Comp√°s #3: Santiago: cuna de la m√ļsica (+Galer√≠a y programa)

Santiago de Cuba atesora un patrimonio musical extraordinario, y no se trata de una exaltaci√≥n a ultranza, hay muchos argumentos tangibles para demostrarlo. El esp√≠ritu alegre del santiaguero brota al comp√°s de la buena m√ļsica.

Esta ciudad es indudablemente manantial de la cultura afrocubana, desde donde bebe el jazz que cultivan hoy nuestros m√ļsicos, presentes en la octava edici√≥n del Festival Jazz Nam√°. Evento que desde el pasado d√≠a 25 y hasta este 28 de febrero re√ļne a exponentes del g√©nero dentro y fuera de Cuba.

fotos cortesía de la ahs de santiago de cuba/archivo

Las tres jornadas que han transcurrido del Festival demuestran que en esta edici√≥n, el evento trae al escenario virtual una combinaci√≥n explosiva de artistas consagrados y j√≥venes m√ļsicos. Del patio, con sus ‚Äúsantiaguer√≠as‚ÄĚ, se presentaron los prometedores artistas Jos√© Ernesto Gonz√°lez, Giselle Lage Giln e Iv√°n S√°nchez Guardiola, excelentes exponentes del g√©nero.

Desde el principio apoy√≥ la idea y obsequi√≥ a los organizadores del evento el tema challenge del Festival, Alias ‚ÄúProyecto VT‚ÄĚ, Jos√© Ernesto Gonz√°lez Ulloa, de origen santiaguero radicado en La Habana; es graduado de nivel superior de viola y viol√≠n, y domina tambi√©n el piano. Con la experiencia de haber tomado cursos de improvisaci√≥n de jazz y de m√ļsica electr√≥nica, son estos los g√©neros de su preferencia, adem√°s de los ritmos cubanos.

Limpieza y serenidad en sus interpretaciones describen a Giselle Lage Gil, joven cantante, compositora y pianista santiaguera, quien ‚Äúadereza con su voz una ciudad; en el piano conquista el silencio y nos devuelve sus melod√≠as como un regalo, como una sublime confesi√≥n de que la belleza a√ļn existe‚ÄĚ. As√≠ nos la describe el periodista Jorge Albear Brito.

José Ernesto González Ulloa. fotos cortesía de la ahs de santiago de cuba/archivo

El Iris Jazz Club fue el escenario propicio para que la figura femenina del evento capturara para la eternidad su m√ļsica en una c√°psula promocional Jazz Nam√° Plus y nos deleitara, despu√©s de tanto tiempo de confinamiento, de su dulce voz y su intensidad al piano, como una caricia necesaria. Sorprendi√≥ al cierre del concierto, con una canci√≥n musicalizada por ella y compuesta por su madre (Sara Gil), sobre el amor en tiempos de distanciamiento social.

Abrazando su saxof√≥n me asegura que vive por ella… y es que la m√ļsica es la protagonista de las mayores y mejores emociones de su vida, gu√≠a sus d√≠as y ocupa todo su tiempo y talento.

M√ļsico instrumentista, compositor y arreglista es el joven Iv√°n Ariel S√°nchez Guardiola, integrante y director del grupo Influencia de Santiago de Cuba. Ha compartido escenario con reconocidas figuras del Jazz cubano… y como parte del programa online del Festival Jazz Nam√°, disfrutamos de su improvisaci√≥n sobre el tema challenge del encuentro y un material audiovisual, donde ofrece algunas valoraciones sobre el evento.

Giselle Lage Gil, joven cantante, compositora y pianista santiaguera. fotos cortesía de la ahs de santiago de cuba/archivo

M√ļsico instrumentista, compositor y arreglista es el joven Iv√°n Ariel S√°nchez Guardiola, integrante y director del grupo Influencia de Santiago de Cuba. fotos cortes√≠a de la ahs de santiago de cuba/archivo

No hay duda que la m√ļsica cubana es especial, tiene un sabor y un ritmo √ļnico. La m√ļsica es un componente esencial de la espiritualidad del cubano. En su sangre corre una mezcla de aborigen, espa√Īol, africano, mulato. De ella heredamos una cultura mestiza que se caracteriza por el arraigo a las tradiciones art√≠sticas, firme basti√≥n de esa identidad que siempre cultivaremos.


¡Sé bendito, Hombre de mármol!

La historia de Cuba, entre sus muchos h√©roes, ha perpetuado un nombre: Carlos Manuel de C√©spedes y del Castillo. Justo cada mes de febrero Cronos trae a la memoria el aciago recuerdo de su muerte, aquel 27 de febrero de 1874, el d√≠a que abandon√≥ el espacio terrenal y que comenz√≥ a vivir para siempre en la memoria del pueblo cubano. Han transcurrido desde entonces 147 a√Īos.

[+]


El color del Caribe y la memoria salvada (+Fotos)

(Palabras a prop√≥sito de la entrega del reconocimiento que la AHS santiaguera le entregara a la Casa del Caribe por los 40 a√Īos de la Fiesta del fuego y su aporte a la cultura cubana y al Jazz de la regi√≥n)

 

No podría contarse la historia cultural de Santiago de Cuba sin hacer referencia a la Casa del Caribe. Como institución rectora de los estudios sobre los procesos socio-culturales de la región, su hacer ha significado un enlace con otros pueblos con los cuales compartimos ideas, ancestros, motivaciones y color. Aclaro que la salvedad del color no se remite a su significado más concreto, sino a un concepto que se ensancha por las Antillas y el mar Caribe. Un concepto donde la raza es un principio, donde la fe es un destino, y la sangre un acápite sin conclusión. El color que se comparte en el Caribe caluroso y rítmico es la construcción de una sociedad diversa, independiente y pacífica. Una sociedad que aun en sus miserias más terrenales, no olvida de dónde vino y dónde está.

Fotos de Rubén Ajá Gari/ Archivo

Me gusta pensar que el Caribe es un propósito de la fe. Tal vez ahí entre a jugar  el azar y aquel navegante europeo, las luchas de su pueblos por la liberación del colonialismo, y la no renuncia a las esencias. Me gusta pensar que el Caribe es una zona para hombres y mujeres libres, individuos de un mismo color.

La historia del Caribe se escribe a través del mestizaje. La historia del Caribe puede ser la historia de un cimarrón, de Hatuey, de Joel James, Alcides Carlos Gonzáles Díaz (nuestros Tití), de Rogelio Meneses, Ramiro Herrero, Berta la Pregonera, los Rastafaris, y muchos otros. La historia del Caribe es nuestra historia, desde lo singular hasta lo ancho y largo de ese color que se hace tierra, carne, fe, arte y rebeldía. Para los que vivimos aquí, la historia del Caribe es la más hermosa de todas.

Fotos de Rubén Ajá Gari/ Archivo

No siempre las historias son bien contadas porque no siembre son bien escritas. La memoria siempre ha sido nuestra mayor arma. La memoria para perdonar, la memoria para renunciar al olvido. En ese ejercicio, la fundaci√≥n de la Casa del Caribe, el 23 de junio de 1982, ha jugado un papel fundamental. No todas las estructuras creadas por el hombre pueden transcribir la realidad como lo ha hecho esta instituci√≥n. No solo ha tenido un equipo (por a√Īos) capaz de reconocer el color del Caribe, tambi√©n ha impulsado investigaciones cient√≠ficas, proyectos extensionistas, y proyectos de salvaguarda de nuestros bienes patrimoniales inmateriales. Su programa de promoci√≥n cultural es tan amplio como el color mismo de la regi√≥n. Un ejemplo inigualable resulta su Festival del Caribe o Fiesta del Fuego. El evento que se celebra del 3 al 9 de julio desde hace 40 a√Īos y es de los m√°s importantes en el hemisferio.

La responsabilidad que hoy posee esta Casa ha sido forjada por la necesidad que han tenido los hombres y mujeres del Caribe, porque nadie escriba nuestra historia. Porque nadie externo crea que la sabe tanto como nosotros. Porque nadie externo crea que nos la puede contar.

Durante todos estos a√Īos esta instituci√≥n nos ha devuelto el rostro. Nos dice d√≥nde no podemos dejar de poner la mirada. Las artes y la cultura en su sentido m√°s amplio han sido beneficiadas en esta ciudad, lugar de encuentro para volver a √Āfrica y a nuestros ancestros. Todas las texturas y ritmos se han mezclado durante a√Īos al calor de la quema del Diablo.¬†

La Asociación Hermanos Saíz en la provincia ha mantenido un vínculo importante con la Casa del Caribe. En la defensa de nuestros valores, principios y variedad artística, los caminos siempre estarán destinados a cruzarse y a emparentarse. El evento Almas Nuevas es un ejemplo concreto. Los jóvenes entendimos eso hace mucho y le pusimos nuestra impronta a la Fiesta del Fuego. La Casa del Caribe y su festival han sido espacio de superación y de intercambio cultural para los miembros de la AHS. Creo que esa relación (también) nos ha ayudado a entender nuestro arte dentro de un contexto que no necesita parafernalias sino sinceridad absoluta desde y para nuestra obra.

Hoy, la Asociación Hermanos Saíz de Santiago de Cuba y el Comité Organizador del Encuentro de Jóvenes Jazzistas Jazz Namá, en el marco del aniversario 35 de nuestra organización, quiere hacer entrega de un reconocimiento especial. En este gesto va la voz de todos los miembros de nuestra Asociación, que como hijos del Apóstol, sabemos que honrar honra.


Compás #2: Salvando la memoria (+ Galería)

Una nueva traves√≠a musical desde el ciberespacio, ha sido la segunda jornada del Jazz Nam√°. El evento se acerc√≥ a quien cari√Īosamente llamamos Miguel√≥n, reconocido percusionista matancero,¬† miembro de la UNEAC, profesor y promotor del jazz cubano. Una merecida c√°psula Jazz Nam√° Plus para Miguel Rodr√≠guez Zulueta, director del grupo Mestizaje, uno de los mayores exponentes del AfroJazz cubano, que prestigia el festival.

Rodríguez Zulueta (Miguelón)

‚ÄúNo podr√≠a contarse la historia cultural de Santiago de Cuba sin hacer referencia a la Casa del Caribe. Como instituci√≥n rectora de los estudios sobre los procesos socio-culturales de la regi√≥n, su hacer ha significado un enlace con otros pueblos con los cuales compartimos ideas, ancestros, motivaciones y color‚ÄĚ. Fueron algunas de las palabras que escribiera Juan Edilberto Sosa Torres, presidente de la AHS en la provincia, para la entrega del reconocimiento por los 40 a√Īos de la Fiesta del Fuego. Momento especial de la jornada que fue transmitido en vivo.

entrega de reconocimientos

‚ÄúPara m√≠ el amor es la llave de todo, el motor del mundo, es la energ√≠a secreta detr√°s de cada nota que toco‚ÄĚ. Bajo esa premisa vive y hace buena m√ļsica David G√≥mez Cruz, estudiante de saxof√≥n del conservatorio Esteban Salas, en la urbe santiaguera. Un joven al cual su talento e inquietud musical lo acercaron al jazz.

El documental Bit√°cora, de la AHS en la Ciudad H√©roe, le dio la oportunidad de visualizar su obra y darle la certeza de estar transitando por los caminos correctos dentro del amplio espectro de la m√ļsica cubana. As√≠ demostr√≥ en su c√°psula promocional Jazz Nam√° Plus y en su improvisaci√≥n sobre el tema challenge del Festival.

Pero David no est√° solo, dirige el grupo DjazzVi, impetuosos j√≥venes que aportan singular cuban√≠a al jazz, as√≠ demostraron en su concierto ‚ÄúA tocar con manana que no hay m√°s n√°.‚ÄĚ

Esta edición del Festival Jazz Namá propone un reto de interpretación musical, la invitación ya está en las redes, y el grupo Influencia Jazz Trío también aceptó el desafío de improvisar sobre el tema challenge del evento, compuesto por José Ernesto González.

David Gómez Cruz, director del grupo DjazzVi

David Gómez Cruz, director del grupo DjazzVi

El guitarrista Andy Garcia Ginoris, director de la agrupaci√≥n matancera, comenta al Portal del Arte Joven Cubano: ‚ÄúHacemos m√ļsica porque nos nace y es la forma que tenemos de expresarnos y dar a conocer qui√©nes somos‚ÄĚ. Y en esta octava edici√≥n del Festival, sus tres momentos les permitieron demostrar qui√©nes eran dentro del panorama musical cubano.

grupo Influencia Jazz Trío

La propia historia ha demostrado, que ir en busca de las raíces es sinónimo de buenos resultados para la cultura, sobre todo cuando los jóvenes son protagonistas del cambio y hacen eco del carácter desenfadado y progresista, que caracteriza este género.

Este evento tiene la intención de crear nexos entre los jazzistas contemporáneos y los orígenes del jazz desde una óptica local e historiográfica, en un ambiente acogedor que permita la libre creación y expresión, de un arte que siga siendo contemporáneo y renovador, aunque sea ciento por ciento online.

 


Vuelve a sonar el rock desde la loma

Suena el rock metal en las redes sociales y anuncia la presencia de una de las citas m√°s esperadas por los amantes del g√©nero en Cuba: el evento de promotores de rock ‚ÄúRock de la Loma‚ÄĚ, en su XVII edici√≥n.

Debido a la presencia de la Covid-19 en la isla, sus organizadores decidieron que el mismo transcurriera este a√Īo, del 25 al 27 de febrero de forma virtual, convocatoria a las que respondieron promotores, as√≠ como bandas nacionales y extranjeras.

Adán Matamoros Domínguez, presidente de la AHS en Granma, destaca la colaboración con el evento: “creamos grupos y canales en Telegram, Facebook, WhatsApp y YouTube, y por esas vías nos comunicamos con los directores de las bandas y ellos enviaron biografías, materiales y conciertos, por lo que esas aplicaciones constituyeron un medio para comunicarnos y actualizarnos de su quehacer.

Adán Matamoros Domínguez, Presidente de la AHS en Granma

‚ÄúParticipan alrededor de 20 grupos de siete pa√≠ses, entre ellos Costa Rica, Brasil, as√≠ como Trinidad y Tobago, por s√≥lo mencionar algunos, adem√°s de los cubanos, el fuerte de la cita‚ÄĚ, apunta el creador.

Uno de los que aportó a esta edición virtual del programa con conciertos y promociones fue el bayamés grupo de rock metal Inhibitors. Para su director, Luis Espinosa Rodríguez, el desarrollo en línea del mismo, también tiene sus beneficios.

Luis Espinosa Rodríguez, director del grupo de rock metal Inhibitors

‚ÄúA pesar de la situaci√≥n que atravesamos no se pierde, el evento ni la calidad que ha caracterizado las ediciones anteriores. Nosotros, como banda, tambi√©n somos promotores del rock, porque lo hacemos de manera directa con m√ļsica y, al realizar el evento en esta modalidad, se pierde lo presencial pero ganamos en promoci√≥n, porque tiene un alcance a nivel internacional a trav√©s de las redes.‚ÄĚ

Conciertos, talleres, conferencias y conversatorios forman parte del programa virtual del Rock de la Loma, que transcurre desde Bayamo para el mundo a través de la página Vídeos Crisol Canal de la Cultura en Granma.

Némesis, Rising Ravens, Desgarramiento, Through the Glass, Lynchpin, Bennu y Cancerbero son algunos de los nombres que enriquecen su realización, proveniente de diversas regiones del país.

Estas nuevas formas de hacer que ha impuesto la presencia del nuevo coronavirus, hace que los organizadores del evento se planteen la posibilidad de extender lo virtual para ediciones venideras.

Yariel Castillo Landa, vicepresidente de la filial Granma de la AHS

Yariel Castillo Landa, vicepresidente de la filial Granma de la AHS, al respecto refiere: ‚ÄúVamos a montar dos tentativas de programaci√≥n, una presencial y la otra online para ver si el pr√≥ximo a√Īo podemos realizar ambas modalidades, seg√ļn se desenvuelva el tema epidemiol√≥gico.

‚ÄúPensamos invitar al menos siete u ocho bandas para el 2022, adem√°s de los invitados internacionales que ya evaluaremos las posibilidades de que puedan estar con nosotros.‚ÄĚ

Surgido en el a√Īo 2004, el encuentro re√ļne por tradici√≥n a bandas y promotores del g√©nero, lo que ha convertido a esta urbe en una plaza fuerte y reconocida en el panorama rockero nacional.

Surgido por idea de Pavel Reyes Alfonso (entonces jefe de la secci√≥n de M√ļsica de la sede provincial de la Asociaci√≥n Hermanos Sa√≠z), apoyado por Yasmina Iglesias Nuevo (presidenta en aquel momento de la AHS en el territorio), la iniciativa naci√≥ tras la participaci√≥n de ambos en el Festival Internacional ‚ÄúCaim√°n Rock‚ÄĚ, de La Habana, a partir del debate que gener√≥ la presentaci√≥n del disco recopilatorio Territorio Libre.

All√≠ aparece la idea de hacer un evento, en la Cuna de la Nacionalidad Cubana, relacionado con la m√ļsica rock y metal, con la premisa de que fuera diferente al resto de los festivales que ten√≠an lugar en la isla.

Preservar la historia del rock, debatir sobre su evoluci√≥n y acercar al p√ļblico a las nuevas propuestas desde el √°mbito te√≥rico y creativo, contin√ļan siendo algunos de los objetivos de la cita, aunque esta vez sea desde el universo virtual.


AHS: Al personal de Salud en Cuba

Amigos, artistas. Los invitamos a expresar nuestra gratitud y orgullo por todo el personal de la salud y voluntarios que trabajan en la zona de mayor riesgo de contagio en esta pandemia. Pueden dejar en cada sede de la AHS del pa√≠s alguna obra propia, un lienzo, un CD, un libro… y los ejecutivos de la AHS en cada provincia al igual que la Direcci√≥n Nacional har√°n llegar ese arte a los hospitales, junto a este mensaje. Tambi√©n queremos ser √ļtiles as√≠ ¬ŅSe suman?


«Hasta en lo m√°s cotidiano y com√ļn hay algo que contar»

Entre las chimeneas humeantes y los camiones Volvo ciclópeos cargados de mineral, más allá de la tierra roja impregnándolo todo y los paisajes lunares. Por encima de los monótonos edificios y el marchar cotidiano de los otros hacia la industria, anda él.

Una vez fue el testigo privilegiado de las noticias y las multiplicó para la teleaudiencia, con destreza y pasión. Pero la vida estaba reservándole otros rumbos. Todavía intenta averiguar cuáles, en tanto, sigue entregando belleza a quien esté dispuesto a mirar, con el corazón.

Alexudis Leyet, desde Moa, cuenta cómo los detalles inadvertidos por otros captan su atención y son congelados por su lente.

fotos cortesía del entrevistado

¬ŅC√≥mo llegaste hasta la fotograf√≠a?

Hace m√°s de cuatro a√Īos me fui del telecentro Moa TV. Anduve alg√ļn tiempo haciendo cualquier trabajo para mantener a mi familia. La pas√© mal en verdad. Estaba decepcionado, pero la idea y la esperanza de estar relacionado con lo que me gusta hacer, la fotograf√≠a, siempre estuvo ah√≠.

Entonces me regalaron una cámara Nikon D3400 y aunque muchos dicen que es una cámara de iniciación, eso ni me preocupa. Hay quienes tienen tecnología de punta y no la saben usar. No obstante, creo que en este mundo todavía me falta bastante, tengo que aprender más.

Generalmente todos miramos, pero pocos vemos y los fot√≥grafos debemos ver y graficar eso que otros no logran. Hasta en lo m√°s cotidiano y com√ļn hay algo que contar.

fotos cortesía del entrevistado

Sin embargo, tu experiencia profesional era como camar√≥grafo de televisi√≥n. ¬ŅPor qu√© no seguir haciendo audiovisuales?

Siempre me gustó la foto fija. Siempre. Me impresionaba cuando estaba en coberturas de prensa y veía a fotorreporteros que parecían francotiradores, esperando el momento para disparar… Es muy fácil transmitir un mensaje a través de un video, no así con la foto fija. Es un reto resumir todo en una captura.

fotos cortesía del entrevistado

¬ŅPor qu√© escoges la naturaleza como tu principal modelo?

Soy de El Cedrito, de Sagua de Tánamo, en el campo. Siempre me gustó la naturaleza y ahora que tengo mi cámara puedo estar más cerca con mi lente 70/300 milímetros.

Me gustan los primeros planos que, en mi opini√≥n, son muy reveladores. Y a√ļn quisiera adentrarme m√°s en este mundo maravilloso, en este modo expresivo.

Facebook se ha convertido en el principal medio para dar a conocer tu obra, ¬Ņen qu√© otros espacios la has socializado?

En la Casa de la Cultura de Moa participé en la exposición Cubanías, con algunas de mis piezas, gracias a un artista plástico que trabaja allí, Fidel Silvente.

fotos cortesía del entrevistado

Hoy en d√≠a la fotograf√≠a para ti es un hobby, pero ¬Ņa qu√© te dedicas profesionalmente?

Hago fotos de quincea√Īeras, etc√©tera, pero comenc√© casi al mismo tiempo que el coronavirus y no he tenido mucha suerte.

¬ŅCon qu√© sue√Īas?

Sue√Īo abrirme paso en este mundo y sus tendencias, participar en exposiciones y eventos y estar en lugares donde salir a tomar fotos no asuste a la gente.

Mientras tanto reflejas tu ciudad y sus peculiaridades m√°s all√° de los esquemas mentales. ¬ŅQu√© tratas de mostrar?

Cuando he hecho fotos donde se ve el mar de Moa, que sabes que no es azul, sino un poco como tierra roja revuelta, la gente me dice, ‚Äúoye, pero pusiste el mar azul‚ÄĚ. Y es que yo espero ver el mar de Moa bien azul y limpio un d√≠a. Me interesa fotografiar cosas buenas del municipio que est√°n ah√≠ y las personas ni las ven.

Hoy todo es tan convulso que ya las personas no se fijan en un p√°jaro o una mariposa y mucho menos en cosas que suceden en fracciones de segundos que, al detenerlas en una foto, se convierten en arte.


Compás #1: Jazz Namá a ritmo del Caribe (+Galería)

La jornada del d√≠a 25 de febrero ha superado nuestras expectativas. Cuando Nataly Ruiz, presentadora de nuestra cartelera, hizo sonar el primer comp√°s, Santiago de Cuba volvi√≥ a ser epicentro de la buena m√ļsica.

 

Esta (la primera) jornada del Jazz Namá nos regaló llegó la exposición colectiva virtual Raíces y compás. Una muestra donde se aborda la presencia africana en nuestra ciudad, captada por la magia de los lentes y pinceles de un grupo de jóvenes santiagueros. En las palabras del catálogo, la historiadora del arte Sara Valdés Legrá afirma:

El g√©nero jazz√≠stico emprendido por j√≥venes talentos de la ciudad h√©roe ya tiene un plat√≥ amplio de presentaci√≥n, un espacio propicio que lo da a conocer y ahora lo afirman estas fotograf√≠as que hoy se exponen en esta plataforma online que lleva por t√≠tulo: ‚ÄúRa√≠ces y comp√°s‚ÄĚ.

Como joven expresión sonora, y por demás, venida de las ágiles manos de esta generación, la más fresca con la cual cuenta la ciudad, posee un sugiéneris compás. Todo bien concatenado, tanto imagen, desde el punto de vista técnico, compositivo, cromático y temático, siempre sin dejar de lado ese compás del santiaguero que es bicharachero, locuaz, muy extrovertido y en constante movimiento, expresión por antonomasia de los valores raigales que nos definen como ese cuero del tambor del cual bebe el jazz en Santiago y lo hace merecedor de un sello distintivo, dentro del género, en todo el país.

Asimismo, se advierte fotografías como las de marcado énfasis en las formas, y que por el poderoso poder del monocromo que las embisten, se encuentran dentro de los ejemplares de plausibles reconocimientos, sobre todo por el sentimiento con el que se perciben los personajes retratados en ellas.

Y qu√© decir de las muestras de la cotidianidad de las calles de nuestra ciudad con los tambores que no faltan en el g√©nero musical sobre el escenario de sitios tan emblem√°ticos como el Iris Jazz Club, que a √©l le rinde tributo siempre que abre sus puertas‚ÄĚ.

Yadasny Jos√© Portillo Herrera, reconocido pianista, arreglista y compositor, Director del Grupo Cauce, protagoniz√≥ el estreno de las c√°psulas Jazz Nam√° Plus. Esta es una iniciativa que se muestran por primera vez (desde que fuera fundado el evento) y sirven para presentar a los grupos y artistas que participan. Portillo pertenece al cat√°logo del Centro Nacional de M√ļsica de Concierto, y desde el 2003 se ha estado presentando como pianista junto al destacado bailar√≠n cubano Carlos Acosta, en los m√°s importantes escenarios internacionales. Su figura prestigia indudablemente el Festival.

El movimiento jazz√≠stico dentro de la ciudad va respaldado de estilos marcados dentro de la comunidad de m√ļsicos que desde aqu√≠ emergen y se posicionan con su hacer. Camilo de Bess asegura en su c√°psula promocional: Para m√≠ el Jazz es lo m√°s realzado de la m√ļsica cl√°sica unido con la m√ļsica popular, una mezcla de las dos corrientes. El programa del evento nos regal√≥ para el cierre de esta primera jornada el concierto de su grupo Jazz D¬ī Bess. Uno de los anfitriones y que por tercer a√Īo consecutivo tiene, bajo su responsabilidad, el concierto inaugural.

El Jazz Nam√° propone para la segunda jornada m√°s c√°psulas promocionales, challenges y conciertos. El momento especial del d√≠a, con transmisi√≥n en vivo, ser√° el encuentro con los directivos y artistas vinculados a la Casa del Caribe. Esta instituci√≥n recibir√° a nombre de todos los miembros de nuestra filial, un reconocimiento por los 40 a√Īos de la Fiesta del Fuego. La Casa del Caribe y su Festival han servido como plataforma para que confluyan en la ciudad de Santiago tradiciones de muchas culturas con una ra√≠z com√ļn: √Āfrica.

Es un privilegio para la ciudad poder contar con la Casa del Caribe y toda su historia. Es una necesidad para la joven vanguardia (AHS) honrar ese legado que ha construido y salvaguardado parte de lo que somos. Santiago de Cuba es muchas cosas, pero algunas serían solo memoria y olvido, sin la Casa de los hombres y las mujeres que portan/piensan/y construyen la cultura de la región.

 

fotos frank lahera


Arte joven por la Patria

Jóvenes artistas de la AHS en Holguín rindieron homenaje con sus creaciones al 126 aniversario del reinicio de las guerras por la independencia, bajo la guía de José Martí, el 24 de febrero de 1895, como parte de la jornada de actividades para recordar tan importante fecha.

fotos Facebook AHS Holguín

Tomando las medidas sanitarias y de distanciamiento f√≠sico para evitar la propagaci√≥n de la Covid-19 y sin p√ļblico asistente, se presentaron agrupaciones de la AHS, como la banda de rock Claim, en el Gabinete Galigari, espacio m√≠tico de la m√ļsica alternativa en la ciudad de Holgu√≠n.

La trova vino de la guitarra del joven Manuel Leandro, esta vez en la azotea de la Casa del Joven Creador, y en este mismo sitio se presentó el proyecto Electrozona, liderado por Tiko Dj.

fotos Facebook AHS Holguín

Diversas actividades fueron realizadas durante la jornada en la provincia como homenaje a esta fecha, en las cuales participaron miembros de la AHS holguinera, como las presentaciones literarias realizadas en la librer√≠a Ateneo Villena Botev como parte del proyecto ‚ÄúLiteratura con cordel‚ÄĚ, y las presentaciones de integrantes de la Compa√Ī√≠a de Narraci√≥n Oral Palabras al viento, el Orfe√≥n Holgu√≠n, la Orquesta de C√°mara de la provincia dirigida por el maestro Oreste Saavedra y el reconocido Teatro L√≠rico Rodrigo Prats de Holgu√≠n.

Por otra parte, el poeta y promotor Mois√©s May√°n particip√≥ en el foro de pensamiento ‚ÄúLa Patria vista desde lo art√≠stico-literario‚ÄĚ, realizado en la sede de la Uneac en el territorio, junto con los intelectuales Zenovio Hern√°ndez, Hernel P√©rez Concepci√≥n y Lino Ernesto Verdecia.

fotos Facebook AHS Holguín

May√°n, quien recientemente recibi√≥ el Premio de la Cr√≠tica Literaria por su poemario Carga al machete, coment√≥ que ‚Äúaun cuando se dice que los poetas no tienen m√°s patria que la lengua y la literatura, existe una pertenencia que va m√°s all√° por el arraigo nacional, v√≠nculos emocionales y afectivos que muchas veces se descubren cuando se est√° fuera de Cuba‚ÄĚ.

Fotos Carlos Rafael

Su obra po√©tica se nutre de ‚Äúlos deseos de construir un punto convergente entre las gestas independentistas del siglo XIX y las guerras que tenemos hoy, en el plano personal y colectivo, en el siglo XXI; hecho por el que eligi√≥ un s√≠mbolo cardinal en este per√≠odo: el machete‚ÄĚ.

Fueron pr√≥ceres aquellos patriotas que lo cargaron, subray√≥ Mois√©s. ‚ÄúTen√≠an que serlo para blandir machetes superiores incluso a los 130 cent√≠metros, y hoy a cada uno nos asiste tambi√©n un machete que es el que nos va a ayudar a abrirnos paso en una manigua simb√≥lica‚ÄĚ.

Fotos Carlos Rafael

fotos Facebook AHS Holguín


Capítulo #13: La carne de Reynaldo

(notas sobre el libro Carne Roja de Reynaldo Zaldívar)

 

I

El poeta conoce el peregrinaje de su labor. Así aprende la historia de cada una sus sombras y establece el encuentro sensorial con los elementos externos que completan su biografía.

El poeta ante lo s√≥rdido (del mundo humano) es un ente transformador. Tiene el poder de convertir en paisaje simb√≥lico la experiencia colectiva. No es un simple expectante del entorno, su necesidad radica en la b√ļsqueda del conocimiento y la verdad c√≥smica. La verdad humana es solo un indicio equ√≠voco de la verdad que busca el poeta.

¬ŅD√≥nde termina el trayecto del poeta?

¬ŅC√≥mo es la carne de un individuo que se expone a ese trayecto?

Ediciones La Luz en 2019, public√≥ el cuaderno de poes√≠a Carne roja de Reynaldo Zald√≠var. El libro es una de las apuestas que todos los a√Īos esta editorial hace en funci√≥n de promover a los escritores j√≥venes, cuya obra merece un llamado de atenci√≥n en el panorama literario cubano. Vale resaltar el dise√Īo de Roberto R√°ez y Armando Ochoa, as√≠ como la edici√≥n a cargo de Luis Yuseff.

Seleccionar este libro para su publicación fue un acierto de Ediciones La Luz y todo su equipo de trabajo. Se trata de un poemario donde su autor se desplaza entre dos puntos esenciales: el cómo y el ser. Hay una singular complejidad en cada traslado realizado por el individuo, que a la ves es un poeta/un hombre/una vaca/ o un árbol. En estas páginas acudimos a un concierto nostálgico donde la convicción y la percepción de sujeto-objeto, nos convierte en espectadores de una verdad creadora.

Zald√≠var ha construido aqu√≠ (francamente) un material simb√≥lico invaluable. Cada palabra es el reflejo del subconsciente, im√°genes extra√≠das de la memoria que rechazan lo superfluo. Cada palabra seleccionada para este libro, atraviesa todos los registros culturales que definen a su autor. La autoconciencia po√©tica moldea las formas divergentes de su yo, y subvierte el h√°bitat natural de los objetos circundantes. ¬ŅA qu√© se debe semejante autoridad?¬†¬†

fotos cortesía de Reynaldo Zaldívar

La poesía como resultado final de la conexión individuo/mundo posee contenidos intangibles en cada suceso o experiencia concreta. Esos contenidos a la vez, arrastran consecuencias profundas para el cómo y el ser. Ambas unidades de conflictos pueden llegar a ser deshumanizantes, pero también ahí, se encuentran aquellas nociones de mayor validez estética del poeta.

II

Reynaldo Zaldívar nos propone en Carne roja, una estructura externa donde hay cuatro unidades de conflicto: Vaca /Yo, el animal /Acéfalas / y Tiempos de bestias. En estos cuadros el poeta presenta distintos síntomas de su investigación. En Vaca, cuadro inicial integrado por cinco poemas, nos adelanta sus estrategias del discurso para todo el libro. Su lenguaje se sostiene a partir de la experiencia habitual. Algunos elementos poseen una representación de testimonio, dotando al texto de un tejido viviente.      

fotos cortesía de Reynaldo Zaldívar

Llevo dentro una ciudad perversa.

Yo quería llevar dentro una ciudad perversa.

(P. 11)

En Planes, poema que abre el libro, el poeta acude a la identificación de una realidad que se renueva y que existe como discurso. Una realidad que proyecta sentidos como la ciudad.

Llevo dentro una ciudad perversa

Y el tatuaje de una vaca.

(P. 11)

En este poema inicia el tejido urbano que luego muta a elementos rurales, o que forman parte de un pueblo que no es ni urbano ni rural en una comprensión más demográfica o sociológica. Entonces aparece la ciudad, sus habitantes, sus deseos, y el abordaje de lo posible como negación social.

Estos aspectos vinculan al siguiente poema: Generaci√≥n. Un texto que reitera a la ‚Äúvaca‚ÄĚ como s√≠mbolo y nos dice que en lo adelante ser√° parte de la semi√≥tica del libro. Algo que justifica desde el t√≠tulo del cuaderno: Carne roja.¬†

¬ŅQu√© ser√≠a de esta generaci√≥n

sin las vacas que pueblan sus campos?

(P. 12)

El poema pregunta para hablar de la tentaci√≥n. El poema pregunta para generar dudas. ¬ŅPor qu√© introducir la duda? ¬ŅPor qu√© las vacas? ¬ŅDe qu√© color ser√° la carne de Reynaldo? Las anteriores preguntas nos conlleva a establecer la relaci√≥n del poeta con los textos siguientes: Intercambio, El mejor poema y Vaca.

Las posesiones son materia de significados diferentes para el poeta seg√ļn su peregrinaje. El poeta busca el amor y reconocer el contexto a trav√©s de la poes√≠a. Mira a sus semejantes como hombres condenados que no saben definir sus circunstancias. La resignaci√≥n para el poeta es una vaca gigante que pasta a orillas de una ciudad perversa. ¬†

fotos cortesía de Reynaldo Zaldívar

A veces quiero ser una vaca,

tener el olor de una vaca,

las tetas de una vaca.

(P. 15)

La metáfora poética de la vaca posee el milagro del equilibrio de las tenciones producidas por la realidad de Reynaldo Zaldívar. Por momentos la idealización de la Vaca como símbolo de liberación y de veneración, y al mismo tiempo un animal social-sagrado (un político-un poeta).

Ser una vaca sagrada

como un político sagrado

u otro animal semejante:

dígase, por ejemplo, un poeta.

(P. 15)

Zaldívar siente no encontrarse con el cuerpo de un poeta. Su inscripción en la naturaleza sagrada del poeta-Dios lo pone en el territorio del poder ser y el deber ser. 

La b√ļsqueda de la interpretaci√≥n del otro sobre su estatus es una de las corrientes investigativas de la segunda parte del libro: Yo, el animal. Este segmento es conflictivo. Varias l√≠neas de acci√≥n nacen aqu√≠: el poeta y el padre, el poeta y la tierra, el poeta y la memoria, el poeta y el cuerpo, el poeta y el camino.

fotos cortesía de Reynaldo Zaldívar

Pachamama es un texto don Zald√≠var declara que su tierra es el papel subvertido por el poema que no alcanza para comprar arroz. Declara la necedad del padre sobre su labor o condena. Su padre lo identifica como fracaso familiar. Es entonces cuando aparece el poema √Ārboles y declara lo que lo asfixia: la maldici√≥n del lenguaje.

Me levanto temprano. Talo √°rboles.

Un bosque me nace dentro del pecho.

