Dorisbel Guillén


Arte joven y ruralidad cubana en una sola espiritualidad (+ Galería de fotos)

‚ÄאּV√°monos ya, muchachos!‚Äď dice el chofer y arranca la Gir√≥n que este domingo de agosto amaneci√≥ muy temprano frente a la Casa del Joven Creador de Santa Clara.

Minutos despu√©s, alguien les ruega a los literatos que, por favor, aborden el √≥mnibus destino a Cifuentes, de una buena vez. Con los fumadores la orden es precisa: ¬°arriba, suelten los cigarros y s√ļbanse los nasobucos!¬†

‚Äď¬ŅY los rockeros?‚Äď pregunta tambi√©n el chofer

‚ÄďAqu√≠ ‚Äďse escucha a mis espaldas‚Äď M√°s p√°’ lante recogemos al otro, te aviso‚Äďdice el guitarrista de C√≠rculo de Tiza.

‚ÄďFalta el Tanque ‚Äďexplica una joven y se cuelga de la puerta‚Äď Por all√° viene‚Äďdice haciendo se√Īas al aire con sus brazos.

Mi teléfono vibra reflejando el nombre de un amigo que está en la guagua, pero que evidentemente no me ha visto

‚Äď Dori, ya vamos a salir, ¬Ņd√≥nde est√°s met√≠’a?

‚ÄďAqu√≠ estoy sentada‚Äď. Y saludo a mis amigos narradores con la mano en alto, como quien da la lista.

Ya desde el fondo de la guagua, se escuchan las bromas y las risas del selecto grupo, cuando…

‚ÄאּTanque, al fin, mijo! ‚Äďreprocha alguien.

‚ÄďMira, con ese pelo cuadra’o. ¬°Chofe, despega que el viaje es largo! ‚Äďreclama impaciente.

El chofer arranca otra vez la guagua Gir√≥n que, en efecto, despega con una tripulaci√≥n de lujo hacia las lejanas tierras de la periferia villaclare√Īa. Suman una veintena de j√≥venes artistas, desafiando en buena lid una pandemia para contagiar de arte joven el verano cuasisombr√≠o a que nos condena este a√Īo la covid-19, y que era mucho menos prometedor para quienes viven a unos 30 o 40 kil√≥metros de la cabecera provincial villaclare√Īa.

Gira de la vanguardia art√¨stica villaclare√Īa por localidades del Municipio Cifuentes, como parte del Proyecto Monte Soy/ foto Andr√©s Alejandro Castellanos D√≠az

La vanguardia que se siente montuna

El Proyecto Monte Soy buscaba desde un principio diluirse en la realidad cotidiana de esos, los protagonistas de la ruralidad cubana. Comenta Lisandra Vega Oca√Īa, productora de la AHS en Villa Clara, mientras damos ruedas dejando atr√°s la vida citadina. ‚ÄúLo que propusimos fue pernoctar en estos pueblos, convivir con las personas y hacer muchas m√°s presentaciones en diferentes escenarios.‚ÄĚ

Argumenta la joven que esto no fue posible por problemas de log√≠stica y por las condiciones sanitarias actuales, pero ninguna de estas limitantes impidieron que se llevara a cabo. En un principio se realizaron coordinaciones para poder actuar en lugares abiertos, sin que esto se convirtiera en motivo de aglomeraci√≥n p√ļblica, y en su segunda edici√≥n pudieron actuar en Casas de Cultura y C√≠rculos Sociales, cumpliendo con todas las medidas de aislamiento establecidas para ese momento.

Gira de la vanguardia art√¨stica villaclare√Īa por localidades del Municipio Cifuentes, como parte del Proyecto Monte Soy/ foto Andr√©s Alejandro Castellanos D√≠az

Con respecto a los requisitos para la transportación de pasajeros, se conformaron brigadas de hasta 25 jóvenes, en las que estuvieran representadas las diferentes manifestaciones del arte.

‚ÄúEn esta brigada tenemos talento de las artes visuales, la literatura, la m√ļsica y el teatro‚ÄĚ, explica la productora. ‚ÄúAdem√°s, se espera que los proyectos art√¨sticos vayan rotando en las siguientes ediciones de Monte Soy‚ÄĚ, sostiene el presidente de los asociados, Yatsel Rodr√≠guez, quien explica tambi√©n que cualquiera que sea el paquete de propuestas que se conforme siempre estar√° pensado en favor de llegar a los pueblos m√°s perif√©ricos de la provincia.

Espec√≠ficamente, aquella jornada de fin de semana la vanguardia art√≠stica villaclare√Īa ten√≠a como destino los Consejos Populares Mariana Grajales y Mata, as√≠ como la comunidad Wilfredo Pag√©; del municipio Cifuentes en la central provincia. ‚ÄúAntes visitaron en el municipio de Remedios y sus localidades Vi√Īa, Buena Vista y General Carrillo‚ÄĚ, explic√≥ el presidente de la AHS, Yatsel Rodr√≠guez.

Gira de la vanguardia art√¨stica villaclare√Īa por localidades del Municipio Cifuentes, como parte del Proyecto Monte Soy/ foto Andr√©s Alejandro Castellanos D√≠az

En una Diana fue escogida lejos del azar, sino por las condiciones sociales y la demograf√≠a que circunscribe y determina a sus habitantes: ‚ÄúSon lugares complejos, por el mapa sociopol√≠tico que tenemso ac√°‚ÄĚ; explica ya en tierra cifuentense Lisandra Trist√° Contreras, primera secretaria de la Uni√≥n de J√≥venes Comunistas en ese territorio.

‚ÄúEn el caso de Mata asistimos a una comunidad que tuvo serias afectaciones por la pandemia, devenido en largos per√≠odos de confinamiento‚ÄĚ, agrega la funcionaria integral de la UJC en Cifuentes, Yunisley D√≠az S√°nchez mientras Teatro Drippy prepara el escenario para la presentaci√≥n de ‚ÄúEl flautista‚ÄĚ en la sala de la Casa de Cultura de esa demarcaci√≥n.

Ambas muchachas coinciden en que, para los ni√Īos, adolescentes y j√≥venes de este lugar intrincado, tiene un significado especial tener al alcance de sus manos y de sus sue√Īos, el talento de los integrantes de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z, pero, adem√°s, ‚Äúaporta un grupo de conocimientos culturales muy importantes para el p√ļblico en general.‚ÄĚ

Gira de la vanguardia art√¨stica villaclare√Īa por localidades del Municipio Cifuentes, como parte del Proyecto Monte Soy/ foto Andr√©s Alejandro Castellanos D√≠az

Un espect√°culo especial para un p√ļblico agradecido

En efecto, Drippy abre el espect√°culo con una puesta sencilla y minimalista. Convida a los ni√Īos a cuidar del medio ambiente y a la higienizaci√≥n de la ciudad en que viven. Esta versi√≥n, de la original ‚ÄúEl flatutista de Hamel√≠n‚ÄĚ corre a cargo de su director art√≠stico Jos√© Brito Cordero, quien explica que la obra en general fue pensada a prop√≥sito de los tiempos que corren, pero sobre todo con un dise√Īo escenogr√°fico que permite llevarla puertas afuera de la sede habitual de Drippy.

Para la ocasi√≥n, ellos apuestan por la sencillez, que para nada es sin√≥nimo de simplicidad. Mas bien ‚ÄúEl flautista‚ÄĚ es una entrega de ingenio creativo. El trabajo con t√≠teres, la m√ļsica original, el histrionismo y dominio de la escena por parte de los actores devienen en una puesta did√°ctica y oportuna.

Gira de la vanguardia art√¨stica villaclare√Īa por localidades del Municipio Cifuentes, como parte del Proyecto Monte Soy/ foto Andr√©s Alejandro Castellanos D√≠az

Esa ma√Īana la m√ļsica y la poes√≠a tambi√©n llegaron a los ni√Īos de Mata y sus familiares por medio de Teatro la Rosa. Al finalizar su presentaci√≥n, el actor Dorian D√≠az de Villegas explic√≥ emocionado:

‚ÄúCanto para ellos temas de Teresita Fern√°ndez fudamentalmente, porque considero que los j√≥venes y los santaclare√Īos, sobre todo, tenemos una responsabilidad con ese legado, adem√°s de la responsabilidad que como generaci√≥n tenemos con el arte a modo general; de demostrar que muchos j√≥venes est√°n identificados con su momento hist√≥rico.‚ÄĚ

Gira de la vanguardia art√¨stica villaclare√Īa por localidades del Municipio Cifuentes, como parte del Proyecto Monte Soy/ foto Andr√©s Alejandro Castellanos D√≠az

Despu√©s de los trabalenguas y adivinanzas que entrelazaban las inolvidables canciones de Teresita Fern√°ndez, nos encontramos posando para fot√≥grafos emergentes y sus c√°maras de cart√≥n. El juego consist√≠a en leer para ellos fragmentos de canciones de Silvio Rodr√≠guez o versos de la Loynaz es escritos al dorso, en tanto ellos y ellas gui√Īaban un ojo, apuntaban a nuestro rostro y sacaban su instant√°nea de ‚Äúmentiritas‚ÄĚ.

Es esta una iniciativa del Proyecto Callejas, que confecciona libros y tarjetas artesanales para regalar. Andr√©s Alejandro Castellanos D√≠az, fot√≥grafo y jefe de la secci√≥n de Artes Pl√°sticas de la organizaci√≥n en esta provincia central argumenta que Callejas es un Proyecto Cultural Editorial que reside en Trinidad, Sancti Sp√≠ritus. Sus integrantes manufacturan diversos formatos en los que puedan ser contenidos las artes, pero con prop√≥sito muy marcado en la poes√≠a. ‚ÄúPara Monte Soy dise√Īamos una estructura en cart√≥n con un visor y a√Īadimos textos.‚Ä̬†

Gira de la vanguardia art√¨stica villaclare√Īa por localidades del Municipio Cifuentes, como parte del Proyecto Monte Soy/ foto Andr√©s Alejandro Castellanos D√≠az

Amanda y Yanis, casi unas adolescentes, fueron las primeras en sumarse a esta iniciativa, porque seg√ļn ellas mismas comentaron, les encantan las selfies y los retratos.

Toda persona tiene un ni√Īo interior que quiere el amor de los dem√°s, por eso siempre es un placer innombrable trabajar para ellos. Porque saben querer, agrega Alicia Santos Canalda, a cargo de la Especialidad de Teatro en La Casa de Cultura Provincial Juan Marinello. Sonr√≠e satisfecha de haber aportado un rato de juegos, intercambio de sapiencias y didactismo a la primera mitad de nuestra jornada.

‚ÄúEs un gusto traer nuestros proyectos art√≠sticos hasta los sitios que habitualmente no puede llegar la AHS; sobre todo porque se trata de un p√ļblico especial, muy sano, que no solo se apropia de nuestros mensajes desde su ruralidad; sino que adem√°s agradece mucho nuestra presencia‚ÄĚ, afirma Dorian, ya montados en la guagua, dando rueda hacia Pag√©.

Gira de la vanguardia art√¨stica villaclare√Īa por localidades del Municipio Cifuentes, como parte del Proyecto Monte Soy/ foto Andr√©s Alejandro Castellanos D√≠az

Elevar el alma hasta las monta√Īas

Antes de Wilfredo Pagé, llegamos al pueblo Mariana Grajales, en donde es fácil adivinar la otrora huella del bagazo en las paredes y la nostalgia de las personas por la melaza. En fin, una realidad socioeconómica deteriorada por la reconversión de aquella, su central azucarera.

El literato de 21 a√Īos Reinier P√©rez P√©rez ofreci√≥ sus impresiones para el Portal del Arte Joven Cubano acerca de la experiencia que ha vivido durante el fin de semana monte adentro. ‚ÄúEste tipo de actividades tiene un gran valor simb√≥lico y cultural porque permite acercar la producci√≥n cultural de los j√≥venes villaclare√Īos a regiones del pa√≠s que por estar alejadas de la capital provincial se dificulta el acceso a la gran cultura.‚ÄĚ

Gira de la vanguardia art√¨stica villaclare√Īa por localidades del Municipio Cifuentes, como parte del Proyecto Monte Soy/ foto Andr√©s Alejandro Castellanos D√≠az

Al menos fue evidente el empe√Īo durante la intervenci√≥n de que fue objeto el C√≠rculo Social de Pag√©. A ese espacio abierto al que acudi√≥ un p√ļblico ordenado, pero muy diverso. As√≠ que la Brigada Monte Soy realiz√≥ un espect√°culo completo, que abri√≥ nuevamente Drippy, seguido de m√°s propuestas para infantes y adolescentes. Declamaron sus poemas hondos y compartieron textos picarescos los poetas y los narradores.

