Giselle Lucía Navarro Delgado


«El camino f√°cil ser√≠a traicionarme»

Nos conocimos mientras cursábamos estudios en el Centro de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso. Por aquellos días siempre me llamó la atención la huella fotográfica que se palpaba en sus cuentos. Cerrabas los ojos y parecía que estabas viendo una película. Tiempo después supe que estudiaba Dirección de cine.

José Luis Aparicio Ferrera nació en 1994, en Santa Clara. Ha ganado en tres ocasiones la Beca de Guion que convoca la Asociación Hermanos Saíz. Integró el Jurado Mezcal del 33 Festival Internacional de Cine de Guadalajara (FICG) y el jurado del Premio Sara Gómez del 40 Festival Internacional de Nuevo Cine Latinoamericano. Es miembro de la Junta Directiva de la Muestra Joven ICAIC. Sus trabajos han sido seleccionados y exhibidos en festivales de varios países.

Este joven realizador, a pesar de su corta edad, tiene mucho que expresar, y su discurso se va consolidando poco a poco en cada una de sus obras. Entre sus principales fortalezas podr√≠an estar la persistencia, la b√ļsqueda constante y dedicaci√≥n, armas necesarias para emprender un camino en el complejo universo cinematogr√°fico.

José Luis Aparicio. foto cortesía del entrevistado.

Desde joven tienes una marcada inclinaci√≥n por el s√©ptimo arte. ¬ŅDe d√≥nde proviene esta pasi√≥n?

No sabr√≠a explicarlo. Mi primera pasi√≥n fueron los libros, sobre todo las novelas de aventuras, fantas√≠a y ciencia-ficci√≥n. Devor√© cuanto t√≠tulo pude de la editorial Gente Nueva, nada m√°s que me ense√Īaron a leer. Luego, cuando ten√≠a ocho o nueve a√Īos comenc√© a escribir poemas y cuentos policiacos. En ese entonces so√Īaba con una vida de escritor.

El cine se convirti√≥ en algo serio durante mi adolescencia. Desde ni√Īo no me despegaba del televisor, ve√≠a todo tipo de series y pel√≠culas, omn√≠voramente. El descubrimiento de directores como Woody Allen, Stanley Kubrick o David Lynch me hizo m√°s consciente de las posibilidades expresivas del medio. Despu√©s llegaron las c√°maras de video caseras, comenz√≥ el rejuego con la t√©cnica, el componente artesanal‚Ķ El cine se transform√≥ en una obsesi√≥n, casi enfermiza, que persiste hasta el d√≠a de hoy.

Eres graduado en Direcci√≥n de Cine, Radio y Televisi√≥n de la Facultad Arte de los Medios de Comunicaci√≥n Audiovisual (FAMCA) de la Universidad de las Artes (ISA). Cu√©ntanos sobre esta etapa. ¬ŅC√≥mo es el proceso de formaci√≥n de los j√≥venes realizadores en Cuba?

La verdadera formación de los cineastas, en Cuba y en el resto del mundo, es fundamentalmente autodidacta. Las mejores escuelas de cine te proporcionan ciertas nociones técnicas o teóricas que complementan tu desarrollo, pero la pelea real es la de uno mismo con la tradición, y se realiza en privado, en el bullicio de una beca o en la soledad de una sala de cine.

Hay que ver películas, todas las que se puedan, constantemente… y hay que leer, y filmar, y consumir todo el arte posible. Solo así hay esperanzas.

La FAMCA es una facultad muy limitada econ√≥micamente, pero esto no deber√≠a ser excusa para justificar sus principales problemas. En el √ļltimo a√Īo y medio, por ejemplo, hemos presenciado una vuelta de la censura y el fundamentalismo pol√≠tico, por encima de la libertad de creaci√≥n de sus alumnos.

Lo anterior, junto al eterno problema de los planes de estudio, rígidos y obsoletos, y a la escasez de profesores verdaderamente capacitados, conforma un panorama difícil. Sin embargo, conservo muy buenos recuerdos de esa etapa. Los debo, en su mayoría, a profesores como Joel del Río, Gustavo Arcos, Mario Masvidal, Jorge Molina, Alán González y Marta Díaz… A ellos y a otros pocos les estaré siempre muy agradecido.

¬ŅQu√© propuesta est√©tica ofreces desde tus materiales audiovisuales?

No creo que se pueda hablar de una est√©tica espec√≠fica, √ļnica, bien definida, en los audiovisuales que he realizado hasta la fecha. Tampoco es algo que me quite el sue√Īo. Desconf√≠o de los artistas que encuentran una f√≥rmula que se les da bien y la repiten obra tras obra. Tengo miedo a acomodarme, a no tomar riesgos. Muchos de los creadores que prefiero cambian constantemente, se retan y salen de sus zonas de confort. Mutar o desaparecer, como los Beatles. Ese es mi mantra. Solo me interesa conservar el misterio, la ambig√ľedad‚Ķ El camino f√°cil ser√≠a traicionarme. Prefiero el fracaso.

El Secadero. foto cortesía del entrevistado.

¬ŅCu√°les referentes art√≠sticos han marcado tu obra?

Jorge Luis Borges, Woody Allen, David Lynch, Guillermo Cabrera Infante, Paul Thomas Anderson, Virgilio Pi√Īera, Agnes Vard√†, Ren√© Magritte, Roman Polanski, Salvador Dal√≠, Quentin Tarantino, los Hermanos Coen, Stanley Kubrick, Charlie Kaufman, Hayao Miyazaki, Orson Welles, Edward Hopper, Werner Herzog, Martin Scorsese, Maya Deren, David Cronenberg, Chris Marker, Monty Python, Les Luthiers‚Ķ Es una lista larga que crece constantemente. No estoy seguro de que hayan marcado mi obra, pero s√≠ mi visi√≥n del arte y la vida, mis actitudes, mi educaci√≥n sentimental.

Tambi√©n cursaste el Taller de T√©cnicas Narrativas del Centro de Formaci√≥n Literaria Onelio Jorge Cardoso. ¬ŅQu√© te aport√≥ en el proceso creativo de los guiones?

La ‚ÄúOnelio‚ÄĚ fue muy importante, no solo por el contacto con profesores como Eduardo Heras Le√≥n y Ra√ļl Aguiar, sino tambi√©n porque me permiti√≥ tomar el pulso a los escritores de mi generaci√≥n. Eso como cineasta lo considero fundamental: escapar a la vida cultural fragmentada o sectaria que a veces sufrimos en nuestro pa√≠s.

 La influencia en mi trabajo como guionista es evidente, pues las técnicas narrativas no son patrimonio exclusivo de un medio u otro. A partir de mi paso por el centro, mis narraciones se hicieron más sólidas y conscientes, más complejas y a la vez más precisas en su despliegue técnico.

La FAMCA, por otro lado, carece de la especialidad de guion. La ‚ÄúOnelio‚ÄĚ vino a suplir muchas lagunas en mi formaci√≥n, me hizo recuperar el placer y la pasi√≥n por la lectura que experiment√© en mi ni√Īez y adolescencia.

Has obtenido diversos premios con tus cortometrajes y has participado en el 39 Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano y en el 14 Festival Internacional de Cine de Gibara. ¬ŅQu√© influencia ejercen estos eventos en la carrera de un joven realizador?

