Claudia Otazua Polo


Inicia festival de trova Canto Adentro

Unos 20 trovadores de toda la Isla unir√°n voces y guitarras en coro com√ļn por el Comandante en Jefe. La cantata, prevista para la noche del 25 de noviembre, cuando se cumple el primer a√Īo de la desaparici√≥n f√≠sica de Fidel Castro, forma parte primordial del programa de actividades del quinto festival de trova Canto Adentro que organiza la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z (AHS) de Camag√ľey.

[+]



Con Liliana en el guateque

La prenda que con m√°s celo guarda Liliana es su bata cubana. La lleva consigo a todas partes sin tener con ella vicios de amuleto. Liliana no necesita amuletos, ella naci√≥ con talento, tanto, que con solo 25 a√Īos ya ha ganado cuanto concurso se puede ganar en materia de repentismo, en este pa√≠s.

[+]



Cinco a√Īos con A√Īoranza

La familia real viaja hacia la muerte, el mar es testigo y es protagonista de esta historia melancólica, siempre a medio camino entre realidad y fantasía, ubicada en un reino que perfectamente puede transportarse a cualquier época, a cualquier sociedad, a cualquier hogar…

[+]



Luna de Oshun

La delata el desenfado, la soltura en el andar, la pose dividida entre la diva de la canci√≥n y la mulata sandunguera de movimientos dulces y sensuales. A ratos parece desbordarse y una en el p√ļblico se queda con la impresi√≥n de que el micr√≥fono ir√° al suelo para entregarse por entero a un baile de caderas africanas. Aun en los temas m√°s √≠ntimos en los que solo la acompa√Īa el piano, ella adereza su torrente de voz d√ļctil con el vaiv√©n de los hombros, con las manos que dibujan armoniosos c√≠rculos a su alrededor. Antes de que le pidiera a su Madre una bendici√≥n ya todo el Teatro Avellaneda de Camag√ľey lo intu√≠a, Luna Manzanares es hija de Oshun.

[+]



Reinventar la rueda: a propósito del XXVII Almacén de la Imagen

Vivimos en lo que podríamos llamar una sociedad de imágenes desbordada por el texto visual. La tecnología ha puesto cámaras en dispositivos de bolsillo y, aparentemente, cualquiera es un realizador en potencia. En apariencia basta pulsar el botón grabar, documentar una idea más o menos ingeniosa que, si se tiene un canal en youtube, puede replicarse en los confines más insospechados del planeta en cuestión de segundos.

[+]



Almacén de la Imagen: desde la persistencia

Como una ‚ÄúIsla de resistencia‚ÄĚ cultural ha nombrado el ensayista y cr√≠tico de cine Juan Antonio Garc√≠a Borrero la muestra audiovisual El Almac√©n de la Imagen. √Čl, uno de los fundadores del Taller Nacional de la Cr√≠tica Cinematogr√°fica, apela con el calificativo al t√≠tulo del documental del joven realizador camag√ľeyano Alberto Santos, obra que forma parte de los materiales que se exhibir√°n esta semana, en la edici√≥n 27 del evento.

[+]



El Almacén de la Imagen: detalles de su edición 27

De 15 pa√≠ses distintos llegan las 99 obras seleccionadas para participar en la muestra audiovisual internacional Almac√©n de la Imagen, uno de los eventos m√°s antiguos auspiciados por la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z (AHS), el cual celebrar√° su edici√≥n n√ļmero 27 entre los d√≠as 25 y 29 del presente mes, en Camag√ľey.

[+]



Aymee Amarg√≥s: ‚ÄúA la AHS le debo entrega y acompa√Īamiento‚ÄĚ

Entrevistar a un periodista cuando una misma ejerce el oficio supone cierta presi√≥n, un autoexamen para no meter la pata, para no quedar en rid√≠culo frente a quien conoce cada detalle, cada artificio de tu trabajo. Se preparan las preguntas con rigor, a sabiendas de que algunas, las obligadas, sonar√°n manidas y carentes de imaginaci√≥n. Y ah√≠ se ve una de nuevo con 17 a√Īos, uniforme azul preuniversitario, medio petrificada frente a la primera prueba del examen de aptitud: un panfleto de 30 interrogantes que medir√°n si tienes o no, talento para convertirte en periodista.

[+]



Sin parafernalia bohemia

Evelyn se ve tan cotidiana, tan terrenal, tan como t√ļ y como yo, tan liberada de ese velo de ausencia et√©rea con el que suelen envolverse los pretendidos escritores para dar fundamento a su fachada de artista; que a algunos ‚ÄĒante la falta de estereotipos a los que asirse‚ÄĒ les cuesta trabajo identificarla como lo que es: una literata, ¬°y de las buenas!

[+]



¬°Ahora resulta que las flores caminan!

La primera vez que escuch√© hablar del Neopositivismo tuve que hacer mis mejores esfuerzos para contener la risa frente al profesor de Filosof√≠a, uno que conserva mi admiraci√≥n desde esos d√≠as de aula universitaria. No quer√≠a parecer irrespetuosa yo, pero aquella corriente de pensamiento me son√≥ absolutamente absurda. Vaya, que puestos a creerme algo hubiera digerido con mayor facilidad la propuesta del griego Her√°clito quien afirmaba que el mundo proven√≠a del fuego, lo que al cabo solo significaba el principio de cambio incesante producto del movimiento que producen los contrarios. Pero ese invento de los compa√Īeritos del C√≠rculo de Viena (Schlick, Neurath, A. J. Ayer, etc.), ¬ęoiga ‚ÄĒpensaba yo crey√©ndome la b√°rbara‚ÄĒ, hay que tener la cara muy dura para postularlo y hay que ser muy est√ļpido para trag√°rselo.¬Ľ En esencia, y de forma muy simplificada, parte de su propuesta consist√≠a en eliminar lo que llamaban pseudoproblemas y vocablos metaf√≠sicos como hambre, pobreza, lucha de clases‚Ķ, eliminado el t√©rmino quedaba eliminado tambi√©n el fen√≥meno que este designaba. En esencia, para ellos la realidad se construye a trav√©s del lenguaje y, en esencia, la est√ļpida fui yo.

[+]