Desborde de creatividad tambi√©n hicieron los raperos con sus improvisaciones, as√≠ como los cantautores de C√≠rculo de Tiza, que parad√≥jicamente regalaron temas de m√ļsica country a la ruralidad cubana. Pero… ¬Ņqu√© debe tener en mente un joven artista cuando decide llevar su arte a contextos como este, tan alejados del centro cultural que suponen las capitales de provincia?

Gira de la vanguardia art√¨stica villaclare√Īa por localidades del Municipio Cifuentes, como parte del Proyecto Monte Soy/ foto Andr√©s Alejandro Castellanos D√≠az

Para Reinier P√©rez la respuesta es inmediata. ‚ÄúSiempre el escritor es un ser social y lo primero que tiene que tener en cuenta es que escribe para la sociedad, no puede predisponer su obra un p√ļblico determinado, sino ser digno de la p√°gina. Es complejo traer hasta aqu√≠ formatos del arte como es la poes√≠a que durante mucho tiempo ha estado alejada de lo comercial.‚ÄĚ

‚ÄúCada vez m√°s los grupos de teatro incorporan a su repertorio obras con una escenograf√≠a ajustable a diferentes espacios y contextos, sin complicaciones t√©cnicas o conceptuales, para llegar hasta las comunidades rurales y pueblos apartados que adem√°s tienen una espiritualidad y una forma diferente de dialogar con el arte‚ÄĚ, sostiene el guionista y actor de Drippy, Jos√© Brito.

Gira de la vanguardia art√¨stica villaclare√Īa por localidades del Municipio Cifuentes, como parte del Proyecto Monte Soy/ foto Andr√©s Alejandro Castellanos D√≠az

Abdel Abib Gonz√°lez de Hondoso, rapero conocido en la ciudad como El Tanque, considera que este tipo de intervenci√≥n cultural debe intencionarse m√°s a menudo, puesto que permite un mayor alcance a la m√ļsica inteligente, comprometida, de contenido social, ‚Äúy les dejamos la duda de que existe otra m√ļsica diferente de la que ellos est√°n acostumbrados a escuchar.‚ÄĚ

As√≠, Andr√©s Castellanos D√≠az, fot√≥grafo del Proyecto Callejas, afirma que durante la concepci√≥n de los sueltos para esta actividad decidieron incorporar todo tipo de textos po√©ticos que no fueran poemas para ni√Īos expresamente, sino que ‚Äúdecidimos publicar poes√≠a, sin ning√ļn tipo de condescendencia para con ese p√ļblico, porque ellos pueden hacer sus lecturas sobre cualquier tema correctamente tratado y argumentado. Se seleccionaron diez poemas de autores distintos y se hicieron cinco c√°maras con fragmentos de cada uno.‚ÄĚ

Gira de la vanguardia art√¨stica villaclare√Īa por localidades del Municipio Cifuentes, como parte del Proyecto Monte Soy/ foto Andr√©s Alejandro Castellanos D√≠az

Tambi√©n, Elieter Navarro Hidalgo, actriz de Drippy, encuentra gratificante la experiencia de ‚Äútraer a las personas algo diferente a su cotidianeidad.‚ÄĚ

‚ÄúAbren su mente y dejan volar su imaginaci√≥n de un manera menos habitual en los ni√Īos de la ciudad, es una inocencia otra, quiz√°s por su modo de vida.¬† Espiritualmente aporta mucho, me ayuda a crecer como ser humano, a ser m√°s humilde, a volver a ser ni√Īa y creer.‚ÄĚ

M√°s all√° de las po√©ticas y conceptos que defienden uno y otro proyecto, o los artistas individualmente; todos coinciden en que, si bien la riqueza material es dependiente de otras circunstancias, la espiritualidad y las artes son inherentes al ser humano. ‚ÄúEl arte eleva la espiritualidad de las personas ‚Äďafirma la especialista de teatro Alicia Santos‚Äď llev√°ndolas a un nivel por encima de carencias econ√≥micas u otras diferencias objetivas, lo que nos permite reconocernos como iguales.¬†

Gira de la vanguardia art√¨stica villaclare√Īa por localidades del Municipio Cifuentes, como parte del Proyecto Monte Soy/ foto Andr√©s Alejandro Castellanos D√≠az

‚ÄúY de cierta manera es un acercamiento m√°s bien para estimular a ese p√ļblico, para que se acerquen al arte y lo tomen como un sentido de vida‚ÄĚ, afirma serio, detr√°s de sus hondos espejuelos un joven poeta. ‚ÄúEn definitiva, es la gran meta de este tipo de actividades.‚ÄĚ

Esa suerte de contrapunteo que la riqueza espiritual una vez intencionada logra entablar con las carencias materiales. Y defendiendo esa premisa las diferentes brigadas de Monte Soy continuar√°n actuando para los pobladores de comunidades como Mata o Vi√Īa, reeditando estas jornadas de risas, sue√Īos y canciones compartidas.

Gira de la vanguardia art√¨stica villaclare√Īa por localidades del Municipio Cifuentes, como parte del Proyecto Monte Soy/ foto Andr√©s Alejandro Castellanos D√≠az

Gira de la vanguardia art√¨stica villaclare√Īa por localidades del Municipio Cifuentes, como parte del Proyecto Monte Soy/ foto Andr√©s Alejandro Castellanos D√≠az

Gira de la vanguardia art√¨stica villaclare√Īa por localidades del Municipio Cifuentes, como parte del Proyecto Monte Soy/ foto Andr√©s Alejandro Castellanos D√≠az



«Lo que nos interesa es llevar un mensaje, sin recetas» (+ video)

En el centro de Cuba, espec√≠ficamente en la cosmopolita y siempre animada ciudad de Santa Clara, la canci√≥n de autor es asidero para novedosas sonoridades. Cada viernes en la tarde noche, el d√ļo C√≠rculo de Tiza se da cita en la casona sede de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z en Villa Clara para compartir con su p√ļblico el gusto por la m√ļsica rural de Norteam√©rica.

V√≠ctor Daniel √Čvora Mendoza y Yasmany L√≥pez Cuella (El Baby) se conocieron en agosto de 2004 mientras planeaban el acto del primer egreso del Programa Especial de Instructores de Arte en el pa√≠s. Emergieron intereses profesionales y el gusto por arquetipos como Santiago Feli√ļ, Carlos Varela y Polito Ib√°√Īez. Tambi√©n por el rock and roll y el country. ¬†

En septiembre de 2007, poco despu√©s de graduados como instructores de arte, fundaron el d√ļo a guitarra y dos voces C√≠rculo de Tiza, que les ha hecho crecer como m√ļsicos hasta convertirse a profesionales. Y es que V√≠ctor y Yasmany coinciden hasta en la fecha de nacimiento: 10 de mayo de 1985. Quiz√° por eso en su repertorio es dif√≠cil determinar la autor√≠a de una y otra pieza.

‚ÄĒ¬ŅComponen a cuatro manos?

‚ÄĒV√≠ctor: Solo un tema, Pacto de humo, que se estren√≥ hace 11 a√Īos. √Čl tiene sus composiciones y yo tengo las m√≠as ‚ÄĒ responde mientras fuma un cigarrillo.¬† ¬†

‚ÄúYasmany abarca temas diversos, resaltando m√°s lo existencial, y yo tengo una inquietud m√°s acentuada hacia las canciones sociales. En el plano personal compuse mi primera canci√≥n a los 14 a√Īos, pero realmente comenc√© a sentir que surg√≠a algo nuevo dentro de m√≠ cuando llev√°bamos un a√Īo con el d√ļo, que montamos mis primeras composiciones y pude sentirme cantautor‚ÄĚ.

En su repertorio en general, estos m√ļsicos recrean el panorama musical de los pueblos perif√©ricos (o sea, del campesinado) de Estados Unidos y Canad√°, sustentado en g√©neros como el folk country, el blues, el funk y el rock-pop, aunque seg√ļn hacen constar ellos mismos; «con reminiscencias de lo que aport√≥ para el Movimiento de la Nueva Trova en Cuba, los elementos del llamado rock nacional, en Argentina y el reggae en Jamaica».¬†

cortesía de los entrevistados

Te hablo, por ejemplo, del swamp¬†rock, este rock and roll que resalta la guitarra y la voz. Adem√°s, trabajamos el blues, el reggae de Jamaica nos llama mucho la atenci√≥n y recurrimos tambi√©n al funk conocido en los a√Īos 70 en Cuba como pastilla‚ÄĚ, explica Yasmany y V√≠ctor argumenta: ‚ÄúEs una l√≠nea que desde la canci√≥n de autor trabaja elementos de esos g√©neros, pero √ļltimamente estamos centrados en explorar diversas variantes del country; por ejemplo, la balada country y el bluegrass. Actualmente vamos por el camino de la experimentaci√≥n alternativa, por ejemplo, te puedes encontrar el reggae, con rock alternativo, con el country. ¬†

Y aunque esta se ajusta al formato de banda (bajo, guitarra, guitarra el√©ctrica y teclado fundamentalmente), C√≠rculo de Tiza hoy d√≠a est√° integrado solo por sus dos fundadores, V√≠ctor y Yasmany, quienes protagonizan junto a otros trovadores el espacio Ca√Īasanta a la Hora de los Mameyes en la Casa del Joven Creador de la ciudad santaclare√Īa. All√≠ ofrecen desde hace siete a√Īos esta l√≠nea de composici√≥n rara frente a un p√ļblico mayoritariamente de miembros la joven vanguardia art√≠stica del pa√≠s.

¬†‚ÄĒDefienden esta m√ļsica de habla inglesa preferiblemente, ¬Ņpero cantan todos sus temas en espa√Īol?

‚ÄĒS√≠, casi todos, excepto algunos cover ‚ÄĒcontestan casi a d√ļo y se r√≠en.

Entonces presumo que no soy la primera en acotar la paradoja. ‚ÄúA mucha gente, sobre todo extranjeros que nos escuchan a dos cubanos sin banda y cantando country en espa√Īol, creo que ‚Äúno les da la lista con el billete‚ÄĚ explica Yasmany sin dejar de re√≠r. Luego se ponen serios, pues lo que hacen constituye ‚Äúun reto‚ÄĚ, sostiene V√≠ctor.

Pienso tambi√©n en el hecho de cantar country en una plaza frente a otras sonoridades como la timba, la guaracha, el punto; y otro folclor, digamos, caribe√Īo, latino, afrocubano.

‚ÄĒ¬ŅHan pensado en la experimentaci√≥n con mezclas cubanas que les permitan acercarse m√°s al p√ļblico hispanohablante?

‚ÄĒYasmany: En ese sentido, espec√≠ficamente nosotros hemos tenido que lidiar con los cuestionamientos de cerca de por qu√© no componemos m√ļsica cubana, y siempre explicamos que defendemos la m√ļsica cubana en todas las instancias que haya que hacerlo, pero nuestra l√≠nea de trabajo es otra, sin que esto constituya una camisa de fuerza para la experimentaci√≥n futura con los ritmos predominantes o representativos en nuestro pa√≠s.

‚ÄĒV√≠ctor: En nuestras canciones hay mucho rejuego de palabras, doble sentido, frases que escuchamos en la calle. Son gui√Īos a la cultura cubana m√°s popular. Tambi√©n en la sonoridad nos hemos acercado a nuestras ra√≠ces campesinas.

tomada del perfil de facebook círculo de tiza

‚ÄúPor ejemplo, tenemos un country bluegrass, Pieles de corderos, que es una chota, una descarga a los cornudos, ya que trata sobre prejuicios hacia los hombres que consienten el adulterio femenino; y al final incorporamos unos compases del punto cubano. Es un homenaje que quisimos hacer a nuestro folclor; pero tambi√©n representan las dos orillas: lo cubano y lo extranjero desde su ruralidad‚ÄĚ.

‚ÄúObservamos la realidad, la gente, sus expresiones y todo eso lo incorporamos a nuestro repertorio,‚ÄĚ explica Yasmany, con aire evocador. ‚ÄúNosotros nacimos en el campo, en peque√Īos pueblos alejados de la ciudad cuya ruralidad est√° impregnada de un folclor muy hermoso tanto en el habla como en la forma sana de ver la vida. Subyace la po√©tica del lugar de donde venimos en nuestros temas, que a veces contienen dicharachos propios del campesinado nuestro‚ÄĚ. ¬†

‚ÄĒMe comentaban que no les interesa el verso f√°cil y que les gusta mucho abordar contenidos sociales ¬ŅC√≥mo se ven dentro del movimiento de la canci√≥n pol√≠tica actual?

