Cruzada literaria se deja leer

¬ęDe aquellos camiones botelleros, donde se transportaban los “chiflados escritores mochileros” naci√≥ la Cruzada Literaria, un proyecto que al transcurrir 14 a√Īos, se ha convertido en una gigante Cruzada de amor, compromiso y pura creaci√≥n; en una verdadera Feria de las artes¬Ľ, dijo Yoandra Santana Perdomo, creadora del evento.

[+]


Al editor le toca defender el libro

Tomado de Granma

Con el √°nimo totalmente iluminado, como si se llevara dentro aquella llama ¬ędulcemente encendida¬Ľ¬† de que hablara el poeta, se est√° en la sede de Ediciones La Luz, un fascinante recinto enclavado en la calle Maceo de la ciudad de Holgu√≠n, donde la ya prestigiosa editorial ha hallado definitivamente espacio seguro para¬† el trabajo que con tanto gusto emprende. [+]


Cruzada Literaria:el regreso a los or√≠genes y la b√ļsqueda de nuevos horizontes

El regreso a la esencia comunitaria y la participaci√≥n, por vez primera, de artistas internacionales caracterizan la edici√≥n n√ļmero 14 de La Cruzada Literaria, evento de m√ļsica y letras que cada agosto llega para homenajear con trabajo intelectual y desde Camag√ľey, el nacimiento de nuestro Comandante en Jefe, Fidel Castro Ruz.

[+]


Hab√≠a una vez y m√°s: textos para ni√Īos y j√≥venes

Seg√ļn el dramaturgo y director teatral Rub√©n Dar√≠o Salazar: ‚ÄúUn escritor para ni√Īos y j√≥venes, debe vivir con los o√≠dos como las antenas de los insectos, al tanto de todo lo que sucede, pero fundamentalmente de las cosas mejores que sucedan, las que har√°n del ni√Īo o joven un hombre mejor, justo, abierto, cr√≠tico y transparente‚ÄĚ. [+]


(Trans)formaciones de la escritura y otros medusarios. Una cita con Jamila Medina Ríos

Para muchos la literatura es solo subterfugio, simple evasiva que permite eludir un momento, alg√ļn recuerdo, un dolor. Otros pueden ‚ÄĒseguro estoy‚ÄĒ ver mucho m√°s all√° de la planicie que guarda bajo su espejismo otros ofrecimientos. Cuando tropezamos con la obra de la escritora Jamila Medina R√≠os (Holgu√≠n, 1981), vislumbramos una ¬Ņpostura?, b√ļsquedas que ‚ÄĒal mismo tiempo‚ÄĒ proyectan esa otredad de la creaci√≥n, mutaciones de la escritura (como ella suele llamarle) que sondean, desde la cumbre hasta la furnia, el corpus po√©tico/est√©tico como propensi√≥n que se aleja de lo formal, deslind√°ndose del estancamiento, de la calma tediosa que atenta en contra, apostando por la desfragmentaci√≥n: salvoconducto del que se apropia para reconocer, abrazar, transgredir el/los l√≠mite(s) y en ese (eje)rcicio de (re)conocimiento y metamorfosis, esa necesidad de descepar y volver a erigir va forjando, la mujer hueco de ara√Īa/ primavera/ armadillo/coraz√≥n de col/an√©mona/hongo, una multiplicidad de voces que se difuminan y cuelan por todo intersticio, concediendo una pluralidad-ambig√ľedad al lenguaje y al acto escritural, que viene a ser fest√≠n de ojos que se congregan ‚ÄĒ√°vidos e inquietos‚ÄĒ en la celebraci√≥n. [+]


Presentan en Camag√ľey ¬ęel libro que se puede convertir en el bestseller del a√Īo¬Ľ

En la tarde del viernes 21 el caf√© literario La Comarca de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z (AHS) de Camag√ľey tuvo el privilegio que otorgan los estrenos: la primera presentaci√≥n del libro Hacia una cultura del debate. Espacio Dialogar Dialogar de la AHS, texto de la casa editora Abril que sali√≥ de la imprenta hace apenas tres meses.

