Un artista siempre joven

‚ÄúSi me preguntaran c√≥mo ser√≠a Eduardo dentro de cinco a√Īos, los que me conocen dir√≠an que seguir√≠a siendo el mismo. Un eterno joven que a pesar de sus canas, esas que reflejan el tiempo inexorable pero que tambi√©n traen la experiencia, no perder√≠a nunca la inocencia, la ilusi√≥n y el deseo de seguir dibujando.‚ÄĚ

Esta, sin dudas, es la esencia que une el pasado, el presente y futuro de Eduardo Castillo S√°ez. Un pintor camag√ľeyano que ha encontrado hoy muchas maneras de expresar el arte desde su percepci√≥n del mundo interno del artista; una sinergia inexorable entre sus sue√Īos y la necesidad de crear un discurso pict√≥rico de peque√Īos trazos y l√≠neas que inmersas entre el blanco y el negro trasluce conceptos en relaci√≥n con el mundo femenino que tanto defiende en sus obras.

Proceso creativo de Eduardo Castillo/ foto cortesía del artista

Tras la silueta de una mujer intangible…

¬†‚ÄúComenc√© mirando el espacio que ten√≠a, observando la pasi√≥n de muchos que se adentraban en el mundo del trazado y del pincel. Fue una simple curiosidad de un ni√Īo que quer√≠a dibujar en una libreta de dibujos.

“Creo que es importante tener una aptitud y desarrollarla, buscar un camino y encontrarte en él con las ganas de aprender. En ese sentido las Academias de Arte forman un pensamiento, una filosofía de cómo ser un artista que sin dudas es necesario pero que adolece todavía de la parte técnica y el cómo proyectarse una vez que termina esa etapa estudiantil y cómo emplear el marketing para promocionar y visibilizar tu obra. 

Pintadas realizadas en el Casino Campestre/ foto cortesía del artista

‚ÄúA√ļn as√≠, mi tiempo en la Academia estuvo influenciado notablemente por mi profesor de dibujo Alberto de la Red y por importantes artistas pl√°sticos camag√ľeyanos como Joel Jover, Luis Mart√≠nez Pedro, Nazario Salazar y Fidelio Ponce de Le√≥n, unido al arte expresionista internacional. Mi obra, como yo, es joven; estamos intentando entre los dos llegar a concretar un tema que nos lleve a un pensamiento en com√ļn para dialogar y reflexionar, y no es mi intensi√≥n conformarme sino el de seguir incansablemente en esa b√ļsqueda.‚Ä̬†

Tras graduarse en 2006 en la especialidad de Artes Pl√°sticas en la Academia de Artes ‚ÄúVicentina de la Torre‚ÄĚ, Eduardo Castillo inici√≥ su adiestramiento laboral dedicado a la docencia como conservador de arte en el Museo Provincial ‚ÄúIgnacio Agramonte y Loynaz.

Su tiempo como conservador redise√Ī√≥ sus c√≥digos est√©ticos con marcados rasgos abstraccionistas y figurativos, dise√Īados desde la calidez de un mundo, en ocasiones surrealista, pero que llega con ideas propias introduci√©ndose subjetivamente en ‚Äúla imagen de la mujer como insinuaci√≥n de un universo complejo y por descubrir‚ÄĚ, como expresara el propio artista, quien de una forma singular nos describe la feminidad desde sus concepciones siempre unida a la belleza.

Eduardo Castillo junto a los artistas plásticos Nazario Salazar y Joel Jover./ foto cortesía del artista

La curiosidad por las figuras femeninas y la imagen de sus rostros y siluetas provocadoras y sugerentes llev√≥ a Eduardo Castillo a crear una veintena de piezas que conforman su m√°s reciente muestra personal ‚ÄúEl Camino incierto suyo‚ÄĚ, expuesta en la Galer√≠a Juli√°n Morales de la sede de la Uni√≥n de Artistas y Escritores de Cuba (UNEAC) en el territorio.

Una exposici√≥n que forma parte de las actividades que se realizan en la provincia en el marco de la XIV Feria de J√≥venes Creadores ‚ÄúGolpe a Golpe‚ÄĚ y la cual deja entrever el principio de un cambio en la parte f√≠sica de su obra atadas en un mismo hilo conductor que lo realza como un artista talentoso en una ciudad de artes visuales.

El Camino incierto suyo…

‚ÄúEsta exposici√≥n surge de un proyecto que llevo desarrollando hace varios a√Īos, que utiliza a la mujer como referencia. En √©l hago un estudio de su comportamiento y sus necesidades, su actitud ante la sociedad y su competencia con la misma belleza. En esta muestra hablo del tiempo transcurrido a trav√©s del viaje, un viaje personal, subjetivo, que se matiza con un car√°cter de momentos.

