Haymé Santoya Rodríguez


Firman convenio de colaboración la Casa de las Américas y Casa de la Nacionalidad Cubana

La Casa de la Nacionalidad Cubana festej√≥ este 2021 su aniversario 30 de fundaci√≥n con una campa√Īa iniciada el pasado mes de enero que contempl√≥ la firma de un convenio con la filial granmense de la UNEAC, y que reci√©n concluy√≥ este mes de diciembre con la firma de otro convenio institucional con la Casa de las Am√©ricas.

En homenaje al 65 aniversario del hist√≥rico suceso del desembarco del yate Granma por playa ‚ÄúLas Coloradas‚ÄĚ, y con motivo adem√°s de conmemorarse el quinto aniversario de las honras f√ļnebres del l√≠der de la Revoluci√≥n Cubana Fidel Castro Ruz, se efectu√≥ la firma del convenio entre ambas instituciones con la representaci√≥n de Abel Prieto Jim√©nez, presidente de la Casa de las Am√©ricas, y Damiana P√©rez Figueredo, directora de la Casa de la Nacionalidad Cubana.

Estuvieron presentes en la ceremonia el historiador Ernesto Limia D√≠az, vicepresidente primero de la Asociaci√≥n de Escritores de la UNEAC; Jordan Roberto Le√≥n Rodr√≠guez, director provincial de Cultura en Granma; Juan Ram√≠rez Mart√≠nez, presidente de la UNEAC en la provincia; el reconocido artista de la pl√°stica Alberto Lescay Merencio, y el cantautor Israel Rojas Fiel, l√≠der del popular d√ļo Buena Fe.

Abel Prieto refirió la importancia de esta alianza como instrumento para impulsar acciones en defensa de nuestra cultura como trinchera de paz y ponderar el diálogo frente a los discursos de odio en rechazo al linchamiento mediático.

En tanto, la directora del centro reiteró la misión de intelectuales, investigadores, historiadores, artistas y escritores como necesario escudo en el proceso configurador de la nación y la identidad nacional en repuesta a las actuales exigencias de nuestra política cultural.

La consolidaci√≥n de lazos institucionales culmin√≥ con las cruciales palabras de Abel Prieto Jim√©nez, quien, parafraseando a Carlos Lazo en su reciente intervenci√≥n en la Universidad de La Habana, inst√≥ a seguir construyendo ‚Äúpuentes de amor‚ÄĚ desde el campo de las ideas y los principios revolucionarios.



Evento Teórico Crisol de la Nacionalidad Cubana: una cita desde el escenario virtual

El pasado 17 de octubre dio inicio la XXIX Edición del Evento Teórico Crisol de la Nacionalidad Cubana, que se celebra anualmente en la ciudad bayamesa, con un amplio programa que incluye tanto actividades presenciales como sesiones de trabajo vía online, en provecho de las bondades tecnológicas.

Auspiciado por la Casa de la Nacionalidad Cubana ‚ÄĒCentro de Investigaci√≥n Cultural‚ÄĒ el evento se desarroll√≥ hasta el 20 de octubre, dentro de la Fiesta de la Cuban√≠a y en celebraci√≥n del D√≠a de la Cultura Cubana. La actual edici√≥n estuvo dedicada al Centenario de Cintio Vitier, al bicentenario del patricio bayam√©s Francisco Vicente Aguilera, al aniversario 60 de la Campa√Īa de Alfabetizaci√≥n y de Palabras a los Intelectuales.

El Crisol promueve el debate científico aglutinando a intelectuales de todo el país y mostrando el quehacer investigativo a través de la exposición de resultados académicos en las principales líneas temáticas de estudio a nivel internacional. El tema central versó sobre la Revolución cubana y los desafíos de la cultura, y su impacto en la génesis y evolución de las naciones. Se desarrollaron actividades de proyección virtual a través del Canal Cultural Videos Crisol, entre las que figuraron conferencias, paneles, presentación de libros, curso pre-evento, exposiciones, y foros interactivos online entre Casas Temáticas de promoción e investigación cultural.

