Pasaporte al Mundo interior, paraíso para voyeurs consentidos

Yo, me, myself, amor propio, palabras que son como un espejo constantemente refuerzan la noción de diálogo, o mejor, de monólogos y autorreflexión. Son palabras que parecen negadas a los cuerdos, o que por el contrario, los cuerdos se niegan a reconocer porque simulan estar siempre en un territorio insospechado.

Con una propuesta conceptual que no busca conectar expresamente con el p√ļblico y que por el contrario se basa en el conjunto de aspiraciones, frustraciones y experiencias del autor intenta presentar tal cual las transiciones y los cambios en los estados de √°nimo por los que ha pasado el artista y lo hace con crudeza, como la esencia de la vida que le ha tocado vivir.

Expo Mundo Interior de Yuri Seoane. Foto: Yasmany Herrera Borrero

Mundo Interior no niega el contacto con el espectador invita a compartir el c√ļmulo de sentimientos que habitan en √©l. Con el conjunto de 11 piezas creadas por Yuri Seoane se inaugura el festival Jazznam√° 2020 en Santiago de Cuba. La galer√≠a de la Casa del Joven Creador es el espacio en el que relacionan de manera inusual los dibujos hechos a carboncillo con las instalaciones y el video arte.

Montaje de la Expo Mundo Interior de Yuri Seoane. Foto: Yasmany Herrera Borrero

Seoane expresa su necesidad de experimentar, de enriquecer los espacios de que sus piezas en esa composición diversa den fe de sus sensaciones; cuando se muestra así mismo encuentra la posibilidad también de mostrar lo que quienes se enfrentan a sus piezas intentan esconder y que él decidió demostrar descarnadamente y sin miedos.

Cada pieza en sí cuenta una historia, una parte de la vida de Seoane, quien no busca cerrar un ciclo, sino recorrer los momentos que han marcado su existencia. Sobre todo, las instalaciones son interesantes en esta exposición. Tienen una fuerza inusitada, una capacidad insospechada para ganarse la atención, para mostrar una espiritualidad que se mueve entre la autodestrucción y la fe.

Yuri Seoane en el Montaje de su Expo Mundo Interior. Foto: Yasmany Herrera Borrero

Por su parte, los dibujos tienen altos contrastes en su composición, con formas sinuosas que rompen cualquier intención figurativa en un afán autorreferencial que ilustra muchas veces zonas desconocidas del yo interior, partes en conflicto que obligan a decidir entre dos opciones opuestas. 

El artista afirma que cumple un viejo anhelo al exponer en la sede de la Asociaci√≥n; es una forma de probarse, de proponer la experimentaci√≥n que considera una marca distintiva en su obra y de presentarse a s√≠ mismo a un p√ļblico con ojo agudo, entrenado para un arte que sugiere mirarse contantemente por dentro.

Frank Lahera fue el curador de la Expo Mundo Interior de Yuri Seoane. Foto: Yasmany Herrera Borrero

Nuestros cuerpos son como una casa, y el dise√Īo curatorial que guio la muestra ‚Äďseg√ļn Frank Lehera O¬īCallaghan‚Äď es precisamente el de una casa en la que las piezas te van mostrando cada vez elementos m√°s √≠ntimos en la medida en que te adentras en ella. Se trata de mostrar las contradicciones entre lo que se tiene y lo que se quiere, siempre contextualizado socialmente. Se intenta que la muestra sea universal que les sirva a todos dentro y fuera de Cuba.

Lahera desde la curadur√≠a pretende convertir a los espectadores en voyeurs consentidos, en personas que tienen la licencia para conocer al artista en su aspecto m√°s personal y menos conocido desde el primer encuentro. Con Mundo Interior en el marco del Jazznam√°, las artes pl√°sticas y este g√©nero musical se acompa√Īan para dar rienda suelta a la libertad creativa.