Obra de la serie El Camino Incierto Suyo/ foto cortesía del artista

‚ÄúEs el comienzo de una vida plagada de transparencia y la necesidad de expresar una contumaz postura en relaci√≥n con el dibujo, como la describiera Jorge Santos Caballero, escritor y curador de esta exposici√≥n. En ella uso t√©cnicas de acr√≠lico sobre cartulinas y dos instalaciones, un rejuego con la l√≠nea donde la presencia de la mujer se visualiza en diferentes lugares con un lenguaje simb√≥lico y una imagen m√°s perceptible y atractiva a la vista.‚ÄĚ

‚ÄúCada exposici√≥n creada por m√≠ son como mis hijos, y esta es una m√°s de ellos, cada una con su manera de ser, su momento y peculiaridades. Muchas veces registro todas estas im√°genes y las miro una y otra vez, porque cada una tiene su propia esencia pero siempre bajo un mismo concepto. Para crearlas me debe motivar el ambiente que me conecta con mi trabajo y centra mis motivos de inspiraci√≥n con la disposici√≥n de reforzar mi obra‚ÄĚ.

Entrega del cuadro Destellos al politólogo Ignacio Ramonet, invitado de honor de la XIV Feria de Jóvenes Creadores Golpe a Golpe/ foto cortesía del artista

¬†‚ÄúUn a√Īo activo para las Artes Pl√°sticas y la AHS‚Ķ‚ÄĚ

“Siendo asociado de la AHS me propuse como Jefe de la Sección de Artes Plásticas mostrar el excelente talento profesional de los jóvenes artistas visuales que hoy pertenecen a la organización y que ven en ella la oportunidad para darse a conocer en un medio que de por sí es competitivo y en el cual es necesario la promoción. 

“La AHS te abre ese camino y te permite compartir con aquellas personas que piensan y dialogan de la misma forma; te da la experiencia de participar en eventos y fortalece tu currículum como artista.

Eduardo Castillo con su obra de tesis de grado de la Academia de Artes Visuales Vicentina de la Torre/ foto cortesía del artista

‚ÄúLa Secci√≥n de Artes Pl√°sticas de la filial camag√ľeyana cuenta hoy con 21 asociados, siete de ellos culminan este a√Īo su paso por la asociaci√≥n, cinco residen en otras provincias y uno en el municipio de Florida. En este a√Īo se realiz√≥ la VI edici√≥n del Sal√≥n de Artes Visuales para J√≥venes Creadores ‚ÄúGestos‚ÄĚ, un encuentro nacional dirigido al p√ļblico joven, a los estudiantes, artistas autodidactas, graduados y profesionales, quienes abarcan todos los g√©neros de las artes visuales con una diversidad est√©tica que explora a su vez nuevos modos de hacer.

‚ÄúSe organiz√≥ adem√°s un amplio programa de trabajo donde se impartieron clases magistrales, conferencias de cr√≠ticos, secciones te√≥ricas, exposiciones personales y la reinauguraci√≥n de un estudio-galer√≠a: Leonardo Pablo Art-Studio. Se realizaron dos pintadas, una dedicada a la literatura, expuesta en la Galer√≠a Ateneo, y la otra, por los 34 a√Īos de la AHS y la cual se exhibe en la Galer√≠a Miras. Los artistas crearon 25 cuadros que se donaron al Centro Provincial del Libro y La Literatura para la decoraci√≥n de sus librer√≠as y cinco de ellos se quedaron como obra de valor de la AHS.

‚ÄúA pesar de los requerimientos y el distanciamiento social provocado por la Covid-19, este a√Īo ha sido at√≠pico pero sin embargo muy activo. Los artistas desde sus casas han creado sus obras personales y se han conectado con los proyectos colectivos. La divulgaci√≥n de su trabajo se ha mantenido a trav√©s de las plataformas digitales con la publicaci√≥n de c√°psulas de videos promocionales. Las exposiciones personales de Alejandro Hern√°ndez, Alejandro Rodr√≠guez Leiva, Odalys Ochoa y Chuli Herrera, fueron muestras del quehacer constante de nuestros artistas en tiempos de pandemia.

