos, pienso que no saben de qu√© est√°n hablando; pues resulta que estas personas son las mismas que publican un libro, leen en p√ļblico, o viven chachareando constantemente de su creaci√≥n y su percepci√≥n de la escritura. Jam√°s me he encontrado a alguien que me diga ‚Äúescribo para m√≠ y no quiero publicar ni mostrarle mis escritos a nadie, apenas s√© para qu√© hablo de esto porque mi escritura no existe‚ÄĚ. Esto me resultar√≠a m√°s veros√≠mil. [+]



Jamila Medina: una mano que escribe, un ojo que recela

Los poemas reunidos en An√©mona (Ediciones Sed de Belleza, 2013) de Jamila Medina (Holgu√≠n, 1981), resultan sumamente inquietantes por el juego verbal que establecen con referentes poco comunes (al menos as√≠ le parecen a este modesto rese√Īista); y adem√°s desconcertantes, debido esto √ļltimo al juego sem√°ntico que realiza la autora con el par√©ntesis y el slash para construir palabras m√ļltiples que tornan el poema ambiguo o dif√≠cilmente descifrable. Y he aqu√≠ una de las caracter√≠sticas notorias de este libro: su leve hermeticidad, la peque√Īa cerraz√≥n que provoca al lector con m√°s intenci√≥n que suspicacia. [+]



Apología de la lectura

Leer es un acto de soledad. El lector est√° solo. Est√° solo y busca la compa√Ī√≠a de las palabras, de los personajes y las ideas que gravitan en su entorno. Leer es buscar un sitio predilecto, es sentirse a gusto. Muchas veces he encontrado en un libro tanta o m√°s vida que la que me puede regalar una calle, un tren repleto de viajantes, una cama haci√©ndose a√Īicos. [+]