Elaine Vilar Madruga


Mundos insospechables que invitan

Id√°n Luis Ferr√°n ha mapeado la ciudad de sus experiencias, la ciudad de sus memorias. En la composici√≥n abstracta de la poes√≠a ‚ÄĒlas calles del recuerdo‚ÄĒ construye mundos insospechables que invitan. Esta entrevista busca un acercamiento con este joven creador ariguanabense que conf√≠a en que el arte es, sin dudas, materia trascendente.

¬ŅC√≥mo llegas al mundo de las artes visuales?

Desde ni√Īo siempre tuve una marcada inclinaci√≥n por dibujar, por llevar casi siempre un pedacito de crey√≥n en la mano, dec√≠a mi madre. Vigilaba sigiloso para no ser atrapado mientras garabateaba alguna pared que encontraba. Ten√≠a una afici√≥n casi inconsciente por los murales. No corr√≠ con la suerte de beber directamente del arte visual o del arte en general; crec√≠ lejos de esos caminos y, por alguna extra√Īa raz√≥n, cuando cumpl√≠ 16 a√Īos, ingres√© a lo que fue una excelente escuelita de arte en mi localidad llamada «Eduardo Abela». A partir de ah√≠, empec√© a encontrar la paz y a viajar finalmente por el sendero m√°s indicado para m√≠, pues creo que no pudiera haber sido otra cosa en esta vida.

cortesía del entrevistado

¬ŅC√≥mo defines la po√©tica de tu visualidad?

Esta pregunta en particular est√° relacionada con el proceso de mi trabajo. Ser√≠a bueno saber de antemano que mi definici√≥n de la realidad esta inherentemente vinculada a mi visi√≥n como artista: la po√©tica viene a m√≠ horas antes de pintar alg√ļn cuadro. En este m√©todo que desarrollo conviven la subjetividad y el propio destino de la obra. Dec√≠a Cort√°zar: «La obra ya est√° hecha antes de hacerla», y en mi caso necesito inspiraciones que confluyen entre la familia, los amigos, gentes y lugares que me son importantes. Ahora, creo que el pintor tambi√©n pinta lo que quiere ver, lo que desea apreciar despu√©s de limpiarse las manos manchadas, porque en su b√ļsqueda visual no encuentra lo que anhela contemplar m√°s tarde en lo real, en lo vivo o muerto que le rodea. Yo defino la po√©tica de mi visualidad como algo en√©rgico, como mundos insospechables que invitan.

En tu producci√≥n, ¬Ņc√≥mo se entroncan la investigaci√≥n y el proceso creativo?

La investigaci√≥n es mi vida. No puedo acostarme a dormir sabiendo que necesito investigar algo, tengo la maldita ‚ÄĒo bendita‚ÄĒ man√≠a del bichito inquieto, ‚Äúsabelotodo‚ÄĚ. Esto inevitablemente se relaciona con el proceso creativo, existe el entroncamiento entre los dos en el punto en que surge el milagro: la idea. Como dije antes, todos los procesos e investigaciones que necesito para hacer una obra vienen casi siempre tomados de la mano. Uno me dice qu√© hacer con el otro. Son como los estudios previos que hace cualquier escritor que arruga un trozo de papel y se dispone a orde√Īar otro tintero. Ya despu√©s vienen los bocetos, las restauraciones de ideas, las reinversiones, los cambios, los rescates y los accidentes.

cortesía del entrevistado

Tu experiencia como artista, ¬Ņcu√°nto te ha aportado a la hora de ejercer como maestro de ni√Īos y adolescentes en el Proyecto Cultural Casa Miqueli, en San Antonio de los Ba√Īos?

Tuve la oportunidad ‚ÄĒm√°s que eso, la dicha‚ÄĒ de conocer a Ra√ļl Bonachea Miqueli, director, fundador y promotor principal de este magn√≠fico y ansiado centro art√≠stico multidisciplinario para ni√Īos y adolescentes. Recuerdo que cuando no sab√≠a pronunciar bien su nombre me hizo saber, por intermedio de un amigo en com√ļn, la idea de fundar este proyecto. Hac√≠a ya alg√ļn tiempo que yo hab√≠a impartido de manera muy conservadora un taller de pintura para ni√Īos en la ciudad, con fines de proyecto comunitario.

Desde ese entonces surgi√≥ en m√≠ cierta vocaci√≥n por el magisterio dirigido especialmente a los ni√Īos. De alguna forma aquella experiencia me marc√≥, y finalmente me he reencontrado otra vez como profesor del taller de pintura de la Academia Casa Miqueli de San Antonio de los Ba√Īos.

El aporte ha sido tanto que creo no hay mejor regalo. No paro de aprender, de tal forma que planifico una clase para ense√Īarles los colores primarios, secundarios y complementarios, y termino aprendiendo de los ni√Īos. Ellos tienen esa capacidad de ense√Īarle a uno, incluso sin planificarlo. El premio es que se descubren cosas que quedan para toda la vida y yo, como «el profe», tomo nota, y formo parte de ese hermoso y longevo sentimiento.

¬ŅAsumes la abstracci√≥n como una forma de reflejar los mapas visuales de tus experiencias o como un lenguaje de posibilidades ilimitadas?

La asumo de las dos formas, y que la primera pregunta sería el pretexto para seleccionar la manera en que se dice, el famoso cómo. Sin duda alguna hay posibilidades ilimitadas en la creación de mis cuadros abstractos, el solo hecho de que escoja este lenguaje para manifestarme y comunicarme, extralimita toda frontera y a la vez vence a la censura.

La abstracci√≥n es uno de los mejores derroteros para decir, sin olvidar que ‚ÄĒdetr√°s de todo esto que explico‚ÄĒ tambi√©n subyace una expresi√≥n exacerbada del individuo a partir de su propia validaci√≥n: puedo reflejar no solo mapas o planos urban√≠sticos, sino toda una inmensidad de mundos y misterios.

En buena parte de tu trabajo, la abstracci√≥n se asume como la imagen que define mapas a√©reos de tus propias geograf√≠as en la memoria. ¬ŅDe qu√© manera comienzas a trazar estos recorridos?

De cierta forma ya hice un peque√Īo argumento antes, a manera de introducci√≥n de los procesos y de mis experiencias. Ahora me gustar√≠a responder esta pregunta a modo de relato:

                                              A ojo de pájaro

cortesía del entrevistado

En el meticuloso desorden de un saloncillo estrecho puede surgir la magia de los altos vientos y de las entra√Īas vivas de la tierra; en el sal√≥n m√°s peque√Īo de un edificio como cualquier otro, la magia surge siempre ‚ÄĒcomo el diamante del carb√≥n oscuro‚ÄĒ hasta en el sitio m√°s com√ļn y vulgar que hayamos visto: la magia surge siempre que est√© el mago, con su ancestral oficio de aparecer y desaparecer las cosas, con su olvidado oficio de las fantas√≠as de ni√Īo. Sabe hacernos ver un conejo en una nube, y una forma en donde no la esper√°bamos, como la de la reina de corazones entre los bastos de la baraja espa√Īola, todo por arte de magia. El mago hace ver por su esp√≠ritu de ni√Īo, y hace ni√Īos a los dem√°s cuando les muestra la imagen de lo que ve. Es mago el obrero que muestra con entusiasmo e ilusi√≥n c√≥mo la m√°quina hace una cuchara, porque sabe ver la magia que hay en ello, as√≠ como es mago todo aquel que conoce que existe magia en su trabajo y sabe mirarlo con ojo de ni√Īo en un juego. La magia verdadera, la de los altos vientos y las entra√Īas vivas de la tierra, nace en cualquier sitio donde est√© la inocencia, incluso en el sal√≥n m√°s estrecho y con balc√≥n de un edificio como otro cualquiera; donde un mago enjuto, delgado y de sonrisa temblorosa, se asoma a su balc√≥n y mira, l√°nguido, y ve el esp√≠ritu de nuestras calles, y las pinta como en un mapa, en un lienzo geogr√°fico, vistas desde arriba en una noche difusa. Porque como en difusa noche se anda por nuestras calles, y todo es oscuro y borroso recuerdo de la luz que en alg√ļn momento fue, y todo es ruina y nostalgia que nos hace ver el mago, porque es sincero, y no puede m√°s que mostrarnos lo que de veras ve, sin lugar a enga√Īo alguno.

¬ŅHasta qu√© punto, en la abstracci√≥n, consigues revelar un estado de la memoria, de tus √°nimos y tus propias reflexiones?

Es sumamente importante, al menos en esta etapa de mi obra abstracta, el reflejo de una ciudad vista desde arriba. Siempre me pregunt√© c√≥mo se ver√≠a mi gente y c√≥mo me ver√≠a yo ‚ÄĒhormiguitas en este pedazo de tierra que nos vio nacer y crecer. Fue una necesidad, casi f√≠sica, de homenajear la villa con este lenguaje abstracto.

La parte dif√≠cil fue reconstruir algunos planos de los lugares m√°s representativos del pueblo, esos que habitan en mi coraz√≥n, pues yo quer√≠a, como bien dices, pintar memorias, sucesos, gentes, y no ten√≠a planos de las zonas ni ning√ļn aparato viable como recurso para alcanzar una foto tan alta del barrio.

Recuerdo que una vez me sub√≠ en el cuartel «Roberto Vald√©s Santos», que se encuentra en una loma y que supuestamente es el sitio de m√°s altitud del pueblo. Desde all√≠ tampoco pude obtener lo que quer√≠a. Entonces hall√© una f√≥rmula de imaginarlo, mirando desde abajo y calculando c√≥mo se ver√≠a desde arriba. Para ello tambi√©n recre√© a escala varios bocetos y estudios de campo visual. Ya ten√≠a el terreno, ahora faltaban los entes y las emociones que convivir√≠an en el cuadro. Para ello ide√© una tabla de color de la tez de la piel de personas con un papel protagonista, y obtuve as√≠ una paleta llena de colores de distintas gamas de pieles que iban a ser plasmadas a manera de manchas (sueltas, caminantes y fugaces) en el formato y plano escogidos. Entonces mis propios √°nimos y reflexiones se fueron empinando como papalotes, satisfechos poco a poco.

¬ŅC√≥mo valoras la salud de las artes visuales j√≥venes en la Cuba de hoy? ¬ŅExisten suficientes oportunidades para que el talento sea reconocido o a√ļn faltan espacios?

cortesía del entrevistado

A√ļn faltan espacios. Por ejemplo, sin ir tan lejos, aqu√≠ mismo en mi localidad no existe un sal√≥n dedicado al arte abstracto, y considero que eso es una pena, pues tales inquietudes palpitan entre varios colegas pintores de nuestra comunidad.

De igual forma considero que sí existen espacios muy oportunos para impulsar y difundir el arte de los jóvenes creadores cubanos de hoy, como la AHS, entre otras instituciones; pero tampoco creo que sean suficientes las oportunidades ni los recursos. Sé que la palabra recursos no se encuentra en la pregunta; pero también se hace indispensable hablar de ella, dado que sin pinceles, pinturas, lienzos, papel, marquetería, etc., no se confecciona la obra deseada, y en este tema sí es verdad que las artes visuales están enfermas, más que en la cuestión de los espacios y las oportunidades. Hay mucha escasez de materiales en el país. Es lo que puedo decir a partir de mi propia experiencia.

En tu obra tambi√©n trabajas la figuraci√≥n. En ella, el cuerpo humano ejerce una fuerza de im√°n, pero a manera de un cuerpo otro, h√≠brido, metaf√≥rico, donde el hombre se transforma en ave y donde se cuestionan los c√°nones sociales de los femenino y lo masculino. ¬ŅQu√© exploraciones te conducen a esa senda?

El primer impulso est√° en que identifico a los cuerpos humanos como una materia que, con una solapa, salvaguarda o encarcela un alma o un esp√≠ritu diferente en cada uno de nosotros. Lo que hago es que manipulo dicha materia a mi antojo y la fusiono con otro ser, en este caso con las psittacidaes: familia de loros que carecen de dimorfismo sexual. Uso esa l√≥gica conceptual para discursar a partir de nuevos seres que nacen en un contexto social. Hace mucho tiempo iba por la calle y mir√© a una mujer caminando que no era una mujer, pero tampoco era un hombre. ¬ŅQu√© era ese (o esa) no mujer/no hombre?, me pregunt√©. Ahora propongo nuevos seres en pos de una nueva especie humanoide. Simplemente propongo.

cortesía del entrevistado

¬ŅSientes que en tu obra existe el erotismo, ya sea el de los cuerpos o el provocado por la intervenci√≥n de los espacios mentales a los cuales haces referencia en tus obras abstractas?

El erotismo tambi√©n es «energ√≠a» y creo que est√° marcada para m√≠, m√°s que para muchos, en la parte abstracta de mi trabajo. La obra, cuando nace, se construye de cierta manera independiente en varios puntos y aspectos, deja de ser inocente y se relaciona m√°s all√° del propio creador, se convierte en amor deseoso y puro. La obra deja de ser solamente de alguien para enamorar a muchos m√°s, e incluso ir a la cama con otros. ¬ŅAcaso no hay erotismo en estas l√≠neas?

En la evoluci√≥n de la po√©tica de tu visualidad, ¬Ņqu√© te interesar√≠a descubrir?, ¬Ņcu√°les ser√°n tus pr√≥ximos caminos?

Mis pr√≥ximos caminos seguramente ser√°n los que a√ļn no conozco, pues todav√≠a no los tr√°nsito. El coterr√°neo y maestro Silvio Rodr√≠guez parafraseaba as√≠: «Mi canci√≥n favorita es la que escribir√© ma√Īana». Esa idea emp√°tica me hace pensar que mi tr√°nsito o camino ser√° el que necesite para continuar la b√ļsqueda, esa traves√≠a que respirar√© en un momento futuro e incierto.

Por ahora s√© pocas cosas sobre √©l: ¬Ņpor qu√© pinto?, a veces creo que esa pregunta latir√° en m√≠ muchos a√Īos, y que funcionar√° tambi√©n como un motor con todo su mecanismo intacto, el cual no me deja parar de crear o de, al menos, intentarlo.

En cuanto a lo que me interesa descubrir o redescubrir, solo podr√≠a hablar de mis deseos inmediatos, de lo que persigo muchas veces sin un √©xito del ciento por ciento: las «ENERG√ćAS» que subyacen en la propia pieza, en su entorno, o en la relaci√≥n obra-espectador. Claro que tengo ambiciones, ¬Ņqui√©n no? Me gustar√≠a descubrir muchas cosas; pero me gusta m√°s ser consecuente con ciertos principios del pensar que me hacen feliz.

cortesía del entrevistado


En la actuación no hay metas

Uno de mis sue√Īos como asidua espectadora de las salas teatrales nacionales era ver, en Cuba, un montaje de ‚ÄúEquus‚ÄĚ que fuera capaz de hacerme vivir, desde el temblor y la agon√≠a, el viaje de Alan Strang por el camino del remordimiento y la soledad. V√≠ctor Alfredo Cruz, joven actor al que conoc√≠ gracias a la acertada propuesta esc√©nica del director Jazz Mart√≠nez-Gamboa, fue capaz de transportarme a ese ‚ÄúEquus‚ÄĚ esencial, a esa historia humana donde se define la partitura de la desolaci√≥n. Desde el momento en que disfrut√© de la actuaci√≥n de V√≠ctor, supe que esta entrevista tendr√≠a lugar.

¬ŅC√≥mo llegaste al mundo de la actuaci√≥n?

Mis padres tuvieron tres hijos: dos ni√Īas gemelas y luego, 15 meses m√°s tarde, nac√≠ yo. A mis hermanas las llevaban a clases de ballet cl√°sico y yo pertenec√≠a al equipo de gimnasia art√≠stica de mi provincia. En un momento determinado, mis hermanas comenzaron a bailar en una compa√Ī√≠a de ballet espa√Īol que se llamaba Otiberodans y en unos ensayos en mi propia casa, la directora le propuso a mi madre hacer un tr√≠o de baile con mis hermanas; ellas bailar√≠an a mi alrededor mientras yo realizaba elementos acrob√°ticos.

Con este n√ļmero art√≠stico me sub√≠ a un escenario por primera vez y as√≠, aunque no como actor, conoc√≠ la adrenalina de los √ļltimos segundos antes de salir al escenario y lo gratificante que resultaban los aplausos al terminar cada funci√≥n. La compa√Ī√≠a dej√≥ de funcionar y me integr√© al circo de la provincia conformando un d√ļo acrob√°tico, y de esa forma continu√© con mis andanzas por los escenarios en busca de aplausos.

Me mantuve en esto un par de a√Īos hasta que un d√≠a abandon√© por completo el circo. Ya no quer√≠a hacerlo m√°s. As√≠, sin otra argumentaci√≥n. Me mantuve alejado de cualquier manifestaci√≥n art√≠stica por mucho tiempo, por a√Īos.

Sin embargo, siempre supe que quer√≠a ser conocido, que me felicitaran y aplaudieran por lo que hac√≠a, aunque no ten√≠a claro qu√© har√≠a en un futuro. Y no fue hasta noveno grado cuando supe de un casting para una pel√≠cula y vi mi gran oportunidad para hacerme ‚Äúfamoso‚ÄĚ. Dicho ‚Äúcasting‚ÄĚ eran los ex√°menes de ingreso para estudiar teatro en la ENA. Pues los realic√© y qued√© entre los cinco seleccionados en mi provincia. Sin darme cuenta, pr√°cticamente, estaba d√°ndole a mi vida un giro de 180 grados. As√≠ llegu√© al mundo de la actuaci√≥n.

¬ŅQu√© es para ti el √©xito y c√≥mo valoras su manifestaci√≥n dentro de tu vida profesional?