Exposición Polvos de Carbón/ foto cortesía del artista

‚ÄúLa vinculaci√≥n entre la organizaci√≥n y las distintas instituciones como el Fondo de Bienes Culturales, la Galer√≠a de Arte Universal Alejo Carpentier y el Consejo de Artes Pl√°sticas, entre otras, es lo que ha posibilitado el logro y funcionamiento de un entramado de acciones donde los artistas han logrado mostrar su excelente talento profesional.‚ÄĚ

Inauguración de la Exposición El Camino Incierto suyo/ foto cortesía del artista

Ni√Īos y ni√Īas dibujan el rostro triste de la pandemia

El mundo tal y como lo conoc√≠amos ha cambiado, a causa de la covid -19. Casi desde que arranc√≥ este 2020 nos entristecen las noticias de numerosas p√©rdidas humanas, la preocupaci√≥n por el bienestar de nuestros seres queridos atrapados en alg√ļn lejano paraje, lejos de casa y, entre otras consecuencias de la pandemia, nos agobian los largos per√≠odos de encierro.

[+]


Sacre pide prestado en el pasado de la danza

El pasado tiene mucho que responder en la oscuridad del presente. La investigadora mexicana Hilda Islas afirma al comentar sobre el arte contempor√°neo que ‚Äúnos encontramos en una √©poca de permisos: Lo tome prestado de ac√° o de all√°‚ÄĚ (Islas, 2016: 33).

[+]


Ra√≠ces Profundas en sus 45 a√Īos: Ok√°n

Para comentar hoy d√≠a sobre danza folcl√≥rica cubana se debe tener siempre en cuenta los criterios del investigador, conferencista, traductor y poeta Rogelio Mart√≠nez Fur√©, quien defini√≥ a la cuban√≠a como un r√≠o de aguas siempre renovadas que al final desemboca en el oc√©ano de la humanidad. ‚ÄúJam√°s se detendr√° ese incesante proceso de asimilaci√≥n y renovaci√≥n‚Ķ Ese poder de asimilar y transformar lo recibido, sin conflicto, en cubanizar lo m√°s heterog√©neo, es un rasgo que en mi opini√≥n identifica la cuban√≠a y lo caribe√Īo. Por supuesto, que es el universo al que pertenecemos desde la prehistoria.‚ÄĚ (Fur√©, 2001:175)

La compa√Ī√≠a folcl√≥rica Ra√≠ces Profundas celebr√≥ los d√≠as 20, 21 y 22 de noviembre, sus 45 a√Īos de creada en El Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso. Esta agrupaci√≥n fue fundada el 17 de junio de 1975 por El Rumbero mayor Juan de Dios Ramos y cuenta actualmente con la Direcci√≥n General de Idolidia Ramos. Para esta ocasi√≥n presentaron el espect√°culo Ok√°n, de Emilio Hern√°ndez, uno de los core√≥grafos m√°s activos en la creaci√≥n de la compa√Ī√≠a.

compa√Ī√≠a folcl√≥rica Ra√≠ces Profundas/ foto Buby Bode

Okán, que en lengua yoruba significa corazón. Okán con el sentido de llamar la atención en el centro de nuestras identidades culturales, en lo vital de nuestro folklore, además de captar su esencia desde la asimilación y renovación.

Uno de los detalles singulares en este espect√°culo fue la posibilidad de que una compa√Ī√≠a de danza folcl√≥rica cubana lograra una temporada en uno de los espacios con gran peso hist√≥rico en el gusto de las ‚ÄúBellas Artes‚ÄĚ, como lo es el Gran Teatro de la Habana Alicia Alonso. La apertura de un espacio, que la creaci√≥n cubana no hab√≠a cedido a nuestras compa√Ī√≠as de danza folcl√≥rica. Ya es hora de repensar los l√≠mites culturales que seguimos conservando en nuestra historia. A√ļn vemos tensi√≥n en los di√°logos de lo culto y lo popular, luego de tanto camino recorrido, a√ļn escuchamos criterios como: ¬ŅEstar√°n a la altura?

Para esta ocasión, Raíces Profundas ofreció una variedad de danzas, cantos, toques y vestuarios folclóricos desde su óptica estética y su concepción particular de la teatralización de la danza folklórica, término definido por el maestro Ramiro Guerra.

La apertura del espect√°culo fue por el orisha guerrero Eleggu√°, ese que ‚Äúabre y cierra los caminos‚ÄĚ, dando paso a las danzas de procedencia Bant√ļ, llamados en esta ocasi√≥n Congo Drums (Tambores Congo). Tambi√©n vimos teatralizaciones dedicadas a los orishas Osh√ļn, Eshu, Ochosi, Oy√°, entre otros.

compa√Ī√≠a folcl√≥rica Ra√≠ces Profundas/ foto Buby Bode

Tras el intermedio presentaron inspiraciones de Columbia, danza practicada solo por hombres y de origen rural. Por otro lado acompa√Ī√≥ este segundo momento un homenaje a Santiago Alfonso con Sin Timbal, y un homenaje a la Prima Ballerina Assoluta Alicia Alonso con Ases√ļ y los Cisnes. Por √ļltimo, Okonid√©, y el cierre final con el orisha Eleggu√°.