El solista de danza folclórica, un diálogo abierto

¬ŅEs posible que un solista de danza folcl√≥rica cubana pueda inventar su discurso, en tiempos de inestabilidad, ausencias de referentes, teniendo en cuenta los caminos tejidos por los estereotipos que impone el foco religioso? ¬ŅC√≥mo sucede el cruce?

[+]


Se Inaugura Muestra Joven en Camag√ľey

Como parte de las actividades colaterales que se realizan en la provincia por el XXX Sal√≥n de la Ciudad, evento que re√ļne lo mejor de las artes pl√°sticas camag√ľeyanas, se inaugur√≥ en la Galer√≠a Miras de la filial principe√Īa de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z la exposici√≥n colectiva Muestra Joven.

[+]


Liusan Cabrera: la intensa belleza del absurdo

Sin dudas, una de las mejores noticias para el arte joven tunero es la reapertura de la Galería Guernica de la Asociación Hermanos Saíz. Luego de un amplio proceso de reparación, uno de los espacios expositivos más grande de la provincia, abrió sus puertas con aires renovados, como renovadora y sugerente es la propuesta.

[+]


Coordenadas o cómo determinar la posición del arte en un espacio

Palabras del catálogo del 34 Salón de la Ciudad, que con el título Coordenadas fue inaugurado en el Centro Provincial de Arte en la Semana de la Cultura holguinera y que expone la obra de jóvenes creadores y estudiantes de la Academia Profesional de Artes El Alba.

Fotos Wilker López

Todo compendio conlleva a una aptitud de selectividad. A una mirada racional y crítica sobre la muestra original. Y, al mismo tiempo, toda selección es parcialmente representativa del quehacer actual de un grupo de creadores de un determinado contexto social o geográfico, sin que esto signifique que la muestra simboliza el estado real del arte en ese momento.

Algo as√≠ sucede con los salones, es verdad, pero‚Ķ. ¬Ņtiene futuro la verdad?, se preguntaba George Steiner.

Fotos Wilker López

El Sal√≥n de la Ciudad, con una amplia tradici√≥n dentro de las artes visuales en el territorio, funcionar√≠a como un sistema de coordenadas (institucionales, legitimadoras) donde se utiliza uno o m√°s n√ļmeros (¬Ņobras, autores?) para determinar un√≠vocamente la posici√≥n de un punto (¬Ņel arte?) en un espacio (¬Ņla galer√≠a, Holgu√≠n, Cuba?).

De esta manera el Sal√≥n se ha empe√Īado en las recientes ediciones en mostrar un ejercicio de curadur√≠a sostenible e perspicaz ‚Äď‚Äďbasado en temas como el mercado, la propia institucionalizaci√≥n y circulaci√≥n del arte, etc.‚Äď‚Äď, en contra del sino epid√©rmico, mon√≥tono, tradicionalista, r√≠gido, que suele caracterizar este tipo de espacios en el escenario insular.

Fotos Wilker López

De esta manera, el Sal√≥n representa cada a√Īo un salto cualitativo como concepto y en la pr√°ctica, protagonizado principalmente por j√≥venes que van encontr√°ndoles ‚Äúcoordenadas‚ÄĚ de un lugar legitimador que la instituci√≥n ha creado como catapulta visibilizadora. As√≠ el Sal√≥n posibilita, sobre todo, la convergencia de diferentes po√©ticas con un discurso ideoest√©tico propio dentro del quehacer regional y nacional, incluso an√°logo en cuanto a intenciones e interrogantes creativas.

La galer√≠a se convierte en ese espacio ‚Äď‚Äďcomo el Aleph borgeano‚Äď‚Äď donde todo es posible: v√≥rtice abierto a m√ļltiples posibilidades que terminan sem√°nticamente interactuando en el Sal√≥n.

