Vocación por el arte

Su pasi√≥n por el universo de la pintura lo condujo desde peque√Īo hacia el arte. Sus padres estimularon ese anhelo y Josvel V√°zquez Prat encontr√≥ en la Escuela de Instructores de Arte de Holgu√≠n un espacio para aprender, en el Centro de Artes Pl√°sticas un sitio para desarrollarse, y en la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z un motivo para crecer y compartir sus conocimientos.

Hice las pruebas de ingreso cuando la Escuela ten√≠a apenas dos a√Īos de abierta en Holgu√≠n y tuve la dicha de que el claustro de profesores estuviera compuesto por importantes artistas como Miguel √Āngel Salv√≥ en dibujo y pintura, Julio Alarc√≥n en grabado, entre otros. Ellos nos hablaban del fuerte movimiento art√≠stico de la ciudad y eso aviv√≥ mi pasi√≥n por el arte. El objetivo fundamental de un instructor es encontrar talentos en las escuelas e incentivarlos, pero siempre quise ir m√°s all√°.

cortesía del entrevistado

De instructor a curador…

Cuando me gradu√© comenc√© a trabajar en la Casa de Cultura ‚ÄúManuel Dositeo Aguilera‚ÄĚ y despu√©s de un tiempo escuch√© que exist√≠a una plaza vacante como curador en el Centro Provincial de Artes Pl√°sticas. No ten√≠a una idea exacta de lo que iba a hacer, pero ten√≠a inquietudes sobre esta profesi√≥n, y en el a√Īo 2014 la directora de la instituci√≥n, Yuricel Moreno, me dio la oportunidad. Ella estaba formando un nuevo equipo para cambiar la din√°mica de trabajo y junto a un grupo de j√≥venes egresados de la carrera de Historia del Arte comenc√© a hacer los proyectos curatoriales y a convocar a los artistas.

En ese mismo a√Īo realic√© el Tercer Sal√≥n de la AHS que se llam√≥ Entre col y col y as√≠ poco a poco me fui integrando a la Asociaci√≥n, hasta que me seleccionaron como jefe de la secci√≥n de Artes Visuales, un puesto en el que llevo ya tres a√Īos.

¬ŅHa sido un reto para ti?

En parte s√≠, porque me ha obligado a superarme cada d√≠a y a prepararme mejor. Tambi√©n me ha brindado la posibilidad de trabajar en la confecci√≥n del cat√°logo monogr√°fico sobre la pintora, escultora y muralista mexicana Electa Arenal Huerta, y en la curadur√≠a de diversas exposiciones como ‚ÄúVariaciones sobre temas de Matisse‚ÄĚ, del reconocido pintor holguinero Cosme Proenza; la colectiva ‚ÄúPensar a La Luz‚ÄĚ, auspiciada por el sello de la AHS en Holgu√≠n, Ediciones La Luz, y el Centro Provincial de Artes Pl√°sticas; y ‚ÄúEn L√≠nea‚ÄĚ, que reuni√≥ a j√≥venes artistas de la pl√°stica local y se exhibi√≥ en la Casa del Joven Creador de la AHS, entre otras.

cortesía del entrevistado

Curar en tiempos de pandemia…

La necesidad de estar aislados nos ha obligado a redise√Īar los espacios tradicionales y a buscar una visualidad en las plataformas digitales con proyectos que incluso contienen obras modeladas en tercera dimensi√≥n. Sin duda alguna las redes sociales han sido fundamentales durante esta crisis sanitaria para la promoci√≥n de las obras. As√≠ tuvimos que hacerlo durante la Fiesta de la Cultura Iberoamericana del a√Īo 2020 con la muestra de artes visuales ‚ÄúM√°s all√° del tiempo y el espacio‚ÄĚ, y en Babel, evento de las Romer√≠as de Mayo que promueve lo mejor de las Artes Pl√°sticas.

Para lograr que las exposiciones sean más atractivas en el escenario virtual hemos tenido que superarnos profesionalmente y, aun cuando ha sido una variante paliativa a esta situación, creo que la virtualidad llegó para quedarse y en el futuro debe coexistir con las muestras físicas.

cortesía del entrevistado

Babel, Haute Couture y las redes sociales…

Es bastante exigente organizar cada a√Īo el evento Babel en el Festival Mundial del Arte Joven y en esta edici√≥n, a pesar de la Covid-19, nos pusimos el reto de realizar una exposici√≥n colectiva virtual bastante ambiciosa. Para ello convocamos a los miembros de la Asociaci√≥n de todo el pa√≠s y tuvimos una respuesta muy satisfactoria, logrando reunir en Haute Couture (Alta costura) a j√≥venes creadores de casi todas las provincias y el municipio especial Isla de la Juventud, como Jorge Pedro Mart√≠n, Luis Alberto Salda√Īa, Ram√≥n Jes√ļs, Leandro Emilio Mompi√©, Eduardo de la Cruz Guerra, Hennyer Delgado y Julio C√©sar Cisneros Fuentes, entre otros.

¬ŅEst√° garantizado el relevo generacional en Holgu√≠n?

Holguín fue, es y seguirá siendo una importante plaza de las artes plásticas a nivel nacional, porque aquí hay mucho talento y prestigiosas escuelas formadoras como la Academia Regional de Artes Plásticas El Alba, que cuenta con un claustro conformado por destacados artistas en activo y miembros de las principales organizaciones que aglutinan a los creadores de esta manifestación. En esa institución holguinera se forma cada día una parte del futuro cultural de Cuba.

Insatisfacciones y proyectos…

Como jefe de sección creo que nos falta por lograr una mayor promoción de las artes visuales en el mercado internacional y posicionar a los artistas en otros circuitos del arte, además de fundar proyectos y espacios expositivos fuera de los eventos.

En mi caso personal, trabajo ahora mismo en la maquetaci√≥n de un libro dedicado a los 30 a√Īos del Centro Provincial de Arte junto a Ramiro Ricardo, primer director del centro y fundador de la AHS. Asimismo, cuando pase la pandemia, quiero organizar una gran exposici√≥n f√≠sica con los miembros de la AHS de toda Cuba por sus 35 a√Īos de fundada, y trabajar en la curadur√≠a de otros proyectos innovadores que le gusten a la gente y movilicen su pensamiento, eso es lo fundamental.

cortesía del entrevistado

Convocatoria al Tercer Evento Teórico sobre práctica artística e indagación creativa

La Facultad de Artes Visuales de la Universidad de las Artes de Cuba, ISA invita a participar en el Tercer evento teórico Práctica artística e indagación creativa, el cual se inserta en el programa de la 14 Bienal de La Habana, Cuba.
Este evento se desarrollará del 22 al 25 de noviembre de 2021. Los interesados podrán optar, para la presentación de sus trabajos, por la vía online o de manera presencial. La opcionalidad de estas modalidades estará en correspondencia con la particularidad de cada ponente.
Los que participen de manera virtual publicarán el video de la ponencia en formato MP4 a través de YouTube, cuyo enlace se enviará a: isaeventoartesvisuales@gmail.com, y su duración no deberá exceder 30 minutos. Los que opten por la segunda variante entregarán el texto en formato PDF con los siguientes requisitos:
‚ÄĘ Times New Roman
‚ÄĘ 12 puntos
‚ÄĘ Interlineado: 1,5
‚ÄĘ Extensi√≥n m√°xima: 15 p√°ginas
Para cualquier modo de presentación que elija deberá incorporar los siguientes datos:
‚ÄĘ T√≠tulo y resumen de la ponencia
‚ÄĘ Nombre (s) y apellidos del autor o autores
‚ÄĘ Grado cient√≠fico y/o acad√©mico
‚ÄĘ Ocupaci√≥n
‚ÄĘ Instituci√≥n donde labora o estudia
‚ÄĘ Ciudad y pa√≠s
‚ÄĘ Correo electr√≥nico

El 1 de noviembre de 2021 se recepcionarán todas las propuestas. El Comité Académico dará a conocer la relación de los trabajos seleccionados el 8 de noviembre de 2021.
Podr√°n participar profesores de la ense√Īanza art√≠stica, creadores, historiadores, cr√≠ticos y estudiantes de arte, curadores, promotores culturales, investigadores nacionales y extranjeros, as√≠ como especialistas de otros campos disciplinares.
Propiciar un diálogo de experiencias compartidas acerca de la teoría y la praxis artística será uno de sus propósitos esenciales. La imbricación entre la investigación en arte, proyectos artístico-pedagógicos y aproximaciones desde otras zonas del conocimiento en el contexto cubano e internacional constituirán ejes epistemológicos para amplificar debates de la contemporaneidad.


Como una luna en pie: sonoridades de la poesía con guitarra de fondo

Hacia finales de los 90 y principios del nuevo siglo viv√≠ en Moa. Un movimiento cultural entre el apogeo minero a√ļn bull√≠a por aquellos lares y entre sus gestores Fernando Cabreja despuntaba, haciendo radio.

Fernando fue fundador de la Casa del Joven Creador en Moa, la semilla fértil que hizo germinar a la Asociación Hermanos Saíz en el municipio más oriental de la provincia Holguín, aunque hoy, allí, la joven vanguardia artística no se encuentre vertebrada en esta organización por disímiles motivos.

Volviendo a Fernando Cabreja, radialista empedernido y trovador, no en ese orden que conste, comenz√≥ a colar sus creaciones en la banda sonora de mi existencia, background en el que acompa√Ī√≥, como en la mayor parte de su vida, tambi√©n a su esposa Edelis Loyola, conocida por su trabajo musical para los ni√Īos.

Así el tipo bohemio, torpe, medio loco y que siempre está fuera de foco me conminó, adolescente apenas, a darle un paseo tranquilo a mi ciudad con una canción al desaliento como un himno.