Lo que nos interesa es llevar un mensaje, sin recetas‚ÄĚ, me contesta V√≠ctor con rapidez, y su amigo lo apoya casi sac√°ndole las palabras: ‚ÄúSencillamente planteamos un punto de vista y la gente lo digiere como mejor entienda. Y las etiquetas no nos interesan mucho. ¬†

‚ÄúEl ser humano trata de etiquetar, de engavetar o encuadernar las cosas; pero tratamos, en la medida de lo posible, de estar por encima de eso y crear sencillamente‚ÄĚ.

tomada del perfil de facebook círculo de tiza

‚ÄĒEntre los temas que abordan est√° presente tambi√©n la religiosidad‚Ķ

‚ÄĒV√≠ctor: Abordamos temas reflexivos, las preguntas existenciales que se hace el ser humano, y dentro de esto la relaci√≥n con Dios, como un referente; tanto si las personas creen que existe como si no.

‚ÄĒ¬ŅCu√°les son los desaf√≠os actuales de C√≠rculo de Tiza?

‚ÄĒYasmany: No hemos abandonado el sue√Īo de tener una banda ‚ÄĒresponde con los ojos chispeantes‚ÄĒ. De hecho, las grabaciones del disco que estamos haciendo ahora van acompa√Īadas por instrumentos reales, gracias a la ayuda desinteresada de algunos amigos m√ļsicos. ¬†

‚ÄĒPor √ļltimo, lo primero: ¬Ņpor qu√© C√≠rculo de Tiza?

tomada del perfil de facebook círculo de tiza

‚ÄĒV√≠ctor: Es una obra de teatro de Bertolt Brecht que se llama El C√≠rculo de Tiza Caucasiano, inspirado en el cuento chino El c√≠rculo de tiza; y a su vez da nombre a una canci√≥n de Carlos Varela. Todo esto se mezcla con la mitolog√≠a escandinava, que refiere aquel c√≠rculo de sal que protege a las personas de buena voluntad de las malas acechanzas.

Yasmany: También tiene que ver con la lectura que nosotros le damos a esa frase. Un Círculo de Tiza puede ser efímero. Es como el círculo de la vida, que también es frágil. Como mismo se puede borrar de un plumazo un trazo de tiza, se puede borrar la vida de un ser humano.

V√≠ctor: Y estamos empe√Īados en que dentro de ese c√≠rculo solo entren los buenos seres humanos, la gente de buen querer, la buena voluntad. La paz, la esperanza y el amor. Sobre todo, esas tres cosas. ¬†

As√≠ el repertorio de ambos ‚ÄĒde C√≠rculo de Tiza, al fin y al cabo‚ÄĒ aboga por tem√°ticas de valor universal; el amor, la libertad, la patria, la nostalgia y la cr√≠tica social. Estas pasan por la subjetividad de los creadores, cosmovisiones y sensibilidad art√≠stica que tributan a la construcci√≥n de un discurso de lo cotidiano que se funde en sentimientos y proposiciones m√°s generales.



Telefone√°ndole a Dios en tiempos de pandemia

‚ÄúEsta obra pudo bien llamarse El amor en tiempos del Covid-19 ‚Äď sostiene el promotor del Centro Cultural Mejunje Alexis Casta√Īeda P√©rez de Alejo‚Äď con respecto a la m√°s reciente entrega de la Compa√Ī√≠a Mejunje. Una obra que narra los soliloquios de una anciana, desde ese (des)enfoque hilarante conque suele acompa√Īar temas de hondo contenido humano y social.

Y es que ‚ÄúSi puedes t√ļ con Dios hablar‚ÄĚ se concret√≥ por obra y gracia del confinamiento que durante la terrible pandemia varios artistas han revertido en producci√≥n creativa.

Seg√ļn figura en pancarta promocional, ‚Äúera una idea que llevaba tiempo punzando la imaginaci√≥n de Ram√≥n Silverio, pero el recogimiento en su casa con tiempo para precisar detalles, m√°s la cercan√≠a actuante del motivo que dio pie a la historia, pues llevaron al logro.‚ÄĚ

As√≠ present√≥ Casta√Īeda la puesta; y ratifican sus palabras la historia real contada por el Mejunjero Mayor, quien afirma que se inspir√≥ en su propia vecina para concebir el personaje y en las an√©cdotas rom√°nticas que ella le contaba cada d√≠a de confinamiento, para darle color a la trama. ¬†

Se trata, en esencia, de una anciana que espera la llegada de su novio Jorge, hasta que descubre que este había muerto, y entonces decide entablar una comunicación telefónica con Dios.

‚Äú¬ŅC√≥mo usted est√°, y la virgen y los dem√°s? Sal√ļdelos de parte m√≠a, sabe. ¬ŅQu√©? No, yo le dije a usted que usted es un hombre casado y yo no rompo matrimonio. Siga usted con la virgen que ustedes hacen muy linda pareja.‚ÄĚ

Ella lo que pide es que la reunifique con su pretendiente preferido, ya sea tray√©ndolo a √©l de vuelta a la vida o llev√°ndosela al cielo. Dios, en efecto, parece escuchar su s√ļplica, pero Jorge insiste en esquivas hacia la protagonista, y en sus zalamer√≠as para con otras mujeres (tambi√©n imaginadas por la anciana).

‚ÄúAy Jorge, ¬°t√ļ me las vas a pagar! ¬°S√≠ se√Īor, porque yo me voy a casar! Yo no s√© si me case con el italiano, con el millonario, con Dio¬ī, con‚Ķ ¬°pero esto no se va a quedar as√≠! ¬ŅY sabes por qu√©? Porque yo todav√≠a tengo mucho por vivir‚Ķ‚ÄĚ

Encarna a esta graciosa se√Īora la actriz Mayuli Hern√°ndez S√°nchez, a quien se agradece la identificaci√≥n con la soledad de una anciana, su apropiaci√≥n del escenario y la identificaci√≥n con el recurso escenogr√°fico m√°s importante, un andador; para regalarnos un personaje cre√≠ble en un ambiente sugestivo.

El dise√Īo escenogr√°fico, minimalista y de gran sencillez, hace prevalecer el histrionismo, el texto locuaz y la ambientaci√≥n sonora. Esta √ļltima est√° estructurada a partir de diversas versiones de la pieza original de Alberto Dom√≠nguez que da t√≠tulo a la puesta, ‚ÄúPerfidia‚ÄĚ.

Pudiera decirse que el unipersonal ‚ÄúSi puedes t√ļ con Dios hablar‚ÄĚ es una amalgama tragic√≥mica que nos invita a la reflexi√≥n desde la risa; pero que superpone la empat√≠a y el respeto hacia quienes peinan canas. M√°s lejos del melodrama que rodea a la demencia fue concebida esta graciosa alegor√≠a de la fantas√≠a senil.

‚Äú‚Ķy mis penas, ¬°mis penas s√≠ saben nadar!‚ÄĚ



Los cubanos tambi√©n tienen sus Grim¬īs y su Andersens

Como sucediera en Europa con aquellos cuentos que inmortalizaron los hermanos Grim, en Latinoam√©rica, relatos m√°gicos y gestas de anta√Īo viajan de las bocas de padres a hijos. A√ļn la cuent√≠stica cobra valor en la transmisi√≥n de la cultura de los p√°ramos andinos en Venezuela, o en la conservaci√≥n de leyendas ind√≠genas en otros pa√≠ses como M√©xico y Estados Unidos. Incluso, para los habitantes de la ciudad moderna, la transmisi√≥n de muchas esferas del saber se da por v√≠a oral.

No en pocos casos coexisten con las grandes sociedades que tienen la comunicaci√≥n sostenidas en la escritura, otras totalmente √°grafas, donde la historia y la educaci√≥n se basan en la narrativa. En algunas de estas sus habitantes utilizan, por ejemplo, anta√Īas cantur√≠as para calcular distancias.

Pero Cuba ha marcado un camino propio en el estudio de estos anales de la oralidad, con propuestas que van m√°s all√° de la recopilaci√≥n de leyendas, de modo que sus Grim¬īs y sus Andersen, son peculiares guajiros de alma po√©tica, pero tambi√©n maestros de la palabra que se despliega en el aire. ¬†

Aparejado a estudios etnogr√°ficos de diversa √≠ndole, a principio de los a√Īos 60 ya se hablaba en la Isla de talleres especializados en la formaci√≥n de narradores orales, es decir, profesionales del arte de contar cuentos. As√≠ trascendi√≥ en salas y talleres de la Biblioteca Nacional, lo que muchos intelectuales llamaron el rescate del narrador oral, y que se traduc√≠a en un grupo de literatos, dramaturgos, y etn√≥grafos, trabajando en base a entender este acto ritual como un arte nuevo.

María Teresa Freyre de Andrade

Para 1959 asume la dirección de la Biblioteca Nacional José Martí la Doctora en Ciencias María Teresa Freyre de Andrade y, con ella, se inician proyectos culturales que revitalizarían la narración oral. Inauguró, junto al poeta Eliseo Diego, una escuela dentro de la institución que tuvo el expreso objetivo de impulsar el movimiento de narradores en la región.

Del maestro, por su parte, encontramos m√ļltiples disertaciones dedicadas a este tipo de literatura. Su difusi√≥n, explicitaci√≥n te√≥rica y sobre todo, su rescate en orden profesional. Se destacan los ensayos: Los hermanos Grim y los esplendores de la imaginaci√≥n popular, Secretos del mirar atento: En torno a Hans Christian Andersen, Las maravillas de La Bella y la Bestia, Aviso, Memoria del gato con botas, Los cuentos y la imaginaci√≥n popular.

La narradora Haydée Arteaga aseguró en una entrevista ofrecida al sitio ww.ohch.cu: y aprendí la técnica narrativa con Eliseo Diego, porque yo era narradora, pero no conocía la técnica. 

Ya en los inicios de la d√©cada del ’50, la doctora Freyre hab√≠a organizado seminarios sobre la narraci√≥n oral en el Lyceum de La Habana y, posteriormente (1962), con la inapreciable ayuda del poeta y la doctora Mar√≠a del Carmen Garcini crea el Departamento de Literatura y Narraciones Infantiles de la Biblioteca Nacional.

Este estuvo dedicado a estudiar y difundir la teor√≠a y la t√©cnica del arte de contar cuentos, mediante la preparaci√≥n de narradores en toda la red nacional de bibliotecas p√ļblicas para ni√Īos del pa√≠s, y la edici√≥n de la colecci√≥n Textos para narradores, iniciada en 1966. Adem√°s se crearon talleres de narraci√≥n oral esc√©nica en el Gran Teatro de La Habana y lleg√≥ a nuestro pa√≠s la renombrada hora del cuento.

El parque Lenin fue el escenario de una eventualidad nacida a mediados de la d√©cada del 70: La Pe√Īa de los juglares. Lugares como este, plazas, espacios teatrales, fueron recorridos por el te√≥rico y la trovadora Teresita Fem√°ndez, para la redenci√≥n de la leyenda.

Otro de los hacedores de este proyecto de «rescate» fue Francisco Garz√≥n C√©spedes, quien imparti√≥ talleres del nuevo arte en los a√Īos 70 y 80 en distintos pa√≠ses. En 1979 patrocin√≥ un taller en el Teatro Nacional del que salieron narradores como Guadalupe Urbina y Mois√©s Mendelewich. Todos estos narradores orales cubanos se han nutrido tanto de la savia de la tradici√≥n oral europea como del rico legado afro e indocubano.

Juglares en pugna

Desde entonces la narrativa cubana cuenta, en cuanto a su manifestación oral, con opiniones que convergen o se disgregan; y en esta controversia persisten voces que, sin lugar a dudas, se ubicaron a la vanguardia de estos estudios en Latinoamérica.

Francisco Garz√≥n C√©spedes no solo acu√Īa el t√©rmino de Narraci√≥n Oral Esc√©nica, sino que plantea su viabilidad para la comunicaci√≥n alternativa y contribuye a la extensi√≥n de la narraci√≥n de cuentos por toda Iberoam√©rica.

El actor act√ļa para el p√ļblico/ El narrador oral esc√©nico cuenta con el p√ļblico. Garz√≥n C√©spedes no solo acu√Īa el t√©rmino de Narraci√≥n Oral Esc√©nica, sino que plantea su viabilidad para la comunicaci√≥n alternativa y contribuye a la extensi√≥n de la narraci√≥n de cuentos por toda Iberoam√©rica. As√≠ lo refleja en declaraciones para la Universidad Nacional de Educaci√≥n a Distancia de Espa√Īa

El actor en escena se muestra seg√ļn sea su personaje/ El narrador oral esc√©nico es seg√ļn su personalidad. (..) El teatro es representaci√≥n/ La Narraci√≥n Oral Esc√©nica es presentaci√≥n.

Para otros, si bien no puede desliarse la narraci√≥n oral de su componente memor√≠stico y de habilidades histri√≥nicas, o de ciertas t√©cnicas, heredadas o estudiadas por los actores, lo importante es la dosis folcl√≥rica con que se desarrolla tanto en zonas urbanas, como rurales. Las √ļltimas, con su componente m√°gico. En una entrevista realizada a la narradora Hayd√©e Arteaga en 2006 al recibir la Placa Medalla al M√©rito de la Oralidad 2006 confes√≥:

Mi abuela me ense√Ī√≥ a narrar, le debo casi todo lo que s√© (…) Narrar es compartir. Siempre que cuento alguna historia pongo en una esquina la t√©cnica y sigo el estilo que me ense√Ī√≥ mi abuela. He logrado comunicarme incluso con espectadores que hablan otro idioma.

