Elizabeth Soto


Piel de burdégano, una propuesta conmovedora

Como parte de la Jornada por la Cultura Nacional y como cierre a estas festividades, el Centro Provincial de Cine en Holguín invitó al cortometraje del joven realizador Juan Carlos Domínguez en el lobby del cine Martí, en el corazón de la Ciudad de los Parques. A pesar de la intensa lluvia que comenzó justamente a la hora planificada para la exhibición de la muestra, los invitados asistieron y quedaron conmovidos con el mensaje que supo transmitir este joven estudiante del ISA que recién comienza su carrera.

[+]




La bella cubana, una suerte de remix (+Audios)

Ediciones La Luz en esta Jornada de la Cultura Cubana se ilumina esta vez con un remix realizado por Dj Arte (Artemio Viguera) sobre el ícono de la pieza musical “La bella cubana”, del matancero José White. Con las voces de los asociados a la sección de Literatura de la AHS holguinera, esta suerte de proyecto electrónico y poesía inicia cada tertulia literaria.

Peña Entrada de emergencias en Ediciones La Luz Crédito: Elizabeth Soto

En esta semana como actividades colaterales se estarán presentando otros remix en alusión a fechas conmemorativas como los nacimientos de Arthur Rimbaud y Oscar Wilde.

El poema “Infancia”, de Rimbaud en la voz de Frank A. Cuesta, y el poema “Soneto al acercarme a Italia”, de Oscar Wilde interpretado por Andrés Cabrera, se podrán escuchar también en el blog de Edición La Luz en la plataforma de ivox, una suerte de fonoteca donde se estarán alojando otros tracks.

Para los próximos días ya estamos trabajando sobre las voces o interpretaciones de Alfonsina Storni, Sylvia Plath, Julián del Casal, Virgilio Piñera y Ezra Pound.

oscar wilde
Cartel de Oscar Wilde Crédito: Robert Ráez


Antipoesía eres tú

A propósito del aniversario del natalicio de Nicanor Parra.

Se escribe uno mismo por la culpa de los demás por la destrucción que quieras asumir, tú decides qué es lo que haces, poesía o antipoesía, ser patético o ser ridículamente un ser que no tiene ganas de intentarlo. A eso me debo, a los deseos de hacer o sentir, en un espacio que debes crear porque las circunstancias a veces condicionan la mente, porque pueden venir a imponerte sentimientos que en realidad no concretes, entonces tú mandas, en tu vida y en lo que escribes.

La poesía pasa, la antipoesía también. Todo pasa, lo bueno y lo malo, es aquel concepto de impermanencia del que tanto hablamos, de ser congruentes en el ámbito de la existencia. De creerte o inventarte de un modo para que existas, para convertirte a ti en ese hombre imaginario, de noches, tardes, balcón, paisajes, hechos, mundos, sombras y hasta sexo imaginario.

  • Pero no creo en la vía violenta
  • me gustaría creer en algo
  • pero no creo
  • lo único que sé hacer es verte encoger los hombros
  • y estar atada a ti y a simples ventanas de escritura.

Así debe ser el poeta, pero el poeta no eres tú, soy yo quién recrea la poesía, tú vendrías siendo el que duda, vendrías siendo la sensación del papel en blanco. Tú y yo vamos a superar la página en blanco.

Estos sean quizás los temas fundamentales de la poesía lírica, de tu asomo en primer lugar a mi pubis. Se prohíbe rezar, estornudar, escupir, elogiar, arrodillarse, venerar, aullar, expectorar. En este recinto se prohíbe dormir. Y fornicar es un acto diabólico entonces déjame explicarte, que para la penetración debes concientizar que los poetas no tienen biografía, que cada cuerpo que llevas a la cama es uno entre todos los posibles.

tomada de literalmagazine.com

Yo no me permito que nadie me diga que no comprende los antipoemas, porque tendré que reírme a carcajadas, para eso me rompo la cabeza para llegar a la esencia de las cosas, porque no tengo ningún inconveniente en meterme en camisa de once varas. Claro que no respondo si me miran echando sangre por boca y narices.

