Satiric贸n, para re铆r con ganas (I)

Pocos eventos en Holgu铆n 鈥搖na de las ciudades cubanas con una din谩mica cultura m谩s activa鈥 logran el nivel de participaci贸n popular que el Festival de Humor para J贸venes Satiric贸n.

Desde mucho antes de las presentaciones, las entradas est谩n agotadas, pero aun as铆 las personas van por aquello de que quiz谩s a 煤ltimo momento puedan entrar y re铆rse un poco. Y as铆 lo hacen, incluso de pie, al final del pasillo y las lunetas, para no perderse la carcajada.

El Satiric贸n 鈥揳s铆 a secas, como la gente lo llama鈥 ha logrado posicionarse y ser esperado cada a帽o, como se esperan las Romer铆as de Mayo o la Feria Internacional de Artesan铆a Iberoarte, pero con la peculiaridad de que a todos les gusta re铆rse de buena gana.

Es cierto, podr铆a decirse, que el humor las tiene todas para ganar frente a otras manifestaciones menos populares, pero lo que hace atractivo al Satiric贸n, evento que realiz贸 del 23 de febrero al 1 de abril su VII edici贸n, es la selecci贸n, la curadur铆a digamos, que lo hace representativo de lo mejor de esta manifestaci贸n cuya vanguardia se agrupa en el Centro Promotor del Humor, dirigido por el actor Kike Qui帽ones. Incluso Kike lo ha dicho varias veces: el Satiric贸n funciona como un espacio de confluencias de las diferentes maneras de trabajar la creaci贸n humor铆stica en el pa铆s.

Esta edici贸n, dedicada al aniversario 15 del grupo Etc茅tera, a los 25 del d煤o Caricare, integrado por Onelio Escalona y Mireya Abreu, y al desempe帽o femenino en el humor cubano, fue ejemplo de la popularidad de este evento que atrae a toda la familia, auspiciado por la Asociaci贸n Hermanos Sa铆z y el Consejo Provincial de las Artes Esc茅nicas con el objetivo de promover una manifestaci贸n tan seria como el humor inteligente.

Fotos Kevin Manuel Noya

En la escena鈥

El Teatro Eddy Su帽ol 鈥揷uyo aniversario 80 celebr贸 el pasado a帽o con una amplia jornada de programaci贸n鈥 fue el principal escenario del evento: la sala principal Ra煤l Camayd, de dos pisos, y la Sala Alberto D谩valos, acogieron las presentaciones del Satiric贸n.

Pagola la paga, Kike Qui帽ones, Carlos Gonzalvo (el profesor Mentepollo), Etc茅tera, Rigoberto Ferrera, El Portazo, Caricare, el ventr铆locuo Narciso Alfonso, La oveja negra y La le帽a del humor vienen protagonizando desde hace varias ediciones las noches del Eddy Su帽ol, salvo Narciso Alfonso, Rigoberto Ferrara, por primera vez en el Satiric贸n, y El Portazo.

Hubo de todo un poco en esta semana humor铆stica en Holgu铆n: espect谩culos totalmente nuevos, otros con momentos ya conocidos, s谩tira, cr铆tica social, parodias鈥 Rigoberto present贸 Rigoterapia, donde combina la m煤sica en vivo 鈥撁﹍ al piano como todo un showman鈥 y varios sketch, que lo reafirman como un humorista h谩bil, capaz de hilvanar como pocos un discurso mordaz 鈥搎ue son varios al mismo tiempo鈥 y sacarnos sonoras carcajadas con temas de nuestra m谩s apremiante cotidianidad. El Portazo, colectivo matancero dirigido por Pedro Franco, present贸 El recitalito. No puedo, tengo ensayo, puesta que abordamos con m谩s detenimiento en este mismo sitio.

La oveja negra puso Burogracias; La le帽a del humor junto a Kike Qui帽ones present贸 Hay que ser pacientes, y Etc茅tera, anfitri贸n de la cita, obsequi贸 Contentos empe帽ados y estren贸 aqu铆, pues ya lo hab铆a hecho en La Habana, su espect谩culo Bienre铆dos a mis 15.

Satiricon
Satiricon

Caricare en clave de 25

Si 20 a帽os no es nada, 25 tampoco, parecen decirnos los 鈥渕uchachos鈥 de Caricare con el mismo 铆mpetu con que se lanzaron en vuelo kamikaze a la escena hace ya esa cantidad de a帽os. S铆, en vuelo suicida, porque para hacer humor en Cuba 鈥揹onde es cosa tan seria y al mismo tiempo tan cotidiana, y donde el humorista sufre y goza con los mismos problemas y alegr铆as de todos鈥 hay que tener literalmente las pilas puestas y recargables. Y porque el humorista en Cuba es una especie de gur煤, un l铆der de opini贸n.