Participaron adem√°s otras instituciones culturales y acad√©micas del pa√≠s: el Centro de Estudios Sociales Cubanos y Caribe√Īos (CESCA) en la Universidad de Oriente, las universidades de Holgu√≠n, de Granma, de Cienfuegos, de Camag√ľey, la Central de Las Villas, la UNEAC en Granma, la Sociedad Cultural Jos√© Mart√≠ en Sancti Sp√≠ritus, la Escuela Provincial del PCC en Granma, la Casa de Las Am√©ricas, la Casa del Caribe en Santiago de Cuba, la Casa de Iberoam√©rica en Holgu√≠n, la Casa Iberoamericana de la D√©cima en Las Tunas y el Centro Provincial de Patrimonio Cultural en Granma.

La cita virtual dio espacio al aguzado debate de pensamiento crítico con cabida a un arsenal temático que va desde estudios de identidad y formación nacional desde el arte, la literatura, la historia y el cine, hasta las prácticas y dinámicas socioculturales en contextos comunitarios. Se presentaron alrededor de cincuenta investigaciones sobre pensamiento y política cultural cubanos, historiografía colonial y republicana, expresiones artísticas y literarias en el debate de lo nacional en Cuba, el Caribe y Latinoamérica, así como una nueva edición del Taller La construcción del ser cubano y sus relaciones con el Caribe: identidades, historia y cultura que preside el arqueólogo e investigador José Manuel Yero Masdeu.

Una de las actividades que será colofón en esta nueva entrega del Crisol es el festejo por el 30 aniversario de fundación de la Casa de la Nacionalidad Cubana el 19 de octubre. Respecto a ello, la investigadora Liliana Alarcón Vázquez nos comenta:

Una de las celebraciones fundamentales dentro del evento te√≥rico Crisol es el arribo de nuestra instituci√≥n a sus 30 a√Īos de fundada, y para ello se tuvieron previstas una serie de actividades,¬† como fue la inauguraci√≥n de la exposici√≥n fotogr√°fica ‚ÄúCasa de la Nacionalidad Cubana: Crisol de nuestra identidad‚ÄĚ.

En enero del presente a√Īo se dio inicio a una campa√Īa por el advenimiento de nuestro aniversario que abri√≥ con la firma de v√≠nculos laborales con la UNEAC en la provincia y una muestra bibliogr√°fica de la trayectoria cient√≠fica institucional. A pesar de la complejidad de la situaci√≥n sanitaria se realiz√≥ de forma virtual y con asiduidad mensual el espacio acad√©mico Aula de Pensamiento Cubano y Latinoamericano, con conferencias de reconocidos investigadores sobre temas de identidad latinoamericana y caribe√Īa, y se llev√≥ a cabo la XVIII edici√≥n de la Conferencia Cient√≠fica ‚ÄúNada tengo mientras no tenga patria‚ÄĚ. De modo que el cierre de esta campa√Īa, iniciada hace ya diez meses, se prepar√≥ el agasajo por todo lo alto como parte del evento te√≥rico Crisol y dentro de la Fiesta de la Cuban√≠a en Granma.



«10 de octubre de 1868: el alba de la libertad‚ÄĚ

¡Ciudadanos, hasta este momento habéis sido esclavos míos. Desde ahora, sois tan libres como yo. Cuba necesita de todos sus hijos para conquistar la independencia! Los que me quieran seguir que me sigan; los que se quieran quedar que se queden, todos seguirán tan libres como los demás.

Carlos Manuel de Céspedes. 10/10/1868.

El camino comenz√≥ all√≠‚Ķ tras escucharse la primera campanada en el ingenio La Demajagua, cuando se escuch√≥ la voz del Padre de la Patria liberando a sus esclavos y proclamando independencia. Ese era el comienzo de lo que significar√≠a para Cuba muchos a√Īos de entrega, sudor y sangre a cambio de la libertad.