Yo nací para la escritura, estas letras que vuelan en el aire, son tan libres como mi pensamiento, como yo. No hay contradicción posible que no entiendas. Hay cuerpos atados a un instinto.

Cuando pasen los años y el aire haya cavado un foso, entre tu alma y la mía no habrá diferencias y tú solo seas un hombre que amó y yo una mujer que se detuvo un enorme instante frente a tus labios.



DJ Arte, de la poesía a la música electrónica, una Entrada de emergencia

Estábamos reunidos y no era muy informal la cita, estábamos como de costumbre en ese sitio de Luz, conversando con Luis Yuseff sobre cómo queríamos, los más jóvenes, en calidad de espectador, que fueran a partir de ahora las peñas de literatura que celebramos cada semana en los espacios habituales: Abrirse las constelaciones, Oda a la joven Luz y el más reciente Entrada de emergencia, con la intención de darle un enfoque más entretenido por los que apuestan por escuchar literatura y para que de cierto modo, tuviera más adeptos que de costumbre. Lo cierto es que todos los planes de estrategia de promoción cultural que nos hemos estado trazando hasta el momento en las redes van teniendo muy buena acogida en cuanto al alcance de las publicaciones, las interacciones y los registros de visita, gestión que realiza Lilian Sarmiento, una desenfadada y moderna estudiante de Periodismo que conjuga sus estudios con la estancia casi diaria dentro de las actividades que prepara también el equipo creativo de la editorial.

Fotografías: Héctor Ochoa

Tal parece que este propósito se transmite de manera natural en esas vidas que alimentan su rutina con versos, y porque la sensibilidad es una manera de ser y otra forma de ver la vida. Así irrumpe de pronto en nuestra oficina Artemio Vigueras, un hombre tan cortés como sus principios, y nos habla con profunda pasión de sus deseos de conjugar la música electrónica con los textos en las voces de los más recientes poetas publicados bajo nuestro sello editorial. DJ Arte, como es conocido en el gremio, tiene 32 años y no para de soñar como productor de actividades en el Centro de Arte, o como miembro del Laboratorio Nacional de Música Electroacústica: la poesía me viene de la música y viceversa, de Lorca, de Alejo Carpentier, de Nicolás Guillén, en el caso de ustedes (refiriéndose a las nuevas voces de la poesía en Holguín) es la frescura de una poesía que dice mucho de mi tiempo, textos que me inspiran melodías, y zonas de confort para mi creación.

La música electroacústica que desde sus inicios ha sido netamente experimental, surgió a través de experimentos entre musicólogos e ingenieros de sonido, pero lo que estamos trabajando ahora son ondas electrónicas que se modulan a través de sintetizadores virtuales, porque también existe la modulación electrónica en sintetizadores físicos, analógicos que trabajan solos y se escuchan solos, pero principalmente en nuestro país que no disponemos de muchos equipos se trabaja con computadoras y softwares. El software que trabajo Ableton Live, sirve para producir música y reproducirla en vivo.

Fotografías: Héctor Ochoa

Hay dos tipos de expresiones de música electrónica: el DJ de sala, el que mezcla que tiene también un arte, una forma de expresión para el club para bailar, es el ejercicio de la mezcla en vivo, de música preelaborada, una sesión creativa, algunas para entretener y otras para el culto de la propia música electrónica, por tanto este proyecto que estamos defendiendo es más de producir música en vivo se llama Live At, presentaciones logradas a través de este programa, clips patrones sonoros que van desde la percusión, la armonía, un sintetizador, una estructura que puede durar alrededor de una hora y se van intercalando con el controlador de ese programa que da la posibilidad de trabajar en vivo y estructurar una sesión logrando con esto una sesión puramente creativa con la incorporación en este caso de las voces de los poetas, de los cantantes…

DJ Arte desde el 2013 ha tenido un trabajo consolidado con la EGREM y ha estado trabajando en los centros culturales de la propia entidad, Casa de la Música, Centro Cultural Bariay, haciendo mezclas en vivo, en la AHS también se ha presentado, pero sus proyectos más inmediatos tienen que ver con escenas que conjugan artes visuales, literatura. La acogida en las salas indican el termómetro de una idea que va marcando la diferencia, el concepto mismo.