Ra√≠ces Profundas comparti√≥ su celebraci√≥n con ciertos invitados como Akemis Terr√°n, cantante de impresionante voz y que pertenece al Conjunto Folkl√≥rico Nacional de Cuba (CFNC); Johannes Garc√≠a, primer bailar√≠n del CFNC, Premio Nacional de Danza 2020 y director de La Compa√Ī√≠a de Danzas Tradicionales de Cuba JJ, entre otros que estuvieron en indistintos d√≠as del fin de semana.

Emilio Hern√°ndez, como core√≥grafo, toma prestado de la estructura esc√©nica del espect√°culo de cabaret para llevar a cabo su creaci√≥n, al igual que en muestras anteriores. Hace uso de la estructura de cuadros, donde algunos no tienen relaci√≥n entre s√≠ o es muy b√°sico el pase de un cuadro a otro. Algo que marca este sentido fronterizo es el aplauso del p√ļblico, cada vez que existe un punto cl√≠max o al cierre de un cuadro.

Para este creador cada escena tiene su historia, sus recursos, cantos, atributos y representaci√≥n pero considero que cada uno fue trabajado de manera atropellada. Observ√°bamos una introducci√≥n la cual var√≠a seg√ļn el sentido de creativo de este core√≥grafo, que es muy alto. Para esta ocasi√≥n, en el desarrollo de la danza o el pretexto de alg√ļn que otro cuadro, no fue posible el disfrute del ritmo, los dise√Īos, el papel de los solistas y su cuerpo de baile, entre otros elementos que rompieron con la organicidad vital que pretendi√≥ Ok√°n.

compa√Ī√≠a folcl√≥rica Ra√≠ces Profundas/ foto Buby Bode

La rapidez en varios de los cuadros provoco el mismo sentido. La sensaci√≥n de correr, poner, hacer, hacer y hacer no dio espacio al disfrute tem√°tico que trajo cada cuadro. De esta forma vimos fracturada la sensualidad de Osh√ļn, la fuerza del sentido hacia la tierra de los congos y de manera atroz la velocidad de las Oy√°, que alcanzaron una fuerza agresiva y con poco sentido.¬†

Algo muy exquisito que se respiraba en ocasiones era el trabajo de las cantantes solistas que inspiraban con sus voces tan singulares, y que el p√ļblico como respuesta acompa√Ī√≥ los coros. Este uno de los elementos m√°s ricos que alcanza la teatralizaci√≥n de la danza folcl√≥rica cubana en di√°logo con los practicantes o no del foco religioso.

Ok√°n nos deja mucha tela por donde cortar para debatir sobre los intereses y caminos que han tomado nuestros creadores de danza folcl√≥rica hasta pleno siglo XXI, me refiero al uso tecnol√≥gico, la fusi√≥n de m√ļsicas rituales, la dramaturgia, entre m√ļltiples l√≠neas que pudieran atravesar la obra.

En este comentario me interesa marcar el sentido de los textos y la significaci√≥n de su discurso, importante en estos tiempos donde se debaten tantos paradigmas de estereotipos y de prejuicios. El espect√°culo hizo uso de muchos textos en lengua ritual, los cuales siempre son agradecidos por la riqueza que portan, a√ļn sin descifrar sus significaciones.

Para llamar la atenci√≥n sobre los textos y su papel comunicador har√© referencia a un cuadro, el cual ubica a Osh√ļn y sus seguidoras, la brutalidad del espa√Īol sobre la cultura y mujer africana. Cito este como mismo pudiera ser otro, pensando en c√≥mo tomar partido hoy desde la interpretaci√≥n de la historia.

Una acci√≥n esc√©nica que nos ofreci√≥ una deidad femenina, en este caso Osh√ļn, que luego de ser alabada por sus seguidoras se encuentra en un conflicto desde el pretexto hist√≥rico, basado en el encuentro del hombre espa√Īol y su violencia sobre la mujer negra. Un pretexto que en otro nivel de interpretaci√≥n puede ser le√≠do desde el patriarcado arraigado con que cuenta nuestra cultura. Encontramos una Osh√ļn d√©bil, sin reacci√≥n, subordinada, despersonalizada, hasta ser rescatada por el orisha Chang√≥, quien la vuelve reina y la devuelve a su pedestal.

