A√ļn me falta mucho por bailar

Yanelis Godoy es una de las bailarinas de la compa√Ī√≠a de Acosta Danza que inici√≥ su carrera art√≠stica en la escuela de arte de su natal Caimanera, en Guant√°namo.

Su camino se lo traz√≥ desde ni√Īa, cuando decidi√≥ que quer√≠a ser bailarina. Ah√≠ puso todo su empe√Īo y ha sido una luchadora, hasta lograr insertarse en las compa√Ī√≠as que residen en la capital del pa√≠s.

Al preguntarle cómo pudo lograr sus metas nos comenta al respecto.

‚ÄúEl trayecto no ha sido f√°cil, pero las piedras en √©l me han dado la fortaleza para cumplir mis sue√Īos como bailarina. Comenc√© en Guant√°namo, el nivel elemental y el nivel medio lo realic√© en Holgu√≠n. All√≠ tuve muy buenos maestros, me exig√≠an mucho y luego en la noche al llegar a casa mi t√≠a me impart√≠a otra clase. Gracias a ella hered√© toda una fuerza de voluntad, empe√Īo y hasta un poco de car√°cter. Mis profesores en la escuela¬† igual me ayudaban mucho, ellos eran magn√≠ficos profesionales y seres humanos. Mi etapa en Holgu√≠n fue una experiencia que no voy a olvidar nunca, all√≠ me forj√© como bailarina.¬†

Al terminar el nivel medio ingreso a la compa√Ī√≠a Codanza, bajo la tutela de Maricel Godoy; destacada bailarina, core√≥grafa, maestra, fundadora y directora de la compa√Ī√≠a Codanza. Ah√≠ estuve seis a√Īos de duro trabajo, con un elenco que ven√≠amos desde la escuela y como ya nos conoc√≠amos al conectarnos con la energ√≠a de la compa√Ī√≠a fue muy gratificante.

Maricel Godoy nos exigía cada día muchísimo y a mí en particular me exigía siempre más. Sacaba de nosotros lo mejor, inclusive lo que ni pensábamos que podíamos hacer, hasta coreografiar. Y nos daba ese voto de confianza.

Recuerdo que a mí me tocó montar la coreografía de la carroza para unos carnavales y yo misma no me lo podía creer, me lo impuso, me dijo que yo sí podía, lo superé, trabajé duro y salió espectacular.

Ella  es una persona que deposita en ti tanta confianza que hace que uno crea mucho en sí mismo, y eso siempre lo voy a recordar de mi tía aunque no la tenga cerca, yo siempre cuento con ella.

Como directora es magn√≠fica, adem√°s es una persona que no mezcla lo profesional con lo personal y ella cuando est√° en el sal√≥n te exige al m√°ximo, de la misma manera que lo hace con todos los de la clase, y eso le proporciona a√ļn m√°s car√°cter al trabajo, porque el respeto es algo que ella nos ha inculcado desde chiquitos‚ÄĚ.

¬ŅC√≥mo logras insertarte en una compa√Ī√≠a con residencia en la capital del pa√≠s?

‚ÄúEn provincia hay compa√Ī√≠as muy buenas, de primer nivel como lo es Codanza, pero yo quer√≠a abrir mis horizontes.En la capital del pa√≠s hay muchas m√°s posibilidades, sin demeritar el trabajo que se hace en las provincias, sino porque desde La Habana hay m√°s posibilidad de trabajar con core√≥grafos de distintas nacionalidades que no llegan hasta el oriente cubano.

Luego me insert√© en Danza Contempor√°nea de Cuba, dirigida por Miguel Iglesias, all√≠ trabaj√© por 4 a√Īos, que fueron tambi√©n inolvidables pues todo lo que hab√≠a aprendido en Codanza aqu√≠ lo pude perfeccionar e incorporarle al cuerpo muchos lenguajes que no conoc√≠as y eso te enriquece.

De Miguel Iglesias tengo buenos recuerdos porque √©l, al igual que un padre te ense√Īa. Hoy estoy en la compa√Ī√≠a de Carlos Acosta y es muy gratificante poder compartir escenarios mundiales junto a ellos‚ÄĚ.

Trayecto hasta Acosta Danza

“Acosta me conocía como bailarina, pues habíamos compartido escenario en Inglaterra con la coreografía Tocororo. Me presenté al casting y el aceptó.

Luego de transitar por buenas compa√Ī√≠as Acosta Danza ha suplido tus expectativas.

Para Acosta sus bailarines valen oro y ya llevo con ellos dos a√Īos, desde su fundaci√≥n. Estoy aprendiendo ballet y verdaderamente te das cuenta que es una asignatura necesaria en danza porque le da otra fineza al cuerpo, es como otra terminaci√≥n.

Ya he bailado en puntas y me he seguido superando. Pasan los a√Īos y a veces crees que tu carrera como bailarina tiene fin, que no tienes nada nuevo que aprender y eso es incierto. Siempre hay nuevos retos, algo m√°s que aprender. Hay que sacarles el mayor provecho a los maestros y vivir la experiencia de conocer a Carlos Acosta como bailar√≠n, director, ser humano, es algo grandioso.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Lo más Leído

Lo lamentamos. No hay nada que mostrar aún.

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico