A veces quiero fundar palabras pero resultan disparos…

Para Elizabeth Reinosa Aliaga (Bayamo, 1988) la décima es una forma de expresión ilimitada en constante resurgir. No solo para los poetas de anteriores generaciones que ven en ella parte del sólido engranaje que conforma la identidad nacional, sino, además, para los jóvenes poetas que encuentran en el verso octosilábico una manera de expresar con completa libertad creativa sus obsesiones poéticas.  

Para Elizabeth, el escritor tiene un poco de S√≠sifo: sube una pesada piedra a la cima de una colina y poco antes de llegar, cuando se vislumbra la cumbre, la piedra siempre rueda hacia abajo, perpetuamente, a manera de castigo divino. As√≠ ¬ęel camino del aprendizaje es interminable¬Ľ y a la vez constante, de la misma manera que ¬ęel vac√≠o es imprescindible, porque hace que luego todo tome sentido¬Ľ.¬†

Ingeniera de profesión, miembro de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) y egresada del XIII Curso de Técnicas Narrativas Onelio Jorge Cardoso, Elizabeth ha obtenido, entre otros, los premios de poesía José Antonio Echeverría (2006), Décima al Filo en el XI concurso Ala Décima (2011) y Nieves de Mayabeque (2011). Además, el segundo lugar en los concursos Regino Pedroso (2012) y Ala Décima (2013) y mención en los premios Wolsan-Cubapoesía (2012) y Emilio Ballagas (2013).

Recientemente resultó ganadora del IV Concurso Toda luz y toda mía, en Sancti Spíritus, con la obra Fugas (2015) y del V Concurso de Décima Escrita Francisco Riverón Hernández, con Formas de contener el vacío (2016). Tiene publicado por Ediciones La Luz el cuaderno En la punta del Iceberg (2011).

Elizabeth, como en uno de sus poemas, en el que se evidencia cierto influjo de la argentina Alejandra Pizarnik, quiso fundar una palabra y resultó un disparo. Un disparo poético. De esos en los que el poeta entrega parte de su vida en la escritura y con el que, a manera de inmerecida recompensa, obtiene, a pecho abierto, la plenitud del verso. 

Ganaste recientemente el V Concurso de D√©cima Escrita Francisco River√≥n Hern√°ndez con Formas de contener el vac√≠o. ¬ŅPor qu√©, cuando la joven po√©tica cubana parece alejarse de la tradici√≥n rimada, apuestas todas las cartas por el verso octosil√°bico…? ¬ŅCrees que hay un detrimento de la d√©cima en los autores j√≥venes o ves un constante resurgir del g√©nero?

Creo que, efectivamente, estamos en presencia de un momento luminoso para la poes√≠a rimada en sentido general. Confieso que hace diez a√Īos ve√≠a la d√©cima con cierto escepticismo, me acerqu√© a ella jugando, conociendo apenas los elementos t√©cnicos, pero qued√© enamorada del verso octosil√°bico, y en la actualidad lo disfruto y lo considero un recipiente m√°s en el cual los poetas pueden verter su poes√≠a. Pienso que es una estructura muy flexible desde el punto de vista tem√°tico y tambi√©n formal porque no la veo como una caja cerrada en sus estrofas de diez versos octos√≠labos, son muchos los experimentos alrededor de la m√©trica y de la disposici√≥n y ruptura de los versos. Percibo un resurgir de la d√©cima no solo entre los autores j√≥venes que la consideran una forma de expresi√≥n ilimitada, sino adem√°s entre muchos de generaciones anteriores que la siguen concibiendo como una estructura nueva y de larga vida todav√≠a.

Jos√© Luis Serrano, comenta en una entrevista que ¬ęescribir d√©cimas o sonetos posee una estructura similar al suicidio¬Ľ. ¬ŅHasta qu√© punto un poeta va ¬ędejando su vida¬Ľ en la escritura, en el enfrentamiento constante y desgarrador con la p√°gina en blanco…?

El enfrentamiento cotidiano con la página en blanco puede ser una muerte desgarradora, pero dulce; electrizante, pero divina. Sospecho que el escritor tiene un poco de Sísifo, dejando la vida en cada paso sin llegar nunca a la cima, porque toda obra es perfectible y el camino del aprendizaje, interminable. Pero el escritor también tiene de Zeus, padre de todos los dioses a los que logra dar vida. Yo sufro mucho cuando no tengo historias para entregarle a la página en blanco, pero pienso que el vacío es imprescindible, porque es lo que hace que luego todo tome sentido. Como Serrano, yo a veces quiero fundar palabras, pero resultan disparos.

¬ŅPodr√≠as hablarme, a simples rasgos, de Formas de contener el vac√≠o? ¬ŅCu√°l es el hilo conductor de este texto? ¬ŅQu√© te preocupa, qu√© deseas expresar y qu√© esperas recibir con la escritura?

Formas de contener el vac√≠o es un libro bastante heterog√©neo desde el punto de vista tem√°tico y esto se debe a que recoge poemas escritos en diferentes etapas de mi vida. En Formas… hablo de amores, de p√©rdidas, de anhelos, de cicatrices. Es un libro con muchas zonas oscuras pero con algunas (por suerte) luminosas y est√° cargado de elementos autobiogr√°ficos, aunque esto no me asusta, porque creo que toda obra parte, de alguna manera, de la experiencia del autor.

Por eso precisamente me interesa expresarme acerca de lo que me afecta, de mis circunstancias (que pueden ser reales o no) y de mis aspiraciones (me encanta fabular). De la literatura no espero nada y a la vez lo espero todo. Contradictorio ¬Ņverdad? Solo deseo poder encontrar siempre la libertad que me brindan las palabras.

¬ŅCu√°ndo sabes que un poema est√° terminado? ¬ŅY a√ļn m√°s, cu√°ndo sabes que un libro ya ha cobrado su forma, su cuerpo, su consistencia…?

Imagino que eso es un sexto sentido que desarrollamos los escritores y se deriva del estudio de las obras de otros autores y, sobre todo, de la propia experiencia. A m√≠ me cuesta mucho trabajo asumir que un libro ya est√° listo, despegarme de √©l, dejarlo ir… Comparto (en parte) la opini√≥n de Oscar Wilde de que ¬ęno existen m√°s que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo¬Ľ. Creo que en principio es as√≠ de simple… pero el proceso de escritura se hace m√°s complejo en la medida que buscamos la forma ideal de expresar el contenido. Despu√©s de esto tenemos nuestro primer borrador y ah√≠ es donde comienza verdaderamente el oficio.

¬ŅC√≥mo llegaste a la poes√≠a y te supiste poeta? ¬ŅCu√°nto influy√≥ Holgu√≠n en tu formaci√≥n literaria?

Comenc√© a escribir mis primeros poemas mientras estaba cursando la escuela primaria, quiz√°s desde ese momento supe que quer√≠a ser escritora, pero no lo asum√≠ inmediatamente. Cuando ten√≠a 16 a√Īos comenc√© a asistir al taller literario municipal de Holgu√≠n: Pablo de la Torriente Brau. Este fue el momento en que me identifiqu√© verdaderamente como poeta. Muchos escritores no ven con buenos ojos los talleres literarios; por mi parte, aunque creo firmemente en la vocaci√≥n que debe poseer cada escritor, pienso que los talleres literarios permiten no solo la apropiaci√≥n de herramientas necesarias a la hora de escribir, tambi√©n hacen posible el intercambio con otras personas que sienten la literatura de la misma manera y eso es bueno al menos para no sentirnos tan solos. A Holgu√≠n le debo much√≠simo, primero porque me parece una ciudad muy propicia para desarrollar la vocaci√≥n de poeta, el solo hecho de caminar por sus calles me sigue llenando hoy de un sentimiento que no he logrado encontrar en otro sitio. Adem√°s, le agradezco los buenos amigos que me han dado ‚ÄĒa trav√©s de los a√Īos‚ÄĒ excelentes lecciones de literatura y de vida. Si tuviera que dejar una parte de mi cuerpo en cada lugar de la Isla donde he vivido, en Holgu√≠n dejar√≠a, indiscutiblemente, mi coraz√≥n.

Tambi√©n has incursionado en la narrativa… ¬ŅQu√© te aport√≥ cursar el Curso de T√©cnicas Narrativas Onelio Jorge Cardoso?

He incursionado muy poco en la narrativa (algunos cuentos y una novela para ni√Īos). Me concibo m√°s como poeta. Pero la experiencia que aporta el Centro Onelio Jorge Cardoso va m√°s all√° de la etiqueta de narrador. Siempre digo que llegu√© al Onelio con la ilusi√≥n de tener en mis manos Los desaf√≠os de la ficci√≥n, un libro de t√©cnicas narrativas que considero una joya. Viviendo todav√≠a en Holgu√≠n recuerdo que muchos amigos, que ya hab√≠an pasado por este taller y que por supuesto ten√≠an el libro, se negaban a prest√°rmelo. Yo tomaba esto en broma pero tambi√©n muy en serio y les promet√≠ a ellos y a m√≠ misma que me ganar√≠a el derecho de tener en mis manos Los desaf√≠os‚Ķ Este fue el primer impulso para apostar por el Onelio. Ya dentro, supe que ese era el lugar donde quer√≠a estar. All√≠ encontr√© respuestas, amigos, herramientas… Trat√© de sacarle el mayor provecho no solo a las excelentes conferencias, sino tambi√©n al intercambio con j√≥venes que como yo ten√≠an deseos de contar historias y de compartirlas.