Fotos Wilker López

Entonces, ¬Ņcu√°les son las coordenadas precisas? ¬ŅA qu√© punto nos llevan? ¬ŅY cu√°les, al decir de Jos√© Lezama Lima, ser√≠an las im√°genes posibles: imagen y posibilidad? ¬ŅY qu√© nos ofrecen? M√°s all√° de la presentaci√≥n de varias posturas creativas, aun j√≥venes pero en estado de crecimiento, y la gratitud por encontrarnos con el trabajo de otros m√°s consolidados, el Sal√≥n de la Ciudad sirve para replantearnos algunas de estas preguntas, tambi√©n a los mismos artistas, y para constatar que no siempre, en cuanto a salones se refiere, el ambiente es tan mim√©tico. Solo basta seguir las coordenadas para llegar al sitio preciso.

Fotos Wilker López

Nota:

El jurado, integrado por Jes√ļs Javier Rodr√≠guez Calder√≠n, Yamile Ramos y Zoila Rodr√≠guez, decidi√≥ premiar, con el Premio de la Ciudad 2020, las obras Leyenda, de Mariannis Mirabal Ripoll, y Hurto, de Elianis del Rosario Su√°rez,por el car√°cter conceptual y posmoderno de la propuesta art√≠stica. Y otorgar una Menci√≥n a Textos despu√©s de pasar dos minutos por la batidora y haber sido reciclados como soporte de una idea, de Liz Maily Gonz√°lez Hern√°ndez.

Fotos Wilker López


Cargar la isla, pero cargarla en peso (+ galería de imágenes)

Cartel Otra isla… otro peso – Aneli Pupo

Palabras del catálogo de la muestra fotográfica Otra isla… otro peso, de la joven artista Aneli Pupo Rodríguez (Holguín, 1987), expuesta en la galería Antón Morales (CPAP) como parte de la Jornada literaria La isla en peso, realizada en Guantánamo, del 15 al 17 de enero, con dedicatoria a la joven poesía del Oriente cubano y al escritor santiaguero Eduard Encina (1973-2017).

Virgilio Pi√Īera reconfigur√≥ la isla en toda su dimensi√≥n. La isla antes y despu√©s de Pi√Īera, uno de los m√°s insubordinados, l√ļcidos y necesarios escritores cubanos, no es la misma. Es la isla en peso. Esa que, adem√°s de estar sumida en la metaf√≠sica y palpable maldita circunstancia del agua por todas partes que ha signado al poema, es una isla cargada, desde los d√≠as gen√©sicos, de un desbordante erotismo. De cuerpos que invitan a despojarse de sus ropas para nadar, cuerpos que intentan poner en claro el primer contacto carnal en este pa√≠s, y el primer muerto. He dado las √ļltimas instrucciones. Todos nos hemos desnudado, escribe Virgilio.

El himno de la doncella – Aneli Pupo

Desnudos, como hubiera querido Pi√Īera, entramos a la isla de cuerpos y significantes que nos propone la obra fotogr√°fica de Aneli Pupo; una, a mi entender, de las m√°s interesantes artistas j√≥venes en Cuba. Los cuerpos en la misteriosa llovizna tropical, en la llovizna diurna, en la llovizna nocturna, siempre en la llovizna, los cuerpos abriendo sus millones de ojos, los cuerpos, dominados por la luz, se repliegan ante el asesinato de la piel, los cuerpos, devorando oleadas de luz, revientan como girasoles de fuego encima de las aguas est√°ticas, los cuerpos, en las aguas, como carbones apagados derivan hacia el mar, leemos en una de las sinfon√≠as m√°s sensuales y procaces de la l√≠rica cubana. Nos adentramos en las piezas fotogr√°ficas de Aneli ‚Äď‚Äďcuyos t√≠tulos, adem√°s, se regodean l√ļdicamente con versos del poema‚Äď‚Äď casi instintivamente, de manera sensorial, para palpar cuerpos, contornos, laceraciones, sensualidad‚Ķ Y para preguntarnos adem√°s: ‚Äú¬ŅQu√© trajo la metamorfosis?‚ÄĚ. Otra isla, ¬Ņotro peso acaso?