El √©xito es muy relativo, depende de la b√ļsqueda de cada cual. Cuando digo b√ļsqueda me refiero a lo que se quiere en la vida, lo que se desea, ya sea material o sentimental. Sin embargo, hay c√°nones ya estructurados que se exigen ciertas personas para considerarse ellos mismos exitosos; una casa, un carro, dinero, una pareja, hijos, etc‚Ķ Para m√≠, el √©xito es la felicidad, esa es mi b√ļsqueda. Pero tengo que se√Īalar que mi felicidad es un equilibrio entre salud, familia, amor y trabajo.

Mi vida profesional es exitosa. Pudiera ser mejor, pero lo es. Digo esto sin dudas y pena alguna, porque realmente estoy siendo feliz y me siento contento de lo mucho que he logrado en tan poco tiempo. Soy reci√©n graduado de la ENA y ya he trabajado en la televisi√≥n, en el cine y el teatro, compartiendo escenario o set con actores de renombre y de experiencia, algunos para m√≠ ‚Äúic√≥nicos‚ÄĚ, a los cuales les debo parte de mi √©xito por su gran ayuda y apoyo.

Si tuviera que expresar mi √©xito profesional en una frase dir√≠a, como Albert Einstein: ‚ÄúTodo el mundo es un genio. Pero si juzgas a un pez por su habilidad de trepar un √°rbol, pasar√° el resto de su vida creyendo que es un idiota‚ÄĚ. Nadie me ha juzgado como al pez y estoy donde mejor puedo estar.

Si bien los premios no hacen todo el camino de un artista, son sin dudas un reconocimiento a una parte significativa de su trayectoria. Acabas de obtener el Premio Adolfo Llaurad√≥ de Actuaci√≥n Masculina 2019 por tu trabajo en la obra Equus. ¬ŅPiensas que has alcanzado una meta de importancia?

En la actuación no hay metas, nunca llegas a un final, ni como actor en formación ni como actor en busca de un personaje, siempre hay algo más que necesita ser encontrado. Ganar un premio tampoco lo veo como un resultado finito, ni siquiera como una meta de principiante.

¬†S√≠ reconozco que me sent√≠ muy alegre al obtenerlo como tambi√©n siento orgullo de haber sido premiado y reconocido por mi trabajo. Pero soy de los que piensa que eres tan bueno como lo √ļltimo que haces y tan malo como lo √ļltimo tambi√©n. Ahora estoy nominado al Premio Caricato de Actuaci√≥n 2019, y me enorgullece much√≠simo competir con actores de tanta experiencia.

foto Darwin Alberti/ cortesía del entrevistado

¬ŅCu√°l es la verdadera significaci√≥n de un premio para un artista joven?

Lo mejor de ser premiado es que te confirma que el camino o guía que llevas es correcto. Que estás haciendo bien las cosas. Ser premiado es un plus en tu carrera, te inspira a seguir haciendo, a seguir creando.

En Equus, bajo la direcci√≥n de Jazz Mart√≠nez-Gamboa, diste luz a Alan Strang en una actuaci√≥n m√°s que memorable. ¬ŅC√≥mo encontraste al personaje, su tono, su cuerpo, su imagen?

Alan es un muchacho de ciertas tipicidades, tanto f√≠sicas como mentales; adem√°s de agregarle una familia de caracter√≠sticas peculiares. F√≠sicamente es enjuto, de 17 a√Īos; eso estaba logrado sin esfuerzos a pesar de que tengo dos a√Īos m√°s que el personaje. Su manera de interactuar con los dem√°s, c√≥mo los observaba, c√≥mo se mov√≠a u otras caracter√≠sticas f√≠sicas fueron apareciendo poco a poco en los ensayos.

El tono de la actuación fue propuesto de inmediato por Jazz, el director, como una partitura. También quiero resaltar que leí muchas veces el texto, acostumbro hacerlo; esto me revelaba algo nuevo cada vez que leía. Trabajar con los otros actores del elenco fue sin duda gran porciento de mi acierto: ellos me ayudaron y guiaron, como también lo hizo el director. Lo demás fueron muchas horas de dedicación y ensayo.

¬ŅDe qu√© forma debiste transformar tu propia imagen espiritual y f√≠sica para encarnar a Alan?

De transformación física hay muy poco que hablar, pues mi acercamiento con Alan físicamente era un hecho. Sin embargo, mental y espiritualmente existía o existe un enorme caudal de diferencias. Soy un ser humano completo, no me falta absolutamente nada, como tampoco necesito rendirle a una deidad para estar satisfecho; la sexualidad en mi vida no es un problema en lo absoluto, soy un joven alegre, de luz y, sobre todas las cosas, feliz.

Esta vez me toc√≥ interpretar a un adolescente muy diferente. Alan sufre, siente dolor, desde su ni√Īez arrastra el sufrimiento. Est√° atado, aparentemente de por vida, a una creencia religiosa que luego se transforma y pasa a ser una obsesi√≥n m√°s cruda y m√°s real. Dudo que Alan pueda ser feliz, ‚Äúla vida‚ÄĚ lo tiene bien hundido en un agujero; sin embargo, en su cabeza, donde podr√≠a haber otro mundo, existe la posibilidad de una realidad que le place, sexual y espiritualmente, pero que la sociedad y la vida le niegan. Temor, dolor, rabia, agon√≠a, impotencia‚Ķ son ingredientes de la mezcla de sentimientos que inundan su cuerpo.

Quien me conoce sabr√° que Alan es mi ant√≥nimo pero el trabajo, estudio y deseos fueron suficientes para transformarme por 12 funciones y dejar vivir al Alan Strang que existe desde los 70`, el Alan espera con ansias alg√ļn cuerpo para poseerlo y vivir de lo que √©l cree, con temor de llegar al final de la obra.

¬ŅCu√°les son las herramientas t√©cnicas, tanto f√≠sicas como mentales, que valoras m√°s en la formaci√≥n de un actor?

El cuerpo, la voz y la mente son los elementos o herramientas que utiliza un actor. Un cuerpo preparado, el√°stico, es primordial. Los actores debemos formar nuestro cuerpo para poder deformarlo en caso que se necesite.

De igual modo cultivar la mente es de esencial importancia, llenarnos de referentes que sirvan de background es muy √ļtil. El trabajo de un actor es de investigaci√≥n m√°s que todo, de b√ļsqueda de informaci√≥n real y concreta que sirva para crear realidades y personas de carne y hueso. Y por supuesto, el estudio de uno o varios sistemas de interpretaci√≥n que te sirvan de gu√≠a y base en la b√ļsqueda de tu propio m√©todo.

Hablemos del trabajo con los referentes. El personaje de Alan Strang ha sido interpretado por actores archiconocidos. Pienso, por ejemplo, en el referente m√°s cercano: el actor brit√°nico Daniel Radcliffe. ¬ŅDe qu√© manera encarnar a un Alan nuevo, capaz de dialogar con la tradici√≥n del texto pero incorporando una mirada que llegara al p√ļblico cubano?

Un Alan nuevo iba a ser. Somos personas distintas todas, que percibimos la vida y los textos ‚ÄĒen caso de los actores‚ÄĒ de maneras muy diferentes. Aunque lo primordial era contar la historia. No quise ver la pel√≠cula que existe de la obra ni ning√ļn video de ella, quer√≠a que saliera de mi entendimiento y mi creaci√≥n todo lo que iba a hacer.

¬†Equus es una obra universal, puede ser representada en Jap√≥n, por decir un pa√≠s, y seguir√≠a emocionando al p√ļblico. Es una obra muy humana, muy de esencia. En Cuba nunca se hab√≠a llevado al escenario y el m√©rito lo merece el director Jazz Mart√≠nez-Gamboa por seleccionar esta magn√≠fica obra para regal√°rsela a nuestro p√ļblico.

foto Darwin Alberti/ cortesía del entrevistado

La interacci√≥n con el director es siempre un punto de inflexi√≥n fundamental en el √©xito de una obra. ¬ŅC√≥mo valoras el proceso creativo conjunto?

Trabajar con Jazz fue magnífico. Muchas peleas y desacuerdos, pero al final íbamos todos en el mismo barco con el mismo objetivo, y eso nunca lo olvidábamos. Si tuviera que puntuarlo como director, en estrellas del uno al cinco le daba seis. Es una persona maravillosa y eso lo traslada al proceso creativo, se entrega y lo da todo junto a ti. A la hora de crear las escenas, los actores fuimos muy libres, pues Jazz nos daba la confianza para hacer, a pesar de él tener pensado ya gran parte del espectáculo. Fue una creación conjunta, de mucha unión por parte de todos y encabezados por un director que a pesar de ser joven, es muy arriesgado, creativo y talentoso. Volvería a trabajar con él sin dudas.

Para ti, ¬Ņqu√© es lo m√°s importante en la vida de un actor?

Un actor debe llevar una vida de aprendizaje, debe nutrirse de todo lo que le sucede, hablo de una vida de experiencias, porque con ellas y el conocimiento de cu√°ndo y c√≥mo utilizarlas se lograr√°n las actuaciones. Pero solo la disciplina, la entrega y la constancia ‚ÄĒen conjunto‚ÄĒ har√°n a un actor.

¬ŅQu√© puede ofrecernos el cotidiano que vivimos para hacer arte?

Todo. El arte es subjetivo pero se nutre de la realidad. El arte pone en evidencia todo aquello que debemos transformar y no hay mejor libro que la vida para extraer esencias que, con un poco de talento y genialidad, transformaremos para hacer lo que se conoce como arte.

¬ŅQu√© llevas de ti al rol teatral con el que, en un momento determinado de la vida, te toca lidiar? ¬ŅEs posible ‚Äúdespegarse‚ÄĚ completamente de lo que somos para abordar la vida esc√©nica del ‚Äúotro‚ÄĚ?

Responder√© las dos preguntas con una sola respuesta pues creo que van de la mano. Son preguntas bastante complejas que no sabr√≠a responder con total afirmaci√≥n por mi corta experiencia como actor. Uno presta cuerpo, mente, alma y esp√≠ritu al rol que interpreta; y en gran medida nos transformamos y nos convertimos en el ‚Äúotro‚ÄĚ, pero nos vemos obligados a volver a nuestras esencias. Transformamos lo que somos, transformamos con ayuda de las experiencias nuestras costumbres, creencias, gustos y una infinidad de caracter√≠sticas propias y las ponemos en funci√≥n del personaje a interpretar, pero siempre el ‚ÄúT√ļ‚ÄĚ propio acompa√Īa al ‚ÄúOtro‚ÄĚ. Entonces creo que ‚Äúdespegamos‚ÄĚ muchas cosas que conforman lo que somos pero nunca completamente.



La adrenalina del momento

Massiel Teresa Borges es una joven y talentosa dise√Īadora esc√©nica. Sin haberse graduado de las aulas del Instituto Superior de Arte (ISA) ya se ha insertado en el panorama profesional creativo de las tablas cubanas. Massiel sue√Īa con la adrenalina del momento teatral, ese instante irrepetible en que el actor comulga no solo con el texto sino con todos los materiales esc√©nicos que le rodean y que, durante la representaci√≥n, constituyen el mundo del personaje.

Llegas al Dise√Īo Esc√©nico luego de transitar parte de un camino que abarcaba una carrera enfocada hacia las ciencias. ¬ŅC√≥mo llegas a descubrir la pasi√≥n por el teatro?

Creo que la pasi√≥n por el teatro siempre estuvo en m√≠, incluso cuando estudiaba F√≠sica Nuclear. De ni√Īa fui parte durante tres a√Īos del Taller Nacional de Ballet, y con esto conoc√≠ al teatro desde dentro.

Recuerdo que me encantaba ver los mecanismos de cerca, descubrir cómo se movían los telones, tener cuidado con la trampilla. El olor del tabloncillo es algo que me sigue gustando igual que el calor de las luces.

dise√Īo de massiel Borges

En mi adolescencia me vincul√© al mundo del cosplay con el que aprend√≠ trucos para elaborar vestuarios, aprender un poco sobre maquillaje, a interpretar o encarnar un personaje. En F√≠sica Nuclear particip√© en el Evento NucleArt donde interpret√© un mon√≥logo en el que vincul√© a Hamlet, tambi√©n llev√© mi propio dise√Īo de vestuario y attrezzo. All√≠ el decano me dijo que ten√≠a una arista art√≠stica, que deb√≠a explotarla‚Ķ y era cierto.

Gracias a mi hobby es que descubro el Dise√Īo Esc√©nico: una amiga cosplayer, a la que admiro much√≠simo, se hab√≠a graduado de la carrera. Ella me explic√≥ de qu√© se trataba y me apasion√≥. Siempre me gust√≥ dibujar, dise√Īar y crear mis historias, pero en ninguna carrera me parec√≠a que podr√≠a hacerlo al ciento por ciento. De ah√≠ que me decantara por la Ciencia, a la cual tambi√©n ador√©, aunque definitivamente mi camino era este.

Cuando entr√© al ISA, hice maravillosos amigos y fundamos Medea Teatro, que signific√≥ para m√≠ el primer trabajo de dise√Īo para la escena; por suerte, una buena amiga dise√Īadora me acompa√Ī√≥ en esta tarea.

Luego me vincul√© a Laboratorio Fractal Teatro, otro gran reto, porque esa vez se me confi√≥ todo el dise√Īo esc√©nico y fue realmente incre√≠ble. Luego con Medea Teatro tuve la oportunidad de actuar y dise√Īar todo, y fue emocionante porque aprend√≠ el trabajo del actor y a comprender el cuerpo.

Gracias a estos dos grupos que tanto amo puedo entender el dise√Īo esc√©nico como algo m√°s all√° del simple decorado y valorar su peso en otras aristas de la obra teatral como la progresi√≥n de la acci√≥n, la construcci√≥n del discurso y la enunciaci√≥n de significantes. Puedo contar historias con mi visualidad, ver c√≥mo lo que dibujas se lleva a la escena, tambi√©n aprendes a lidiar con las carencias materiales: aqu√≠ se trata de la adrenalina del momento, de la inmediatez, que en escena habla del hoy, del ahora, no hay manera de editar la acci√≥n una vez sucede.

Por eso amo el teatro, disfruto cada momento de los ensayos y el dise√Īar para la obra. Creo que la pasi√≥n, la verdadera, la descubr√≠ al trabajar.

Promocional Cuerdas Percutidas 2020/ cortesía de la entrevistada

¬ŅCu√°les son las principales v√≠as de promoci√≥n para la obra de un joven dise√Īador esc√©nico?

Sinceramente no sabr√≠a decir, no suelo promocionar mucho mi obra. S√© que Instagram es una plataforma muy buena para los artistas. Yo uso Instagram para mi hobby principalmente, pero tengo buenos amigos dise√Īadores que lo utilizan para su obra. Tambi√©n est√°n los concursos y eventos de la Universidad. Para m√≠, la principal v√≠a de promoci√≥n siempre ser√° trabajar con vistas a la puesta en escena, tratar de que nada falle y que mi creaci√≥n sea el apoyo para el director, el dramaturgo y los actores; que el p√ļblico aprecie nuestro trabajo.

Aunque todav√≠a eres estudiante del ISA, ya has participado en varios proyectos profesionales. En tu creaci√≥n, ¬Ņcu√°les son las textualidades que te apasiona descubrir?

Las tragedias y el teatro clásico, la ópera, las textualidades más convencionales, realmente. He experimentado con las vanguardias; no obstante, siempre lo clásico me atrapa, supongo que soy algo anticuada. Pero la obra de un buen amigo estudiante de Dramaturgia, Nelson A. Beatón, me resulta fascinante. Leer sus textos es sentir que cada palabra llega al alma.

Montaje «La ca√≠da»/ foto: Selena Wuschelwelle

¬ŅQui√©nes son tus referentes visuales fundamentales?

El anime y el manga, con el estilo de Tite Kubo, Yoshitaka Amano y Clamp. Tambi√©n el Pulp Comic y el estilo de la DC. Con Tim Burton descubro el expresionismo alem√°n. He tomado de los mu√Īequitos rusos, del Disney de ‚ÄúLa Bella Durmiente‚ÄĚ y ‚ÄúH√©rcules‚ÄĚ. El Art Nouveau con los carteles de Mucha. Y la obra de Eduardo Arrocha me inspira much√≠simo.

¬ŅPor qu√© te interesa tanto el mundo de la √≥pera? ¬ŅQu√© obras te apasionan?

Desde peque√Īa, en casa siempre se escuchaban las arias m√°s famosas de √≥peras conocidas. Y la respuesta en este caso es tan simple que me da pena no poder argumentar tanto: se trata de la m√ļsica. Pero puedo decirte que siento que se parece a la tragedia griega, aunque muchos dir√°n que no‚Ķ se trata de una historia, de m√ļsica, danza, actuaci√≥n, dise√Īo, es la magnificencia del arte teatral.

Montaje «La ca√≠da»/ foto: Selena Wuschelwelle

La verdad es que me apasionan muchas √≥peras: ‚ÄúCadmo y Harmon√≠a‚ÄĚ, ‚ÄúHip√≥lito y Aricia‚ÄĚ, ‚ÄúMedea‚ÄĚ, ‚ÄúOrfeo y Eur√≠dice‚ÄĚ, ‚ÄúEl anillo de los Nibelungos‚ÄĚ, ‚ÄúLa flauta m√°gica‚ÄĚ, ‚ÄúTurandot‚ÄĚ, ‚ÄúA√≠da‚ÄĚ, ‚ÄúPagliacci‚ÄĚ, ‚ÄúCarmen‚ÄĚ, entre otras.

¬ŅDe qu√© manera transcurre tu di√°logo con actores, dramaturgos y, fundamentalmente, directores?