Tres a√Īos m√°s del sesquicentenario de inicio de las luchas independentistas conmemor√≥ la historia patria este 10 de octubre. La naci√≥n se engrandece y agiganta el regocijo de todos los cubanos que hoy se enorgullecen de esa historia, marcada por las ansias de independencia, por la rebeld√≠a y por la conformaci√≥n de una identidad sin ataduras.

Carlos Manuel de C√©spedes, el gestor de nuestras luchas, protagonista hist√≥rico del alzamiento en La Demajagua, escritor del nacimiento de la patria, se nos presenta inmarcesible en la memoria hist√≥rica, como ‚Äúvirtud revolucionaria‚ÄĚ al decir del gran Eusebio Leal.

Aquel 10 de octubre tambi√©n fue enarbolada la primera bandera de combate, confeccionada a mano la noche anterior por la joven manzanillera Candelaria Acosta (Cambula), con retazos de un mosquitero rojo, un vestido azul y un corpi√Īo blanco con 126 cent√≠metros de ancho por 130 de largo.

Diez d√≠as luego de la fecha de inicio de nuestras gestas independentistas, las tropas mambisas al mando de C√©spedes liberaron la ciudad de Bayamo. En medio de la efervescencia de lucha libertaria, se enton√≥ por vez primera La Bayamesa (Himno Nacional) sobre los adoquines de la otrora Plaza de la Iglesia Mayor San Salvador de Bayamo ‚Äďen la que se ubica la Parroquia del mismo nombre y la Capilla de Nuestra Se√Īora de los Dolores‚Äď hoy conocida como Plaza del Himno en honor al patri√≥tico suceso.

El 10 de octubre de 1868 queda retratado en la historia como alba de libertad, y el 20 de octubre del mismo a√Īo se ha instituido como el d√≠a de la Cultura Nacional Cubana. Estas fechas marcan una g√©nesis de Patria, la conformaci√≥n de los pilares de una historia de Cuba y de una identidad nacional.

Ciento cincuenta y tres a√Īos del repique de la campana en La Demajagua, ciento cincuenta y tres a√Īos y camino sobre la plaza adoquinada en mi ancestral ciudad, alzo la vista y encuentro, ah√≠ ‚Äďcolosal e imponente‚Äď la cruz, la c√ļpula y el campanario de la Iglesia San Salvador de Bayamo. Uno, testigo del nacimiento de lucha; otro, del nacimiento de nuestro Himno Nacional; ambos, testigos de la historia. Tanto al ignoto visitante como al m√°s raigal cubano estremece esa campanada, que recuerda que as√≠ se anunci√≥ el primer canto de lucha y (‚Ķ) que la Patria os contempla orgullosa.




Armando García Menocal: cronista en arte para un retrato de la historia

El cambio de siglo en el arte cubano ‚Äďconformado por una pl√©yade de artistas con variedad de tendencias, influencias y patrones est√©ticos a√ļn signados por el academicismo‚Äď abri√≥ camino a la modernizaci√≥n. Precisamente, dentro de la creaci√≥n decimon√≥nica finisecular y las d√©cadas inaugurales del nuevo siglo, sobresale Armando Garc√≠a Menocal, el primero en incursionar en cambios y destacado por sus creaciones de g√©nero hist√≥rico.

[+]



Sensualidad y barroquismo en las pinceladas de Amelia Pel√°ez

El primer mes del a√Īo trae a la memoria el lenguaje de flores y vitrales traducidos al lienzo. Barroca e intimista es su huella pict√≥rica ‚Äďen un perfecto binomio de ensamble‚Äď y que por estos d√≠as inunda mis recuerdos en los que era estudiante de Historia del Arte y las pupilas seducidas por el equilibrio de formas me redescubr√≠an el fascinante universo pict√≥rico de Amelia P√©laez.

