La Ciudad que quiero

Guantánamo, a la vez que rejuvenece con el tiempo, tiene mucho que mostrar. Algunos proyectos de desarrollo local nos permiten disfrutar hoy de una villa más hermosa, orgullo de quienes la habitamos. A esta celebración nos unimos los jóvenes escritores y artistas.

[+]


Cita online para la creación joven literaria en Premio Portus Patris 2020

Con una cita desde las plataformas digitales pero dispuesto a defender lo más joven y renovador de la literatura cubana llegará del 24 al 26 del actual mes la XXVI edición del Premio Literario Portus Patris a Las Tunas, dedicado al género poesía y al ya fallecido poeta Antonio (Tony) Borrego.

As√≠ lo confirm√≥ a la Agencia Cubana de Noticias la presidenta de la Filial Provincial de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z (AHS), Ana Irma P√©rez Perell√≥, quien explic√≥ que a pesar de la situaci√≥n epidemiol√≥gica provocada por la COVID-19, para la AHS en Las Tunas y en especial para la c√©lula del norte√Īo municipio de Puerto Padre, resulta de gran val√≠a la realizaci√≥n de este evento.

Lecturas po√©ticas, m√ļsica, presentaciones de libros, exposiciones de body art, adem√°s de la invitaci√≥n para que participantes y jurados de las ediciones anteriores del certamen graben un video relatando sus experiencias en el Portus Patris y los compartan a trav√©s de los perfiles en Facebook, Messenger o Whatsapp, est√° entren las propuestas de una edici√≥n diferente.

De manera especial se desarrollar√° el foro por internet «La eternidad de Tony Borrego» y la presentaci√≥n del libro La eternidad no basta para todos, √ļltimo texto escrito por el poeta antes de fallacecer en noviembre de 2019, como consecuencia de complicaciones derivadas de una sepsis generalizada.

Reconocido como el poeta m√°s popular de su generaci√≥n, Tony Borrego cosech√≥ importantes lauros y el respeto y la admiraci√≥n de colegas y p√ļblico con la realizaci√≥n de su primer poemario Doy gracias a Dios por ser ateo, as√≠ como Terrenal, Diapositivas, Juegos Lunares, Juanillo, y Ovejas y demonios.

La XXVI edici√≥n del Portus Patris tendr√° en su √ļltima jornada la premiaci√≥n en directo desde el perfil en Facebook de la AHS Las Tunas, adem√°s de la presentaci√≥n del libro El Diablo est√° en los detalles, del joven escritor de Ciego de √Āvila Leonesky Buquet Rodr√≠guez, ganador de la anterior convocatoria del evento.

Como punto de confluencia y confrontaci√≥n entre la m√°s novel creaci√≥n literaria en Cuba, el Portus Patris convoca a los g√©neros de poes√≠a y narrativa de forma alterna en cada edici√≥n, y entre sus requisitos invita a j√≥venes menores de 35 a√Īos de edad a presentar sus obras originales e in√©ditas bajo un seud√≥nimo.

El Portus Patris se ubica como el evento de literatura m√°s a√Īejo que tiene una c√©lula de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z en la provincia; con su desarrollo desde 1994 ha abierto las puertas de la creaci√≥n a una vanguardia literaria renovada y prometedora, fundamentalmente del municipio de Puerto Padre.


Codanza, celebración del espíritu del fuego (+ Galería de imágenes)

Fotos Archivos del Centro de Comunicación Cultural La Luz

Codanza ha sido, por mucho tiempo, mi compa√Ī√≠a. Me explico: Yo apenas s√© mover los pies, ni tras los ritmos m√°s pegajosos que desatan en otros el frenes√≠ del baile, y no me imagino, ni remotamente, en un escenario (salvo alguna que otra experiencia reciente, pero que nada tiene que ver con la danza). Pero ellos, la Compa√Ī√≠a de Danza Contempor√°nea Codanza, que arriba este 25 de septiembre a su aniversario 28, fueron quienes me abrieron los ojos y los sentidos, por primera vez, al arte de la expresi√≥n danzaria.

Y adem√°s es mi compa√Ī√≠a porque nacimos casi juntos. Codanza fue fundada a finales de septiembre de 1992, y yo nac√≠ en noviembre, tambi√©n a finales, separados por dos meses.

Despu√©s vendr√≠an otras compa√Ī√≠as, reconocidas puestas, grandes int√©rpretes, pero Codanza fue la inicial (aunque ahora mismo no recuerde la primera obra de ellos que vi).

Fotos Archivos del Centro de Comunicación Cultural La Luz

En mis a√Īos universitarios √©ramos asiduos a casi todo lo que en materia cultural ocurr√≠a en Holgu√≠n, una ciudad donde los eventos y los acontecimientos se suceden uno tras otro. Entre ellos frecuent√°bamos las temporadas de aniversarios de Codanza, los estrenos y tambi√©n las reposiciones de obras que llenaban la sala principal del Teatro Eddy Su√Īol. Sus bailarines copaban, adem√°s, los espacios p√ļblicos en eventos como la Semana de la Cultura, las Romer√≠as de Mayo o la Fiesta de la Cultura Iberoamericana. As√≠ Codanza ‚Äďliderada por la maestra Maricel Godoy‚Äď fue creciendo hasta hacerse vital en mi memoria afectiva, como lo ha sido para much√≠simas personas.

Fotos Archivos del Centro de Comunicación Cultural La Luz

Con Codanza lleg√≥ Vladimir Malakhov y su primera presentaci√≥n en estos predios, en 2013. El m√≠tico bailar√≠n ucraniano, considerado por la revista Dance Magazine como el mejor bailar√≠n del mundo en cinco ocasiones, obsequi√≥ su ‚ÄúRegalo de Malakhov para Cuba‚ÄĚ, que consisti√≥ en interpretar las coreograf√≠as La muerte del cisne, de Mauro Di Candia, y Voyague, de Renato Zanella. Los holguineros entregaron, entonces, ‚ÄúUn regalo a Malakhov de bailarines cubanos‚ÄĚ; momentos estos que, al decir de Maricel Godoy, result√≥ ‚Äúpiedra fundacional, la primera piedra de un templo mayor que hemos ido construyendo‚ÄĚ: el Concurso de Danza del Atl√°ntico Norte y Grand Prix Vladimir Malakhov.

Fotos Archivos del Centro de Comunicación Cultural La Luz

A partir del siguiente a√Īo, la compa√Ī√≠a es anfitriona del Malakhov, como le decimos, surgido en 2014 para estimular a j√≥venes bailarines cubanos y de varias partes del mundo. La cita re√ļne a core√≥grafos, int√©rpretes, investigadores, cr√≠ticos y especialistas, quienes ofrecen talleres, conferencias, clases magistrales, con el deseo ‚Äďsubraya Maricel‚Äď que cada certamen convierta a Holgu√≠n en la capital cubana de la danza, plataforma para el intercambio y el desarrollo esc√©nico, para el crecimiento y la creaci√≥n (incluso la AHS entrega un premio, de cuyo jurado he sido parte m√°s de una vez).

Fotos Archivos del Centro de Comunicación Cultural La Luz

Pas√≥ el tiempo, y entre estrenos de los que escrib√≠, como Casita, Tr√°iler, Muerte prevista en el guion en su m√°s reciente puesta, El segundo sexo, √Ārbol de fuego, Ofrenda de toro, entre otras, llegu√© incluso a trabajar con Codanza. Y con ellos me fui a Matanzas, a las jornadas del Danzandos, y a Manzanillo, donde presentaron varias obras. Incluso mis amigos bailarines son ‚Äďo fueron‚Äď de Codanza. Los vi crecer, rozar la perfecci√≥n en varias obras, tantear b√ļsquedas creativas en otras. Madurar en cada puesta. Incluso rearmarse despu√©s de menguar el colectivo, y volver al escenario con id√©nticos br√≠os, con la consabida exigencia que caracteriza a Maricel y que hace suya la compa√Ī√≠a.

Fotos Archivos del Centro de Comunicación Cultural La Luz

Este 2020 ‚Äďcomo viene haci√©ndolo desde hace varios ediciones‚Äď Codanza realizar√≠a una jornada de celebraci√≥n por su aniversario en los d√≠as del Grand Prix; pero este, en su VI edici√≥n, qued√≥ pospuesto para similar fecha de 2021, dada la situaci√≥n de excepcionalidad epidemiol√≥gica causada por la Covid-19 en el pa√≠s (al igual que las presentaciones). Aun as√≠, sin llenar, como acostumbran sus estrenos, las salas del Complejo Teatral Eddy Su√Īol, o las calles y parques, Codanza celebra la fuerza, vitalidad y destreza que la caracteriza ‚Äďcomo reza su lema‚Äď en el escenario de la danza insular.

La compa√Ī√≠a ‚Äďescribe Ana Lourdes Estrada Fern√°ndez en su libro Codanza. Esp√≠ritu vivo del fuego, publicado por Ediciones Holgu√≠n en 2010‚Äď es la precursora del movimiento danzario profesional en el territorio, ‚Äúpues con la excepci√≥n del cuerpo de baile del Teatro L√≠rico, cuyo trabajo ‚Äďcomo es de suponer‚Äď no se dedicaba solamente a la danza, la provincia no contaba con ninguna compa√Ī√≠a profesional de ballet, danza o folklore‚ÄĚ. Fundada por un grupo de j√≥venes bailarines graduados de la Escuela Nacional de Arte (ENA) y liderados por la bailarina, maestra y core√≥grafa Maricel Godoy, se lanzaron a la creaci√≥n esc√©nica a prop√≥sito de la edici√≥n XIII del Festival Internacional de Ballet de La Habana, pues Holgu√≠n ser√≠a nuevamente subsede del evento. La pieza fundacional fue Tridireccional y estuvo interpretada por Rosario Arencibia, Gilberto P√©rez, Rosario Hern√°ndez y Wilber P√©rez. Aunque la obra no lleg√≥ a presentarse en el Festival, fue la primera coreograf√≠a de un grupo de j√≥venes que fueron, para bien, el embri√≥n de Codanza.

Fotos Archivos del Centro de Comunicación Cultural La Luz

Con el apoyo del Consejo Provincial de las Artes Esc√©nicas (CPAE) y la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z (AHS), Codanza surg√≠a con el objetivo de la ‚Äúaprehensi√≥n e interpretaci√≥n contempor√°nea de las aspiraciones m√°s sublimes y nobles de cuanto mueve y concierne al ser humano a trav√©s de la danza, utilizando la validez de la actuaci√≥n ya en la expresi√≥n, la palabra o la acci√≥n f√≠sica‚ÄĚ, a√Īade Ana Lourdes, quien subraya que cuando es aprobada por el CPAE en 1994 ya ten√≠an unas quince obras creadas.