Pregunto, esta línea temática en sí, qué pretende además de contar una historia. Es una acción que queda abierta, como cita a una tradición pero sin ser releído, ni interpretado.

Recuerdo que en los tres rostros de la maternidad afrocubana, encontramos a Osh√ļn, esta al igual que las dem√°s deidades que conforman esta tr√≠ada, ofrecen prototipos de conducta para los humanos. Osh√ļn ha sido reducida a rasgos arquet√≠picos y en esta ocasi√≥n se ha insistido en lo de mujer sumisa, coqueta, bailadora, sin indagar en las historias de esta orisha como mujer independiente, maga y hechicera. Este cuadro se puede explotar m√°s por la riqueza y debate que estos pretextos creativos sirven para interpretar nuestros debates actuales sobre sexo, g√©nero y sexualidad.

Okán trae mucho material para ser disfrutado en una sola noche, queda madurar cada material de forma independiente. Muchos han sido los especialistas que han destacado los límites o problemáticas en que se encuentra nuestra teatralización de danza folclórica, pero mi objetivo en este comentario no es nuevamente insistir sobre ello, aunque aun vemos que son latentes. Para finalizar quisiera citar nuevamente al maestro Furé, quien desde hace mucho alertó y dio solución al rumbo del movimiento folclórico cubano.

En este momento, la mayor√≠a de los llamados conjuntos folcl√≥ricos est√°n en un impasse creativo. Se repiten formas ya caducas, que desarrollamos en la d√©cada del sesenta, del siglo pasado. Se olvida que vivimos en el siglo XXI, y a cada √©poca su est√©tica‚Ķ por eso hay que vivir al ritmo del arte teatral de hoy, de lo contrario, las compa√Ī√≠as profesionales folcl√≥ricas se volver√°n obsoletas: est√©tica demod√©, artistas pasados de a√Īos y peso, y disminuidos en sus condiciones f√≠sicas; en s√≠ntesis, cay√©ndose en pedazos por senectud f√≠sica e intelectual (Fur√©, 2015: 173).

 

Trabajos citados:

Furé, R. M. (2015). Briznas de la Memoria. La Habana: Editorial Letras Cubanas.

Furé, R. M. (2001). Cubanía: Agua siempre renovada. Breiznas de la memoria. (N. Sosa, Entrevistador)

 


Las artes pl√°sticas en ‚ÄúEspacios Compartidos‚ÄĚ para cerrar el a√Īo

El Centro Provincial de Arte de Holgu√≠n en sus tres salas exhibe desde este fin de semana la exposici√≥n personal antol√≥gica ‚ÄúEspacios Compartidos II‚ÄĚ, del artista Eduardo Leyva y compuesta por unas 80 obras de diferentes estilos y t√©cnicas.

Con la curadur√≠a de Bertha Beltr√°n, el cr√≠tico de arte Mart√≠n Garrido explic√≥ que ‚Äúen la muestra est√°n contenidos dibujos iniciales hasta las pinturas m√°s recientes‚ÄĚ, y ‚Äúcomparten como caracter√≠sticas comunes su impecable factura, el siempre sensible y adecuado uso del color, y las texturas, en un oficio depurado y seguro‚ÄĚ.

As√≠ adem√°s ‚Äúla poes√≠a que emana de las formas puras, donde el paisaje ya sea urbano o rural, se ha reducido a sus elementos esenciales‚ÄĚ. ‚ÄúEllos son, en su exacta materialidad, el testimonio palpable de casi cuatro d√©cadas de ejercicio del arte y la herencia que Eduardo Leyva, dejar√° sin dudas, a las generaciones futuras‚ÄĚ, coment√≥.

El artista, egresado de la Escuela Nacional de Arte en la d√©cada del 70 del siglo XX y un exponente referencial del movimiento abstracto cubano contempor√°neo, con est√©ticas inspiradas en el cubismo del espa√Īol Pablo Picasso, expres√≥ en declaraciones a este sitio digital que ‚Äúla idea inicial del proyecto era en grandes dimensiones, mas la COVID-19 con su cierre del mundo impidi√≥ encontrar los materiales necesarios‚ÄĚ.

‚ÄúTuvimos que remontar obras y hubo un momento en que pens√© claudicar. Pero algo me inspir√≥, y fueron los m√©dicos cubanos y del mundo en la lucha por salvar vidas; me dije, si ellos pueden, yo tambi√©n. Por eso, la muestra va dedicada a ellos‚ÄĚ, refiri√≥.