M√°s de un centenar ha transcurrido desde aquel enero de 1896, 125 a√Īos del nacimiento de una de las m√°s reconocidas artistas de la pl√°stica cubana, la de severidad asc√©tica y gr√°vido arte.

Estudi√≥ en la Academia de San Alejandro, y fue disc√≠pula de Leopoldo Roma√Īach. Se estableci√≥ en Par√≠s y asiste a la Ec√īle Nationale Sup√©rieure de Beaux Arts y a la Ec√īle du Louvre y toma cursos de dibujo en la Grande Chaumi√©re. Su estancia en Europa fue n√©ctar en la cristalizaci√≥n de su estilo a su regreso a Cuba en 1934.

Desde su casa en la Víbora, convertida en taller, Amelia descifra los entresijos del mundo de la plástica que realmente le pertenecían. Por ese entonces, el arte cubano estaba inmerso en un proceso de ruptura con los cánones academicistas. Hacia 1936 expone sus óleos que exhiben bodegones. Frutas y flores traslucen la intensidad del trópico, en el que se hace menos austera la influencia cubista y más tangible la unidad estilística.

(Peces) Amelia Pel√°ez 1955 mixed media on heavy paper laid down on board 19 3/4 x 23 inches

En 1938 incorpora a sus naturalezas muertas elementos de la arquitectura tradicional cubana que solidifica en las posteriores décadas. Una línea sinuosa va dibujando balaustres, volutas en las columnas, mamparas, mediopuntos, arabescos, rejas de ventanales… la arquitectura decimonónica traducida al lenguaje plástico moderno. Alrededor de 1950 comienza a trabajar en la cerámica, ejecuta murales y trasciende su creación artística los límites de lo infinitamente palpable.

Es esta Amelia la de la l√≠nea barroca que se enrosca hasta el infinito en la constante amenaza de una huida ‚Äďal decir de Graziella Pogolotti‚Äď la de un estilo personal inconfundible, moderno y cubano. Tan distintiva y magn√°nime su l√≠nea negra, tan intimistas y placenteras sus escenas dom√©sticas. Va de las frutas al azulejo, de la riqueza ornamental a los planos geom√©tricos, de la profusa composici√≥n crom√°tica al exacto equilibrio de luminosidad.

Traducida la carnalidad de sus signos al lirismo lezamiano se proclama que: ‚ÄúPara huir de eso que se ha llamado hijos engendrados por la noche de Picasso, Amelia ha preferido el expresionismo abstracto, despu√©s se multiplic√≥ el nombre de cubismo, para habitar lo que Picasso ha engendrado de d√≠a y frente al Mediterr√°neo‚ÄĚ.

Sus personajes son objetos en el que ‚Äúla columna se hace √°rbol y la fruta casi escultura en un mundo pl√°stico donde lo vegetal y lo arquitect√≥nico se confunden, d√°ndose empaque de palmera al capitel corintio, en tanto que la pi√Īa cobra la elocuencia del mascar√≥n de proa en una columna rostral.‚ÄĚ As√≠ expres√≥ Alejo Carpentier sobre ese torbellino de formas de su universo creativo que alcanz√≥ el punto √°lgido por la sensualidad y barroquismo.

Al conmemorarse el aniversario 125 del nacimiento de la renombrada artista, la historia del arte cubano se√Īala el camino. Piedra angular de una vanguardia est√©tica, Amelia Pel√°ez, es hoy la memoria viva de vestigios pict√≥ricos, como afirmara Mar√≠a Elena Jubr√≠as, ‚Äúgust√≥ de encontrar lo diferente sin perder la unidad del decir propio‚ÄĚ. Va en cada pincelada su inconfundible arte, como subterfugio y adeudo de vida.



¡Sé bendito, Hombre de mármol!