Una influencia decisiva. Ser√≠a ingenuo decir lo contrario. Si no has participado en un festival o recibido alg√ļn premio, est√°s en desventaja a la hora de, por ejemplo, aplicar a un fondo de ayuda a la producci√≥n o solicitar una beca de cualquier tipo.

La calidad art√≠stica, por estos lares, no siempre es lo esencial para salir adelante. Tambi√©n es necesario alg√ļn respaldo o reconocimiento, al menos en un sentido estrat√©gico. Hacer curr√≠culo, como solemos decir.

No obstante, la oportunidad de compartir tu trabajo, de polemizar y debatir al respecto, no puede ser tomada por sentado, más en nuestro contexto, donde escasean los festivales y las ventanas de exhibición y distribución, así como los espacios de crítica y pensamiento.

 Mantener y desarrollar eventos como la Muestra Joven, con lo difícil que esto resulta en ocasiones, es una preocupación que debería ser de todos los cineastas en el país.

El secadero. foto cortesía del entrevistado.

¬ŅCu√°les son los principales retos que enfrenta actualmente el cine independiente en Cuba?

Es una pregunta complicada de responder, sobre todo porque atravesamos un período de cambios, de incertidumbre… Más allá de las dificultades económicas y prácticas de la producción, creo que los principales retos se enfrentan en el campo de lo estético.

El cine cubano tiene muchas deudas, no siempre se hace las preguntas adecuadas. Yo quisiera ver un cine más diverso, más preocupado por la memoria de la nación, más complejo y menos complaciente, donde coexistan las películas de entretenimiento con las de autor, el cine de género con el realismo social…

 El principal reto es actualizarse, eliminar el rezago que nos separa de nuestros espectadores naturales y del resto del mundo. Desde hace décadas, salvo contadas excepciones, las películas que hacemos no se ven en ninguna parte, ni siquiera en la isla.

Las que mejor suerte han corrido son las independientes, para mí las más arriesgadas, las más interesantes. Es una lástima que el abandono legal, la censura y la desidia hayan coartado este desarrollo. Sin embargo, no han podido detenerlo.

Una de tus √ļltimas creaciones es el cortometraje de ficci√≥n El secadero, ganador de los Premios a la Mejor Producci√≥n y del P√ļblico en la 18va Muestra Joven del ICAIC, que recientemente en este mes obtuvo el Premio a Mejor Ficci√≥n del Bannab√°fest, Tercer Festival Internacional de Cine de Derechos Humanos de Panam√°. H√°blanos un poco del proceso creativo de esta obra.

El Secadero es un corto de 28 minutos que transcurre en La Habana de 1993, una Habana inventada por nosotros pero que conserva algunos lazos con la realidad.

Su guion est√° inspirado en algunos personajes y situaciones de La m√°quina, un cuento del escritor cubano Jorge Enrique Lage, pero en este caso se trata de una versi√≥n extremadamente libre. Un asesino en serie decapita polic√≠as. Mario, un oficial desencantado, encuentra la cabeza de la s√©ptima v√≠ctima. Junto a su compa√Īero, Camacho, debe llevarla a la estaci√≥n. Una distracci√≥n moment√°nea conduce al extrav√≠o de la cabeza, que es robada junto a sus bicicletas policiales. Ambos descender√°n al underground habanero para recuperarla‚Ķ

As√≠ comienza una historia con tintes de neo-noir, pero que es realmente una comedia negra, con mucha influencia de Tarantino y los Hermanos Coen. Es mi √ļltimo corto y con el que m√°s feliz me siento hasta la fecha.

Deb√≠a representar mi tesis de graduaci√≥n de la FAMCA, pero fue censurada por la nueva direcci√≥n de la facultad. Sin preverlo, termin√≥ convertida en mi primera obra verdaderamente independiente. Se realiz√≥ gracias a una campa√Īa de crowdfunding y con el apoyo de varias productoras no estatales. Luego de los premios en la Muestra Joven, ha tenido un recorrido internacional por festivales de Chile, Argentina, Alemania, Estados Unidos, Panam√° y M√©xico. Espero que cuente con m√°s oportunidades de exhibirse en nuestras pantallas.

Recientemente fuiste seleccionando para la III Residencia Internacional de Cine Castello Errante, dedicada a la formaci√≥n de j√≥venes cineastas italianos y latinoamericanos. ¬ŅQu√© te llevas de esta experiencia?

Castello Errante es una de las mejores experiencias que he tenido en mi formación profesional. Tener la oportunidad de conocer la cultura italiana, de visitar Roma y recorrer los pasillos del Centro Sperimentale di Cinematografia o los foros de Cinecittà, es algo realmente invaluable.

¬†M√°s importante a√ļn fue estrechar lazos profesionales y personales con un pu√Īado de j√≥venes cineastas de diversas procedencias, italianos y latinoamericanos. Los 35 d√≠as que compart√≠ junto a ellos me cambiaron, me devolvieron fuerzas para seguir intentando este oficio tan dif√≠cil.

A todos ellos y al staff de la residencia les agradezco mucho, así como a la Muestra Joven, al ICAIC y a la Embajada de Cuba en Italia, que lo hicieron posible.

¬ŅEn qu√© proyecto te encuentras trabajando en estos momentos?

Ahora mismo estoy terminando la post-producci√≥n del largo documental Sue√Īos al pairo, sobre la vida y obra del m√ļsico cubano Mike Porcel, un proyecto que co-dirijo junto a Fernando Fraguela.

Sigo enfrascado en la distribución de El Secadero y entro en la pre-producción de un nuevo corto, cuyo título provisional es El Tikrit, con guion del cineasta santiaguero Carlos Melián.

¬†Tambi√©n estoy desarrollando dos proyectos de largometraje: La zona muda, una ficci√≥n situada en el universo ficcional de El Secadero, co-escrita junto al guionista Daniel Delgado, y Distintos modos de cavar un t√ļnel, un documental sobre el poeta cubano Juan Carlos Flores, que conceb√≠ junto al tambi√©n poeta Ram√≥n Hondal.

Hay más ideas, más proyectos… Es el tiempo que no alcanza.



El regocijo del silencio

Desde un universo lleno de sonidos, donde el poema pareciera nacer de un ejercicio de profunda meditación, la vibra creativa de Ismaray Pozo resurge como la hierba silvestre.

Esta muchacha pinare√Īa, nacida en 1987, tiene tantas palabras y colores por compartir que, a pesar del silencio y ese halo de nostalgia o misterio que cubre su sonrisa, aquellos que la conocen no pueden ignorarla. Elegancia, sencillez y amor fueron los primeros rasgos que percib√≠ en ella cuando la conoc√≠.

Es poetisa, licenciada en Historia del Arte, editora, correctora y promotora cultural. Tiene dos poemarios publicados: Regresiones (Ed. Guantanamera, 2017) y Abisales (Ed. Loynaz, 2018), con este √ļltimo obtuvo Menci√≥n en el Calendario 2017. Pr√≥ximamente ver√° la luz por la editorial Extramuros tu libro La recitante, Premio Luis Rogelio Nogueras 2018.