Es fluido. El trabajo de mesa me es extremadamente importante para definir la concepción de la puesta. Me gusta hablar con el director siempre para esclarecer dudas y llevar propuestas. Suelo preguntar mucho y necesito entenderlo todo. Escucho siempre los criterios, sugiero, en fin, es un trabajo en equipo donde el proceso creativo es continuo.

Siempre agradezco que sea sentada la pauta pues así sé cómo trabajar más eficazmente y acelerar mi trabajo. Con los actores, intento ponerme en el lugar de ellos, pienso en si el vestuario y la escenografía serán adecuados para sus cadenas de acciones.

Montaje «La ca√≠da»/ foto: Selena Wuschelwelle

¬ŅC√≥mo definir√≠as tu estilo de dise√Īo?

Una persona que admiro me dijo que mi estilo es híbrido y detallista.

Eres una de las organizadoras del Festival Elsinor, de la Facultad de Arte Teatral del ISA. ¬ŅQu√© oportunidades brinda dicho festival a las vidas creativas de los j√≥venes artistas?

El Festival Elsinor ofrece la posibilidad a los estudiantes de mostrar su obra dentro y fuera del √°mbito escolar, ya sea en un teatro o en un espacio alternativo. La convocatoria es amplia: se puede participar en puesta en escena, en obra dram√°tica, cr√≠tica, ensayo y concurso de carteles, al igual que son aceptados proyectos de performance, pasarelas, etc, no son limitados los intereses de los j√≥venes creadores. Es una buena oportunidad para dar a conocer la creaci√≥n art√≠stica en la Facultad. Para m√≠, el Festival Elsinor 2018 signific√≥ mi debut como una de las dise√Īadoras esc√©nicas con Medea Teatro, presentando la obra El Amante, con texto de Harold Pinter.

Montaje «La ca√≠da»/ foto: Selena Wuschelwelle

Con Laboratorio Fractal has trabajado como dise√Īadora en la obra La Ca√≠da. ¬ŅDe qu√© manera te propusiste acercar la mirada esc√©nica hacia un referente como Ignacio Agramonte, teniendo en cuenta una visualidad a la par hist√≥rica y contempor√°nea?

Ra√ļl M. Bonachea Miqueli, el director, ya ten√≠a una idea de la visualidad, y as√≠ logramos complementar las ideas para llegar al resultado final. Quer√≠amos dotar a Agramonte, y tambi√©n al resto de los personajes, de una mirada humana pero a la vez con la solemnidad de una escultura y la presencia de un fantasma, de un ideal. Esto lo logr√© vali√©ndome del blanco, estilic√© el vestuario de la √©poca, y otorgu√© elementos que identificaran a cada personaje para que, con un simple uso o desuso, fuesen otros.

Montaje «La ca√≠da»/ foto: Selena Wuschelwelle

Lo que más apoyó esta mirada fue el carro de escenografía y las plataformas móviles, que interactuaban con los actores y le daban dinamismo a la puesta. La imaginación, la palabra y las acciones físicas convergían en este carro que, si bien lo concebí visualmente como una tumba de mármol y a las plataformas como una síntesis de las bases para una escultura, se convertirían más adelante en otros soportes.

Quise jugar con la idea de las pinturas; cuando ve√≠a en los ensayos la composici√≥n que formaba Ra√ļl con los actores ‚ÄĒa mi parecer, a modo de un cuadro neocl√°sico‚ÄĒ me result√≥ oportuno darle los contrastes de luces y sombras a la imagen monumental.

Eres miembro del equipo de trabajo que, de nuevo bajo la direcci√≥n de Ra√ļl M. Bonachea, obtuvo la Beca de Creaci√≥n Esc√©nica Milan√©s 2019. ¬ŅBajo qu√© concepto dise√Īaste los vestuarios?

dise√Īo gr√°fico de massiel borges

Al igual que con La Ca√≠da, Ra√ļl ya ten√≠a una idea de la visualidad de la puesta: solamente estudi√© el texto y las pautas que sugiri√≥ el director, y comenc√© a dise√Īar a partir de los referentes visuales que me suger√≠a la lectura, luego a estilizar. Elementos claves como la basura, los gatos, la sensualidad y la locura me ayudaron a dise√Īar.

Pero debo admitir que me fue dif√≠cil este unipersonal, es complejo darle a un actor la visualidad de tres personajes distintos y que posean unidad a la par. En la primera propuesta, la Mujer Basura ‚ÄĒque vendr√≠a siendo nuestro protag√≥nico y el personaje de car√°cter m√°s dram√°tico‚ÄĒ ten√≠a un vestuario como si fuese la personificaci√≥n de los desechos, era un disfraz hecho con retazos de telas, pieles y bolsas de nylon.

Sin embargo, al ver la cadena de acciones me di cuenta de que no ser√≠a viable para la actriz, por lo que abogamos por un vestuario m√°s realista ‚ÄĒcomo si de una mendiga se tratase‚ÄĒ, sustituyendo el disfraz inicial por un sobretodo sucio. Otro ejemplo: Claustrofobia es un personaje que est√° relacionado con la sensualidad y el baile er√≥tico, por lo que consideramos el desnudo como parte fundamental desde un inicio, al que se le incorporar√≠an algunos elementos de attrezzo como apoyo; elementos que, adem√°s, sean signos de la conformaci√≥n del car√°cter del personaje.

dise√Īo gr√°fico de massiel borges

Luego aparece Jana, una mujer que responde totalmente a la m√ļsica, por lo que decid√≠ mantener la idea de crear instrumentos a partir de los desechos, para que este personaje los emplee a modo de una apoyatura que demuestre el avance de la enfermedad mental. En un inicio, los dise√Īos de Jana apostaban por el cuerpo semidesnudo, cubierto de cables, usaba collar√≠n y pose√≠a un yeso en la pierna; ahora, viste con bata blanca a modo de camisa de fuerza.

La escenograf√≠a tambi√©n sufri√≥ cambios. La idea original era que se tratase de un carromato con el que la actriz interactuara constantemente y con el que transformara el espacio esc√©nico ‚ÄĒy a s√≠ misma en el proceso‚ÄĒ; sin embargo, este dise√Īo no apoyaba las nuevas necesidades de la puesta, no era funcional. Ahora nos proponemos crear un espacio que aluda a un contenedor y que sea, tambi√©n, la guarida de Mujer Basura, en cuyo interior se encuentran elementos de los tres personajes.

Esta escenograf√≠a podr√° ser montada tanto dentro de un teatro como en un espacio alternativo y no requiere de iluminaci√≥n teatral necesariamente. El espacio es desmontable y transformable, para que as√≠ se adapte a la cadena de acciones de cada personaje. La idea es que el p√ļblico siempre est√© en contacto directo con la actriz y la escenograf√≠a. Ese es nuestro prop√≥sito, crear una suerte de espacio inmersivo.

Montaje «La ca√≠da»/ foto: Selena Wuschelwelle


«Ser artista es un fen√≥meno hol√≠stico»

Jos√© V√≠ctor Gavilondo ‚ÄĒPepe para sus amigos‚ÄĒ es uno de los j√≥venes artistas que m√°s he admirado desde que nos conocimos, hace ya 15 a√Īos, en las aulas del Conservatorio Amadeo Rold√°n. Desde entonces, Pepe ten√≠a claro que su vocaci√≥n lo llevar√≠a a explorar mucho m√°s all√° de la creaci√≥n musical, que su trabajo lo ayudar√≠a a entender que el ser humano es una sumatoria de sus experiencias vitales y art√≠sticas, y que todos ‚ÄĒabsolutamente todos‚ÄĒ somos parte del llamado de lo hol√≠stico. Esta entrevista es, de alguna manera, mi deuda con esta amistad.

¬ŅDe qu√© manera influy√≥ en tu formaci√≥n la existencia de artistas en tu familia? ¬ŅQu√© aprendiste de la observaci√≥n y de la experiencia de los otros?

Cuando antes de nacer estás dando saltos de ballet en la barriga de tu mamá, y tu hermano ya está dibujando como un prodigio, y tu padre científico toca la guitarra y toma fotos espectaculares, es inevitable que salgas con atracción hacia el arte.

Es importante entender que el arte o ser artista es un fen√≥meno hol√≠stico. No eres solo m√ļsico, o bailar√≠n, o pintor. Todas las artes est√°n conectadas y es esa interacci√≥n de percepciones la cual se codifica y nutre tu rama o vertiente creativa, interpretativa o anal√≠tica.

Para m√≠, la mayor influencia es nacer dentro de una familia que promueve la lectura, el an√°lisis, el pensamiento y el cultivo del buen arte. Definitivamente tuve un contacto temprano con este mundo. Recuerdo corretear por el Ballet Nacional de Cuba (BNC) a los cinco a√Īos, viendo los ensayos de las mujeres, escuchando el piano, observando los movimientos. Con mi hermano, que estudiaba Dise√Īo, hac√≠a maquetas para sus tareas del ISDI. Y con pap√° sal√≠a a tirar fotos cuando la fotograf√≠a digital comenzaba aqu√≠ en Cuba. Para colmo, mis abuelas escuchaban m√ļsica en la radio: una, canciones cubanas tradicionales, y la otra, √≥pera cl√°sica. De todo esto supongo que aprend√≠ a amar la diversidad de expresiones del ser humano (no estaba consiente de este fen√≥meno como tal en ese momento, pero vi√©ndolo en retrospectiva, ciment√≥ las bases para mi amor por lo distinto, lo diverso, la riqueza de las expresiones culturales y art√≠sticas del planeta).

¬ŅHasta qu√© punto la competencia o la emulaci√≥n es saludable para la vida creativa de un m√ļsico?

La competencia es necesaria. Yo soy altamente competitivo conmigo mismo. A veces lo llevo hasta lados negativos, lados de negar mi propia creaci√≥n o restarle valor. Pero poco a poco he aprendido (y sigo aprendiendo) a transformar eso en ganas de mejorar, pero mejorar como el concepto de seguir experimentando, de seguir descubriendo mis voces, mis demonios, mis miedos, mis alegr√≠as. Uno nunca para de conocerse o sorprenderse a s√≠ mismo. Pero la m√ļsica ‚ÄĒhe descubierto ya de viejo‚ÄĒ se trata sobre compartir. La competencia o la emulaci√≥n deben tornarse para abrir nuestras mentes a las diferentes voces y perspectivas de las personas.

En este momento, ¬Ņcu√°les son los principales retos del mundo de la composici√≥n? ¬ŅDe qu√© manera sintetizas lo cubano y lo universal en tus obras?

cortesía del entrevistado

Hay un gran sentido de la universalidad ahora, siento yo, en la creaci√≥n art√≠stica. Vivimos en tiempos de uni√≥n, de fusi√≥n, de mezcla y descubrimiento global absoluto. El arte ha dejado de tener fronteras para explorar sus diferencias y semejanzas con otras manifestaciones, cercanas y lejanas. Si hay un reto en la creaci√≥n actual ‚ÄĒque es virtual, no existente, pienso‚ÄĒ es hallar nuevas maneras de expresar. Pero no es necesario. Ya se ha compuesto, escrito, dicho, pintado, filmado, fotografiado, de tantas maneras. Y en las redes descubres a mucha gente talentosa, genios, haciendo cosas maravillosas.

Entonces, el reto real de la creación es ser honesta con su origen (el creador) y apuntar a enriquecer nuestras vidas desde un concepto global: promover un sentimiento de sociedad, de pensamiento colectivo, de amor humano, de amor planetario, de lo místico, de lo distinto y de lo semejante.

Aqu√≠ en Cuba todav√≠a se ve lo cubano de una manera muy tradicional, pese a que este fen√≥meno se va ampliando poco a poco. La gente espera de un creador cubano ciertos patrones, clich√©s, mundaner√≠as tradicionalistas que ya han pasado de moda. La globalizaci√≥n de la cultura nos demuestra lo parecidos que somos pese a nuestras lejan√≠as (reales y aparentes). El artista cubano debe apuntar hacia eso, hacia llevar la cuban√≠a a√ļn m√°s hacia lo universal.

Particularmente no pienso mucho en ese fen√≥meno cuando creo. Lo que hago es m√≠o porque lo hago yo, y yo soy cubano porque nac√≠ y vivo aqu√≠ en Cuba, y me gusta tanto una rumba como una m√ļsica irlandesa o un disco experimental fin√©s. Que no indague en g√©neros cubanos o utilice patrones obvios no me resta cuban√≠a, ni me a√Īade otras cosas. Me hace lo que soy y punto.

Uno de los grandes sue√Īos de un compositor es poder tener una producci√≥n discogr√°fica, lo que constituye un cierre de una etapa de trabajo y de creaci√≥n. Ya lo has conseguido con tu CD ‚ÄúVoces del Subconsciente‚ÄĚ (2016), el cual fue nominado a los Premios Cubadisco en 2019. ¬ŅHasta qu√© punto los reconocimientos son un est√≠mulo para un joven artista? ¬ŅAyudan a que el camino a recorrer sea m√°s simple o fijan metas m√°s ambiciosas?

Tener un disco que contenga tu m√ļsica, sobre todo, tu m√ļsica sinf√≥nica ‚ÄĒtan dif√≠cil de componer, montar y grabar‚ÄĒ es una alegr√≠a inmensurable. Siempre estar√© agradecido a la AHS, a Colibr√≠, a Carmen Souto y Yentsy Rangel por ayudar a la promoci√≥n de las becas y las grabaciones de estos fonogramas. Ahora, esta alegr√≠a no sirve para establecerse (creerse establecido, digo) o, como decimos aqu√≠, achantarse. Todo lo contrario. Es solo un impulso m√°s para seguir creando y haciendo cosas distintas.

Solo las ganas de hacer cosas y la inhibici√≥n para probar lo desconocido me han llevado adelante. No creo que haya sido tanto el talento u otra cosa. Es la voluntad lo que te empuja. Y, definitivamente, hace que el camino m√°s dif√≠cil, porque con cada paso sientes el peso de los dem√°s. Un peso que no es para atormentarse, pero s√≠ a veces se convierte en un compromiso con uno mismo, y con la gente que te ayuda y que disfruta de lo que le brindas. Yo no creo en relajarse, en decir: ‚Äúen otra ocasi√≥n, mejor‚ÄĚ. Ojo, esto puede llevarte a caminos tormentosos, sinuosos, terribles. Pero, por otro lado, puedes realizarte todos los d√≠as.

Has estado en contacto con algunos de los artistas m√°s importantes del mundo creativo cubano en la actualidad, ¬Ņqu√© se puede aprender de la experiencia musical de los otros y c√≥mo adaptarla a tus necesidades particulares como artista?

La experiencia de compartir, aprender y crear junto a otros artistas cubanos y del mundo es de lo que se trata esto, te digo. Te pongo un ejemplo. Despu√©s de tantos a√Īos de hacer locuras con el Ensemble Interactivo de La Habana, tocar en S√≠ntesis, trabajar en la F√°brica de Arte Cubano, colaborar con bailarines y core√≥grafos, puedo decir que no me gusta crear arte solo. La interacci√≥n de mentes es el verdadero camino al progreso‚Ķ y mientras m√°s baches, mejor. Esto, entonces, ha creado en m√≠ una necesidad de siempre compartir la experiencia creativa con otras personas o artistas. Casi puedo decir que no puedo funcionar como creador o esparcidor de arte si no lo hago junto a otras personas.

Tu m√ļsica ha tenido el privilegio de ser interpretada por ensambles de c√°mara y sinf√≥nicos del pa√≠s, como la Orquesta de C√°mara de La Habana, la Camerata Romeu, el Tr√≠o Lecuona, la Orquesta del ISA adjunta al Lyceum Mozartiano, la Orquesta Sinf√≥nica Nacional, y por Fear No Music y Tenth Intervention, de Estados Unidos. ¬ŅQu√© piensas que, hoy en d√≠a, trasmite la m√ļsica al mundo?

Ha sido un privilegio escuchar mi m√ļsica desde el punto de vista de artistas, agrupaciones y conjuntos tan prestigiosos en Cuba y el mundo. Volvemos a lo mismo: tengo una concepci√≥n de mi m√ļsica que siempre cambia con sus interpretaciones, y esto es genial. Me saca de mi zona de confort y de tranquilidad, me hace pensar.

La m√ļsica existe en el mundo para comunicar algo muy misterioso. Todav√≠a hoy no entendemos en su integridad c√≥mo funciona el arte musical, c√≥mo simples frecuencias simult√°neas pueden transmitir tantas emociones a trav√©s de un medio tan abstracto, tan subjetivo. Mi m√ļsica busca eso sin pretensi√≥n alguna.

¬ŅC√≥mo transcurre tu proceso de investigaci√≥n y de creaci√≥n musical? ¬ŅHasta qu√© punto el mundo a tu alrededor influye en este proceso?

Hay dos m√ļsicas que creo: la que hago para m√≠, y la que hago para acompa√Īar, integrar o fusionarse a otra experiencia art√≠stica. Las dos cumplen la misma funci√≥n de comunicar contenido abstracto. Yo no investigo mucho, la verdad. Escucho m√ļsica, pero tampoco tanta como alguna gente supone. Lo que s√≠ me he pasado mi vida entera escuchando m√ļsica, reuniendo sonidos y experiencias sonoras, seg√ļn las que m√°s me hablan y las que menos tienen que ver conmigo. Mi proceso de creaci√≥n es puramente intuitivo, me siento al piano, o abro un programa en la computadora y simplemente me pongo a crear. Claro, despu√©s viene el 2839% de cabeza que hay que meterle a todo contenido en bruto. Pero esa parte tambi√©n, me atrevo a decir, es m√°s inconsciente e intuitiva.