Luego Cabreja y su familia se mudaron a la cabecera provincial, y volvi√≥ a poner m√ļsica a mis tardes, una vez a la semana, en su pe√Īa Alta Marea. Desde la Casa de la Trova Faustino Oramas, El Guayabero. Tambi√©n sol√≠a llenar de su poes√≠a noches romeras en El Angelote del parque San Jos√©, espacio al que asist√≠a cuando cursaba la carrera de Periodismo.

As√≠ que, de alguna manera, este duende ut√≥pico ha estado poniendo trova a distintas etapas de mi almanaque. Por eso me dio una alegr√≠a enorme la celebraci√≥n de sus 60 a√Īos con un concierto hermoso al que vinieron disc√≠pulos de todas partes para acompa√Īar al maestro, esta celebraci√≥n tambi√©n fue el motivo de la salida de su libro, Como una luna en pie, cancionero que Ediciones La Luz tuvo a bien publicar en la colecci√≥n ‚ÄúQuiero una canci√≥n‚ÄĚ y en el que¬† letras de 60 canciones del juglar nacido en Sagua en 1959, se dejaban disfrutar de otro modo, despacio, tarareando en la mente quiz√°s, paladeando aquel verso, encontrando c√≥digos del que asegura parecer un grabado de Durero, una vieja estampa de Sandokam.

Dise√Īado por Frank Alejandro Cuesta y con imagen de cubierta de la talentosa Anel√≠ Pupo, lleg√≥ hace cerca de cuatro a√Īos a las librer√≠as. Adalberto Santos, el editor de este y otros cancioneros del sello me cuenta sobre esta experiencia en particular:

‚ÄúEditar a Cabreja fue la posibilidad de reencontrarme con su po√©tica de cantautor desde una √≥ptica distinta, m√°s all√° de aplaudir y corear sus canciones. Si bien es cierto que la trova nos llega en una compacta emanaci√≥n de palabras y m√ļsica, tener la posibilidad de encontrarse con la palabra, con el verso que anima cada canci√≥n desde la letra impresa, permite un acercamiento diferente: desnuda la belleza de una canci√≥n en las palabras que la forman, por as√≠ decirlo. Suerte m√≠a adem√°s, que durante el proceso de edici√≥n me acompa√Īara Jos√© Luis Serrano, quien ejerci√≥ como especie de curador del cancionero, labor que me facilit√≥, y a la larga benefici√≥ al cancionero, seg√ļn mi parecer, otorgarle al libro una dimensi√≥n m√°s cercana a lo formalmente esperable de un libro de poes√≠a, desde la conformaci√≥n del t√≠tulo hasta su estructura interior, aunque debo decir que el original ya conten√≠a en s√≠ la forma casi definitiva de lo que fue finalmente, sospecho otra vez, asistido de un lado por Serrano y por el propio Cabreja, poeta √©l mismo‚ÄĚ.

Después de tal confesión, los lectores trovadictos seguro quedan convidados, quienes no lo conocen habrán sido, probablemente, picados por la curiosidad; los amantes de la poesía tienen entre estas páginas un remanso. Así queda hecha la invitación a la lectura con sonoridades de una guitarra de fondo.


«Vicente, quiero ser trovador»

A tan solo 15 a√Īos de edad, andando las calles de Alamar, Karel Garc√≠a, Carlos Lage y Yhosvany Palma tocan la puerta de Vicente Feli√ļ con la decisi√≥n de ser trovadores. ‚ÄúA partir de ah√≠ empez√≥ la epopeya. Nos explic√≥ lo que era, le cantamos las dos o tres canciones que ten√≠amos, peque√Īitas y nos ayud√≥ mucho‚ÄĚ.

Luego de ese primer encuentro con un trovador conocido, los cantautores en potencia asist√≠an todas las semanas a un taller en la casa de la Cultura de Alamar, organizado y dirigido por Feli√ļ; donde deb√≠an componer canciones y melod√≠as para cada jornada. ‚ÄúFue un camino que empezamos muy pronto ‚Äú.

Sin embargo, Yhosvany, Ingeniero Qu√≠mico, nunca se deslig√≥ completamente de la trova y tras cinco a√Īos de carrera, retoma su verdadera pasi√≥n. ‚ÄúEn el a√Īo 1994 hacemos un primer concierto ya grande e importante en la Casa de las Am√©ricas; estaba Karel Garc√≠a, Carlos Lage, Ra√ļl Torres, Vicente Feli√ļ y yo. All√≠ presentamos cada uno cinco o seis canciones. Yo creo que fue el momento culmine para desarrollar la trova‚ÄĚ.¬†

A partir de entonces varias fueron las puertas que se abrieron para desplegar el talento de Yhosvany Palma. Tras conciertos en la Biblioteca Nacional con trovadores y m√ļsicos de la talla de Carlos Varela y Frank Fern√°ndez, empieza a trabajar en el Gato Tuerto, sitio que lo ver√° partir hacia su maduraci√≥n profesional.

Pero, ¬Ņel talento le vendr√° por las venas?

Mi familia es una familia de m√ļsicos: mi t√≠o-abuelo, Francisco Escorcia, es uno de los compositores m√°s importantes de la d√©cada de los 40-50 y mi padre, Pedro Palma, era trovador. Todos somos de Trinidad, donde yo beb√≠ mucho de la m√ļsica trovadoresca espirituana, con unos conceptos muy curiosos sobre la composici√≥n. Eso fue al principio, mucho antes de conocer a Vicente, ya ven√≠a con esa actitud de una familia musical. Sin embargo, creo que lo influyente en esta necesidad de hacer trova, de componer canciones y melod√≠as, fue ese contacto primero con Vicente.

El a√Īo 1999 fue el comienzo de su maduraci√≥n como trovador. A trav√©s de la Izquierda Unida de Asturias en Oviedo, le invitan a realizar una serie de conciertos y actividades en Espa√Īa a lo largo de tres o cuatro meses.

Varios fueron los logros que tuvo en este pa√≠s ib√©rico. Su primer contrato fue como autor de algunas canciones vocalizadas e incorporadas al disco De vuelta de Raphael, el famoso cantante espa√Īol. Desde ese momento surgieron otros contratos que le permitieron trabajar m√°s tiempo all√≠, realizando conciertos en varios lugares de Espa√Īa.

¬ŅC√≥mo nacieron sus tres discos? ¬ŅCon cu√°l se siente m√°s representado espiritualmente?

Hijos de la Fortuna fue mi primer disco, grabado en 2006 en Abdala, a trav√©s de Silvio Rodr√≠guez, L√°zaro Garc√≠a y Vicente Feli√ļ, quien fue el promotor musical. Es un disco con canciones que me han tra√≠do muy bueno momentos porque son hechas casi todas en Cuba, bajo un lenguaje y concepto de imaginaci√≥n muy adolescente, donde el dolor, la alegr√≠a, las desavenencias, se expresaban de una manera particular.

Con este disco regres√© a Espa√Īa. En 2008 hice el segundo que se llama Aviso de Vida, muy experimental pues se realiz√≥ con m√ļsicos sobre todo cubanos. Maravilloso, porque unificaba a gente gallega, ya yo estaba viviendo en Galicia. Adem√°s, llevaba mucha orquestaci√≥n, metales, cuerdas, cosas con las que yo a√ļn no hab√≠a trabajado. Son canciones mucho m√°s maduras, conceptos que me toc√≥ vivir: las manifestaciones, el a√Īo 2008 de una crisis profunda de personas de j√≥venes luchando contra los antidisturbios e intentando llegar a un poder (al que llegaron), etc., y viv√≠ en primera persona todos esos acontecimientos. Las canciones como Luz, Matices, Aviso de vida; son canciones relacionadas profundamente con esa energ√≠a de manifestaci√≥n, de cambiar el poder, otro mundo es posible.

Por otra parte, llega Raro, un disco hecho a distancias. Yo empec√© concibi√©ndolo en el estudio de mi casa. Result√≥ curioso porque le envi√© el trabajo a guitara y voz a amigos muy distantes, desde Suiza hasta Puerto Rico, casi todos cubanos y desde ese instante se pusieron en funci√≥n del disco. Su nombre precisamente hace alusi√≥n a la manera de conformarlo, opuesta a voz y guitarra, la idea original. Es un disco mucho m√°s austero, mucho m√°s modesto, con canciones m√°s reflexivas, bastante relacionadas con el deseo de retorno cuando uno empieza a cumplir a√Īos, de regresar a la casa, caminar las calles, ver a la familia, encontrarse con los amigos.

Entonces son tres discos muy distintos, hechos en circunstancias diferentes y musicalmente son bastantes diferenciados. A m√≠ me gusta mucho ‚ÄúCura contra espinas‚ÄĚ, ese es mi disco.¬†¬†

Sin embargo, tras 20 a√Īos viviendo en un pa√≠s extranjero, Yhosvany desea volver a ‚Äúredescubrir La Habana‚ÄĚ. Ya hace dos a√Īos que la disfruta nuevamente. Fue tal la a√Īoranza y felicidad al regresar a casa que esto le inspira para crear, lo que en sus palabras llama, ‚Äúla creaci√≥n que siempre quise hacer‚ÄĚ.

Cura contra espinas es su m√°s reciente proyecto, un disco peculiar que recoge mucho m√°s que un sentir. ‚ÄúUna de sus canciones es El √Āngel, inspirada en la historia de un chileno, Payo (sobrenombre). Un joven que dedic√≥ su vida a la lucha internacionalista despu√©s del Golpe de Estado de Allende y en 1979 muere en Nicaragua, durante la guerra desarrollada contra Somoza.

‚ÄúEn Cuba est√° su hermana, a trav√©s de quien tuve la oportunidad de conocer la historia de √©l. Me impresion√≥ tanto que dedique la canci√≥n de El √Āngel a Payo. Hemos hecho una grabaci√≥n hermosa Vicente y yo en el estudio de Tony Carrera, la tenemos de primicia. Estamos haciendo el video clip y la parte promocional. Son canciones que no se escriben en otros contextos por eso estoy emocionado con ella‚ÄĚ.

