Heriberto Machado


Los libros prestados

Insisto en prestar mis libros porque creo que mientras m√°s ojos se posen sobre ellos m√°s efectiva ser√° la vida de ese objeto perdurable, aunque no imperecedero. No obstante, siempre lo hago con desconfianza; hay una parcela ego√≠sta de mi ser a la que no le gusta mucho esta acci√≥n de d√°diva. A veces siento que me sentir√≠a mejor si no prestara ninguno, y los dejara todos a mi alcance, para mi √ļnico y denodado roce; actitud que se exacerba cuando alguno no vuelve a casa por tal o m√°s cual raz√≥n, o cuando viene deshecho o con las hojas dobladas. Pero es solo una leve parcela, insisto.

[+]