Precis√≥ que la exposici√≥n ‚Äúse divide en tres etapas: el dibujo con el paisaje urbano desde una po√©tica donde aparecen figuras humanas a partir del expresionismo a la tinta y en cartulina, la segunda con obras de los a√Īos 90, en la que acud√≠ al grabado en la t√©cnica de colograf√≠a, y la √ļltima, enmarcada del 2010 al 2020‚ÄĚ.

La MsC. Yurisel Moreno, directora del Centro Provincial de Arte en di√°logo para este portal, consider√≥ que ‚Äúel mayor aporte de Leyva est√° en c√≥mo ofrece los colores de la vida citadina desde el abstraccionismo‚ÄĚ.

‚ÄúEsta exposici√≥n, con la que cerramos el a√Īo, era una deuda con √©l, por su obra y vida .Es un reconocimiento a su creaci√≥n, y a los a√Īos dedicados a la docencia y la direcci√≥n de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z‚ÄĚ, a√Īadi√≥.

Luego de apreciar la muestra ‚ÄúEspacios Compartidos II‚ÄĚ, la joven Martha Mar√≠a Zald√≠var, dijo que ‚Äúpara m√≠, √©l es un referente, me atraen los colores, las formas c√ļbicas, esa manera de pintar y dibujar lo abstracto; tengo el prop√≥sito de estudiar pintura, y ha sido muy grato estar aqu√≠‚ÄĚ.

Desde la sala principal, Carlos Garc√≠a, que por primera vez se acercaba a la obra de Leyva, signific√≥ que le ‚Äúimpresionan los colores de sus obras, las cuales tienen vida, al ser alegres y reflexivas‚ÄĚ.

‚ÄúEspacios Compartidos II‚ÄĚ, estar√° abierta al p√ļblico hasta la primera quincena de enero de 2021.


La vida en sonido: serie de podcast Crónicas de (re)confinamiento

La creaci√≥n actual del danz√≥logo santaclare√Īo L√°zaro Ben√≠tez D√≠az, egresado de la Universidad de las Artes (ISA), confluye entre vivencias, tecnolog√≠a y danza. Todo el per√≠odo de la cuarentena ha impulsado sus procesos reflexivos, adem√°s de sus recuerdos y pensamientos, condensados ahora en los episodios de su serie de podcast Cr√≥nicas de (re)confinamiento.

[+]


Paisajes a los que volver con Alejandro Ortiz (+Galería de fotos)

‚ÄúSi hay algo vital en el pensamiento de Alejandro Ortiz P√©rez, que brota naturalmente de su condici√≥n definitoria de artistas sensible, es la b√ļsqueda de enlaces ocultos entre elementos separados por el tiempo y el espacio‚ÄĚ, escribe el profesor e historiador de arte Ernesto Galb√°n Peramo en las palabras del cat√°logo de la exposici√≥n Paisaje, del joven creador Alejandro, inaugurada recientemente en la Casa del Joven Creador de Holgu√≠n.

Expo Paisaje – Alejandro Ortiz (foto Erian Pe√Īa Pupo)

Estos enlaces ocultos, esas indagaciones, se nos aparecen desde el propio t√≠tulo: desde el punto de vista pict√≥rico, el paisaje ‚Äďcasi siempre asociado a la mirada acad√©mica en la historia del arte‚Äď es la representaci√≥n gr√°fica de un terreno extenso (esa extensi√≥n de un espacio que se ve desde un lugar o sitio) y lleva impl√≠cita, adem√°s, la existencia de un sujeto observador (nosotros) y de un objeto observado (las obras de Alejandro Ortiz).

Expo Paisaje – Alejandro Ortiz (foto Erian Pe√Īa Pupo)

Pero estas piezas ‚Äďy he aqu√≠ lo interesante de la exposici√≥n desde su propio t√≠tulo‚Äď nada tienen que ver con la concepci√≥n anterior del paisaje: sucede que no hay ‚Äúpaisajes en s√≠‚ÄĚ hablando etimol√≥gicamente, pues Alejandro Ortiz, graduado de la holguinera Academia Escuela Profesional de Artes Pl√°sticas El Alba, explora m√°s bien la instalaci√≥n y el ready-made, con influencia de Marcel Duchamp y otros movimientos art√≠sticos que se manifestaron en contra del existente ‚Äúarte retiniano‚ÄĚ a trav√©s de sus obras (una de las piezas es ‚Äúduchampiana‚ÄĚ desde el nombre, la videoinstalaci√≥n ‚ÄúFuente‚ÄĚ).