Aquel día, en la hora gris sobre las cinco de la tarde para ser más exactos, en un espacio tremendamente bohemio

Arrastramos la poesía por la ciudad, desmenbrándola

lo que inquiero / ya no le llaman ciudad / pero la busco igual

mira la cicatriz por donde sangro / es pura analogía

no duermo más sola / me repito

Yo no sé qué tiene este hombre que te deja soñar, que pone en los versos la música que quizás les falte, que termina la estructura con un sonido que el poeta lo consume en silencio. Yo no sé, quizás él tampoco sabrá, todo es cuestión de tiempo y ensoñaciones.



Los versos descienden sobre el cuerpo, sobre la ciudad…

El cuerpo tiene sus propias fluctuaciones, todo ocurre allí. Las contorsiones han sido captadas por la sensibilidad del artista. El artista también se contornea para lograr esa imagen que lo atrapa y le provoca un estado de ánimo determinado. Ahora, el cuerpo y el artista son un dueto.

  • Palabra del hombre por el hombre. Un lugar donde el tiempo y la aniquilación ya es viejo. Y cede espacio a otra canción posible después de días. Después de meses. Después de años en que solo un poema era capaz de sostener en pie a un niño. A un hombre. A un país entero.

Otro sitio etéreo es la oscuridad, tal vez se inclina el artista en acto difamador y al tacto se produce la ensoñación.

  • La noche de lo absoluto se alimenta de sí misma, se babeliza, se abisma en el cuerpo irresoluto del poema: pleura y fruto de una materia fugaz.

Pero no es la palabra, sino la postura.

  • La belleza es un acontecimiento del espíritu.

La confabulación surge cuando se aproximan los cuerpos, el lente lo describe, el poeta lo percibe nítido.

  • Fiesta de torsos y piernas, destellos en giros y saltos; canción de los cuerpos.

Cuando el cuerpo teme y el artista asume la posición exacta, ese giro de inspiración te regresa, te devasta, te asusta.

  • Tal es el miedo a los disparos a las piedras preciosas a las narices ajenas pero hay cosas que se mueven entre la gente y destrozan más que el miedo.

Hay un salto al vacío, a lo inesperado, ahí se produce la mezcla, la verdadera dramaturgia a estas alturas resulta insalvable.

  • Soledad que termina, placer que funda un país como escudo.

A esa materia que sufre, el artista le proporciona luz.

  • Un manto contenido de recuerdos impuesto a confundirse con el agua. Dígase también, se hace polvo.

  • Hay un lugar llamado Humanidad.

Cada vez que caemos, los giros de los cuerpos, de la vida, te resurgen, en la mirada del artista, en los versos del poeta, se puede morir o nacer. Pero todo es responsabilidad de la carne.

  • Bajo la noche del tiempo germina la semilla humana.



Experimento contra el olvido

Pujo el verso, la sustancia, para que nazca con esencia.

Me inclino ante los versos de un hombre que marcó mis noches de insomnio, con falta de apetito y mal humor.

(Hace más de 10 años dormía en un cuarto bohemio de una beca y solo tú, Wichy Nogueras, me salvabas).

Me amaste como al cisne, y mis libros fueron devorados con la maldad de una mujer desnuda. Cada amor que llegó, gracias a ti, se fue marchando con mi imposible.

He sido libre, una mujer libre no tiene precio.

He convivido con el abominable dueto de ser mujer y poeta, poeta y mujer.

Pocas veces, he roto el hechizo.

Voy regalando la salida, sin miedo a que sea carcomida de envidia por Neruda,

Una salida lúgubre…

Tantas veces he expuesto mi cabeza, y aunque la siga destiñendo volverá a su habitual zanahoria.

Poe, Mae West.

Perdiz.

Luego, este poema experimental, regresa al segundo verso.

Para nosotros, no has muerto, de todas las maneras, existes.