Fotos Archivos del Centro de Comunicación Cultural La Luz

Ese fue el origen del ‚Äúmito Codanza‚ÄĚ, un colectivo que es considerado por la cr√≠tica especializada como una de las mejores compa√Ī√≠as esc√©nicas del pa√≠s y que ha realizado m√ļltiples giras internacionales en Espa√Īa, M√©xico, Venezuela, Alemania, Suiza y Austria.

Importantes premios de interpretaci√≥n y coreograf√≠a avalan tambi√©n su trabajo, entre ellos el Premio de la Ciudad de Holgu√≠n en varias ocasiones; en el Concurso Nacional de Coreograf√≠a e Interpretaci√≥n Danzandos, en Matanzas; el Concurso Nacional Solamente Solos; el Festival Internacional ‚ÄúUn Desierto para la Danza‚ÄĚ, en M√©xico; y el Encuentro Internacional de Danza en Paisajes Urbanos, en La Habana.

Fotos Archivos del Centro de Comunicación Cultural La Luz

Ninguna de sus obras ‚Äďherederas del estilo cubano de danza moderna, unido a conceptos proporcionados por Pina Bausch, Merce Cunningham, el body contact, enriquecidos mediante lo que le aporta el trabajo con creadores de compa√Ī√≠as nacionales y extranjeras, y entre las que podemos mencionar las siguientes: Ritual, A√Īo cero, Pasajera la lluvia, Muerte prevista en el guion, El banco que muri√≥ de amor, La fuente de agua sal√°, Memoria fragmentada, Casita, √Ārbol de fuego, Tr√°iler, El segundo sexo y Ofrenda de Toro‚Äď busca ser complaciente, ni con el p√ļblico ni con la cr√≠tica, ni mucho menos con una Compa√Ī√≠a que ha asumido los riesgos como parte de su concepci√≥n fundacional. Solo lo dif√≠cil, aseguraba el escritor Jos√© Lezama Lima, resulta estimulante. Y uno de sus principales logros es la osad√≠a conceptual en la que articulan sus discursos. En la mezcla de m√ļltiples significados y aleaciones culturales propios de la danza contempor√°nea, encontramos uno de sus principales atractivos: la complejidad con que asumen la belleza para entreg√°rnosla palpable en cada una de las piezas.

Fotos Archivos del Centro de Comunicación Cultural La Luz

Por eso, en su 28 aniversario este 25 de septiembre ‚Äďcreciendo, trabajando, impulsando, adem√°s, nuevas coreograf√≠as‚Äď celebro la fuerza, vitalidad y destreza de Codanza.

Fotos Archivos del Centro de Comunicación Cultural La Luz

Fotos Archivos del Centro de Comunicación Cultural La Luz

Fotos Archivos del Centro de Comunicación Cultural La Luz

Fotos Archivos del Centro de Comunicación Cultural La Luz

Fotos Archivos del Centro de Comunicación Cultural La Luz


Plataforma para la danza joven bajo el signo de Vladimir Malakhov (+Fotos)

Vladimir Malakhov es ‚Äďdesde sus presentaciones en 2013‚Äď uno de los mitos de Holgu√≠n. El c√©lebre bailar√≠n ucraniano nacido en 1968 y considerado una figura clave del ballet mundial de todos los tiempos, se inscribe, desde aqu√≠, en la monumental historia viva de la danza en el pa√≠s, luego de bailar en m√°s de una ocasi√≥n ante el asombro cotidiano de quienes miran cada d√≠a al mundo desde esta provincia del universo. Pero no solo bailar, la permanencia de Malakhov ocupa otros sitios m√°s fruct√≠feros, e incluso fomenta la creaci√≥n coreogr√°fica y danzaria en los j√≥venes de la isla.

Fotos Archivos del Centro de Comunicación Cultural La Luz

La primera vez que en el escenario del Complejo Teatral Eddy Su√Īol bail√≥ Vladimir Malakhov fue en 2013, cuando hizo suyas las coreograf√≠as La muerte del cisne, de Mauro Di Candia, y Voyague, de Renato Zanella, y cuando, adem√°s, los holguineros entregaron ‚ÄúUn regalo a Malakhov de bailarines cubanos‚ÄĚ; momentos estos que, al decir de la maestra Maricel Godoy, core√≥grafa y directora de la Compa√Ī√≠a de Danza Contempor√°nea Codanza, result√≥ ‚Äúpiedra fundacional, la primera piedra de un templo mayor, ese templo que hemos ido construyendo‚ÄĚ, y que se ha consolidado en el importante y necesario Concurso de Danza del Atl√°ntico Norte y Grand Prix Vladimir Malakhov.

Fotos Archivos del Centro de Comunicación Cultural La Luz

‚ÄúHace varios a√Īos ‚Äďcuenta Maricel Godoy‚Äď tuve un encuentro en el Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso con Paul Seaquist, m√°nager de Vladimir Malakhov, uno de los m√°s grandes bailarines del siglo XX. Lo invit√© a una temporada que 10 d√≠as despu√©s ten√≠a Codanza en Holgu√≠n. √Čl qued√≥ fascinado con la compa√Ī√≠a y le propuso a Malakhov que, como regalo a Cuba, se concretar√≠a en Holgu√≠n, en diciembre del 2013, un concurso para la promoci√≥n de j√≥venes bailarines y core√≥grafos cubanos y del mundo‚ÄĚ.

Fotos Archivos del Centro de Comunicación Cultural La Luz

Esa fue la semilla, el g√©nesis de un evento, realizado por el Consejo Provincial de las Artes Esc√©nicas, cuyo objetivo es estimular el trabajo de los j√≥venes bailarines cubanos y latinoamericanos, y adem√°s, llevar la danza como v√≠a de comunicaci√≥n y expresi√≥n al p√ļblico interesado en esta manifestaci√≥n art√≠stica. Desde 2014 es auspiciado por la compa√Ī√≠a Codanza y patrocinado por el bailar√≠n ucraniano, considerado por la revista Dance Magazine como el mejor del mundo en cinco ocasiones. ‚ÄúSolo la presencia de esta c√©lebre figura, desde que se fund√≥ el festival, es un incentivo para que la convocatoria crezca cada a√Īo. Sus clases magistrales sirven para desarrollar y perfeccionar el nivel t√©cnico de los bailarines. El di√°logo cotidiano sobre la interpretaci√≥n en las obras que ha bailado es fuente de inspiraci√≥n para todos‚ÄĚ, a√Īade Maricel.

Fotos Archivos del Centro de Comunicación Cultural La Luz

Fotos Archivos del Centro de Comunicación Cultural La Luz

Con car√°cter bienal desde 2018, el Malakhov ha permitido la confluencia en Holgu√≠n de j√≥venes bailarines y core√≥grafos de reconocidas compa√Ī√≠as del pa√≠s y de M√©xico, Estados Unidos, Uruguay, Espa√Īa, Jap√≥n, Rep√ļblica Dominicana‚Ķ De Cuba, adem√°s de la anfitriona Codanza, han participado M√©dula, Malpaso, Endedans, Danza Espiral, Ballet de C√°mara de Holgu√≠n, Compa√Ī√≠a de Irene Rodr√≠guez, Danza del Alma, Retazos, Danza Libre, Danza Fragmentada, Ballet de Camag√ľey, Prodanza, ISA Danza, Proyecto Other Side, Rosario C√°rdenas‚Ķ En la interacci√≥n, en el di√°logo con los maestros de la danza, crece el evento, fructifican sus bases. Por lo que, adem√°s de las clases magistrales impartidas por el propio Malakhov y otros maestros a los participantes y a los estudiantes de la Escuela Vocacional de Arte, se realizan talleres y conferencias, como parte del programa te√≥rico que sostiene, tambi√©n, esta cita. Rub√©n Rodr√≠guez, Regina Balaguer, Liliam Padr√≥n, Guillermo Horta, Andr√©s D¬īAbreu, Mar√≠a del Carmen Mena, Maricarmen Rodr√≠guez, Noel Bonilla, Mercedes Borges, Toni Pi√Īera, B√°rbara Balbuena, entre otros, han acompa√Īado, en diferentes ediciones, la realizaci√≥n del mismo.

Fotos Archivos del Centro de Comunicación Cultural La Luz

Los participantes ‚Äďluego de concursar en las modalidades Ballet Cl√°sico, Ballet Neocl√°sico y Ballet Contempor√°neo‚Äď optan por los premios Grand Prix de Interpretaci√≥n, Prix de Interpretaci√≥n, Grand Prix de Coreograf√≠a, Prix de Coreograf√≠a, Grand Prix de Mejor Puesta en Escena de Compa√Ī√≠a, Prix de Mejor Puesta en Escena de Compa√Ī√≠a y el Premio del P√ļblico. En 2016, Yoel Gonz√°lez, director de la compa√Ī√≠a M√©dula, de Guant√°namo, obtuvo un Premio Extraordinario que le permiti√≥ crear una coreograf√≠a expresamente para Vladimir Malakhov. As√≠, al a√Īo siguiente, vimos a Vladimir interpretar El hombre detr√°s de la estrella, obra en la que el joven core√≥grafo no desestim√≥ la oportunidad de hacernos recorrer ‚Äďcomo lo indica el nombre de la pieza‚Äď la cotidianidad de un hombre que ha trascendido como ‚Äúel mejor bailar√≠n del mundo‚ÄĚ: sus interioridades, conflictos, instantes cotidianos, aquello que lo hace un ser humano sobre todas las cosas, aunque sabemos que en este caso el hombre, Vladimir, es, adem√°s, Malakhov, uno de los grandes representantes del arte danzario de todos los tiempos.

Fotos Archivos del Centro de Comunicación Cultural La Luz

Fotos Archivos del Centro de Comunicación Cultural La Luz

En esa ocasi√≥n, Vladimir Malakhov expres√≥: ‚ÄúHace cinco a√Īos por primera vez vine a este escenario y bail√© para ustedes, ahora el tiempo ha pasado y una vez m√°s me encuentro aqu√≠ bailando para ustedes. La competici√≥n no ha envejecido y con ella yo tambi√©n he rejuvenecido y una vez m√°s me voy a cargar de energ√≠as de tantos bailarines, core√≥grafos y compa√Ī√≠as que vienen a demostrar sus talentos. Ustedes me dan energ√≠a y yo har√© lo mejor que pueda hacer para convertir a Holgu√≠n en la capital de la danza‚ÄĚ.