Expo Paisaje – Alejandro Ortiz (foto Erian Pe√Īa Pupo)

Lo coyuntural, lo fugaz, lo moment√°neo ‚Äďpartiendo, adem√°s, de los propios materiales que utiliza, de la mirada minimalista: hojas de √°rboles, ramas, piedras, tierra, madera‚Äď siempre han sido intereses del ready-made, y aqu√≠ portan una experiencia conceptual para nada simple, todo lo contrario, y al mismo tiempo dialogan con el p√ļblico, abriendo dis√≠miles posibilidades interpretativas y asociativas, caminos varios a recorrer.

Expo Paisaje – Alejandro Ortiz (foto Erian Pe√Īa Pupo)

‚ÄúAl establecer una relaci√≥n org√°nica en toda su obra, nos percatamos que las partes se han colocado de manera inteligente, quedando abolida la jerarquizaci√≥n habitual. Entonces desaparece la subordinaci√≥n del derivado al antecedente: tienen el mismo valor‚ÄĚ, comenta Galb√°n Peramo, y este valor ‚Äďen un contexto donde ya los referentes han mutado y mezclado considerablemente, sobre todo despu√©s de la segunda mitad del siglo XX y con la posmodernidad, al punto de que los sedimentos concretos, digamos que puros, apenas existen‚Äď adquiere en la obra de Alejandro, estudiante de la Instituto Superior de Arte (ISA) en La Habana, un matiz que amplifica sus inquietudes y b√ļsquedas, en piezas que funcionan como un sistema coherente ‚Äúdonde el paisaje se nos aparece de manera redimensionada para hacer que lo calquemos de una manera singular en nuestras mentes y que lo interpretemos seg√ļn nuestras experiencias anteriores.‚ÄĚ

Expo Paisaje – Alejandro Ortiz (foto Erian Pe√Īa Pupo)

En Paisaje encontramos piezas como ‚ÄúVolver‚ÄĚ, que utiliza tierra y piedras (¬Ņdel sitio al que se vuelve?); ‚ÄúNadie escapa‚ÄĚ, una especie de faro sobre un pedestal con manivela, que hace que el foco (un ojo) gire como si fuera un eje de luz, acaso interrog√°ndonos con su ‚Äúmirada luminosa‚ÄĚ (¬Ņel ojo que todo lo ve, el que vigila cada paso, cada huida, los faros de las costas de la patria?); ‚ÄúJuicio‚ÄĚ, a partir de una hoja de palma quemada que forma un camino, a trav√©s de las cenizas y los restos, hasta la rama, el centro de la hoja; y ‚ÄúHorizontes de suelo‚ÄĚ, que utiliza hojas secas pegadas con cinta adhesiva a la pared.

Expo Paisaje – Alejandro Ortiz (foto Erian Pe√Īa Pupo)

Esta coherencia como sistema ‚Äďcon la propuesta y consigo mismo como creador‚Äď y con la instituci√≥n arte, su tradici√≥n y revaluaci√≥n constante, es lo que m√°s celebro de Paisaje, la muestra personal que Alejandro Ortiz expone en la galer√≠a de la AHS en Holgu√≠n.

Expo Paisaje – Alejandro Ortiz (foto Erian Pe√Īa Pupo)

Expo Paisaje – Alejandro Ortiz (foto Erian Pe√Īa Pupo)


Los caminos después del abismo

Diez artistas, j√≥venes de la Asociacion Hermanos Sa√≠z ‚ÄďAHS CUBA, han retado a Nietzsche. Tras mirar largo tiempo al abismo ‚Äďenti√©ndase como abismo ese largo per√≠odo de la Covid‚Äď han encontrado m√°s caminos para seguir haciendo arte. En cada pieza se nota que s√≠, que ‚Äúcuando miras largo tiempo al abismo, el abismo tambi√©n te mira a ti‚ÄĚ, pues en ellas se refleja las emociones, sentimientos, angustias y el sinf√≠n de sensaciones que en cada ser humano se ha vivido en estos d√≠as. Pero artistas al fin, han canalizado estos para convertirlos en una expresi√≥n art√≠stica, cada uno en su estilo y t√©cnica.

La Madriguera volvi√≥ a asumir la funci√≥n de ‚Äúalma mater‚ÄĚ. Es esta una exposici√≥n que seg√ļn las palabras de los organizadores muestra ‚Äúla persistencia del arte pese a lo ca√≥tico y l√≠mite de las circunstancias provocadas por la Covid‚ÄĚ. La galer√≠a Antonia Eiriz, una artista resiliente por naturaleza propia, mostr√≥ el trabajo artistas j√≥venes confinados a sus estudios talleres desbordados de creatividad.