En el tiempo de estancia en Cuba y seg√ļn augura ser√° muy larga, para siempre; ha realizado otros trabajos con cantantes como Ivette Cepeda y Diego Cano.

‚ÄúEscribir canciones es lo que m√°s me gusta de mi profesi√≥n. Hay algo muy pr√°ctico en la manera de idear im√°genes con palabras y luego ‚Äúencasquetarlas‚ÄĚ como dir√≠a Santi (Santiago √Ālvarez) con la m√ļsica. Soy muy dado a la imagen que se crea en la mente cuando se lee o se escucha algo. Si la poes√≠a prescinde de la imagen se vuelve cotidiana. Eso que ves es la realidad y luego hay otra cosa que te hace volar, creer. En el momento que se escucha, la canci√≥n puede hacer que t√ļ seas el protagonista y las im√°genes, que el cielo sea anaranjado, que la lluvia caiga para arriba.

***

Se le ve andar las calles de La Habana, como ni√Īo llegado a su lugar favorito del planeta, captando cada detalle. Con sus canciones al brazo y su guitarra al hombro.

 

(Publicada originalmente en Qva en Directo)


El Escriba: «La fantas√≠a no tiene l√≠mites, por eso me nace dentro»

El Escriba, a lo largo de este a√Īo de trabajo promocional desde la secci√≥n de Literatura de la AHS Santiago, transit√≥ un ciclo cediendo espacio para el debate sobre los g√©neros: Ciencia Ficci√≥n, Fantas√≠a y subg√©neros afines. Es v√°lido reconocer que estos han estado ampliando su diapas√≥n en las √ļltimas d√©cadas llegando a mayor diversidad de p√ļblico y conquistando terreno. No obstante, a√ļn existe la pol√©mica sobre el lugar que ocupa hoy d√≠a en la Isla este tipo de literatura y la connotaci√≥n que ha tra√≠do consigo para sus representantes. Por este motivo abrimos di√°logo entonces desde El Escriba para continuar conociendo sobre el quehacer literario en la CF y F de los escritores cubanos; en este caso, conversamos con Abel Guelmes Roblejo, escritor, editor y rese√Īista habanero, coordinador adem√°s del Taller Nacional de Literatura de CF y F Espacio Abierto.

Abel, de contable, ‚Äúhabitante en el mundo de los n√ļmeros, a las letras‚ÄĚ, nos gustar√≠a saber c√≥mo fueron tus primeros pasos en la literatura.

Mis primeros pasos fueron en Espacio Abierto, all√° por marzo del 2013. A√ļn sigo d√°ndolos ah√≠, y lo har√© hasta que me saquen. Gracias al taller conoc√≠ a los que a√ļn son mis maestros: Ra√ļl Aguiar, Yoss, Carlos Duarte, Erick J. Mota y los dem√°s miembros. Somos una familia. Espacio Abierto me abri√≥ un futuro y cada d√≠a me esfuerzo para intentar devolver todo lo que me han brindado. A√ļn estoy en deuda.

¬ŅCu√°les son esos motivos que pueden detonar tu necesidad de escribir, temas/angustias/alegr√≠as?

Cualquier cosa. La necesidad de escribir siempre est√°. Creo que aquel que no la sienta y la satisfaga, no debe llamarse escritor. No importa si son alegr√≠as o tristezas, tienes que aprender a aprovechar ambas. Si algo he aprendido, es que, en cualquier cosa puede existir un cuento, o varios. Recuerdo ahora el d√≠a que est√°bamos en la Casa de las Am√©ricas y pensamos una misma cosa t√ļ y yo. De ah√≠ salieron dos cuentos, uno por cada uno. Solo de eso, de una coincidencia.

¬ŅC√≥mo fue la llegada al p√ļblico de tu primer libro? ¬ŅQu√© acogida tuvo y qu√© signific√≥ para ti?

Esta pregunta tiene dos respuestas. Siento que tengo dos primeros libros. El primero fue Últimos Servicios, por la colección Guantanamera. La alegría de haber entrado en aquella ola de escritores cubano, fue inmensa. Luego, el tenerlo en mis manos era un hecho indescriptible. Ver que todo aquel trabajo se transformó en algo tan hermoso, no se puede expresar con palabras. Hay que vivirlo.

Y como yo lo he vivido dos veces, puedo asegurarlo. Ya que la segunda primera vez fue totalmente diferente. √öltimos Servicios fue publicado en Espa√Īa y yo vine a tenerlo en mis manos varios meses despu√©s. En el caso de Men√ļ completo, publicado en Cuba, Pinar del R√≠o, fue un premio, no una ola. Adem√°s, trabaj√© con un equipo/familia √ļnico y magn√≠fico. Luego lo presentamos all√° en Pinar junto a mi esposa y amigos, hermanos, escritores y maestros: Pedro Luis Azcuy, Nelson P√©rez, Dami√°n Leal y Ra√ļl Aguiar. Todos viajamos desde La Habana y pasamos el d√≠a all√°. Por si fuera poco, compart√≠ la presentaci√≥n con otro amigo y hermano: Luis Amaury Rodr√≠guez Ram√≠rez. Creo que pocos escritores han podido presentar su primer libro entre tanta familia y amigos. Recuerdo que, cuando mir√© al p√ļblico, estaba lleno de conocidos. Incluso, muchos que no son de Pinar del R√≠o, estaban ah√≠. Esa experiencia fue √ļnica.

Si te resumo, creo que cada libro publicado es una primera vez. Ojalá y todos lo vean así.

Crear a veces se torna un ejercicio de retroalimentaci√≥n muy interesante, ¬Ņqu√© esperas cuando tu obra llega al p√ļblico?

Causar una sensación en el lector. Moverlo un poco por dentro. Ojalá y pudiera estar en sus cabezas cuando lo leen, sería magnífico. No obstante, el objetivo de cada creación es que perdure. Yo quiero trascender a través de sus sensaciones. De la impresión que pueda causar en ellos.

¬ŅCu√°l es tu p√ļblico meta, ese p√ļblico para el que con mayor frecuencia escribes?

No tengo uno en espec√≠fico. Quisiera que me leyera todo el mundo. No soy como otros escritores que dicen ‚Äúescribo para m√≠‚ÄĚ. Yo escribo para todos, no para la gaveta. Antes de escribir para m√≠, me narrar√≠a los cuentos en la cabeza. Creo que mis textos pudieran gustarle a cualquier persona.

¬ŅC√≥mo funciona tu proceso creativo? ¬ŅSigues una rutina espec√≠fica, o tienes un h√°bito necesario para llevar a cabo tan singular proceso?

Leo. Solo eso. A veces lo que hago es, si voy a escribir de un tema en espec√≠fico, leo a alguien que escribe similar. Si necesito alguna informaci√≥n cient√≠fica, comienzo a leer art√≠culos y m√°s art√≠culos sobre el tema. Nada de miel, ni de sexo para impulsar la creatividad… solo leer. Eso fue lo que me ense√Īaron desde el comienzo, y es lo que hago y har√© siempre. Creo que todo buen escritor, debe ser primero un buen lector. Es imposible escribir bien sin leer mucho.

Para nadie es un secreto el c√≥mo se torna la vida del artista en Cuba en cuanto a temas econ√≥micos, sobre todo para los escritores, quienes pr√°cticamente para publicar han de ganarse un premio, de lo contrario aventurarse en las largas listas de espera de los planes editoriales, los cuales tambi√©n sabemos han de verse frenados por escaseces. ¬ŅC√≥mo te ha ido a ti respecto a esto y sobre el archidiscutido tema de las promociones una vez lograda la publicaci√≥n de la obra?

Soy un cubano m√°s como otros. Tengo los mismos problemas comunes. √öltimamente por cuestiones familiares me he dedicado m√°s a la econom√≠a de la casa que a mi arte. He le√≠do, editado y tallereado m√°s textos ajenos que los m√≠os propios. Sin embargo, me mantengo al alcance de todo aquel que requiera mi ayuda y solicite mi trabajo. A todos los que se me acercan les digo lo mismo: manden a todos lados. La √ļnica manera de publicar es escribir y mandar. Como dijo una gran amiga m√≠a ‚Äúlos concursos no se pierden, sencillamente no los ganas‚ÄĚ. Si quieres ser publicado manda a las editoriales y a los concursos. Ah√≠ tienes muchas posibilidades. En la gaveta o en el disco duro, seguro que no saldr√° publicado. Ya despu√©s, la promoci√≥n (sobre todo en el extranjero) es m√°s complicada. La deber√≠an hacer las editoriales extranjeras, pero la mayor√≠a, lo que hacen es muy escazo. Casi nulo. Debido a que promocionan cat√°logos o sellos. No promocionan al autor como individuo. No quieren invertir en el marketing digital. Eso es algo que elevar√≠a las ventas considerablemente.

Aqu√≠ en Cuba, ese tema no vale la pena abordarlo. Ya que el autor no cobra por ventas, y muchas veces la propia editorial no puede cumplir con el n√ļmero de ejemplares a publicar. No obstante, ir√≥nicamente se hace m√°s que lo que hacen algunas editoriales en el extranjero. ¬†¬†

¬ŅCrees que desde la apertura de las redes sociales en Cuba y lo que nos brinda el Internet como plataforma para autopromovernos, el tema de la promoci√≥n haya quedado saldado?¬†¬†¬†

¬ŅSaldado? Jam√°s. Simplemente se ha expandido el alcance. El tema promocional debe ser diario. Tocar cada puerta posible. Con las redes sociales se ha abierto un mundo de posibles consumidores. El trabajo del promotor es lograr llegar a todos.

