Elaine Vilar Madruga


El peque√Īo inventario de Maikel

A la hora de enfrentar la p√°gina en blanco no duda ni teme: otro es su proceso de creaci√≥n. Maikel Jos√© Rodr√≠guez Calvi√Īo crece sin inquietud, sin enfrentarse a largas y agotadoras instancias de la competencia. En su historia de vida florecen ya algunos de los m√°s relevantes premios que, dentro de nuestra Isla, se otorgan a los autores de literatura infantil y juvenil. En sus libros, uno puede imaginar al Maikel ni√Īo, al Maikel escritor, al Maikel-de-otro-mundo, a las p√°ginas de Maikel, las suyas, las que escribe para darle voz a ciertos personajes que, desde quiz√°s una dimensi√≥n paralela, aguardan por √©l.

[+]



Cuando los dioses peregrinan

Malena Salazar: Premio Calendario de Ciencia Ficción 2017

Sorprenden siempre los autores con una carrera en mete√≥rico ascenso. Algunos ‚ÄĒque han probado suerte en lides semejantes‚ÄĒ se preguntan c√≥mo es posible y por qu√© un creador llega a la cima en tiempo relativamente breve. Son cuestionamientos que no tienen respuesta y que es mejor (y preciso) olvidar. Malena Salazar Maci√° no se preocupa por preguntas como esas. Prefiere probar suerte en los juegos de azar que son siempre los concursos y, de una manera u otra, los premios contin√ļan sonri√©ndole. Han pasado algunos meses ‚ÄĒcasi un a√Īo‚ÄĒ desde la √ļltima entrevista que me concedi√≥ y aqu√≠ estamos ambas de nuevo: retomamos el escenario de las preguntas.

[+]



Los lectores tienen la √ļltima palabra

Entrevista a Ra√ļl Piad, Menci√≥n Premio Calendario de Ciencia Ficci√≥n 2017

Los escritores cubanos de ciencia ficci√≥n y fantas√≠a solemos llamarnos familia. M√°s que gremio, hablamos de casa, de camarader√≠a, de hogar, a pesar de que la realidad muchas veces asesta fuertes pu√Īaladas a nuestra confianza en los otros. Ra√ļl Piad lleg√≥ a esta enorme ‚Äúfamilia‚ÄĚ hace un par de a√Īos y se convirti√≥ en uno de esos ‚Äúbenjamines‚ÄĚ que es preciso seguir de cerca, sin perder ojo ni pisada. Los pron√≥sticos no fueron en vano y hoy es uno de los autores noveles cuyo nombre se escucha m√°s en concursos nacionales, tanto los organizados por el fondo como por diversas instituciones culturales de nuestro patio. A nadie sorprendi√≥ la noticia de que Ra√ļl Piad hab√≠a cosechado menci√≥n en la m√°s reciente convocatoria del Premio Calendario en la categor√≠a de ciencia ficci√≥n.

[+]



Configurar el ADN de la joven escritura cubana

Faulkner nos advirti√≥, en su discurso de aceptaci√≥n del Premio Nobel de Literatura, acerca de la importancia de vivir el arte de la escritura desde el placer y la zozobra: placer por el nacimiento de un nuevo hijo textual, congratulaci√≥n anticipada por sus primeros pasos simb√≥licos; zozobra ‚ÄĒtambi√©n ella‚ÄĒ ante esa criatura de signos, nacida al mundo para sufrir la muerte y sufrir m√ļltiples formas de vida, zozobra ante el hecho de conocer, de antemano, como todos los padres y los escritores saben que ‚ÄĒa la larga o a la corta‚ÄĒ un hijo no nos pertenece eternamente y que ha de recorrer un camino m√°s all√° de nuestra voluntad po√©tica o, incluso, de nuestra imaginaci√≥n. [+]