Eliseo fue un gran promotor de la literatura infantil durante sus a√Īos de trabajo en la Biblioteca Nacional de Cuba. La ilustraci√≥n es un dibujo del poeta realizado por su hijo Rapi Diego/ Tomado de la uneac

Esas afirmaciones proveen la narrativa cubana de cierto costumbrismo y de un reconocimiento hist√≥rico. En cada viaje que hago busco a la gente m√°s vieja e investigo. Me he reunido con campesinos, con indios huicholes (en M√©xico), con los y yekuazan, a la orilla del Amazonas (por la parte de Venezuela)… ¬°Esos son los cuenteros verdaderos!, afirma Arteaga.

Por su parte, para el poeta Eliseo Diego se trata de un arte dado por im√°genes, con otros recursos literarios inmersos, pero principalmente como evocaci√≥n de la imaginaci√≥n humana, donde las palabras son usadas en su valor metaf√≥rico, polis√©mico, sinon√≠mico para lograr la creaci√≥n de un ambiente expresivo particular, mediante la expresividad est√©tica, dijo Diego en 1998 seg√ļn la revista Recre@rte.

El gran propulsor de esos estudios admiraba como en esos textos la exquisitez del estilo y la estructura po√©tica son un asunto casi lit√ļrgico, por las estructuras de los relatos que se van transmitiendo unos a otros a trav√©s de generaciones y en cuya creaci√≥n participan todos como si fueran uno solo.

Adem√°s asiste en este tipo de narrativa la sencillez de los medios escuetos, puros, ancestrales. Se trata, sin dudas de la majestad de la forma en un quehacer literario que unifica la voluntad creativa de los cubanos, sus historias de vida, y sus sue√Īos m√°s id√≠licos.



Un artista naif tras los pasos de Feijóo

alexei g√≥mez/ foto tomada del perfil de facebook de Galer√≠a de Arte «Carlos Enr√≠quez G√≥mez»

Como un digno hijo de la Villa de San Juan de Los Remedios, Alexei G√≥mez S√°nchez dibuja fantasmas, esos que han ido tomando cuerpo en las narraciones de sus coterr√°neos. Los que fueron apresados por la pluma de Samuel Feijo√≥ y otros que a√ļn quedan por develar en esa villa cubana tan abundante en tradiciones.

Pero a diferencia de sus contempor√°neos, √©l escogi√≥ un formato que agrega derroteros al ya vilipendiado arte naif. Los g√ľijes, descabezados y amantes soberbios que inmortaliza este autodidacta, toman textura sobre el trazado a plumilla, una t√©cnica ancestral, como la bella Remedios, y casi desaparecida en Cuba.

Comenzó todo en 2006 por una visita que hizo a Remedios René Batista, entonces editor de Signos. Le mostré mi trabajo, que en aquel momento era con otros materiales, a lápiz, sobre todo, y él me pidió una decena de aquellos dibujos, pero con la técnica a plumilla sobre cartulina.

Un estil√≥grafo viaja sobre las hojas de papel y las cartulinas de Alexei, deja un rastro nost√°lgico, casi denso, pero no, el resultado es m√°s dulce de lo que anuncia la pose prudente del dibujante. Nos acerca sus bocetos, esos que entregar√° para la pr√≥xima edici√≥n de la Revista Signos. Y con las manos a√ļn manchadas por la tinta, contin√ļa su historia personal.

¬ŅC√≥mo se las arregla este artista sin academia para desmontar el escenario de su infancia? ¬ŅPor qu√© insiste sobre estos cartones, que bien pueden no ser los ideales? ¬ŅDe d√≥nde nace esa fuerza para llenar de mitol√≥gicas esencias el papel en blanco sin una aut√©ntica yema de rasgos gruesos, uniformes y delgados, con puntas duras y blandas? Lo abordo con todas estas interrogantes aglomeradas en mi agenda.

Yo no tenía idea de cómo trabajarlo porque en Cuba era muy difícil conseguir los materiales, pero un amigo me indicó una tienda donde vendían esta pluma que hoy tengo y así salieron mis primeras entregas para Signos, y también comienzan mis primeras exposiciones.

Comencé a trabajar con tinta profesional, hoy utilizo tinta de imprenta, la cartulina se hace complicada, beben ser cartulinas especiales, pero creo que en Cuba somos la mayoría quienes acudimos a los materiales que aparezcan. Hay que adaptarse y crear.

Remedios es una plaza tur√≠stica muy fuerte. ¬ŅHas pensado en la artesan√≠a‚Ķpara obtener fondos que te permitan obtener esos materiales… por ejemplo?

Creo que hay candonga que se vende sin tener calidad, pero también hay propuestas que te dejan ver a un artista detrás y eso es lastimoso. Es por eso que hice trabajo en yagua, traté de imprimirle mi sello, pero ya lo dejé, no fue mi intención convertirme en artesano. El que no es capaz de auto valorarse y se deja atrapar por ese imán que es el dinero deja de ser artista y después salir de allí es un problema.

Publicada por Galer√≠a de Arte "Carlos Enr√≠quez G√≥mez" en S√°bado, 25 de julio de 2020

Además de los develados por Feijóo, este joven encara fantasmas otros, como la impopularidad de una técnica tan exquisita, pero que encuentra asidero en la revista Signos, fundada por Samuel Feijóo en el centro de la Isla Verde; y que a su vez vindica el arte popular.

Por su parte, San Juan de los Remedios imprime en el artista ese halito m√°gico de que es heredera. La villa, altamente matizada de leyendas, piratas y heroicidades, presume una riqueza cultural de tal envergadura, que a veces parece una ciudad ajena dentro del Caribe, que vive su propio tiempo.

Las l√≠neas que Alexei traza sobre el papel coquetean con todo esto. Pero tambi√©n sus dibujos presumen una relaci√≥n con la naturaleza que seg√ļn confiesa est√°n enlazados con sucesivas excursiones la campo durante la infancia.

Desde el punto de vista temático defiendo el contacto directo entre la naturaleza y la civilización. Cada obra puede tener un título determinado y de hecho abordan historias diferentes, pero todas están ahí, como se dice de Feijóo, metidos en una gran bejuqueara.

En sus publicaciones, el ilustrador apenas esboza las sombras necesarias, esas que se entremezclan con los recuerdos y con la ancestral técnica a plumilla para devolvernos un producto muy auténtico. Así quedó plasmado en la edición 66 de Signos: Parrandeando:

Uno de los momentos importantes para los villaclare√Īos fue reconocer a la parranda que se hace en el centro de la Isla como patrimonio cultural de la naci√≥n cubana. La revista Signos dedic√≥ un n√ļmero a este acontecimiento.

Ilustr√© toda la revista incluyendo los capitales, cubierta, contracubierta, lo cual me hizo crecer mucho. Utilic√© el gallo y el gavil√°n para ense√Īar la historia de las parrandas, los enfrentamientos de barrio‚Ķ

La Revista Signo es una de las publicaciones que contin√ļa en su af√°n de redimir procesos tradicionales. ¬ŅCrees que logra a√ļn este objetivo?

S√≠ como no, y creo que, aunque Signos es valorada dentro de un grupo de intelectuales, no se tiene en cuenta muchas veces lo importancia de una revista que es la √ļnica de corte popular en Cuba.‚ÄĚ

En cualquier rinconcito de una ciudad o de monte puede encontrarse alguien con tremendo talento y Signos se ha dedicado a tratar de buscar a estas personas e insertarlos en la revista, e incluso, los ha hecho coincidir con artistas como Wilfredo Lam y Sayda del Río.

Publicada por Galer√≠a de Arte "Carlos Enr√≠quez G√≥mez" en S√°bado, 25 de julio de 2020

A esa publicaci√≥n villaclare√Īa, Premio Internacional ‚ÄúFernando Ortiz‚ÄĚ, dedica Alexei G√≥mez la mayor parte de su obra de tinta negra sobre papel blanco, en su generalidad. √Čl, Licenciado en Biolog√≠a, sacrifica adem√°s un posible nombre de acad√©mico en beneficio de ese circunspecto ‚Äúartista naif‚ÄĚ.

Yo nunca puse los pies en una academia, ni creo que tenga esa disciplina hoy para hacerlo en serio, con el rigor que lleva. Pero m√°s all√° de esto lo cierto es que en una ocasi√≥n quise hacer ejercicio acad√©mico y otro artista me dijo, l√°nzate hacer lo que t√ļ quieras y as√≠ encontrar√°s tu sello. Lo hice y no me arrepiento. Ser artista naif para m√≠ no es ning√ļn problema.

Publicada por Galer√≠a de Arte "Carlos Enr√≠quez G√≥mez" en S√°bado, 25 de julio de 2020

Finalmente, los fantasmas que te acechan a ti como creador…

Creo que hay ciertos prejuicios con el arte popular, pero dentro de esto si lo que aplicas es el dibujo, pues los prejuicios aumentan. Yo he dejado de participar en un salón porque la convocatoria no incluye esta modalidad. Para muchos no es siquiera una obra de arte y mucha literatura actual desmiente este mito al igual que ese otro de que la obra de mayor formato es más valiosa.

¬ŅRepercuten estos falsos dogmas en tu quehacer?

Por mi parte soy consciente de esto, pero no me importa porque defiendo el arte popular como una forma muy fresca de expresi√≥n. Tiene tanta validez como el acad√©mico, o ese que se llama conceptual, o contempor√°neo, es efectivo siempre y cuando sea realizado con seriedad y entusiasmo, al igual que cualquier tema es v√°lido, sin exclusi√≥n. Ser artista naif para m√≠ no es ning√ļn tipo de problema.

Alexei tiene las manos sobre su pr√≥xima entrega, al fin y al cabo, dej√≥ de reparar en ausencias de este y otro tipo hace unos 10 a√Īos y m√°s, cuando asumi√≥ su aptitud creativa al servicio de una de las revistas m√°s aut√©nticas de Cuba, y en la que, am√©n de prejuicios art√≠sticos, √©l eterniza su San Juan de Los Remedios.



Fredy Hern√°ndez: «Si jugara pelota, fuera un utility» (+ videos)

‚ÄúEn esencia soy un artista que no se especializa en manifestaciones t√©cnicas o estilos‚ÄĚ, confiesa Fredy Hern√°ndez Mart√≠nez; arquitecto devenido dise√Īador, productor y director de audiovisuales. Tambi√©n fot√≥grafo y decorador de interiores, lo cual le ha merecido el premio a ‚ÄúIdeas Conceptuales para Centro de Interpretaci√≥n‚ÄĚ en la categor√≠a de Dise√Īo Arquitect√≥nico en el Sal√≥n Nacional de J√≥venes Arquitectos 2015, y el Premio del Concurso Mural: Preservaci√≥n del Agua, convocado por la AHS y ARCI Toscana en 2016.

Estos figuran entre los m√°s recientes lauros a una trayectoria de trabajo incansable.

Suma de esp√≠ritu inquieto, alta sensibilidad y vocaci√≥n social. Al menos as√≠ pudo palparse durante la realizaci√≥n en conjunto con Ra√ļl E. Guti√©rrez (el yuka) del corto audiovisual Brigada, que se enmarca en la etapa posterior al paso del hurac√°n Irma por la costa villaclare√Īa.

La obra de Freddy hace un gui√Īo al m√°gico mundo del teatro, con el dise√Īo gr√°fico y escenogr√°fico de la puesta Las bebidas son por Pearl, que este a√Īo el grupo Teatro sobre el camino llev√≥ con √©xito a diversos p√ļblicos dentro y fuera de Cuba. Tambi√©n corre a su cargo la nueva imagen de los eventos Ciudad Metal, Longina, y del Sal√≥n de Peque√Īo Formato de Artes Pl√°sticas en la ciudad de Santa Clara, durante la actual etapa como vicepresidente de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z en la provincia villaclare√Īa.

cortesía del entrevistado

Diversas manifestaciones se nutren de su talento para el dise√Īo gr√°fico, por ejemplo, corri√≥ a su cargo la portada de los discos para Revolver de los cantautores Yaima Orozco y Migue de la Rosa; Plantar los Pies por Karel Fleites, y del Demo de la int√©rprete Roxana S√°nchez. Tambi√©n dise√Ī√≥ la revista digital de literatura C√≥mo. Adem√°s de escenograf√≠as de set para Telecubanac√°n.

El interés de Freddy por el arte mural se renovó con dos propuestas de murales urbanos a solicitud del proyecto de intervención de la ciudad de Santa Clara. Ambas obras se encuentran en espera de ejecución.