La historia de Cuba, entre sus muchos h√©roes, ha perpetuado un nombre: Carlos Manuel de C√©spedes y del Castillo. Justo cada mes de febrero Cronos trae a la memoria el aciago recuerdo de su muerte, aquel 27 de febrero de 1874, el d√≠a que abandon√≥ el espacio terrenal y que comenz√≥ a vivir para siempre en la memoria del pueblo cubano. Han transcurrido desde entonces 147 a√Īos.

[+]



Casa de la Nacionalidad Cubana: crisol de identidad cultural

Se ha de contar la historia de Bayamo desde los albores del nacimiento patrio y como testigo inmarcesible de las remembranzas ‚Äúcespedianas‚ÄĚ. De esa savia hist√≥rica se nutre la Casa de la Nacionalidad Cubana, la m√°s genuina instituci√≥n promotora de la memoria de nuestras ra√≠ces identitarias como g√©nesis de patriotismo.

Sobre los adoquines de la Plaza del Himno, se erige el patrimonial inmueble construido durante el siglo XXVIII, que sobrevivi√≥ al incendio de la ciudad el 12 de enero de 1869 y que a√ļn conserva c√≥digos de su arquitectura original que fuera escenario de los hechos hist√≥ricos m√°s importantes de la naci√≥n cubana.

Fundada un 19 de octubre de 1991, a petici√≥n del entonces Ministro de Cultura Armando Hart D√°valos, la Casa de la Nacionalidad Cubana desarrolla una labor cient√≠fica de vital importancia en el arsenal de estudios que comprende el proceso conformador de la naci√≥n y nacionalidad cubanas. Desde m√ļltiples √°reas disciplinares de las ciencias sociales se cristaliza la herencia cultural de la historia patria y se fragua el rescate de la memoria documental.

Con motivo de celebrarse ‚Äďel pr√≥ximo mes de octubre‚Äď el XXX aniversario de creado este Centro de Investigaci√≥n Cultural, se lanz√≥ una campa√Īa para homenajear, desde actividades acad√©micas, la trayectoria cient√≠fica institucional.

La estrategia comunicacional abarcar√° 10 meses (de enero a octubre), que incluye entre las acciones la realizaci√≥n de conferencias, paneles, firma de convenios con instituciones de vanguardia art√≠stica y centros de investigaciones, exposiciones, eventos te√≥ricos, presentaci√≥n de libros, conversatorios en centros de ense√Īanzas primaria y secundaria e intervenci√≥n de proyectos en comunidades de la localidad granmense.

La campa√Īa dio inicio este mes de enero con la presentaci√≥n del libro ‚ÄúCabildo y oligarqu√≠a en Holgu√≠n (1752-1833)‚ÄĚ, del historiador Gerardo Licea, y con la inauguraci√≥n de la exposici√≥n bibliogr√°fica ‚ÄúCasa de la Nacionalidad Cubana: 30 a√Īos de producci√≥n historiogr√°fica‚ÄĚ, que recoge los resultados de trabajo investigativo concretado en publicaciones del per√≠odo de 1994 a 2020, a trav√©s de las colecciones ‚ÄúBayamo en el Crisol de la Nacionalidad‚ÄĚ, ‚ÄúLa Historia en la Palabra‚ÄĚ, ‚ÄúProyecto Memoria‚ÄĚ, ‚ÄúColecci√≥n Crisol‚ÄĚ y publicaciones en las revistas Granma, Ventana Sur, Excelencias y Sol de Cuba. Cerr√≥ el lanzamiento de la campa√Īa con la firma de un convenio de colaboraci√≥n con filial granmense de la Uni√≥n de Escritores y Artistas de Cuba para afianzar v√≠nculos laborales e involucrar directamente a los artistas al proceso intelectual.