Aquí se puede respirar la corteza y el sudor y el hacha.

(P. 20)

Sentenciado a su sue√Īo, Reynaldo asume que su suerte es la autodestrucci√≥n po√©tica de su vida. Su rutina no depende de las cosas que prefiere hacer sino de las que necesita hacer.

Pero si un bosque te nace dentro del pecho

no queda m√°s que talarlo

o dejar que poco a poco los √°rboles te asfixien.

(P. 20)

fotos cortesía de Reynaldo Zaldívar

En lo adelante, los elementos de la naturaleza como significantes de la construcción semiótica del cuaderno. Estos se entrelazan en el tejido urbano para crear un territorio crítico y conflictivo. Estos poemas son: Recuerdas, Olec, En una pared de Alcatraz, Dolor a comida, A, Nacimiento, Billy, A contrasombra, Gólgota, y Prohibido escupir sobre el puente Howah.    

Los arboles como un elemento sobrenatural a fin con las emociones y vivencias del poeta, es reflejo de su mundo interior. En Olec, el cuerpo es tragado por la oscuridad. Hay un paralelismo inusual entre Olec y un poeta (Reynaldo), ambos no dejan de golpearse la cabeza.

El individuo es mostrado como espacio de auto-represión. Los animales y los arboles como elementos a fin que superan la percepción humana del hombre-ciudad. Una condición reservada para el poeta como ser de luz capaz de contagiar a los otros.

Al herrero le ha nacido un hijo.

Hay el sonido de m√ļsica de cuerdas

y danzan las jóvenes

alrededor del asado.

(…)

¬ęD√©mosle el p√©same al herrero

Porque le ha nacido un poeta¬Ľ.

(P. 26)

Hay un marcado énfasis en su necesidad por mostrar al poeta como frustración familiar. Como un cuerpo que nunca podrá sanar por el don maldito de la palabra.

Est√° condenado a caer

por el borde caótico

de la palabra.

(P. 27)

Es evidente su postura contra las viejas costumbres destinadas al fracaso. La ausencia de poesía lo deprime. El padre defraudado/negado ante las posibilidades del hijo, es su mayor crisis. Tal vez por eso imagina la muerte del hijo.

El respeto a la vida en resistencia lo hace escupir antes de llegar y después de del puente. Nunca en el puente. El respeto a los ideales del otro (su amigo) le genera compasión y admiración.

Mi amigo nació en 1989 y está cayendo.

Lleva veintinueve a√Īos cay√©ndose sobre una isla.

Tal vez deje de escupir por respeto a mi amigo.

Alguien que lleva cay√©ndose tantos a√Īos y contin√ļa vivo

merece que yo deje de escupir.

(P.32)

III

fotos cortesía de Reynaldo Zaldívar

Acéfalas es la tercera parte del libro. Aquí la figura femenina es explorada desde su aspecto físico hasta los distintos significados que puede tener tanto cultural como en relación con su contexto (específicamente al mundo de los objetos).

Una mujer desnuda

y una fuete de lotos,

qué gran vanidad.

(P. 35)

Algunos aspectos son comunes a los poemas que siguen en esta tercera parte: Palabras de apertura, Matrioska, Independentistas, Aprieto los pu√Īos y recuerdo tu nombre, Era negra y escrib√≠a novelas, Descabezados y Para leer en las noches de trova. La figura femenina es madre, pasado, fracaso, dignidad¬† y¬† tiempo mejor. La mujer que conversa con otra figura femenina como si fuera un dios, es una mujer que ha parido un poeta. Un hombre que en alg√ļn momento ser√° padre a pesar de su oficio.

El poeta no quiere cometer los mismos errores de sus padres y busca en el bosque y en la tala del bosque su propósito.

IV

El √ļltimo segmento del¬† libro se titulado Tiempos de bestias es un resumen filos√≥fico de las tres partes anteriores, donde a√ļn es posible seguir im√°genes de la realidad humana del poeta.

Ser algo m√°s que la cuerda

tensa entre los dedos del cazador.

(P. 47)

fotos cortesía de Reynaldo Zaldívar

Reynaldo ahora asume al ser sin importar el cómo. Sabe que puede representar algo más. Sabe que ser poeta representa algo más.

La cabeza se reafirma como s√≠mbolo en esta parte del libro. Aunque es un dispositivo cuya fuerza proviene de la parte n√ļmero tres: Ac√©falas.

Levantar la cabeza

y verbal cazador apunt√°ndote.

(P. 48)

Todas sus angustias recaen en la figura del cazador. Al que prefiere mirar de frente con la cabeza erguida para convertirlo en presa. En esa dualidad también yace su condición de poeta y su carga. Está en ambos las dos: es cazador y presa y presa/el poeta en ambos polos, es bosque y ciudad, así comprende la tragedia de la vida.

La moda es lo que sigue

cuando en la cabeza no queda nada m√°s.

(P. 51)

Por √ļltimo, Zald√≠var nos dice que las libertades son reducidas tras la formaci√≥n intelectual del individuo. Ha sido un animal y sabe lo que es imaginar el mundo desde el pasto verde de la colina. La vaca no tiene sue√Īos prohibidos, eso es humano, igual que las carencias de la ciudad.

Por eso he decidido dejar de ser un animal:

por respeto a mi cabeza.

(P. 51)

fotos cortesía de Reynaldo Zaldívar