En 2017 este joven artista aport√≥ la instalaci√≥n ‚ÄúLegado‚ÄĚ a la muestra ‚ÄúNo pasa nada‚ÄĚ, del proyecto colectivo de Artes Pl√°sticas ‚ÄúDentro del Juego‚ÄĚ. Y por si pareciera poco, nos entreg√≥ la exposici√≥n fotogr√°fica ‚ÄúMareas‚ÄĚ, una retrospectiva de dos puntos de vista de un mismo lugar, Isabela de Sagua. Realizada a dos manos con la artista Amelia Beatriz Delgado.

As√≠ se diversifica la vocaci√≥n de Freddy Hern√°ndez, quien dice de s√≠ mismo: ‚ÄúSi jugara pelota fuera un utility‚ÄĚ. Acto seguido se recoge el cabello con ambas manos y regala una sonrisa amplia a su querida abuela, antes de retomar la pose de entrevistado y argumentar semejante afirmaci√≥n.

  • ‚ÄúVoy pasando de una a otra de las artes visuales o audiovisuales, a veces siento que es un atrevimiento, pero la realidad es que me enamoro de proyectos espec√≠ficos, que pueden variar en manifestaci√≥n y complejidad. Como arquitecto de formaci√≥n me gusta crear sobre todos estos √°mbitos, desde el dise√Īo gr√°fico (identidad, carteler√≠a, dise√Īo editorial, escenogr√°fico‚Ķ), la creaci√≥n audiovisual, la fotograf√≠a, la escultura, la instalaci√≥n, la intervenci√≥n urbana, el dise√Īo de mobiliario, l√°mparas y decoraciones y, por supuesto, la arquitectura.‚ÄĚ

En medio de tales ajetreos encontramos algunas veces a un ser ¬°tan inquieto!, y otras, ¬°tan ensimismado! Atrapado en alguna meta inmediata, sucumbiendo al ejercicio de imaginar la realidad desde perspectivas art√≠sticas; y al mismo tiempo materializando los sue√Īos de otros asociados.

  • Funges como vicepresidente de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z en Villa Clara‚Ķ

En estos a√Īos he tratado de llevar mi labor creativa a la par con la vicepresidencia de la AHS en Villa Clara, y todo lo que esto conlleva a la organizaci√≥n de los eventos de nuestra filial. El encuentro de trovadores Longina, el A Tempo con Caturla, el Ciudad Metal, el Encuentro Hispanoamericano de Escritores, entre otros.

  • De las diversas aristas del dise√Īo que abordas, ¬Ņcu√°l prefieres?

Es dif√≠cil, porque no creo tener una preferida, lo que me enamora son las ideas de un proyecto en s√≠. Independientemente de la arista creativa, si la idea me gusta es suficiente para querer hacerlo como ni√Īo chiquito que se come un helado. Por esto he ido incursionando en distintos terrenos, muchas veces de forma atrevida porque no espero a dominar herramientas.

Acepto el reto y comienzo a estudiar para lograr lo que quiero. Supongo que esto me suceda por lo multidimensional que es la arquitectura, especialidad que estudié y no he dejado de practicar.

  • El dise√Īo gr√°fico, ¬Ņqu√© retos supone y por qu√© te atrae tanto?

El principal reto del dise√Īo es el de lograr soluciones que comuniquen bien su mensaje, de la forma m√°s simple posible. La capacidad de s√≠ntesis, de abstraer una idea y hacerla digerible al espectador. Estar en constante adaptaci√≥n para llegarle a las nuevas generaciones sin perder los c√≥digos pasados. Y precisamente esto es lo que me atrae del dise√Īo gr√°fico, que tienes que saber jugar con muchas variables para lograr los resultados esperados.

Con la arquitectura me sucede exactamente lo mismo; solo que un proyecto arquitect√≥nico consume mucho m√°s tiempo y es mucho menos solicitado. Es muy dif√≠cil tener tiempo para hacer arquitectura como ejercicio cuando no existe la necesidad objetiva, por lo que practico mucho m√°s el dise√Īo gr√°fico.¬†¬†¬†

¬ŅConsideras la publicidad como un arte menor o subestimado?

Hoy en día, los grupos creativos son tan o más importantes que el producto final para el cual existe una empresa determinada.

En Cuba se ha utilizado en menor manera porque el mercado no ha sido el principal objetivo de la Revoluci√≥n, pero esto no lo convierte en un arte menor. Para m√≠ es un arte como todos, con procesos creativos muy parecidos y con un plus adicional; el hecho de tener que cumplir objetivos espec√≠ficos, de tener variables que no puedes manejar y con las que hay que trabajar. Otras artes son libres, el artista decide si hace su obra para s√≠ o para un p√ļblico y este puede percibir y entender lo que desee.

La publicidad tiene una funci√≥n inviolable, la de comunicar al sector del mercado para el que fue creada y como tal tiene que ajustarse a presupuestos, formatos, tecnolog√≠as, muchas veces responde a productos que ya tienen est√©ticas prestablecidas y como dise√Īador tienes que asumir esa identidad. Pero ah√≠ es donde viene la magia, al proponer algo nuevo sin romper el balance entre ambas cosas.

  • ¬ŅCu√°n necesario es hoy abrirnos m√°s al dise√Īo creativo?

El mundo est√° cada vez m√°s globalizado y Cuba m√°s conectada con este puesto que aumentan los flujos de informaci√≥n y los j√≥venes son quienes m√°s la consumen. Los referentes creativos y est√©ticos de la poblaci√≥n, por ende, se adaptan a los c√°nones globales y muchas veces estos procesos ocurren sin que el consumidor sea consciente; por lo que para competir con esos gustos est√©ticos en constante evoluci√≥n hay que utilizar las mismas herramientas al mismo nivel que el resto del mundo, pero enfocado a nuestros propios objetivos. Esto va a posibilitar que lo que hagamos llegue de forma efectiva al receptor. El dise√Īo creativo va en todo lo que conocemos y es creado por el hombre. Es parte indisoluble del desarrollo.

Brigada document√≥ la convivencia de un grupo de j√≥venes artistas con los pobladores de la comunidad Isabela de Sagua cuando qued√≥ casi devastada por el hurac√°n Irma. ¬ŅC√≥mo recuerdas aquellos momentos?

En esos d√≠as una compa√Īera que estuvo censando los da√Īos en el municipio Sagua la Grande nos comparti√≥ su preocupaci√≥n por las personas de Isabela. Esa noche resurgi√≥ el tema durante una cena entre amigos. ¬°Nos parec√≠a mal en verdad quedarnos con los brazos cruzados! As√≠ que al otro d√≠a amanecimos en la Casa del Joven Creador haciendo las coordinaciones necesarias con diferentes organismos, con las instituciones pol√≠ticas y la Direcci√≥n Provincial de Cultura, aqu√≠ en Villa Clara.

cortesía del entrevistado

Arribamos all√≠ con dos casas de campa√Īas, algo de comida, ropa, agua, y toda nuestra juventud y nuestro talento al servicio de aquellas personas. El plan era trabajar de d√≠a en la reconstrucci√≥n del pueblo, y de noche realizar diversos espect√°culos y actividades culturales.

  • ¬ŅQu√© sucedi√≥ entonces en Isabela de Sagua?

La brigada estuvo conformada por 34 artistas. Apenas llegamos comenzamos a tocar puerta por puerta a los afectados, ofreciendo nuestra ayuda en la reparación de sus viviendas.

Al principio encontramos mucha gente escéptica, pero otros nos dijeron que sí. En total levantamos dos casas prácticamente completas, reparamos cuatro techos, hicimos instalaciones eléctricas y dejamos limpios de fango y escombros el cine y la Casa de Cultura de la localidad.

Por la noche ofrec√≠amos teatro para ni√Īos, descargas de trova y poes√≠a. El tr√≠pode de la c√°mara se us√≥ como pie de micr√≥fono. Adem√°s, nos acompa√Ī√≥ una periodista que estuvo enviando cables de noticias diariamente a trav√©s del correo nauta de mi tel√©fono celular.

  • ¬ŅLa idea de un audiovisual fue concebida antes del viaje o se les ocurri√≥ sobre la marcha?

En aquel momento pens√© en el Yuka[1] para recoger memoria gr√°fica del hecho, que era algo distinto, tratar de archivar en im√°genes lo que sucedi√≥ all√≠. Tan solo lo llam√© y con la disponibilidad que lo caracteriza me dijo: ‚Äú¬°Ya to’ est√° listo! ¬ŅCu√°ndo nos vamos?‚ÄĚ

obra de fredy hernández/ cortesía del entrevistado

Después del primer día nos dimos cuenta de que teníamos material suficiente para realizar un documental. Entonces nos propusimos captar la mayor cantidad de imágenes; pero tampoco queríamos dejar de trabajar en la reconstrucción de las viviendas que estaban en tres puntos alejados dentro de Isabela.

¬°El Yuka parec√≠a un loco! Andaba con su c√°mara al hombro por todo el pueblo, porque yo estaba faja’o con un techo y aunque hab√≠a otra c√°mara, con esa se hicieron pocas tomas. En alg√ļn momento me dijo: ‚Äú¬°Yo quiero ayudar a esta gente, asere!‚ÄĚ, ‚Äú¬°Pero esta es tu ayuda!‚ÄĚ, le dec√≠a yo. ‚Äú¬°No s√©, poner tablas, clavar puntillas, trabajar de verdad!‚ÄĚ, insist√≠a √©l. Entre todos lo convencimos para que no dejara de filmar porque su aporte tambi√©n fue extremadamente valioso para esa comunidad; y grabamos todo lo que pudimos. Aunque tuvimos que buscar alternativas para cargar las bater√≠as pues sin servicio el√©ctrico depend√≠amos del funcionamiento de una planta local.

Por mi parte, dirig√≠ las entrevistas que hicimos en momentos de descanso o en la noche, para no interrumpir las otras actividades. Como es un documental que no se planifica de una punta a otra, sino que tienes que concebirlo a partir de lo que tienes en ese momento espec√≠fico, nos basamos en dos puntos importantes: ¬ŅQu√© est√°bamos haciendo y qu√© significaba? Despu√©s vino el proceso de visionaje y selecci√≥n de la informaci√≥n, muy nost√°lgico y conmovedor.

  • ¬ŅQu√© signific√≥ para ti toda la experiencia?

Demostramos en alg√ļn modo que esas afirmaciones de que la juventud est√° perdida o va por mal camino no tienen que ser del todo ciertas, porque nosotros fuimos all√≠ a trabajar duro y a participar de los esfuerzos de estas personas por recuperarse de una cat√°strofe, no a hacer un espect√°culo, y regresar sin m√°s.

Respecto a Brigada, fue mi primer corto, nacido de las circunstancias, y no creo que me vaya a dedicar de lleno a la realización de documentales. Simplemente creo que cuando tenga la necesidad de decir algo y sienta que esta es la mejor forma de hacerlo, pues no dudaré en asumir nuevamente el reto.

  • ¬ŅMe equivoco si digo que eres un joven apasionado con la creaci√≥n con el sentido est√©tico de la vida en general? ¬ŅPodr√≠as comentarme c√≥mo se relaciona tu vocaci√≥n art√≠stica con tu cotidianidad?

No te equivocas, me apasiona la creaci√≥n, ya es inevitable para m√≠ observar constantemente todo lo que sucede a mi alrededor, ver c√≥mo funcionan las cosas, c√≥mo se adaptan a las necesidades, c√≥mo algo puede ser inc√≥modo. Asumo muchas tareas de mi d√≠a a d√≠a que me sirven directa o indirectamente en los procesos creativos. Busco constantemente nuevas experiencias y disfruto los procesos; tanto a mis amigos m√ļsicos haciendo un tema como a dos desconocidos jugando pelota en plena calle.

Disfruto absorber de los contrastes de la ciudad, la naturaleza, los peque√Īos pueblos y su saber propio. Viajar, conocer, intercambiar, son combustible para crear. Mis estados de √°nimo importan tambi√©n, soy m√°s eficaz cuando hay buena motivaci√≥n. Trabajo mucho mejor bajo presi√≥n, prefiero las noches, por la tranquilidad, ya que me cuesta mucho trabajo concentrarme, pero las ideas pueden venir en cualquier lugar o momento. He tenido que aprender a no hacer muchas cosas al mismo tiempo, pero se me hace dif√≠cil.

  • ¬ŅActualmente c√≥mo se divide tu tiempo y c√≥mo se las arreglaron las diversas musas que te habitan para cohabitar con un Freddy, digamos, en cuarentena?