 



Un sitio de Luz

El portal https://edicioneslaluz.cubava.cu reaparece de nuevo para compartir las novedades editoriales y todo el acontecer literario de Ediciones La Luz. El sitio que había estado un tiempo apagado en el dominio, esta vez se renueva su perfil y diseño gráfico con logos e imagotipos identitarios del sello.

A propósito de la Campaña de Promoción a la lectura A la luz se lee mejor, y todo el entramado que viene desarrollando, los lectores podrán consultar y descargar ebooks, podcast, videos promocionales y postales. También se incluirán los programas de las tertulias que como es habitual sesiona de manera quincenal o anual en nuestra casa editora.

Abrirse las constelaciones, verso tomado del poema homónimo de Delfín Prats y que da nombre a la peña que ha tenido innumerables adeptos, estará próximamente en las redes actualizando nuestro catálogo.



Robert Ráez, de la Boustrophilia al éxito

Lo primero es olvidarte de la competencia. Eso. La competencia no existe. Ni los genios.

Boustrophilia, de Robert Ráez

Es un neologismo, no hay que hacer búsquedas exhaustivas. Cada uno tendrá disímiles interpretaciones, yo que he estado bien cerca, asumo que es, talento, originalidad, éxito…

Lo cierto es que este joven que a primera vista resulta tímido posee una introspección diferente, se desplaza con facilidad absoluta y las estructuras le nacen dislocadas o no, porque sabe dominar de manera exacta el arte de escribir.

Lo conocí en mi oficina, justo cuando terminaba mi licencia de maternidad, un momento difícil para cualquier madre, porque sientes paralizadas tus neuronas, después de un reposo absoluto de intelectualidad. Se mostró tan colaborativo y paciente, que no tuve otro remedio que adoptarlo.

Robert comenzó a resaltar por ser aquel joven estudiante de Periodismo con un espendrum innegable que comenzó a diseñar en Ediciones La Luz, en el cercano enero del pasado año. La oficina donde trabajamos pocas veces está vacía, porque Robert es de esos muchachos que atrae a las masas, por su forma de pensar, de ser y de compartir. Algo que impresiona es la cantidad de amigos que lo frecuentan y que lo asumen como líder de un grupo en el que si tienes alguna diferencia de opinión, es porque seguramente no sabes nada de rock. Tiene un humor exquisito, irónico, irreverente, picando al absurdo, estalla en una risa loca con algún trabajo ajeno mal hecho, lejos de burlas, Robert toma referentes de marcada trayectoria universal para asumir sus posturas tanto gráficas como literarias: Roberto Bolaño, Cabrera Infante, Sabato, Rubén Fonseca, Martín Solares, Bioy Casares, Borges, Cortázar, Toni Morrison, Raymond Carver, Bukowski…

─Madre, dime, ¿qué crees?

Lo repite una y mil veces, porque no es de los que se guarda una victoria, un proyecto, un plan. Es capaz de compartirlo todo, como si sus escasos 24 años le hubiesen calado a usanza y lo condicionan para un consejo de cualquier índole. No por gusto los más cercanos aseguran de él.

Lilian Sarmiento: “Robert es novedad, para mí todo con él es nuevo.”

Miguel A. Montero: “Transparente.”

Ramón Jesús Pérez: “Natural.”

El escritor y diseñador está atravesando un año de verdades, pues ha sido ganador del Premio de la Ciudad de Holguín en el apartado de Diseño, por la Campaña de Promoción a la lectura A la Luz se lee mejor, así como la Beca de creación El caballo de coral que otorga el Centro de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso. Hay cierto misticismo alrededor del número 21, precisa que es ganador del Premio Celestino de Cuento, cifra que lo acredita además como graduado en esa edición del Taller de Técnicas Narrativas del mencionado Centro.

A decir de su madre, esta vez la biológica: “Es un niño que siempre está inventando, en realidad es muy estudioso y dedicado.”

Boustrophilia debe tener un acercamiento espontáneo y con cierto desenfado. Estamos ante una literatura de vanguardia, con una tendencia marcada a las propiedades destructivas del lenguaje que reflejan grosso modo el ingenio audaz y el exacto dominio del orden de colocación de los elementos oracionales, para hacer de esto un show, una sátira, que leeremos con placer si tenemos al menos básicas nociones de literatura. Sus personajes transitan desde el intelectual al ridículo, y creo a cabalidad que hay una intromisión psicológica atinada.

