A la caza de segundas intenciones

Desde la diversidad de estilos, técnicas e inquietudes de jóvenes artistas plásticos miembros de la AHS en la capital, surge la muestra colectiva Mi ofrenda es tu caza, exposición que desde el 21 de mayo se exhibe durante un mes en la galería Antonia Eiriz de La Madriguera y que se inserta entre las actividades colaterales de la 12 edición de la Bienal de La Habana.

En palabras de su curador, Carlos Gámez, la muestra es una manera de seguir la tradición contemporánea de mirar ambas caras de la moneda. En su concepción, Gámez plantea como tesis principal el interés de muchas personas por filtrar una acción de manera naif, discursando sobre las segundas intenciones.

Con predominio de la fotografía, la muestra incluye obras en diferentes formatos como el dibujo, el grabado a punta seca, el óleo sobre lienzo y la instalación.

Sue√Īos, reflejos, deseos, son algunos de los elementos presentes en las obras donde los creadores exponen un c√ļmulo de expresiones sobre s√≠ mismos y sobre individuos que hoy tratan de construir o reafirmar su identidad a trav√©s de artima√Īas sociales y del rejuego con la imagen que de s√≠ ofrecen. Ya sea a trav√©s la artificialidad del vestir o la b√ļsqueda interior, los autores revelan algunos de esos trucos que esconden prop√≥sitos.

Una obra que se acerca al cuestionamiento de identidades en busca de validación social es la de Alejandro Barreras, en el óleo Espejismos, donde el color es protagonista y este joven se enfrenta a su propia mirada.

La muestra incluye varias piezas que, de manera directa algunas, referencial otras, se acercan a la temática de la mujer, no solo desde una perspectiva de género, sino como reflexión sobre la construcción de sí misma o como sencillo homenaje a su ternura.

Así aparece la fotografía de Raciel del Ramo, quien presenta en blanco y negro un retrato de su abuela a través del elemento que para él la evoca mejor: una máquina de coser. La recuerda en la cadencia del suave pedaleo, del sube y baja de la aguja mientras traza un bordado sobre la tela.

Una de las particularidades de la muestra es la representaci√≥n de la mujer por la mujer,con la fotograf√≠a de Jennifer Acu√Īa y el dibujo de Irina Gil. Con estilos y actitudes diferentes, ambas artistas manifiestan similares preocupaciones que no por recurrentes dejan de ser importantes: la crisis de identidad desde lo femenino y la transformaci√≥n del cuerpo en mero cascar√≥n donde se superponen ropas, bisuter√≠a y maquillaje.

Aprovechando su diversidad, Mi ofrenda es tu caza funciona como espacio de presentación de este grupo de jóvenes creadores en la Bienal de La Habana, uno de los eventos más esperados en el ámbito de las artes plásticas y la cultura en general.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico

 
ÔĽŅ