El mundo exterior por supuesto que tiene una influencia en mi creaci√≥n. Tiene la mitad de la influencia. Despu√©s mi cerebro procesa ese mundo, lo transforma, le encuentra defectos, lagunas, maravillas, cosas incre√≠bles, sue√Īos, fantas√≠as, miedos y lloviznas. Ahora, s√≠ soy consciente de por qu√© compongo, arreglo y orquesto como lo hago, o sea, estoy muy aware de mis influencias y mis preferencias en cada aspecto de la creaci√≥n. Pero siempre trato de no anclarme a nada. Stravisnky profesaba mucho eso, el no-enamoramiento de un creador con su manera o estilo, la constante evoluci√≥n intelectual y conceptual del artista. Yo trato, ¬°trato!, de seguir ese camino.

No es un secreto que te interesas, y con muy buen tino, por el mundo de la fotograf√≠a. ¬ŅC√≥mo se complementan estas dos artes, fotograf√≠a y m√ļsica, en tu creaci√≥n? ¬ŅQu√© te ofrece el mundo de la experiencia visual?

La fotograf√≠a es mi pasi√≥n. Y tiene todo que ver con la m√ļsica, que al final es composici√≥n, colores, perspectiva, niveles. Es lo mismo, exactamente lo mismo. Adem√°s, yo tengo sinestesia musical con los colores (veo colores espec√≠ficos cuando escucho ciertas notas o frecuencias) y siempre he percibido la m√ļsica como algo descriptivamente visual, y viceversa. Mi m√ļsica es altamente color√≠stica por esto. Y mi fotograf√≠a explora los mismos conceptos sinest√©sicos desde su punto de vista.

El mundo de la danza est√° en intenso contacto con tu creaci√≥n. ¬ŅHasta qu√© punto los cuerpos en movimiento y la espacialidad influyen en tus concepciones particulares de lo musical? Cuando compones para un core√≥grafo en espec√≠fico, ¬Ņpactan de antemano alguna pauta de trabajo?

La danza es otra cosa. La llevo en la sangre antes de nacer y pienso que toda mi m√ļsica es, inherentemente, bailable o danzable. Componer para la danza me trae tanto placer que soy muy adicto a ello. Tengo experiencia visual (no tanta motora, pues no bailo nada bien). Esta experiencia me ayuda a saber qu√© puede funcionar o no.

El otro aspecto que me encanta de este tipo de creación es trabajar con el coreógrafo. He explorado distintas formas de componer para la danza, desde estar encargado completamente del guion, historia, dramaturgia y todos los elementos musicales, hasta tener distintos tipos de guías por parte del coreógrafo. He compuesto, incluso, con el coreógrafo al lado, compartiendo esa experiencia conmigo. Es genial. Como te dije, soy adicto a esto.

Desde el 2014 trabajas en S√≠ntesis como tecladista. S√≠ntesis es, sin dudas, una de las agrupaciones ic√≥nicas e hist√≥ricas de la m√ļsica cubana. ¬ŅSientes que en tu creaci√≥n particular hay un cambio, un ‚Äúantes y un despu√©s‚ÄĚ de tu entrada a esta banda?

Hay un Pepe antes y despu√©s de S√≠ntesis, definitivamente. Carlos y Ele, y la experiencia de tocar, descubrir, entender la m√ļsica afrocubana, el rock sinf√≥nico, los arreglos, la voz, a trav√©s del grupo han alterado mi manera de entender y pensar la m√ļsica.

Y est√° el lado humano, que es esencial para cualquiera, m√°s si eres artista. Carlos y Ele me han ense√Īado a ser mejor persona. En una nota m√°s micro espec√≠fica, yo ya no puedo ver o entender la m√ļsica afrocubana y africana si no es por el espejo de Carlos Alfonso.

Eres integrante y director del Ensemble Interactivo de La Habana (EIH), un colectivo de m√ļsicos y artistas promotores de la m√ļsica experimental, la improvisaci√≥n colectiva y el arte interdisciplinario. Com√©ntame un poco de esta experiencia, y de tu interrelaci√≥n con la poes√≠a y el mundo literario.

Sobre el EIH y su proyección en mí como un ente total, no encuentro ya más formas de expresar lo que siento. No solo he sido testigo de la creación de una familia, de un colectivo de personas distintas y hermosas, sino de algo igual de importante: el descubrir que la creación es un fenómeno colectivo, y que nuestro subconsciente, conducido siempre por lo instantáneo, lo intuitivo, lo improvisado, puede ser parte de un pensamiento colmena simultáneo. Eso, para mí, es la expresión máxima de lo que creo: en este planeta todos somos iguales, y nuestras diferencias e individualidades solo hacen nuestras vidas más ricas y felices.

Otra cosa que el Ensemble me ha aportado es el af√°n por la interdisciplinariedad (que no es m√°s que otra extensi√≥n de mi concepto base). El arte es un fen√≥meno hol√≠stico, y no hay raz√≥n alguna para pensar las diferentes manifestaciones como, bueno, diferentes. S√≠, hay funciones y caracter√≠sticas, pero al final te das cuenta que todo conduce al mismo objetivo. M√ļsica con poes√≠a, danza, performance, teatro, pintura, video: es la misma cosa. Y repito, vivimos en los tiempos de la universalidad del arte y de la vida. Debemos estar abiertos a mezclar todo de formas org√°nicas.

Te has enfrascado en la composici√≥n de una √≥pera, ¬Ņpuedes adelantarme algo al respecto: tema, historia?

De la √≥pera no puedo revelar mucho, excepto que la estoy componiendo junto a mi amigo, mi hermano de creaci√≥n, Yasel Mu√Īoz, uno de los m√ļsicos y seres humanos m√°s originales y asombrosos que he conocido en mi vida. Estamos respaldados por un equipo creativo genial, y, si este reto no nos vuelve locos, podremos tener una experiencia como ninguna el a√Īo que viene.

En 2018 participaste como Fellow del programa 1Beat, residencia art√≠stica de creaci√≥n y experimentaci√≥n musical con sede en Estados Unidos, que re√ļne a m√ļsicos, productores y emprendedores musicales de todo el mundo. ¬ŅCu√°nto valoras la posibilidad de entrar en contacto con la actualidad musical y de producci√≥n del orbe? ¬ŅHasta qu√© punto este aporte es esencial para el crecimiento de un joven creador?

1Beat tambi√©n sent√≥ en m√≠ un antes y despu√©s. La experiencia de hacer m√ļsica ‚ÄĒy no solo eso, se trat√≥ tambi√©n de vivir, de convivir, de re√≠r, llorar y experimentar junto a veinticinco otros humanos y artistas de todos los confines del mundo‚ÄĒ no tiene precio. Todav√≠a siento que ese mes y medio fue un sue√Īo. He tenido la alegr√≠a de poder seguir colaborando con muchos de mis hermanos y hermanas de 1Beat, sobre todo en estos tiempos de cuarentena. Los extra√Īo mucho, pero s√© que nos reuniremos de nuevo para seguir conoci√©ndonos y haciendo arte juntos. Musical y art√≠sticamente, fue una bomba de conocimiento.

Por √ļltimo, si tuvieras que recomendar una de tus obras como banda sonora para este tiempo, ¬Ņqu√© nos invitar√≠as a escuchar? ¬ŅY qu√© otra obra, de un autor cubano o extranjero, tambi√©n formar√≠a parte de esta definitiva banda sonora?

Si hay algo que he compuesto que sirve mucho para estos tiempos de cambio de paradigma es Satori, la m√ļsica que hice para la coreograf√≠a hom√≥nima de mi hermano Ra√ļl Reinoso, bailar√≠n y core√≥grafo de Acosta Danza. Satori es un viaje hacia adentro, que solamente explota hacia afuera en su conclusi√≥n, con un mensaje: el misterio de nuestro interior solo se explica con los ojos de los dem√°s. Si tuviera que recomendar una pieza que no fuera m√≠a, esta ser√≠a The Kolhn Concert, de Keth Jarret. Es una lluvia de humanidad, de perfecci√≥n e imperfecci√≥n, para refrescar el alma.



«Que mi literatura pueda llevarlos a otros mundos»

Aunque no nos hemos conocido personalmente, desde hace un tiempo su literatura y yo solemos encontrarnos en los vericuetos de las redes. Elizabeth Villaman es una viajera de la escritura. Le obsesiona la belleza, no aquella que tan bien conocemos a trav√©s de los arquetipos est√©ticos de siempre, sino la propia del camino literario, con sus luces y sombras. En ese claroscuro particular, Elizabeth nos cuenta de su experiencia como escritora caribe√Īa, mujer y mestiza.

¬ŅC√≥mo comienza tu recorrido por el mundo de las letras dominicanas? ¬ŅCu√°ndo descubriste tu vocaci√≥n?

Para m√≠ es dif√≠cil imaginar mi vida sin la literatura. Desde ni√Īa fui una lectora √°vida de poes√≠a, tambi√©n me gustaba crear historias, imaginar otros mundos, la investigaci√≥n, el descubrir, me sent√≠a como Harriet la esp√≠a. Pero mi contacto directo empez√≥ con la poes√≠a, escrib√≠a y ten√≠a muchos libros peque√Īos de poemas. Eran como seres m√°gicos y yo quer√≠a lograr alcanzarlos.

¬ŅLa experiencia como viajera se hace presente en tu literatura? El nomadismo, ¬Ņhasta qu√© punto sostiene tu discurso literario?

cortesía de la entrevistada

Viajar es necesario. De hecho, uno de mis lugares favoritos son los aeropuertos. En ellos, puedo sumergirme en el mundo que trae cada persona: hacia dónde van, de dónde vienen, qué buscan, quiénes son. Es el lugar donde nacen muchas de mis historias.

Pienso que el viaje alimenta a un escritor, le permite conectar con otros mundos, otras culturas, crecer y hacer más verosímil su escritura. El viaje y la literatura son para mí la forma más honesta de conectar con la esencia de las cosas. No digo que me considero nómada del todo, pero no imagino vivir sin viajar o escribir.

¬ŅCrees que los propios escritores tienen un conocimiento verdadero de la literatura que se gesta en el √°rea caribe√Īa, m√°s all√° del contexto regional limitado en el que viven?

Falta conocimiento y visibilidad. Muchas veces conocemos m√°s de lo que sucede afuera que de lo que est√° pasando dentro, de lo que se est√° gestando aqu√≠, el rumbo que est√° tomando la literatura caribe√Īa, y en ocasiones nos quedamos en los estereotipos ya establecidos. Todav√≠a hay muchas barreras entre escritores, entre g√©neros y formas de contar.

Pero más allá del contexto regional donde te haya correspondido vivir, el artista tiene que sentirse en plena libertad de crear, aunque se sienta como oveja negra frente al resto. Debe buscar su esencia, que siempre esta alimentada por sus raíces de una u otra forma.

Hablar de lo regional, ¬Ņes necesariamente sin√≥nimo de universalidad? ¬ŅHasta qu√© punto tu identidad como mujer mestiza, dominicana y latinoamericana, marca de alguna forma tu creaci√≥n literaria?

Hablar de lo regional no es siempre sin√≥nimo de universalidad, pero s√≠ da un paso a que esos elementos de nuestra cultura y tradici√≥n puedan de alguna forma atravesar otras culturas. Entiendo que la literatura busca establecer un di√°logo que permita trascender y llegar a otras fronteras. Desde mi punto de vista y mi identidad, creo que mi obra refleja ‚ÄĒdesde mis condiciones y m√°s all√° de hechos puntuales‚ÄĒ conceptos universales como la frustraci√≥n, la injusticia, el sentido de la b√ļsqueda, la carencia, no necesariamente vivida desde mi punto de vista, pero que s√≠ emerge del entorno social.

¬ŅEs m√°s dif√≠cil para una mujer abrirse paso en el mundo literario?

Anteriormente, la mujer en la literatura había sido olvidada, pero pienso que ahora ha adquirido mucha fuerza. Desde mi punto de vista no me he enfrentado a esas barreras del todo, pero sé que existen y cada día más mujeres tenemos que trabajar para que las intervenciones patriarcales, donde la mujer quedaba en silencio, sigan cambiando.

Lo oscuro, la belleza incomprendida, ese √°ngulo de sombra que todos poseemos a veces de manera secreta, son algunos de los temas que tu obra aborda. ¬ŅPor qu√© te interesan de forma particular? ¬ŅQu√© importancia les confieres a los personajes?

Desde siempre el tema de la dualidad del ser es un tema que me interesa mucho. La luz y sombra, lo bueno y lo malo. Los objetos y seres extra√Īos. Visualizar la belleza desde otras perspectivas que rompen lo establecido. Escudri√Īar en las emociones humanas de una forma m√°s pura y real, sin juzgar, poner otro foco en las perspectivas.

Creo que eso siempre está presente en mi obra y es una manera de desafiar al ser humano para llegar a la luz, aunque también debe abrazar su oscuridad, en vez de reprimirla, para poder transmutar sus emociones. Todos estos son conceptos que me gusta explorar en mis personajes. Mi literatura es muy de personajes, son ellos quienes me cuentan, me dan información de sus vidas.

Como lectora especializada y como escritora, ¬Ņqu√© buscas en un libro?, ¬Ņa qu√© calificar√≠as como uno realmente bueno?

cortesía de la entrevistada

Son tantos elementos‚Ķ pero creo que lo fundamental es que un libro me sumerja, que tenga la capacidad de entrarme en la historia, ya sea por la prosa, los detalles, descripciones, los personajes. Si me aleja del momento presente y me traslada, ya tiene relevancia para m√≠. Las atm√≥sferas‚Ķ soy amante de este elemento, el c√≥mo me hace sentir, el c√≥mo interact√ļan mis sentidos con la obra.

¬ŅSientes que tu historia personal camina sobre tus letras, o se filtra en ella de manera menos o m√°s silenciosa?

Se filtra de una forma silenciosa. Es evidente que todo escritor pone su piel en sus escritos. Muy rara vez he hablado de cosas que me hayan sucedido puntualmente, pero sí he trasladado cómo me he sentido o se han sentido otras personas en mis historias y así las he transformado en otras.

Háblame de tu libro Las Islas Rotas…

Es mi primer libro de cuentos, mi esencia m√°s pura en este momento. Est√° en proceso de publicaci√≥n. Diecisiete relatos, todos narrados en primera persona, que cuentan historias intercaladas de mujeres y ni√Īas rotas, voces descarnadas que ahondan en la soledad, la represi√≥n, la obsesi√≥n, el odio, el amor, emociones que en medidas extremas rompen y quiebran.

¬ŅC√≥mo se manifiestan y sintetizan, en tu obra, diferentes manifestaciones art√≠sticas como el performance, la pintura, el teatro o la m√ļsica? ¬ŅPor qu√© integras diversas artes en el cuerpo de lo textual?

Desde siempre tuve inter√©s en la forma en la que se cruzan e interact√ļan las artes. Veo la literatura como im√°genes, im√°genes que luego se transforman en m√ļsica, m√ļsica que se transforma en movimiento‚Ķ y as√≠ se va enlazando un mundo donde confluyen todas. Mi proceso creativo es a veces tambi√©n f√≠sico, me gusta experimentar la creaci√≥n, sentir, utilizar mis sentidos: son elementos fundamentales para la creaci√≥n del escritor. Tambi√©n me desarrollo en la actuaci√≥n y eso ha logrado que le de un enfoque distinto a mi creaci√≥n y a mi b√ļsqueda personal.

Por ejemplo, te comento que en este momento de mi vida me encuentro desarrollando el proyecto Escribir es HOY, un proyecto que nace con el objetivo de acompa√Īar a escritores y guionistas a desarrollar el pensamiento creativo.

Pienso que muchas veces los escritores se enfocan tanto en las t√©cnicas narrativas que se olvidan de la importancia de la creatividad, de trabajar las estrategias creativas, que como todo m√ļsculo necesita entrenamiento. As√≠, de forma digital, comparto t√©cnicas, conocimientos, experiencias, imparto talleres, asesor√≠as, coaching, como parte de mi oficio de escritora y docente. Me encanta ense√Īar y compartir conocimientos, y sobre todo aprender de las personas, del contacto con ellas.

¬ŅQu√© impresiones te gustar√≠a que tus lectores se llevaran de lo que escribes?

Espero que lo que lean los confronte, que los haga sentir y cuestionarse, ser un poco m√°s emp√°ticos y ponerse en la piel de mis personajes. Que mi literatura pueda llevarlos a otros mundos y seducirlos durante el tiempo que decidan permanecer conmigo.



«Muchos trovadores se podr√≠an considerar poetas»

Los pasillos de la ENA nos hicieron conocernos hace ya mucho tiempo. √Āngel Lorenzo Ramos es trovador, un joven m√ļsico que hace su obra desde la honestidad creativa, esa que no necesita premios ni aplausos excesivos para cimentarse. Imaginemos por un segundo que estas preguntas son la partitura que nos invita a retomar una conversaci√≥n pendiente entre dos amigos.

Tu tierra de origen, San Antonio de los Ba√Īos, ¬Ņejerce alguna influencia en tu creaci√≥n?

De cierto modo, s√≠. Vengo de una generaci√≥n de ariguanabenses a la que le toc√≥ el recuerdo, las memorias de la gloria pasada de un pueblo que era referente cultural en muchos aspectos, y que qued√≥ relegado en la desidia institucional y los escombros de los 90¬īs.

No s√© los de ahora, pero esa idea cal√≥ bastante entre mis contempor√°neos e influy√≥ mucho en lo que luego quisimos ser. Cuando √©ramos ni√Īos beb√≠amos de la utop√≠a de hacer cosas para reanimar San Antonio: las iniciativas no faltaron, las puertas cerradas tampoco se quedaron atr√°s. Yo crec√≠ y me fui a estudiar a La Habana. Quiz√°s eso provoc√≥ un distanciamiento pero no pierdo la oportunidad de sumarme a las aventuras de los que quedan dando la pelea.