Hamacas invisibles РAnelí Pupo

La claridad invade – Aneli Pupo

Los cuerpos de Aneli Pupo ‚Äď‚Äďcuerpos femeninos que insisten en ‚Äúel desentra√Īamiento de una identidad‚Äď‚Äď han recorrido, e insisten aun en hacerlo, diferentes ruedos antes de adentrarse en los caminos de la isla: la fragilidad corporal (la silueta humana, el dolor, los objetos del dolor) en antagonismo a la fortaleza del car√°cter femenino, en series como Manual de la artista; el hecho pl√°stico y la aptitud femenina (un acto, adem√°s, de liberaci√≥n imprescindible como ser social) en Matriarcado y Perestroika; el cuerpo como recept√°culo de la psiquis (la ansiedad, la depresi√≥n, la agresividad, las dudas, los miedos) en Insight y Plegaria; lo ef√≠mero de la existencia humana en Monocromos de un ocaso y Estampas de la memoria; ‚Äúla figura que constantemente se acopla y se renueva‚ÄĚ en Evoluciones; las marcas del embarazo, los cambios f√≠sicos evidentes en el cuerpo femenino que niegan los c√°nones de belleza, en InPerfectas‚Ķ

Los cuerpos desnudos de Aneli ‚Äď‚ÄďPi√Īera insiste en quererlos as√≠, desnudos‚Äď‚Äď se adentran aqu√≠ en la inmensidad vegetal de la isla. Ella cava esta tierra para encontrar los √≠dolos y hacerse una historia. Son cuerpos incorporados naturalmente a la flora, a las variaciones del verde, al agua, a las formas (troncos, ramas) de los √°rboles‚Ķ √Ārbol del poeta, √°rbol del amor, √°rbol del seso. Cuerpos que recuerdan la inmensa obra de la tambi√©n cubana Ana Mendieta; cuerpos sufridos (colgantes, en equilibro) como muchas piezas de Marta Mar√≠a P√©rez y Cirenaica Moreira, pero que se reconocen libres, aut√≥nomos, posibles, en la cosmogon√≠a poderosa de esta artista.

Bajo la lluvia, bajo el olor, bajo todo lo que es una realidad‚Ķ Aneli Pupo sabe que la isla, ese amplio bosque difuso, er√≥tico, maternal, como la luz o la infancia, a√ļn no tiene un rostro fijo. Desnudos entramos a los territorios de la isla; desnudos tambi√©n salimos, pero menos livianos. Hemos dejado, para cargar en cambio m√°s. La isla, sobre los hombros, realmente pesa.


Camag√ľey, una ciudad de artes visuales

Camag√ľey es una ciudad de artes visuales, cuna de la literatura y de la m√ļsica, baluarte de la danza cl√°sica y contempor√°nea. Razones suficientes para que la filial principe√Īa de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z organice cada a√Īo eventos nuevos y otros no tanto que se consolidan y tejen un entramado de im√°genes en distintos soportes y formatos, ofreciendo as√≠ un panorama atractivo y variado para todo aquel que visite la Casa del Joven Creador.

Pintura, dibujos, historietas, grabados, fotograf√≠as y videos, son algunas de las propuestas de la S√©ptima Edici√≥n del Sal√≥n de Artes Visuales para J√≥venes Creadores ‚ÄúGestos‚ÄĚ, el cual se realiza desde el 20 hasta el 23 de enero en Camag√ľey, un encuentro nacional dirigido al p√ļblico joven, a los estudiantes, artistas autodidactas, graduados y profesionales, quienes abarcan todos los g√©neros de las artes visuales con una diversidad est√©tica que explora a su vez nuevos modos de hacer.

Con muestras expositivas del contexto creativo actual, conferencias y sesiones teóricas sobre las distintas manifestaciones de las artes visuales como el performance, el happening, la intervención, la instalación, el videoarte, la video-danza y el grabado, además de la presentación de documentales, spots y proyectos de arte de la AHS, estarán presentes en un evento que brinda la posibilidad de información sobre la vanguardia de las artes visuales del resto del país y crea a su vez un circuito de promoción al quehacer de los jóvenes ya sean afiliados o no a la Asociación.