[+]


Ediciones La Luz: anfitriona de experiencias editoriales

‚ÄúMe voy enamorada de Ediciones La Luz y de sus j√≥venes, porque veo tantos deseos de trabajar, tanto impulso‚Ķ Muchas veces se acostumbra, en cuestiones de dise√Īo, usar un Matisse o un Gauguin en los libros. Punto final, no hay nada m√°s. Las editoriales nacionales tienen que saber que ustedes, aqu√≠ en Holgu√≠n, est√°n haciendo cosas maravillosas. ¬ŅY por qu√© las hacen? Por una cosa fundamental: ustedes aman su trabajo. Por eso los felicito con el coraz√≥n entero, porque est√°n haciendo algo que realmente me da vida a mis 71 a√Īos‚ÄĚ, afirm√≥ la Dra. Cira Romero, reconocida ensayista, investigadora y especialista del Instituto de Literatura y Ling√ľ√≠stica, en una de las sesiones del VII Taller Regional del Sistema de Ediciones Territoriales (SET) correspondiente a la regi√≥n oriental, realizado en Ediciones La Luz, sello editorial de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z (AHS) en Holgu√≠n, entre el 20 y el 21 de julio.

[+]


La Luz de la lectura

Contar dentro de su cat√°logo, con maestros de la literatura cubana y universal, unido a la joven vanguardia art√≠stica de la literatura nacional, es uno de las d√°divas que nos brinda hoy Ediciones La Luz, la casa editorial de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z en Holgu√≠n. Fundada en 1997, recibi√≥ en la pasada Feria Internacional del Libro dos premios La Puerta de Papel, reconocimiento que otorga el Instituto Cubano del Libro (ICL). Nace esta¬†Luz¬†el 7 de mayo con la presentaci√≥n del cuaderno¬†Buf√≥n de dios¬†de Jos√© Luis Serrano. A la primera etapa le sigui√≥ una √©poca de coediciones. El sello no volvi√≥ a publicar en solitario hasta el a√Īo 2006. En 1999 se funda el Premio Celestino de cuento, destinado a la joven narrativa cubana como una forma de est√≠mulo y promoci√≥n. En las pasadas Romer√≠as de Mayo esta instituci√≥n cultural celebr√≥ sus 20 a√Īos. [+]


Nicol√°s: negro cubano

La poes√≠a fue definitivamente otra a trav√©s de tu pluma. Aquellos que antes eran despose√≠dos de sus m√°s elementales derechos encontraron en tu l√≠rica un resguardo. La voz de los negros, los obreros, los pobres era al fin redimida. Fuiste t√ļ, Nicol√°s, quien supo ponerle ritmo a esas palabras que desde el barrac√≥n nuestros abuelos, blancos y negros, una vez mezclaron. Viste m√°s all√° del horizonte. Supiste saltar las barreras que el color de tu piel nos impon√≠a, alej√°ndonos del tremebundo p√°nico a lo diferente. Todas las flores de abril, Nicol√°s, no son suficientes para recordarte. Por eso quiero imaginar que andas a√ļn por el mar de las Antillas, timoneando aquel barco de papel, que anda y anda y que en cada puerto montas a los que como t√ļ desean el amor. ¬ŅAcaso llevas tu guitarra de trovador? ¬ŅTe acompa√Īa aquella palma que naci√≥ en el patio, sola? [+]


Matando amigos

Tomado de Bohemia

Una novela sobre controvertido personaje latinoamericano

Con el sable a la cintura, Bernab√© Rivera (1795-1832) encant√≥ a las damas de la corte de Pedro I, emperador del Brasil. Acero en mano, el joven guerrero rioplatense se convirti√≥ en tit√°n de la Batalla de Sarand√≠ (1825) y conquistador de las Misiones Orientales. Combati√≥ a portugueses y brasileros, a los compatriotas que se disputaban el poder en la naciente rep√ļblica del Uruguay, masacr√≥ a ind√≠genas. Algunos lo caracterizan como ‚Äúh√©roe de la estirpe hom√©rica‚ÄĚ, en tanto fue instrumento b√©lico de su t√≠o Fructuoso Rivera ‚Äďprimer presidente constitucional de la peque√Īa naci√≥n- con hiperbolizado sentido del honor castrense. Otros ven a un fratricida en √©l, un asesino de hermanos.