Tu primer acercamiento con el mundo del arte provino de tu experiencia con el Movimiento de Artistas Aficionados, ¬Ņcu√°nto valoras este primer encuentro y de qu√© manera influy√≥ en tu desarrollo ulterior?

Crec√≠ dentro de la Casa de Cultura de San Antonio. Mi mam√° era instructora de m√ļsica all√≠ y nunca me llev√≥ al c√≠rculo infantil. Era el ni√Īo peque√Īo de todos en la casa. Seg√ļn me cuentan, era adem√°s una esponja de conocimiento art√≠stico todo el tiempo, me encantaba observar. Pasaba de una manifestaci√≥n a otra como un juego infantil pero al final la fijaci√≥n por la m√ļsica pudo m√°s que la literatura y el teatro. Aunque la literatura s√≠ la estuve llevando a la par hasta casi los 15 a√Īos, escrib√≠a cuentos sobre todo y fui a varios eventos de ni√Īos escritores. Esto me dio la base para despu√©s poder afrontar la ense√Īanza profesional de forma m√°s org√°nica. Es innegable su influencia.

¬ŅQu√© valor le concedes a la literatura y su relaci√≥n con la m√ļsica en tus composiciones y en la conformaci√≥n de tu pensamiento creativo?

Muchos trovadores se podr√≠an considerar poetas. Excelentes artesanos de la palabra que decidieron expresar sus musas acompa√Īadas de m√ļsica; en muchos casos, para llegar a un p√ļblico mayor. No es mi caso. Me veo m√°s como un m√ļsico que aprendi√≥ a usar la palabra para expresarse. Eso lleva a que hay d√≠as en que me pongo a componer y quiz√°s la balanza se inclina entonces m√°s para un lado que hacia el otro o, como es ideal, se queda en un t√©rmino medio. En un comienzo lo hac√≠a todo de forma m√°s emp√≠rica, luego fui aprendiendo m√°s sobre las estructuras po√©ticas y su aplicaci√≥n.

An√©cdota simp√°tica: ten√≠a una canci√≥n que se llamaba ‚ÄúSonetos derrotistas‚ÄĚ y un buen d√≠a descubr√≠ que en mi ignorancia hab√≠a escrito con la estructura de rimas pero los versos no eran endecas√≠labos. De nada sirvi√≥ tratar de remendarla, ya la canci√≥n sonaba as√≠ como estaba, lo resolv√≠ cambi√°ndole el nombre.

Entras a la Ense√Īanza Art√≠stica gracias a las pruebas de suficiencia, a las cuales te sometiste en octavo grado. ¬ŅQu√© puedes contarme de tu formaci√≥n en la C√°tedra de Guitarra, La√ļd y Tres?

Muchas personas queridas me dicen en ocasiones: ‚Äú¬ŅPor qu√© tocas tan poco el tres si es de lo que te graduaste?‚ÄĚ; a lo que ¬†respondo: ‚Äúyo estudi√© m√ļsica, el instrumento es la v√≠a, no el fin‚ÄĚ.

Respeto y admiro tanto a los treseros que durante la carrera descubrí que no quería formar parte de ese show competitivo que la gente a veces alimenta tanto, el clásico dicho de fulanito es mejor que menganito y esas cosas.

Me dedico actualmente de modo profesional a tocar la guitarra en la agrupaci√≥n de uno de los mejores treseros del mundo, pero ese logro se lo debo tambi√©n a la C√°tedra. Muchas veces un guitarrista, desde su formaci√≥n cl√°sica, se las ve dif√≠cil a la hora de afrontar la m√ļsica popular; a m√≠ me fue m√°s sencillo el salto. Eso lo gan√© a mi favor en la C√°tedra de Tres y La√ļd, adem√°s de una formaci√≥n que iba m√°s all√° de lo acad√©mico y en un ambiente donde √©ramos tan pocos que todos nos conoc√≠amos y √©ramos casi familia.

En el universo particular de la experiencia humana, ¬Ņqu√© lugar ocupa la m√ļsica?

En mi universo es todo. Puede sonar una exageraci√≥n pero es as√≠. No sirvo para m√°s nada que no sea la m√ļsica, dicho por mis padres que me malcriaron de m√°s y no me han dejado ser bueno en otra cosa‚Ķ si hasta en matem√°ticas soy p√©simo. Mi mayor temor adolescente era no entrar a la ENA porque ah√≠ s√≠ que me iba a quedar en la calle, de lo malo que era en todo lo dem√°s.

Creativamente has estado vinculado a artistas del teatro, el performance y las artes visuales. ¬ŅEsta relaci√≥n es la b√ļsqueda de una experiencia art√≠stica ‚Äúcompleta‚ÄĚ o solo intentas lograr, a trav√©s de la s√≠ntesis y la asimilaci√≥n, un v√≠nculo con otros campos de conocimiento?

En alg√ļn momento de mi vida no quer√≠a hacer las pruebas del ISA. Pens√© que la carrera se pod√≠a quedar en el t√≠tulo de Nivel Medio. Al final, las hice por embullo y porque me metieron miedo con los dos a√Īos de Servicio Militar. Cuando me vi all√≠ descubr√≠ lo equivocado que estaba.

Poder convivir con otras manifestaciones art√≠sticas ampli√≥ mi horizonte en muchos aspectos; de hecho, mi √©poca m√°s fruct√≠fera como cantautor fueron los a√Īos que pas√© en el ISA. Mis incursiones en bandas sonoras de ejercicios de FAMCA, la m√ļsica que hice para varias obras de teatro de un gran amigo y coterr√°neo, la participaci√≥n espont√°nea en alg√ļn que otro performance sonoro durante las Bienales de La Habana, todo aquello me aport√≥ considerablemente y me ayud√≥ a aterrizar esa concepci√≥n personal de artista que, de otra forma, se hubiera quedado a medias. ¬†

Como instrumentista, has trabajado con artistas como Pancho Amat, Liuba Mar√≠a Hevia, Annie Garc√©s, por solo mencionar a algunos. La observaci√≥n del hacer de otros creadores musicales, ¬Ņha influido en tu labor en solitario?

cortesía del entrevistado

La influencia existe. Quiz√°s no sepa decirte concretamente en qu√©, pero est√°. La influencia de Pancho Amat est√° desde que soy peque√Īo. Mucho antes de ser parte de su grupo ya hab√≠a recibido su apoyo y magisterio en varias ocasiones. Estren√© una obra suya en mi graduaci√≥n del ISA y se apareci√≥ de sorpresa a pesar de que era el d√≠a de su cumplea√Īos, ¬°te imaginas la de nervios! Es una enciclopedia humana, se aprende a diario con √©l.

Como parte del grupo de Liuba toqué por primera vez en la Casa de las Américas, un lugar que para mí es el templo de la Nueva Trova. Disfruté aquel concierto como pocos.

Annie es un diamante en bruto que tiene mi admiraci√≥n desde que le conozco, tanto como cantante como por lo bella persona que es. Un d√≠a me mand√≥ un SMS dici√©ndome que necesitaba un guitarrista para el Festival Pepe S√°nchez y para Santiago nos fuimos. Despu√©s colaboramos muchas veces y hasta me dio la oportunidad de ser director musical de uno de sus conciertos, cosa que hice por primera vez (y √ļnica).

¬ŅQui√©nes son tus principales influencias musicales?

Lo primero que nos marca es la m√ļsica que suena en casa mientras uno crece: mi mam√° escuchaba mucho a Serrat y ten√≠amos un casete con un variado de Silvio, Pablo y Amaury P√©rez que repet√≠amos hasta rayarlo; mi pap√° era m√°s de m√ļsica tradicional cubana, sobre todo bolero: Orlando Contreras, √Ďico Membiela, Benny Mor√© y muchos m√°s. Todos los domingos me despertaba con la ‚ÄúDiscoteca del ayer‚ÄĚ de Radio Progreso.

Con esta base sal√≠ al mundo y a√ļn hoy llevo esa diversidad en mis gustos: si abres mi carpeta de m√ļsica te puedes chocar con un disco de Los Zafiros o con lo √ļltimo de Fito P√°ez, con una recopilaci√≥n de chang√ľ√≠ guantanamero o ‚ÄúMultiviral‚ÄĚ de Calle 13. Toda esa heterogeneidad de gustos la he ido llevando a mi obra de manera consciente, no me hace mucha gracia estancarme en ning√ļn g√©nero.

Un artista joven, ¬Ņde qu√© no debe carecer? ¬ŅQu√© es para ti la calidad art√≠stica y creativa? ¬ŅEs, acaso, un medidor del talento?

No debe carecer de atrevimiento. De saber dar la cara por su obra aunque le viren los mil ca√Īones de la cr√≠tica o ciertos p√ļblicos se pongan de espalda ante su propuesta. Para todo hay consumidores, no se debe dejar de cantar algo pensando que no sirve pues esa canci√≥n le cambiar√° el d√≠a a alguien, en alguna parte.

La calidad es un par√°metro, depende de concepciones ya establecidas que no siempre benefician a la creaci√≥n. Uno debe sentirse bien con sus principios y tener claras sus pretensiones. A veces hay quien dice que lo creativo debe ser un fen√≥meno social, que se debe escribir para los dem√°s, etc√©tera‚Ķ para m√≠, no es as√≠. Si tu ego no est√° conforme con lo que engendras, en muchos casos ni saldr√° a la luz. El concepto de talento se ha desvirtuado tanto en los √ļltimos tiempos que yo ni emito criterio. Con los a√Īos he ido aprendiendo lo que debe quedar exclusivamente en mi conciencia, ah√≠, bajo llave.

En 2017 obtuviste un Premio Lucas en la categor√≠a Video Opera Prima por tu video clip ‚ÄúRegreso Incierto‚ÄĚ. ¬ŅC√≥mo y por qu√© nace esta canci√≥n? Luego de este premio, que sin dudas consiste en un impulso a tu carrera en solitario, ¬Ņen qu√© te has enfocado? ¬ŅQu√© b√ļsquedas gu√≠an hoy en d√≠a tus caminos creativos?

‚ÄúRegreso incierto‚ÄĚ la escrib√≠ para una banda sonora: se trataba de la obra Nora y √©l, de Ra√ļl M. Bonachea Miqueli. Me pas√≥ el texto y la verdad es que me daba mucha pereza leerlo en digital, por eso fui a un ensayo de la puesta y de ah√≠ march√© de cabeza a escribir la canci√≥n. B√°sicamente es la historia de la obra manifestada en su estado puro: el amor m√°s all√° de las adversidades y obst√°culos. Fuera del contexto del teatro, la canci√≥n gan√≥ aceptaci√≥n y cuando le propuse varias piezas a Leandro de la Rosa, director del video clip, fue esta la que escogi√≥ sin dudar. Era su primer video clip y por eso gan√≥ el premio ‚ÄúOpera Prima‚ÄĚ.

Sinceramente no aprovech√© al m√°ximo la cobertura que me dio el evento y lo mucho que pusieron el video en TV. En ciertos casos, un video clip viene emparejado con la promoci√≥n de un trabajo discogr√°fico y yo a√ļn no tengo la segunda pieza del puzle. Mi carrera actualmente sigue un perfil bajo, supeditada a mi trabajo como m√ļsico, pero eso no ha frenado lo que escribo y espero que alguna beca o discogr√°fica repare en m√≠. Me autofinancio los temas que he podido grabar y busco alternativas de difusi√≥n‚Ķ aunque siempre queda el deseo de poder hacer m√°s: en eso estoy.

Has creado m√ļsica incidental para cine y teatro, ¬Ņc√≥mo transcurre tu proceso creativo? ¬ŅQu√© desaf√≠os supone?

No tengo un plan de organizaci√≥n en estos casos. Me ayuda mucho la imagen y me auxilio generalmente de la m√ļsica por computadora, usando instrumentos sampleados y sintetizadores. En muchos casos he estado en las puestas ejecutando la m√ļsica, como un h√≠brido entre instrumentista y DJ. Me meto en camisa de once varas pues errores siempre ha habido y eso para el teatro es fatal, pero se aprende para que en el futuro todo sea m√°s org√°nico.¬†¬†¬†



«Siempre busco algo nuevo»

Cuando leo a Leidy Gonz√°lez Amador, recuerdo a la ni√Īa que fui. Una ni√Īa que lo cuestionaba todo y a la que no le gustaban las historias f√°ciles. Aunque volver a la infancia es un estado ut√≥pico, los breves instantes en que me sumerjo en uno de los libros de esta joven, son mi oportunidad √≠ntima para un ejercicio de la memoria. Y me gustar√≠a que otros tuvieran esa misma sensaci√≥n o experimentaran su propio viaje a trav√©s del mundo del recuerdo; un viaje diverso, discreto y lleno de la maravilla que Leidy sabe retratar.

¬ŅC√≥mo nace el inter√©s por develar fragmentos de la Historia a trav√©s de la literatura?

En mis libros trato de dialogar con asuntos, situaciones, sociedades… Los intento comprender, ponerlos a la vista de los lectores para que, a partir de all√≠, surjan criterios y reflexiones. La Historia es uno de esos asuntos que me interesa. Por lo que, llegado el momento, iba a formar parte de lo que escribo.

¬ŅHasta qu√© punto nuestra Historia m√°s reciente, y especialmente la referida a las Guerras de Independencia, impacta en tu creaci√≥n?

Me he reconciliado con la Historia Cubana a partir de que he tenido la madurez para estudiarla y sacar mis impresiones, sin verme presionada a repetir conceptos encartonados.

La Historia que memoric√© en mi etapa de estudiante, la que me explicaban desde un libro breve y ‚Äúcorrecto‚ÄĚ, poco tiene que ver con la que ahora voy conociendo. Ese descubrimiento del alma de la Historia de nuestro pa√≠s es lo que impacta en m√≠ como creadora. Y cuando estamos ante algo tan genuino como lo que se sent√≠a, lo que se viv√≠a durante las Guerras de Independencia, tanto de un bando como de otro, eso hay que intentarlo contar, hay que intentarlo escribir.

¬ŅDe qu√© manera abordas y estudias personajes como Maceo y G√≥mez sin caer en el discurso trillado, repetitivo, que transforma en m√°rmol al h√©roe?

Cuando se pretenden dar ejemplos de moral, √©tica, patriotismo, magnificando las virtudes de un personaje hist√≥rico hasta convertirlo en un semidi√≥s, lo estamos hundiendo. Le estamos quitando la credibilidad. Yo escribo sobre sentimientos, egos, errores… Cuando tropiezas, por ejemplo, con el hecho de que G√≥mez lo mismo dirig√≠a un acontecimiento militar como lo fue la Invasi√≥n y, a su vez, ten√≠a la sensibilidad para el teatro, la poes√≠a, te das cuenta que hay matices, que estamos hablando de personas. Y cuando a esas personas las llevas a convertirse en un personaje literario, te van a responder en cuanto a una psicolog√≠a, a una organicidad… Para que el h√©roe no quede transformado en m√°rmol, sencillamente hay que admirarlo pero tambi√©n cuestionarlo.

¬ŅC√≥mo concibes y entiendes el proceso de escribir para ni√Īos?

Es una mezcla de sutileza, desenfado, rigor, conocimiento. Un conocimiento no solo sobre t√©cnicas escriturales sino tambi√©n sobre el panorama nacional e internacional de la LIJ (hasta donde se pueda). Hay que aprender sobre sicolog√≠a, conocer algo de ese cine con el que tanto se identifican la mayor√≠a de los ni√Īos. Te dir√≠a que, resumiendo, hay que observar, escuchar, y saber que nunca m√°s volveremos a mirar el mundo desde la infancia, pero que podemos escribirles historias a los ni√Īos que les ayuden a embellecer y a mejorar el suyo.

¬ŅCu√°les son las principales virtudes y las principales carencias de la literatura hecha por j√≥venes en nuestro pa√≠s?

Virtudes: creo que en la mayoría de los casos no paramos de trabajar. Buscamos temas, leemos, sacamos información. Como escritores no nos alejamos de la sociedad sino que tratamos de que nuestra literatura sea funcional en ella.

Carencias: nos falta limpieza escritural, maduración de los proyectos. Y, sobre todo, hay mucha prisa. Mucha prisa por llegar a esos sitios en los que no te coloca la cantidad de publicaciones ni la cantidad de premios recibidos, sino la calidad y humanidad de la obra, y eso se construye con talento pero también con paciencia.

En el campo de lo promocional, ¬Ņhasta qu√© punto influye el esfuerzo individual en contraposici√≥n con el esfuerzo institucional?

En mi caso particular, no tengo energ√≠as para promover mi obra. Es una cuesti√≥n de personalidad, de humores, de aptitud; y en m√≠ no est√° el esp√≠ritu del promotor. No obstante, el que lo tenga, debe utilizarlo en su m√°xima expresi√≥n y esperar de ello el mejor resultado posible, porque el esfuerzo institucional depende de rachas, intereses, altibajos y en ocasiones… no existe.

El escritor, devenido tambi√©n promotor de su propia obra, ¬Ņes una ganancia del proceso creativo actual o un ejercicio que ventila √ļnicamente las festividades de ego?

Depende del sujeto en cuesti√≥n. Es una ganancia porque el escritor se muestra lejano a ese concepto del bohemio sin causa ni pretensiones. Se muestra como un ser social en armon√≠a con la din√°mica actual de la inmediatez, el mercado, porque entre sus tantas definiciones, el libro tambi√©n es un producto comercial. Y por supuesto que es una festividad del ego que no siempre tiene que ser da√Īina pero que hay que saber manejar.

