Alexander Hern√°ndez Chang: Por la legitimidad de un arte reflexivo

En los √ļltimos tiempos, en la provincia de Sancti Sp√≠ritus se ha levantado una pol√©mica en torno a la legitimidad de ciertas tendencias del arte contempor√°neo y como siempre, en este tipo de debates, hay criterios contrapuestos acerca de las producciones simb√≥licas m√°s experimentales, las cuales, para algunos, carecen de elementos conceptuales que las avalen, m√°s all√° de su calidad est√©tica.

Muchos consideran que el arte debe comprender una historia y un mensaje, tal vez porque en ese que llamamos ‚Äúcontempor√°neo‚ÄĚ se menoscaba lo que denominamos ‚Äúart√≠stico‚ÄĚ o, qui√©n sabe, quiz√°s porque no queremos caer en el absurdo de esa enorme burbuja en la que un lienzo en blanco puede valer millones de d√≥lares, solo con la excusa de que la imaginaci√≥n corre por usted.

En este contexto, la provincia de Sancti Sp√≠ritus ha desarrollado varios seguidores de esa tendencia, aunque moldeada de conceptos locales en relaci√≥n con la realidad cubana y acompa√Īada de un discurso minimalista.

Precisamente, el joven creador Alexander Hernández Chang en su séptima muestra personal, Reflexiones, se refiere a las inequidades, debilidades, impotencias, incomunicación y falta de confianza en las posibles relaciones humanas que hoy nos agobian.

A decir del cr√≠tico de arte espirituano Luis Yero: ¬ęHern√°ndez Chang cuenta con varios artefactos industriales que al manipularlos al estilo del m√°s ortodoxo readymade crea nuevas formas de pensamiento reflexivo. Ese modo de travestir las cualidades de los objetos permite al autor ofrecer un sinn√ļmero de propuestas, desde aquellas que invocan la fe religiosa hasta las que hurgan en la condici√≥n humana maltrecha¬Ľ.

Hern√°ndez Chang propone al espectador interrelacionarse con sus instalaciones. Esa posibilidad de participaci√≥n l√ļdica permite romper las barreras consagratorias entre el artista y el p√ļblico, haci√©ndolo c√≥mplice de sus inquietudes reflexivas, como se aprecia en las obras ‚ÄúJugando a la vida‚ÄĚ o en ‚ÄúEntrenamiento‚ÄĚ.

Una cualidad sustancial de las obras exhibidas descansa en su factura impecable. Aquellas piezas que han sido intervenidas por el autor como los l√°pices (‚ÄúImpotencia II‚ÄĚ), los espejuelos (‚ÄúAutocr√≠tico‚ÄĚ) o la Virgen de la Caridad dentro de una urna (‚ÄúRomper en caso de emergencia‚ÄĚ) revelan una labor de encomiable dedicaci√≥n.

Completan la muestra que se exhibe en esta ciudad dos video-arte que buscan en la palabra o la escueta imagen visual dejar abierto el diálogo a quienes deseen reflexionar con el autor, a través del arte, sobre los casos y cosas de la vida cotidiana, y pretenden legitimarse en esta isla nuestra, que como principio de la misma contemporaneidad, apuesta siempre por la idea y el concepto.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico

 
ÔĽŅ