¬ŅQu√© autores consideras imprescindibles a la hora de conformar una antolog√≠a de influencias en tu obra? ¬ŅPor qu√©?

Es dif√≠cil pensar en los autores que deben estar en esa antolog√≠a, porque son muchos los que han aportado si no ideas quiz√°s ciertos estados de √°nimo que han permitido el nacimiento de alg√ļn texto. Prefiero identificar a los que est√°n m√°s cerca de mi coraz√≥n, por el impacto que me han producido sus obras en determinados momentos de mi vida. En esta lista incluyo a Gabriel Garc√≠a M√°rquez (Cien a√Īos de Soledad), Mario Vargas Llosa (La Fiesta del Chivo), Hemingway (El viejo y el mar), Dostoyevski (Crimen y Castigo), Tolst√≥i (Ana Kar√©nina), Flaubert (Madame Bovary) y Clarice Lispector (Cerca del coraz√≥n salvaje). Ley√©ndolos me di cuenta de que las posibilidades que brinda la literatura son infinitas.

En materia de poesía no puedo dejar fuera a Dulce María Loynaz, Emily Dickinson, Sylvia Plath y Alejandra Pizarnik, tampoco a Vallejo, Martí, Rilke, Rimbaud, Tagore y muchos otros. En fin, que la antología es bastante concurrida.

¬ŅC√≥mo ves la poes√≠a escrita por los j√≥venes de tu generaci√≥n?

Actualmente nos encontramos en medio de un momento de experimentación bastante interesante. Existe una pluralidad de voces jóvenes con estilos bien definidos y obras consolidadas. Creo que mi generación está tomando conciencia del momento que nos ha tocado vivir y esto es algo que evidentemente se refleja en la poesía que se está escribiendo. Solo espero que los espacios críticos literarios tomen un papel más protagónico en el acercamiento de los lectores a las obras de estos noveles autores.

El a√Īo pasado obtuviste el premio principal en el IV Concurso Toda luz y toda m√≠a, en Sancti Sp√≠ritus, con la obra Fugas. Eres una autora, adem√°s de joven, prol√≠fica en la creaci√≥n po√©tica y en la d√©cima escrita. ¬ŅCu√°l ha sido la mayor satisfacci√≥n que te ha aportado la literatura?

La literatura me ha brindado grandes satisfacciones, pero la mayor es precisamente el descubrimiento de nuevos universos ajenos y propios, que a través de la palabra se van instalando en mis estilos de expresión y de vida.

Publicaste en 2011: En la punta del Iceberg, en la colecci√≥n Analekta de Ediciones La Luz‚Ķ ¬ŅC√≥mo valoras el trabajo de las editoriales de la AHS en relaci√≥n con la promoci√≥n de la joven literatura cubana?

El trabajo de las editoriales de la AHS es invaluable en la promoci√≥n de la joven literatura cubana. Creo que a fuerza de voluntad y amor por lo que hacen est√°n entregando libros hermosos al p√ļblico lector. Ahora mismo estoy pensando en diferentes propuestas de las editoriales La Luz (Holgu√≠n) y √Āncoras (Isla de la Juventud) y es gratificante saber que han logrado despertar el inter√©s y la preferencia no solo de los lectores, sino tambi√©n de los escritores (incluso de amplia trayectoria), que desean el nacimiento de sus libros bajo estos sellos.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Responder a Alejandro Gonz√°lez Berm√ļdez Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Bonita entrevista. Conoc√≠ a Eliza el pasado a√Īo 2015 en la edici√≥n del evento D√©cima al filo. Me sorprendi√≥ gratamente su poes√≠a, sus d√©cimas. Si nos guiamos por Serrano, nuestro fraterno hermano y colega en las palabras, ¬Ņcu√°ntas veces nos hubi√©semos «suicidado» en nuestros versos? ¬ŅDe cu√°ntos disparos octosil√°bicos o endecas√≠labos?? Amo al soneto como al octos√≠labo, y me place compartirlo contigo, Eliza. t√ļ lo sabes. Recibe mis afectos.

  • Suscripci√≥n

    Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico

     
    ÔĽŅ