Existe una tendencia a escribir libros para ganar premios. ¬ŅHasta qu√© punto los premios favorecen o entorpecen la creaci√≥n?

La cuestión no son los premios sino el escritor. A mí me gusta concursar y también ganar. No tengo miedo de reconocer que hay libros que cuando estoy escribiendo, los veo concursando en determinado certamen. Pero tengo algo claro: los premios no resisten al tiempo, eso solo lo hace la obra. Los premios te brindan una visibilidad, una posibilidad más rápida de publicación, te engrosan el curriculum, pero no te garantizan ni la calidad, ni el talento, ni un aporte real a la Literatura.

Si lo miras as√≠, con esa cierta practicidad y desenfado, los premios favorecen. Pero si los miras como la confirmaci√≥n absoluta de que solo ganarlos te consolida como un buen escritor, est√°s perdido. Porque el premio surge de un grupo de criterios totalmente predispuestos por condiciones, experiencias, conceptos… y esos y otros tantos factores pueden juzgar para bien o para mal.

¬ŅLos escritores somos criaturas en busca de un nuevo est√≠mulo o una nueva meta constantemente? En ese sentido, ¬Ņeres de aquellos autores que deja de dialogar con sus libros previos para concentrarse en los proyectos presentes y futuros, o prefieres a menudo revisitar lo ya escrito?

Siempre busco algo nuevo, mejor, o al menos distinto cuando estoy escribiendo. Las metas pueden variar, pero la ilusi√≥n de que mi nueva historia tiene algo √ļnico espero no perderla, porque entonces escribir ser√≠a muy aburrido. Estoy satisfecha con mis libros publicados, aun reconociendo sus carencias. No los visito constantemente ni tampoco omito los que hoy por hoy considero menos logrados. Pero mi principio es que cada libro que escribo tiene que responder al tipo de escritora que quiero ser: una escritora con una buena historia y un rigor escritural. Ahora, despu√©s de escrito cada libro toma su curso y corre su propia suerte.

Sobre las promociones de escritores que nos anteceden, ¬Ņse puede aprender a√ļn de sus procesos, o son estas escrituras que ya poco o nada dialogan con nuestra realidad creativa?

Hay que conocer lo que nos antecede para saber valorarlo y decantarlo. No creo que todo lo que ya esté patentado, e incluso canonizado, es siempre mejor que lo contemporáneo. Ni pienso que lo contemporáneo es siempre más novedoso que lo ya escrito. Aquí pasa un poco como con lo que hablábamos antes sobre los héroes, porque hay ciertos escritores en la literatura infantil y juvenil cubana que están siendo estancados, a los que no se les da la oportunidad de una relectura crítica, e incluso el hecho de no considerarlos como referentes podría ser hasta mal visto.

Hay grandes nombres cimentados en la LIJ cubana, no hay duda, pero a esos nombres ya se les tienen que a√Īadir otros que los emulan, que los complementan. En fin, cada escritor hace su pante√≥n con aquellos que dejaron una obra que les marca. Es como cuando un seguidor de f√ļtbol hace su Equipo Ideal. Seg√ļn la literatura que deseas hacer, as√≠ ser√°n tus referentes. No creo que haya un solo escritor que no le deba algo a las generaciones que le antecedieron.

Del g√©nero narrativo al po√©tico, ¬Ņnecesita tu creaci√≥n realizar un ejercicio de muda, de s√≠ntesis o abstracci√≥n, o fluyes de un g√©nero a otro de manera natural?

Por suerte todo fluye y cada vez se complementa m√°s. En mis √ļltimos libros de poes√≠a, Los viajes del se√Īor Flamel, El Dios tuerto y El enamorado de la maestra, los poemas suceden en funci√≥n de un hilo condutor, de una historia contada en versos, sin perder de vista el lirismo, la diversificaci√≥n de estrofas po√©ticas y dem√°s peculiaridades de la poes√≠a. Y en la narrativa hay zonas que necesitan de cierto lirismo para provocar el efecto deseado en el lector. Me dejo llevar y eso crea un equilibrio que me favorece a la hora de escribir.¬†

¬ŅHasta qu√© punto influyen en ti, por semejanza o diferencia, las escrituras de aquellos con los que compartes un espacio simb√≥lico, sea este una temporalidad o zona geogr√°fica?

Ca√≠ de pie en la vida literaria de Santa Clara, no te lo puedo decir de otra forma. Desde un inicio fui cercana de grandes escritores y, como grandes al fin, me trataron con bondad. Por eso escuch√© y escucho lo que tienen que decir sobre la literatura aunque no lo comparta en su totalidad. Te puedo mencionar a Mayl√©n Dom√≠nguez, Noel Castillo, Lidia Meri√Īo. Y c√≥mo no hablarte de Mildre Hern√°ndez, quien supo darme las herramientas para iniciar mi vida literaria, pero tambi√©n supo darme espacio para que su estilo no me tragara.

Las maneras de hacer literatura en Cuba son variadas, como es de suponer; unas me gustan y otras no, pero quiero conocerlas y creo que por eso leo tanto. Todo influye, lo que te gusta y lo que no. Lo que te gusta porque quieres emularlo, decirlo a tu manera. Lo que no te gusta, porque te deja claro que ese no es el camino.

¬ŅSe escribe en Cuba con una mirada localista? ¬ŅSe escribe con limitaciones?

Hay una literatura de consumo nacional que a m√≠ me preocupa. Me preocupa porque no quiero verme enmarcada dentro de esa tendencia, y me preocupa porque estamos deformando a los lectores. He escrito sobre la realidad cubana porque me interesa, porque all√≠ tambi√©n hay buenas historias. Pero Cuba no es mi l√≠mite para escribir. Hay una creencia muy pobre de que para que el p√ļblico te entienda tienes que contarle desde su realidad, y muchas veces los concursos favorecen este tipo de mentalidad. ¬ŅCu√°l es el resultado?: que hay libros maravillosos, dist√≥picos, inteligentes que pasan sin hacer ruido, y hay libros intrascendentes pero con una historia localizada en Cuba, que se llevan las rese√Īas, premios y dem√°s promociones.

Hay una muy cuestionable y reducida definici√≥n de la identidad cubana que se hace patente en los medios de comunicaci√≥n, y eso influye en la literatura. Al final, estamos encerr√°ndonos en una burbuja literaria nacional, creyendo que es el √ļnico c√≥digo posible para que el p√ļblico infantil o juvenil se sienta identificado, y los ni√Īos y j√≥venes de Cuba s√≠ leen lo que escribimos y puede que les guste, pero tambi√©n ven pel√≠culas de Pixar y series de Netflix con la misma o mayor intensidad.

En los tiempos que corren, ¬Ņqui√©n o qu√© es el escritor?, ¬Ņqu√© lugar tiene en el mundo?, ¬Ņpor qu√© crear?

El escritor es un trabajador m√°s, con un lugar en la sociedad que debe ser respetado y reconocido seg√ļn su talento y que, como trabajador al fin, tiene una tarea que cumplir: escribir historias que ayuden a los lectores a comprender la vida.

Como lectora especializada y como escritora, ¬Ņqu√© buscas en un libro?, ¬Ņa qu√© calificar√≠as como un buen libro?

En un libro busco una buena historia, no tiene que ser tan novedosa ni tan original; solo tiene que estar bien contada, mostrar vida, ambig√ľedades, tener personajes cre√≠bles y no olvidar la belleza a√ļn en las circunstancias m√°s tristes. Para m√≠ un buen libro es el que entretiene, crea dudas, criterios encontrados, dice lo justo y propone el resto.



«Subir a escena es quedar descubierto» (+ videos)

Recuerdo su presencia en el ISA. Y su sonrisa, c√≥mo no. El intercambiar saludos y alguna que otra pregunta de rigor sobre las personas queridas que formaban ‚ÄĒque a√ļn forman‚ÄĒ parte de nuestro universo com√ļn. Niurbis Santom√© Cudeiro es una de las artistas m√°s transparentes que conozco. He disfrutado, en iguales dosis, su amistad y su talento. Ella sabe que subir a escena es m√°s que un acto de fe; es quedar al descubierto, en esa hermosa exposici√≥n que nos hace, a una misma vez, s√≥lidos y vulnerables.

Tu quehacer actoral en diversas agrupaciones teatrales que se especializan en la dramaturgia para ni√Īos y adolescentes, ¬Ņha sido pura coincidencia?, ¬Ņo este es un camino que has decidido conscientemente?

Ha sido el resultado natural de mi formaci√≥n. Comenc√© como muchos en Cuba en el taller de creaci√≥n teatral de una Instructora de Arte y actriz del grupo Teatro Los Elementos, en la casa de la cultura, en mi caso la del municipio Cumanayagua, mi pueblo natal. Luego me form√© como instructora de teatro, esa especialidad me motivaba mucho. Los maestros que tuve en la EIA ‚ÄúOctavio Garc√≠a‚ÄĚ de Cienfuegos en su mayor√≠a hac√≠an teatro para ni√Īos. Con plena conciencia decid√≠ que entre la t√©cnica del clown y la construcci√≥n y manipulaci√≥n de t√≠teres estar√≠a mi devenir como actriz.¬†¬†

cortesía de la entrevistada

¬ŅC√≥mo transcurren tus procesos creativos?

Bueno, amiga, esta es una pregunta con varias respuestas. Los artistas necesitamos actividad creativa para vivir y la cotidianidad a veces es otro proceso de creaci√≥n. Laboro en dos grupos teatrales, all√≠ los directores llegan con su concepto a la hora de realizar un montaje y los actores le aportamos a esa idea nuestra aptitud. Pero m√°s all√° de la cotidianidad en los grupos de teatro, muchas veces ‚ÄĒdesde que comienza el d√≠a‚ÄĒ despierto con una motivaci√≥n nueva y la quiero hacer: alg√ļn mu√Īeco que construir, algo que escribir o leer, o muchas veces una receta que preparar, pues tambi√©n me encanta cocinar y decorar los platos que se me ocurren.

Te pongo ejemplos: La cocinerita adorada. Breve historia de Clarita Mazorca fue una obra cuyo proceso creativo era un experimento, un ejercicio complejo que llev√© a cabo con el dramaturgo Rafael Gonz√°lez Mu√Īoz a partir de una f√°bula archiconocida, una receta de cocina, unos t√≠teres que constru√≠ y el deseo de hacer algo en casa. Ahora, la serie de c√°psulas de Mercucho y Mercocha se me ocurri√≥ viendo tutoriales de c√≥mo construir mu√Īecos: la t√©cnica del t√≠tere de cono me gust√≥ y constru√≠ dos, luego con ellos comenc√© a decir los textos que prepar√°bamos, sobre todo asociados a la campa√Īa #Qu√©dateEnCasa.¬† ¬†¬†

Trabajar para ni√Īos, ¬Ņes tan dif√≠cil como se plantea? ¬ŅCu√°l es la principal retribuci√≥n de este quehacer, no solo en el plano humano, sino en el plano actoral?

cortesía de la entrevistada

Es dif√≠cil, claro que lo es‚Ķ m√°s cuando los ni√Īos del siglo XXI tienen much√≠simas atracciones tecnol√≥gicas. Los videojuegos que llevan en el tablet o en el celular no se pueden obviar. Antes el ni√Īo iba al teatro y dejaba ese entretenimiento pasivo en su casa, ahora lo lleva en su bolsillo y es capaz de sacarlo en medio de una funci√≥n. No creo que sean malos los videojuegos ni que tengamos que competir con ellos; creo m√°s bien que el desarrollo le impone a la creaci√≥n tradicional una actualizaci√≥n en la forma de llegar al p√ļblico. Los contenidos y las tem√°ticas son casi siempre las mismas; el c√≥mo se le oferta al p√ļblico infantil es determinante para que sea un √©xito cada presentaci√≥n.

Tanto en el plano profesional como en el personal, el aplauso y el reconocimiento son indispensables; as√≠ como los ni√Īos que vuelven una y otra vez a verte, a disfrutar de la misma obra y la misma actriz, e incluso deciden actuar contigo o marcharse al finalizar la funci√≥n tarareando una de tus melod√≠as. Gratificante tambi√©n es ver a los padres emocionados, que disfrutan de la obra como si fueran un peque√Īo m√°s dentro de nuestras salas, y que al terminar todo te felicitan y quieren tomar una foto de recuerdo con los t√≠teres y la actriz.

Para un actor de teatro, subir a escena es quedar descubierto, eres t√ļ, tus accesorios y tu verdad. Los ni√Īos son capaces de dinamitar la representaci√≥n con total ingenuidad, se entregan tanto al performance que acaban muchas veces interactuando. El actor debe estar preparado para eso siempre y ser capaz de responder con organicidad. ¬†¬†¬†¬†¬†

Has trabajado con la obra de varios dramaturgos, algunos de estos j√≥venes, ¬Ņqu√© sientes debe poseer un texto para atraer la atenci√≥n de un actor y de un p√ļblico, sea este infantil o adulto?

Para atrapar la atenci√≥n de un actor pienso que la obra debe contar con una excelente historia y que los personajes est√©n bien caracterizados. Si a esto le sumamos peripecias, un conflicto bien planteado, poemas, canciones, de tal forma que la acci√≥n dram√°tica de los personajes alcance distintos niveles, ser√° un reto para el actor y, sin dudas, el p√ļblico disfrutar√° m√°s la lectura o la representaci√≥n.¬† ¬†

El paso por el ISA marca, en muchos, un punto importante de partida y de referencia, ¬Ņcu√°nto ha cambiado la Niurbis actriz desde que era una estudiante en el ISA hasta este momento en espec√≠fico?

La Universidad de las Artes era uno de mis sue√Īos. Cuando llegu√© por vez primera me deslumbr√≥ su arquitectura y aquel ambiente que uno supone es maravilloso. Digo supone, porque no todo all√≠ fue extraordinario. En efecto, los campos verdes desde el ventanal de la beca lo eran, como tambi√©n las ardillas que se escabull√≠an cuando uno caminaba hacia la casona de la Facultad de Arte Teatral. El primer a√Īo fue sobre todo de descubrimiento, conoc√≠ amigas que ser√°n de las mejores para toda la vida. Pero la compleja situaci√≥n de la beca y la ausencia de profesores de algunas asignaturas condicionaron nuestra formaci√≥n. Termin√© gradu√°ndome con T√≠tulo de Oro, pero con deseos de vivir las an√©cdotas que algunos predecesores me contaron sobre su experiencia en el ISA.

No obstante, creo que es una academia necesaria e importante, con excelentes profesores. El ISA me permitió tener un título que me legitima como actriz. Eso, para alguien que no proviene del sistema de escuelas profesionales de arte, es imprescindible. 

 

Mercucho y los siete.Texto: Rafael Gonz√°lez Mu√Īoz#Qu√©dateEnCasa#TitiriterosEnAcci√≥n #TeatroDeT√≠teres#ActrizCubana #ElArteSalva #ElArteNosUne#MantenteInspirado

Publicada por Niurbis Santomé Cudeiro en Sábado, 23 de mayo de 2020

¬ŅQu√© importancia le otorgas a la investigaci√≥n dentro de tu proceso creativo? ¬ŅQu√© otros factores influyen en este, con independencia del trabajo sobre la corporalidad y lo f√≠sico?

Antes de comenzar a construir cualquier personaje ‚ÄĒya sea partiendo desde mi propio cuerpo como desde el mu√Īeco‚ÄĒ dedico varias jornadas a la investigaci√≥n. Son muchos los referentes que reviso para encontrar t√©cnicas e ideas que me sirvan para hacer m√°s atractiva y novedosa mi propuesta. Aunque en el mundo del teatro casi todo est√° inventado, siempre hay un detalle que se puede aportar, algo que particulariza tu idea.

Los procesos creativos son muy individuales, casi ninguno se parece al anterior. Si uno quiere superarse debe estudiar mucho, investigar y tratar de ser lo más original posible. Además de tener en cuenta el trabajo sobre la corporalidad y lo físico; factores estos de suma importancia para cualquier actor a la hora de llevar a cabo la gestación, desarrollo y representación de cualquier personaje, dentro de mi labor un factor importante lo es también el uso de la voz. En el teatro en general ese es un elemento clave pero en el teatro de títeres es indispensable, pues cada uno de los personajes es distinto del otro y la voz juega un papel sumamente característico aquí.

La cocinerita adorada marc√≥ un antes y un despu√©s en tu trabajo teatral, ¬Ņlo consideras as√≠?, ¬Ņpor qu√©?

En realidad La cocinerita‚Ķ ha sido muy importante en mi carrera teatral. Yo quer√≠a hacer una obra donde en escena estuviera en soledad, acompa√Īada de todos los accesorios necesarios‚Ķ y de t√≠teres, claro. Un unipersonal donde pudiera actuar, manipular, animar, cantar y bailar. Tuve que prepararme mucho, estudiar, investigar y ensayar m√°s, fue un proceso de casi dos a√Īos. Trabajoso pero hermoso porque descubr√≠ cu√°nto pod√≠a hacer.

Me enfrent√© por primera vez al dise√Īo y construcci√≥n de todos los personajes de una obra; otro de los retos que me impuse. Finalmente recog√≠ los frutos. Primero particip√© en el Taller de T√≠teres de Matanzas y all√≠ recib√≠ muchos consejos de los mejores titiriteros de Cuba y algunos del mundo, luego particip√© en el Festival Nacional de Teatro de Camag√ľey y en el Festival del Mon√≥logos de Cienfuegos. Obtuve Menci√≥n en el Premio Llaurad√≥ y estuve nominada a los Premios Caricatos, me gradu√© del ISA, pero sin dudas lo mejor fue que me evaluara como actriz de Primer Nivel y que esa evaluaci√≥n llegara de la mano de Yudd Favier, Rub√©n Dar√≠o Salazar y el maestro Armando Morales.