Fotos Archivos del Centro de Comunicación Cultural La Luz

Este a√Īo, cuando se deb√≠a celebrar la VI edici√≥n, la situaci√≥n de excepcionalidad epidemiol√≥gica causada por la Covid-19 en el pa√≠s impidi√≥ que se realizara el Concurso de Danza y Grand Prix Vladimir Malakhov. En su lugar, del 21 al 25 de este mes, se realiza ‚ÄúMemorias de un Festival‚ÄĚ, un recuento de lo vivido en estas cinco ediciones a trav√©s de diversas plataformas digitales, incluida la trasmisi√≥n en vivo desde Facebook Live, y el apoyo en la prensa escrita y programas nacionales y provinciales de radio y televisi√≥n. De la misma manera, este recordatorio posibilitar√° el lanzamiento de la convocatoria para encontrarnos en septiembre de 2021 en este evento presidido por el propio Malakhov, Maricel Godoy, y el empresario internacional del ballet, Paul Seaquist.

Fotos Archivos del Centro de Comunicación Cultural La Luz

Para Maricel, este necesario evento es ‚Äúun templo para la danza que le hemos regalado a esta ciudad y a este pa√≠s. Depender√° de nosotros y de la fuerza con que podamos asirnos a sus columnas, su permanencia, su progresiva construcci√≥n. Lo estamos logrando y al menos durante esos siete d√≠as Holgu√≠n se convertir√° en capital de la danza‚ÄĚ. Desde ese deseo, consolidado en cada cita con trabajo, el evento crece y se posiciona, sobre todo, como plataforma para el desarrollo de los j√≥venes artistas de la danza.

Fotos Archivos del Centro de Comunicación Cultural La Luz

Fotos Archivos del Centro de Comunicación Cultural La Luz

Fotos Archivos del Centro de Comunicación Cultural La Luz

Fotos Archivos del Centro de Comunicación Cultural La Luz

Fotos Archivos del Centro de Comunicación Cultural La Luz


Este septiembre, otro apacible retorno del Ada (+ canciones)

Es pasada la media noche. En casa, todos duermen, o casi todos, porque unos pasos ligeros desvelan las horas. En ese instante en que la noche, el rugir de los carros afuera y el propio piso frío del apartamento habanero dejan de existir para hacer lugar al escenario poético.

Entonces ella, la due√Īa de los pasos a deshoras, retorna al recodo de su infancia en busca de inspiraci√≥n. Pasea las calles desiertas de un pueblo llamado Jarahueca, bajo cielo de estrellas perennes. Echa su suerte con los duendes descalzos que a√ļn yacen en los callejones y agradece a los √°ngeles que pasan por el parque y que, al amanecer, se habr√°n quedado precisamente all√≠, convertidos en aldeanos.

En busca de personajes y escenograf√≠a para sus canciones, se llegar√° al and√©n de la estaci√≥n de trenes del mismo pueblo, pero hace muchos a√Īos ya. Cuando nuestra poeta insomne viv√≠a la fabulaci√≥n de los trenes y sospechaba que sus propios pies saltar√≠an a bordo en un viaje que pudo ser definitivo. ¬†

Tambi√©n pudiera suceder que ella tenga un cuadernito peque√Īo y detiene sobresaltada su pase√≠to por la casa en penumbras para fijar estos versos. ‚ÄúQueridos habitantes, /all√° va el transgresor, /lleva orden de su sed, /lleva absuelto el delirio, /despertar√° al instante/las fauces cotidianas, /presume de habitual‚Ķ‚ÄĚ[1]

Pero esta madrugada el recuerdo transforma la nostalgia en figuración alegre, en plácido retorno. Dan ganas de rasgar par de notas si no fuera demasiado silenciosa la casa.

Travesía con
Ada Elba Pérez

‚Äʬ†ANA LA CAMPANA¬†

‚Äʬ†EL VENDEDOR DE ASOMBROS¬†

‚Äʬ†TRAVES√ćA M√ĀGICA¬†

‚Äʬ†EL CANGREJO ALEJO¬†

‚Äʬ†ESTELA, GRANITO DE CANELA¬†

‚Äʬ†SE√ĎOR ARCOIRIS¬†

‚Äʬ†EL DESPERTAR¬†

‚Äʬ†ABUELA CANARIA

‚Äʬ†EL TRENCITO Y
LA HORMIGA
 

 

Ada Elva se siente ligera y despreocupada como una mariposa nocturna. Enciende una l√°mpara tenue y comienza a rasgar en papel apuntes sobre un tren de az√ļcar y una hormiga golosa. Quiz√°s la ni√Īa imaginada prefiera refugiarse en la torre alta de una iglesia donde una campana toca, toca y toca, aunque no la escuchen, la campana toca.

Sin embargo, poco de la intimidad creativa de esta muchacha podría asegurar quien describe esta escena. Porque, confieso, de su protagonista tengo un rastro de nostalgias inventadas; acaso verosímiles por tanto escuchar las anécdotas de los otros, los que sí conocieron a la hija ilustre de Jarahueca.

Digo m√°s; ¬Ņqui√©n sabe si esta es la madrugada en que Ada Elba P√©rez se imagina pintando los lindos colores de la felicidad? ‚ÄúEscribo canciones que pueden ser cuentos, f√°bulas, porque las fronteras en el arte no existen‚ÄĚ[2], me responden los recortes de las entrevistas que concedi√≥, las palabras que atesoran sus guardianes (familiares, colegas y amigos) en urna de cristal.

Solo que en mi mundo real es septiembre y, ella, la artista que se dio a la infancia y a su pueblo, cumpli√≥ 60 a√Īos. La mitad de estos vividos desde la eternidad de su obra creativa, de su gesto sensible y del cari√Īo que le profesan a√ļn sus coterr√°neos.

Porque un día gris se fue Ada Elva Pérez. Sin tiempo para despedirse de su Jarahueca, pero muy joven para irse definitivamente.

Quiz√°s llevaba la guitarra al hombro y una partitura fresca en la memoria. Tal cual se le recuerda de ni√Īa, con alguna guitarra a rastros. O de jovencita, con las canciones de Joan Manuel Serrat, Mercedes Sosa o Soledad Bravo siempre a mano.

Ada Elva molde√≥ sus fantas√≠as en piedra, acorde y papel. En tres d√©cadas de vida atesor√≥ m√©ritos y regal√≥ talento con caudal inagotable. Desde que en la d√©cada del 80 egres√≥ de la Escuela Nacional de Arte se entreg√≥ a la poes√≠a en un viaje tambi√©n definitivo. Muchacha hacedora de sensibilidades que dijo de s√≠ misma: ‚ÄúSoy ante todo un ser deslumbrado, una guajira deslumbrada y esos deslumbramientos trato de comunicarlos con todas las cosas que tengo a mano.‚ÄĚ

Par de a√Īos de titulada y sus manos ya cincelaban el primer busto en Cuba y en Am√©rica Latina de Alejo Carpentier. Mientras retocaba su primer hijo l√≠rico, el poemario ‚ÄúCorrespondencia‚ÄĚ. Altern√≥ infatigables versos con la instrucci√≥n en la Escuela de Arte de la Isla de la Juventud.

‚ÄúYo cada vez que hago algo me transporto y me meto en ese mundo, pero soy yo misma en ese estado de √©xtasis y, luego de crear, voy al acto de trabajar una obra. No todo lo que sale del sentimiento es una maravilla, hay cosas a las que hay que ponerles la raz√≥n, el intelecto, la t√©cnica. Hay que buscar.‚ÄĚ

Fue como en los a√Īos que 90 empez√≥ a alimentar de lauros su carrera como m√ļsico. Esta muchacha cuyas tonadas se quedaron inscritas en el pentagrama cubano como Siembra, sembrador (Premio Abril en m√ļsica, 1990),Tonadas para el camino, Tonada para amanecer, El sitio de los √°ngeles, La guayabita madura‚Ķ son algunas de las m√°s conocidas-.

‚ÄúYo llegu√© a la m√ļsica por impulsos internos, por una necesidad imperiosa de hacer este trabajo. En realidad yo no soy m√ļsico, sino (‚Ķ) un ser humano que ama la m√ļsica y a veces coge una guitarra, la aporrea.‚ÄĚ

tomada de uneac

Desde que empez√≥ a componer, su m√ļsica y letras se abrieron paso entre talentosos, sobre todo obras para ni√Īos como El cangrejo Alejo, Se√Īor Arco√≠ris, Ana la campana, La luna vanidosa, El trencito y la hormiga, El tonto de papel, El vendedor de asombros, Estela, granito de canela, entre otras.

Dijo al respecto: ‚ÄúYo me cuido ante todo de no tratarlos como tontos.‚ÄĚ Tan acertado punto de vista que int√©rpretes como Liuba Mar√≠a Hevia y Teresita Fern√°ndez la abordaron en sus discos. M√°s a√ļn, la inmortalizaron para generaciones venideras.

Pero la joven que ahora imagino se desempe√Īa como Instructora de Arte en la Casa de Cultura de Plaza en La Habana, por lo cual ha merecido el Diploma de Honor del Ministerio de Cultura. Escribe y conduce tres programas radiales, hace cer√°mica y artesan√≠a. Compone canciones mientras escudri√Īa las estrofas de Sor Juana. Piensa que la poes√≠a es ‚Äúel ca√Ī√≥n de la ternura. En sus rincones anidan las estrellas y los actos cotidianos. Pero el poeta debe serlo, en primer lugar, en la vida misma.‚ÄĚ[3]

Tiene 30 a√Īos reci√©n cumplidos. Antes de adentrarse en esa edad madura se sumerge en las culturas mesoamericanas ‚ÄúTodos los asuntos que me puedan conmover son temas de mi poes√≠a. Escribo sobre todo aquello que me emociona, que entre por las puertas por donde siempre debe entrar la poes√≠a, que son las puertas del coraz√≥n, del sentimiento. Defiendo siempre dentro de mi poes√≠a al ser humano y sus valores.‚ÄĚ[4]

Viaja y riega su halo po√©tico por el continente. Imparte conferencias en el Ateneo de Caracas y recorre los Andes. Sube el Popocat√©ptl o se carga los bolsillos con piedras que recoge de la casa natal de Sor Juana In√©s, la gran poetiza mexicana. Hasta Francia llega la ‚Äúguajira deslumbrada‚ÄĚ, cruzando mares como quien escribe un poema m√°s.

Y donde quiera que va lleva a cuestas su guitarra. Y dentro de la guitarra alg√ļn pedazo de su pueblo natal. Que bien pudiera ser el parque en donde corretean los gatos como ni√Īas sueltas. O bien el pedazo de patio en que la abuela Saturnina cultiva romerillos y alimenta gallinas criollas a la sombra de los atejes. Casi todo, la noche, y lo dem√°s, /est√° en el patio.

Entre todo eso y lo dem√°s corretea Ada Elva. En ese ir y venir de campo y hogar, la abuela Saturnina la llena a√ļn con sus embrujos, los atejes revientan de rojo, y los romerillos mecen los cabellos de la ni√Īa. Al menos as√≠ lo prefieren sus amigos y familiares; cuando las noches se vuelven largas, muy largas; all√° en el norte espirituano.