En ese cuarto de siglo, adem谩s de sumar a帽os al calendario, han engordado un poco, y aplatanado en Holgu铆n, pero tambi茅n han crecido como profesionales del humor, recibido numerosos premios por su trabajo y hasta alguna que otra gira a pueblos hermanos; porque si de algo est谩n seguros Mireya Abreu y Onelio Escalona es que el humor, adem谩s de hacernos re铆r a quijada suelta y olvidar las penas, nos hace mejores personas.

Para ello apuestan por la s谩tira social y la parodia, apoy谩ndose en lo mejor de la tradici贸n humor铆stica nacional, de la que beben constantemente, y tambi茅n de la for谩nea. Su humor subvierte los clich茅s del g茅nero y se encamina hacia un manejo m谩s inteligente de c贸digos universales, que el espectador enterado puede comprender con soltura. Y quien no los domine, aun as铆 se divierte con las peripecias de Mireyita y Onelio.

Fotos Kevin Manuel Noya

Sus recientes presentaciones en el VII Festival de Humor para J贸venes Satiric贸n demuestran que Caricare sigue tan losado e innovador como en los primeros a帽os de fundado. Y lo m谩s importante, el grupo tiene un p煤blico que los sigue y agradece sus funciones. No se han cansado, la cotidianidad no los venci贸, pues Caricare se ha aprovechado de ella 鈥揳unque sea dif铆cil hacerlo鈥 para crear nuevos mon贸logos y sketch.

En espect谩culo Chirr铆n Chirr谩n, dedicado al actor William Delgado, nos hacen part铆cipes de un encuentro entre una chimenea y una cig眉e帽a que desean realizar una cooperativa no agropecuaria, lo que les permite trabajar la s谩tira social; los funerales y las costumbres y peculiaridades de su pr谩ctica en Cuba; el ventr铆locuo Alexis y su mu帽eco Mogoll贸n, texto que Eduardo del Llano escribi贸 para el grupo Nos y otros y que Caricare llev贸 a escena recientemente; una canci贸n protagonizada por peculiares ping眉inos; la relaci贸n entre un martillo y una puntilla o la despedida de duelo de un 鈥渏efe integral鈥, el entra帽able Lalo鈥 En la noche estuvieron acompa帽ados tambi茅n por el ingenioso ventr铆locuo Narciso, 鈥渆l mejor malabarista del mundo鈥, y sus peculiares mu帽ecos, presencia que se agradece pues ampl铆a el diapas贸n de posibilidades del humor.

Satiricon
Satiricon

El que r铆e 煤ltimo鈥

El humor cubano ahora mismo 鈥揺l Satiric贸n as铆 lo demuestra鈥 no deja de ser ir贸nico y cortante con cuestiones sociales y hasta pol铆ticas de la realidad nacional e internacional, pero al mismo tiempo sigue cargando con varios de sus estereotipos y chich茅s.

Lo viene haciendo desde siempre, podr铆amos pensar. Record谩ndonos que no hay mejor manera de mirar la realidad 鈥搈铆rese la tradici贸n vern谩cula, la caricatura, el folclore campesino y programas como Alegr铆as de sobremesa, La tremenda Corte, Detr谩s de la fachada y el actual Vivir del cuento鈥 a trav茅s del prisma de una sonrisa

Si los abandonara 鈥揷uesti贸n dif铆cil pues parten de nuestra identidad y de ese choteo cotidiano que nos hace re铆rnos hasta de nosotros mismos, descrito incluso en la literatura del siglo XIX, un poco antes de que fuera caracterizado por el necesario Jorge Ma帽ach鈥, quiz谩s no recibir铆a tantos aplausos como cuando nos re铆mos del 鈥渙tro鈥, el 鈥渄iferente鈥. Aunque 鈥渆l otro鈥 seamos nosotros mismos, estos chistes siguen siendo hilarantes, a pesar de que nos reconozcamos como objeto de burla y pasto de humoristas.

De todo esto 鈥搇a realidad social y sus idas y venidas, la burocracia, las religiones, la sexualidad, el racismo, la pol铆tica, el lindo y el feo鈥 se apertrechan nuestros humoristas. Las personas se reconocen en ello y por qu茅 no, tambi茅n se r铆en de s铆 mismos.

Por tanto, para bien del g茅nero y disfrute de todos, el Satiric贸n seguir谩 llenando las salas y reafirm谩ndose como uno de los eventos m谩s esperados y aplaudidos en Holgu铆n.

 

Este sitio se reserva el derecho de la publicaci贸n de los comentarios. No se har谩n visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que est茅n fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Suscripci贸n

Para recibir nuestro bolet铆n ingrese su direcci贸n de correo electr贸nico