En enero como parte del encuentro de trovadores Longina, dirigí al grupo de realización que grabó un grupo de EPK, Electronic Press Kit, como se conoce en inglés, a jóvenes trovadores para aportar a la promoción de su trabajo. Cápsulas en las cuales seguí trabajando durante la pandemia, para tenerlas listas y poder hacer su lanzamiento oficial cuando las condiciones vuelvan completamente a la normalidad.

mural de fredy hernández/ cortesía del entrevistado

Estoy dise√Īando en paralelo c√°psulas audiovisuales del grupo de poetas La estrella en germen, trabajo que ido adelantando tambi√©n. Adem√°s, estoy inmerso en la realizaci√≥n del spot para la televisi√≥n de la cruzada art√≠stica literaria que realiza la AHS de Cienfuegos en El Escambray, adem√°s del dise√Īo gr√°fico de la portada de un DVD grabado por La Trovuntivitis.

He aprovechado el tiempo de aislamiento social para estudiar fotografía, cine, el desarrollo de herramientas y técnicas de trabajo. Poco a poco escribo el guion de un corto de animación que debo desarrollar en el futuro.

Para cuando el país vuelva a la completa normalidad debo terminar la realización de los audiovisuales de los poetas y grabar un DVD del cantautor Yatsel Rodríguez, también perteneciente al proyecto La Trovuntivitis.

Los artistas somos m√©dicos del alma, y como medicina debemos ver lo que hacemos para llevarla a todos los que podamos; estos son tiempos de mitigar, de adaptarnos, replantearnos, de encontrar la forma de llegar y recibir de nuestros p√ļblicos.

No debemos olvidarnos de las comunidades m√°s vulnerables. Muchas no tienen redes ni posibilidad de coste√°rselas y, seg√ļn mi experiencia, son las que m√°s agradecen nuestro trabajo.



Las Constelaciones de Amalia (+ galería)

Amalia Beatriz es una pintora de la ciudad de Santa Clara que no s√© por qu√© a veces se me parece al atardecer, cuando lleva el cabello rojizo naranja; y en otras ocasiones al fuego l√ļdico que se identifica con el esp√≠ritu. Su esp√≠ritu no s√© qu√© forma tiene porque se me olvid√≥ preguntarle en qu√© se transforma cuando crea, pero de seguro es un ser vol√°til, o halado. Quiz√°s una piedra bautizada como Amalia; de texturas diversas y saberes ancestrales, ¬Ņfilosofal?, ¬Ņm√°gica?

fotos Fredy Hernández Martínez

O simplemente divago y no se trate más que de Betty, como le dicen sus cercanos; la chica sensorial y laboriosa que devino para estas líneas. Curadora y autora de una exposición personal que bajo el título Constelación, nos permite asomarnos a la mística que ella misma exporta; que constituye su rastro de muchacha imaginaria en la ciudad cosmopolita de Cuba.  

fotos Fredy Hernández Martínez

Amelia Beatriz Delgado Rodr√≠guez es artista de la pl√°stica; docente de la Escuela Provincial de las Artes y jefa de la secci√≥n de Artes Pl√°sticas de la filial villaclare√Īa. Y a la vez nutre sus lienzos con las materias aprendidas en el Instituto Superior de Arte (ISA). Estas pudieran ser concepciones metaf√≠sicas del mundo, modernas tendencias art√≠sticas o incluso t√©cnicas nuevas, pero tambi√©n incluyen los vol√ļmenes de psicoan√°lisis y erudici√≥n popular que recomienda Betty a sus compa√Īeros.

La dedicaci√≥n de esta mujer, sutilmente misteriosa, hecha por tierra cualquier prejuicio a cerca de los individuos espirituales o m√≠sticos en s√≠ mismos; y del tiempo que permanecen ensimismados en sus creencias. A sus 36 a√Īos de edad ha participado en varios salones de profesores y estudiantes de la ense√Īanza art√≠stica. Tambi√©n en eventos de prestigio como el Taller Nacional de Escuelas de Marzo, y otros internacionales de creaci√≥n teatral, o de t√≠teres espec√≠ficamente, entre los que sobresale el Magdalenas Sin Fronteras. Saberes que avoc√≥ a la escenograf√≠a, atrezos y construcci√≥n de t√≠teres para grupos de renombre como Al√°nimo, La Rosa, y Teatro Escambray, principalmente.

La muestra que durante este mes exhibe la Galería Pórtico de la AHS en Villa Clara constituye su sexta exposición personal desde el 2006 hasta la fecha; a la cual anteceden, entre otras memorables, Espiritual y Recalo, con sede en la Galería del Centro Cultural Mejunje. Exposiciones compartidas con otros artistas figuran en su extenso currículum. Pero la presente, sin dudas, destaca por su intimismo, los conceptos sugestivos y alusivos que emanan de cada pieza y, por supuesto, la madurez de la artista. Pretextos para abordarla, cuestionario en mano, luego de la apertura.

fotos Fredy Hernández Martínez

‚Äď¬ŅLa m√ļsica que escuchamos es original para esta ocasi√≥n?

Por supuesto, lo cual constituye un regalo hermoso de Isam L√≥pez, a quien se puede recordar por su trabajo con el grupo Extra√Īo Coraz√≥n. Es un tema de m√ļsica electroac√ļstica que lleva el mismo nombre que la exposici√≥n y que mezcla sonidos del espacio, ambiente… ¬°tiene que ver!

‚ÄďLa exposici√≥n no consta de muchas piezas, unas 12 o 13 pero algunas son un conjunto; d√≠pticos, tr√≠pticos y hasta cuatro cuadros para agotar una tem√°tica.

Utilizo mucho la metáfora para expresar un mensaje determinado. A veces un solo cuadro me resulta insuficiente para abarcar todo lo que quiero decir. Precisamente porque hablo de mundos interiores, lo cual constituye un riesgo para el artista porque pudiera volverse hermético, incomprensible al espectador y, sin embargo, cuando haces llegar un mensaje de varias formas es más fácil para el espectador decodificar un concepto, un punto de vista.

fotos Fredy Hernández Martínez

‚ÄďSi me permites la apreciaci√≥n, creo que t√ļ personalidad misma exporta misticismo al igual que esta muestra.

Constelación es mi propia perspectiva como artista de aquellos que podrían ser los mundos interiores de cada persona. Trabajada desde el simbolismo. Recurriendo a los elementos de la psicología y de la antropología social abordo los intereses humanos para que cada espectador se vea reflejado al interior de cada pieza.

Por eso se llama Constelación, porque la idea es que puedas ver tu mundo interior reflejado en el otro. O sea, lograr una identificación o relación intrínseca entre el artista como creador y el otro como espectador.

fotos Fredy Hernández Martínez

‚Äď¬ŅPodemos definir Constelaci√≥n como una expo mucho m√°s org√°nica que las anteriores?

Sí, se utilizan fibras, materiales de la naturaleza; reciclados en su mayoría. Utilizo como técnica principal el bordad que a veces es sobre tela, sobre cuero, saco; principalmente. Adiciono entonces semillas, caracoles, conchas. Este tipo de cosas las he tomado de la forma de creación artesanal de las culturas primitivas, lo cual ha sido retomado por expresiones como el Art Bru.

Pero la base está en esa comunión con la naturaleza que me permite manejar un discurso consecuente, ser sincera conmigo misma. Además, concebir y elaborar cada pieza se vuelve una experiencia inolvidable, pues hago viajes a la playa u otras áreas naturales que enriquecen la espiritualidad que necesito transmitir. Mi propio aprendizaje empírico del bordado, rompiendo agujetas mientras observas a los demás, y la muestra esté compuesta por dos o tres puntos básicos, responde a este discurso.

‚Äď¬ŅQu√© m√°s dicen tus cuadros sobre ti?

Digamos que me gusta dar un toque folclórico. Intento relacionar todos los elementos que uso al simbolismo de la cultura en que estoy inmersa y a la religiosidad del cubano, a modo general. Con un toque muy íntimo en cada pieza. Como una especie de poética personal.

fotos Fredy Hernández Martínez

Bebo mucho de la psicología de Jung[1], que plantea como la personalidad afecta lo que la escuela cubana denomina como el ello, y que viene siendo la esencia del ser humano. Creo que de eso va cada pieza.

Tambi√©n hablan de nuestra religiosidad y de nuestra pluralidad en ese sentido. Se cree en un dios espa√Īol lo mismo que en una deidad africana, que en una egipcia o casi en el mismo modo en que se manifiesta una espiritualidad hind√ļ. A mi modo de ver, el cubano cree en todo y yo no me eximo de eso.

‚ÄďLa introspecci√≥n como po√©tica se revela en tu obra y en sus antecedentes te√≥ricos o filos√≥ficos ¬ŅCrees que definir√° tu carrera como artista de la pl√°stica?

Es un camino nuevo. Estoy tratando de manejar elementos, leyes y principios a modo general que tienen que ver con el orden, con el equilibrio del universo, del cosmos; y la relación de todo esto con el ser humano.

Por ejemplo, trato temas como la reencarnación, la magia. Quien haya estudiado a los filósofos presocráticos entendería que son la base de la creación del hombre.

‚Äď¬ŅTu formaci√≥n acad√©mica c√≥mo influye en esta perspectiva de creaci√≥n y en c√≥mo te asumes a trav√©s de tu obra?

Ha sido significativo. Esta exposici√≥n ya estaba en proceso antes de ingresar al ISA, pero el aporte de la escuela ha sido una nueva visualidad. Generalmente en un nivel medio de ense√Īanza, creces como grupo, como conjunto, porque aprendes habilidades y herramientas. Pero ya en el nivel superior adquieres otros conocimientos que te hacen crecer individualmente como artista.

fotos Fredy Hernández Martínez

‚ÄďLa docencia, ¬Ņqu√© tonalidades aporta a una artista joven y activa como t√ļ?

Entre otros aspectos, y saldos humanos, te vas viendo reflejado en tus alumnos, descubres de pronto como tu trabajo puede tener una carencia semejante a la de cualquier novel y te obliga a superarte y trabajar cada vez m√°s.

‚Äď¬ŅQu√© signific√≥ hacer la curadur√≠a de tu propia exposici√≥n?

Tuve la ayuda de Freddy Hern√°ndez, dise√Īador y vicepresidente de la AHS aqu√≠ en Villa Clara quien me dio algunos consejos de montaje, pero fue muy especial y retador para m√≠. Tengo en planes moverla hacia otras galer√≠as de la provincia como la Galer√≠a de Arte de Manicaragua; Hur√≥n Azul y la Wilfredo Lam en Sagua la Grande, para lo cual quiero seguir trabajando, para que Constelaciones llegue a esas galer√≠as, que son mucho m√°s amplias con un mayor n√ļmero de piezas.

fotos Fredy Hernández Martínez

‚ÄďPor √ļltimo, ¬Ņpor qu√© Constelaci√≥n abri√≥ las puertas con la 24 edici√≥n del Festival Nacional de M√ļsica de Concierto a Tempo con Caturla?

Caturla fue un innovador en su m√ļsica porque mezcl√≥ elementos diversos y esta exposici√≥n en cierto modo va de esto tambi√©n, de mezclar cosas que tienen que ver con el folclor, con otras contempor√°neas o primitivas. Y por supuesto, agradezco a la Asociaci√≥n por confiar en m√≠ para ese gran honor.

[1] Carl Gustav Jung, psic√≥logo y ensayista suizo cuya metodolog√≠a incorpora nociones procedentes de la antropolog√≠a, la alquimia, la interpretaci√≥n de los sue√Īos, el arte, la mitolog√≠a, la religi√≥n y la filosof√≠a.. Fundador de la escuela de psicolog√≠a anal√≠tica, tambi√©n llamada psicolog√≠a de los complejos y psicolog√≠a profunda.

 

fotos Fredy Hernández Martínez

fotos Fredy Hernández Martínez

fotos Fredy Hernández Martínez

fotos Fredy Hernández Martínez



Camerata √Čxtasis, la m√ļsica de concierto que acerca a los j√≥venes

Infinidad de acordes emergían de la ciudad bucólica, de sus parques y salas de concierto. Por esa suerte de un festival dedicado al Maestro Caturla.

Sin embargo, esa tarde la brisa tra√≠a olor a caf√© junto al eco de las sinfon√≠as. A leche batida, a chocolate y vino artesanal. Llegaba adem√°s con risas de juventud. F√°cil seguir todas estas pistas hasta el Caf√© Obrador, una suerte de galer√≠a-cafeter√≠a en donde suele confluir la √©lite santaclare√Īa despu√©s de las 3:00 P.M. ¬†

All√≠, en medio de mesas y sillas corridas, un grupo de m√ļsicos j√≥venes, casi todas mujeres, hab√≠an tomado la instalaci√≥n con sus violines. Desde Pinar del R√≠o hab√≠a llegado la Camerata √Čxtasis para tomar aquel lugar con un concierto sui g√©neris. Regalaban tambi√©n atm√≥sfera de intimidad. Esa a que se avoc√≥ la m√ļsica de concierto para escapar de los grandes salones de la aristocracia en los albores del Renacimiento.