Eduardo Castillo S√°ez, Jefe de la Secci√≥n de Artes Visuales de la AHS, destac√≥ que uno de los principales logros de Sal√≥n es la participaci√≥n conjunta de consagrados y noveles exponentes del pincel, adem√°s de lograr una mayor inserci√≥n en el certamen de la ense√Īanza art√≠stica del territorio atendiendo a la necesidad de fortalecer la promoci√≥n de las obras y de incentivar a los j√≥venes para que experimenten otros horizontes y asuman riesgos est√©ticos.

M√°s de 10 piezas en competencia de una veintena de obras presentadas en las categor√≠as de fotograf√≠a, instalaciones y pintura son exhibidas en las galer√≠a ‚ÄúGestos‚ÄĚ de la Casa del Joven Creador de la provincia, con el objetivo de fomentar una conciencia de buen arte para que el p√ļblico se nutra de mensajes inteligentes; adem√°s de propiciar el intercambio entre j√≥venes artistas pl√°sticos del pa√≠s y de exponer sus obras en tierras agramontinas.

Los participantes concursarán por el Premio principal, el cual consiste en el financiamiento para la producción de una exposición con un monto aproximado de hasta seis mil pesos, la cual una vez concretada, se exhibirá en todas las filiales de la organización del país, con el objetivo de promocionar las creaciones de los artistas visuales.

Uno de los momentos m√°s relevantes del evento ser√° la inauguraci√≥n del Estudio-Galer√≠a ‚ÄúLeonardo Pablo ArtStudio‚ÄĚ, del mencionado artista, con la participaci√≥n de reconocidos pl√°sticos del patio como Joel Gonz√°lez Pallerols, Jorge Pulido y Eduardo Castillo y la exposici√≥n colectiva de arte perform√°tico ‚ÄúCuban Ink‚ÄĚ del Proyecto Reflexus, la cual se podr√° apreciar durante todo el mes de febrero en la Galer√≠a ‚ÄúLarios‚ÄĚ, ubicada en el centro hist√≥rico de la ciudad.¬†¬†

¬†Se realizar√° adem√°s una «pintada» el d√≠a 23 en los exteriores aleda√Īos a la instituci√≥n juvenil, oportunidad en la cual, mediante el trabajo en vivo, los creadores mostrar√°n al p√ļblico su obra.

La clausura se efectuar√° en la noche del d√≠a 23 en el Caf√© Literario La Comarca, y la misma incluir√° adem√°s de las premiaciones y las diversas propuestas culturales, la presentaci√≥n del cat√°logo anual de los artistas m√°s destacados de la Secci√≥n de Artes Visuales de la AHS camag√ľeyana correspondiente al per√≠odo 2018-2019, un bolet√≠n impreso con reproducciones de muestras en colores, el primer documento de su tipo publicado por la organizaci√≥n y que se concreta cada a√Īo en el contexto del evento.

Diversas formas de expresi√≥n pict√≥rica en las que se mezclan el esp√≠ritu tradicional y moderno de la ciudad, ofrecer√° la VII edici√≥n del Sal√≥n de Artes Visuales ‚ÄúGestos‚ÄĚ, uno de los eventos m√°s importantes de la escena de las artes pl√°sticas en la provincia, el cual llega para deleite de todos los camag√ľeyanos y como regalo a esta suave ‚Äúcomarca de pastores y sombreros‚ÄĚ pr√≥xima a celebrar su 506 aniversario de su fundaci√≥n , una de las plazas culturales m√°s heterog√©neas y en constante ebullici√≥n de la mayor de Las Antillas.


Mapa de bits para cartografiar el arte

El mapa es una representación gráfica y métrica de una porción de territorio, generalmente de una superficie bidimensional. Un mapa de bits o imagen ráster, por su parte, es una estructura o fichero de datos en forma de rejilla rectangular de píxeles o puntos de color llamada matriz que se puede visualizar en un monitor, papel u otro dispositivo de representación.