El programa de actividades a realizarse en los pr√≥ximos meses prevee la presentaci√≥n en centros educacionales de la multimedia Comunidad Primitiva, del arque√≥logo e investigador Jos√© Manuel Yero Masdeu, para estudiantes de quinto y noveno grado, y conversatorios con docentes y educandos sobre tem√°ticas relacionadas con la representaci√≥n iconogr√°fica ‚Äúcespediana‚ÄĚ, la historia en el cine, la vigencia del pensamiento martiano antes los desaf√≠os actuales y la cultura popular tradicional como rasgo de expresi√≥n identitaria.

Se efectuar√° el acostumbrado espacio acad√©mico mensual Aula de Pensamiento Cubano y Latinoamericano, con conferencias de reconocidos investigadores sobre temas que pretenden aunar y fusionar los diversos elementos socio-culturales que conforman la identidad latinoamericana y caribe√Īa, incluyendo temas espec√≠ficos vern√°culos de religiosidad, cultura popular, arqueolog√≠a, estudios de la criminalidad en el contexto republicano‚Ķ todas conformadoras de una praxis hacedora de identidad nacional. El espacio tambi√©n pretende rendir homenaje a dos instituciones hom√≥logas en el quehacer cient√≠fico de la naci√≥n: la Casa de las Am√©ricas en su aniversario 62 de fundaci√≥n (28 de abril de 1959); y la Casa del Caribe, en los 39 a√Īos de creada (23 de junio de 1982).

En el mes de junio se efectuar√° la XVIII Edici√≥n de la Conferencia Cient√≠fica ‚ÄúNada tengo mientras no tenga patria‚ÄĚ, dedicada al bicentenario del natalicio del patricio bayam√©s Francisco Vicente Aguilera, y que contar√° con la participaci√≥n de investigadores de todo el pa√≠s, sesionando las ponencias en paneles cient√≠ficos que se llevar√°n a cabo en modalidad virtual y presencial.

Dentro de las propuestas tambi√©n se incluye la intervenci√≥n en comunidades del territorio bayam√©s con proyectos did√°cticos en la ense√Īanza de la historia de Cuba; as√≠ como la inauguraci√≥n de una exposici√≥n fotogr√°fica virtual en el centro cultural Ventanas.

Culminan las actividades de homenaje en el mes de octubre, con la XXIX Edici√≥n del Evento Te√≥rico Crisol de la Nacionalidad Cubana, que este a√Īo estar√° dedicado al centenario de Cintio Vitier, bicentenario de Francisco Vicente Aguilera, y a los aniversarios 60 de la Campa√Īa de Alfabetizaci√≥n y de Palabras a los Intelectuales.¬†

Las tres d√©cadas de fundaci√≥n de la Casa de la Nacionalidad Cubana ‚Äďinstituci√≥n promotora de los m√°s genuinos valores de expresi√≥n sociocultural‚Äď constituyen motivo vasto para enaltecer su obra imperecedera en el arsenal de estudio de los cimientos hist√≥ricos de un pa√≠s. De esas mieles de cuban√≠a se nutre, como s√≠mbolo de nuestra idiosincrasia y crisol de identidad cultural.

 



Fiesta de la Cubanía: la cultura como escudo y espada de la nación.

‚ÄúSin cultura no hay libertad posible‚ÄĚ

Fidel Castro Ruz

 

La XXVI Fiesta de la Cubanía que tuvo lugar en la patrimonial urbe bayamesa  ha sido génesis de un nuevo capítulo en la celebración tradicional, convirtiendo la atípica edición en un trascendente espacio que desde escenarios virtuales, desafió las limitaciones por la actual crisis sanitaria que enfrenta el país.