H√°blanos un poco del proceso creativo de este √ļltimo cuaderno y la propuesta que nos trae

La recitante es un libro que naci√≥ pronto, pero luego de un largo proceso de acumulaci√≥n, de ideas persistentes en los √ļltimos a√Īos. Lo que estaba ah√≠ acumulado se sediment√≥ por defecto. Era una necesidad. Por primera vez me planteaba hacer un libro.

Regresiones no es m√°s que una selecci√≥n de mis primeros textos, salido a la luz de una forma muy azarosa por el sello Guantanamera. Tiene un tono primitivo. Abisales fue m√°s l√ļdico. El tercer brote es m√°s consciente. La recitante es la voz (las voces) de una mujer. Esta mujer habla sobre s√≠ y c√≥mo ella se percibe; percibe el resto de las cosas. Y a su vez especula, desde una voz ventrilocua, lo que el resto percibe en ella. Es un libro sobre las representaciones. En la comedia, la recitante, es una farsante, una travestida/mutante.

¬ŅCu√°les fueron los impulsos emocionales o creativos que te empujaron desde muy joven hacia el camino de las letras, especialmente la poes√≠a?

No fue una cuesti√≥n de impulso, sino de no tener opciones, eso quiero creer. Fui una ni√Īa muy ensimismada, con gran vocaci√≥n por la contemplaci√≥n, el silencio. Lo aprecio. Me gusta cuando la palabra se mesura, se guarda. En aquel entonces parec√≠a eso un problema, tener eventos de antipat√≠a o evasi√≥n hacia la gente. Pensar, imaginar, era una ventana, una puerta anch√≠sima. En casa ten√≠amos un cuarto al que llam√°bamos ‚Äúcuarto de los regueros‚ÄĚ, pleno de libros de la colecci√≥n Hurac√°n, apolillados en su mayor√≠a. Los libros fueron despertando una inquietud por la literatura; quer√≠a mimetizar lo le√≠do. La poes√≠a naci√≥ en la adolescencia, salvajemente.

¬ŅEn tus poemas, cu√°nto hay de la muchacha cin√©fila que so√Īaba con ser directora de cine, de la historiadora de arte, de la mujer que eres?

Todo. ¬ŅQu√© puedo hacer sino serle fiel a mi raz√≥n? He intentado que mis textos sean m√°s contenidos y menos frondosos. Que no sean desmedidos es su b√ļsqueda, pero eso est√° dado por algo de lo que no me puedo desligar. La b√ļsqueda ha sido una constante. El querer transitar otros caminos, no conformarme con lo hecho, sino ir de trasiego en trasiego. Mutando. Mudando como yo misma. Historia del Arte es una carrera que te abre a eso, expande, y nos deja, a los graduados, un radio, un extraradio de nombres, obras, acciones, expresiones del arte, que se quedan luego levitando, flotando en la cabeza para otras m√ļltiples asociaciones. Es algo que no evito, de eso que flota agarro, como se hace con un globo lleno de helio. Lo dejas volar o lo tomas.

Tus libros se ofrecen como una especie de mapa que capta la sensibilidad de lo po√©tico en otras manifestaciones del arte ¬ŅQu√© referentes art√≠sticos y literarios han marcado tu obra?

No siempre he sido consciente de lo que quiero decir. Al principio, la poes√≠a era salvaje, abrupta. No me despertaba eso, siquiera inquietud, ni cuestionaba que lo hecho fuese poes√≠a. No de la manera que me lo cuestiono ahora. El cine y la m√ļsica son otras constantes, muchos de los referentes que cito son musicales o cinematogr√°ficos. Loca por el jazz, cercana a un guitarrista que ha estudiado con Rodney Jones, Ed Cherry (m√ļsicos de Dizzy Gillespie), y tocado con Pat Bianchi (m√ļsico de Pat Martino), Brian Charette (m√ļsico de George Coleman). V√≠nculos como este han reforzado una pasi√≥n, ya vieja, por el jazz y la m√ļsica de ra√≠ces negras.

Tuve inquietudes por el cine. Hice pruebas¬† para entrar a la FAMCA, a la EICTV de San Antonio de los Ba√Īos. Luego me di cuenta que esas inquietudes no eran deseos urgentes.

En la literatura, la poesía me roba. Creo en el chamanismo poético, el buen poeta, es un ilumidado, un develador, dispuesto a descuadrar lo que ve en infinitas posibilidades, a pulverizarse la mente y los ojos en el acto. Eso me llevó a descubrir la poesía de Emily Dickinson.

Fui conducida a leer a E.D, Pessoa, Eliseo Diego, Lina de Feria, Aim√© C√©saire y otras zonas de la literatura caribe√Īa que me resultan explosivas y comprometidas: √Čdouard Glissant, Jacques Roumain. Luego A. Pizarnik, I.Vilari√Īo, Clarice Lispector, Margarite Duras, Nelida Pi√Ī√≥n, Ana√Įs Nin, Anne Carson, Igner Christensen (sugerida por Raydel Araoz).

He encontrado una cófrade literaria, un regalo, en Caridad Atencio, otra poeta que admiro por su fuerza, madurez, su ojo crítico brillante. Gracias a esto mi lectura se expande, por ejemplo, a la poesía norteamericana, poco explorada antes por mí, entre la obra de autoras como Susan Sontag.

Naciste en Puerta de Golpe, Pinar del R√≠o, lugar donde resides actualmente y que quiz√°s ha significado un golpe de inspiraci√≥n para tu escritura. ¬ŅQu√© dificultades supone el hecho de ser escritora y vivir en un contexto rural?

Todo condiciona, por rebote, omisi√≥n, por carambola. El lugar puede hacer proclive que esa inquietud naciente se vuelva un estado, se pierda o permanezca. El espacio rural es c√≥modo para la literatura, ‚Äúm√°s tranquilo que la cara de una mujer que miente‚ÄĚ; ah√≠ donde escasea la polifon√≠a, los ruidos de la ciudad, yo no encuentro m√°s que chivas berreando, gallos, mis perros, alg√ļn que otro carro pasante, arrieros. La tensi√≥n est√° en otras cosas, en otras carencias. Ese no haber, hizo que buscara. El campo es un maravilloso lugar, una estaci√≥n de brotes, otra de siega, rebrotes, resiegas‚Ķ

Para un escritor que se inicia, las dificultades de un espacio así podrían estar dadas por la falta de visibilidad, el alejamiento de las bocas, de los censores de opinión. Pero eso no me supone un problema. Me regocijo en el silencio.

Eres graduada del Centro de Formaci√≥n Literaria Onelio Jorge Cardoso. ¬ŅC√≥mo influy√≥ esta etapa en tu proceso creativo? ¬ŅActualmente escribes narrativa?

Me gradu√© en el 2016. Siempre dan ganas de volver. Pasar por el Centro Onelio lo sent√≠a entonces como un imperativo. Sin ser de La Habana y pensando que de La Habana en alg√ļn momento ten√≠a que marchar, estudiar all√≠ era algo por hacer antes de irme.

¬†Escrib√≠ algunos cuentos. Le√≠ uno sobre una mujer con problemas de sujesi√≥n en el mundo f√≠sico. Para resolverlo ella ten√≠a que hacer un ejercicio: desbloquear su chakra radical haciendo pucheros. Eduardo Heras, me dijo «eso es terrible». Me cuestion√© si estaba haciendo bien.