La derrota es de porcelana, dijo un tal César, Los años son de porcelana, asegura el escritor. Y la porcelana, según una endeble definición, es una loza fina y traslúcida, como los sueños de este autor.



Una conversación íntima a La Luz

  • Llegado el tiempo de las inevitables conversaciones.
  • Cuando una palabra no es exactamente una palabra
  • sino un disparo entre dos.
  • L.Y.

Sobre qué escribir entonces.

Entro a su oficina y la sonrisa es la primera bienvenida.

A decir verdad, se trata de un amigo-guía, más allá de un amigo-jefe.

Con versos revoloteando por la cabeza supongo que planifica la jornada,

entre risas y tazas de café,

un humor exquisito se concentra y reparte alas para crear.

Así de libres somos bajo su manto.

Luis Yuseff: Luz Yuseff —decimos con cariño.

Es el artífice de los proyectos de nuestro sello editorial, un hombre que no queda sin alternativas.

Creo, sin temor a equivocarme, que este don viene marcado por la poesía. Es cierto que el poeta presume de una cosmovisión poco natural, reconoce luces y si hay alguna sombra es porque seguramente ha plantado un árbol. Y aunque lentos van sucediéndose los días estamos tranquilos porque «el hombre» algo inventa, algo se le ocurrirá —repetimos a coro.

Al principio de este evento epidemiológico, cuando la incertidumbre era la única respuesta, el equipo editorial padecía de una angustia lógica, todos los eventos a los que estamos acostumbrados se suspenderían y los escritores en sus casas solo tendrían como opción leer, surgen entonces las constantes conversaciones con nuestro jefe editor y ahí, en ese lazo íntimo y concomitante, no quedamos náufrago de su voz.

Estamos hablando del creador de aquella peña literaria que por manera ininterrumpida condujera durante más de diez años «Tarde de Ateneo», en la que se presentaron novedades editoriales de Cuba y el mundo, autores de diversos sellos que en muchas ocasiones interactuaban con el público, «La Isla en versos», otro espacio para las presentaciones de los esenciales escritores de la provincia; «Sala del Miraletras», donde se han estrenado materiales audiovisuales relacionado con estos temas afines; «Abrirse las constelaciones», otra oportunidad en la que los adeptos han podido disfrutar de figuras de renombre como Lina de Feria, Virgilio López Lemus, Joaquín Borges Triana, entre otros.   

Yuseff se comunica con facilidad, y por esto ha sabido llevar con parsimonia inigualable eventos de grandes magnitudes, como el Coloquio Iberoamericano de Letras y Palabras Compartidas.

Si no puede haber público, cómo le hacemos para que nuestros lectores conozcan todo el trabajo que hemos estado haciendo en el año. Vamos a trabajar con las redes —nos dice— todo lo haremos en formatos digitales. Para ello ha creado un equipo creativo con el que comparte tantas ideas como vengan a su mente. Estas luces y estos cuerpos, ¡qué equipazo! —sonreímos—; es mágico trabajar de este modo. Y aunque hay días en que se prohíbe tener amigos, cuando los tiene los ha amado con el ardor de la pólvora mojada en la garganta… con el delirio del que está viviendo sus últimos días.

Así ha sabido llevar el autor de Aspersores una vida, una editorial, una pandemia, aun estando su barriada en cuarentena absoluta, nos ha mostrado otros caminos a seguir.

  • A través de las ventanas
  • las luces intermitentes
  • estremecen los sitios con colores burbujeantes.

Su oficina es «el sitio donde mejor se está», nuestras conversaciones fluyen entre abrazos, halagos a las disimiles especies de caracoles que ostenta en cada rincón. Pedirle alguno es un acto desafiante, que solo lo más cercanos se atreverían, pero lo ofrece, como mismo ofrece su experiencia. Tomo un Helix aspersa y lo conservo con un Silencio profundo.