Dedicada al aniversario 125 de la caída en combate de José Martí, al centenario del natalicio de las cubanas Celia Sánchez Manduley y Alicia Alonso, y al primer aniversario de la desaparición física de la Prima Ballerina Assoluta, el festejo incluyó como espacio principal la realización de la XXVIII edición del Evento Teórico Crisol de la Nacionalidad Cubana.

foto de la autora

Sirvi√≥ tambi√©n la festividad como homenaje al aniversario 40 de la instauraci√≥n del D√≠a de la Cultura Cubana, a los 126 a√Īos del natalicio de Miguel Matamoros, los 30 de la fundaci√≥n del Consejo Provincial de las Artes Esc√©nicas de Granma y la creaci√≥n de los Centros Provinciales de Cine, al 90 cumplea√Īos de Omara Portuondo y al aniversario 60 de la creaci√≥n del Grupo de Experimentaci√≥n Sonora del ICAIC.

Durante la apertura se realiz√≥ el recorrido del rev√≥lver Colt 38 ‚Äďutilizado por Celia S√°nchez Manduley y el pelot√≥n femenino Mariana Grajales‚Äď desde el Museo Casa Natal de Carlos Manuel de C√©spedes hasta el Teatro Bayamo. El objeto patrimonial tutel√≥ la ceremonia inaugural que cont√≥ con la presencia del Primer Secretario del Comit√© Provincial del PCC Federico Hern√°ndez Hern√°ndez; Francisco Alexis Escribano Cruz, gobernador de la provincia; Abel Prieto Jim√©nez, presidente de Casa de Las Am√©ricas; Ernesto Limia, vicepresidente primero de la Asociaci√≥n de Escritores de la UNEAC, y Lorianne Rodr√≠guez, directora de Cultura en Granma.

«Formar consumidores cr√≠ticos, cultos e inteligentes constituye el √ļnico camino para combatir la crisis cultural contempor√°nea acentuada por el uso de las nuevas tecnolog√≠as de la informaci√≥n y las comunicaciones», expres√≥ el Presidente de Casa de las Am√©ricas Abel Prieto Jim√©nez, al intervenir en la primera jornada de la Fiesta de la Cuban√≠a.

La conferencia inaugural ‚ÄúCultura y naci√≥n ante los desaf√≠os del presente‚ÄĚ, estuvo a cargo de Abel Prieto, que refiri√≥ claros elementos de la crisis cultural y la industria hegem√≥nica del entretenimiento como enemigos viscerales de cuban√≠a. El culto a lo pueril, el desinter√©s por la historia y la pol√≠tica, la cultura chatarra, el dilema de las redes sociales y la sutil manipulaci√≥n de sus usuarios han creado un espacio de negaci√≥n de la ciencia, sumado a la actual pandemia y el efecto en los n√ļcleos de resistencia cultural.

El Presidente de Casa de las Am√©ricas subray√≥ adem√°s, que el poder de las plataformas privadas es mayor que el poder de los estados, actualmente la est√©tica del show ha contaminado la informaci√≥n, los medios hegem√≥nicos han maquillado sus modelos para seducir y crear un esquema de amnesia inducida en la cultura. El papel que antes jugaban grandes literatos como √Čmile Zola, Tolst√≥i, Jean-Paul Sartre, est√° siendo sustituido por youtubers e influencers que inducen a una inevitable hipnosis medi√°tica.

foto de la autora

Sobre estas amenazas al binomio cultura-naci√≥n, el ciberbullying, la fragmentaci√≥n del conocimiento, el consumo cultural y los imperativos de formar consumidores cr√≠ticos y conscientes reflexion√≥ el p√ļblico presente en interacci√≥n directa con el prestigioso intelectual, y en el que se destac√≥ la significaci√≥n de la Fiesta de la Cuban√≠a como espacio que salvaguarda la memoria hist√≥rica en medio de una guerra medi√°tica que pretende fragmentar la cultura cubana.

Abel Prieto también intercambió con participantes del Evento Teórico Crisol de la Nacionalidad Cubana durante la segunda jornada del festejo, y se presentó el libro de su autoría Símbolos, fogatas y hechizos infernales.