El bit es la unidad m√≠nima de informaci√≥n empleada en inform√°tica, en cualquier dispositivo digital, o en la teor√≠a de la informaci√≥n. Con √©l podemos representar dos valores cualquieras: verdadero o falso, blanco o negro, abierto o cerrado, norte o sur, masculino o femenino, apagado o encendido‚Ķ ¬ŅNovedad o mimetismo? ¬ŅVanguardia o conservadurismo? ¬ŅArte o banana en la pared?

Basta as√≠ con asignar un valor al estado de ‚Äúapagado‚ÄĚ (0) y el otro al estado de ‚Äúencendido‚ÄĚ (1).

Expo Mapa de bits – CORTES√ćA AHS

De esta manera, podr√≠amos suponer que el arte contempor√°neo se comporta as√≠: ¬Ņapagado o encendido? ¬Ņ0 o 1? ¬ŅO viceversa? Todo se complicar√≠a ‚Äďpara bien, claro‚Äď si a√Īadimos otros valores al conjunto.

Esta muestra, entonces, ser√≠a un medidor de calidad con diversidad de tem√°ticas en el contexto de las artes visuales holguineras, parte del mapa de la creaci√≥n insular en el siglo XXI. Pero para representar o codificar m√°s informaci√≥n en un dispositivo digital ‚Äďel arte contempor√°neo requiere mucho m√°s, podr√≠amos pensar‚Äď necesitamos una mayor cantidad de bits. ¬ŅUna mayor cantidad de arte por consiguiente? Por tanto, a trav√©s de secuencias de bits se puede codificar cualquier valor discreto como n√ļmeros, palabras e im√°genes.

Y adem√°s existe el bit m√°s significativo (MSB) que es ese que tiene un mayor peso (mayor valor) dentro del conjunto (¬Ņla exposici√≥n?) y por consiguiente, tambi√©n el menos significativo (LSB).Y existe, adem√°s, el bit de redundancia (o conjunto de ellos) que suele introducirse deliberadamente en la transmisi√≥n o grabaci√≥n de informaci√≥n sin ser parte de esta, pero que sirve para detectar posibles errores.

Expo Mapa de bits – CORTES√ćA AHS

Por tanto, ¬Ņcu√°ntos bits de informaci√≥n son necesarios para representar el color de un p√≠xel en una imagen digital, y m√°s cuando esa imagen es, digamos, una imagen art√≠stica? ¬ŅCu√°ntos para cartografiar el mapa de las obras y sus significantes?

Integran Mapa de bits, muestra inaugurada en la AHS holguinera como culminaci√≥n de las actividades del a√Īo, con curadur√≠a, museograf√≠a y dise√Īo de Josvel V√°zquez Prat, los j√≥venes Ram√≥n Jes√ļs P√©rez de la Pe√Īa, Annaliet Escalona Esquivel, Lidisbelis Carmenate D√≠az, Reydy C√©spedes de la Cruz, Annia Leyva Ram√≠rez, Ofelia Gonz√°lez S√°nchez, An√≠bal de la Torre Cruz, Julio C√©sar Cisneros Fuentes, Maylin Giselle Alcorta Ramos, Mariannis Miraball Ripoll, Juan Jos√© Ricardo Pe√Īa y Artemio Vigueras Vel√°zquez, este √ļltimo con el Proyecto Interacciones (Dj Arte).

Varios de ellos ‚ÄďAnnaliet, Lidisbelis, An√≠bal, Julio C√©sar, Julio C√©sar‚Äď son recurrentes en los salones de la Ciudad, que cada enero organiza el Centro Provincial de Arte, y en el Sal√≥n Regional, con periodicidad bienal, adem√°s de otras muestras colectivas realizadas durante el a√Īo.

Mapa de bits, herramientas digitales aparte, resulta una sugerente muestra de los j√≥venes creadores holguineros miembros de la AHS y en su mayor√≠a procedentes de las aulas de la Academia de Artes Pl√°sticas El Alba, artistas que hoy por hoy ‚Äďme atrevo a decirlo con seguridad‚Äď integran lo m√°s interesante y sugestivo de lo que podr√≠amos llamar la vanguardia visual holguinera.