¬ŅCrees que esa etapa de silencio que atravesamos en ocasiones los escritores tambi√©n puede ser una manera de creaci√≥n?

Debe tomarse como eso. Si no estás escribiendo, al menos debes estar leyendo. Leer es parte de la creación. Es una parte inseparable, como dije antes. Que haya silencio, no importa. Lo que no debe existir en el escritor es inmovilidad. Siempre debes estar en movimiento, como si fueras un tiburón. Si te detienes, pereces como artista.

¬ŅC√≥mo surge Espacio Abierto y cu√°les son sus objetivos y metas principales?

Espacio Abierto es un grupo de creaci√≥n y formaci√≥n literaria, especializado en la Ciencia Ficci√≥n y Fantas√≠a, creado el 22 de marzo del 2009. El proyecto surgi√≥ como un taller literario anexo a la casa de la Cultura de Playa ‚ÄúMirta Aguirre‚ÄĚ. Cuatro meses despu√©s el grupo cambi√≥ su sede hacia el Centro Onelio Jorge Cardoso, tambi√©n en Playa y all√≠ sesion√≥ desde entonces, hasta que comenzaron las reparaciones del lugar. En la actualidad, el taller est√° de vuelta en la sede inicial de la Casa de la Cultura de Playa ‚ÄúMirta Aguirre‚ÄĚ.

Entre los miembros fundadores del taller se encuentran: Elaine Vilar Madruga, Jeffrey L√≥pez Due√Īas, Eliette Lorenzo Vila, Carlos Duarte Cano, Juan Pablo Noro√Īa Lamas, Jos√© Miguel S√°nchez (Yoss), Ra√ļl Aguiar, Denis √Ālvarez, Yadira √Ālvarez, Gabriel Gil, Leonardo Gala, Pavel Mustelier, Sandor G√°lvez, Eric Flores, Carlos Mu√Īoz, Jes√ļs Minsal, Zull√≠n Elejalde Mac√≠as, David Alfonso Hermelo, Victoria Isabel P√©rez Plana, Alejandro Rojas, Samy Otero y Laura Azor.

Como misión nos proponemos catalizar el desarrollo y formación de escritores del género fantástico y de ciencia ficción en Cuba, tanto en La Habana como en el interior del país. El proyecto asume la responsabilidad de constituirse en un grupo de referencia y foro permanente de escritores, académicos, y aficionados para la difusión, el intercambio, la crítica y el aprendizaje sobre el género fantástico en Cuba.

Aglutinar una masa cr√≠tica de escritores de literatura fant√°stica, que se ayuden unos a otros a crecer como autores en un marco que se caracterice por la pluralidad de los participantes (escritores amateur y profesionales, lectores √°vidos, cr√≠ticos, especialistas, te√≥ricos, y promotores del g√©nero); la ‚Äúhorizontalizaci√≥n‚ÄĚ del aprendizaje (aprender de pares en contraposici√≥n o aprender de una figura central de experiencia); la objetividad en los an√°lisis de cuentos; la cr√≠tica fuerte pero bien intencionada, y la camarader√≠a entre los miembros. De esta organizaci√≥n seguir√°n surgiendo y potenci√°ndose proyectos literarios y culturales colaterales.

Blog Espacio Abierto: http://tallerespacioabierto.cubava.cu

Blog revista Korad: https://korad.cubava.cu/

Coméntanos sobre los logros del proyecto.

Creo que el mayor logro de Espacio Abierto ha sido mantenerse activo, en constante evolución y expansión por más de una década. Creo que somos el taller literario más longevo de Cuba en estos momentos. El segundo logro que le atribuyo al taller, son sus integrantes. Espacio Abierto es una familia que brinda ayuda mutuamente. Estamos muy orgullosos de esa fraternidad que hemos construido. Actualmente, todos los escritores de ciencia ficción y fantasía premiados o publicados en la Isla, pertenecen a Espacio Abierto o pasaron por el taller.

Otro gran logro es su evoluci√≥n. Este taller que pr√°cticamente naci√≥ en un balc√≥n, ha alcanzado el extranjero, ha conquistado las redes, incluso, ha sobrevivido al coronavirus. Ha mantenido su esencia en contra de todo pron√≥stico y hemos podido celebrar todos los concursos, reunir el dinero de los premios y lograr el reconocimiento del p√ļblico. Actualmente el taller funciona en cinco grupos de WhatsApp, dos blogs y una lista de correos.

¬ŅTe parece que estamos bien? Ah√≠ entra su otro logro: siempre se est√° pensando en c√≥mo hacerlo mejor.

Y que conste: todo esto lo hemos logrado con el esfuerzo de los miembros del taller y la ayuda incondicional de instituciones amigas como la UNEAC, El Centro Hispanoamericano de Cultura, la Embajada de Checoeslovaquia y del Centro Onelio.

¬ŅQu√© lugar le ameritas hoy a la CF y F dentro del Top gen√©rico literario en la Isla? ¬ŅCrees que se subvalora a estos g√©neros? ¬ŅPor qu√©?

En primer lugar, estoy en contra de todo ranking en los g√©neros literarios. Lamentablemente en Cuba se ve, existe. Y en este ranking, la ciencia ficci√≥n y fantas√≠a est√°n muy mal paradas. La ponen como si fuera una literatura diferente al realismo. Parece que, cuando se habla de literatura, grandes obras como: Cien a√Īos de soledad, Solaris, Frankenstein, Diez mil leguas de viaje submarino, el Se√Īor de los Anillos, Alicia en el Pa√≠s de las Maravillas, 1984, Ensayo contra la ceguera o Metamorfosis, no fueran grandes obras solo por ser de fantas√≠a o ciencia ficci√≥n. La literatura tambi√©n deber√≠a perder esos prejuicios gen√©ricos. Literatura es Literatura, y punto.

No tengo idea de por qu√© piensan que es ‚Äúuna literatura menor‚ÄĚ y luego leen a Cort√°zar, Saramago, Ch√©jov, Carroll, Ende o a Carpentier y dicen maravillas de sus obras. No s√© por qu√© subvaloran a la ciencia ficci√≥n y a la fantas√≠a. Quiz√°s sean puros prejuicios, quiz√°s es miedo a lo diferente. Porque eso s√≠ tienen estos g√©neros: siempre rompen la realidad de alg√ļn modo. Y la gente le teme al cambio, a lo diferente. Solo que, en este caso, el cambio es interno en esas personas.

¬ŅPor qu√© escribes CF y F? ¬ŅQu√© peculiaridades le atribuyes a estos g√©neros que hace que te sientas m√°s c√≥modo a la hora de escribir?

Porque me gusta y me sale natural. El primer cuento que escrib√≠ en mi vida, fue un cuento fant√°stico. No me lo propuse, sali√≥ as√≠. Sin embargo, no es solo eso lo que escribo. A la hora de escribir, hago lo que pida el cuento. En ocasiones sale realista, sin una gota de fantas√≠a. No obstante, son pocos. Generalmente, salen de ciencia ficci√≥n o fantas√≠a sin propon√©rmelo. Es que, al escribir y tratar de causar alguna sensaci√≥n, intento hacer algo diferente, y para eso, muchas veces necesito romper la barrera de la realidad e ir m√°s all√°. Como dec√≠a Michael Ende, en La historia interminable: Fantas√≠a no tiene l√≠mites‚Ķ Es el mundo de las fantas√≠as humanas. Cada parte, cada criatura, pertenece al mundo de los sue√Īos y esperanzas de la humanidad. Por consiguiente, no existen l√≠mites para Fantas√≠a.

Pienso que esa es la principal razón por la que elegir ese género.

Te has dedicado, entre las labores del taller, a impulsar y apoyar la obra de otros escritores. ¬ŅPor qu√©? ¬ŅNo resta tiempo y energ√≠a a tu creaci√≥n?

S√≠. Me resta tiempo y energ√≠as, si lo observas as√≠. Desde mi punto de vista, lo que hago es retribuir y devolver todo lo que muchos han hecho por m√≠. Si observas mis comentarios en Facebook y Twitter, ver√°s que hay una palabra que repito mucho: maestro. No es una muletilla, es que tengo muchos. Tengo mucha gente que me ense√Īa a diario, que me apoya y ayuda a diario. Maestros y amigos. Personas con las que estoy y siempre estar√© en deuda. Escritores como Mari√© Rojas, Luis Amaury Rodr√≠guez, Ra√ļl Aguiar, Alberto Peraza Ceballos, Jorge Garc√≠a Prieto, Alberto Guerra Naranjo, Frank David Fr√≠as y todos los miembros de Espacio Abierto y de la Generaci√≥n Ariete. Todos ellos me han ense√Īado, de un modo u otro, a escribir, amar y respetar la literatura.

Y, como no tengo como devolverle lo que han hecho por m√≠, hago lo mismo por otros. Es una sensaci√≥n placentera y magn√≠fica. Sobre todo, cuando se aparece alguien y me dice: gan√© tal premio, me publicaron tal cuento, termin√© tal texto: gracias. Ese ‚Äúgracias‚ÄĚ vale todo el trabajo y las energ√≠as invertidas en ayudar al pr√≥jimo.

Ayudar no es algo que haga por obligación, lo hago por necesidad.


Sesiona tribunal online del Centro del Libro y la Literatura en Villa Clara

Una vez al mes sesiona de manera online el Tribunal de lo Penal del Centro Provincial del Libro y la Literatura en Villa Clara (CPLLVC). El escritor Ernesto Pe√Īa Gonz√°lez (Juez) y la cr√≠tico de Arte y Literatura Carmen Sotolongo Vali√Īo (Fiscal), llaman a Juicio Final a algunas de las diferentes obras literarias que surten los estantes de la Librer√≠a Provincial ‚ÄúPepe Medina‚ÄĚ.