An√≠mese en casa. Conoce los t√≠teres de hilos y el poema: "Cacha, la cucaracha", del escritor Rafael Gonz√°lez Mu√Īoz. #Qu√©dateEnCasa #ActrizCubana #TitiriterosEnAcci√≥n #TeatroDeT√≠teres#TeatroYPoes√≠a#ElArteSalva #ElArteNosUne#MantenteInspirado

Publicada por Niurbis Santomé Cudeiro en Domingo, 17 de mayo de 2020

Hablemos m√°s de tu experiencia con los t√≠teres, ¬Ņde qu√© manera encarnar e integrar, a tu propio cuerpo, los personajes? ¬ŅDe qu√© herramientas te vales?

En realidad soy una joven actriz (risas). Mi experiencia en el mundo titiritero comenz√≥ por el 2012 en el grupo Retablo de Cienfuegos, bajo la direcci√≥n de Christian Medina Negr√≠n. En el 2007 hab√≠a pasado un taller con Panait D√≠az Villalvilla y di clases con Jorge Luis Mora, ambos excelentes actores. Pero en Retablo comenc√© a hacer mis primeras apariciones en escena en la obra Borib√≥n. Luego hice otras hasta que vine para La Habana y comenc√© en los grupos con los que a√ļn trabajo ac√°; sobre todo en La Proa, donde he realizado varias obras que han demandado mucha preparaci√≥n f√≠sica.

En Romance en Charco Seco, de Erduyn Maza Morgado, tuve que manipular títeres de varilla, una técnica complicada. Recuerdo que hasta una de las Belindas, personaje que interpreté, me la llevé para la casa y practicaba a toda hora, era una extensión de mí misma a través de mi brazo; prestaba mis movimientos a Belinda para que luego ella los hiciera suyos en la escena.

Aunque no es tanto el tiempo que llevo en esta profesi√≥n, he manipulado varios tipos de t√≠teres, hasta una marioneta bailarina, junto al Ballet Nacional de Cuba en la Gala Clausura de la 2da Jornada ‚ÄúHabana Titiritera, figuras entre adoquines‚ÄĚ, que realiza Teatro La Proa, ¬°una de las experiencias m√°s extraordinarias de mi vida! No tengo m√°s herramientas que mi propio cuerpo y la t√©cnica que, gracias a mis maestros y directores, he ido adquiriendo en estos a√Īos.

"An√≠mese en casa". De pico y porra.Poema: "De pico y porra"Autor: Rafael Gonz√°lez Mu√Īoz.#Qu√©dateEnCasa #ActrizCubana #TeatroDeT√≠teres #TitiriterosEnAcci√≥n #ElArteSalva #ElArteNosUne#MantenteInspirado

Publicada por Niurbis Santomé Cudeiro en Domingo, 10 de mayo de 2020

¬ŅSientes que con la cuarentena y el necesario aislamiento social han variado las formas de entender y producir el arte? ¬ŅDe qu√© forma influyen las redes sociales, en este momento, en la difusi√≥n de la creaci√≥n, y de qu√© manera sucede en tu caso espec√≠fico?

Evidentemente esta pandemia supone un cambio para la humanidad toda. Nosotros no estamos exentos de ello: ha condicionado nuestra interrelación, nuestra cotidianeidad, nuestro modo de vida de manera general. Aun así no puedo afirmar con toda seguridad que por la situación actual han variado las formas de entender y producir el arte. Apenas ha pasado dos meses del primer caso de Covid-19 en Cuba y aunque muchos nos hemos aislado lo más posible, la cuarentena no ha sido tan drástica como en otros países.

Producir una obra de arte es muy complejo, sobre todo cuando no se tienen todos los recursos, y uno de los sentidos de hacer una presentaci√≥n teatral es que sea disfrutada por el p√ļblico. Es muy importante para m√≠ como creadora poder trasmitir un mensaje y que este influya en la sociedad. Habitualmente para crear y so√Īar me re√ļno con colegas de los grupos de teatro donde trabajo, Teatro del Puerto y Teatro La Proa.

Mensaje de Mercocha a la sombra de La Luz.#ALaLuzSeLeeMejor#EdicionesLaLuz#QuédateEnCasa#RomeríasEnCasa#TodosSomosRomerías#ElArteSalva#ElArteNosUne#MantenteInspirado#ActrizCubana#TeatroDeTíteres#TitiriterosEnAcción

Publicada por Niurbis Santomé Cudeiro en Jueves, 7 de mayo de 2020

Por estos d√≠as reunirnos todos en las sedes de dichas agrupaciones ser√≠a una irresponsabilidad, pero de alguna forma estamos juntos y en eso las redes sociales sin dudas han sido determinantes. Han pasado varias semanas: algunos construimos t√≠teres, otros dise√Īan, hay quien aprovecha para repasar los textos del pr√≥ximo estreno y otros nos seducen mostrando cuanto plato tradicional o ex√≥tico de la culinaria se le ocurre. Las redes sociales, internet, han llegado para democratizar el conocimiento y para socializar un pensamiento plural. A trav√©s de las redes, en mi caso, he llegado en estos momentos a cientos de hogares con Mercocha y Mercucho, dos personajes que he creado para hacer felices a los que puedan verlos.¬†¬†¬†¬†¬†

¬ŅPiensas que este es un cambio a corto o largo plazo?

No s√© cu√°nto durar√° esta situaci√≥n; ojal√° para la etapa vacacional ya nuestras salas de teatro est√©n repletas de espectadores y que podamos recibirlos sin susto, sin el nasobuco que esconde su sonrisa ante nuestras acciones titiriteras. Esa interacci√≥n actor-titiritero-p√ļblico y las sensaciones que produce, no la puede sustituir ninguna red social.¬†¬†

En la actualidad, y ante la necesaria pausa social y art√≠stica que experimenta Cuba, much√≠simos creadores se han sumado, desde sus esfuerzos individuales y colectivos, a promocionar el quehacer y el entretenimiento a trav√©s de la campa√Īa #Qu√©dateEnCasa. ¬ŅEs esta una manera m√°s de celebrar la vida? ¬ŅC√≥mo, desde el arte, podemos incentivar a otros, y despertar su conciencia y deber individual?

As√≠ es, las grandes crisis hacen que el ser humano saque lo mejor de s√≠. De los mitos m√°s tr√°gicos nacieron las mejores tragedias publicadas por los cl√°sicos dramaturgos. Hay un refr√°n que dice: ‚Äúno hay mal que por bien no venga‚ÄĚ, prefiero pensar que despu√©s de todo esto, vendr√°n cosas maravillosas. Lamentablemente hay muchas personas en todo el mundo sufriendo, por eso no creo que haya que celebrar nada, celebrar la vida en medio de una crisis donde est√°n muriendo miles a diario es contraproducente.

La campa√Īa #Qu√©dateEnCasa es una iniciativa de resistencia, de supervivencia, de amor al pr√≥jimo pero, sobre todo, de amor a uno mismo. A trav√©s del arte invitamos a ser responsables, disciplinados, a cumplir con el aislamiento, a emplear el tiempo en casa haciendo algo que nos guste, a descubrir nuevos horizontes mientras miramos al quehacer de nuestros artistas porque, sin dudas, en momentos como estos el arte, la literatura y la cultura juegan un papel primordial.

También contribuimos a entretener, a aliviar el estrés, para que el tiempo pase de la mejor manera posible. No hay nada que celebrar pero sí hay mucho que agradecer a todos los médicos y al personal en general que se mantienen trabajando contra la Covid-19.

¬ŅQu√© piensas que puede ofrecer el teatro, en su amplio registro, al mundo que hoy nos enfrenta, y al que hoy nos enfrentamos? ¬ŅCu√°l es la utilidad del teatro en estos tiempos?

Hoy nos enfrenta un mundo muy complejo y desigual, donde hay quienes tienen muchas posibilidades y acceden a una alta cultura, a teatros, conciertos, festivales, etc. Y hay otros que apenas viven para alimentarse sin el mínimo interés de apreciar el arte. En Cuba todo esto tiene matices. Acá todo el que quiera puede ir al cine, al teatro, se organizan conciertos en plazas y parques totalmente gratis, y de mucha calidad.

La mayor dificultad que tenemos, en mi opinión, para enfrentarnos al mundo y cambiarlo, son nuestros escasos recursos. Pese a ello, el teatro siempre ha sido una especie de laboratorio donde se entremezclan crítica, reflexión, conocimiento, memoria histórica-social-personal, humor, estados de ánimo, sentimientos, emociones, conflictos, interacción e intercambio.

A partir de la individualidad y la colectividad de las experiencias de los actores, el p√ļblico puede llegar a sentirse reflejado y cambiar su accionar: es precisamente esto lo que nos ofrece el teatro en su amplio registro.

Para m√≠, la utilidad del teatro en estos tiempos est√° marcada por la necesidad de hacer pensar al p√ļblico, de fomentar en ellos una mayor conciencia social mediante el juicio de temas y situaciones desarrolladas a trav√©s del arte; en mi caso mediante el acto teatral. Por eso la creatividad de los artistas ‚ÄĒespec√≠ficamente de los teatristas‚ÄĒ es indispensable para resistir, para continuar luchando por la utop√≠a. En tiempos complejos, de pandemias, de teatros cerrados, de incertidumbres, la cultura y el arte salvan.



La danza es un ejercicio intelectual

Para Kaisa Garc√≠a Hern√°ndez la danza es un ejercicio espiritual, una experiencia de vida que cada d√≠a enriquece los caminos de esta joven artista. En La Habana o en Madrid, ya no importa, Kaisa crea desde el cuerpo y desde la mente. ¬ŅSus horizontes?, tocar la condici√≥n humana.

Se sobrentiende que en la vida de un bailar√≠n su formaci√≥n f√≠sica es un factor elemental en su desarrollo, ¬Ņqu√© otras herramientas cohesionan esta preparaci√≥n? ¬ŅHasta qu√© punto la danza es, tambi√©n, un ejercicio intelectual?

La formaci√≥n de un bailar√≠n profesional incluye, adem√°s de la parte f√≠sica, una serie de asignaturas te√≥ricas espec√≠ficas que ampl√≠an su cultura general y mejoran su presencia esc√©nica. «La cabeza gu√≠a los pies», sentenci√≥ Jean Georges Noverre, de ah√≠ que sea tan importante saber c√≥mo y porqu√© me muevo.

foto Klaus Wegele / cortesía de la entrevistada

Por otro lado, te grad√ļas como bailar√≠n muy joven, alrededor de los 18-19 a√Īos, incluso a veces desde antes puede que hayas tenido presentaciones importantes en concursos o participaciones dentro de alguna compa√Ī√≠a. A esa edad solo posees en tus manos las herramientas para danzar, pero no para pensar la danza en profundidad; es ah√≠ donde la universidad entra a jugar un importante papel.

Cualquier licenciatura dentro del campo danzario va enfocada a desarrollar la parte intelectual del bailar√≠n, no la f√≠sica. Claro, al enriquecer su conocimiento te√≥rico y cr√≠tico, su cuerpo se mover√° mejor. O sea, la universidad no te mejora la flexibilidad, pero te hace pensar en cu√°ntas maneras la puedes utilizar y analizar. La universidad hace de ti un mejor profesor, un core√≥grafo m√°s creativo, un investigador. Y s√≠, para los que a√ļn no lo saben, el arte danzario se investiga, se analiza, se piensa, o sea, es un ejercicio intelectual.

La danza es algo inseparable de la condici√≥n humana, eso me lo ense√Ī√≥ mi querido profesor Miguel Cabrera. Si vas a la historia, la humanidad siempre ha estado danzando; de ah√≠ que este ejercicio intelectual pueda abordarse desde tantas perspectivas y pueda, al mismo tiempo, hacer aportes a distintos campos del conocimiento.

En estos tiempos de obligatoria cuarentena sorprendes a tus seguidores en redes sociales con improvisaciones. ¬ŅParte esto de un impulso art√≠stico o es un ejercicio que, quiz√°s, te conduzca hacia lo coreogr√°fico?

Ambas cosas. Siempre que se me ocurre un movimiento me gusta grabarme para luego observarlo y poder guardar ideas para futuras creaciones. Me gusta la coreograf√≠a pero hasta ahora, oficialmente, solo me he desempe√Īado como bailarina en las compa√Ī√≠as en que he estado. Por eso esta nueva experiencia de improvisaciones express en cuarentena se me ha hecho un entretenimiento y un reto. Debo confesarte que antes odiaba verme en video, algo contradictorio porque siempre me ha gustado salir por la pantalla, pero es que soy muy autocr√≠tica. Sin embargo, con el tiempo, me he vuelto m√°s tolerante conmigo misma y por eso me lanc√© a esta necesidad de compartir mi danza a trav√©s de las redes, el √ļnico escenario que por ahora tenemos los artistas.

¬ŅQui√©nes constituyen tus referentes en el mundo de la danza? ¬ŅQu√© otras referencias provenientes de diversas artes conforman y enriquecen tu universo?

Con respecto a las manifestaciones art√≠sticas en general podr√≠a decir que soy m√°s bien fan√°tica a descubrir y a que la gente me haga descubrir artistas. Tengo una sed constante de conocimiento y la verdad es que hay tanto por develar en este vasto universo…

Debo confesarte que, cuando me preguntan por mis referentes en el mundo de la danza, tiemblo. Y es que en realidad no sigo con frenes√≠ a nadie en espec√≠fico. Te pudiera decir que vibro con las interpretaciones de Bar√Ĺshnikov, los espect√°culos de Sara Baras y las creaciones de Pina Bausch, que disfruto la cuban√≠a de las piezas de Alberto Alonso, principalmente su Carmen, y que disfruto much√≠simo leer a Ramiro Guerra. Pero tambi√©n admiro el trabajo de j√≥venes cubanos que conozco, como el de los integrantes de Otro Lado. Soy de consumir de todo un poco, a veces profundizando m√°s y, otras menos, pero sin llegar a fanatismos extremos.

foto Klaus Wegele / cortesía de la entrevistada

Sin embargo, me considero una gran mel√≥mana. Me atrever√≠a a decir que consumo m√°s m√ļsica que danza, imag√≠nate, siempre ando a la caza de piezas musicales para crear. Adem√°s, llevo mis o√≠dos preparados para que la gente me proponga m√ļsicos que a√ļn no he escuchado.

Como referentes en mi universo creativo pertenecientes a otros campos del arte, en la actualidad ‚ÄĒporque hay que aclarar que esto var√≠a por periodos‚ÄĒ saltan a relucir por la parte cubana nombres como: Harold L√≥pez-Nussa, Tom√°s S√°nchez, Carilda Oliver y Luis Rogelio Nogueras; mientras que en el campo internacional me quedo con Gaud√≠, Keith Jarrett, Amy Winehouse y Adele, Carlos Ruiz Zaf√≥n,¬† Charles Bukowski y Helmut Newton.

Al final todo lo que nos gusta conforma un reflejo de nuestra personalidad. Esas preferencias llegan como intertextos conscientes e inconscientes de todo lo que creamos, de ah√≠ que encuentre en mis aficiones un factor com√ļn: las emociones a flor de piel proyectadas de manera concentrada y organizada. Y es as√≠ como soy en mi vida profesional en todos los aspectos, sea impartiendo una clase de entrenamiento, realizando una conferencia, bailando, investigando, creando o escribiendo.

Tu formaci√≥n como bailarina incluye el ballet, las danzas espa√Īolas, las contempor√°neas, populares y folkl√≥ricas cubanas, ¬Ņd√≥nde te sientes m√°s c√≥moda? ¬ŅC√≥mo ajustas la disposici√≥n de tu cuerpo y de tu mente para adaptarte a diversos estilos?

Realmente fue un proceso duro. Mi cuerpo y mente dieron un giro de 180 grados cuando tuve la fortuna de comenzar a estudiar danza espa√Īola profesionalmente. Duro pero placentero. El hecho de tener que adaptar mi cuerpo a un estilo tan rico y distinto al ballet hizo que mi mente se abriera al universo danzario, porque a trav√©s del aprendizaje de la danza espa√Īola fui capaz de demostrarme a m√≠ misma que pod√≠a moverme diferente, y all√≠ en realidad comenz√≥ la exploraci√≥n de mi cuerpo danzante.

Despu√©s de cuatro a√Īos bailando profesionalmente con el Ballet Espa√Īol de Cuba, decid√≠ irme al Ballet de la Televisi√≥n Cubana, donde estuve tres, y all√≠ fue otro cambio. Una vez m√°s dif√≠cil pero enriquecedor. All√≠ se baila de todo, por lo que la exploraci√≥n continu√≥.

Cuando vas ganando en versatilidad, cada vez se vuelve menos complejo asimilar otros estilos. En mi caso, disfruto mucho la Escuela Bolera y la Danza Estilizada dentro de la danza espa√Īola; dentro de lo cubano me siento mas c√≥moda haciendo danzas populares y bailes folcl√≥ricos guajiros; y el contempor√°neo tiene dis√≠miles aristas que me permiten volar y eso me encanta.

foto Klaus Wegele / cortesía de la entrevistada

Sin mentirte, donde m√°s c√≥moda me siento ahora es en mi estilo ‚Äúexploratorio‚ÄĚ, estoy en una etapa de mi vida en la que realmente quiero seguir probando movimientos nuevos desde un cuerpo danzante ya aceptado, porque conozco de √©l sus fortalezas y debilidades. Aceptar tu cuerpo no es limitarlo a tu zona danzaria de confort, sino expandirlo a otras zonas desconocidas desde lo conocido. Esa es la herramienta que utilizo para ajustar la disposici√≥n de mi cuerpo y de mi mente para adaptarme a varios estilos.