Expo Mapa de bits – CORTES√ćA AHS

Cantar y contar en Jarahueca

Porque tu amor sea tal vez el poema

que no escribiré nunca,

prefiero tu mirada

que desborda torrentes

de p√°jaros astrales

En un pueblo del norte espirituano llamado Jarahueca, nació la autora de estos versos.

Ella, Ada Elva P√©rez, tambi√©n dej√≥ a la posteridad temas como Se√Īora Arco Iris, Ana la Campana, El Despertar; que en la bell√≠sima voz de Liuba Mar√≠a Hevia, visten la infancia y definen el pentagrama cubano junto a Teresita Fern√°ndez, Rita del Prado, entre otros.

Por esa raz√≥n, en esa tierra del municipio Yaguajay, la alquimia po√©tica se gesta a golpe de nostalgias en cada aniversario del ‚Äúada‚ÄĚ. Pero los pobladores se las ingenian para mantener vivo el aliento y la espiritualidad de aquella hija querida, a trav√©s de un evento bienal, Identidad.

Una suerte de aquelarre juglaresco que ocurre cada dos septiembres desde su desaparici√≥n f√≠sica. Re√ļne en el recodo natal a los amigos de la artista pl√°stica y la m√ļsico que fue Ada Elva.

Sin embargo, la cita tan especial en este 2019 fue cancelada por razones coyunturales. El tren Nuevitas-Morón llegó sin poetas, ni artesanos; sin maestros de cocina o sabedores de historias que despertaran al pueblo. Jarahueca con sus hadas dispersas y sus nostalgias pudo renunciar al ritual de los duendes. Pero no fue así, al menos, no del todo.

foto Alcides Portal Alfonso

UNA ALEGR√ćA QUE CAY√ď DEL CIELO

Inesperadamente, y ya casi finalizando el a√Īo en que debi√≥ sucederse la Bienal Identidad, desembarcaron en ese lejano pueblito recostado a la l√≠nea del ferrocarril un payaso de grandes paraguas y una trovadora, tan joven como lo fue Ada en sus primeras quimeras.

Durante unos tres días desandaron guardarrayas y rieles, un payaso, una juglar y un fotógrafo ambulante.

El clown Miguel Pérez Valdés, de Teatro de Los Elementos, vino desde Cumanayagua, y la cantautora Yahily Orosco Gálvez, de la provincia de Villa Clara.

De todo lo ocurrido tomó memoria gráfica el realizador Alcides Portal de la AHS en Cienfuegos, quien también se sumó a la travesía.

Dijo el actor: «Llegamos por nuestros propios medios. Hicimos escalas y pedimos «botella», pero no fue tan dif√≠cil, esperamos.

«Fuimos recibidos por la poetisa y gestora de la comunidad, Martha Julia Hern√°ndez Camell√≥n, quien nos entreg√≥ la llave de su casa para que la utiliz√°ramos de hospedaje y de camerinos, y lo que hiciera falta.»

Así comenzó una jornada de cantorías y narración oral; que alternaron con juegos tradicionales, de participación, improvisadas acrobacias, entre otras iniciativas.

PARA CONTAR CON JARAHUECA

«Narramos, hicimos estatuas vivientes, estatuas de papel con mi nieto Giang Miguel de cuatro a√Īos y lecturas de poemas», a√Īade Miguel.

La promotora cultural y también poeta del centro de Cuba, María Delia Cepeda, precisó que se planificaron unas tres presentaciones para este grupo de jóvenes.

Comprend√≠an trabajo de animaci√≥n, clown y trova .Pero sostiene que «actuaron mucho m√°s, en la medida en que las personas lo demandaban. Fue un acto de amor a Ada y su Jarahueca‚ÄĚ, dice Cepeda.