Todo esto ocurre en complot con otros escritores y especialistas que fungen indistintamente como Abogados de la Defensa, Testigos, o simplemente acuden a la Sala de lo Solemne, ahora anclada en Internet, cada vez que ese simbólico tribunal abre una causa literaria diferente.

De lo que trata realmente este Juicio Final es del debate inteligente y ameno sobre las publicaciones de los literatos del patio, a la vez que constituye un original espacio de socialización y promoción de los diferentes títulos que publica Capiro, Sed de Belleza y otras editoriales del país.

Juicio Final Online imita el formato de un juicio, durante el cual se exponen argumentos de solidez literaria sobre el texto acusado, se entrevista a su autor, piden cuentas a testigos que validan y enriquecen el an√°lisis en cuesti√≥n y se disfruta la pol√©mica entre abogado defensor y fiscal. De modo que aporta tanto al p√ļblico de Juicio Final como al autor escogido, quien se nutre de nuevas herramientas y caminos escriturales para pr√≥ximas entregas.

Y a todo esto se suma la dosis de humor inteligente de que suelen presumir los escritores de la ciudad. Por ejemplo, en la Causa Penal #2, 2021 (Junio): ‚ÄúCarro f√ļnebre (novela), Ediciones Capiro, 2018‚ÄĚ, el narrador Joel Sequeda P√©rez recibi√≥ la siguiente sentencia:

‚ÄúJuez: Por el poder que me confiere el CPLLVC declaro (siguiendo al abogado defensor), NO INOCENTE a ‚ÄúCarro f√ļnebre‚ÄĚ, de Joel Sequeda, aunque, por sugerencia de la fiscal√≠a, al chofer-escritor le ser√° confiscada su licencia de conducci√≥n y deber√° ejercer en adelante el oficio de flautista medieval‚ÄĚ.

Otros como Gumersindo Pacheco y Ricardo River√≥n tambi√©n han comparecido a su ‚Äújuicio final‚ÄĚ, desde que el tradicional espacio que acontec√≠a en la librer√≠a principal de la ciudad comenz√≥ a circular en la red de redes. Fruto de sus respectivos procesos penales son una rica disertaci√≥n sobre las obras respectivas: ‚ÄúMar√≠a Virginia y yo‚ÄĚ (Causa # 3, 2021) y ‚ÄúMan√≠as cr√≥nicas‚ÄĚ (Causa #1, 2021).

Se puede disfrutar, por ejemplo, de acotaciones tan asertivas como estas de la Fiscal Sotolongo a la popular obra de Sindo Pacheco: ‚ÄúPone en boca de su atolondrado narrador atinadas observaciones acerca del lenguaje de diferentes personajes (la madre, los profesores, etc.), y gusta de asignarle significaciones inusuales a los vocablos (ojos catastr√≥ficos, por ejemplo), o de practicar inteligentes rupturas de sistema en los sintagmas nominales, como ese de Mar√≠a Virginia tan flaquita y tan sincera o los viejos son imaginativos y antiguos.‚ÄĚ

A la vez que arranca hermosas confesiones en los ‚Äúinterrogatorios‚ÄĚ: ‚ÄúEs un joven enamorado. Las personas enamoradas, aparte del amor, lo que m√°s hacen es eso: el rid√≠culo.‚ÄĚ, afirma Sindo Pacheco sobre su personaje protag√≥nico, despu√©s de lo cual sumado al emotivo alegato de su abogada (Rebeca Murga) nos resulta un verdadero acto criminal dejar pasar de largo la lectura de Mar√≠a Virginia.

Lo mismo sucede con las p√°ginas de River√≥n, quienes disfrutamos del debate que gener√≥ la Causa #1 despu√©s de haber le√≠do ‚ÄúMan√≠as cr√≥nicas‚ÄĚ nos reencontramos con el texto desde el an√°lisis profundo y pormenorizado que nos propone Sotolongo y que, a veces, aunque juega un rol dominante en esta representaci√≥n casi teatral de un juicio, pareciera que se permite gui√Īos a la s√°tira y al divertimento dentro de cient√≠ficas disertaciones filol√≥gicas.

‚ÄúHay una pifia rara, una contradicci√≥n flagrante entre la cr√≥nica ‚ÄúFlipando con la revoluci√≥n‚ÄĚ y la titulada ‚ÄúOtras ¬ęperlas¬Ľ del Club del Poste‚ÄĚ, en relaci√≥n con la posici√≥n de los actores en ‚ÄúEl beso de la mujer ara√Īa‚ÄĚ. En la primera, en la p√°gina 103, se dice que la citada obra ‚Äúfracas√≥ porque uno de los actores (Nelson √Āguila, alias Catibo) se neg√≥ a sentarse en cueros sobre las piernas de Ram√≥n Silverio y darle un beso en la boca.‚ÄĚ En la segunda, p√°gina 122, narrando el mismo suceso se invierten los papeles: Nelson √Āguila se niega ‚Äúa ¬ęmontar¬Ľ una escena en la que Silverio, en cueros y sentado sobre sus piernas, le estampaba un beso en la boca…‚ÄĚ Se dir√° que el orden de los factores no altera el producto, pero s√≠ la verosimilitud de las cr√≥nicas.‚ÄĚ

El juez que preside estos juicios, el narrador Ernesto Pe√Īa, nos hizo llegar las siguientes declaraciones en exclusiva para el Portal del Arte Joven Cubano:

‚ÄúEl prop√≥sito de este ejercicio es combinar el humor con una cr√≠tica literaria de peso, esa que no es solo halag√ľe√Īa sino que sopesa los valores estil√≠sticos y elementos perfectibles o evidentes defectos de la obra llevada a juicio. Adem√°s, buscamos opiniones de otros lectores y sostenemos un di√°logo con el autor de cada libro. Aunque se ofrece una ‚Äúsentencia‚ÄĚ conclusiva, en realidad es el p√ļblico virtual quien tiene la √ļltima palabra. En fin, es asimismo una invitaci√≥n a la lectura, tan necesaria en estos tiempos de pandemia, y un modo serio-divertido de promover las obras del cat√°logo de nuestras editoriales provinciales (Capiro y Sed de Belleza), y la labor del Centro Provincial del Libro y la Literatura en Villa Clara‚Ķ

En el caso de ‚ÄúClara Santa Soledad‚ÄĚ, la √ļltima de las obras llevadas a juicio, decidimos enviar una carta a Luis Cabrera firmada por sus propios personajes, que le brindar√≠an su apoyo en ese momento dif√≠cil. La cr√≠tica, siempre certera, de la fiscal Carmen Sotolongo, invitaba a la correcci√≥n del texto‚Ķ Pretendemos siempre que el lector de Internet se divierta, as√≠ que empleamos una suerte de ‚Äúfustiga riendo‚ÄĚ, de la que todos aprovechan: el autor, los cr√≠ticos, las instituciones, el lector de la obra, los lectores potenciales y los amigos.‚ÄĚ

A tono con los tiempos que corren y la necesidad de llegar a todos los p√ļblicos posibles, el Juicio Final suscita una tensi√≥n que va in crescendo en la medida que avanza el juicio simb√≥lico, por lo que nos ofrece una narraci√≥n en s√≠ misma, sustentada en inteligentes di√°logos y r√©plicas. Teor√≠a que para nada resulta aburrida, ni siquiera dif√≠cil de digerir para un p√ļblico que guste de la literatura, pero que est√© poco educado en el discurso t√©cnico.

Así, entre pinceladas de humor inteligente, pero sobre todo con el análisis de especialistas y voces representativas del mundo del libro en Villa Clara y en Cuba, la crítica literaria encuentra espacio en la red de redes a través de esta iniciativa, la cual agradecen por mucho los usuarios de la página de Facebook del Centro Provincial del Libro y La Literatura en Villa Clara, entre ellos la propia comunidad de escritores y artistas de la provincia, radicados aquí o en otros lugares de la Isla y del mundo. 


A Baracoa me voy‚Ķ una cruzada teatral: un libro para so√Īar despiertos (+ Video y Audio)

Si de magia y sudor, fr√≠o y hambre, cansancio y alegr√≠as, ranas, bichos, calor, agua helada, y poco dormir hablamos, los ‚Äúcruzados‚ÄĚ pueden tener un sinf√≠n de historias que contar de sus vivencias por las serran√≠as en Guant√°namo en esos 34 d√≠as que dura el recorrido por las 210 comunidades apartadas de esa provincia oriental, que contempla los municipios monta√Īosos de Manuel Tames, Yateras, San Antonio del Sur, Im√≠as, Mais√≠ y Baracoa.

Esta experiencia singular que cumple ya tres d√©cadas ‚Äďapoyada por las instituciones de cultura, el Movimiento de Artistas Aficionados y Casas de Cultura, as√≠ como las redes de cultura comunitaria, el Ministerio de Cultura en Cuba y el gobierno en Guant√°namo‚Äď son ejemplo vivo de la pasi√≥n por el teatro y la monta√Īa, pues el agradecimiento genuino de ver que los pobladores comparten lo que tienen con ellos, supera sin dudas las picaduras, las malezas y el angosto camino que saca alientos y, a la vez, fuerza.

Esa fe que dejan esos itinerantes del arte, la familia postiza que conocen en las serranías, es lo que se respira al leer el libro A Baracoa me voy… una cruzada teatral, de los autores Isabel Cristina López y Jorge Ricardo Ramírez, artistas que no solo encontraron en estas lomas la poesía del lomerío, sino también el amor.

  • Ese amor que brota de este texto ‚Äúso√Īador‚ÄĚ, como afirma Isabel, teatr√≥loga, cr√≠tica y realizadora audiovisual, en la presentaci√≥n de ese otro ‚Äúhijo‚ÄĚ suyo en la Casa de las Am√©ricas por estos d√≠as.

‚ÄúCuando nos fuimos para la Cruzada Teatral Guant√°namo-Baracoa en 2018, ten√≠amos la idea de hacer un documental que recogiera el trayecto de los artistas, por eso nos fuimos con una c√°mara de video, pero siempre tuvimos la idea de hacer un libro. Ten√≠amos la historia y no solo el contacto de los artistas, sino tambi√©n el de los pobladores de las comunidades. Escrib√≠ esas historias y las pusimos en un blog en Internet, una manera que nos parec√≠a mucho m√°s r√°pida para socializarlas‚ÄĚ, nos cuenta la autora, quien agreg√≥ que, aunque hay otras personas que han escrito mucho sobre la Cruzada, que la han acompa√Īado, quer√≠an hacer un material diferente que no se acercara desde lo teatrol√≥gico ni ensay√≠stico, sino desde la cr√≥nica, del asombro del extra√Īo antes la vida rica de esos poblados.

‚ÄúNos parec√≠a importante que se visibilizara no solo el arte que llevan los artistas a esos lugares, sino tambi√©n la cultura y las grandes tradiciones que tienen esos pobladores, y que est√°n transformados por la Cruzada Teatral durante 30 a√Īos, retratar esa realidad que el arte y el teatro ha cambiado‚ÄĚ, se√Īal√≥.

‚ÄúEn Monte verde, el fango te llega a los tobillos y si te quedas parado, te hundes hasta la rodilla. Por eso la gente de all√≠ andan trabajando, caminando de un lado a otro, para no hundirse. Si te ven parado mucho tiempo enseguida te dicen que te muevas porque te va a tragar el fango. Y s√≠, as√≠ se ha muerto gente, el fango les ha llegado hasta el cuello y siguen aplatanados hasta que los sorprende la sombra rojiza que les cierra los ojos para siempre.‚ÄĚ

Se√Īal√≥ que es un texto que tambi√©n est√° ilustrado con la poes√≠a de Isabel, acompa√Īado de la fotograf√≠a, lo que tambi√©n les aporta frescura y ternura a las historias de la Cruzada y sus pobladores.

Eugenia Cano, actriz mexicana y que ha participado en varias ocasiones en esta Cruzada Teatral, regal√≥ virtualmente una creativa presentaci√≥n del texto, porque seg√ļn dice, est√° escrito con el amor infinito de los artistas.

También estuvieron presentes Alpidio Alonso Grau, ministro de Cultura; el viceministro Fernando Rojas, presidente del Consejo Nacional de Artes Escénicas; Abel Prieto, presidente de la Casa de las Américas, y su vicepresidente Jaime Gómez Triana.

Aquí puede escuchar el audio íntegro de la presentación.

 

Que el arte nos reconcilie con lo mejor de la vida

¬ęAspiro a que un d√≠a volvamos a ir a los teatros, a las salas cerradas, a los conciertos al aire libre, a donde (‚Ķ) podamos hacer la vida¬Ľ, de tal manera habl√≥ esta semana el Primer Secretario del Comit√© Central del Partido y Presidente de la Rep√ļblica, Miguel D√≠az-Canel Berm√ļdez, a un grupo de creadores destacados, a miembros y directivos de la Uni√≥n de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac).

En un encuentro que ya resulta habitual en el Palacio de la Revolución, entre el mandatario y quienes trabajan y se prodigan desde el universo de la cultura, resultó inevitable hablar sobre los tiempos en que la COVID-19 no había irrumpido en la escena de la civilización; y en cómo habrá que ir pensando en los caminos que nos devuelvan responsablemente a tiempos más normales.    

La reuni√≥n, que no dej√≥ de estar anclada a lo terrenal, fue tambi√©n un hervidero de ideas √ļtiles y hermosas. Y su rampa de lanzamiento fue el repaso a c√≥mo se va dando cumplimiento a los acuerdos del IX Congreso de la Uneac, adem√°s del an√°lisis en torno a las artes esc√©nicas en Cuba ‚ÄĒtema que hab√≠a quedado pendiente del anterior encuentro de los artistas con el dignatario.

En una jornada que tambi√©n estuvo presidida por la viceprimera ministra, In√©s Mar√≠a Chapman Waugh, y por el miembro del Secretariado y Jefe del Departamento Ideol√≥gico en el Comit√© Central del Partido, Rogelio Polanco Fuentes, el Jefe de Estado dijo, a prop√≥sito de los acuerdos derivados del c√≥nclave, que debe seguirse trabajando con sistematicidad, para ¬ęque no se nos quede nada pendiente del IX Congreso, para que no lleguemos al otro Congreso con cosas inacabadas¬Ľ.

Esa reflexi√≥n tuvo lugar luego de que fueran tra√≠dos a colaci√≥n, en el encuentro, los acuerdos tomados durante el IX Congreso; entre ellos, los concernientes a temas como ¬ęCultura, turismo y uso p√ļblico de los espacios¬Ľ, ¬ęEducaci√≥n, cultura y sociedad¬Ľ, ¬ęPatrimonio, ciudad y arquitectura¬Ľ, ¬ęTrabajo cultural comunitario y tradiciones¬Ľ; son terrenos en los cuales ‚ÄĒseg√ļn se dijo en el encuentro‚ÄĒ se ha podido avanzar aunque la pandemia ha representado un duro golpe y se impone un gran esfuerzo para evitar retrocesos.

Del universo escénico

En voz del viceministro de Cultura, Fernando Rojas, pudo escucharse en el encuentro un detallado informe del Consejo Nacional de las Artes Escénicas, el cual recoge cuánto se ha hecho en el país desde ese universo de la creación y a pesar de estos tiempos difíciles.

Ese momento dio paso a la intervenci√≥n del director de Danza Contempor√°nea de Cuba, Miguel Iglesias, quien expres√≥ que sus palabras nac√≠an de una sola fuerza: la del trabajo. Confes√≥ entonces que en sus 36 a√Īos como director, y en sus 54 a√Īos de carrera art√≠stica, nunca se hab√≠a sentido tan mal como ahora, porque aunque los bailarines, por razones obvias, no han podido estar sobre los escenarios, porque aunque est√°n, por ejemplo, en las redes sociales y han hecho otras cosas, el trabajo grueso no ha podido desplegarse, y con todo y eso, por una decisi√≥n de la direcci√≥n del pa√≠s, ellos no han dejado de cobrar sus salarios.

Miguel Iglesias, quien agradeci√≥ a D√≠az-Canel Berm√ļdez por una pol√≠tica que ha protegido a los artistas, expres√≥ tambi√©n, hablando de conquistas, que ¬ęsi no existiera el sistema de ense√Īanza art√≠stica, no existir√≠a la danza¬Ľ. De igual manera explic√≥ en detalles la situaci√≥n cr√≠tica del inmueble que es la sede de Danza Contempor√°nea de Cuba, as√≠ como otras necesidades materiales que penden sobre el desempe√Īo de una instituci√≥n que poco a poco ir√° retomando su paso.

Esa preocupación dio paso a que, en otro momento del encuentro, el Presidente cubano ofreciera una explicación detallada a los creadores acerca de la actual situación económica del país. El mandatario dijo que, aunque hoy no pueden hacerse valoraciones con miras a respuestas inmediatas para necesidades como las planteadas desde el mundo de la danza o desde otros ámbitos, cada tema al respecto será tenido en cuenta.   

Seguidamente el humorista Luis Enrique Kike Qui√Īones, director del Centro Promotor del Humor, comparti√≥ su preocupaci√≥n sobre c√≥mo la pol√≠tica cultural ‚ÄĒtratada en el IX Congreso desde m√ļltiples aristas‚ÄĒ se ir√° implementando cuando el pa√≠s vaya entrando a la ¬ęnormalidad¬Ľ. Lo dijo pensando en las nuevas estructuras de gobernanza, especialmente las que funcionan a nivel del municipio.

Hay un grupo de elementos que se deben dominar a nivel de intendencia, ejemplific√≥, como es la restauraci√≥n de las instituciones culturales ‚Äďd√≠gase los teatros‚ÄĒ; porque a veces, explic√≥, nos encontramos con que esos espacios, cuando paran de trabajar, no retornan a sus funciones originales y se convierten en recintos donde se hacen presentaciones art√≠sticas pero no propiamente teatrales.

Sobre el necesario ejercicio de la cr√≠tica a modo de referente para el arte que se hace, y sobre el impacto que pueden tener las artes esc√©nicas en tiempos de ¬ęhast√≠o tecnol√≥gico de la gente ya harta de estar sentada frente al celular¬Ľ tambi√©n reflexion√≥ Kike Qui√Īones.

Tambi√©n hizo uso de la palabra el cr√≠tico e investigador teatral cubano, Jaime G√≥mez Triana, quien luego de hacer un recuento de la historia del teatro en Revoluci√≥n ‚ÄĒque ha sido saga de romper prejuicios y de reafirmarse‚ÄĒ, expres√≥ que ¬ęnuestro teatro ha sido un teatro de verdad¬Ľ: es cierto, razon√≥, que ha habido un d√©ficit de calidad, pero es un teatro capaz de discutir la realidad cubana en sus aspectos m√°s concretos, complejos, y de hacerlo en colectivo, en vivo, donde se encuentran cara a cara actores y espectadores.

Obviamente el teatro no es una asamblea, pero desde √©l ‚ÄĒapunt√≥ el investigador‚ÄĒ se han adelantado temas de importancia para la sociedad, los cuales luego han sido asumidos por las instituciones.

¬ęHe visto muchas funciones de teatro, pero ninguna como la que vi en los altos de la Galicia, una empinada monta√Īa de la Sierra Maestra, que cuando subimos todos dec√≠amos que era en realidad la galaxia, donde la guerrilla de Ren√© Reyes sube en mulos a hacer su funci√≥n, todos los a√Īos, para una sola familia¬Ľ, narr√≥ G√≥mez Triana, quien mencion√≥ experiencias como la del Teatro Escambray, y de otros grupos, que ¬ęabrazaron la idea de un teatro nuevo¬Ľ.