Instrumentaban adem√°s el contrabajo, el chelo y el fagot; clarinete, viola y tromba para dar vida a un repertorio singularmente atractivo. Pues la mayor√≠a de los temas que regalaron esa tarde integrantes de √Čxtasis pertenecen a bandas sonoras importantes del mundo del anime, el cine manga y del video juego.

Entre otras piezas, amantes del maestro Hayao Miyazaki pudieron deleitarse con ‚ÄúLa Princesa Mononoke‚ÄĚ, m√ļsica de Joe Hisaishi, y ‚ÄúEl castillo en el cielo‚ÄĚ, tambi√©n del formidable d√ļo Miyazaki-Hisaishi. Entre otros llamativos de la industria del entretenimiento interpretaron ‚ÄúThe Twilight Princess‚ÄĚ, una parte del videojuego ‚ÄúLa Leyenda de Zelda‚ÄĚ. Esta parec√≠a la causa de encontrar al fin, un p√ļblico joven alrededor de violines, diluidos en la amalgama est√©tica de la mediana y m√°s avanzada edad.

Y es que Livan Labrador Morales, el conductor y arreglista de esta orquesta de cámara, más tarde confesó sin recelos que él también es un seguidor de aquel y otros formidables directores japoneses. Durante la presentación hizo intervalos para adentrar a los espectadores en la magia del anime a la vez que documentaba antecedentes de la próxima pieza.

‚ÄúLa m√ļsica dicha como cl√°sica‚Äďno me gusta encasillar‚Äď es bastante deprimida en la aceptaci√≥n del p√ļblico. Hay un p√ļblico muy selecto, muy conocedor al cual apostamos quienes hacemos este tipo de m√ļsica‚ÄĚ, dijo Labrador.

‚ÄúEntonces cuando a m√≠ se me ocurri√≥ hacer la orquesta de C√°mara en Pinar, dije: ¬Ņpara qui√©n voy a hacer la orquesta? ¬ŅPara personas adultas solamente? ¬°Tengo que buscar un repertorio que abarque el p√ļblico que m√°s necesitado est√° de apreciar esta m√ļsica! Como tambi√©n soy consumidor de la industria del videojuego y del entrenamiento, pens√©: ¬°por aqu√≠ va a funcionar! Porque hay muy buena m√ļsica para esta plataforma, tanto para el videojuego como para las pel√≠culas y los anime.‚ÄĚ

‚Äď¬ŅSolo interpretan bandas cinematogr√°ficas o tienen un repertorio m√°s amplio?

M√°s bien constituye un sello esto que mostramos hoy, entre otros aspectos porque empezamos por ah√≠, por el cine, y nos ha ayudado a ganar p√ļblico sin ceder en nuestra propuesta ni hacer concesiones al gusto est√©tico predominante. Pero la orquesta tiene un repertorio que abarca desde la m√ļsica estrictamente cl√°sica hasta la m√°s contempor√°nea y m√°s popular.

Livan Labrador comenz√≥ a presentarse como violinista desde antes de terminar la ense√Īanza secundaria con la compa√Ī√≠a de teatro l√≠rico Ernesto Lecuona. A√Īos m√°s tarde dirigi√≥ y fund√≥ la banda de concierto del conservatorio en Pinar del R√≠o, sus primeros aciertos en el g√©nero.

Miembro de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z fungi√≥ como vicepresidente y presidente de la secci√≥n de m√ļsica Pinar del R√≠o por lo que se inmiscuy√≥ en otros ambientes musicales como la trova y la m√ļsica popular bailable, llegando a dirigir la charanga danzonera Ases del Ritmo.

Fotos: Freddy Hern√°ndez

Hasta que hace unos cinco a√Īos decidi√≥ apostar por un quinteto de instrumentos de viento conformado hasta entonces por reci√©n egresados de la academia y convertirlo en un formato de m√°s de una decena de m√ļsicos (todos graduados de nivel medio), para iniciarlos en la m√°s dif√≠cil de las disciplinas dentro del campo de la m√ļsica de concierto y, por lo tanto, de alt√≠simo nivel t√©cnico-art√≠stico.

‚Äú√Čxtasis, no es una Camerata de cuerdas como se concibe tradicionalmente, sino que resulta una Orquesta de C√°mara que tiene incorporadas tambi√©n las cuatro maderas cl√°sicas.» Explic√≥ para el Portal del Arte Joven Cubano Liv√°n, una vez que termin√≥ la presentaci√≥n de √Čxtasis en la salita blanquecina del Obrador.

El √©xtasis, argumenta, ‚Äúes seg√ļn el diccionario es lo que se logra con cierta y determinada carga emocional y eso es lo que queremos lograr y hacer llevar al p√ļblico.» Tambi√©n coincide en que por el formato y repertorio que defienden, esta, su Camerata, pudiera ser √ļnica en el pa√≠s, al menos en Pinar tiene la certeza de que no existe otra igual.

Ha declarado el propio Liv√°n que el principio fue dif√≠cil puesto que esperaron a√Īos para que se hiciera oficial la existencia de √Čxtasis, pero que hoy por hoy, all√≠, en la provincia occidental, se presentan una vez en la semana, en la propia sede de la AHS, y no pretenden renunciar a ese espacio porque ya se ha vuelto popular. Casi siempre acuden j√≥venes y adolescentes a ese encuentro los cuartos jueves de cada mes.

‚ÄúTenemos dos a√Īos de fundado, y cinco desde que comenzamos a so√Īar. En Pinar hemos tenido laboriosas presentaciones ya que en el 2017 hicimos el primer concierto de invierno.¬† Desde entonces ha sido un boom en nuestra provincia, incluso de otros lugares nos han llamado y para este a√Īo tenemos varias invitaciones en sedes y eventos provinciales. Aunque tambi√©n espero que este a√Īo lleguemos a La Habana ya que tenemos una propuesta en F√°brica de Arte y otra en Bellas Artes.‚ÄĚ

Generalmente las Cameratas se presentan como conjuntos de cuerdas nada m√°s, pero lo que la fusi√≥n con los instrumentos de viento, aunque explota m√°s la t√≠mbrica, no deja de ser una mezcla complicada, sobre todo cuando, seg√ļn admiti√≥ Liv√°n, los arreglos para su Camerata son todos de su autor√≠a.¬†¬†

‚ÄúEs un formato at√≠pico para el que casi nadie escribe. Composiciones propias tengo algunas, que en alg√ļn futuro espero poner en experimentaci√≥n, incluso en formatos m√°s y m√°s grandes. Sue√Īo con sumar otras orquestas.‚ÄĚ

Hace 16 a√Īos Liv√°n Labrador se present√≥ en Santa Clara, entonces lo acompa√Īaba su viol√≠n.

‚ÄúHe tocado con muchos m√ļsicos de la ciudad, con el proyecto de la Trovuntivitis, entre otros. Pero ahora que tengo mi orquesta propia me alegra much√≠simo llegar hasta aqu√≠. Venimos aqu√≠ para brindar arte en un momento y lugar que re√ļne lo mejor de este g√©nero y de este tipo de m√ļsica.‚ÄĚ

‚ÄúEsa relaci√≥n, ese punto de referencia que es el A Tempo con Caturla no se debe perder. Cada vez crecemos en agrupaciones mayormente j√≥venes. ¬°Esa es la esencia! ¬†Adem√°s de que hay muy buenas salas en el centro de Cuba, pero Santa Clara tambi√©n nos permite socializar y asaltar peque√Īos e informales espacios de los que es propia la orquesta de c√°mara; como, por ejemplo, este caf√©.‚ÄĚ

Fue una hermosa tarde de domingo en Santa Clara, una de esas que parece habitada de nostalgias, de finos acordes que decoran los vientos de marzo a cuerpo de llovizna. Liv√°n Labrador, el violinista de los tejados pinare√Īos, y sus instrumentistas ‚Äúbrillantes‚ÄĚ rubricaron tanta exquisitez.



Alfarero de la belleza (audios, fotos y poemas)

Esbozos de perfiles en blanco y negro, con aforismos dis√≠miles, est√°n dispersos ante mis ojos. Mientras, los acordes de Over the rainbow (en espa√Īol, Sobre el arco√≠ris) toman la cocinita y el patio, en donde Lezama, la mascota de casa, a√ļlla la melod√≠a. Si por casualidad el clarinete da una nota falsa, mi anfitri√≥n explica con toda naturalidad que no es su culpa, que le falta esa tecla y no ha tenido tiempo para componerlo.

Entonces comprendo que alguien m√°s estuvo ojeando los dibujos dispersos sobre las losas carmelitas del mini bar de Boitel. Que much√≠simos otros reporteros han debido interpelarlo desde que apareci√≥ la noticia de su Premio Nacional de Poes√≠a Nicol√°s Guill√©n. Y me siento un poco dichosa de compartir este espacio privado con uno de los poetas m√°s c√©lebres de Cuba, due√Īo de una casa en donde cohabitan √°ngeles dorados y brujas voladoras, y due√Īo tambi√©n de una sencillez c√≥moda, de una suerte de espiritualidad muy rara y agradable.

Dicen en la villa, que tanta gloria se debe a que Remedios la bella besó sus manos con alquimias de poesía y que en agradecimiento, Luis Manuel Pérez Boitel trajo hasta su regazo más de medio centenar de premios y lauros de casi todos los tipos y desde los más remotos parajes.

Entre estos, el Premio Internacional de Poes√≠a Manuel Acu√Īa en Lengua espa√Īola, en M√©xico, con el poemario Artefactos, para dibujar una nereida as√≠ como el Premio a la Trayectoria de SELAE que otorga la Sociedad de Escritores Latinoamericanos y Europeos, con sede en Italia, por el conjunto de su obra po√©tica. Dentro de Cuba lo prestigia el Premio Casa de las Am√©ricas y entre m√°s de una veintena de cert√°menes importantes, el reciente Nicol√°s Guill√©n.

El int√©rprete de Over the rainbow, y el firmante de aquellos dibujos sobre cartulina, realmente es conocido por unos cerca de 25 libros entre poemarios, prosa po√©tica y cr√≠tica literaria. Es asiduo en eventos de gran prestigio dentro y fuera de la Isla. Ha recibido condecoraciones como la de Hijo ilustre de la Villa de San Juan de los Remedios, en la provincia Villa Clara, as√≠ como la Medalla por los XXV a√Īos de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z y la Distinci√≥n por la Cultura Cubana. Tambi√©n es Miembro de honor de la Uni√≥n Hispanoamericana de Escritores.

Una vez que nos ponemos serios me muestra la que asumo como biblioteca o cuarto de estudio. Lecturas y borradores están en pilas o regados por el piso, al pie de la computadora de mesa, me hacen pensar que Boitel no tiene horarios establecidos para concebir un verso, sino que brotan de él como un artefacto divino.

¬ŅTe planteas la poes√≠a como un oficio o como una forma de asumir la vida?

Yo creo que ante todo la poesía es una necesidad espiritual. Pero también uno está apostando por edificar una especie de monumento que valide la estética propia y esa visualidad que tenemos sobre la vida y sobre el mundo mismo. Te exige superación como cualquier otro oficio que se hace día a día. Por ejemplo, lecturas que mejoren la estética que uno pudiera asumir como perspectiva de su obra. Pero también el arte y la literatura se pueden sostener sobre experiencias vitales que son mucho más enriquecedoras que el oficio.

En el a√Īo 97, apenas egresado de la Universidad Central de Las Villas, ganas con el poemario Unidos por el agua, el premio Fundaci√≥n de la Ciudad de Santa Clara ¬ŅCu√°ndo decidiste darle formato de poeta a toda esa sensibilidad que te habita?

Cuando estudiaba en la Escuela Primaria ‚ÄúAlejandro de R√≠o‚ÄĚ estuve vinculado al taller literario de una asesora importante en Remedios, Yolanda Meri√Īo. En esa etapa tambi√©n estudi√© artes pl√°sticas, danza, guitarra, trompeta. De pronto estaba en una clase de ajedrez, o de pin pon, o de atletismo. ¬°Hasta esgrima practiqu√©! Se trataba de esa belleza que tiene la infancia de indagar, explorar, que deja una huella en las personas, aunque no tengas asumido tu camino. Recuerdo, por ejemplo, que en el a√Īo 80 fui el mejor lector de un grupo que hab√≠amos formado aqu√≠ en Remedios.

Todo esto generó que en mi etapa de universitario me vinculara al círculo de escritores de Santa Clara, a través del taller que se realizaba en la UCLV. Comencé a participar en festivales estudiantiles y estaba al tanto de las nuevas publicaciones. Algunos autores llegaban hasta allí y sostenían ese diálogo tan importante con los jóvenes. La facultad tenía el encanto de estar asociada a la carrera de Filología y a veces algunos  amigos me pasaban las obras de su plan de estudios.