La fascinante y terrible historia del caudillo está relatada en ¡Bernabé, Bernabé! (Tomás de Mattos, 1988), novela publicada por Sed de Belleza Ediciones, con poco más de 160 páginas y a la venta en librerías de varias provincias de Cuba. Esta editorial, si bien pertenece a la Asociación Hermanos Saíz, no limita su trabajo a jóvenes escritores nacionales, y ha difundido entre lectores de la Isla títulos de narrativa, ensayo y poesía de disímiles valores y procedencias.

Tom√°s de Mattos ‚Äďtambi√©n periodista y abogado- construy√≥ una estimulante narraci√≥n que es considerada una de las mejores novelas escritas luego de la dictadura uruguaya (1973-1985), alistada en una serie de obras que revisan la identidad de aquel pa√≠s y pretenden encontrar en la vor√°gine posindependentista del siglo XIX las claves originarias de la violencia vigente en el XX. El autor utiliza recursos propios de la literatura decimon√≥nica, como relatar el exterminio de las poblaciones de nativos a trav√©s de un supuesto intercambio epistolar encontrado en el archivo de un albacea. Adem√°s, a√Īade un pr√≥logo de un editor ficticio ‚Äďfechado en 1946, a√Īo de los juicios en N√ļremberg a los nazis derrotados‚Äď donde se presenta a Josefina P√©guy, narrador-personaje que significar√° un ojo cr√≠tico respecto a la versi√≥n oficial sobre el etnocidio con que los patricios fundadores pretendieron modernizar la Rep√ļblica.

Aquellos hacendados financiaron una pol√≠tica secreta de Estado ejecutada en la primera presidencia de Fructuoso Rivera, quien con la eficaz ayuda de su sobrino traicion√≥ a los ind√≠genas ‚Äďantiguos camaradas durante la lucha independentista‚Äď y los aniquil√≥ en la Matanza de Salsipuedes, entre otros combates. Pero el destino tr√°gico de Bernab√© lo coloc√≥ al alcance de sus perseguidos, convirti√©ndose en presa y objeto de la justicia m√°s elemental, cual sujeto de la ley del Tali√≥n.

¡Bernabé, Bernabé! termina siendo un diálogo controversial y reflexivo sobre la historia, el poder y la política. En las páginas del libro se cuestiona la naturaleza de la violencia y se sugiere una circularidad en la historia de la región, expresada en la enquistada ética militar a cualquier costo, el etnocidio y la aniquilación como métodos para borrar al diferente, luego resurgidas en las dictaduras militares.

Los constantes desplazamientos del espacio y el tiempo en la narración, el lenguaje preciso en la construcción de escenas, así como el hálito de reportaje o crónica que impera en la novela, la convierten en un disfrute garantizado para distintos lectores.

La historia de Am√©rica Latina, este territorio llamado alguna vez, c√°ndidamente, Nuevo Mundo, est√° llena de episodios semejantes a los narrados, es pasto f√©rtil para escritores que entienden la violencia como un signo irrecusable de la regi√≥n. Como en el cuento Diles que no me maten (Juan Rulfo), siempre regresar√°; en el texto de Tom√°s de Mattos fue con la venganza del √ļltimo cacique charr√ļa, quien no pudo impedir ‚Äďsin embargo- que su pueblo fuera exhibido en un circo de Par√≠s y a Bernab√© Rivera le erigieran un mausoleo.