La verdadera identidad del crisantemo

Tambi√©n yo, como Zulema Guti√©rrez, ¬ęme quedar√≠a a vivir dentro del abanico/sentada junto a los crisantemos¬Ľ como el onnagata de la tradici√≥n teatral del kabuki. El hombre-doncella enmascara su teatralidad bajo el polvo de arroz, bajo la exploraci√≥n fabular y po√©tica percibida desde los ojos del otro. En este libro ‚ÄĒen este crisantemo‚ÄĒ pervive la intenci√≥n de acercarnos al hecho po√©tico con la humildad del espectador oriental: sentado en primera fila, con los ojos puestos en el c√≠rculo del arte, sin otros ornamentos para la percepci√≥n que el acto mismo de escuchar, ver, proyectar. La autora nos hace trascender el imaginario de su √©poca, de una concepci√≥n espacial expuesta a trav√©s de la poes√≠a, para centrarse solo en el cuerpo vivo de tu/mi/nuestra fabulaci√≥n, nuestras provocaciones en torno a la transmutaci√≥n del verso. [+]



La salvación de la Palabra

Esta muchacha elige la no definici√≥n: le cuesta ser llamada poeta, reh√ļye de esas y otras etiquetas. Prefiere ser libre, un √°tomo quiz√°s no en equilibrio, pero s√≠ en movimiento. Compartimos el cari√Īo de una persona esencial en su/mi/nuestras vidas y el amor por la Palabra, y en realidad poco recuerdo de c√≥mo nos conocimos. Pero eso s√≠, jam√°s olvidar√© la primera vez que le√≠ uno de sus versos. [+]



Adonis Mil√°n y el viaje sin retorno hacia la escena

Acudimos los dos, nerviosos, como al encuentro de una primera cita. Pero no es nuestra primera cita. Han sucedido muchas antes. En teatros, en pasillos, detr√°s de las candilejas, sobre asientos destartalados, entre cubos y cubos de agua. Nos hemos encontrado, s√≠, al principio espor√°dicamente, luego con mayor asiduidad. Una vez coqueteamos, como solo pueden hacerlo los directores con los dramaturgos, o los dramaturgos con los directores. ¬ęUn d√≠a voy a montar una obra tuya¬Ľ, me amenaz√≥. ¬ęDale, ¬Ņqu√© texto quieres?¬Ľ, lo amenac√© de vuelta. Y, por un tiempo, la amenaza no se concret√≥ hasta que, un d√≠a como otro cualquiera, me llam√≥ a la casa: ¬ęEn dos semanas estreno El √°rbol de los gatos¬Ľ, susurr√≥, ¬ęprep√°rate¬Ľ. Y yo me sent√≠ conmovida al escucharlo, y tambi√©n algo asustada, y finalmente alegre cuando la obra se present√≥: argamasa textual transformada en escena gracias a Ayme√© Reinoso, la actriz y Adonis Mil√°n. [+]



¬ęEscribir para concursos nos hace comerciantes‚Ķ¬Ľ

La conoc√≠ silenciosa. Es de esas poetas que se acerca poco, m√°s bien t√≠mida, como resguardada en cierta sombra protectora, que es a la par luz. Tuvo a bien ense√Īarme su primer cuaderno, ¬ęAnatom√≠a del pozo¬Ľ, con la gentileza de quien tiene mucho para dar. Yessica Arteaga juega con la poes√≠a, pero no es suyo el verso l√ļdico, sino la palabra que busca contar, decir, reformular… [+]




La poesía hace que todos mis finales no sean del todo un fracaso

Suyo es el mundo del arte, el inacabable terreno del arte que florece al llegar la mano indicada. Esa mano es la de Laura Domingo, poeta rara avis, ser humano rara avis. La poesía vive en ella como en un receptáculo para la buena obra. Verso a verso, camino a camino, Laura Domingo abraza su vocación poética para hablarnos de los significados de su oficio, de la creación, de la voluntad para la escritura como noción para construir al universo. Digamos, tal vez, el universo otro que existe al margen del conocido; ese que se esconde en las esquinas de los cuartos, en la irreverencia, en la incertidumbre del tiempo, en el adiós y las despedidas. [+]