Elaine Vilar Madruga


La buena literatura solo puede venir desde la honestidad

Hace unos pocos a√Īos me presentaron a¬†Agua peque√Īa,¬†el primer libro de Asel Mar√≠a Aguilar. Entonces no sospechaba que la amistad se abrir√≠a paso, algunos meses despu√©s, al conocerla. Desde entonces, Asel Mar√≠a ha formado parte de ese mundo de referencias literarias que se encuentra cercano a m√≠, no geogr√°ficamente pero s√≠ por las afinidades misteriosas del afecto. Conversar con ella siempre es placer y fiesta. En esta ocasi√≥n tambi√©n los invito a ustedes a pasar y a compartir algunas preguntas, algunas respuestas y un poco de virtual caf√©. [+]



La poesía es el territorio de la concisión

En la poesía de Verónica Aranda viven los adioses y las bienvenidas, una fabulosa cartografía de viaje que es también la cartografía del alma humana frente a las circunstancias cambiantes de la vida. Verónica ha sabido recoger, en el poema, el mapamundi de la experiencia: para ella, el verso es sinónimo de ese territorio de la concreción donde todo, efectivamente todo, es contemplado con lupa. [+]



La b√ļsqueda de la utop√≠a llega a la raz√≥n

Anisley Miraz Lladosa, desde su propio espacio creativo, nos ha contado la historia y el poema. Su voz tiene mucho de hermoso. Dicen algunos que en Cuba se ha perdido el talento literario pero Anisley, desde la utopía y la razón, se levanta y escribe. Su obra ya forma parte del imaginario silencioso de los lectores. No busca premios ni rutilantes metas, la altura a la que se enruta es otra: convertirse en una escritora que valga la pena recordar. [+]



Me interesa lo cotidiano y la violencia escondida tras el silencio

Ariel Fonseca nos habla en sus obras de la violencia y también de la belleza de lo cotidiano… y lo ha hecho bien, sin seguir las modas literarias, sin prestar oído a los atractivos y efímeros cantos de la reproducción seriada. Por eso, quizás, es que su voz es diferente a tantas otras. Esta entrevista es, para mí, deuda con uno de los autores cuya creación me resulta, más que atractiva, necesaria en estos tiempos artísticos que vivimos. [+]



Hago teatro, no escribo palabras

Gabriela Balloqui romper√°, dentro de poco, las fronteras ¬ó¬Ņexisten acaso?¬ó que marcan un antes y un despu√©s en la vida de un autor: la publicaci√≥n de su primer libro. Un tambor para el viaje, Premio Calendario de Teatro, es un texto inquietante, donde evocaci√≥n, delirio y ritual confluyen en un lenguaje con ecos hacia lo real maravilloso. El p√ļblico lector cubano tendr√° la posibilidad de conocer una voz joven que, desde su escritura, hace teatro y no palabras (di)sueltas. Esta entrevista es una invitaci√≥n para conocer a la joven dramaturga. [+]







El arte ha de provocar renovados deseos de vivir

Para nadie es secreto que la obra de Maikel Chávez está llena de vida. Dígase la vida física de la presencia en las tablas, sí, pero también la simbólica, esa que no es cuantificable salvo en la experiencia de los lectores y espectadores. Luego de conocer uno de los textos de Maikel, cualquiera es capaz de afirmar que el arte ha de provocar renovados deseos. Esta entrevista nació como una deuda de afecto y admiración. En el teatro de Maikel están presentes el mundo moderno y también sus grandes ecos y esperanzas. [+]