Qué bueno sería llevar el teatro a los barrios que más lo necesitan…, resaltó el joven Triana, quien es un convencido de que el teatro, más que ninguna otra manifestación, está hecho de utopía, nace de la confianza, de un grupo, de poder llevar adelante un proyecto colectivo, y ese proyecto no se realiza hasta que no se comparte con un grupo de espectadores.

Despu√©s de la pandemia ‚ÄĒdijo‚ÄĒ, en medio de las tensiones materiales que vivimos, toca recomponer, reafirmar, volver a poner en el centro nuestra humanidad. El teatro hace justamente eso. Tenemos una vacuna que se llama Abdala; Abdala es una obra de teatro de Jos√© Mart√≠; y el teatro puede funcionar como una vacuna.

Sumó su voz la investigadora y teatróloga Vivian Martínez Tabares, para quien resulta imprescindible reencontrar las formas y los caminos de volver al teatro, ese universo donde se unen la razón, la emoción y la sensorialidad, y desde donde puede ser alimentada la esperanza.

El periodista Pedro de la Hoz habl√≥, entre otras ideas, de aprovechar el viaje hacia la ¬ęnueva normalidad¬Ľ para replantearnos seriamente la manera de reflejar nuestra cultura popular tradicional en sus relaciones con el turismo, y para empezar a resolver desencuentros lamentables que ha habido entre manifestaciones como la m√ļsica y las artes esc√©nicas.

Por su parte el dramaturgo y actor Maikel Ch√°vez record√≥ a los ni√Īos, esos espectadores para los cuales √©l ha sido feliz trabajando, y en quienes la creaci√≥n art√≠stica de calidad puede obrar maravillas.

Hacia el final del intercambio el Presidente D√≠az-Canel destac√≥ su certeza acerca del poder espiritual de las artes esc√©nicas: ¬ęNosotros, afirm√≥, tenemos una sensibilidad hacia el teatro y por supuesto una comprensi√≥n de lo que significa¬Ľ.

¬ęYo creo que con la pandemia hemos aprendido todos, hemos tenido que sacar aprendizajes¬Ľ, dijo el mandatario luego de hacer un repaso de lo que ha sido la COVID-19 en la vida de los cubanos. Y propuso a los creadores: ¬ęEn la misma medida en que ustedes se pongan de acuerdo sobre c√≥mo podemos hacerlo en las artes esc√©nicas, en los teatros, vamos abriendo, porque a la gente le hace falta¬Ľ.

Sobre la Guerra No Convencional que el imperio hace a la Revoluci√≥n, el Jefe de Estado reflexion√≥: ¬ę ¬ŅHacia d√≥nde se puede dirigir el ataque (‚Ķ) de una hegemon√≠a colonizadora?: hacia la cultura. Si quiebran la cultura de los pueblos, lo quiebran todo¬Ľ.

Es la manera, argument√≥, de que alguien renuncie a sus esencias, a lo que es suyo: ¬ęNosotros tenemos que ser fuertes para resistir el ataque;(‚Ķ) y todo lo podemos lograr con debates, consensos, con conversaci√≥n, con an√°lisis, busc√°ndole soluci√≥n a las contradicciones¬Ľ.

En otro orden de ideas el Presidente cubano hizo alusi√≥n al valor de ¬ęuna innovaci√≥n organizacional en las instituciones de la cultura¬Ľ, a modo de camino para la soluci√≥n de muchos problemas actuales: porque ¬ęlas innovaciones no son solo tecnol√≥gicas¬Ľ, y ese modo de pensar, reflexion√≥, puede aplicarse a muchos de los √°mbitos en los cuales se decide la suerte del pa√≠s.


Silvio Rodríguez con Diákara, nuevo álbum del cantautor cubano

Desde este 1ro. de octubre se puede disfrutar, desde las plataformas digitales, del nuevo disco¬†Silvio Rodr√≠guez con Di√°kara, un fonograma que se comenzar√≠a a grabar hace 30 a√Īos en M√©xico, resultado de una exitosa gira que el cantautor hab√≠a estado haciendo junto al grupo de ra√≠ces afrocubanas llamado Di√°kara.

Comenzar√≠a a ser grabado en 1991 en los estudios del sello PolyGram, de la avenida Miguel √Āngel de Quevedo, en Coyoac√°n, y que luego de d√©cadas y muchas tribulaciones y no pocas aventuras, como el propio trovador afirma, este √°lbum llega conformado con los registros de aquella gira.

¬ęLlegamos all√≠ algo cansados, con deseos de llegar a nuestros hogares, ya que acab√°bamos de terminar un periplo por ciudades aztecas. Fueron apenas tres o cuatro sesiones matutinas en las que alcanzamos a grabar 10 temas, gracias al entrenamiento de la gira. En una ma√Īana puse ocho de las voces que aqu√≠ se escuchan. Las otras dos consegu√≠ ponerlas 20 a√Īos despu√©s, en los estudios Ojal√° de La Habana, cuando retom√© este trabajo para por fin publicarlo¬Ľ, seg√ļn nos comparte Silvio v√≠a correo a trav√©s de la Casa de las Am√©ricas.

Di√°kara era liderada por Oscarito Vald√©s, uno de los reconocidos percusionistas de Cuba, e integrada por m√ļsicos hoy referentes en sus respectivos instrumentos, como Ram√≥n Valle en el piano, Roberto Vizca√≠no en la percusi√≥n afrocubana, Diego Vald√©s en el bajo el√©ctrico, y Ahmed Barroso en la guitarra.

¬ęLa raz√≥n que durante 30 a√Īos me ha animado a volver una y otra vez a este trabajo ha sido su calidad musical. Di√°kara fue un grupo excepcional que en no poco meses consigui√≥ una solidez y originalidad notables¬Ľ, reconoci√≥ Silvio.

Con grabaciones pendientes, y ante las limitaciones en la tecnolog√≠a de aquel entonces en la isla, el √°lbum qued√≥ inconcluso. Luego de un sinn√ļmero de contratiempos y gestiones no materializadas, ¬ęun d√≠a nos hablaron de un flamante estudio, en otro pa√≠s, que ten√≠a de todo, pero carec√≠an del reductor de sonidos. Sin embargo, nos prometieron alquilarlo en un tercer pa√≠s y que lo tendr√≠amos cuando lleg√°ramos. Entonces habl√© con Chucho Vald√©s, que deb√≠a poner el piano en Venga la esperanza, ya que est√°bamos usando su arreglo, y le propuse que viajara con nosotros para culminar la grabaci√≥n¬Ľ, recuerda.

¬ęPero la alegr√≠a a nuestra llegada se desvaneci√≥ cuando en el estudio nos dijeron que a√ļn no ten√≠an el equipo prometido, aunque lo esperaban para el d√≠a siguiente. Aquella conversaci√≥n se repiti√≥, id√©ntica, durante 10 d√≠as consecutivos hasta que, en el onceno, ya sin recursos para continuar all√≠, tuvimos que regresar a Cuba con nuestras cintas de dos pulgadas sin tocar.

¬ęDespu√©s de 30 a√Īos sin cejar en la realizaci√≥n de este proyecto, al fin lo puedo dedicar a la memoria del fundador de Di√°kara ‚Äďuno de los m√°s grandes bateristas que ha dado Cuba‚Äď: Oscarito Vald√©s (Jr.). A √©l, en su eternidad, agradezco el haberme invitado a inaugurar esta rica experiencia¬Ľ, concluy√≥.

Silvio Rodríguez con Diákara tuvo un previo lanzamiento, el pasado 10 de septiembre, con Variaciones sobre un viejo tema, segundo adelanto del fonograma.


Roger Fari√Īas no necesita despertar las musas

Cambiar el traje de pelotero por el de la actuaci√≥n pudiera parecer ir del d√≠a a la noche. Una transici√≥n que trastoca rutinas, h√°bitos, conductas, la misma vida‚Ķ A la vuelta de aquellos d√≠as en que el terreno arenoso dej√≥ ser su sitio preferido, Roger Fari√Īas Montano agradece el haberse dejado hechizar por el teatro.

‚ÄúPara mi familia iba a ser pelotero de alto rendimiento. Un d√≠a aparece Laudel de Jes√ļs y me invita a participar en una obrita que estaba montando con aficionados, y ah√≠ cambi√≥ todo‚ÄĚ, recuerda y culpa a la intuici√≥n y el azar.

Prefiero, despu√©s de conocerlo y acercarme a su obra, atribu√≠rselo al talento. Es por eso que al indagar sobre la trama de la obra de su vida deja escapar: ‚ÄúLa libertad, sin dudas. Que para m√≠ significa encontrarle sentido a mi existencia. Al hombre se le puede arrebatar todo, salvo su libertad‚ÄĚ.

Un leitmotiv que ha ido encontrando el acomodo necesario. Entre experiencias, lecturas, historias nacidas en la cabeza… poco a poco han llegado a ser conocidas por otras muchas personas porque galopan en y para el mundo de las tablas.

La actuaci√≥n fue su primer coqueteo con el teatro. Aunque por su sangre corr√≠an genes de su padre ‚Äďactor y profesor de la manifestaci√≥n‚Äď prefiri√≥ el est√≠mulo de otros. Luego, toc√≥ las puertas de la Escuela de Instructores de Arte Vladislav Volkov, de Sancti Sp√≠ritus.

Abel Gonz√°lez (izquierda) y Carlos Celdr√°n (derecha) le han ense√Īado a ‚Äúvalorar un teatro que se pregunta por el hombre cubano y el sentido de su existencia‚ÄĚ. FOTO: Tomado del perfil de Facebook de Roger.

