Albahoa o las maldiciones pictóricas

Una de las atracciones de la historieta Albahoa y la maldici√≥n de las tataguas, seg√ļn sus autores, est√° en tomar como base visual de la trama el imaginario de indios nativos cubanos. Esta es una forma v√°lida de rescatar y a la vez perpetuar este tipo de acercamiento; hacerlo desde una perspectiva fant√°stica del asunto nos abre un espejo perspicaz sobre nuestros antepasados. Otro logro de la historieta es la destreza pict√≥rica, el despliegue de los paisajes y los rasgos del dibujo de los personajes.

¬†P√ɬ°g 01El argumento narrativo no dista mucho del com√ļn en este tipo de aventuras: una noche, en la aldea de los indios, desaparecen todas las madres y los ni√Īos comienzan a convertirse en matas de guaos, los designados para salvarlos son los dos protagonistas (Albahoa y Tupi), ellos emprenden un viaje para derrotar a la maldici√≥n.

Ernesto Alejandro C√°rdenas Montero (Ale), el dibujante, se gradu√≥ de arquitectura en la Universidad Central Marta Abreu, de las Villas, pero se especializa en trabajar la ilustraci√≥n, la caricatura y el humor gr√°fico. Ha sido premiado en varios concursos gracias a sus habilidades para dibujar y crear historias. Ra√ļl Piad R√≠os, el escritor, es egresado del Taller Nacional de T√©cnicas Narrativas Onelio Jorge Cardoso; sus principales reconocimientos en cert√°menes literarios han sido en el g√©nero de las historietas y la ciencia ficci√≥n.

P√ɬ°g 26¬ęLa idea de hacer una historieta junto a Ra√ļl surge en el 2014 ‚ÄĒcuenta Ale‚ÄĒ, cuando yo obtuve premio en el concurso Beh√≠que de historieta. En este evento conoc√≠ a Ra√ļl, quien se encontraba all√≠ junto a otros muchachos defensores del g√©nero en Matanzas. La Editorial Gente Nueva comunic√≥ en ese momento que estaban aceptando historietas de corte fant√°stico; as√≠ que decidimos juntarnos Ra√ļl como escritor y yo como dibujante aunque sin un tema claro todav√≠a, aunque a ambos siempre nos atrajo mucho la mitolog√≠a aborigen latinoamericana y especialmente cubana.

¬ĽLuego de eso conversamos varias veces y decidimos que era una oportunidad exquisita para tratar ese tema con una visi√≥n diferente: desde los ojos de una muchacha que no es ni una hero√≠na ni una gran luchadora. Ese fue nuestro reto desde el comienzo.

¬ĽEl proceso de trabajo fue relativamente sencillo, las mayores complicaciones eran las distancias, la inestabilidad del correo, los viajes hacia all√° o hacia ac√°; pero como no ten√≠amos fecha de entrega o presi√≥n alguna, eso no fue un gran problema. En un comienzo Ra√ļl me env√≠a una descripci√≥n de cada personaje importante (adem√°s de fotos bibliogr√°ficas y otros materiales de utilidad), y mientras yo hac√≠a los dibujos de cada uno, √©l se dedicaba al guion p√°gina por p√°gina (que decidimos que ser√≠an 42), vi√Īeta por vi√Īeta, con di√°logos incluidos.

P√ɬ°g 30¬ĽCuando revisamos y aprobamos juntos ambas cosas (dise√Īo de personajes y guion) comenc√© a hacer los layouts, que no son m√°s que las 42 p√°ginas dibujadas pero de forma r√°pida, un boceto, un esqueleto de la p√°gina final entintada. Aprobamos y revisamos juntos estos 42 layouts y aqu√≠ comenz√≥ mi trabajo fuerte.

¬ĽUna por una fui dibujando cada p√°gina en formato A3, primero a l√°piz y luego las tintas. Escaneado y finalmente arreglos digitales (d√≠gase globos de texto, correcci√≥n de negro y blanco, coloreado, etc√©tera). Terminadas las p√°ginas hice un dise√Īo de portada y contraportada a color que termin√≥ gust√°ndonos a ambos y fue ese el que qued√≥ finalmente.

¬ĽTener todo ya terminado, arreglado y bien maquetado para enviar a una editorial nos tom√≥ alrededor de seis meses (desde septiembre del 2014 hasta aproximadamente marzo o abril del 2015). Lo enviamos a Gente Nueva, junto a varias otras editoriales, incluyendo Reina del Mar, que fue la que finalmente nos respondi√≥, gracias tambi√©n a Antonio Enrique Gonz√°lez Rojas.

¬ĽNi yo ni Ra√ļl ten√≠amos experiencia en un trabajo as√≠ de grande. Yo hab√≠a dibujado mis cosas, y Ra√ļl hab√≠a escrito antes, pero nunca hab√≠amos trabajado ninguno con la disciplina y el sacrificio que nos demand√≥ una historieta tan grande. En lo personal fue un reto inmenso, pues yo pr√°cticamente estaba empezando a dibujar, y tuve que dibujar a una mujer (que es mucho m√°s dif√≠cil) infinidad de veces en infinidad de posiciones, gestos faciales, emociones…, fue muy complejo al principio. La etapa de documentaci√≥n y preparaci√≥n fue decisiva en la concepci√≥n final de la obra.

P√ɬ°g 42¬ĽPor ahora estamos pensando, ideando, en la etapa de buscar referencias y bibliograf√≠a para un nuevo proyecto. Queremos mostrar la mitolog√≠a y el imaginario de los campos cubanos, pero hasta ahora solo tenemos ideas para una posible historia. En el intermedio trabajamos cada uno en nuestros proyectos personales, √©l como escritor y yo como ilustrador¬Ľ.

Reina del Mar Editores fue la primera editorial de la AHS que publicó un libro de historietas. Albahoa y la maldición de las tataguas engrosará la lista dignamente.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

  • Tuvimos la oportunidad de conocer a Ale durante la celebraci√≥n de la 6ta. edici√≥n de las Jornadas ArteC√≥mic, en las que partici√≥ con una historieta de 12 p√°ginas. Todo un talento. Nuestro aliento a su trabajo y ojal√° que podamos volver a coincidir y compartir en la fiesta de la historieta en Cuba.

  • muchas felicidades para ernesto o como carinnosamente le llamamos “PIKETE”. Soy historietista de camaguey y he tenido la oportunidad de compartir con ernesto y con raul tambien son personas muy centradas y talentosas.Felicidades y Palante la historieta cubana.

  • Lo m√°s Le√≠do

    Lo lamentamos. No hay nada que mostrar aún.

    Suscripción

    Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico