Inicio »

Andy Rubal, joven talento de la música popular cubana

Reconocido en su momento como el graduado más integral de las cinco facultades del Instituto Superior de Arte (ISA), nuestro invitado  también se desempeña como profesor de esta facultad en disímiles especialidades de la música. Ha desarrollado una carrera creativa muy talentosa y ha formado parte de importantes agrupaciones musicales de Cuba.

En los últimos tiempos se ha planteado un reto inmenso que es el de ser productor musical, y es que desde muy niño ha tenido la oportunidad de representarnos en escenarios internacionales. Es un placer darle la bienvenida a este Paréntesis a Andy Rubal Bello.

Has representado desde los 9 años al país en el exterior con la agrupación Baby Salsa ¿háblame de este inicio en la música?

Baby Salsa fue lo primero que marcó mi carrera musical. Allí aprendí muchísimo con grandes músicos y con las estrellas de la agrupación Son 14 que era la agrupación base de nosotros, la que nos acompañaba, y realmente fue el inicio de este recorrido hasta el momento.

Paralelamente entras a la Escuela Vocacional de Arte, José María Heredia, de Santiago de Cuba. ¿Qué significó para ti?

Resultó bien difícil para mí porque tenía que estudiar la carrera de piano, las asignaturas teóricas, más toda la escolaridad; y también Baby Salsa que en aquel entonces se presentaba en todos los escenarios de Cuba, ya que era muy popular ese trío de niños y ¡no parábamos!

Las personas que te conocen y que han disfrutado de tu carrera artística de seguro dirán: “él tiene alguna trascendencia musical en su familia”…

En mi familia no hay músicos como tal, ni reconocidos, pero sí hay un sentido musical muy grande que parte de mi abuelo Asterio Rubal y de mi padre que estudió saxofón  cuando era pequeño, aunque no haya podido continuarlo luego.

Llegas después al ISA, coméntame acerca de esa experiencia.    

Fue otro paso en mi vida y aprendí mucho en la universidad, sobre todo con los profesores Roberto Varela y Juan Piñera.

¿Qué otros profesores recuerdas?

La profesora que voy a mencionar no es un recuerdo, es una experiencia viva y grata. Su nombre es Lina Fernández Paneque, quien me formó como intérprete y me enseñó valores personales también. Al igual que el maestro Eduardo Millares Gómez, quien puso mis manos en el piano y me enseñó las primeras notas. Yo tuve muy buenos maestros, no me puedo quejar en ese sentido.

¿Son referentes importantes para ti en el momento que impartes clases?

Muy importantes, de hecho a veces tengo cosas, sobre todo, de Lina Fernández, y cuando doy clases a niños en el piano utilizo el método de Eduardo Millares, pero Lina Fernández a mí me sale siempre.

Te une una entrañable amistad con Juan Guillermo Almeida (JG) ¿háblame de esa relación?

Ante todo somos muy amigos. He colaborado con él en las producciones musicales de sus discos, en sus arreglos, armando sus conciertos en muchas ocasiones, como fue el homenaje que le hicimos a Juan Almeida; también en el tema por el 500 aniversario de Santiago de Cuba, y actualmente nos mantenemos trabajando duro.

Por tu obra se advierte que sientes algún tipo de preferencia por la música popular bailable

Me gusta mucho. Desde niño con Baby Salsa hacíamos mucha salsa y mi mundo sonoro está conformado en gran medida por los ritmos cubanos y de una manera no agresiva, sino más bien de una forma más light. Creo que mi paso por agrupaciones de música cubana ha sido determinante como cuando toqué con Maraca, Clímax, junto a Tanía Pantoja, además de mi hermano-padre Waldo Mendoza —ya en otra línea musical— y Raúl Paz con quien hice arreglos de música clásica en una gira por Francia.

Cuando te referías a la preferencia por la música popular, creo que todos somos cubanos y navegamos en ese mundo donde la preferencia del público se halla en lo popular, sin  embargo, es muy difícil de elegir con cuál género me quedo.

Junto al maestro Frank Fernández hiciste un tema que él te propuso que llevaras al Festival Internacional Cubadisco 2011, con el cual obtienen el Segundo Premio. Coméntame 

Fui a grabar al estudio de Frank y me propuso que me presentara a ese concurso. Por supuesto, una propuesta de ese tipo no se puede rechazar, y ha sido una de las cosas más grandes que me ha pasado. Rápido me preparé, asistí al concurso, obtuve el premio y creo que fue un buen resultado. 

Coméntame sobre esa improvisación sonera

Lo hice como si fuera una sinfonía. Tiene cuatro movimientos, los cuales traté de contrastar con piezas: “La comparsa” de (Ernesto) Lecuona, “La vida es un sueño” de Arsenio Rodríguez, “Tumba tumbador” de Benny Moré y un tema mío “Rondó para Lina”.    

Con solo 27 años además de intelectual, compositor y pianista, te desempeñas en el rol de padre, lo que motivó composiciones junto al cantante Cristian Alejandro

(Risas) En estos momentos mi hijo Santiaguito es lo más grande de mi vida. Cristian Alejandro me contactó para hacer un tema juntos y quise buscar algo que tuviéramos en común y por lo tanto escribí una canción que reflejara el cómo ser padre cuando la vida no te prepara. 

Has sido productor de algunos temas musicales que han tenido mucho éxito internacional en Canadá, Angola y otros países. Háblame un poco sobre el contacto con esos intérpretes y músicos foráneos.

Tuve la experiencia con un cantante angolano llamado Grabiel Chema que vino a Cuba a producir un sencillo llamado Mungolé y resultó ser el número uno en las listas de éxitos de Angola y esa zona de África. Realmente es uno de los temas que más ha caminado de los que he producido. También produje el disco de la cantante canadiense Marion Brunel, cuyo lanzamiento será el 15 de julio en Montreal. Así como otros éxitos con otros cantantes con los que he colaborado haciendo arreglos, como es el caso del argentino Semino Rossi que está bien posicionado en Europa.

El pasado año recibiste la beca Ignacio Villa que otorga la AHS y que tiene que ver con un tema que interpreta Maira Caridad Valdés

El tema se llama “Yo vivo en Cuba” y a la vez da título al disco de Maira. Presenté este tema en compilación con otros temas que he grabado en el concurso de becas y la Asociación me dio el premio, el cual agradezco mucho porque me dará la oportunidad de grabar el disco con el sello Egrem.

Háblame entonces de esos planes para tu futuro musical.

Por hora lo esencial es que en agosto próximo estaré en los estudios de la Egrem junto a una selección de músicos excelentes grabando el disco para luego defenderlo con todo lo de la ley.  

Conductora: Giselle Fundora

 

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sobre este tema
Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico