Renovar espacios de inserción de la música académica

Crear es la palabra de pase de esta generación.

José Martí 

Bajo la égida de la creatividad y los deseos de mostrar las singularidades de los artistas en Guantánamo, llegaron, en la noche del martes 17 hasta los espacio de la AHS los estudiantes del nivel elemental y medio de la escuela profesional de música Antonia Luisa Cabal Salis. Para festejar los 55 años de instituida la enseñanza artística en nuestro país, a propósito de la celebración de la Jornada por la Cultura Cubana. Fueron presentadas una selección de obras en el repertorio clásico de compositores internacionales y cubanos. Escritas para un solo instrumento, como lo fue el Estudio no. 3 para guitarra de Agustín Pío Barrios (paraguayo) más conocido por Manguaré, interpretada por Bryan Huí Pupo, quien mostró las cualidades virtuosas de un guitarrista que crea y canta con su técnica de instrumentista.

El Concierto en SolM de Georg Philipp Teleman (alemán), Corazón de Sánchez de Fuentes, y una versión de ese conocido tema musical de Compay Segundo Chan Chan, fue versionada por la orquesta de cuerdas de la escuela integrada por estudiantes y profesores. Dirigida por la profesora de violín Náyade Baylli, joven que defiende y preserva la cultura en nuestra localidad y propone un enriquecimiento tímbrico que desde los instrumentos de cuerdas frotadas, explotan sus posibilidades interpretativas. Igualmente el nivel medio tuvo su participación con el cuarteto de clarinetes y la interpretación de obras jazzeadas como lo fue Bach con swing, con arreglo de Leonardo Jay y Cachita con arreglo de Conrado Monier. Las que imbrican comportamientos musicales de géneros de la música popular con técnicas de la formación académica, lo que enriquece el aspecto técnico-musical de los estudiantes, ávidos de estas prácticas artísticas.

Espacios como estos necesitan nuestros estudiantes. Ámbitos que propicien la crítica y el reconocimiento de lo bien y mal ejecutado, de las exigencias de una política cultural que en el entorno de la enseñanza artística, tiene al hombre como ser social y creador, en interacción con el medio de desarrollo, que también le forma sus preferencias y les permite elegir sus posiciones estéticas en el mundo de la cultura y de la música. Elemento este esencial en la formación de nuestros músicos.

Una cultura que se transforma y cambia en cuanto a concepciones histórico-sociales y musicales, pero que en esencia persigue las mismas intenciones, crear y seguir fomentando ese deseo de preservar el arte desde los más altos podios musicales. 

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Lo más Leído

Lo lamentamos. No hay nada que mostrar aún.

Suscripción

Para recibir nuestro boletín ingrese su dirección de correo electrónico