En las clases, escrib√≠a poes√≠a. Llevaba m√°s de 10 a√Īos escribiendo poemas, intent√°ndolo, pero aquello era otra b√ļsqueda. Tard√≠a para escribir como era, no sent√≠a que fuese mi mayor directriz, sino otro medio, como el cine, las artes visuales, la m√ļsica, un m√©todo, un haz de luz sobre las cosas. Pod√≠a publicarse, y no.

Agradezco al Centro la redirección del camino. El gusto por la poesía es lo más persistente. Luego de eso, he intentado hacer algunos cuentos que después de un humazo, como en la magia, se deshacen.

Paralelamente a tu faceta creativa, trabajas como promotora cultural, editora y correctora en Ediciones Loynaz. ¬ŅQu√© ha aportado esta labor a tu proceso creativo?

Mucho. Constancia, seriedad. Estar de cerca en el proceso de creación y armazón de un libro ha hecho que me involucre más, no solo en lo mío, también en lo ajeno. Agradezco a la Loynaz por todo ese aprendizaje.

¬ŅC√≥mo definir√≠as a los poetas en el siglo XXI?

El poeta del siglo XXI es un hombre de su √©poca. Con las mismas constantes e inquietudes humanas, que son como despertares. Siempre que nace un hombre est√° yacente ese anillo que nos sobrepasa: ‚Äúel ser‚ÄĚ; y cada motivo reincidente que viene con ‚Äúel ser‚ÄĚ: el tiempo, el lenguaje, la acci√≥n, la narraci√≥n de esa acci√≥n, el fin. Es lo mismo.

El hombre, el poeta, sigue siendo un buscador de oro.

Tenemos ahí la obra de los poetas de siglos pasados. Siento que ahora, en el arte, no se niega lo anterior. De lo anterior bebemos, nos atragantamos, nos insertamos en una gran argamasa.

¬ŅCon qu√© generaci√≥n te identificas m√°s dentro del plano de la literatura cubana? ¬ŅC√≥mo pudieras definir a tu generaci√≥n?

La literatura cubana es riquísima. Un framboyán floreciente, eso hace que hayan nombres descoyantes como picos de iceberg en todas las generaciones. Todo el tiempo. Pero, me siento más cercana a la literatura del siglo pasado que a la del siglo XIX, incluso más cercana que a la de este siglo. Ahí está Orígenes, un parteaguas, y otros llegados después del 59, como Diáspora(s) o Palenque, grupos en sí mismos, en los que se puede identificar voluntades semejantes.

No me siento parte de ninguna generaci√≥n literaria. ¬ŅQu√© nos auna a los jovenes, m√°s all√° de la b√ļsqueda de la literatura como albergue? La literatura no se hace grupalmente. A veces coinciden en tiempo, en ideas, en lucidez intelectual, varias personas que hacen su trabajo en soledad.

Siento un ansia en los poetas jóvenes de adelantarse a su tiempo, de saltar voluptuosamente como mariposas. Paul Ricoeur habla en Volverse capaz, ser reconocido de la identidad narrativa, de la temporalidad en la identidad. Hablar ahora de mi generación, teniendo a Ricoeur en la frente, sería dejar inacabado el relato. Tendrá que pasar un tiempo para que otros hablen de mi generación. A nosotros, los jóvenes, solo nos queda trabajar, trabajar mucho. Es cosa del tiempo poner los nombres en fila india. 

¬ŅQu√© rasgos marcan la esencia de Ismaray Pozo?

Soy una loba esteparia. Solía ser más mustia. Ya me adapto, renuncio, hay en la renuncia una revelación, como dijera la Lispector. Serena. Pocas cosas me descentran o inquietan como la voluntad de hacer mal (siquiera la perversidad inocente). Salvando esa voluntad malsana que rechazo, con lo demás puedo lidiar.

¬ŅCu√°les son tus sue√Īos y proyectos en el plano literario para los pr√≥ximos a√Īos?

Escribir y esperar. ‚ÄúEsperar es buscar‚ÄĚ, dice Anne Carson. Esos son los proyectos pr√≥ximos: escribir y buscar.

 

COMERSE UN PEZ SAGRADO

Christo lanzó una manta de plástico

sobre la costa. Resolvió aquietar

el bullicio donde nace un país.

Esto es una glorificación:

plastificar un pantano.

La identidad prende en los musgos primeros

donde ahora cangrejos no encuentran alimentos

sino una redención de yagua

o tobog√°n, algo resbaladizo (en resumen).

La peripecia de Christo es camuflarlo todo

donde allí lo torvo

donde allí todo era un ejercicio

donde el progreso vertió al mar, resonante.

Ahora imprecisos, resignificaríamos

con nuevos nombres.

 

Una podría decir, donde nace un país

hay blanca premonición (la del día)

pero lo enigm√°tico concede al mar

la ambig√ľedad de los perros asustadizos.

El pez es el origen

la cola afilada, el remilgo de los pies juntísimos

el hombre podría ser una mujer

que resurge de los cuerpos marcados

del mito involuntario de la Sik√°n.

Ella veladora se sacrifica:

ve rodar la cabeza del chivo.

Había bajado del monte el Inocente

huyendo de otra mujer que bebería la sangre

de sus testículos. Y hacia ella fue a parar

el Inocente, a la mu(jer)erte √ļltima.

La primera muerte llegar√° cuando

el sol no rasgue la nata sintética

sobre las cabezas.

 

La Sikán la Sikaneka/ sin país

rehogó los ojos en una cesta

de otro Cristo, ahora preocupado

por el amor al pr√≥jimo ‚ĒÄmenos humano

menos inteligente‚ĒÄ

no se sacrifica por los otros

esto que a mí me cuenta tanto

[el horror de la cucaracha al ver el miedo ajeno

es m√°s que su propio horror terebrante]

Cristo no sabía de aquellos hombres lobos

menguando peces a zarpazo.

El mundo era más antiguo a todo, a él mismo

a otro Krzysztof Kieslowski.



El arte es la b√ļsqueda de la vida

Un hombre de profunda sencillez, de esas personas extraordinariamente positivas que siempre ven los colores de cada cosa y parecieran estar dispuestos en todo momento a tenderte una mano, con una sonrisa esbozada en el rostro. Ese es el primer recuerdo que tengo de Hasan Erkek cuando lo conocí en el III Encuentro de Promotores de la Poesía.

El Dr. Hasan Erkek hab√≠a viajado desde Turqu√≠a para participar en la 28¬™ Feria Internacional del Libro de La Habana, oportunidad en la que tambi√©n se estrenar√≠a para el p√ļblico habanero su obra El Umbral, llevada a escena por la compa√Ī√≠a Teatro Gaviota, en la sala teatro El S√≥tano.

Este poeta, dramaturgo y profesor turco ha recibido disímiles premios y reconocimientos por su obra, que se complementan con una cantidad similar de publicaciones, traducciones y puestas en escena en diversos países. Actualmente es presidente de la Sociedad de Dramaturgos y Traductores de su país, y Profesor Titular del Conservatorio de Estado de la Universidad de Anatolia.