‚ÄúUna etapa de desenfado e inocencia, en lo art√≠stico y en lo personal, que me regal√≥ muchos amigos y momentos incre√≠bles. Fue tambi√©n la base, digamos en el aspecto acad√©mico, que luego hizo mi paso por el Instituto Superior de Arte, (ISA), menos desamparado‚ÄĚ.

Desde ese primer acercamiento, ya con consciencia de ese ‚Äďuno de los grandes prop√≥sitos de su vida‚Äď, el espirituano Roger descubri√≥ que en el mundo de las tablas tambi√©n nacen familias. Cabot√≠n teatro ha sido hogar, cobija de amor, llantos, tristezas, trampol√≠n para nuevos retos, anhelos‚Ķ All√≠ supo que la actuaci√≥n no le completaba, y hacia la direcci√≥n y escritura prefiri√≥ mover su timonel.

‚ÄúLealtad. Como mismo sucede en las familias de verdad, Cabot√≠n es esa casa de toda la vida a donde siempre puedo regresar, sin tener que dar explicaciones de por qu√© me fui a La Habana o a Madrid durante una larga temporada. Cuando me he ido lejos, detr√°s de m√≠ jam√°s ha sonado un ¬ęportazo¬Ľ concluyente ‚Äēcomo aquel del cl√°sico de Ibsen‚Äē, y cuando he regresado nunca me he sentido un extra√Īo‚ÄĚ.

Es por eso que uno de sus más recientes proyectos se cuece en ese horno teatral espirituano, integrante del Catálogo de Excelencia del Consejo Nacional de las Artes Escénicas.

‚ÄúLaudel de Jes√ļs ‚Äďdirector del proyecto art√≠stico‚Äď dirige mi obra Tragedia de una mujer est√©ril, con un elenco de actores j√≥venes muy comprometidos: Laura Mar√≠n y Leobis Garc√≠a. Esperemos que la pandemia permita su estreno en alg√ļn momento.

“Mientras que como director he estado montando con Agón teatro, en La Habana el monólogo El enano en la botella de Abilio Estévez, con el actor Alejandro Menéndez, un proceso que hemos tenido que aplazar también por el coronavirus, pero en el que no hemos dejado de trabajar.

‚ÄúPor otra parte, es un lujo pertenecer al cat√°logo de Ediciones Matanzas con mi libro Morbo, una obra que escrib√≠ hace algunos a√Īos y que tuvo la suerte de ser le√≠da en Argos Teatro. Tengo otros proyectos abiertos, en los que trabajo en silencio. Me siento dichoso de que, como me dijo una vez mi querido Abilio Est√©vez, ya la virgen p√°gina no esconda su blancura‚ÄĚ.¬†

Cabotín teatro es una gran familia que impulsa la escena desde de Sancti Spíritus. FOTO: Tomado del perfil de Facebook de Roger.

‚Äď¬ŅQu√© necesita Roger para despertar las musas?

‚ÄďHaber dormido bien. Una taza de caf√© en la ma√Īana, preparada por m√≠, con bastante az√ļcar. Aunque no creo que necesite despertar las musas, porque est√°n todo el tiempo velando, perturbando mi tranquilidad. En todo caso son ellas las que necesitan animarme: soy el punto de inflexi√≥n entre ellas y la p√°gina en blanco.

‚Äď¬ŅPor qu√© la necesidad de escribir en publicaciones medi√°ticas como Escambray ‚Äďperi√≥dico de Sancti Sp√≠ritus‚Äď y La Jiribilla, cuando el lenguaje especializado necesita ser entendido por las grandes masas y no solo por los especialistas?

‚ÄďCreo que he logrado ‚Äēo, como m√≠nimo, he aspirado a‚Äē escribir cr√≠ticas y rese√Īas penetrantes, siendo consecuente con mis ideas del teatro, del arte. A partir de ah√≠, lo que var√≠a son las formas, las estructuras, el lenguaje y la extensi√≥n, dependiendo de exigencias editoriales muy espec√≠ficas. Siento la necesidad de escribir, simplemente, sin encasillamientos y tratando de estar lo mejor informado posible. Escribo y lo hago con el mismo rigor de pensamiento sea para Escambray ‚Äēle√≠do por las grandes masas‚Äē o para la revista Tablas ‚Äēpor los especialistas‚Äē.

En la cabecera de Roger Fari√Īas hay autores que no pasan de moda: Virgilio Pi√Īera, Abelardo Estorino, Abilio Est√©vez, Abel Gonz√°lez Melo y Ulises Rodr√≠guez Febles; y a los cl√°sicos universales Ant√≥n Ch√©jov, Bertolt Brecht, Henrik Ibsen, Jean-Paul Sartre y Harold Pinter. Cada uno le ha dado se√Īales para ir construyendo su propio sello.

‚ÄúEn la dramaturgia hay muchos y ecl√©cticos. Puedo sumar otros nombres, pero depende de la historia que quiero contar. En Morbo part√≠ del cuento El retrato, del escritor Pedro de Jes√ļs; en Tragedia de una mujer est√©ril parto de ese tremebundo tema lorquiano que es la esterilidad en Yerma; en Colapso hago referencias puntuales a la Divina Comedia de Dante, y escrib√≠ la pieza iluminado por el curso ‚ÄúDisparadores y artefactos teatrales‚ÄĚ, impartido por el dramaturgo catal√°n Josep Maria Mir√≥; y en V√≠ktor parto de la figura real del psiquiatra y fil√≥sofo austriaco V√≠ktor Frankl, quien sobrevivi√≥ a varios campos de concentraci√≥n nazis. Como ves, no son referentes necesariamente del teatro, sino que provienen de la narrativa, de lo acad√©mico, de la filosof√≠a y la psicolog√≠a‚ÄĚ.

‚Äď¬ŅC√≥mo surge y cu√°nto han significado las relaciones con dos de los dramaturgos y directores m√°s importantes del pa√≠s, Abel Gonz√°lez Melo y Carlos Celdr√°n?

‚ÄďDe Abel conoc√≠a su obra, pero nos conocimos personalmente en el verano del a√Īo 2017 cuando lo invito a Sancti Sp√≠ritus a prop√≥sito de una presentaci√≥n de su obra Chamaco, montaje del cual fui el asesor teatral. Desde entonces hemos trabajado mucho juntos, tanto en Cuba como en Madrid, y nos unen lazos consangu√≠neos muy fuertes.

‚ÄúA Carlos le conoc√≠ por Abel, tambi√©n hemos trabajado juntos, y de ah√≠ que la admiraci√≥n y la amistad han crecido. He ganado con ellos no solo a dos maestros, sino a dos enormes seres humanos, de una gran honestidad y dignidad. ¬ŅDicen que mi ¬ęestilo¬Ľ de teatro se parece al de ellos? Pues estupendo‚ÄĚ.

Kiusbell Rodríguez, director de Agón teatro (izquierda) y Alejandro Menéndez (derecha) confiaron en Roger para su más reciente montaje El enano en la botella. FOTO: Tomado del perfil de Facebook de Roger.

‚ÄďDe esas escuelas, ¬Ņqu√© ha utilizado Roger?

‚ÄďRealmente no s√© porque no lo contabilizo, pero s√≠ s√© lo que he aprendido. A valorar un teatro que se pregunta por el hombre cubano y el sentido de su existencia. Comprometerme con temas que le inquieten a la sociedad en la que vivo con un incisivo sentido cr√≠tico, ahondando en sus principales reclamaciones √©ticas y morales.

‚ÄďDespu√©s de leer, hacer, escribir y haber disfrutado el teatro fuera de Cuba, ¬Ņqu√© opinas del teatro espirituano y cubano?

‚Äď‚ÄúMira, es nuestro teatro y lo defiendo a ultranza, con sus defectos y sus virtudes. Vivimos en un mundo bastante agresivo, fr√≠volo, en el que la desidia impera y donde los hombres estamos cada vez m√°s condenados al aislamiento, a sobrevivir en la perplejidad. Por lo tanto, el hecho de tener los teatros abiertos y las salas llenas era ya una muestra de buena salud. Digo ‚Äúera‚ÄĚ porque en Cuba continuamos, desde hace dos a√Īos, con los teatros cerrados a causa de la pandemia‚ÄĚ.

Y en esa b√ļsqueda constante por aprender, so√Īar y vivir, gracias al teatro, Roger se aventur√≥ hacer realidad una idea que surgi√≥ en el Festival Iberoamericano de C√°diz: una nueva propuesta literaria que pronto ver√° la luz.

‚ÄúPuntos de fuga. Una d√©cada con Argos Teatro 2010-2020 es mi homenaje a Carlos Celdr√°n y Argos Teatro en su vigesimoquinto aniversario, pr√≥ximo a celebrarse en diciembre de este a√Īo. La publicaci√≥n que saldr√° bajo el sello de Ediciones Alarcos, recoge 14 textos cr√≠ticos que en el periodo de esta √ļltima d√©cada he escrito sobre los espect√°culos del grupo, donde intento una aproximaci√≥n a las claves esenciales que definen su po√©tica. Agradezco especialmente a la editorial por acoger el libro, a mi editora Yudarkis Veloz, por el cuidado en la edici√≥n; a Omar Batista por su excelente dise√Īo de cubierta; y al maestro Rub√©n Dar√≠o Salazar por el exquisito pr√≥logo que ha escrito para Puntos de fuga‚ÄĚ.¬†

Para Roger Fari√Īas Montano el tiempo anda de prisa. La constancia y entrega son sus m√°ximas ante las escasas horas para hacer realidad tantas ideas. Entre lecturas y escrituras prefiere tambi√©n refugiarse como espectador. Cada di√°logo desde las butacas tambi√©n le oxigenan.

‚Äď¬ŅQu√© no le puede faltar a una obra para que enganche a Roger?

‚Äď‚ÄúCalidad. Esa palabra que nadie puede explicar, dice Peter Brook, pero que todos podemos percibir‚ÄĚ.