Aires de Festival

Después de mucho esperar llega la temporada de invierno y con ella una nueva jornada de Festival. La ciudad maravilla invita, haciendo gala de su prodigio, a una cita mágica con el séptimo arte que siempre propone lo mejor de la diáspora latinoamericana.

La realidad del continente se hace cine y se proyecta en las pantallas cubanas. Conflictos de desigualdad social, luchas de género, empoderamiento femenino,  vuelven en la trigésimo novena edición, marcándose como una directriz recurrente dentro de la producciones más recientes del continente.

Para esta edición el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano nos mostrará 38 largometrajes, 19 de ficción y 19 documentales, además de 18 óperas primas y 18 cortos de ficción, entre otros que compiten por los premios Coral.

El festival tendr√° 10 salas habilitadas y exhibir√° un total de 404 filmes, de los cuales 308 son de la regi√≥n. Argentina es el pa√≠s m√°s representado en el evento, con 65 pel√≠culas, entre ellas Zama, de Lucrecia Martel, que representar√° a Argentina en los Oscar y los Goya de Espa√Īa; y Alanis, de Anah√≠ Berneri, quien recibi√≥ la Concha de Plata a la mejor direcci√≥n en el Festival de Cine de San Sebasti√°n.

En la gala inicial se otorg√≥ al cineasta brasile√Īo Carlos Diegues, una de las figuras claves del Cinema Novo, el Coral de Honor, mayor premio cinematogr√°fico de Cuba y uno de los m√°s importantes de Am√©rica Latina.

Iván Giroud, presidente del evento, pronunció las palabras de apertura, en ellas expresó que uno de los objetivos esenciales del festival es sustentar una programación de altísima calidad que estimule al espectador inteligente, ante tanta chatarra y banalidad que se consume a diario.

Giroud destac√≥ la participaci√≥n de Rep√ļblica Dominicana y Puerto Rico y resalt√≥ la presencia de las f√©minas en la direcci√≥n cinematogr√°fica, las cuales representan un 34 por ciento.

O filme da minha vida

En la inauguraci√≥n se proyect√≥ la pel√≠cula del brasile√Īo Selton Mello: O filme da minha vida (El filme de mi vida), basada en la novela Un padre de cine, del escritor chileno Antonio Sk√°rmeta.

El filme se recrea en 1963, en las sierras del sur de Brasil y aborda los conflictos de un joven apasionado por el s√©ptimo arte que, luego de graduarse en la universidad, regresa a su ciudad, para reencontrarse con su padre. Para su sorpresa el progenitor est√° ausente de casa; de ah√≠ que el desarrollo de la trama se centra en la b√ļsqueda incesante, hasta que la verdad sobre el padre lo obliga a tomar el control de su vida.

Seg√ļn refieren algunos cr√≠ticos, el filme destaca, en primer lugar, por la reconstrucci√≥n epocal, y la banda sonora, nutrida con canciones francesas y brasile√Īas que sirven de puntero dram√°tico del relato. Asimismo, sobresalen las actuaciones de Johnny Massaro, Bruna Linzmeyer, Vincent Cassel, Bia Arantes, Ondina Clais y el propio director, quien act√ļa como el villano.

Sorpresas del Festival

Otras de los buenos y esperados acontecimientos de esta jornada de festival fue el intercambio que sucedió este domingo con el realizador estadounidense James Ivory.

Moderado por  Luciano Castillo, director de la Cinemateca de Cuba, el  encuentro fue un recorrido por momentos significativos de la cinematografía estadounidense. El aclamado director narró aspectos de su experiencia en el cine y significó la importancia que tienen en sus películas los problemas universales inherentes al ser humano.

‚ÄúMis pel√≠culas son el reflejo de la vida. Hay desgracias, optimismo y alegr√≠as, tal y como sucede en la realidad‚ÄĚ, signific√≥. Quiz√°s por ello sus primeras obras incursionaron en el documental, influenciado sobre todo en la cultura india.

Ivory, de 89 a√Īos, convers√≥ sobre sus inicios en el cine y la influencia que tuvieron en su trabajo los estudios de arte y arquitectura. Sobre proyectos futuros¬† se refiri√≥ a Ricardo II, adaptaci√≥n de la obra hom√≥nima de William Shakespeare y una futura pel√≠cula que no ha logrado materializarse por¬† dificultades en el financiamiento.

Durante los diez días de cine, se proyectarán ocho de las obras de james Ivory, incluidas las multi-premiadas Lo que queda del día, La ciudad de tu destino y Regreso a Howards End.

Cuba le rendirá merecido homenaje al cineasta que ha llegado hasta la Isla para interactuar con la cultura cubana,  sus historias y su cine; lo cual es un hecho significativo teniendo en cuenta las recientes medidas aplicadas por la administración del presidente norteamericano Donald Trump.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico

 
ÔĽŅ