Ante las diversas cualidades que pueda tener como escritor sobresale la de ser una buena persona, y ahí es precisamente donde comienza el puente entre La Habana y Estambul, en el umbral de todo lo posible, como los capullos de esas margaritas que comienzan a abrirse en el corazón del poeta.

Comenzaste a escribir desde muy joven y pronto llegaron los premios y las publicaciones. ¬ŅC√≥mo fue que te iniciaste en la literatura, especialmente, en la dramaturgia?

Desde ni√Īo, cuando ten√≠a entre 10 y 11 a√Īos, ya escrib√≠a poes√≠a. B√°sicamente eran imitaciones de poemas que le√≠a en los libros escolares. Poco a poco fui tratando de escribir poemas propios, m√°s originales. En la ense√Īanza secundaria, entre los 13 y 14 a√Īos, mis profesores publicaron mi primer libro de poes√≠a con la ayuda de la instituci√≥n y familiares.

La cubierta del libro fue dise√Īada por mi profesor de artes pl√°sticas Ekrem Kadak, que ahora es un gran pintor en Turqu√≠a. Siempre uso sus obras para ilustrar la cubierta de mis libros.

En la secundaria tambi√©n empec√© a escribir cuentos. Aunque en esta √©poca todav√≠a no escrib√≠a nada para el teatro, actuaba en las obras que preparaban en la escuela. Organiz√°bamos entre dos y tres obras cada a√Īo.

Durante mis estudios preuniversitarios continu√© escribiendo poes√≠a, cuentos y actuando en las actividades escolares. Luego empec√© a hacer apuntes para el teatro, que eran representados por mis compa√Īeros de aula.

Hasan Erkek en el estreno de su obra EL Umbral por Teatro Gaviota, en El Sótano. Foto: cortesía del entrevistado

 Reconozco que disfrutaba mucho al ver la puesta en escena de las obras que había escrito. Por ello comencé a estudiar teatro y decidí que quería ser dramaturgo. La poesía ya era una pasión eterna para mí, por eso algunas veces la combinaba con el teatro.

Obtuve mi primer premio nacional siendo estudiante del Departamento de Teatro. En 1989, la Radio y Televisión Nacional de Turquía organizó algunos concursos en saludo a su aniversario 25. Mi obra para radio ganó el Gran Premio. A partir de ahí he recibido más de 20 premios nacionales e internacionales.

Cuando me gradu√© decid√≠ dedicarme por completo al teatro. As√≠ combinaba el arte y la ciencia (la dramaturgia es la ciencia del arte del drama). Durante 25 a√Īos he trabajado en el Departamento de Artes Esc√©nicas de la Universidad de Anatolia. En 2009 me hice profesor de dramaturgia y hasta la fecha no he dejado de impartir talleres y conferencia, pero nunca dej√© de escribir.

¬ŅCu√°les son tus influencias literarias?

Mis influencias siempre fueron la lectura y la observación. Desde joven leía los autores y obras clásicas. Fui un muchacho muy curioso sobre las cosas de la vida, y la vida misma es siempre inspiradora para mí.

La poes√≠a como modo de expresi√≥n, m√°scara, arma, bandera‚Ķ es una parte inseparable de tu vida, ¬Ņqu√© deseas comunicar con ella?

En primer lugar, me gusta expresarme. En segundo lugar, trato de cultivar la sensibilidad de la gente que me rodea y extender ese círculo. Mi esperanza es poder agregar una flor o un ave a la gran herencia de la humanidad. El arte en sí no es un arma, pero si eres capaz de cambiar la sensibilidad de la gente con arte y educación desde la infancia, ellos serán capaces de cambiar todo lo necesario por el bien de la humanidad.

Vives en un pa√≠s que se extiende sobre los l√≠mites de dos continentes, con una exquisita mezcla de culturas. ¬ŅQu√© han aportado esto a tu trabajo?

Es posible ver las huellas de esas raíces culturales en mi poesía y mis obras de teatro. Alimento mi literatura de diferentes fuentes. Esa es mi posibilidad al haber nacido en un país como Turquía. Realmente tengo mucha suerte. Crecí en una cultura rica que surgió de varias culturas. Turquía es un puente cultural entre oriente y occidente, norte y sur, con vastas dimensiones espirituales y financieras. Trato de hacer una combinación contemporánea y original en medio de todo eso, y espero poder lograrlo.

¬ŅQu√© nos puedes contar sobre la literatura turca que se escribe actualmente?

En Turqu√≠a tenemos una gran tradici√≥n literaria, contamos con grandes poetas y autores, pero no los hemos presentado lo suficiente ante el mundo. Probablemente conozcas algunos como Nazim Hikmet, amigo de Cuba, cuya obra ha sido publicada en la isla, Yasar Kemal u Orhan Pamuk, este √ļltimo Premio Nobel de Literatura, pero te podr√≠a mencionar una lista de 20 autores y poetas reconocidos a nivel mundial.

Gran parte de su obra est√° dedicada a los ni√Īos, ¬Ņc√≥mo crees que deber√≠as ser la literatura para ni√Īos, especialmente en los tiempos que vivimos?

Realmente he escrito casi la misma cantidad de obras para ambos grupos de lectores y audiencias: ni√Īos-j√≥venes y adultos. He escrito ocho obras de teatro para ni√Īos, tres para j√≥venes y siete para adultos.

Creo que los ni√Īos y los j√≥venes necesitan creaciones de alto valor art√≠stico (libros, obras de teatro, pel√≠culas, m√ļsica‚Ķ). Ellos son no solo la audiencia del futuro, son la audiencia de hoy.

Son muy sinceros en la manera en que reaccionan (negativa o positivamente). Me gusta la sinceridad y soy consciente de mi responsabilidad al escribir para ellos también.

El umbral, obra de Hasan Erkek.

De todas las obras que ha escrito, que han sido representadas en diferentes pa√≠ses, me gustar√≠a destacar El Umbral, que recientemente fue llevado al escenario para el p√ļblico cubano por el grupo Teatro Gaviota. Cu√©ntame un poco sobre ella.¬†

El Umbral es una de mis obras premiadas en 1977. Es la segunda parte de una trilog√≠a hom√≥nima. Me tom√≥ seis a√Īos escribirla. En el momento de su estreno por el Teatro Municipal de Estambul se llev√≥ a escena cien veces y tuvo m√°s de treinta mil espectadores. Fue la obra m√°s vista de ese a√Īo.

La trilog√≠a El Umbral es muy importante para mi vida. Hasta la fecha ha ganado m√°s de 20 premios y se han publicado 25 ediciones en diferentes editoriales e idiomas por todo el mundo, entre ellos Francia, Espa√Īa, Armenia y Azerbaiy√°n. Hace unos a√Īos en la Facultad de Bellas Artes de mi universidad se inaugur√≥ una exposici√≥n de carteles de las puestas en escenas. Este a√Īo sumo una m√°s a ese conjunto. Nunca olvidar√© la reacci√≥n que tuvo el p√ļblico cubano, su amistad y cari√Īo mientras contemplaban las escenas.

La obra es una tragedia que, tratada desde un lenguaje l√≠rico, utiliza la poes√≠a no solo en los di√°logos, sino en las situaciones. Hay muchos elementos de la cultura y m√ļsica tradicional turca en la puesta en escena y la escenograf√≠a.

Aunque el tema conductor de la obra es la familia, trato de reflejar el rostro más palpable de esa ruptura feudal y el desglose cultural que vivió mi país en su tránsito hacia el capitalismo.

Escrib√≠ El precio del error, primera obra de la trilog√≠a, cuando cursaba el tercer a√Īo de teatro en la Universidad de Ankara. Fueron tiempos dif√≠ciles para m√≠. Compart√≠a el dormitorio con seis personas y ten√≠a problemas con algunos compa√Īeros de clase, pero lo m√°s triste para m√≠ fue no tener una m√°quina de escribir ni estanter√≠a con libros. Recib√≠a muy poco dinero de mi familia.

Estos eran problemas frecuentes en las escuelas de teatro, pero no lo sabía, y como era demasiado sensible en esa época, el problema se fue agravando. Estaba abrumado por el ambiente pesimista que vivía Ankara después del golpe militar. Pensé de dejar la escuela. Iba a esperar hasta el fin del primer semestre para decidir qué haría con mi vida. Toqué fondo y necesitaba salir a flote.

En ese momento TRT (cadena nacional de Turqu√≠a) anunci√≥ unos concursos de teatro de radio en 1989 por el aniversario 25 de su fundaci√≥n y los premios eran geniales. Me fui a DońüanŇüehir (Malatya) al lado de mi familia para las vacaciones. No dije nada a mis amigos, pero me desped√≠ de ellos como si estuviera en el umbral de una gran separaci√≥n. Cuando me iba solo llevaba en la maleta mis libros, casetes y la convocatoria del concurso. DońüanŇüehir estaba bajo la nieve, pero representaba una c√°lida esperanza para m√≠.

Cuando lleg√≥ el momento compr√© un cuaderno, afil√© mi l√°piz y empec√© a escribir la primera parte de la trilog√≠a. Un gran placer y un gran dolor me acompa√Īaba. Finalic√© la obra cuando termin√≥ el intersemestral y regres√© a Ankara lleno de esperanza. Lo primero que hice fue hacer que mi mejor amigo Beyhan B√ľy√ľkyńĪldńĪz leyera la obra. √Čl me prometi√≥ mecanografiarla ‚ÄúPor un ramo de margaritas‚ÄĚ, dijo como chiste. Y le dije que, si ganaba el premio, le comprar√≠a todas las margaritas que se vend√≠an en la calle de floristas.

Pero la era tecnol√≥gica no hab√≠a comenzado todav√≠a y pocos ten√≠an m√°quina de escribir. Buscamos entre las amistades. Hasta que el t√≠o de un amigo nos prest√≥ una, por unos d√≠as. Beyhan se encerr√≥ en la casa y transcribi√≥ la obra trabajando d√≠a y noche. Lo entregu√© al TRT el √ļltimo d√≠a.

¬†Hab√≠a 110 obras en el concurso, por lo que la espera fue larga y dif√≠cil, pero al final mi obra gan√≥ el gran premio. Fue mi primer teatro de radio, lo escrib√≠ de un tir√≥n y casi no lo hab√≠a revisado (ahora reviso las obras mil veces). Como dice Sait Faik, un famoso cuentista turco, ‚Äúquise besar mi l√°piz‚ÄĚ en ese momento. Decid√≠ continuar la escuela. Nadie supo sobre mi intenci√≥n de dejarla.

Compré dos máquinas de escribir: una para mi amigo y la otra para mí. Luego alquilé una casa y salí de la beca. Por fin tuve una estantería llena de libros y, por supuesto, compré todas las margaritas que se venden en la calle de los floristas para Beyhan.

Atraves√© el otro umbral con mi l√°piz. Me sent√≠a unos a√Īos mayor. Adapt√© el texto para un guion del cine. Se film√≥ y se estren√≥ en TRT. Despu√©s se llev√≥ al escenario del teatro, esta obra fue una escuela para m√≠.

Por ello me siento tan feliz de estrenar El Umbral en La Habana. El Teatro Gaviota hizo la premier el 8 de febrero. Las representaciones tuvieron buena acogida. La directora de actuación Lilian Dujarric es una artista muy creativa y los actores son dinámicos.

Quisiera agradecerles a todos desde el fondo de mi corazón, especialmente a la embajada de Turquía en La Habana. Durante el ensayo y la premier, los trabajadores de la Embajada y la embajadora Sra. Berris Ekinci, en persona, siempre estaban. Quisiera agradecer también a Diana I. Luke, la traductora de El Umbral. Su adaptación gustó mucho. Ella es de Madrid y, además de ser una excelente traductora, escribe teatro.

En el encuentro de Jóvenes Escritores de América Latina y el Caribe. Foto: cortesía del entrevistado.

Has visitado Cuba varias veces y, en m√°s de una ocasi√≥n, has participado en el Encuentro de J√≥venes Escritores de Am√©rica Latina y el Caribe, en el marco de la Feria Internacional del Libro de La Habana. ¬ŅQu√© ha significado esta experiencia en tu carrera como escritor?

El a√Īo pasado particip√© en el Encuentro de J√≥venes Escritores de Am√©rica Latina y el Caribe, durante la Feria del Libro de La Habana. Una de las tantas actividades durante el encuentro, adem√°s de los recitales po√©ticos y las conferencias, fue la lectura-representaci√≥n de El Umbral por el Teatro Gaviota. Lo hicieron muy bien.

A los integrantes de Teatro Gaviota les gust√≥ la obra y decidieron llevarlo a escena para el p√ļblico de La Habana este a√Īo. Fue una buena decisi√≥n que, despu√©s de muchas investigaciones y ensayos que mantuvimos por largo tiempo, trajo excelentes resultados.

Este a√Īo particip√© nuevamente en ambos eventos. La participaci√≥n de j√≥venes en la jornada fue inspiradora para m√≠. Durante las sesiones trat√© de interactuar con la mayor parte de los poetas, conocer su obra, absorber la poes√≠a en espa√Īol, el esp√≠ritu de Cuba y Latinoam√©rica. Fue una grata experiencia para m√≠. Tambi√©n me satisface las reacciones positivas que tuvo la acogida de mi poes√≠a.

Desde tu experiencia como creador y profesor, ¬Ņqu√© consejos podr√≠as darles a las j√≥venes generaciones de escritores?

Usualmente a los j√≥venes no les gustan los consejos. Trato de transmitirles mis experiencias siguiendo el camino art√≠stico en mis trabajos concretos. Y desde la experiencia, quisiera decir que el arte es la b√ļsqueda de la vida, pero hay muchas dimensiones en la vida y muchas facetas del arte.

 De modo que ambos tienen gran diversidad. Los artistas jóvenes no deberían encasillarse en una sola dimensión ni en una sola faceta. Deberían escribir lo que quieren y sienten, pero sin olvidar valores contemporáneos como los derechos humanos, la igualdad, la libertad, la justicia…

En lo creativo, ¬Ņqu√© sue√Īos tiene Hasan Erkek?

Mi sue√Īo es siempre escribir m√°s, usando formas diversas y v√≠as diferentes (poes√≠a, teatro, cine‚Ķ) y llegar con mis palabras a muchas personas de diferentes culturas, en pa√≠ses de todo el mundo. No deben existir fronteras frente al arte.



Identidad poética

Con el lema La Poes√≠a: un arma cargada de futuro, regresa la Bienal Identidad en su duod√©cima edici√≥n, del 13 al 20 de septiembre. Dedicada a homenajear la figura de Ada Elba P√©rez, la jornada promete ser un encuentro de poetas, m√ļsicos, artistas y admiradores de la obra de la ya desaparecida artista.

A partir del desarrollo de tertulias, recitales, exposiciones, intercambios culturales con ni√Īos y j√≥venes, presentaciones de libros y talleres, el evento se propone reflejar cada una de las facetas creativas de Ada Elba, que abarcan aristas tan diversas como la poes√≠a, la m√ļsica, la cer√°mica, la literatura para ni√Īos, la investigaci√≥n y la promoci√≥n cultural. En esta ocasi√≥n el evento tendr√° por sede la Casa de la Poes√≠a, ubicada en calle Mercaderes 16 entre O‚ÄôReilly y Empedrado, La Habana Vieja.

Viernes 13: Apertura

6:00 p.m.: ‚ÄúSerenata para un Ada‚ÄĚ, recital po√©tico-musical con trovadores, poetas y repentistas.

Poetas invitados: Giselle Luc√≠a Navarro, Yenys Laura Prieto, Martha Acosta, Rubiel Labarta, Rolando √Āvalos, Camila Mardones y Francisco Vargas Huaiquimilla.

M√ļsicos: Orquesta Juvenil de Guitarras, bajo la direcci√≥n del maestro Esteban Campuzano, y el trovador Juan Carlos P√©rez.

S√°bado 14

10:00 a.m.: Conversatorio sobre la figura de Ada Elba P√©rez y su legado cultural. Invitada: Olga Lidia P√©rez. Presentaci√≥n del libro Se√Īor Arcoiris de Ada Elba P√©rez (Editorial Gente Nueva y Cubaliteraria 2018).

Invitados: Los m√ļsicos Jos√© Ernesto Sim√≥n S√°nchez y Roberto Carlos Cruz Rodr√≠guez.

2:00 p.m.: Intercambio con poetas, artistas y admiradores del legado cultural de Ada Elba Pérez. Invitados los poetas Félix Contreras, Yanelys Encinosa Cabrera, Daniel Duarte de la Vega, Armando Landa, Jorge García Prieto, Elizabeth Reinosa Aliaga, Irán Cartaya, David López Ximeno, Camila Mardones, Francisco Vargas Huaiquimilla, el cantautor Juan Carlos Pérez y el Coro Polifónico de La Habana.

3:00 p.m.: Rostros de Ada. Exposición que recoge muestras fotográficas y audiovisuales del quehacer artístico y social de Ada Elba Pérez, en el Café literario de la Casa de la Poesía en el Liceo Artístico y Literario.

Domingo 15

11:00 a.m.: Muestra de audiovisuales inspirados en las canciones compuestas por Ada Elba P√©rez. Recital de cantautoras y poetas. Invitadas las poetas Isabel Cuello, Jessica P√©rez Quesada, Luisa Oneida Land√≠n, Tha√≠s Guill√©n, Claudia Exp√≥sito, Irasema Cruz Bola√Īos, Camila Mardones y la cantautora Heidi Igualada.

Martes 17

2:00 p.m.: Taller cartonero Marte, la marea de los ni√Īos, por el mar de las Antillas. Imparten los integrantes de la Editorial Cartonera Helecho De. Participan estudiantes de la escuela primaria Sim√≥n Rodr√≠guez del municipio Habana Vieja.

Miércoles 18

2:00 p.m.: Taller cartonero Marte, la marea de los ni√Īos, por el mar de las Antillas. Imparten los integrantes de la Editorial Cartonera Helecho De. Participan: estudiantes de la escuela primaria Camilo Cienfuegos, del municipio Habana Vieja.

Jueves 20

10:00 a.m.: Taller cartonero para el adulto mayor Libro para un Ada y conversatorio sobre el movimiento cartonero en Chile. Imparten los integrantes de la Editorial Cartonera Helecho De.

2:00 p.m.: Taller cartonero Marte, la marea de los ni√Īos, por el mar de las Antillas. Imparten los integrantes de la Editorial Cartonera Helecho De. Participan: estudiantes de la escuela primaria Jos√© Antonio Machado, del municipio Habana Vieja.

Viernes 20: Clausura. Aniversario 58 del Natalicio de Ada Elba Pérez.

3:00 p.m.: Pe√Īa Juegan las palabras. Edici√≥n especial por el cumplea√Īos de Ada Elba P√©rez. Tendr√° como invitadas las poetas Olga Lidia P√©rez, primera promotora de la Casa de la Poes√≠a y hermana de Ada Elba P√©rez, Yenys Laura Prieto y Giselle Luc√≠a Navarro. La m√ļsica estar√° a cargo del trovador Pepe Ordaz y la agrupaci√≥n vocal Novel Voz.



El eco del viento en todos los sentidos

Mientras las ruedas de su bicicleta rodaban entre el polvo por el Pacífico mexicano, algo comenzaba a rodar en su mente y a expandirse con el viento.

Hace 10 a√Īos, cuando Miguel Asa (Guadalajara, M√©xico) cre√≥ una calcoman√≠a que acu√Īaba el lema Por favor, lea poes√≠a, con el objetivo de realizar una intervenci√≥n p√ļblica, seguramente no imaginaba que esa frase, estampada en marcadores, camisetas, carteles y todo tipo de soportes gr√°ficos, inundar√≠an tertulias, talleres, estaciones de tren, centros culturales de diversos pa√≠ses, las casas y hasta los perfiles de Facebook de muchas personas.

Este artista multidisciplinario, de personalidad desenfadada y sencilla, ha dedicado buena parte de su trabajo creativo a la poesía y su vínculo con las artes visuales, en distintos contextos.

La palabra, la imagen, el aire batiendo en su cara, un pu√Īado de sue√Īos amarrados al coraz√≥n y el cuerpo fundido con su bicicleta. La bicicleta y el hombre pedaleando desnudos sobre la propia desnudez de su alma.

¬ŅPor qu√© la idea de usar calcoman√≠as?

Desde un principio consideré que lo que fuera a ser este proyecto, que no tenía nombre y que terminó por incrustarse como lema, debía realizarse como un divertimento para compartir el gusto por la lectura en todos sus contextos, así nació Por favor, lea poesía.

Desde muy joven he considerado el arte urbano como una posibilidad de interacci√≥n p√ļblica muy cercana a las personas, como un dise√Īo vers√°til que pudiera brindar un mensaje, ser una intervenci√≥n dentro de la cotidianidad y no pasar desapercibida entre la comunidad.

Al d√≠a de hoy, ya son m√°s de 300 mil ejemplares los repartidos, que se han colocado en pa√≠ses como Argentina, Cuba, Chile, Brasil, Ecuador, Colombia, Per√ļ, Honduras, El Salvador, Panam√°, Guatemala, Espa√Īa, Francia, Italia, Alemania, Suiza, Estados Unidos, Marruecos, M√©xico, Vietnam e India, gracias a la difusi√≥n y el apoyo de un sinf√≠n de personas que han contribuido desde sus perspectivas. Algo as√≠ como ‚Äúla versatilidad de lo m√≠nimo‚ÄĚ, le llamo. ¬†

¬ŅPor qu√© el nombre Ululayu?