Ante quienes extra√Īan a su Ada valiente y necesaria, esta reportera tan solo puede admitir que encontr√≥ en aquella muchacha un alma libre y a la vez con hondas ra√≠ces. Ideal de vida y de mujer he ido voy armando con los a√Īos. Acertijo del buen hacer que descifro entre las an√©cdotas de sus cercanos, los versos que escribi√≥ o las canciones de mi propia infancia.¬†

Y alguna noche de septiembre en que tambi√©n me cuesta conciliar el sue√Īo, prefiero imaginarla as√≠, dando pase√≠tos cortos por su apartamento habanero, que la trasborden al escenario de los sue√Īos reso√Īados; mientras los carros rugen lejos, muy lejos, en la ciudad.

‚ÄúEl tiempo es lo m√°s preciado que posee el hombre, es un regalo fr√°gil, fugaz, inapelable, que solo una vez nos ponen en las manos. Dedicar tiempo es ofrendar lo m√°s valioso, compartir una porci√≥n de algo que se acaba. Alg√ļn d√≠a ser√° un grave delito dejarlo huir‚ÄĚ.

Notas:

[1] Fragmento del poema de Ada Elba P√©rez ‚ÄúPara que nadie diga que no defend√≠ lo que so√Ī√©‚ÄĚ.

[2] Declaraciones de Ada Elba Pérez citadas en Identidad. Boletìn de la V Bienal Identidad de homenaje a Ada Elba Pérez. No. 1, Agosto 2005.

[3] Declaraciones de Ada Elba Pérez citadas en Identidad. Boletìn de la V Bienal Identidad de homenaje a Ada Elba Pérez. No. 1, Agosto 2005.

[4] Idem.


El «Lloga» desde adentro (+Volante sonoro)

En medio de la crisis sanitaria generada por el nuevo coronavirus, el legado de Antonio Lloga encontró nuevamente respaldo en una joven generación comprometida con la radio y sus rutinas.

La filial santiaguera de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z, rectora del taller y concurso en memoria del Hombre Radio, este a√Īo se ajust√≥ al actual contexto dise√Īando un programa online con gran impacto en las plataformas digitales y variadas iniciativas que sustentaron el principio de seguir premiando historias, innovaci√≥n y sonidos.

Entre las novedades, muy bien asimiladas por un p√ļblico heterog√©neo, podemos citar la serie Antena Este, el Noticiero Lloga 2020 y el Bolet√≠n Volante sonoro.

Tras varias jornadas pensando la radio, desde la experimentaci√≥n, el podcast y el paisaje sonoro, as√≠ como el homenaje a personalidades e instituciones, se hicieron p√ļblicos los resultados de las mejores obras en competencia, dando por concluido el evento.

‚ÄúNo fueron pocas las experiencias acumuladas y que sin dudas tributar√°n al perfeccionamiento del encuentro de Juventudes en venideras etapas‚ÄĚ, seg√ļn destaca Yasmani Herrera Borrero, coordinador del comit√© organizador del prestigioso evento.

«Creo que las actuales condiciones han permitido la superaci√≥n del evento sobre todo para el comit√© organizador; poder lanzar el «Lloga» de manera online, irnos acomodando a las circunstancias excepcionales y buscar soluciones en el momento, llevar adelante lo que ten√≠amos planificado de manera exitosa; que pudi√©ramos conectar la red de j√≥venes radialistas del pa√≠s fue un gran reto‚ÄĚ, coment√≥ al Portal del Arte Joven Cubano Herrera Borrero.

Tambi√©n explic√≥ que ‚Äúconstruir un equipo de trabajo que entendiera el evento como una necesidad y renovarlo en lo que debe ser la radio nueva, y que adem√°s esa visi√≥n fuera ser parte de los participantes en el «Lloga», es una de las grandes ganancias alcanzadas‚ÄĚ.

“Poner un formato como el podcast en la mirada de los radialistas más jóvenes es también un impulso a lo que necesita la radio en Cuba. Esta cita nos ha permitido que podamos llevar de la mano las dos variantes. Tener un programa online y presencial cuando se pueda. Creo que la radio también puede hacer eso pues tiene la posibilidad de hacerse presencial.

‚ÄúAdem√°s, hace falta que le hable en el o√≠do a las personas, que se parezca a los tiempos que van corriendo, que sea intermedial, din√°mica, que nos permita hacer periodismo de mochila, que construya un relato a partir de las experiencias de las personas y de eso hablamos cuando nos referimos a experimentaci√≥n radial. Ese es el reto, y me parece muy bien que sea el «Lloga» el que comience ese camino.‚ÄĚ ¬†¬†¬†¬†¬†¬†

Noticieros, espacios audiovisuales, sin perder la l√≠nea renovadora que necesita un evento de este tipo, colmaron el programa virtual del «Lloga». Ojal√° que en la 31 edici√≥n nos ofrezca el privilegio de vivir jornadas de pol√©micos debates, donde podamos ver el mundo gracias a la magia del sonido.


«Creo firmemente que la radio tiene cada vez m√°s que tender al Arte»

Es incansable, nadie lo duda. Zenaida Costales Pérez* junta los espacios de su realización personal y profesional entre los indescriptibles ambientes de una cabina radial, un aula universitaria o la tribuna de un evento académico o gremial. Su alta dignidad científica no le ha hecho olvidar su esencia de reportera. Amante del relato, sigue buscando los sonidos del país, quizás sin percatarse que poco a poco esa labor se va convirtiendo también en patrimonio del rico bregar de la radio en Cuba.

El contexto pand√©mico ‚Äďsobran las explicaciones‚Äď ha evitado que esta entrevista pudiera desarrollarse en un estudio radial o en alg√ļn resquicio de lo que promet√≠an ser las intensas jornadas de trabajo del Festival Lloga. Media un cuestionario que breg√≥ entre sinuosas rutas digitales, pero la maestr√≠a pedag√≥gica salda nuevamente el infortunio de las distancias. ¬†

El Festival y Concurso Antonio Lloga In Memoriam, en su edici√≥n XXX aniversario, se privilegia al sumarla a las sesiones te√≥ricas, a la vez que le reconoce con la Distinci√≥n ‚ÄúMaestra de la Radio‚ÄĚ. Compartimos las respuestas de la ‚Äúprofe‚ÄĚ Zenaida a la espera de que en otra cita de la radio joven se materialice el abrazo prometido.

tomada del perfil de facebook de zenaida costales perez

La enunciaci√≥n en distintos escenarios del concepto de la ‚Äúradio joven‚ÄĚ implica la l√≥gica aparici√≥n de un sintagma antag√≥nico. De asumirlo Zenaida Costales de ese modo, ¬Ņcree que se contraponen o coexisten en Cuba una radio joven y otra vieja? ¬ŅC√≥mo se imbrica esta noci√≥n con su sentencia de que ‚Äúestamos asistiendo a la construcci√≥n de una nueva radio, la que nos hace falta, una radio que se parezca a nuestro pueblo‚ÄĚ?

Los recorridos te√≥ricos de la radio junto a la multimedialidad de su nueva narrativa sonora conducen a replantear al medio radiof√≥nico en la convergencia de sus lenguajes, donde el quehacer de la ‚ÄúNueva Radio‚ÄĚ irrumpe como un paradigma, un cambio de ruta que exige nuevas competencias profesionales, rutinas productivas y supera la tradicional estructura organizativa lo cual implica un cambio en la mentalidad, una nueva cultura de trabajo que fomente roles en funci√≥n de la producci√≥n comunicativa diferenciada y la generaci√≥n de contenidos en varias plataformas.

En el escenario mediático radiofónico cubano conviven la radio tradicional y la emergencia de una nueva radio. Cada una aporta lo mejor de sus prácticas.  Asistimos a una forma de gestión emergente con las capacidades necesarias para afrontar las demandas mediáticas radiofónicas contemporáneas. Algunos puntos a favor de esta práctica podrían encontrarse en la gestión de los contenidos y en el fomento de la interactividad y las relaciones de producción al interior de cada medio que permite, por decirlo de alguna manera, mantener una agenda unida y coherente dentro de un amplio espectro.

La lupa debe situarse en la realidad cubana y en sus demandas informativas. En ese contexto la penetración de Internet y el acceso a la información segmentan a las audiencias, que ya no solo estarían en diversas plataformas, sino que tendrían una base práctica para emitir criterios y participar de las propuestas de comunicación. El medio que no esté preparado para afrontar ese desafío quedará desfasado y cederá ese espacio frente a otras propuestas.

tomada del perfil de facebook de zenaida costales perez

Algunos suponen que la experimentaci√≥n en el √°mbito de la radio se concreta en la inmersi√≥n de las producciones radiales en Internet, no obstante, usted ha insistido en distintos espacios gremiales y acad√©micos en la necesidad de un cambio en las estrategias discursivas, las competencias profesionales y la narrativa radial en un contexto de migraci√≥n de las audiencias hacia otros escenarios comunicativos y medi√°ticos. ¬ŅPuede aportar otras dimensiones respecto a esta problem√°tica?

Creo firmemente que la radio tiene cada vez más que tender al Arte. Ello es una certeza. Esos sonidos, más que nunca, son también patrimonio y memoria de las culturas. Por ello considero que otra dimensión importante para la radio es el uso de sus archivos sonoros, como auténtica marca del tiempo. Ellos reafirman sus usos sociales, políticos, y hasta de entretenimiento. Se han convertido, además, en una fuente de datos sobre la historia, la cultura y la sociedad, y para saberlos emplear se necesita no solo competencias profesionales, sino narrativas sonoras inteligentes para los nuevos escenarios comunicativos que están en los móviles, en las tabletas…

Entre tales desafíos y certezas se redefine la radio, que asume el influjo de paradigmas, tendencias y cambios, auténtica reivindicadora del uso de las sonoridades de nuestras realidades con urgentes reconfiguraciones. 

Zenaida Costales une la pasi√≥n por la radio y la ense√Īanza. Tomada de la p√°gina web de la Facultad de Comunicaci√≥n de la Universidad de La Habana.

En esa b√ļsqueda constante para registrar y transmitir las sonoridades del pa√≠s usted ha encontrado, y cito: ‚Äúun vac√≠o de relatos en Cuba‚ÄĚ. ¬ŅPuede identificar algunas causas? ¬ŅQu√© papel tiene la formaci√≥n de los j√≥venes radialistas en transformar esa realidad?

El relato est√° en nosotros mismos aunque a veces no lo vemos. La gente aprendi√≥ a mirarse y pocas veces a escucharse. Obviando as√≠ la significaci√≥n de la oralidad. Las sonoridades son im√°genes donde est√°n los dolores de la sociedad, la alegr√≠a de la gente. Hay que habitar en ellas para poder contarlas. Los j√≥venes tienen la alta responsabilidad de aprender a mirar a trav√©s de los sonidos‚Ķ Entrenar la imagen sonora que habita en sus sentidos. Y para ello deben asumir lo escrito hace alg√ļn tiempo por el franc√©s Eugene Enr√≠quez:

‚ÄúEl relato, oral o escrito, es en principio la expresi√≥n de un ser vivo, que se reconoce como tal, que narra sucesos, que evoca su experiencia, sus sentimientos, sus emociones de manera concreta, que habla de su universo social y que env√≠a un mensaje cuyas claves entrega a los otros. Si est√° bien construido, si es capaz de despertar la imaginaci√≥n y hacer so√Īar, hechizar√° a quienes lo escuchen, pues los har√° salir de s√≠ mismos y los invitar√° a un viaje imprevisto e imprevisible‚Ķ‚ÄĚ

En un reciente art√≠culo publicado junto a Lys M√°riam Alfonso Berganti√Īo, en la revista Cuesti√≥n titulado ‚ÄúLa radio: vacuna sonora contra la Covid-19 en Cuba‚ÄĚ, destaca el resurgimiento renovado de la radio cubana en esta nueva coyuntura sanitaria a partir de la imbricaci√≥n entre las radios comunitarias y las emisoras nacionales, la presencia en Internet con audio real y el aumento de la audiencia. ¬ŅEn qu√© medida estas circunstancias resulta un punto de inflexi√≥n en ese proceso de resurgimiento de la radio cubana?

La credibilidad de la radio y su capacidad para generar empat√≠a con los oyentes son algunas de las razones que han permitido que durante estos meses de pandemia las escuchas lograran un aumento significativo. As√≠ lo han descrito diferentes investigaciones, no solo cubanas. Y es precisamente esa sensaci√≥n de acompa√Īamiento, complicidad y cercan√≠a de la radio, la que hace que en situaciones de crisis est√© presente.

En Cuba, durante desastres naturales que con frecuencia azotan la isla, como ciclones y huracanes, la radio ha sido la √ļnica v√≠a para mantenerse informado. Y ahora, en medio de la situaci√≥n generada por la Covid-19, se reinventa y ampl√≠a sus ondas para participar junto a la ciudadan√≠a en el enfrentamiento a esa enfermedad.

Para la profesora Zenaida Costales la radio cubana se reinventa y amplía sus ondas para participar junto a la ciudadanía en el enfrentamiento a la Covid 19. Tomada del sitio www.envivo.icrt.cu

Completo la respuesta acotando la √ļltima conclusi√≥n del art√≠culo citado por usted y de mi autor√≠a junto a Lys M√°riam Alfonso:

‚ÄúLos realizadores y periodistas de la radio, desde sus casas, llevaron la informaci√≥n oportuna a la audiencia, matizada con ruidos ambientes e historias de resistencia personal. Radio Rebelde encaden√≥ a la mayor√≠a de las emisoras del pa√≠s para garantizar la informaci√≥n, Radio Reloj inform√≥ minuto a minuto, Radio Progreso retom√≥ antiguas radionovelas y dramatizados, Radio Enciclopedia transmiti√≥ sosiego con la m√ļsica instrumental, Radio Ta√≠no y CMBF se encargaron de las manifestaciones art√≠sticas. Las emisoras provinciales y municipales cumplieron el prop√≥sito de llevar el relato de sus comunidades al discurso pa√≠s, de permanecer al lado de los oyentes, especialmente, en los escenarios m√°s dif√≠ciles. Sin dudas, junto a los m√©dicos, h√©roes indiscutibles de esta contienda, la comunicaci√≥n social destaca como vencedora en la cobertura medi√°tica a la pandemia‚ÄĚ.

‚ÄúLa radio cubana, en especial, reivindica su espacio en la preferencia durante situaciones de crisis, desastres o emergencias. Reafirm√≥ en estos meses de #Qu√©dateEnCasa su vocaci√≥n de servicio, su capacidad para orientar, informar y entretener pero, sobre todo, su don para acompa√Īar, transmitir confianza. Entonces, qu√© suerte, ¬°Tenemos Radio!‚ÄĚ

Usted ha sido reconocida por su entrega pedag√≥gica en la formaci√≥n de nuevas generaciones de periodistas y radialistas, a lo que se suma el reconocimiento en esta edici√≥n del Festival Antonio Lloga In Memoriam. ¬ŅEn estas circunstancias que han dinamitado los procesos tradicionales de ense√Īanza, cu√°les son los m√©todos que ha encontrado Zenaida Costales para continuar con esta labor?

La ense√Īanza del periodismo radiof√≥nico se convirti√≥ para m√≠ en un ejercicio pedag√≥gico trascendental como herramienta del discurso contempor√°neo por excelencia: Seducci√≥n, espect√°culo, imaginario l√ļdico, posibilidades de apropiaci√≥n y construcci√≥n de discursos, con el desarrollo y expansi√≥n de las Tecnolog√≠as de la Informaci√≥n y las Comunicaciones (TICs), pasaron a ser los caminos para una teor√≠a-pr√°ctica transformadora, involucrada directamente con la realidad circundante. La potenciaci√≥n del relato sonoro, su construcci√≥n dramat√ļrgica (que incluy√≥ el papel del docente en la concepci√≥n y puesta escena de la clase) y la innovaci√≥n individual y colectiva para enfrentar la transformaci√≥n social, se convirtieron en modos y medios experimentales de la experiencia pedag√≥gica.

Para la profesora Zenaida Costales la radio cubana se reinventa y amplía sus ondas para participar junto a la ciudadanía en el enfrentamiento a la Covid 19. Tomada del sitio www.envivo.icrt.cu

Relatos y autorelatos realizados en clases, escritos y orales y desde un enfoque radiofónico propiciaron amplios debates teóricos y prácticos sobre aspectos de la realidad con intencionalidad pedagógica. Se privilegió el quehacer práctico y la evaluación individual y colectiva de los resultados con una amplia participación de las docentes junto a los estudiantes, y se registró en soporte digital gran parte de los procesos.

El convertir al espacio docente en un escenario de reconocimiento y autorreconocimiento, de cara a la realidad contemporánea, con un carácter altamente inclusivo, permitió elevar la autoestima de los estudiantes y potenciar el espíritu movilizador-transformador consciente hacia su realidad.

tomada del perfil de facebook de zenaida costales perez

*Doctora en Ciencias de la Comunicaci√≥n (2010), profesora titular de la Universidad de La Habana. Miembro de la Comisi√≥n Nacional de la carrera de Periodismo. Periodista con m√°s de 25 a√Īos de experiencia de la plata Matriz de la red nacional de emisoras de Cuba, Premio al M√©rito Period√≠stico otorgado por la Radio Cubana. Actual Vicedecana de Postgrado, Investigaci√≥n y Relaciones Internacionales de la Facultad de Comunicaci√≥n de la Universidad de La Habana. L√≠nea de investigaci√≥n: ‚ÄúLenguajes y discursos de la informaci√≥n y la comunicaci√≥n.‚ÄĚ


Arte joven y ruralidad cubana en una sola espiritualidad (+ Galería de fotos)

‚ÄאּV√°monos ya, muchachos!‚Äď dice el chofer y arranca la Gir√≥n que este domingo de agosto amaneci√≥ muy temprano frente a la Casa del Joven Creador de Santa Clara.

Minutos despu√©s, alguien les ruega a los literatos que, por favor, aborden el √≥mnibus destino a Cifuentes, de una buena vez. Con los fumadores la orden es precisa: ¬°arriba, suelten los cigarros y s√ļbanse los nasobucos!¬†

‚Äď¬ŅY los rockeros?‚Äď pregunta tambi√©n el chofer

‚ÄďAqu√≠ ‚Äďse escucha a mis espaldas‚Äď M√°s p√°’ lante recogemos al otro, te aviso‚Äďdice el guitarrista de C√≠rculo de Tiza.

‚ÄďFalta el Tanque ‚Äďexplica una joven y se cuelga de la puerta‚Äď Por all√° viene‚Äďdice haciendo se√Īas al aire con sus brazos.

Mi teléfono vibra reflejando el nombre de un amigo que está en la guagua, pero que evidentemente no me ha visto

‚Äď Dori, ya vamos a salir, ¬Ņd√≥nde est√°s met√≠’a?

‚ÄďAqu√≠ estoy sentada‚Äď. Y saludo a mis amigos narradores con la mano en alto, como quien da la lista.

Ya desde el fondo de la guagua, se escuchan las bromas y las risas del selecto grupo, cuando…

‚ÄאּTanque, al fin, mijo! ‚Äďreprocha alguien.

‚ÄďMira, con ese pelo cuadra’o. ¬°Chofe, despega que el viaje es largo! ‚Äďreclama impaciente.

El chofer arranca otra vez la guagua Gir√≥n que, en efecto, despega con una tripulaci√≥n de lujo hacia las lejanas tierras de la periferia villaclare√Īa. Suman una veintena de j√≥venes artistas, desafiando en buena lid una pandemia para contagiar de arte joven el verano cuasisombr√≠o a que nos condena este a√Īo la covid-19, y que era mucho menos prometedor para quienes viven a unos 30 o 40 kil√≥metros de la cabecera provincial villaclare√Īa.

Gira de la vanguardia art√¨stica villaclare√Īa por localidades del Municipio Cifuentes, como parte del Proyecto Monte Soy/ foto Andr√©s Alejandro Castellanos D√≠az

La vanguardia que se siente montuna

El Proyecto Monte Soy buscaba desde un principio diluirse en la realidad cotidiana de esos, los protagonistas de la ruralidad cubana. Comenta Lisandra Vega Oca√Īa, productora de la AHS en Villa Clara, mientras damos ruedas dejando atr√°s la vida citadina. ‚ÄúLo que propusimos fue pernoctar en estos pueblos, convivir con las personas y hacer muchas m√°s presentaciones en diferentes escenarios.‚ÄĚ

Argumenta la joven que esto no fue posible por problemas de log√≠stica y por las condiciones sanitarias actuales, pero ninguna de estas limitantes impidieron que se llevara a cabo. En un principio se realizaron coordinaciones para poder actuar en lugares abiertos, sin que esto se convirtiera en motivo de aglomeraci√≥n p√ļblica, y en su segunda edici√≥n pudieron actuar en Casas de Cultura y C√≠rculos Sociales, cumpliendo con todas las medidas de aislamiento establecidas para ese momento.

Gira de la vanguardia art√¨stica villaclare√Īa por localidades del Municipio Cifuentes, como parte del Proyecto Monte Soy/ foto Andr√©s Alejandro Castellanos D√≠az

Con respecto a los requisitos para la transportación de pasajeros, se conformaron brigadas de hasta 25 jóvenes, en las que estuvieran representadas las diferentes manifestaciones del arte.

‚ÄúEn esta brigada tenemos talento de las artes visuales, la literatura, la m√ļsica y el teatro‚ÄĚ, explica la productora. ‚ÄúAdem√°s, se espera que los proyectos art√¨sticos vayan rotando en las siguientes ediciones de Monte Soy‚ÄĚ, sostiene el presidente de los asociados, Yatsel Rodr√≠guez, quien explica tambi√©n que cualquiera que sea el paquete de propuestas que se conforme siempre estar√° pensado en favor de llegar a los pueblos m√°s perif√©ricos de la provincia.

Espec√≠ficamente, aquella jornada de fin de semana la vanguardia art√≠stica villaclare√Īa ten√≠a como destino los Consejos Populares Mariana Grajales y Mata, as√≠ como la comunidad Wilfredo Pag√©; del municipio Cifuentes en la central provincia. ‚ÄúAntes visitaron en el municipio de Remedios y sus localidades Vi√Īa, Buena Vista y General Carrillo‚ÄĚ, explic√≥ el presidente de la AHS, Yatsel Rodr√≠guez.

Gira de la vanguardia art√¨stica villaclare√Īa por localidades del Municipio Cifuentes, como parte del Proyecto Monte Soy/ foto Andr√©s Alejandro Castellanos D√≠az

En una Diana fue escogida lejos del azar, sino por las condiciones sociales y la demograf√≠a que circunscribe y determina a sus habitantes: ‚ÄúSon lugares complejos, por el mapa sociopol√≠tico que tenemso ac√°‚ÄĚ; explica ya en tierra cifuentense Lisandra Trist√° Contreras, primera secretaria de la Uni√≥n de J√≥venes Comunistas en ese territorio.

‚ÄúEn el caso de Mata asistimos a una comunidad que tuvo serias afectaciones por la pandemia, devenido en largos per√≠odos de confinamiento‚ÄĚ, agrega la funcionaria integral de la UJC en Cifuentes, Yunisley D√≠az S√°nchez mientras Teatro Drippy prepara el escenario para la presentaci√≥n de ‚ÄúEl flautista‚ÄĚ en la sala de la Casa de Cultura de esa demarcaci√≥n.

Ambas muchachas coinciden en que, para los ni√Īos, adolescentes y j√≥venes de este lugar intrincado, tiene un significado especial tener al alcance de sus manos y de sus sue√Īos, el talento de los integrantes de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z, pero, adem√°s, ‚Äúaporta un grupo de conocimientos culturales muy importantes para el p√ļblico en general.‚ÄĚ

Gira de la vanguardia art√¨stica villaclare√Īa por localidades del Municipio Cifuentes, como parte del Proyecto Monte Soy/ foto Andr√©s Alejandro Castellanos D√≠az

Un espect√°culo especial para un p√ļblico agradecido

En efecto, Drippy abre el espect√°culo con una puesta sencilla y minimalista. Convida a los ni√Īos a cuidar del medio ambiente y a la higienizaci√≥n de la ciudad en que viven. Esta versi√≥n, de la original ‚ÄúEl flatutista de Hamel√≠n‚ÄĚ corre a cargo de su director art√≠stico Jos√© Brito Cordero, quien explica que la obra en general fue pensada a prop√≥sito de los tiempos que corren, pero sobre todo con un dise√Īo escenogr√°fico que permite llevarla puertas afuera de la sede habitual de Drippy.

Para la ocasi√≥n, ellos apuestan por la sencillez, que para nada es sin√≥nimo de simplicidad. Mas bien ‚ÄúEl flautista‚ÄĚ es una entrega de ingenio creativo. El trabajo con t√≠teres, la m√ļsica original, el histrionismo y dominio de la escena por parte de los actores devienen en una puesta did√°ctica y oportuna.

Gira de la vanguardia art√¨stica villaclare√Īa por localidades del Municipio Cifuentes, como parte del Proyecto Monte Soy/ foto Andr√©s Alejandro Castellanos D√≠az

Esa ma√Īana la m√ļsica y la poes√≠a tambi√©n llegaron a los ni√Īos de Mata y sus familiares por medio de Teatro la Rosa. Al finalizar su presentaci√≥n, el actor Dorian D√≠az de Villegas explic√≥ emocionado:

‚ÄúCanto para ellos temas de Teresita Fern√°ndez fudamentalmente, porque considero que los j√≥venes y los santaclare√Īos, sobre todo, tenemos una responsabilidad con ese legado, adem√°s de la responsabilidad que como generaci√≥n tenemos con el arte a modo general; de demostrar que muchos j√≥venes est√°n identificados con su momento hist√≥rico.‚ÄĚ

Gira de la vanguardia art√¨stica villaclare√Īa por localidades del Municipio Cifuentes, como parte del Proyecto Monte Soy/ foto Andr√©s Alejandro Castellanos D√≠az

Despu√©s de los trabalenguas y adivinanzas que entrelazaban las inolvidables canciones de Teresita Fern√°ndez, nos encontramos posando para fot√≥grafos emergentes y sus c√°maras de cart√≥n. El juego consist√≠a en leer para ellos fragmentos de canciones de Silvio Rodr√≠guez o versos de la Loynaz es escritos al dorso, en tanto ellos y ellas gui√Īaban un ojo, apuntaban a nuestro rostro y sacaban su instant√°nea de ‚Äúmentiritas‚ÄĚ.

Es esta una iniciativa del Proyecto Callejas, que confecciona libros y tarjetas artesanales para regalar. Andr√©s Alejandro Castellanos D√≠az, fot√≥grafo y jefe de la secci√≥n de Artes Pl√°sticas de la organizaci√≥n en esta provincia central argumenta que Callejas es un Proyecto Cultural Editorial que reside en Trinidad, Sancti Sp√≠ritus. Sus integrantes manufacturan diversos formatos en los que puedan ser contenidos las artes, pero con prop√≥sito muy marcado en la poes√≠a. ‚ÄúPara Monte Soy dise√Īamos una estructura en cart√≥n con un visor y a√Īadimos textos.‚Ä̬†

Gira de la vanguardia art√¨stica villaclare√Īa por localidades del Municipio Cifuentes, como parte del Proyecto Monte Soy/ foto Andr√©s Alejandro Castellanos D√≠az

Amanda y Yanis, casi unas adolescentes, fueron las primeras en sumarse a esta iniciativa, porque seg√ļn ellas mismas comentaron, les encantan las selfies y los retratos.

Toda persona tiene un ni√Īo interior que quiere el amor de los dem√°s, por eso siempre es un placer innombrable trabajar para ellos. Porque saben querer, agrega Alicia Santos Canalda, a cargo de la Especialidad de Teatro en La Casa de Cultura Provincial Juan Marinello. Sonr√≠e satisfecha de haber aportado un rato de juegos, intercambio de sapiencias y didactismo a la primera mitad de nuestra jornada.

‚ÄúEs un gusto traer nuestros proyectos art√≠sticos hasta los sitios que habitualmente no puede llegar la AHS; sobre todo porque se trata de un p√ļblico especial, muy sano, que no solo se apropia de nuestros mensajes desde su ruralidad; sino que adem√°s agradece mucho nuestra presencia‚ÄĚ, afirma Dorian, ya montados en la guagua, dando rueda hacia Pag√©.

Gira de la vanguardia art√¨stica villaclare√Īa por localidades del Municipio Cifuentes, como parte del Proyecto Monte Soy/ foto Andr√©s Alejandro Castellanos D√≠az

Elevar el alma hasta las monta√Īas

Antes de Wilfredo Pagé, llegamos al pueblo Mariana Grajales, en donde es fácil adivinar la otrora huella del bagazo en las paredes y la nostalgia de las personas por la melaza. En fin, una realidad socioeconómica deteriorada por la reconversión de aquella, su central azucarera.

El literato de 21 a√Īos Reinier P√©rez P√©rez ofreci√≥ sus impresiones para el Portal del Arte Joven Cubano acerca de la experiencia que ha vivido durante el fin de semana monte adentro. ‚ÄúEste tipo de actividades tiene un gran valor simb√≥lico y cultural porque permite acercar la producci√≥n cultural de los j√≥venes villaclare√Īos a regiones del pa√≠s que por estar alejadas de la capital provincial se dificulta el acceso a la gran cultura.‚ÄĚ

Gira de la vanguardia art√¨stica villaclare√Īa por localidades del Municipio Cifuentes, como parte del Proyecto Monte Soy/ foto Andr√©s Alejandro Castellanos D√≠az

Al menos fue evidente el empe√Īo durante la intervenci√≥n de que fue objeto el C√≠rculo Social de Pag√©. A ese espacio abierto al que acudi√≥ un p√ļblico ordenado, pero muy diverso. As√≠ que la Brigada Monte Soy realiz√≥ un espect√°culo completo, que abri√≥ nuevamente Drippy, seguido de m√°s propuestas para infantes y adolescentes. Declamaron sus poemas hondos y compartieron textos picarescos los poetas y los narradores.

Desborde de creatividad tambi√©n hicieron los raperos con sus improvisaciones, as√≠ como los cantautores de C√≠rculo de Tiza, que parad√≥jicamente regalaron temas de m√ļsica country a la ruralidad cubana. Pero… ¬Ņqu√© debe tener en mente un joven artista cuando decide llevar su arte a contextos como este, tan alejados del centro cultural que suponen las capitales de provincia?

Gira de la vanguardia art√¨stica villaclare√Īa por localidades del Municipio Cifuentes, como parte del Proyecto Monte Soy/ foto Andr√©s Alejandro Castellanos D√≠az

Para Reinier P√©rez la respuesta es inmediata. ‚ÄúSiempre el escritor es un ser social y lo primero que tiene que tener en cuenta es que escribe para la sociedad, no puede predisponer su obra un p√ļblico determinado, sino ser digno de la p√°gina. Es complejo traer hasta aqu√≠ formatos del arte como es la poes√≠a que durante mucho tiempo ha estado alejada de lo comercial.‚ÄĚ

‚ÄúCada vez m√°s los grupos de teatro incorporan a su repertorio obras con una escenograf√≠a ajustable a diferentes espacios y contextos, sin complicaciones t√©cnicas o conceptuales, para llegar hasta las comunidades rurales y pueblos apartados que adem√°s tienen una espiritualidad y una forma diferente de dialogar con el arte‚ÄĚ, sostiene el guionista y actor de Drippy, Jos√© Brito.

Gira de la vanguardia art√¨stica villaclare√Īa por localidades del Municipio Cifuentes, como parte del Proyecto Monte Soy/ foto Andr√©s Alejandro Castellanos D√≠az

Abdel Abib Gonz√°lez de Hondoso, rapero conocido en la ciudad como El Tanque, considera que este tipo de intervenci√≥n cultural debe intencionarse m√°s a menudo, puesto que permite un mayor alcance a la m√ļsica inteligente, comprometida, de contenido social, ‚Äúy les dejamos la duda de que existe otra m√ļsica diferente de la que ellos est√°n acostumbrados a escuchar.‚ÄĚ

As√≠, Andr√©s Castellanos D√≠az, fot√≥grafo del Proyecto Callejas, afirma que durante la concepci√≥n de los sueltos para esta actividad decidieron incorporar todo tipo de textos po√©ticos que no fueran poemas para ni√Īos expresamente, sino que ‚Äúdecidimos publicar poes√≠a, sin ning√ļn tipo de condescendencia para con ese p√ļblico, porque ellos pueden hacer sus lecturas sobre cualquier tema correctamente tratado y argumentado. Se seleccionaron diez poemas de autores distintos y se hicieron cinco c√°maras con fragmentos de cada uno.‚ÄĚ

Gira de la vanguardia art√¨stica villaclare√Īa por localidades del Municipio Cifuentes, como parte del Proyecto Monte Soy/ foto Andr√©s Alejandro Castellanos D√≠az

Tambi√©n, Elieter Navarro Hidalgo, actriz de Drippy, encuentra gratificante la experiencia de ‚Äútraer a las personas algo diferente a su cotidianeidad.‚ÄĚ

‚ÄúAbren su mente y dejan volar su imaginaci√≥n de un manera menos habitual en los ni√Īos de la ciudad, es una inocencia otra, quiz√°s por su modo de vida.¬† Espiritualmente aporta mucho, me ayuda a crecer como ser humano, a ser m√°s humilde, a volver a ser ni√Īa y creer.‚ÄĚ

M√°s all√° de las po√©ticas y conceptos que defienden uno y otro proyecto, o los artistas individualmente; todos coinciden en que, si bien la riqueza material es dependiente de otras circunstancias, la espiritualidad y las artes son inherentes al ser humano. ‚ÄúEl arte eleva la espiritualidad de las personas ‚Äďafirma la especialista de teatro Alicia Santos‚Äď llev√°ndolas a un nivel por encima de carencias econ√≥micas u otras diferencias objetivas, lo que nos permite reconocernos como iguales.¬†

Gira de la vanguardia art√¨stica villaclare√Īa por localidades del Municipio Cifuentes, como parte del Proyecto Monte Soy/ foto Andr√©s Alejandro Castellanos D√≠az

‚ÄúY de cierta manera es un acercamiento m√°s bien para estimular a ese p√ļblico, para que se acerquen al arte y lo tomen como un sentido de vida‚ÄĚ, afirma serio, detr√°s de sus hondos espejuelos un joven poeta. ‚ÄúEn definitiva, es la gran meta de este tipo de actividades.‚ÄĚ

Esa suerte de contrapunteo que la riqueza espiritual una vez intencionada logra entablar con las carencias materiales. Y defendiendo esa premisa las diferentes brigadas de Monte Soy continuar√°n actuando para los pobladores de comunidades como Mata o Vi√Īa, reeditando estas jornadas de risas, sue√Īos y canciones compartidas.

Gira de la vanguardia art√¨stica villaclare√Īa por localidades del Municipio Cifuentes, como parte del Proyecto Monte Soy/ foto Andr√©s Alejandro Castellanos D√≠az

Gira de la vanguardia art√¨stica villaclare√Īa por localidades del Municipio Cifuentes, como parte del Proyecto Monte Soy/ foto Andr√©s Alejandro Castellanos D√≠az

Gira de la vanguardia art√¨stica villaclare√Īa por localidades del Municipio Cifuentes, como parte del Proyecto Monte Soy/ foto Andr√©s Alejandro Castellanos D√≠az


¬ŅPor qu√© llamarle haiku?

Normalmente cuando se aborda el tema del haiku en alg√ļn escrito o art√≠culo, lo primero que se hace es decir qu√© es el haiku; en esta ocasi√≥n no voy a romper esa especie de regla, pero lo voy a hacer un tanto diferente, mostrando, o haciendo un intento por mostrar una peque√Īa porci√≥n de lo que es, desde lo que no es.

Idiograma de haiku

Cualquiera puede haber visto alg√ļn libro o poema con esta palabra por t√≠tulo: ‚Äúhaiku‚ÄĚ. Uno muy curioso es el de Berta Caluff, salido bajo el sello de Ediciones Matanzas: √öltimos haikus, en su portada incluso figura un kanji. En este libro podemos encontrar poemas como:

El

Tiempo sobre

sí,

y miente.

Tambi√©n de Samuel Feij√≥o, uno de los primeros escritores que intentaron acercarse al g√©nero, leemos como ‚Äúhaiku libre‚ÄĚ, en el libro El pensador silvestre:

Sue√Īo y hago.

Sue√Īo y no hago.

Hago y no sue√Īo.

De Fermín Carlos Díaz, está publicado como haiku:

No busque fuera

La riqueza que escondes

dentro del pecho.[1]

Pedro Juan Guti√©rrez es otro escritor que tiene algunos poemas publicados como ‚Äúhaiku‚ÄĚ:

 

Todo el significado del círculo,

No interior, no exterior,

No luz, no sombra.[2]

Y se pueden encontrar much√≠simos ejemplos en la literatura cubana y for√°nea, pero, ¬Ņqu√© tanto de ‚Äúhaiku‚ÄĚ tienen esos poemas? T√©cnicamente hablando, el haiku est√° provisto de Kigo, palabra o frase que enmarca al poema en una estaci√≥n del a√Īo determinada. ¬ŅTienen Kigo estos poemas? No. Tambi√©n vemos que existe en este breve poema el Kire, corte sem√°ntico que se realiza, mediante una coma, un punto y aparte, un punto y coma, o muchas veces se dice que est√° ‚Äúoculto‚ÄĚ; este corte se emplea para separar en dos polos o centros de atenci√≥n al poema, haciendo que el lector pueda realizar una ‚Äúcomparaci√≥n interna‚ÄĚ (t√©cnica del Katachi) para degustar en cuanto a semejanzas o diferencias de los elementos (naturales) que lo componen, se dice que ah√≠ es donde surge una especie de ‚Äúchispazo‚ÄĚ o ‚Äúfogonazo‚ÄĚ que despierta un fuerte asombro, adem√°s que transmite determinadas sensaciones. ¬ŅTienen Kire y Katachi estos poemas? No, no lo tienen.

Pero es que el Kigo, el Kire y el Katachi en el haiku no han sido de estricto cumplimiento, porque el haiku es una tradici√≥n, un arte tradicional japon√©s, que ha evolucionado y ha modificado algunas de sus reglas y principios. Entonces, ¬Ņqu√© ha mantenido el haiku inalterable a trav√©s de los siglos, generaci√≥n tras generaci√≥n? ¬Ņla m√©trica de 5-7-5 s√≠labas? ¬Ņlas tem√°ticas?

Lo que ha mantenido el haiku, y que ninguno de estos poemas presentados posee, es lo que los japoneses llaman Aware, pero que no es exclusivo de los japoneses. El Aware es lo que permite al haijin (poeta de haiku) escribir su poema y lo escribe, porque luego de llegar al estado de contemplación (aquí y ahora), hay algo del mundo (la Naturaleza) que ha captado su atención y que le ha hecho conmocionarse: esa conmoción, ese asombro, es el Aware, alma o corazón del haiku.

Tambi√©n hay una idea o concepto fuertemente vinculado al principio del Aware, que es el Haimi, o ‚Äúsabor a haiku‚ÄĚ: el Haimi incluye al Aware pero tambi√©n se abre a todo el entramado de categor√≠as est√©ticas que sustentan el haiku, planteadas en su mayor√≠a por Matsuo Basho y Masaoka Shiki. Esta idea o concepto, en cuanto al lector, es la que va a medir, es decir, va a decir cu√°nto tiene un poema de haiku, cu√°nto ‚Äúsabe‚ÄĚ a haiku; en cuanto al poeta, es la habilidad para incluir en la misma composici√≥n, adecuadamente, determinadas est√©ticas. En estos poemas presentados, tampoco hay Haimi.

El haiku nace o se solidifica, llega a la c√ļspide de g√©nero literario gracias a Basho, porque este poeta rompi√≥ con la est√©tica expresiva (Kokoro ari),

donde si ‚Äúa una luna le pon√≠as un mango, era un abanico‚ÄĚ, o donde ‚Äúel viento peinaba los arrozales‚ÄĚ. El haiku logra trascendencia, porque la naturaleza deja de ser instrumentalizada, deja de ser humanizada y a las cosas se les da su lugar, se les empieza a llamar por sus nombres: la luna deja de ser ‚Äúun abanico‚ÄĚ, para ser solo la luna; el viento deja de ser ‚Äúun peine‚ÄĚ para ser el viento.

Basho sustituye el Kokoro ari (lo expresivo) por el Kokoro nashi (lo transparente). Principios estéticos como Hosomi, Butsuga ichingo, Shiori, Futoki mono, Karumi, Zoka zuijin, etc, llevaron al haiku a ser un poema limpio, sencillo, natural, espontáneo, lejano a la injerencia y pretensión del yo. También lo hicieron principios antiguos que Basho retoma del Manyoshu, primera antología del país del sol naciente: algunos de estos son Yuugen, Sabi, Wabi, Mu, Ma. Estas características del haiku, sobre todo la evasión del yo, dejan bien claro que hay una línea divisoria entre este tipo de poesía y la que normalmente se escribe en occidente, como estos poemas expuestos.

Es que estos poemas, ¬°maravillosos como poes√≠a occidental! qui√©n lo duda,¬† han salido de la mente, del ingenio creativo, cuanto m√°s hace un intento por acercarse esa especie de Koan Zen de Pedro Juan: pero es que el haiku tampoco es un acertijo, un Koan, un misterio a descifrar. El haiku, al igual que Aware, es Makoto, autenticidad, verdad po√©tica, experiencia; ‚Äúel poeta es un fingidor‚ÄĚ, dec√≠a Pessoa, en el haiku no hay espacio para la mentira, porque es todo verdad, sin experiencia (real objetiva, con mundo, con la Naturaleza, llegada mediante los sentidos corporales) no hay haiku.

Estos poetas cubanos presentados ac√°, a los que se pudieran sumar Lezama Lima, Ra√ļl Hern√°ndez Nov√°s, Jes√ļs Orta Ruiz, Juan Luis Hern√°ndez Mili√°n, y por mencionar otros conocidos que no son cubanos como Benedetti, Octavio Paz, Borges‚Ķ apostaron por la reinvenci√≥n del g√©nero desde una perspectiva completamente diferente, asumieron la forma o estructura del poema nip√≥n para expresarse, pero, ¬Ņpor qu√© lo han hecho? ¬Ņpor qu√© han llamado y siguen llamando haiku a algo que NO es haiku?

Para estas interrogantes ‚Äďseg√ļn mi criterio‚Äď, hay dos respuestas: La primera, es la ignorancia, porque si miramos el recorrido del haiku, desde Basho (siglo XVII) hasta la renovaci√≥n propuesta por Shiki (siglo XX) y luego revisamos el primer estudio profundo sobre el haiku, hecho en Occidente, por Reginald Horace Blyth (Haiku, Vol. 1, 2, 3, 4; 1949-52), o en castellano, El haiku japon√©s. Historia y traducci√≥n de Fernando Rodr√≠guez Izquierdo, sabremos que el haiku no se reduce a su forma.

Portada del libro de Reginald Horace Blyth

Su forma no es lo que importa, pues la de 5-7-5 a la que han querido encasillarlo no es ni siquiera la m√°s utilizada; lo realmente importante es el contenido y, en su contenido, inevitablemente se sustenta por todo un entramado de principios y est√©ticas (he mencionado aqu√≠ las principales), las cuales no tuvieron ‚Äďy no tienen en cuenta‚Äď muchos poetas a la hora de hacer un intento de haiku. Respecto a esto, en su libro El coraz√≥n del haiku: la expresi√≥n de lo Sagrado, Vicente Haya, considerado en el mundo hispanohablante como el mayor experto en haiku, dice con cierta aspereza, pero muy acertadamente:

Portada del libro de Mario Benedetti

Recientemente, Mario Benedetti nos ha sorprendido publicando la más desastrosa colección de haikus que no son haikus con que los castellano-parlantes contamos en la actualidad. Veamos uno de sus menos patéticos ejemplos:

            Cuando me entierren

            por favor no se olviden

            de mi bolígrafo.

Luego vuelve a decir en El espacio interior del haiku:

Tenemos que hacernos conscientes de que su √©xito (el del haiku) se debe a claves internas que han de ser comprendidas, y bien comprendidas, antes de pretender que lo que nosotros estamos escribiendo sean haikus. O, de lo contrario, caeremos en el ¬ęs√≠ndrome Benedetti¬Ľ, que en el mejor de los casos es una falta de respeto a la civilizaci√≥n japonesa y en el peor un mamarracho literario.

También expresa en una conferencia impartida en Sofía, Bulgaria, en el 2010:

La IGNORANCIA occidental respecto al haiku hace que no sepan que adem√°s del haiku existe el senryŇę y el zappai.

Por una parte, se encuentra lo ya explicado anteriormente y, por otra, la cuesti√≥n comercial, el nombre de ‚Äúhaiku‚ÄĚ es atractivo, vende, tanto as√≠ que a centros de ventas, cafeter√≠as y productos como perfumes les han puesto ese nombre.

Perfume con el nombre de -haiku-

Entonces, a estos poemas breves, muchas veces hermosos, que se siguen produciendo en Cuba y en Occidente, no se les deber√≠a seguir llamando con un nombre que no le corresponde, habr√≠a que llamarles ‚Äúseguidillas‚ÄĚ, ‚Äútercetos‚ÄĚ, ‚Äúpoetrix‚ÄĚ, ‚Äúzappai‚ÄĚ, ‚Äúanti-haikus‚ÄĚ, ‚Äúminipoemas‚ÄĚ, etc. Tal vez lleguen a tener la popularidad que ha alcanzado el haiku, y me parecer√≠a genial, ¬°perfecto!, pero con su propio nombre: no utilizando el nombre de un g√©nero que merece ser estudiado y respetado, para alcanzar notoriedad.¬†

 

Notas:

[1] Fermín Carlos Díaz. Alma en vilo. Ed Montecallado. p.43

[2] Pedro Juan Gutiérrez. Arrastrando Hojas secas a la oscuridad. Colección Sur Editores. UNEAC. p.83


Pensar la ciencia: Riesgos para un joven investigador y cómo manejarlos (II)

Estableciendo el enfoque (II): Razones por las que no debes hacer un doctorado

En la primera parte de esta rese√Īa les coment√© acerca de algunos motivos que te pueden servir de impulso para enrolarte en una investigaci√≥n doctoral. Esta vez, traigo para ti tres razones por las que no deber√≠as hacerlo. Si reci√©n terminaste tu m√°ster o licenciatura, probablemente te enfrentes con algunas de estas situaciones. Recuerda que, aunque cada vez son menos, en algunos pa√≠ses como Cuba, no es un requisito tener un t√≠tulo de m√°ster para hacer el doctorado. Si te sientes identificado con alguna, pi√©nsalo dos veces antes de que te veas arrastrado a situaciones poco beneficiosas para ti. As√≠ ahorrar√°s tiempo, esfuerzo y sinsabores.

  1. Embullo

He aqu√≠ el primer escenario ante el que debes estar alerta. En ocasiones, uno trabaja en colectivos j√≥venes y hacen actividades juntos. No solo comparten oficina y horas de trabajo, tambi√©n salen en grupo e inventan un sinf√≠n de acciones extraprofesionales. Los lazos que los unen son estrechos y transitaron por los a√Īos de la carrera como un solo bloque. Ahora tambi√©n comparten los avatares del ambiente profesional y se valora la posibilidad de enfrascarse en la labor investigativa. ¬°Atenci√≥n!

El doctorado es la ruta de un lobo solitario y las razones que motivan a tus compa√Īeros no tienen que ser las tuyas. Adem√°s, el proceso te exigir√° conocimientos y habilidades √ļnicas que deber√°s desarrollar y que no son transferibles de un investigador a otro. No caigas en la trampa del comportamiento del grupo. T√≥mate tu tiempo y asume tus decisiones con responsabilidad.

las im√°genes que acompa√Īan el post son de www.phdcomics.com. No olvides visitar su sitio
  1. Compromisos laborales

Este es el segundo ambiente que debes avizorar con cautela. El n√ļmero de doctores en el claustro de un departamento es un indicador central de su performance. Debes sumar, que la investigaci√≥n cient√≠fica es uno de los motores que atraen proyectos y, con ellos, financiamiento. Por esa raz√≥n, las universidades tienen la formaci√≥n doctoral como una de sus prioridades y ejercen mucha presi√≥n sobre sus profesores para encauzarlos en ese rumbo. Es importante que tengas muy claro tus motivos. Solo as√≠ podr√°s alinear los objetivos de la instituci√≥n donde trabajes con tus propias aspiraciones personales.

Aquí debes tener algo en cuenta. En Cuba, el título de doctor no es imprescindible para trabajar como profesor universitario, a diferencia de la mayoría de los países. No obstante, este es un panorama en transformación, y si te interesa dedicarte a la academia, el doctorado es el primer gran paso para asegurar ese destino. De modo que, al integrarte a un claustro universitario, debes avizorar los proyectos de investigación activos en tu ámbito y orientarte de inmediato hacia el que más te interese. Preparar tu carrera profesional investigativa te permitirá prever los indicadores de tu institución y así evitar el apremio. 

las im√°genes que acompa√Īan el post son de www.phdcomics.com. No olvides visitar su sitio
  1. Dinero

Este es el √ļltimo consejo. Si revisas otros blogs sobre temas similares, encontrar√°s que muchos recomiendan el doctorado como una forma de generar nuevos ingresos. Y tienen raz√≥n‚Ķ en parte. Como ya dijimos, el t√≠tulo de doctor hace que suba tu valor en el mercado laboral y eso viene acompa√Īado con un mejor pago por tus servicios profesionales (tambi√©n en Cuba). M√°s importante a√ļn, durante el proceso investigativo tendr√°s la posibilidad de intercambiar con otros acad√©micos de tu rama y expandir√°s considerablemente tu red de trabajo. Com√ļnmente, eso atrae tambi√©n oportunidades de empleo. Hasta aqu√≠ todo bien.

Pero no te enga√Īes, los beneficios econ√≥micos del doctorado no compensar√°n nunca el tiempo y la energ√≠a que conlleva el obtenerlo (en ning√ļn lugar del mundo). La investigaci√≥n, como todas las profesiones, demanda √≠mpetu y entrega absoluta. Por ello, la motivaci√≥n ha de encontrarse en el proceso mismo y en las satisfacciones de hacer lo que te gusta de manera cotidiana. El dinero no puede ser la zanahoria que hace andar a la tortuga, pues se trata de una recompensa p√≠rrica.

Pi√©nsalo de la siguiente manera: como investigador, eres un profesional que intercambia su tiempo por dinero. El doctorado te permitir√° alcanzar un mayor nivel de especializaci√≥n por lo que tambi√©n aumentar√° el valor de tu tiempo. Hasta aqu√≠ todo bien y si esto te hace feliz no hay ning√ļn problema. Pero en tu d√≠a a d√≠a como acad√©mico de una universidad, dif√≠cilmente te enfrentar√°s a la creaci√≥n de productos en los que est√©s involucrado directamente en su comercializaci√≥n.

las im√°genes que acompa√Īan el post son de www.phdcomics.com. No olvides visitar su sitio

Si lo que te interesa es acumular riqueza entonces deberás dar vuelta a esa fórmula. Es decir, dejar de canjear tiempo por dinero y generar bienes o servicios que solucionen una necesidad de tu entorno. Es decir, debes identificar los flujos de capital de tu área y encauzarte hacia ellos. El doctorado no está en esa ruta.

Hay mejores opciones, por ejemplo, dirigir tus habilidades hacia la producción, el sistema empresarial o de emprendimiento. Las historias de millonarios que abandonaron superuniversidades, como Bill Gates o Mark Zuckerberg, están mal contadas. No hicieron su capital por haber dejado de estudiar, sino que crearon nuevos elementos de alta demanda y se colocaron más cerca del flujo de capital. Como dijimos, la formación doctoral no está en línea con ese fin.  

…

Con estos consejos terminamos las primeras entradas de esta rese√Īa. La prioridad de Estableciendo el enfoque, en sus dos partes, fue presentarte algunas de las interrogantes que afronta todo joven que comienza su camino como investigador. Los an√°lisis y soluciones son solo mi opini√≥n y nada m√°s. Coloca en tu balanza imaginaria los pros y contras de una carrera cient√≠fica. Para m√≠, el ejercicio de la indagaci√≥n, la b√ļsqueda de los ‚Äúpor qu√©s‚ÄĚ, el comprender mejor el ambiente donde vivo, es una pasi√≥n. Dicen que el que trabaja en lo que le gusta es una persona con suerte, porque eso significa que no trabajar√° nunca. En esta columna te ayudaremos a alimentar el entusiasmo por la ciencia y a superar con √©xito los retos de la vida acad√©mica. Te espero. ¬†

 

* El autor es profesor del Dpto. Historia del Arte, Universidad de Oriente