Luego sucedi√≥ que, aunque me gradu√© con un promedio de 5,56 puntos, tuve dificultades para obtener mi ubicaci√≥n laboral, y me sumerg√≠ en la literatura. A todo esto, se sum√≥ que mi padre, a quien le dediqu√© mi primer libro, muri√≥ dos a√Īos despu√©s con un peri√≥dico en las manos que anunciaba ese peque√Īo suceso editorial. La emoci√≥n de mi primer libro publicado por Capiro y el orgullo de mi padre fueron motivaciones suficientes para seguir escribiendo poemas.

tomada del perfil de facebook del entrevistado

En el 2002 te agencias un puesto dentro de la √©lite latinoamericana cuando el poemario A√ļn nos pertenece el oto√Īo result√≥ Premio Internacional Casa de las Am√©ricas, entre 354 obras de 18 pa√≠ses. ¬ŅQu√© signific√≥ para ti?

Empez√≥ pr√°cticamente una carrera marat√≥nica sobre la que ahora mismo me pregunto; ¬Ņc√≥mo pude escribir tanto en tan poco tiempo? Solo s√© que siguieron sucedi√©ndose proyectos. Miraba la poes√≠a con diferentes perspectivas y en esa medida iba cambiando de figuraciones, enriqueciendo el mundo imaginario que rodea a la poes√≠a.

Marcas estilísticas de tus textos podrían ser: la peculiaridad con que abordas la naturaleza humana, las imágenes exquisitas del mundo exterior, la temática amorosa…

Trato de que mis libros sean diferentes. Por ejemplo, Para no quedar en el And√©n[1] cuenta un viaje en el tren espirituano desde La Habana. Es una especie de poes√≠a r√≠o de cien p√°ginas. Mediante una fusi√≥n entre lo po√©tico y el lenguaje narrativo, fundamentalmente lo coet√°neo, intento crear mundos paralelos. Cuando lo comparas con La Sagrada Familia encuentras la misma fluidez, el mismo choque po√©tico y de tiempo narrativo, y una visualidad est√©tica de un hecho que puede ser comprensible mediante la poes√≠a. Pero tanto este como Aun nos pertenece el oto√Īo; tienen otra vertiente, otra ilaci√≥n.

Creo que esto ha sido un divertimento durante toda mi vida; que los libros sean fundamentalmente una propuesta artística. Como una especie de pieza de teatro detallada y preciosista en todos sus aspectos. Para que haya dramaturgia y versatilidad a nivel de tono y de tiempo poético.

Yo no escribo ning√ļn poema aislado, yo escribo libros y los concibo como propuesta est√©tica que funcione como un artefacto de cierta belleza.

Tu propia obra ha sido sometida, con √©xito, al ojo cr√≠tico de importantes jurados. Has ejercido t√ļ mismo la cr√≠tica. Pero, ¬Ņcu√°les autores son aquellos que ganan tu admiraci√≥n?

Yo leo a todo el mundo. Cuando egres√© de la universidad, con un raro misterio fui sustituyendo mis libros de derecho por libros de poes√≠a. Rilke me gusta mucho[1], Siempre creo que todos los poetas admiramos a Mallarme, Rimbaud, la poes√≠a francesa, la espa√Īola del 27. En la poes√≠a cubana te pudiera mencionar a Mart√≠, a Juli√°n del Casal, a Heredia y a la poes√≠a de Or√≠genes con exponentes como Lezama y Eliseo Diego.

En una ocasi√≥n, hace unos 20 a√Īos, el escritor y periodista santaclare√Īo Ar√≠stides Vega escribi√≥ acerca de la obra de su coterr√°neo: ‚ÄúTestimonios de soledad, de amor y desamor, de dureza y vitalidad‚Ķ‚ÄĚ

La Naturaleza del Est√≠o, poemario ganador del Permio Nacional Nicol√°s Guillen, ¬Ņqu√© temas va dejando atr√°s y qu√© novedades propone?

Es un libro donde exploro el contexto del pa√≠s, el tema de la insularidad, la belleza de los campos. Me inspiro en los poetas origenistas que manifestaban la est√©tica de la genealog√≠a insular. Porque como acu√Īa Cintio Vitier la historia de Cuba y sus poetas se han refugiado en la contemplaci√≥n del paisaje.

Quise concebir una obra que afianzara lo cubano y la belleza de nuestra vida a modo general. La contemplación de nuestros paisajes me permite encontrar la paz que uno pierde en la vorágine de otras cosas. Encontrar un refugio que no atente contra la belleza.

¬ŅTe sientes part√≠cipe de alguna generaci√≥n o movimiento especifico de poetas?

Las generaciones se han acu√Īado a partir de un estudio de la cr√≠tica literaria sobre las principales vertientes que se han sucedido en el pa√≠s. Lamentablemente, cuando uno estudia a Portuondo y Mirta Aguirre, puede apreciar que sus conceptos de generaci√≥n se refieren a una academia, pero no se enmarcan en un tiempo mismo, como s√≠ lo hace hoy por hoy la cr√≠tica; que segmenta como si fuera un chorizo la generaci√≥n del 50, del 70, del 80, etc.

No se puede buscar una ruptura est√©tica por d√©cada, porque no te da la medida de la dimensi√≥n o la visualidad que pueda tener la poes√≠a misma. Se debiera, en este sentido, hacer estudios m√°s amplios que comprenda un distanciamiento aeectivo y en el tiempo a la hora de validar, por ejemplo, el estado actual de la literatura. Porque muchas veces se obvian voces y no se abarca lo que est√° sucediendo realmente en las provincias.‚ÄĚ

¬ŅCu√°nto duele escribir un poema?

Más que un dolor es un placer. Hedónicamente una aptitud. Es visualizar algo que ya estaba escrito en mi memoria. Cuando lo leo transcrito al papel me doy cuenta de si es verdaderamente bueno o no.

Boitel al igual que su coterráneo Caturla nunca ha abandonado Remedios…

Uno tiene que estar donde es feliz.

Publicada por Luis Boitel en Martes, 11 de febrero de 2020

Despu√©s de un Casa, un Nicol√°s Guillen, entre m√°s lauros internacionales, ¬Ņhacia d√≥nde se empinan sus ambiciones literarias?

Uno no escribe nunca para premios, estos solo llegan. Lo importante, m√°s all√° de la dotaci√≥n econ√≥mica, es ganar un lector, establecer di√°logos y ganar un poco de tiempo para poder seguir escribiendo. Los premios validan tu obra, pero uno escribe para las personas. Entre las cosas que estoy so√Īando se encuentran algunos guiones para teatro. Es un mundo del que me gustar√≠a beber m√°s.

Le dir√© algunas palabras que extraje al azar de sus poemas, ¬Ņpodr√≠a decirme que evocaciones le traen?

‚ÄĒAdelante

‚ÄĒAnd√©n

‚ÄĒEse lugar a donde todo el mundo va.

‚ÄĒ√Ārbol

‚ÄĒLa dimensi√≥n de lo que se puede alcanzar

‚ÄĒEspuma

‚ÄĒEs como un segmento que va dejando el tiempo

‚ÄĒBelleza

‚ÄĒLo que pretendemos encontrar

‚ÄĒCasa

‚ÄĒPuede ser pa√≠s, continente.

‚ÄĒPoes√≠a

‚ÄĒEs algo que va a sobrepasar la vida y que siempre querremos defender como si fuera realmente el reino de Dios.

 

CARTA ASTRAL PARA DIBUJAR UNA REALIDAD QUE NO ENCUENTRO EN TU NOMBRE

 

Qu√© puedo decirte, madre m√≠a, a la hora del mal dormir entre jeringuillas y fragmentos de un linfoma que parece te llevaba poco a poco. Despu√©s del chinesco hospital, los cristales de la noche, el traspi√©s que oficia el c√°ncer entre tus arterias, c√≥mo decirte tanta verdad, una verdad absoluta que no podr√≠a creer nunca, por la que respond√≠as como un animalito tembloroso, el m√°s fr√°gil de los animalitos asediado por la multitud, imposible de entender en su propia sombra. La definici√≥n de un extra√Īo sue√Īo que descubro en tus ojos, en la planicie de tus ojos, por ejemplo, cuando acud√≠amos a la salita del hospital y yo te ofrec√≠a regalos para que no imaginaras la sangre que faltaba, los estertores de esta aciaga existencia de la que no puedo despedirte. Entonces indagabas el porqu√© de aquella gente moribunda cruzando frente a nosotros, por qu√© tanta soledad en los rostros de los paseantes y de uno mismo.¬† Nada nos era ajeno, ni apenas el d√≠a que me dijiste que no quer√≠as ir m√°s al tratamiento, que ya las venas hab√≠an colapsado y que era algo injusto que no pod√≠a seguir ocurriendo. Entonces mirabas alrededor, y no hallaba raz√≥n ni pedestal, no hallaba el sendero para trasmitirte el estado de necesidad, las injusticias de Dios, y de la vida que siempre es incierta. Dur√≥ un a√Īo el temor, la s√ļplica y el desasosiego de cuidar de ti, madre m√≠a, de sentirme a tu lado el m√°s peque√Īo de los hombres, un principiante, el incomprendido por la turba, el que escap√≥ de todo pacto por alcanzar la felicidad, y t√ļ no sab√≠as nada; en ese instante donde decid√≠ dejarlo todo a Dios, pero salvarte. As√≠ fue la rutina de los d√≠as, la b√ļsqueda por minimizar las secuelas de las quimioterapias y de tus venas necrosadas.¬† Madre m√≠a, qu√© dif√≠cil es dejarte en un poema para que elijas entre la p√°tina de la enfermedad y la manida palabra existencia. Qu√© dif√≠cil es dibujar una realidad que no encuentro en tu nombre, cu√°l misterio ofrece Dios para que la muerte no sea ni el fin ni el principio. A duras penas, puedo explicarte, madre m√≠a, sobre estas cosas, y temo en el aciago tiempo que nos encumbra, mientras te preguntaba por los √°rboles del patio, por los d√≠as de navidad y la familia. Qu√© puedo hacer, madre m√≠a, si no pude sustituir mis venas por las tuyas, si en tu mirada siempre encontr√© un rencor injusto, dir√≠a yo, amargo, por la inexplicable hora de la transfusi√≥n, por la herida que mucho m√°s se hac√≠a en m√≠ junto al lamento. Nada sab√≠as, madre m√≠a, nada sab√≠as. C√≥mo podr√© revivir tantos motivos diversos, fingir que se est√° feliz por el hecho de hablar de la felicidad. Callar simplemente, cambiar de conversaci√≥n como si nada sucediera, pero es terrible el candil y la expectativa por los medicamentos que no llegan.¬† Mientras prefiera que sigas peleando por la casa y el pa√≠s, insistir que todo ha sido un sue√Īo y tenga l√°grimas nada m√°s, y no pueda hablarte de porvenir, de los hijos que no s√© si tendr√©; ah para qu√© tantas preguntas. Madre m√≠a, si un d√≠a piensas que intent√© escapar de esa realidad, que no cuid√© bien de ti, que tambi√©n he sido un animalito tembloroso perdido en su soledad. Qu√© puedo decirte, madre m√≠a, que me perdone, que me perdone.

 

CANCI√ďN RUSA PARA DELF√ćN PRAFTS

Siempre hubo alguien entre t√ļ y yo

siempre hubo algo poderoso intercediendo

Delfín Prats

 

Apenas bastar√≠a la primera y √ļnica carta para cortar

estas amarras que ha dejado el tiempo, pues ciertamente Delfín,

siempre hubo algo entre t√ļ y yo, que no puede ser

comparable a estas calles de Rusia que van cambiando

de nombre, de simetría sobre la noche,  tártara noche esta,

de justificación para nosotros mismos. 

Quién pudo cruzar tantos océanos para llegar a tu inexplorable isla

fue un cobarde, alguien que no tiene excusa

para dejarte un sobretodo con la postal de 1980, una canción rusa

y aquel poema que me dedicaras, desde un olvidado parque de Holguín.

A quién pude callar en esa soledad inequívoca de bancos dispersos,

en esta mutilación que los periódicos hacen, si en aquel poema

ten√≠a yo la mejor carta de triunfo, unos veinte a√Īos menos.¬† Pero te marchaste

Delfín, sin darme aquellas otras pruebas, en la catedral

del Cristo Salvador las estampillas no son iguales, tu nombre

por ejemplo, un garabato en la pared en sepia. Un trago de vodka a granel

como salutaciones de estas otras comarcas por la soledad y el tiempo

que nos deja, como magro cielo sobre las cosas que ya no est√°n.

Mi casa ha sido de alabastros  y libros que en invierno cubren y soportan

esta rara manía de llamarte, de no saber ya nada de ti. Dividiría yo los días

por uno de esos licores rusos y ese modo de hacer

el amor sobre tapices famosos y libros de algebra analítica.

Para qu√© tanta poes√≠a ‚ĒÄ me dijiste ‚ĒÄ muchacho, tan bello como la nieve

de San Petersburgo.  Entonces nunca más supe de ti.