En 2014 tom√© una decisi√≥n muy importante en mi vida, viajar en bicicleta por Am√©rica, en etapas, para fomentar la literatura, incentivar las artes y concientizar sobre el uso de la bicicleta. Busqu√© un nombre que tuviera que ver con todo lo anterior y ahond√© en Altazor o el viaje en paraca√≠das, del poeta chileno Vicente Huidobro. En el Canto VII, en las l√≠neas 42 y 45 se encuentra esta palabra (Ululayu) que quiz√°s no tenga un significado real ‚Äďo m√°s all√°‚Äď para ser un sonido dentro de un poema en donde la palabra se deforma.

Eso para m√≠ fue lo mejor, pues la consider√© como la onomatopeya del verbo ‚Äúulular‚ÄĚ, que es cuando el viento choca con algo y produce un sonido. En mi caso, al viajar en bicicleta no puedo evitar el viento durante el pedaleo y as√≠ la constante. Esto es un homenaje a uno de los elementos m√°s fuertes que la Tierra vive y que se encuentra entre nosotros a diario.

Bicicletas y poes√≠a‚Ķ ¬ŅQu√© tienen en com√ļn? ¬ŅDe d√≥nde parte esta iniciativa?

Surge después de realizar un viaje en bicicleta, pero con algo más allá que solo pedalear, también con los objetivos de leer, compartir, crear con todas las comunidades en ruta. Una inspira, la otra transpira, y así, juntas, crean una obra misma en vida: compartir para imaginar, la posibilidad creativa en todo el mundo. 

POR FAVOR, LEA POES√ćA, una frase que es sencilla y profunda desde la propia ra√≠z de la palabra. ¬ŅQu√© es para ti la poes√≠a?

Es el eco del viento en todos los sentidos. Es una posibilidad que tiene la humanidad y en la que se entregan las sensaciones, esta experiencia √ļnica que llamamos vida en un recorrido m√°s lejano de lo que percibimos a primera vista. Es la convocatoria a nuestra creatividad, en la que sobresalen todo lo que somos, no somos e imaginamos ser. La poes√≠a siempre es para m√≠ ese elemento metaf√≠sico que nos entrega la oportunidad de superarnos a nosotros mismos.

cortesía del entrevistado

Seg√ļn Octavio Paz, el lenguaje se deteriora, pero la funci√≥n de los poetas es revalorizar la palabra. ¬ŅQu√© rasgos crees que deba tener un poeta? ¬ŅCu√°l crees que sea la misi√≥n del poeta en el siglo XXI?

En un momento histórico como el actual, la poesía es portadora de miles de voces que buscan una entrega más abierta, pues las situaciones culturales, sociales, ideológicas, entre otras que sacuden al mundo, influyen en cualquier desarrollo creativo de la humanidad. Así sea la academia como los medios digitales, la lectura de poesía nos salvaguarda en la renovación constante del ser humano, más allá del género, pues la apertura tanto para mujeres y hombres es la misma. De ahí que el poeta en estos días tenga un mayor compromiso social, es decir, debe ser un intérprete de lo que acontece en las comunidades y también un portavoz que medie, expanda y colabore con mayor cercanía con las personas, quitar este hito de poeta-lector y volverse uno mismo con todos, lo que representa una misión con mayor compromiso y responsabilidad social, pues debe de existir flexibilidad, diálogo y cercanía, lo más invaluable.

Ante la incursi√≥n masiva de los medios de informatizaci√≥n y otras distracciones que vienen aparejados con el desarrollo tecnol√≥gico de una sociedad, muchos consideran que el h√°bito de la lectura ha disminuido considerablemente, sobre todo la lectura de poes√≠a. ¬ŅA qu√© crees que se deba esto?

Por el contrario, no ha disminuido el proceso lector, ya que la alza de la transferencia de información permite el ejercicio de la lectura a diario, y esto, ha permitido de igual manera que la divulgación de la poesía se contemple dentro de ello. Sin embargo, como en todo, estos procesos debemos de tomarlos con un criterio más amplio en muchos sentidos, ya que la valorización de la creatividad no obligatoriamente debe estar sujeta a cánones convencionales, sino debe resguardarlos y experimentar a su vez: los procesos creativos nunca  han sido los mismos durante la existencia de la humanidad. 

La poes√≠a escrita, la poes√≠a visual, el performance, el dise√Īo, la fotograf√≠a‚Ķ el arte en todas sus aristas y dimensiones. ¬ŅC√≥mo confluyen estas aristas en tu creaci√≥n?

De alguna manera la poes√≠a es el n√ļcleo de todo lo dem√°s. La experimentaci√≥n con diversas manifestaciones ha confluido en piezas √ļnicas e irrepetibles, que suceden en el momento, o bien, que quedan plasmadas en diversos proyectos que rondan en el espacio p√ļblico o privado, bajo diversas intersecciones entre la letra, el cuerpo, la tipograf√≠a, el dise√Īo, la tecnolog√≠a, la fotograf√≠a, la pintura, la ilustraci√≥n, el muralismo y la bicicleta, de manera que, as√≠ suceden breves poemas en el tren de la ciudad, otros tantos con las artes visuales en el sistema de bicicleta p√ļblica de la misma, as√≠ como en las redes sociales: el conocimiento de la diversidad de estas aristas ampl√≠a las posibilidades y el impacto en la comunidad.¬†

¬ŅC√≥mo ha sido tu experiencia en Cuba, en el marco del Encuentro de Promotores de la Poes√≠a?

Asistir a Cuba por segunda ocasión me ha permitido la ampliación de mi proyecto, así como el fortalecimiento del mismo en otras coordenadas geográficas. Uno de los principales motores de Ululayu es la colaboración con diversos autores, instancias y proyectos con la finalidad de expandir, en la medida de lo posible lo que, en otros rincones, más allá de México, se hace, y Cuba me permitió eso, conocer, unir, solidarizar, contemplar, amar, consolidar y, sobre todo, aprender del trabajo de todos los invitados a los encuentros en los que participamos.

Por otra parte, vivir la bicicleta en La Habana para recitar poemas improvisados fue una genialidad, pues tambi√©n me permiti√≥ pintar y exhibir parte de uno de nuestros proyectos recientes, Cicloverso, poes√≠a de estudiantes de bachillerato con ilustraci√≥n de artistas locales, en su edici√≥n Arreola, como celebraci√≥n del centenario del natalicio de dicho escritor mexicano. Una grata experiencia todo lo vivido en Cuba. Siempre gracias a mis amigos cubanos y extranjeros, es un amor √ļnico eso que sucede a principios de febrero.

¬ŅQu√© quisiera expresar Miguel Asa, desde la poes√≠a?

La solidaridad por la humanidad y la gratitud hacia la naturaleza y la vida. Nunca naceremos dos veces.

¬ŅQu√© expectativas tienes con este proyecto a largo plazo?

No tener expectativas y dejar que el viento, el tiempo y la Tierra hagan su trabajo. Paz.