La fotografía se hace presente de la mano de Yuri Obregón, que desde la serie rostros, trasmite esa mirada a la realidad agobiante de muchos, la mascarilla, el miedo a salir a la calle, siempre empleando el rostro humano como el medidor de esas presiones internas. A su vez Yangtsé Clemente Garcia a través del calado muestra las rutinas que muchos tuvieron que asumir para no perder la condición física o sólo mantener la mente activa. Ingeniosa manera de usar esta técnica y el montaje final.

La serie de dibujos de Adonis Mui√Īo ‚Äď‚ÄúDibujos sucios‚ÄĚ‚Äď y ‚ÄúDibujos Manuscritos‚ÄĚ de Evelyn Aguilar S√°nchez, capturan las experiencias individuales de estos artistas y sus voces de resiliencia ante las situaciones en cada lugar donde vivieron los momentos m√°s duros de la epidemia‚Ķsus casas. Brian Romero en cambio refleja a una sociedad hasta ahora agolpada en multitudes, tal vez con el anhelo que reencontrar esa necesidad de socializaci√≥n que a partir del distanciamiento el ser humano perdi√≥ poco a poco, y seguramente ser√° dif√≠cil recuperar.

La abstracci√≥n, tal vez sea aquella que mejor describe la mente de los j√≥venes en esos momentos, donde la necesidad de expresi√≥n no puede encasillarse. Alejandro Jurado, Mario Gonzalez Rodriguez, Victor Manuel Iba√Īez G√≥mez, Antoine Mena y Carlos Zorrilla Montes apuestan por ese lenguaje art√≠stico.

El mensaje es claro. Se evidencia que las actuales propuestas son resultantes de como estos artistas han trasformado su obra y su discurso. Hay una madurez, necesaria, a partir de las influencias de los tiempos vividos, cargado a las obras de valores semánticos, simbólicos y de una nueva cultura de resistencia y significación.

Después del abismo vivido, sí hay más caminos por recorrer en cuanto al arte contemporáneo y sus formas de producción. También es cierto que se deberá reflexionar acerca de los modos en los cuales las estéticas y los relatos de otros muchos artistas deben ser convocados a presentar sus experiencias de estos meses. Por otra parte, sería interesante producir investigaciones que permitan analizar las maneras en los cuales estos meses en Cuba, han marcado a los artistas, jóvenes y no tanto, y las formas de hacer arte, no sólo en la Habana, sino en cada espacio de creación.

*Publicado originalmente en el perfil de facebook del autor


Juntos y Revueltos: próxima exposición de Proyecto FRACTURA

El pr√≥ximo 27 de noviembre el proyecto FRACTURA estar√° inaugurando a las 6:00 P.M., en el Centro de Artes Pl√°sticas y Dise√Īo de su ciudad de Santiago de Cuba, la exposici√≥n Juntos y Revueltos, oportunidad que permitir√° actualizarnos acerca de sus m√°s recientes creaciones multidisciplinares.

Fundado por Carlos Gil Calder√≥n y Frank Lahera O¬īCallaghan, y al cual se sumar√≠a posteriormente Rafael Borges, el proyecto se caracteriza por agrupar diversas pr√°cticas contempor√°neas, pues sus miembros-artistas est√°n enfocados en la experimentaci√≥n y la b√ļsqueda de nuevas formas y narrativas, con la visi√≥n de cuestionar problem√°ticas sociales, filos√≥ficas y existenciales.

Luego de m√°s de un a√Īo de receso colectivo, FRACTURA, surgido en 2015, regresa con esta exhibici√≥n que reflexionar√° sobre el universo de sus miembros, su realidad.

Con el apoyo de la filial santiaguera de la AHS, el Consejo de Artes Plásticas y la sede anfitriona del encuentro, en esta ocasión la muestra contará con la presencia del artista visual Yuri Elias Seoane, con quien FRACTURA ha trabajo en varias ocasiones. De ahí que a partir de la exhibición, Seoane será incluido como novel miembro del equipo creativo.

Videoarte en varios de sus subg√©neros, instalaciones, arte-objeto, performance, fotograf√≠a, pintura, y m√°s, podr√° encontrar el p√ļblico que asista a la exposici√≥n a finales de este mes, el cual podr√° apreciar, adem√°s, parte de las pr√°cticas vanguardistas de la provincia.

Y es que, en equilibrio perfecto, estos artistas pondrán a la mirada crítica sus pensamientos, maneras de ver y sentir sus realidades, e invitarán a pensarnos como cubanos y habitantes de este planeta Tierra en tiempos de muchos replanteamientos.

Juntos y Revueltos es, sin dudas, una muestra del arte contempor√°neo cubano en la ciudad de Santiago de Cuba. ¬°No se la pierdan!