‚ÄúDise√Īamos espect√°culos para diferentes edades y contextos. Pero la gente nos segu√≠a a cada presentaci√≥n, actuamos incluso en casas de familias en donde lleg√°bamos y ya hab√≠a p√ļblico esperando por nosotros. Al principio tuvimos un poco de miedo a que se desmotivaran. Como es una comunidad peque√Īa los p√ļblicos coincid√≠an.‚ÄĚ

Ofrecieron propuestas diferentes y creativas en cada barrio al que acudían, así como en las escuelas primarias y secundarias, y en las casas de familias a donde fueron invitados.

«Narramos en casa de los Hern√°ndez, unas t√≠as artesanas muy amables. Ellas como otros pobladores que tradicionalmente reciben en calidad de hu√©spedes a los participantes de la Bienal.»

De este modo Yahily interpret√≥ una gran parte de su repertorio ‚Äúcasi todo‚ÄĚ, seg√ļn dijo emocionada.

Temas de su espect√°culo La Primavera y de La Mermelada, y uno en especial de la propia Ada Elva, ‚ÄúEl jard√≠n de la Infancia‚ÄĚ. Comenta que esta experiencia con Mi Clown viene a enriquecer su trayectoria con el grupo santaclare√Īo Teatro sobre el Camino.

Y es que acto casual o no; deviene un sello en las presentaciones de esta joven compositora la armonía que proyecta en escena con actores de diferentes cuerpos dramáticos.

Por su parte, el actor de Los Elementos explic√≥ para el Portal del Arte Joven Cubano que constituy√≥ el impulso para seguir contando cuentos a los ni√Īos. «Fuimos a Lunas de invierno con las pilas cargadas».

Explic√≥ adem√°s que «hay intereses de las tres provincias centrales de intencionar un evento que llevar√≠a por nombre «Para contar con Jarahueca».

Un encuentro del arte joven donde intercambian artistas de las tres provincias que pueda extenderse como cruzada artístico literaria a las lomas de El Escambray.

«Adem√°s, es necesario que en el pueblo se mantenga el ambiente creativo la que se ha apocado a modo general.Y que √ļltimamente el √ļltimo lustro, al menos en lo referido al evento bienal, no est√° teniendo el respaldo que necesita‚ÄĚ, coment√≥ quien hizo posible este encuentro, la gestora de la ‚ÄúColmenita de Jarahueca‚ÄĚ, Martha Julia Camell√≥n Hern√°ndez.

foto Alcides Portal Alfonso

EL ARTE QUE NACE AQU√ć, PRECISAMENTE

¬†Esta poeta y metod√≥loga de la Casa de Cultura de la comunidad explic√≥ que adem√°s de estas propuestas para los ni√Īos se organiz√≥ un evento especial en el d√≠a de Los Derechos Humanos.

Y en casa de sus familiares cercanos, con el apoyo de la biblioteca local, una especial lectura de poesía en la que participaron creadores del territorio.

“Queremos repetirlo, por supuesto, y estamos valorando que alterne con la Bienal Identidad para que se mantenga vivo el pueblo y el pedacito de infancia que representa Ada en cada uno de nosotros. Como ella, nos hemos quedado aquí, precisamente.

«En Jarahueca actuamos por los Camell√≥n, los Fern√°ndez, por Ada Elva, por Olguita su hermana, que es mi amiga; por Marta Julia, una mujer incre√≠ble; por los ni√Īos, por los adultos, por el √°rbol de jara: ¬°creo que hasta por el polvo que recorre sus calles!‚ÄĚ, coment√≥ emocionado Miguel cuando le preguntamos por qu√© escogi√≥ como escenario ese pueblo.

Llegaron por sus propios medios, haciendo escalas en los pueblos que unen el norte espirituano con Villa Clara, y como Ada Elva, se fueron en tren, unos rumbo a los quehaceres que aguardaban en la ciudad cosmopolita y otros a disfrutar de Las Lunas de Invierno, ese festival de la poesía que toma las calles de Sancti Spíritus.