El evento propició un aguzado debate científico que tuvo como premisa la impronta de la mujer en los procesos históricos y culturales en Cuba y Latinoamérica, enfatizando en las luchas independentistas y revolucionarias hasta la actualidad. Se realizaron conferencias virtuales del Dr.C Pedro Pablo Rodríguez, investigador titular del Centro de Estudios Martianos; la Dra. Luisa Campuzano Sentí, quien dirige el Programa de Estudios de la Mujer en Casa de las Américas y Miguel Cabrera, crítico de danza e historiador del Ballet Nacional de Cuba.

foto de la autora

Se desarroll√≥ un panel online a trav√©s del Canal Videos Crisol ‚Äďhabilitado para transmitir en redes sobre lo acontecido en la fiesta‚Äď con representantes del Frente Feminista de ALBA Movimiento en Venezuela, Argentina y Colombia, profesoras de la Universidad de Granma y la directora de la Casa de la Nacionalidad (instituci√≥n que auspicia el evento).

La XXVI Fiesta de la Cuban√≠a ‚Äďque aconteci√≥ del 17 al 20 de octubre‚Äď contempl√≥ tambi√©n la inauguraci√≥n de la XXXII Jornada de Cine Cubano e Internacional con la presentaci√≥n de audiovisuales realizados por el Proyecto Picacho, y se agasaj√≥ asimismo a miembros de la filial de escritores de la UNEAC que cumplieron aniversarios cerrados de creaci√≥n literaria.

foto de la autora

foto de la autora

En estricto cumplimiento de las medidas higi√©nico-sanitarias que exige el actual contexto epidemiol√≥gico del pa√≠s, se realizaron presentaciones teatrales, inauguraci√≥n de exposiciones de artes pl√°sticas, se devel√≥ ‚Äďcomo es habitual cada a√Īo‚Äď una escultura en cera policromada del m√ļsico y compositor cubano Miguel Matamoros, y durante el acto se amplific√≥ un mensaje de voz de Martha Beatriz Matamoros Audinot, nieta del trovador santiaguero.

Las jornadas de celebraci√≥n concluyeron tras haberse lanzado la convocatoria de la XXIX Edici√≥n del Evento Te√≥rico Crisol de la Nacionalidad Cubana, pr√≥ximo a celebrarse en 2021 y dedicado esta vez al centenario de Cintio Vitier, bicentenario de Francisco Vicente Aguilera y a los aniversarios 60 de la Campa√Īa de Alfabetizaci√≥n y de ‚ÄúPalabras a los Intelectuales‚ÄĚ. En la ma√Īana del 20 de octubre, en homenaje a los 152 a√Īos de la interpretaci√≥n por vez primera del Himno Nacional, se rememor√≥ en acto solemne el patri√≥tico suceso con la habitual Ceremonia de las Banderas.

foto de la autora

La Fiesta de la Cubanía, en singular edición, llevó su eclecticismo artístico a su máxima expresión. La Ciudad Monumento, ícono de rebeldía, reafirma su identidad cultural y su compromiso con los más genuinos valores sociales. El desafío al recrudecimiento del bloqueo y el enfrentamiento a una epidemia global no han provocado sino el fortalecimiento de la unidad, el hacer de la cubanía nuestro baluarte principal, el patriotismo como esencial arma, y la cultura como escudo y espada de la nación.



En Granma, fiesta virtual de pensamiento científico

A 152 a√Īos de la interpretaci√≥n por vez primera del Himno Nacional, aquel 20 de octubre, sobre los adoquines de la otrora Plaza de la Iglesia Mayor San Salvador de Bayamo (hoy Plaza del Himno) llega la Fiesta de la Cuban√≠a. El a√Īo 1994 marca la g√©nesis del festejo de cuban√≠a, a propuesta del entonces Ministro de Cultura Armando Hart D√°valos, con motivo del hist√≥rico suceso que marcar√≠a para siempre la historia de la Patria. ¬†

[+]