Tuve la suerte de contar con la danza académica como mi primera base, mi primera formación, y ya a partir de allí pude aplicar conocimientos de esta mientras ampliaba mi zona danzaria, hasta llegar al punto en que estoy hoy, donde mi ser es totalmente consciente de que funciona como un complejo filtro intertextual de movimientos y sensaciones.

Quiz√°s esta debi√≥ ser la primera pregunta, ¬Ņc√≥mo descubres tu vocaci√≥n? ¬ŅC√≥mo se incentiva, desde el talento y la insistencia, el talento de un ni√Īo?

Esa m√°s bien es una pregunta para mis padres, ya que gracias a su apoyo es que soy artista. Todo comenz√≥ por una manera de ‚Äúentretener a la ni√Īa‚ÄĚ y ‚Äútomar un respiro‚ÄĚ. Siempre he sido muy hiperactiva y cuando me llevaban al teatro, tanto para ver danza como para escuchar a la Orquesta Sinf√≥nica, me quedaba tranquilita, hipnotizada.

Por eso surgi√≥ la idea de ponerme en clases de danza cerca de mi casa, y as√≠ empec√© en ballet y danzas populares cubanas con cuatro a√Īos. Mientras fui creciendo me gust√≥ tambi√©n la pintura e incluso en alg√ļn momento me imagin√© como violinista, pero la danza siempre fue la protagonista.

Mis padres me daban la libertad de decidir desde muy peque√Īa, y fue as√≠ como detectaron mi pasi√≥n por el movimiento. Crear un ambiente de total confianza y estar dispuesto a destinar muchas horas a la actividad art√≠stica de tu hijo(a) es fundamental para incentivar el talento y desarrollarlo. Al menos mis padres lo lograron con esa f√≥rmula, aunque de manera muy intuitiva, ya que nadie de la familia se dedicaba al arte.

Desde tu juventud y tu talento, ya has sido profesora en diversas compa√Ī√≠as. ¬ŅC√≥mo transcurre el proceso de la docencia y qu√© te aporta como bailarina? ¬ŅTe sientes c√≥moda en este oficio?

Superc√≥moda. Es algo a lo que quiero entregarme, a nivel universitario sobre todo, a tiempo completo. Espec√≠ficamente el proceso de docencia dentro de las compa√Ī√≠as en las que he estado, ha sucedido de manera autom√°tica, como usualmente sucede en mi carrera. En el Ballet Espa√Īol, adem√°s de ejercer como bailarina, debes ser profesora de la escuela en cuanto te grad√ļas, y eso para m√≠ nunca fue un problema. En el caso del Ballet de la Televisi√≥n, impart√≠a ballet a mis compa√Īeros profesionales cuando alg√ļn profesor se ausentaba por alg√ļn motivo, ¬°y yo encantada! En general he impartido casi todas las asignaturas relacionadas con la danza espa√Īola, la preparaci√≥n f√≠sica y el ballet.

foto Klaus Wegele / cortesía de la entrevistada

Ser profesora y ejercer como bailarina desde tan joven puede tornarse un poco dif√≠cil, porque cuando te acabas de graduar con 18-19 a√Īos, tu mente y tu cuerpo est√°n listos para realmente probarse como bailarines y resulta un poco forzado intentar ense√Īar algo que a√ļn no acabas de asimilar del todo (como bailar√≠n, no como profesor) y que todav√≠a no has tenido tiempo de contrastarlo con otros conocimientos. Quiz√°s por eso, cuando comenc√© a estudiar mi licenciatura, el impartir clases se me hizo m√°s c√≥modo y pas√≥ de ser un acto de repetici√≥n de ejercicios que me hab√≠an ense√Īado, a ser un acto de reflexi√≥n y an√°lisis; donde ya los ejercicios ten√≠an un porqu√©, un objetivo. De esta manera uno se siente m√°s c√≥modo para aplicar sus propias combinaciones de ejercicios sin miedo a da√Īar a nadie y que al mismo tiempo estos sean efectivos.

Y sí, se produce una autoretroalimentación en el proceso, pues como todo el tiempo debes estar actualizándote en cuanto a metodologías y otras teorías necesarias para el buen desarrollo escénico del estudiante o profesional, esos conocimientos también los puedes aplicar para tu propio desarrollo como intérprete y creador.

En la actualidad radicas en Madrid. Toda migraci√≥n conlleva un ejercicio de adaptaci√≥n y de memoria. ¬ŅDe qu√© manera llevas lo cubano, ese concepto que es a la vez abstracto y concreto, a tu experiencia danzaria en otros pa√≠ses?

La cuban√≠a se expresa de infinitas maneras. Somos un ajiaco cultural, como dec√≠a nuestro Fernando Ortiz. Lo cubano se expresa, porque en realidad es algo que no se controla, en la forma en que me muevo y en la que pienso. Es una esencia que es dif√≠cil de explicar, pero f√°cil de identificar… Me gusta decir que es un sabor con peso, con aires de resistencia y de grandes pasiones, de cadencia sensual, divertido, pero fuerte, r√°pido a veces, nunca ligero. Esa esencia me identifica en todo acto creativo, desde el movimiento hasta la investigaci√≥n.

Me siento sumamente orgullosa de eso pues por mi f√≠sico, al menos aqu√≠ en Espa√Īa, no hay forma de que me relacionen con Cuba, y eso es precisamente por los estereotipos ya asentados por demasiados a√Īos sobre nuestro pa√≠s.

El cuerpo del bailar√≠n, ¬Ņlo consideras un templo?, ¬Ņo es un solo una de las tantas materias que habita el creador y que complementa otras habilidades y referencias?

El cuerpo es la herramienta de trabajo del bailarín, de ahí que debamos considerarlo un templo en cuanto a cuidados y gratitud. Es además un dispositivo complejo que se debe llevar al límite para potenciar su uso, pero que al mismo tiempo se debe cuidar de roturas graves; y con esto me refiero tanto a lo físico como a lo emocional porque, al fin y al cabo, somos seres humanos.

¬ŅQu√© resortes espirituales te acompa√Īan en tu proceso creativo?

Soy de emociones y sentimientos, y de crear o recrearme una historia (la que sea) para cualquier pieza. A veces siento la necesidad de danzar algo basado en un sentimiento que tuve y otras veces es una pieza musical la que me provoca cierto estado emotivo que me lleva a esa necesidad de moverme. En cualquier caso, el sentimiento es lo que impulsa. La inspiraci√≥n me llega ‚ÄĒo la hago venir‚ÄĒ mediante las experiencias vividas, las deseadas por vivir y las infinitas imaginadas.



La realidad de mi psiquis

Aneli Pupo retrata la verdad de su memoria y tambi√©n la de aquellos cuerpos que sufren, a su alrededor, tiran√≠as de la tradici√≥n. Frente a su vista no pasan desapercibidas las escenas m√°s corrientes ‚ÄĒlas comunes del d√≠a a d√≠a‚ÄĒ, pero tambi√©n aquellas extraordinarias, que marcan su sello en nuestros recuerdos. Estas Romer√≠as de Mayo nos trajeron ‚ÄĒentre sus muchas propuestas‚ÄĒ la exposici√≥n online de esta joven artista guantanamera; ese fue mi pretexto para entrar en contacto con sus procesos de creaci√≥n y los asuntos que ocupan y preocupan a esta creadora.

¬ŅEs la fotograf√≠a un lenguaje para retratar la realidad?

Es mi propio punto de vista. Adem√°s de poder crear ‚ÄĒvali√©ndome de los recursos que brinda, los escenarios que modifico y/o construyo‚ÄĒ se podr√≠a decir que me sirve para plasmar mi propia realidad, la de mi psiquis.

¬ŅCu√°les son tus principales referentes en el mundo de las artes visuales, en general, y de la fotograf√≠a en particular?

Mis referentes los he ido asumiendo con independencia de sus manifestaciones, por su modo de expresar y su impacto social. Entre ellos no puedo dejar de mencionar al fot√≥grafo espa√Īol Chema Madoz, la artista conceptual francesa Sophie Calle, la fot√≥grafa y directora de cine estadounidense Cindy Sherman, el fot√≥grafo estadounidense Robert Mapplethorpe, el artista modernista estadounidense Man Ray. No son menos importantes los fot√≥grafos cubanos que desde mi punto de vista marcan un hito en las artes visuales por la conceptualidad de sus propuestas: Martha Mar√≠a P√©rez, Cirenaica Moreira y Ren√© Pe√Īa.

¬ŅCu√°les son los principales retos en la fotograf√≠a joven hoy en d√≠a? ¬ŅC√≥mo encontrar nuevos temas y c√≥mo transformar/adaptar estos para que resulten novedosos?

Es todo un reto destacar en un medio tan popular como la fotograf√≠a. Cualquier tema que se aborde ya ha sido tocado de un modo u otro por miles de artistas, y vale recalcar lo dif√≠cil de ser original y √ļnico bajo estas circunstancias. El hecho de conocer profundamente la propia psiquis ayuda mucho a sumergirse en las experiencias vitales afectadas por el imaginario social circundante, lo cual puede explotarse de manera eficaz, sin descartar la investigaci√≥n sobre los temas en cuesti√≥n. En pocas palabras, desarrollar un proyecto original implica hacer toda una tesis a partir de las inquietudes que tenemos.

¬ŅC√≥mo transcurre tu proceso creativo? ¬ŅEres de las que planifica una foto o apuestas por la espontaneidad, porque una buena imagen te sorprenda en el camino?

Ser fot√≥grafa ‚ÄĒesa sola idea‚ÄĒ significa que frente a mi vista no pasan desapercibidas escenas sorprendentes; no obstante, en el desarrollo de series que pretendo exponer, hago mayor uso de la semi√≥tica, transformando as√≠ las escenas a mi conveniencia con el fin de establecer di√°logos entre el p√ļblico y mis obras, pues otro reto es conectar entre lo que quiero expresar y lo que se interpreta, algo que para nada es una ciencia exacta.

¬ŅC√≥mo construyes una serie de fotos? ¬ŅC√≥mo articulas el discurso entre una imagen u otra en busca de una organicidad o unidad?

Parto de una idea central, alrededor de la cual voy construyendo escenas relacionadas pero con algo diferente que decir en cada una, que así cobran forma en mi mente. Lleno cuadernos de conceptos y de dibujos de objetos que en ocasiones ni siquiera salen a la luz. Tengo que admitir que me cuesta trabajo y mucho estudio sobre la temática que me propongo en una serie, para lograr un nexo entre las imágenes. Conjugar elementos formales como color, formato, proporciones, encuadre, planos, luz; puede llegar a ser todo un reto, en el que adquiere gran importancia el trabajo curatorial.

En tu √ļltima exposici√≥n personal Tiran√≠a de la tradici√≥n dialogas con temas tales como el cuerpo femenino intervenido, la inequidad y la violencia de g√©nero, ¬Ņestos asuntos atraviesan verticalmente tu obra o han aparecido de manera moment√°nea?

Las temáticas inequidad y violencia de género las tengo presentes desde que tengo uso de razón; están indisolublemente ligadas a mi obra, se vuelven un motivo para alzar la voz. En mis primeras muestras fueron expresiones espontáneas, pero con el paso del tiempo se ha vuelto una responsabilidad en mi conciencia hablar por aquellas que han elegido callar.

Ser mujer, ¬Ņinfluye en tu forma de elegir im√°genes? Lo femenino y lo feminista, ¬Ņforman parte de tu discurso visual?

Lo que soy indudablemente condiciona lo que digo, una larga cadena de causa y efecto que no voy a explicar ahora. No obstante, creo firmemente que la forma de exteriorizar transita por etapas en mi obra, así que no descarto la posibilidad de un punto de giro en próximas propuestas. En cuanto a lo feminista, es un término complejo por sus contemporáneas corrientes, lo que me provoca mantenerme al margen de sus discursos políticos. Prefiero catalogarme como una persona a favor de la equidad y del equilibrio entre géneros, fundamentalmente como respeto al ser humano en general.

¬ŅEliges trabajar con determinados tipos de modelos o de cuerpos para componer tus im√°genes?

No tengo ning√ļn tipo de preferencia con respecto a la apariencia f√≠sica de ning√ļn modelo. A la hora de elegirlos me enfoco en su psicolog√≠a y capacidad para exteriorizar. Prefiero trabajar con personas que conectan con lo que quiero expresar, generalmente busco alta inteligencia emocional y sensibilidad. En el caso de los temas femeninos, las muchachas obviamente establecen un punto de encuentro de inmediato.

De alguna manera, la fotograf√≠a ‚ÄĒcomo todo el arte‚ÄĒ es un intento del hombre de fijar los instantes en el tiempo y en la brevedad de la memoria, ¬Ņhasta qu√© punto te sucede esto?

A menudo respondo en forma de broma que eleg√≠ la fotograf√≠a como compensaci√≥n de mi mala memoria. Parece una iron√≠a, pero es real que se me dificulta recordar, as√≠ que tengo que admitir que en mis piezas est√°n plasmadas subjetivamente muchas de mis vivencias. Como respond√≠ a Yasel Toledo Garnache para Cubadebate en la entrevista: ‚Äė‚ÄėEl arte como una v√≠a de sanaci√≥n‚Äô‚Äô: (‚Ķ) Hacer fotograf√≠a ha sido una v√≠a de sanaci√≥n mediante la cual sublimo (como mecanismo de defensa), miedos y traumas que han marcado mi vida‚Ķ

Siendo una artista autodidacta, ¬Ņde qu√© manera valoras la formaci√≥n acad√©mica? ¬ŅC√≥mo construiste a la fot√≥grafa que eres o deseas ser? ¬ŅQu√© es indispensable, a tus ojos, para la formaci√≥n de un artista visual?

aneli pupo/ cortesía de la entrevistada

La formaci√≥n acad√©mica que no tengo la he encontrado en mis referentes y me ha sido muy √ļtil como retroalimentaci√≥n. Nunca estuve presente en la ense√Īanza art√≠stica de manera formal, y eso ha significado que autogestione conocimientos de diferentes materias, adem√°s de la fotograf√≠a. La persona que soy es resultado de la diversidad de informaci√≥n que consumo ligada a mis propias experiencias vitales; si lo sumo al uso de cuanta herramienta tengo a mano le dan sentido a la constante b√ļsqueda que experimento dentro de la visualidad de mi obra.

Considero que el desarrollo del pensamiento es indispensable para la formaci√≥n de cualquier artista que pretenda llegar a un p√ļblico heterog√©neo. Lo dem√°s se alcanza con la pr√°ctica, el estudio y la disciplina. Me gusta pensar que ser autodidacta me proporciona muchas libertades; si bien respeto los c√°nones que se han establecido a lo largo de la historia de la fotograf√≠a, me preocupa m√°s la conceptualidad impl√≠cita en mis piezas y la originalidad de cada una. Cuestionamientos nunca faltar√°n y son m√°s que necesarios para la evoluci√≥n. Lo dif√≠cil del camino es lo que me ha hecho crecer como ser humano: tolerancia y paciencia me han proporcionado las herramientas emocionales necesarias para mantener metas y prop√≥sito en la vida.

Encontrar un lugar, un espacio dentro del vasto mundo de las artes visuales en Cuba es un dif√≠cil ejercicio de talento y persistencia, ¬Ņpuedes contarme tu experiencia?

Cuando emprend√≠ este camino no esperaba nada de lo que me ha acontecido. Sin embargo, me propuse ‚Äė‚Äėvivir de lo que me gustaba‚Äô‚Äô. Signific√≥ tocar muchas puertas como las de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z, Ediciones La Luz, Editorial El Mar y La Monta√Īa, Consejos de Artes Pl√°sticas, Centro de Arte, Fondo de Bienes Culturales y otros. No todas se abrieron al mismo tiempo. La constancia, el sacrificio, la voluntad, y una extremada responsabilidad y sentido de pertenencia con mi obra y Guant√°namo, junto al apoyo de la AHS, me han dado la oportunidad de ser visible m√°s all√° de las fronteras provinciales. Pero sin dudas han valido el esfuerzo y mi empe√Īo de colocar mi obra entre los referentes de las artes visuales.

Y ya que hablamos de Guant√°namo, ¬Ņde qu√© manera influye tu espacio de origen, tu provincia, en la recepci√≥n o creaci√≥n de tu obra? ¬ŅDe qu√© maneras buscas insertarte en un mercado nacional o, incluso, internacional?

El contexto en el que vivo me proporciona material de estudio constantemente y funciona como zona de creaci√≥n. Dadas las limitaciones geogr√°ficas y econ√≥micas me ha sido muy √ļtil el acceso a redes sociales, a trav√©s de las cuales mantengo un flujo de informaci√≥n en lo referente a las artes visuales. A pesar de la gran distancia f√≠sica que me separa de un mercado m√°s amplio en el mundo del arte, el hecho de tratar temas vigentes m√°s all√° de las fronteras nacionales influye en la recepci√≥n que ha tenido mi trabajo como fot√≥grafa.

¬ŅDe qu√© manera lo cubano, lo nacional impregna el esp√≠ritu de tu creaci√≥n?

En nuestro país se fomenta y se promueve la igualdad entre ciudadanos, pero referente a la violencia de género considero que hay mucho camino por andar y apuesto por ser positiva a la hora de tomar parte en el asunto. Siempre en mis series está contenido lo nacional, tal vez no de forma obvia, pero de manera general es posible encontrarlo. El hecho de ser cubana innegablemente interviene en mis ideales con respecto a la equidad, el respeto al ser humano y la evolución.