Andanzas y delirios de un Don Quijote cubano (+ galería de fotos)

Desde que Marius Petipa estren√≥ en 1869 el ballet Don Quijote, la obra ha sido adaptada varias veces. La puesta inaugural ocurri√≥ el 14 de diciembre de 1869 en el Teatro Imperial Bolsh√≥i, en Mosc√ļ, Rusia, con coreograf√≠a y libreto ‚Äď‚Äďque tambi√©n ha variado‚Äď‚Äď del importante maestro y core√≥grafo franc√©s, y m√ļsica del austriaco Ludwig Minkus.

Foto Wilker López

Otra de las versiones conocidas es la que realiz√≥ el maestro ruso George Balanchine, uno de fundadores del estilo neocl√°sico, en Estados Unidos, en 1965. A estas se suma la versi√≥n coreogr√°fica creada por el cubano Gonzalo Galguera G√≥mez, al frente del Ballet de Magdeburgo, Alemania, presentada por el Ballet de Camag√ľey, con direcci√≥n de Regina Balaguer, en varios escenarios del pa√≠s, celebrando el aniversario 52 de la compa√Ī√≠a.

Foto Wilker López

La obra de Petipa se basa libremente en Don Quijote de la Mancha, de Miguel de Cervantes, en particular en las ‚Äúbodas de Camacho‚ÄĚ, episodio narrado en el cap√≠tulo XIX de la segunda parte, donde se cuenta el romance entre el barbero Basilio y la joven Quiteria (Kitri en el ballet). Originalmente con un pr√≥logo y cuatro actos, las puestas a partir del siglo XX han sido reducidas ‚Äď‚Äďcomo vemos en la versi√≥n de Galguera‚Äď‚Äď a un pr√≥logo y tres actos, por lo que solo se utiliza parte de toda la m√ļsica original de Minkus.

IMG_9575.JPG

La versi√≥n de Galguera del Ballet de Camag√ľey ‚Äď‚Äďcon libreto de Johanna Jordan y Ulrike Schr√∂der‚Äď‚Äď le aporta originalidad y dinamismo a la puesta, a veces solo atenuada con los necesarios intermedios entre actos. En lo particular, creo que el pr√≥logo ‚Äď‚Äďdonde se explica la locura de Alonso Quijano a causa de leer tantas novelas de caballer√≠a, de las que emerge Dulcinea, mujer ideal dotada de belleza y encanto que corre el peligro de ser secuestrada, por lo que su escudero, Sancho, lo ayuda a engalanarse como caballero andante y salvarla‚Äď‚Äď distiende la pieza, en un introito que debe ser todo lo contrario, invitarnos a acompa√Īar a Don Quijote en sus andanzas por la Mancha.

La obra, a partir de aqu√≠, empieza a ganar ritmo. ‚ÄúEsta versi√≥n de Don Quijote es jovial y muy fresca, pues pone a bailar a toda la compa√Ī√≠a sin atender rango‚ÄĚ, asegura Regina Balaguer.

Foto Wilker López

Reci√©n presentados de la sala Garc√≠a Lorca del Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso, donde mostraron esta obra, los integrantes del Ballet de Camag√ľey son muy j√≥venes, podr√≠amos decir que reci√©n graduados la mayor√≠a. A pesar de los riesgos que ello conlleva, sus bailarines le aportan frescura y elegancia, osad√≠a y prestancia, a una pieza cl√°sica, conocida, que el p√ļblico agradece, porque adem√°s, los integrantes del Ballet de Camag√ľey son buenos actores, virtud no siempre f√°cil de encontrar en puestas como estas.IMG_9614.JPG

Es necesario destacar las interpretaciones ‚Äď‚Äďal menos la noche en que vi la puesta‚Äď‚Äď de los jovenc√≠simos Dianailed Dopico, como Kitri, y Jonathan P√©rez, como Basilio, su pretendiente, quienes mostraron en escena versatilidad interpretativa y lucimientos t√©cnicos.

Un Quijote de lanza y adarga fue interpretado por Iradiel Rodríguez, Sancho por el actor Aidel Pelegrín, y Camacho, acaudalado aspirante a contraer nupcias con la joven Kitri, por el extrovertido Camilo Santiesteban, quien recibió merecidamente varios aplausos.

Una escenograf√≠a b√°sica, sin derroches ni efectismos, apoyada en el manejo de las luces; un vestuario colorido y variopinto, en dependencia de la escena, confeccionados en su mayor√≠a en el propio taller camag√ľeyano de la compa√Ī√≠a; la m√ļsica de Minkus, acompa√Īamiento vital en toda la obra, y la interpretaci√≥n de los j√≥venes bailarines ‚Äď‚Äďosados, es cierto; que pueden superarse y crecer para bien de la obra, tambi√©n‚Äď‚Äď hacen del Don Quijote del Ballet de Camag√ľey una puesta ya referencial en la historia del colectivo, fundado el 1 de diciembre de 1967 por Vicentina de la Torre y vinculada estrechamente al trabajo de Joaqu√≠n Banegas, Alberto M√©ndez, Iv√°n Tenorio, Jorge Vede y el maestro Fernando Alonso, fundador de la Escuela Cubana de Ballet, el Ballet Nacional de Cuba (BNC) y pedagogo de prestigio mundial, quien lo dirigi√≥ de 1975 hasta 1992.

IMG_9618.JPG

Su core√≥grafo, Galguera, gan√≥ el premio del primer Certamen Iberoamericano de Coreograf√≠a, La Habana, 1998, con auspicio de la Sociedad General de Autores y Editores y el BNC. Entre muchos conjuntos que ha trabajado destacan el Ballet Municipal de Lima, el Joven Ballet de Mar√≠a de √Āvila, en Espa√Īa, la agrupaci√≥n Incolballet (Instituto Colombiano de Ballet Cl√°sico), y el de la Komische Oper de Berl√≠n, en Alemania. Sus adaptaciones de varias piezas del repertorio cl√°sico atraen la atenci√≥n de la cr√≠tica, su versi√≥n de Dr√°cula fue nominada como mejor coreograf√≠a y producci√≥n por la revista TANZ de Alemania, mediante votaci√≥n de los m√°s importantes cr√≠ticos europeos de danza.

IMG_9658.JPGIMG_9540.JPGIMG_9646.JPGIMG_9618.JPGIMG_9614.JPG

 

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico

 
ÔĽŅ